Archivo de la etiqueta: gobernador Juan Manuel Carreras

es content solo

399 Project Development, el proveedor de Gobierno del Estado, Ayuntamientos y la ¬ęHerencia Maldita¬Ľ

La empresa 399 Project Development, del piloto potosino Jes√ļs Cordero de √Āvila, no solo es la favorita de Ricardo Gallardo Cardona para la compra de veh√≠culos y patrullas para las diversas fuerzas de seguridad del estado. Tambi√©n existe un favoritismo hacia la firma del piloto reci√©n premiado por las los diputados con la presea ‚ÄúPlan de San Luis‚ÄĚ, por parte del ayuntamiento de Rioverde, Ciudad Fern√°ndez y la capital, donde le han entregado jugosos contratos. Inclusive la llamada ‚ÄúHerencia Maldita‚ÄĚ, del ex gobernador Juan Manuel Carreras, realiz√≥ contratos con 399 Tactical.

La actual administraci√≥n estatal, le entreg√≥ el contrato de la compra de veh√≠culos para la Coordinaci√≥n Estatal de Protecci√≥n Civil, por el monto de 2 millones 349 mil 988 pesos. Adem√°s, le entreg√≥ 33 millones de pesos en veh√≠culos y ambulancias para la Fiscal√≠a del Estado. A trav√©s de su p√°gina Web y redes, el proveedor exhibe que ha acaparado el contrato de veh√≠culos para la Guardia Civil del Estado. El convenio para para veh√≠culos de traslado del DIF estatal. Le compraron veh√≠culos tipo escolta para el gobierno de Gallardo Cardona. As√≠ como veh√≠culos para Comisi√≥n Estatal de B√ļsqueda de Personas. El monto de los cuatro √ļltimos contratos, se mantiene oculto por parte del Oficial Mayor, No√© Lara Enr√≠quez, quien apela a criterios que atentan a la seguridad, para no revelar el monto erogado en los contratos.

Vehículos entregados a la Guardia Civil Estatal
Camionetas para la Fiscalía General del Estado
Camionetas de Traslado para el DIF Estatal

El negocio 399 Project Development tambi√©n result√≥ favorecido con jugosos convenios por el alcalde de Rioverde, Arnulfo Urbiola, qui√©n le entreg√≥ 4 patrullas para la Direcci√≥n de Seguridad P√ļblica Municipal. Erog√≥ 4 millones 560 mil pesos. Los datos se obtuvieron a trav√©s de la solicitud con folio 240474023000005, realizada por La Noticia. A trav√©s de su p√°gina web, se supo que 399 Project Development ha realizado contratos con el edil de Ciudad Fern√°ndez, Marcos Gonz√°lez Jasso, por la compra de una patrulla. Tambi√©n se col√≥ al ayuntamiento de la capital, que encabeza Enrique Galindo Ceballos, qui√©n le ha brindado contratos para motocicletas viales, gr√ļas de alumbrado y pipas de agua. Hasta el momento se desconoce el monto erogado.

Entrega de patrullas por el Ayuntamiento de Rioverde

Patrulla para el municipio de Ciudad Fern√°ndez
Gr√ļa para el ayuntamiento de San Luis Potos√≠
Pipas para el Interapas

La empresa 399 Project Development expone haber prestado servicios en el sexenio anterior, con vehículos para Protección Civil y la Fuerza Metropolitana Estatal, donde entregó 50 vehículos tipo sedanes, 15 Pick Ups y 20 motocicletas en el 2017. Se desconoce el monto total erogado. En el 2018, se realizó otro contrato por 21 patrullas con un gasto de 16.7 millones de pesos.

El exclusivo proveedor, en otros estados cuenta con un negro historial. En el portal Agenda Pol√≠tica de Chihuahua, lo acusaron de haber sido sancionado por la Auditor√≠a Superior del Estado, al incumplir un contrato superior a los 15 millones de pesos, por concepto de ‚Äúun sistema de se√Īales electr√≥nicas, que tiene como objetivo, obtener y recabar informes por medio de c√°maras p√ļblicas, para el an√°lisis y suministro en los trabajos de seguridad p√ļblica del gobierno estatal‚ÄĚ.

En el reportaje, se expone que tambi√©n fue investigado por el diario, Sol de Quintana Roo, donde establecen que vendi√≥ ‚Äúun servicio de conversi√≥n de unidades de seguridad‚ÄĚ, veh√≠culos convencionales a patrullas, con un sobrecosto del 400% al municipio de Solidaridad. El informe se public√≥ en agosto del 2021. Enfatiz√≥ que 399 Project Development, en su raz√≥n social, no espec√≠fica ofertar equipos de seguridad p√ļblica. Lo que se confirma en el acta constitutiva, donde alude a gestiones y tr√°mites aduaneros.

En la p√°gina web ofrece comercializar productos de seguridad, veh√≠culos, software, entre otros servicios. Destaca que Cordero Ontiveros, uno de los principales socios, fue delegado de la extinta Procuradur√≠a General de la Rep√ļblica en Michoac√°n. Otros medios informativos nacionales exponen que lo detuvieron en el 2019, acusado por delitos de despojo de tierras en Michoac√°n, extorsiones y robo de mineral. Se dijo que fue investigado por el ej√©rcito al ostentarse como miembro del desaparecido Estado Mayor Presidencial.

Notas Relacionadas

es content solo

Carreras, el tartufo de la política, que sólo trajo calamidades a los potosinos

Antes y despu√©s de alcanzar la gubernatura, el doctor en derecho, Juan Manuel Carreras, siempre fue visto como el carga maletines de su primer mecenas, el ex mandatario interino, Gonzalo Mart√≠nez Corbal√°, al que ubicaron como el mentor pol√≠tico del ex presidente Carlos Salinas. Lo cierto es que alcanz√≥ el cenit gracias al empuje del maximato Horacio S√°nchez Unzueta y su alumno, Fernando Silva, que lo hicieron secretario de desarrollo social, diputado federal y titular del ramo educativo. En lugar de apoyar al candidato del PRI a la presidencia de la rep√ļblica, Roberto Madrazo, convenenciero, se arroj√≥ a los brazos del panista Felipe Calder√≥n. En un mitin celebrado en la Plaza del Carmen, se puso la camiseta del adversario, lo que le vali√≥ insertarse en la n√≥mina federal, como director del Fideicomiso de Ahorro de Energ√≠a El√©ctrica y titular de la Comisi√≥n Reguladora de la Tenencia de la Tierra.

Acostumbrado a avanzar sin el m√≠nimo esfuerzo, ponto se gan√≥ la fama de pusil√°nime. En plena campa√Īa por la gubernatura, el que luego fue su secretario de finanzas, Jos√© Luis Ugalde, lo llam√≥ hombre sin huevos, proclive a la transa. Lo corri√≥ hasta que se enter√≥ que hac√≠a pingues negocios con los invernaderos de Santa Rita. Si hab√≠a 5 trailes de hortalizas que se vend√≠an al extranjero, el funcionario s√≥lo reportaba 3, el resto lo consideraba desperdicio, aunque los ofertaba al mismo costo.

Apenas se hab√≠a sentado en el cargo y Carreras fue denunciado de comprar un terreno para la armadora Ford en 265 millones de pesos a su compadre, Roberto del Valle L√≥pez, lo que evidenci√≥ conflicto de intereses. Entonces orden√≥ que no le pagaran un cent√≠metro de publicidad al medio La Orquesta, que lo hab√≠a desenmascarado. Pero sus √≥rdenes las ignor√≥ la encargada administrativa de la secretar√≠a de educaci√≥n, Sandra Rojas Ram√≠rez. En una acalorada asamblea, no la pudo intimidar Carreras, el secretario del ramo, Joel Ram√≠rez, el vocero gubernamental, Ra√ļl Camacho y su asistente contable, Edilberto Tapia. Carreras volvi√≥ a quedar en rid√≠culo. Luego vendr√≠a un descalabro m√°s, cuando el diputado local, Alejandro Segovia, le dijo tambi√©n que le faltaban tanates para combatir a fondo la inseguridad que aun azota a los potosinos. Jam√°s lo llam√≥ a cuentas.

Carreras fue el gran beneficiario de la captura del ex alcalde de Soledad, Ricardo Gallardo Cardona, acusado de lavado de dinero por 200 millones y nexos con la delincuencia organizada. Lo que le vali√≥ ser encarcelado en un penal de Hermosillo, Sonora y Ocampo, Guanajuato, por casi un a√Īo. S√°nchez Unzueta y el gobernador saliente, Fernando Toranzo, chantajearon al padre, al feroz cacique, Ricardo Gallardo Ju√°rez. Le exigieron, los ayudara a ganar las elecciones para Carreras. A cambio, dejan al hijo libre y le entregan la alcald√≠a de la capital. La maquinaria del fraude se activ√≥ para enterrar a la opositora panista, Sonia Mendoza, cuyo triunfo parec√≠a inminente. Luego se quej√≥ de una maniobra de estado para enterrarla. En las redes sociales se ventil√≥ que al mapache le entregaron miles de boletas con las que rellen√≥ las urnas. Se hab√≠an elaborado en la imprenta del secretario de gobierno, Alejandro Leal Tov√≠as.

Carreras despu√©s fue amenazado de muerte por Gallardo Ju√°rez, quien le reclam√≥, no se atreviera a hacerle fraude a su hijo, que gan√≥ las elecciones para la gubernatura. En la Plaza de Fundadores, energ√ļmeno, desliz√≥ que tambi√©n le quitaron el triunfo en el 2018, cuando se confront√≥ con Xavier Nava. Los seguidores del comerciante pollero narran que hab√≠an ganado las elecciones, pero Carreras gir√≥ √≥rdenes de no hacer alboroto, por lo que jam√°s estrenaron sus camisetas para festejar. Gallardo se aguant√≥ el coraje. Pero el doctor el derecho negoci√≥ sus intereses personales por los colectivos. Se hizo el desentendido ante las denuncias

penales que presentó el edil Xavier Nava, quien acusó a Gallardo Juárez de haber cometido un fraude que supera los 2 mil millones de pesos. Si Carreras hubiera actuado, cambia el escenario político inmediato.

Acostumbrado a los f√°ciles bandazos, en lugar de inclinarse por el candidato a la gubernatura de la alianza S√≠ por San Luis, Octavio Pedroza, Carreras jug√≥ triple. Los seguidores de la combativa l√≠der sindical, Francisca Res√©ndiz, denunciaron que compr√≥ en una cifra millonaria, la posici√≥n para su ex secretaria de salud, M√≥nica Rangel, que cargaba el desprestigio a cuestas, por denuncias de peculado, que podr√≠an alcanzar los 500 millones de pesos. El objetivo, usarla de distractora. En la maniobra pudo estar de acuerdo con el l√≠der nacional de Morena, Mario Delgado y el mismo presidente, Andr√©s Manuel L√≥pez Obrador, con el prop√≥sito de beneficiar a ultranza al postulado por el Verde Ecologista, Ricardo Gallardo Cardona, al que usaron de instrumento para acabar con el cacicazgo de 30 a√Īos de S√°nchez Unzueta. Era tambi√©n la alternativa de salvar el mediocre sexenio, con obras nulas. El tabasque√Īo lo premi√≥ con la carretera y libramiento a Tamazunchale, una a√Īeja demanda postergada.

Fue entonces cuando Carreras le entregó por completo a los Gallardo, la estructura del Consejo Estatal Electoral. Su presidenta, Laura Elena Fonseca, también resultó amenazada de muerte por Gallardo Juárez, si su hijo no salía victorioso. Los demás consejeros temieron por su vida y dejaron el camino abierto. El candidato de Nueva Alianza a la alcaldía de Soledad, Roberto Cervantes, denunció que funcionarios del consejo electoral, de manera abierta y ostensible, antes de abrir las casillas, se dedicaron a embarazar urnas a favor de la abanderada del Verde Ecologista, Leonor Noyola, incondicional del peligroso dueto. Se demostró que fueron clonadas miles de actas de escrutinio y boletas electorales, con papel de diferente grosor y dimensiones.

En s√≠ntesis, Carreras puso al servicio de sus c√≥mplices, al √°rbitro electoral y toda la estructura administrativa para hacerle fraude a sus presuntos aliados, Octavio Pedroza y M√≥nica Rangel, a los que dej√≥ en completo abandono. Cerr√≥ la traici√≥n cuando su √ļnico seguidor honesto, el presidente estatal del PRI, El√≠as Pecina, desisti√≥ de impugnar los resultados ante los integrantes del tribunal local electoral. Al parecer, Carreras cubri√≥ las facturas pendientes con sus hist√≥ricos alquimistas que lo hicieron ganar y perder en su accidentada y vergonzosa trayectoria.

Enemigo de la transparencia, para esconder los incontables saqueos al erario, el doctor en derecho design√≥ como fiscal anti corrupci√≥n al ex diputado local, Jorge Alejandro Vega Noyola, hijo del sempiterno due√Īo del partido Conciencia Popular, √ďscar Vera, enquistado en el poder legislativo durante los √ļltimos 15 a√Īos. Fue por lo que nunca hubo pesquisas sobre la compra que hizo el Hospital Central de medicamentos caducos o alterados para el c√°ncer de mama y g√°stricos, por m√°s de 120 millones de pesos. Su √°cido aliado, Ricardo Gallardo, al asumir el cargo, ante cientos de invitados, fanfarrone√≥ que su antecesor, tan s√≥lo en el sector salud, le dej√≥ un boquete econ√≥mico por 20 mil millones de pesos. Para impedir que nadie escarbara en sus incontables latrocinios, Carreras compr√≥ la voluntad de los diputados locales e impuso como relevo de Vera, al que fue asesor del secretario de gobierno, Alejandro Leal, el litigante Felipe Aurelio Torres Z√ļ√Īiga, rechazado varias veces por organizaciones c√≠vicas, que se opusieron a su llegada, ya que s√≥lo iba a garantizar impunidad a su jefe.

Los d√≠as finales de Carreras fueron los m√°s desastrosos. Se concret√≥ el sello de un mandato deshonesto, sin pies ni cabeza, nulas obras relevantes, cero justicia, plagado de desapariciones forzadas, secuestros, homicidios dolosos, feminicidios, cooptado por el arribo de 6 c√°rteles que se dividieron la entidad a su antojo. Carreras encubri√≥ el turbio despliegue del director de la polic√≠a investigadora, Jos√© Guadalupe Castillo Celestino, al que grupos criminales acusaron de encabezar el Cartel de la Ministerial. Col√≥ de fiscal al ineficiente notario 26, Federico Garza, que alarde√≥ resolver el secuestro del sexenio, en la figura de la ni√Īa Zo√© Zuleica.

Tampoco aclar√≥ el asesinato del foto periodista, Daniel Esqueda, que pudo ser ejecutado por agentes ministeriales. Garza hizo el rid√≠culo cuando empantan√≥ las investigaciones sobre el deceso del ex presidente estatal del PRI, Aurelio Gancedo, que apareci√≥ descuartizado en la cajuela de su mini Cooper. Ten√≠a las huellas inequ√≠vocas de que fue v√≠ctima del crimen organizado. El bonach√≥n funcionario lo convirti√≥ en crimen pasional. Temeroso de que Gallardo Cardona lo llame a cuentas por haber aceptado las denuncias contra su padre y no identificarse con el grupo que asume el mando, Garza aleg√≥ motivos personales y renunci√≥ al cargo tres a√Īos antes. Se le ubic√≥ como el pr√≥ximo secretario de la universidad aut√≥noma.

El culmen del sexenio de Carreras result√≥ un balance objetivo del fracaso. Un estilo de gobierno fincado en una conducta fr√≠vola, corrupta, irracional, inhumana, irresponsable. Hacia fuera se proyect√≥ como un tartufo, un pati√Īo de la pol√≠tica. El actual secretario de transportes, Leonel Serrato, lo ridiculiz√≥ con el mote de ‚ÄúCarreritas‚ÄĚ, con lo que aludi√≥ a un personaje mediocre del cine nacional, ‚ÄúGutierritos‚ÄĚ, un papanatas sin car√°cter, manipulable y cobarde. Pero en corto, en privado, fuera de los reflectores, cuentan que se convert√≠a en un pat√°n. La ofensa maternal era el castigo verbal m√°s noble que us√≥ contra la m√≠nima falla de sus ayudantes.

A unas cuantas horas de irse, los ministerios p√ļblicos y polic√≠as investigadores bloquearon el acceso al distribuidor Ju√°rez y parte de la carretera 57. Exigieron el pago del 5% al salario y retroactivos que se negaron a cubrirles durante meses de reclamos. Maestros de telesecundaria bloquearon el acceso a la secretar√≠a de educaci√≥n, ya que no les hab√≠an cubierto bonos y se retard√≥ el pago a jubilados. Taxistas de la huasteca obstruyen el cruce de Mu√Īoz y Hern√°n Cort√©s. Se quejan del nulo respaldo para atender las a√Īejas demandas de conseguir un trato equitativo en las zonas ind√≠genas. Ventajoso, el vocero gubernamental, Ra√ļl Camacho, engatus√≥ a varias decenas de propietarios de portales electr√≥nicos y escritos, a los que no les pag√≥ servicios publicitarios que contrat√≥ en los √ļltimos dos a√Īos.

Los montos pueden superar los 20 millones de pesos. Para que los quejosos no salgan a la calle, los encerr√≥ en las oficinas de la secretar√≠a de educaci√≥n, donde los hace firmar, convenios y facturas chafas que no le cubre a la mayor√≠a. El objetivo era ganar tiempo para dejarlos indefensos. Los afectados contemplan hacer una demanda colectiva contra Carreras y Camacho, por el delito de fraude, ya que, con la mano en la cintura, ignoran las deudas contra√≠das. Una imagen demoledora sintetiza el in√ļtil mandato del doctor en derecho. Camina con la cabeza gacha, triste y sin moral, en los pasillos del palacio estatal. A su lado, sonriente, con el dorso henchido, su relevo, Ricardo Gallardo. Es la placa de la derrota y el √©xito. El retrato del verdugo y el lacayo.

es content solo

JM CARRERAS DESTACA INTERCAMBIO MULTICULTURAL ENTRE SLP Y JAP√ďN

Gobernador inaugura jardín Japonés en parque Tangamanga I.

Como parte de la conmemoraci√≥n de los cien a√Īos de la migraci√≥n nipona en San Luis Potos√≠, en donde se inaugur√≥ el jard√≠n japon√©s en el interior del parque Tangamanga I y con la presencia del C√≥nsul General de Jap√≥n en Le√≥n, Guanajuato Katsumi Itagaki, el Gobernador del Estado, Juan Manuel Carreras L√≥pez, reconoci√≥ el aporte a nuestra sociedad derivada del intercambio cultural, econ√≥mico y acad√©mico de ese pa√≠s, lo que fortalece la relaci√≥n entre ambas naciones.

Despu√©s de guardar un minuto de silencio en memoria de las victimas de Covid-19, acompa√Īado por la Presidenta de la Junta Directiva del Sistema Estatal DIF, Lorena Valle Rodr√≠guez, el mandatario estatal destac√≥ que este evento representa un legado para las pr√≥ximas generaciones, que se consolida en uno de los espacios m√°s representativos para las y los potosinos.

Durante su intervención, Carlos Kasuga Osaka, presidente Fundador de la Fundación Kasuga, puntualizó que se siente honrado por la distinción de la comunidad japonesa para la construcción de este jardín, que representa los valores de meditación y el espíritu que vincula a ambas naciones.

Katsumi Itagaki, cónsul general de Japón en León, Guanajuato, indicó que este espacio será un remanso de las y los visitantes, proyecto que fue posible gracias a la colaboración entre la comunidad Nikkei y las autoridades estatales, que honran a los primeros migrantes que llegaron a municipios como Ciudad Valles, Cerritos, Charcas, Rioverde y Ciudad del Maíz.

Hideo Hayase, presidente de la Asociación México Japonesa A.C., destacó la colaboración entre las instancias de su país y su comunidad con el gobierno estatal, para consolidar el intercambio comercial y cooperación para realizar este proyecto que simboliza el fuerte vínculo entre el sector empresarial, comercial, cultural y académico entre ambas sociedades.

Alfredo Ueda Iijima, presidente de la Asociación Nikkei San Luis A.C., resaltó que este evento celebra la llegada de los primeros migrantes japoneses a San Luis Potosí, por lo que este jardín en el interior del Ecomuseo del Parque Tangamaga I, conmemora la vida, legado y trabajo de los primeros pioneros que arribaron a la entidad, además de que se contó con la presencia de descendientes de tercera, cuarta y quinta generación.

Así mismo, reconoció el compromiso de volutarios, residentes y gobierno estatal para la consumación de este proyecto, que contó con innumerables horas de trabajo de quienes aportaron su talento para consolidar este espacio que contará con tres árboles sakura, que representa la hermandad entre ambas culturas.

En su participaci√≥n desde Jap√≥n, Teruaki Irie, de la Universidad Nodai de Agronom√≠a de Tokio, se√Īal√≥ que este proyecto que se plasma en las instalaciones del emblem√°tico parque Tangamanga I, constituye una conexi√≥n importante que reforzar√° el lazo de amistad entre Jap√≥n y M√©xico.

Dicho proyecto ha sido coordinado por la Asociación Nikkei de San Luis, A.C., con el apoyo de la Asociación México Japonesa, la Universidad de Agronomía de Tokio y con aportaciones en especie o donativos de familias Nikkei, empresas potosinas y japonesas y con la autorización de las Secretarías de Ecología y Gestión Ambiental, de Desarrollo Económico, así como de la Dirección General del Parque Tangamanga I.

Estuvieron presentes Xavier Nava Palacios, presidente Municipal de San Luis Potosí; Nancy Puente Orozco, presidenta del Sistema Municipal DIF de San Luis Potosí; Yvett Salazar Torres, secretaria de Ecología y Gestión Ambiental; Gustavo Puente Orozco, secretario de Desarrollo Económico y Enrique Alfonso Obregón, director administrativo de los Centros Estatales de Cultura y Recreación Tangamanga.

es content solo

M√°s contratos en dependencias p√ļblicas

El pol√©mico empresario Gabriel Salazar Soto, enfrenta varias demandas de los ahorradores que tim√≥ por¬† un monto que podr√≠a superar los 100 millones de pesos. Fue un proveedor recurrente de la Secretar√≠a de Salud, donde obtuvo 17 contratos entre 2017 y 2018, por casi 65 millones de pesos. En el congreso local, tambi√©n ofreci√≥ y cobr√≥ cursos de capacitaci√≥n. Su negocio Corporativo Gavril, dedicado a la seguridad privada, creado en el 2014, se coloc√≥ pronto como proveedor favorito de dependencias y organismos p√ļblicos.

En el 2017, a través de un concurso restringido, el Museo de Arte Contemporáneo, que depende de la Secretaría de Cultura, convocó al Corporativo Gavril y la firma Seguridad Integral Greizz, para ofertar los servicios de vigilancia en un inmueble ubicado en Morelos 235. El contrato se entregó  a la empresa de Salazar por un lapso de 10 meses, del primero de marzo al 31 de diciembre. Le pagaron 253 mil 692 pesos en 10 partidas mensuales de 25 mil 369.20 pesos. Se comprometió a vigilar las instalaciones durante todos los días de la semana, con 3 elementos, 2 guardias para el turno diurno y uno para el nocturno.

El convenio lo firm√≥ la directora del museo, Nuria Armengol Ni√Īo y el subdirector administrativo, Gerardo Ju√°rez Lozano. Por parte de Gavril, la representante legal, Leslie Denisse Moreno Ferrer. La empresa de Salazar, cuyo domicilio se exhibe en internet, es una casa ubicada en Acerina 828, en el fraccionamiento Esmeralda. Se confirma que cambi√≥ de sede, a unas cuantas cuadras, ya que en el convenio aparece Amatista 538, en el mismo sector.

Salazar se coló además al Instituto Estatal de Infraestructura Física Educativa. En el 2016 cobró 8 cheques por un total de 129 mil 920 pesos. Los autorizó la directora Georgina Silva Barragán. Fueron emitidos el 15 de marzo, 2 de mayo, 1 de junio, 5 de agosto, 5 de septiembre, 4 de octubre, 11 y 25 de noviembre, del 2016, por un monto de 16 mil 240 pesos cada uno. Los movimientos constan en un listado de egresos al 31 de diciembre.

El corporativo Gavril fue contratado adem√°s por el Consejo Estatal Electoral, desde por lo menos el 2016. Lo que consta en un documento del organismo sobre adquisiciones directas a proveedores del 24 de febrero del mismo a√Īo. Le dieron un contrato por 208 mil 800 pesos. Otras 5 empresas presentaron sus propuestas. Se trata de Seguridad Privada de Mexquitic, Seguridad Privada, Resguardo y Vigilancia del Centro y Occidente, Hejoir, Vigilancia y Protecci√≥n Privada de San Luis y JTSBAC. En el 2018, Salazar continu√≥ en la misma instancia. En un informe de origen y aplicaci√≥n de recursos, balance general y estado de resultados del 25 de junio, que fue presentado a la Secretar√≠a de Finanzas, apareci√≥ Corporativo Gavril en el listado de cuentas por pagar. Le deb√≠an 8 mil 999.28 pesos.

Tambi√©n se incrust√≥ en el Consejo Potosino de Ciencia y Tecnolog√≠a. En un estado financiero de mayo del 2019, registra un pago de 11 mil 600 pesos. El llamado ‚Äúpr√≠ncipe del emprendimiento‚ÄĚ, alardea en sus charlas motivacionales, que un punto central para conseguir clientes es promover las empresas como exitosas, antes de operar. Incluso ya tener clientes potenciales para solventar los gastos y no invertir recursos propios.

Pronto encontr√≥ la oportunidad de expandirse. En el 2017 consigui√≥ que la secretar√≠a de seguridad p√ļblica estatal, al mando del general de divisi√≥n retirado, Arturo Guti√©rrez, le expidiera la licencia inicial para la empresa Scoltta, que pronto acapar√≥ clientes en dependencias p√ļblicas. Lo contrat√≥ la Minera M√©xico, Draexlmaier y la cadena trasnacional Walmart, Plaza Tangamanga y otras.

Con su estilo ostentoso y protag√≥nico, el presidente del consejo administrativo del Grupo Infinite, Gabriel Alan Salazar Soto, publicit√≥ el 10 de diciembre del 2019, la compra autom√≥viles, motocicletas y cuatrimotos para las dos empresas dedicadas a la seguridad, Gavril y Scoltta. ‚ÄúDebemos enfrentar las situaciones que se presentan con calidad y marcar la diferencia‚ÄĚ.

Invitó a los interesados en sus operaciones o que buscan empleo, dirigirse o llamar a las oficinas, ahora ubicadas en el edificio M, en avenida Carranza 990. Varios días después de anunciar el concurso mercantil de su emporio, con una avalancha de demandas en contra, por el fraude a cientos de incautos ahorradores que acudieron a Invercorp Capital Financial, el propio Salazar, en las redes sociales, difundió un video donde aparece con sus colaboradores. Juntos decomisan las motos de las empresas que atendieron.

es content solo

Carreras y AMLO podrían pactar una sucesión de terciopelo

Cada vez es m√°s evidente que Juan Manuel Carreras y Andr√©s Manuel L√≥pez Obrador se llevan bien. Se nota que al presidente le agrada el gobernador. Cada que tiene oportunidad AMLO se expresa elogiosamente de Carreras. El gobernador por su parte ha sido muy respetuoso de la investidura del primer mandatario. Se ha convertido en un facilitador de las pol√≠ticas del gobierno federal apoyando con todo al s√ļper delegado Gabino Morales.

Esta relación institucional se está traduciendo en obras y acciones en benéficos de los potosinos.

Se puede interpretar que el entendimiento entre ambos mandatarios es lo políticamente correcto. Se evitan confrontaciones y uno y otro consiguen que sus acciones de gobierno luzcan y beneficien a los ciudadanos. Esta reciprocidad suma legitimidad y prestigio a ambos gobiernos.

López Obrador y Juan Manuel Carreras pertenecen a diferentes partidos. Su identidad y proyectos políticos son aparentemente antagónicos. Pero creo que en el corto plazo podrían llegar a consolidar un acuerdo no explícito que impulse una agenda que vayan más allá de las acciones de gobierno y que incluya un pacto de caballeros para lograr una transición de terciopelo en el relevo de la gubernatura en 2021.

Se est√°n creando las condiciones para que las riendas de la sucesi√≥n gubernamental en San Luis Potos√≠ queden en manos de Carreras y AMLO. Los dos quieren impulsar un proyecto ganador. *In p√©ctore tienen candidato. Y queda claro que para el presidente de la rep√ļblica el adversario a vencer es el PAN. AMLO considera a los panistas como sus m√°s aborrecidos enemigos por conservadores, mojigatos y ‚Äúfifis‚ÄĚ. As√≠ que aunque parezca absurdo la alianza correcta del Peje para operar el relevo en la gubernatura ser√≠a con el gobernador Carreras. Sobre todo si hay coincidencia en apoyar ‚Äď oficial o extraoficialmente – a un candidato rentable, conocido y que no tenga cad√°veres en el closet. Un candidato que sume y no que reste. Que de entrada sea un personaje que provoque la convergencia de diversos actores pol√≠ticos, econ√≥micos y sociales. Un militante o simpatizante de Morena o de la sociedad civil al que no le hagan el fuchi o el gu√°cala los del PRI. Por ejemplo Juan Ramiro Robledo o Esteban Moctezuma. O bien, un potosino exitoso como profesionista y servidor p√ļblico, con potencial y que cuente con el apoyo de los poderes de facto de nuestra entidad, como Gustavo Puente Orozco, secretario de desarrollo econ√≥mico del gobierno del estado que desde mi muy particular punto de vista es el mejor secretario del gabinete de Juan Manuel Carreras.

Algunos podr√°n decir que tanto Juan Ramiro Robledo como Esteban Moctezuma ya han manifestado que no han considerado ser candidatos. Pero ya se sabe que el manual de correcci√≥n pol√≠tica recomienda a cualquier aspirante negar sus leg√≠timas aspiraciones, ello para evitar un desgaste prematuro que evapore sus posibilidades de llegar a ser el ‚Äúbueno‚ÄĚ. El hecho innegable es que tanto Robledo como Moctezuma son dos pol√≠ticos profesionales que tienen los m√©ritos y el curriculum necesario para ser candidatos a gobernador.

Algo que va a fortalecer la capacidad de operaci√≥n pol√≠tica de Juan Manuel Carreras en temas de gesti√≥n gubernamental y de relevo en el poder frente al 2021 es el hecho de que recientemente ha sido nombrado vicepresidente de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago), con lo cual se convertir√° en los pr√≥ximos meses en un mediador funcional entre los gobernadores y el presidente de la rep√ļblica. El estilo cuidadoso y refinado de Carreras va a facilitar los acuerdos entre AMLO y los gobernadores del pa√≠s. Es previsible entonces que la comunicaci√≥n y los pactos pol√≠ticos entre el gobernador potosino y el presidente de la rep√ļblica se consoliden.

Sólo como una posibilidad vale la pena dar seguimiento a la evolución que tenga una hipótesis como la que hoy ofrezco. En un país surrealista como el nuestro todo puede suceder.

*In pectore.- significa literalmente ‚Äúen el pecho‚ÄĚ y se emplea para referirse a la persona que ya ha sido designada para un cargo, pero cuyo nombramiento no se ha hecho p√ļblico todav√≠a.

es content solo

La ni√Īa extraviada del sexenio

La ni√Īa Zo√© Zuleica Torres G√≥mez es la menor desaparecida del sexenio de Juan Manuel Carreras, que debe encontrarla antes de irse, sentencia el presidente del Centro de Derechos Humanos Samuel Ruiz, el litigante Ricardo S√°nchez Garc√≠a. Destac√≥ que desapareci√≥ el 27 de diciembre del 2015, cuando estaba dentro de una camioneta estacionada afuera de un sal√≥n de fiestas, ubicado en la colonia Genovevo Rivas Guill√©n. Un sitio semi despoblado, en un radio de dos a tres cuadras, cerca de la media noche. Calific√≥ el caso como in√©dito y de los m√°s dif√≠ciles de resolver. Censur√≥ la falta de pericia del ministerio p√ļblico, nulos recursos e insensibilidad para no culminar algunas l√≠neas de an√°lisis. No hay avances. El fiscal Federico Garza Herrera no ha realizado los arreglos suficientes para la b√ļsqueda. Cuando la ni√Īa fue sustra√≠da del veh√≠culo, la madre, Carolina G√≥mez Rocha, present√≥ la denuncia en lo inmediato.

Los familiares y la procuradur√≠a la buscan sin resultados. Le dijeron que no se preocupara, que al d√≠a siguiente iba a regresar. ‚ÄúNosotros tomamos el caso a los tres meses, cuando la madre lleg√≥ a nuestra oficina. Conseguimos la carpeta. Nos dimos cuenta que no exist√≠an actuaciones fundamentales. Las entrevistas no se terminaron. No abordaron a mucha gente. Algunos ex√°menes psicol√≥gicos obligatorios, que debieron hacer a los parientes, no se aplicaron. La inactividad en las averiguaciones previas, resultaron fundamentales para que la ni√Īa no fuera localizada. Iniciamos pesquisas con documentos, informes, periciales que hicimos despu√©s, con testimonios que acudieron a la fiesta, donde desapareci√≥ la menor. Hay hilos sueltos que deben seguirse. La fiscal√≠a ha informado que hay casos resueltos. Pero contabilizan todo. Si un ni√Īo se le suelta de la mano a la mam√° y despu√©s lo localizan, lo suman a favor‚ÄĚ.

‚ÄúLa encargada del programa Alerta √Āmber ha dicho que el √ļnico caso de ni√Īos que no ha resuelto es de Zo√© Zuleica Torres. Es mentira, est√° el caso de Tadeo Morales Gonz√°lez, hijo de la perito Guadalupe Gonz√°lez V√°zquez, que no lo ubican como desaparecido. Hay muchos infantes y jovencitas en San Luis que no han regresado. Algunas se van por problemas familiares. En el caso de Torres, no hay justificaciones para no aclararse. Le hemos dicho a la autoridad, que no importa resuelvan mil asuntos si existe uno pendiente. ¬ŅC√≥mo le explican a la madre, familiares y ciudadan√≠a, que la ni√Īa no ha regresado en m√°s de tres a√Īos al hogar?. Le quitaron el derecho de crecer con los suyos, m√°s all√° del dolor de la mam√° y su hermanito de 10 a√Īos. No se ha concretado por carencia de fondos, nula capacidad para tejer estrategias de b√ļsqueda, incluso, en otros pa√≠ses‚ÄĚ.

-Culpan a la madre de haberla dejado sola, en la camioneta.

-Es muy fácil hacer un juicio sobre las progenitoras. En los tiempos actuales, pesa mucho el rol de las mamás. Nosotros que hemos estudiado el asunto a fondo, sabemos que hay muchas circunstancias alrededor. Son económicas, anímicas, de salud, relacionadas con el concepto de ser mujer. Hay un tema de género y violencia en el caso. No hemos querido darle realce a pesar de las críticas que ha tenido. Las atenciones deben centrarse en que, bajo ninguna circunstancia, nadie puede sustraer una menor y llevársela. Hubo alguien que cometió un delito. El estado tiene la obligación de encontrar a los responsables.

-¬ŅPudo ser alg√ļn familiar cercano?

-Es probable, pero se ha descartado la l√≠nea. La verdad, es un caso muy extra√Īo. Hemos localizado personas desaparecidas. En alg√ļn momento cre√≠mos que hab√≠a muchas oportunidades de lograrlo. Pero como pasa el tiempo, se borran las huellas. Nos cuestionan mucho las razones, motivos y las personas que hayan intervenido. La historia nos consterna. Hay otros casos de ni√Īos, con menos datos y podemos saber que pudo ser la delincuencia. Con Torres es muy dif√≠cil. Todas las teor√≠as que podemos plantear, al final resultan insuficientes.

-¬ŅPor qu√© se dijo que pudo ubicarse en Estados Unidos?

-En su momento, la madre estuvo desesperada. Cualquier luz de esperanza para encontrarla, busc√≥ que se concretara. Hab√≠a elementos que se concatenaron, discursos, testimonios, pruebas. Pero nada fue definitivo, s√≥lo dichos de una mujer desesperada que quiere mirar de nuevo a la hija. En su momento mand√≥ mensajes para sensibilizar a la persona que pudiera tenerla. Crey√≥ que la ni√Īa pudo estar en un sitio familiar, atendida de manera adecuada. Pretendi√≥ tocar el coraz√≥n del captor. Le dijo: si tienes a mi hija, regr√©sala. No vamos a presentar denuncia. S√≥lo quiero volver a mirarla.

-¬ŅFue un caso de secuestro, donde se pidi√≥ recompensa?

-No es un caso por dinero. Hubo el intento de extorsi√≥n. La mam√° recibi√≥ llamadas de esperanza donde le dijeron que sab√≠an d√≥nde estaba la ni√Īa. Hemos estudiado a la gente que se aprovecha para obtener una ganancia. Se han acercado espiritistas o quienes adivinan el futuro. Lo que hacemos es orientar en base a los testimonios. Tenemos un libro que se llama Red de los derechos para todos y todas que hicieron algunas organizaciones. Plantean que es muy com√ļn encontrar a alguien que ofrece soluciones r√°pidas por un cobro. Algo es fundamental, si dicen tener poderes para mirar lugares o extraviados, deben ayudar. Se trata de una virtud al servicio de la ciudadan√≠a. Si cobran y no dan resultados, es peor. Para quienes imaginan d√≥nde est√° Torres, por la sensibilidad ante un dolor tan fuerte, dar√≠an los datos sin pedir nada a cambio. No sabemos el m√≥vil, en muchos aspectos, se trata de un tema distinto. Una de la razones es que estaba en una fiesta donde la mayor√≠a eran familiares. Entonces, decir que alguien fue hasta el lugar a rob√°rsela es muy aventurado. Afirmar que la ni√Īa se levant√≥ y camin√≥ donde est√° oscuro, cuando a unos pasos hab√≠a luz y sonido, es muy riesgoso sostener que un conocido la sustrajo.

‚ÄúYa se investigaron. La ni√Īa debe estar en un sitio. Hay que aprender a buscar de otra manera. Las madres de la plaza 25 de mayo de Argentina, lo demostraron al encontrar hace poco al ni√Īo 125, cuando fueron robados de manera ilegal en los setentas. Los hallaron y juntaron con sus abuelas. En algunos casos las madres fueron asesinadas y los infantes entregados en adopciones ilegales durante la guerra sucia. Ahora se tienen pruebas como el adn, por lo que debemos cambiar los par√°metros. Le hemos dicho a la fiscal√≠a que si desaparece una mujer, se busca de una manera. Si es un joven, de otra. En el caso de una ni√Īa, traer especialistas que tengan mecanismos que les hayan funcionado para encontrar menores. Hay que seguir a los ni√Īos donde pudieran estar. Empezar en cinco lugares, como las fronteras. En lugares donde los ponen a trabajar en condiciones de esclavitud, trata de personas y con fines sexuales. Investigar en la red subterr√°nea del internet en la que se llevan a cabo los peores delitos. Solicitamos a la fiscal√≠a la ayuda de especialistas y con un software √ļnico, ingresar a los espacios donde la ni√Īa pudiera estar. Es posible que la tengan en otros pa√≠ses. La b√ļsqueda debe salir de la entidad. Si estuviera en San Luis, ya la hubi√©ramos encontrado‚ÄĚ.

S√°nchez calific√≥ de aventurado que el fiscal Garza Herrera haya anunciado en su comparecencia ante el congreso, que estaba por resolver el paradero de Zo√© Zulaica Torres. ‚ÄúImag√≠nate que yo dijera que tengo avanzado el 70%, ¬Ņpero en qu√© consiste el restante 30%?. Se puede hablar de un porcentaje en las investigaciones, sin predecir los resultados que se van a obtener. Si crea esperanzas en la madre, debe tener todos los datos en las manos. Hemos ido a otras ciudades donde nos dijeron que hab√≠a una ni√Īa con rasgos muy parecidos a Torres. La mam√° nos acompa√Ī√≥ para reconocerla. En otras ocasiones nos mandaron fotos, fuimos para descartarla. Tambi√©n nos acompa√Ī√≥ gente de la fiscal√≠a. Garza no debe generar falsas expectativas tan s√≥lo porque rinde un informe que la gente escucha. Ahora que cumpla y diga d√≥nde se ubica la ni√Īa. Mientras no se localice el cuerpo de una v√≠ctima, siempre hay la alternativa de que viva. Como lo se√Īala el grito de guerra de los familiares afectados: vivos se los llevaron, vivos los queremos. Los que tienen un desaparecido, no todos aceptan que se los entreguen muertos‚ÄĚ.

‚ÄúNo sabemos el m√≥vil. Ser√≠a muy elaborado decir que pusieron a la madre en el sitio donde se llevaron a la hija. Urgen acciones para localizarla. El pap√°, Juan Torres G√≥mez, ten√≠a mucho separado de la madre. Acudi√≥ a la fiesta porque hay un trato familiar con la ex c√≥nyuge, ya que procrearon tres hijos m√°s. Ha colaborado en todo lo que se le pidi√≥, en los interrogatorios, investigaciones y testimonios. Es otra v√≠ctima. Hemos seguido sus actividades, conserva el mismo trabajo, vive donde siempre. Si un padre o madre se roba un hijo, lo hacen para convivir. Le pedimos a Garza y al gobernador Juan Manuel Carreras, agoten todas las l√≠neas de investigaci√≥n. Se comprometi√≥ que iba a apoyar con recursos de manera ilimitada. Al fiscal ya se le venci√≥ el tiempo, debe dar resultados. No argumentar que sucedi√≥ en otro sexenio. Al contrario, responder de manera institucional, demostrar que es mejor que el anterior mandatario‚ÄĚ.

‚ÄúEl colectivo Samuel Ruiz acompa√Īa a los padres y dem√°s familiares, que son los actores centrales. Hacemos y dejamos de hacer lo que nos dicen. Las personas que pierden un ser querido, pueden tener varios estados de √°nimo. Son procesos muy dolorosos. Deben ser acompa√Īados por profesionales. A veces se desbaratan, se derrumban durante meses. Luego retoman fuerzas para continuar la lucha. Nos marcan la pauta. Hay momentos que la se√Īora Carolina G√≥mez se desaparece varias semanas cuando existen actividades programadas. Le preguntamos qu√© hac√≠a y nos contesta que estaba en su cuarto encerrada. Respetamos sus procesos. Caminamos de acuerdo a sus fuerzas. No es f√°cil, tienen una econom√≠a familiar, otros hijos que les exigen, los atiendan. Se los dicen de muchas maneras. Hay cifras alarmantes de ni√Īos desaparecidos en Am√©rica Latina, son miles o millones. Los pa√≠ses con mayores incidencias son los de escasos recursos como Honduras, Guatemala y ciudades de M√©xico con mayor pobreza. Los especialistas nos dicen que desaparecen por cuestiones de trata, donaciones ilegales de √≥rganos, adopciones il√≠citas u otros fines. Es un drama mundial. Tambi√©n hay infantes perdidos en Estados Unidos, Europa y √Āfrica. Sabemos de v√≠ctimas en Guadalajara, Saltillo, M√©xico, con edades similares a las de Zo√© Torres. Nos hemos reunido para intercambiar experiencias. Hacemos redes para difundir los casos‚ÄĚ.

‚ÄúEn Guanajuato se manejan 25 ni√Īos desaparecidos en un sexenio. Hay que tener cuidados extremos. La primera responsabilidad es de la familia, no s√≥lo de la madre, que recibe la carga social de manera natural. Hay varias formas preventivas. En los lugares concurridos, siempre tenerlos agarrados de las manos. Nunca perderlos de vista. A tal edad, no pueden decidir a d√≥nde van. Si alguien encuentra un ni√Īo fuera del √°mbito familiar, denunciarlo a la autoridad inmediata, para que lo canalice con los suyos. Si existe un delito, el estado debe investigar y esclarecerlo. Nadie est√° exento de que un hijo se pierda. Cuando hay un extrav√≠o ilegal, las autoridades deben actuar. Hay que denunciar y prevenir. Pero tampoco inhibirnos. No quedarnos encerrados o que los j√≥venes no salgan a divertirse. La autoridad est√° obligada a garantizar un clima que nos permita admirar un paisaje, disfrutar del aire. Salir a carretera, sin miedo de que nos van a secuestrar. Hay que construir espacios seguros. Ir al fondo del asunto, relacionado con lo impune. Cada delito que se cometa debe ser castigado. Crear condiciones econ√≥micas donde todos podamos encontrar formas de vida digna. A los j√≥venes, en lugar de estigmatizarlos de ninis, darles espacios deportivos, limpios, seguros y p√ļblicos. No hacer patrullajes con m√°s polic√≠as, se requiere sancionar a los que cometen delitos. Abrir fuentes de empleo, ampliar la matr√≠cula en la universidad, ya que muchos se quedan sin estudiar, por no aprobar el examen. Hay que cuestionar el sistema educativo, que desde el origen, no los capacit√≥ para acreditar la prueba mayor. No todos pueden pagar sus estudios, es d√≥nde se crean las condiciones para aumentar la delincuencia‚ÄĚ.

-¬ŅHay momentos y lugares donde desaparecen m√°s personas?

-En la historia de M√©xico, en los 70 y 80 las desapariciones fueron estrategias del gobierno en la llamada guerra sucia, entendida como la fuerza del estado en contra de los ciudadanos organizados y disidentes. Tenemos como caso emblem√°tico el del luchador social Rosendo Radilla que termin√≥ con una recomendaci√≥n de la Corte Interamericana donde se oblig√≥ al gobierno a pedir una disculpa de que hubo en M√©xico la desaparici√≥n forzada. Despu√©s se vivieron momentos dif√≠ciles en el sexenio de Felipe Calder√≥n, en su guerra contra el narcotr√°fico, que nos llev√≥ a una etapa muy dif√≠cil del 2009 al 2011, donde hubo una gran cantidad de personas desaparecidas, muertos, asesinatos, colgados. Se vieron las peores formas de cometer un delito contra una persona. San Luis no estuvo ajeno a la ola de violencia que se desat√≥ en el pa√≠s. Calder√≥n en su momento le llam√≥ da√Īos colaterales. Como todos los delitos, las personas desaparecidas deben buscarse y encontrarse. No importa si pertenecen o no a alg√ļn grupo delictivo. En el lapso del 2011 al 2016 hubo cierta calma. Pero continuaron las desapariciones. La mayor√≠a de las personas que buscamos son del 2011, 2012 y 20113. No los hemos hallado y los familiares siguen las b√ļsquedas.

‚ÄúEn el caso de las mujeres, hemos descubierto que existe un perfil constante. Oscilan entre los 15 y 25 a√Īos. Son menuditas, incluso mayores de 18 a√Īos, aunque parecen menores. Los horarios en que se las llevan son por las noches o antes de amanecer. Las cargan d√≥nde parten o llegan del trabajo. En cruceros con salidas r√°pidas. En le entidad, Garza Herrera ha estigmatizado a las personas que desaparecen. Dijo que se fueron con el novio. Habr√° unos casos, pero no la mayor√≠a. Los protocolos se√Īalan que las personas deben ser buscadas en lo inmediato. Sabemos que existe una red de trata. El enganche se da mediante el enamoramiento o las redes sociales, donde conocen a otro. Algunas se van por su propia voluntad. Otras veces son amenazadas. Una de las caracter√≠sticas es que pierden el di√°logo con los familiares, al sentirse coaccionadas. El delito de trata existe desde el momento que trasladan a una mujer sin que lo consienta‚ÄĚ.

‚ÄúNo hay que esperar 72 horas para buscar a las personas, se debe actuar al instante. No obstante que existen los protocolos, no se aplican r√°pido por falta de capacidad de las autoridades que tienen el manejo inmediato con los hechos. Los primeros indicios de que alguien desapareci√≥ es cuando no existe contacto con la persona que tiene una rutina y constante trato con la familia. Y suceden hechos que no son comunes. Tambi√©n hay j√≥venes que se ausentan hasta tres d√≠as de la casa, pero sus conocidos est√°n acostumbrados. Otros avisan cuando regresan de sus actividades o env√≠an mensajes que est√°n en determinado lugar. Lo primero que se debe hacer es acudir al ministerio p√ļblico. Llevar una acta de nacimiento en caso de ser menor de edad. Incorporar datos de las redes sociales que maneja. Una fotograf√≠a reciente donde se noten los rasgos f√≠sicos y testimonios de las √ļltimas personas con las que se tuvo tratos. Con tales elementos se puede iniciar una indagatoria. Muchas veces por desconocimiento, los familiares suben fotograf√≠as y dan los celulares personales. Es como se dan las extorsiones. Se recomienda facilitar los n√ļmeros de las autoridades. Aunque somos cr√≠ticos de los funcionarios, les pedimos que act√ļen de manera correcta‚ÄĚ.

‚ÄúAhora todos los delitos se regulan en el c√≥digo penal. Antes era com√ļn sustraer menores por parte de los padres. Existen maneras de convivencia con los hijos. No todos los desaparecidos terminan como secuestros y extorsiones. Muchas veces es para otros fines que no entendemos. Es una serie de muchos il√≠citos. Se le retiene por la fuerza, luego viene la amenaza, extorsi√≥n, secuestro y la muerte. Como sucedi√≥ con un m√©dico de Tamazunchale, que a los tres d√≠as se encontr√≥ muerto. Hemos tenido casos donde, a pesar de entregar el bot√≠n, le quitan la vida al que se llevaron. La principal v√≠ctima es la persona que fue sustra√≠da, pero el delito afecta a toda la familia. Y de manera escalonada, a la comunidad. Los negocios cierran temprano, la econom√≠a no se mueve. Los j√≥venes optan convivir en las casas, cuando tienen derecho a caminar por las calles en cualquier momento. Antes, el padre, madre, los hijos y la mascota le daban vuelta al parque sin problemas. Hay que luchar para que regrese la calma que antes ten√≠amos. Es tarea del estado garantizarla‚ÄĚ.

‚ÄúHemos insistido en que la b√ļsqueda se haga ante los primeros indicios. Hay que difundir fotograf√≠as para que si alguien mir√≥ a la v√≠ctima, la reconozca. Revisar las c√°maras del C3, C4 y comercios aleda√Īos que pudieron captar los hechos. Aunque muchas veces no funcionan o se revisan tarde, cuando las cintas se borraron. Abordar a las gentes que estuvieron en el lugar de los hechos. Las primeras horas y d√≠as son fundamentales para encontrar una persona. El caso del Pirasol, registrado en la huasteca en el 2010, donde desaparecieron 29 inmigrantes potosinos que viajaron en un autob√ļs, ocurri√≥ en un periodo donde hubo mucha delincuencia. No es justificante para que no se haya aclarado. Demostr√≥ todas las irregularidades que hubo al investigar. Encontraron el cami√≥n, ropa, maletas, otros indicios, pero se realiz√≥ la cadena de custodia. Las fosas clandestinas que salieron antes, no se trataban como ahora, con los cuidados que los colectivos hemos impulsado. Se pugna para que haya una base de datos. Exista la figura de un comisionado para la b√ļsqueda de personas. Y que el cargo lo ocupen con figuras que tengan el perfil adecuado‚ÄĚ.

‚ÄúEn San Luis hay discrepancias en las cifras de los desaparecidos. Se hablan de 195, 60, menos o m√°s. A nivel nacional, hay estados con mayores √≠ndices de desapariciones como Veracruz, Chihuahua, Tamaulipas, Canc√ļn, Nuevo Laredo. Por su propia historia e idiosincrasia fueron punta de lanza en buscar a los ausentes. En Veracruz conocimos al sacerdote que comenz√≥ a unirse a los organismos civiles. La gente denunci√≥ de forma an√≥nima, el lugar donde exist√≠an inhumaciones clandestinas. Se empez√≥ a dar con los cuerpos. Los familiares cambiaron la conducta al saber que el estado no les iba a regresar a los suyos, por lo que deb√≠an buscarlos por su cuenta. No los van a encontrar en las carpetas de investigaci√≥n o averiguaciones previas. O donde los enterraron. Fue un proceso doloroso. Algunos reconocieron que sus familiares no estaban con vida. Luego pasaron a otra etapa donde se unieron a organismos. Sopesaron que al no encontrar al hermano o amigo, ayudar√≠an a encontrar a otros. Se solidarizaron y fue como obligaron a las autoridades a investigar en todas las fosas clandestinas. Sumaron a ministerios p√ļblicos, fiscal√≠as, peritos forenses y otros especialistas en antropolog√≠a y arqueolog√≠a. Fue como se logr√≥ desenterrar la verdad que el estado neg√≥: hab√≠a inhumaciones clandestinas en todo el pa√≠s. San Luis tiene su propia historia‚ÄĚ.

‚ÄúLas cifras que se tienen no son exactas porque los afectados ten√≠an miedo hablar. En cierto tiempo era peligroso decir en p√ļblico algunos conceptos. Cuando hubo denuncias, las mismas autoridades inhib√≠an las b√ļsquedas. Dec√≠an, no se metan, no sabemos de qu√© se trata. Los que decidieron se investigara, despu√©s de un a√Īo, dos o tres vueltas, se cansaron. Son casos que no se contabilizaron. Hemos encontrado averiguaciones previas que estaban sumergidas en el olvido. Ten√≠an testimonios pero no los consider√≥ la fiscal√≠a. No les conven√≠a aceptarlos. Entre m√°s chico sea el n√ļmero, mejor. En el 2016 se logr√≥ que la Comisi√≥n Estatal de Derechos Humanos emitiera un informe especial sobre los desaparecidos. Se reconoci√≥ el problema. No es definitivo, se bas√≥ en las quejas recibidas. Las cifras negras exceden con mucho a la realidad que se presenta‚ÄĚ.

 

es content solo

Los Gallardo, impunes, atacan sin piedad a Xavier Nava

Aunque en campa√Īa ante un grupo de empresarios anunci√≥ que pod√≠a aplastar sin esfuerzo al ‚Äúpar de mafiosillos‚ÄĚ, en referencia al dueto de ex alcaldes de Soledad, Ricardo Gallardo Ju√°rez y Ricardo Gallardo Cardona, pero al expresar despu√©s que habr√° de perdonar a los delincuentes y funcionarios corruptos, el presidente de la rep√ļblica, Andr√©s Manuel L√≥pez Obrador, le garantiz√≥ impunidad a los personajes que lo secuestraron en el r√≠o Santiago, para imponerle condiciones leoninas. Saben tambi√©n que el gobernador Juan Manuel Carreras no se atrever√° a tocarlos, ya que le ayudaron a ganar con fraude el cargo, en detrimento de la ex senadora panista Sonia Mendoza D√≠az, por lo que tampoco les echar√° encima al fiscal Federico Garza, que tiene una decena de averiguaciones penales en su contra por desfalcos millonarios. Entonces los ex diles, a trav√©s de diversos portales electr√≥nicos, no cejan de atacar, frontales, al mun√≠cipe de la capital, Francisco Xavier Nava Palacios, maniatado para llevar a los tribunales a su antecesor, Gallardo Ju√°rez, al que acus√≥ de malversar m√°s de mil 200 millones de pesos de la hacienda p√ļblica.
Aunque Nava cont√≥ con el respaldo de Carreras para derrotar al ominoso vendedor de pollos, el doctor en derecho no se ruboriza en lo m√≠nimo cuando acompa√Īa al diputado federal del PRD, Gallardo Cardona, a sus constantes visitas distritales, en abierta campa√Īa para buscar la gubernatura en el 2021. Con un ayuntamiento saqueado, sin los m√≠nimos recursos para emprender una campa√Īa de bacheo por las destrozadas y oscuras calles de la capital, Nava es sitiado de manera cotidiana por los medios que controlan sus detractores, donde sobresalen C√≥digo San Luis, La Orquesta, Close Up, One Click, El Espectador de M√©xico y C√≠rculo Rojo, entre tantos. En su etapa de alcalde, Gallardo Ju√°rez los patrocin√≥ ostensible para contener la ola de denuncias en su contra por el manejo oscuro del presupuesto. Aunque casi de manera cotidiana le hacen un ajuste de cuentas al edil, aprovechan el m√≠nimo error para denostarlo, lo mismo que a sus colaboradores. Nava los desde√Īa, repite que no se dejar√° intimidar por pasquines y portales tendenciosos.
Acostumbrados a pagar todo del presupuesto, se presume que el costoso aparato publicitario y propagand√≠stico de los Gallardo lo cubre el presidente municipal marioneta de Soledad, Gilberto Hern√°ndez Villafuerte, al que no lo dejaron poner ning√ļn incondicional en la n√≥mina. El que fuera operador pol√≠tico de los comerciantes polleros en Los Magueyes, C√©sar Mercado Torres, que ahora labora con Nava en desarrollo social, denunci√≥ que se alej√≥ de sus otrora mecenas, ya que en la etapa proselitista, no les dieron ni para el cami√≥n urbano. Los aguantaron por la promesa fallida de que les iba a construir una cancha deportiva, casetas de vigilancia y una distribuidora de agua gratuita. Para cobrarle que lo hab√≠a hecho candidato a regidor, Gallardo Ju√°rez us√≥ de manera simult√°nea de chofer a Gerardo Guti√©rrez Turrubiartes. Una ma√Īana, antes de iniciar el laber√≠ntico recorrido, le exigi√≥ llenar el tanque de gasolina de la ostentosa suburban. Aunque nunca lo doblegaron, le reclamaron la mitad del salario al ex diputado local Sergio Desfassiux, por lo que el trato se tens√≥. A varios colaboradores y ex regidores, les exig√≠an aportar una cuota para cubrir la renta, luz y empleados que atienden los expendios de garrafones. A los que son due√Īos de locales, los abandonaron con deudas que oscilan entre los 300 y 500 mil pesos por consumo de agua potable. En otros casos, tan s√≥lo se conectaban a la red, para cometer un robo vil.
Un esc√°ndalo nacional que pudo ser orquestado por los Gallardo para diezmar la figura de Nava se dio cuando Ovaciones, Exc√©lsior, Televisa y El Universal ventilaron el caso de la directora de imagen institucional del √°rea de prensa, la venezolana Mar√≠a Fernanda Castrillo, que pos√≥ desnuda para la portada de la revista Playboy en mayo del 2007. Se ventil√≥ que era de las mejor pagadas, ya que percib√≠a al mes 80 mil pesos. El C√≠rculo Rojo la denost√≥ al sostener que no cubr√≠a el perfil. La acus√≥ de orquestar una guerra sucia en la campa√Īa contra reporteros y opositores. Indicaron que Nava la prefiri√≥ sobre las potosinas por sus atributos f√≠sicos y tener un trato cercano. Criticaron que el edil haya suspendido las labores del ayuntamiento y acarrear al personal femenino para respaldarla. Aunque la ofendida aclar√≥ ganar 12 mil pesos al mes, sus detractores sostienen que prevalecen las dudas sobre lo que en realidad gana, ya que no mostr√≥ los recibos de n√≥mina. Nava la defendi√≥ al sostener que la ex modelo tiene la capacidad para desempe√Īar sus labores. Relat√≥ que se sum√≥ a la campa√Īa a trav√©s del jefe de prensa, Carlos Hern√°ndez Palomares. Indic√≥ que la hicieron v√≠ctima de una campa√Īa mis√≥gina y xen√≥foba. Indic√≥ que hay oportunidades para todos y la iba a respaldar si demanda a los que afectaron su integridad.
El conductor del informativo nocturno del Grupo Imagen, Ciro G√≥mez Leyva, al que Gallardo Ju√°rez llam√≥ mercenario de la noticia y lament√≥ no haberlo encontrado para ponerlo parejo, le dio revuelo a la nota de Castrillo, de la que public√≥ videos donde aparece voluptuosa, ex√≥tica, desnuda. En las redes sociales se rescat√≥ la figura que anteponen al escudo del ayuntamiento de la capital. La funcionaria conden√≥ hayan publicado placas de m√°s de 15 a√Īos, que no le impiden volver a laborar. Dijo que su estatus migratorio le permite ser dise√Īadora, por lo que gana 6 mil pesos quincenales. Precis√≥ que la descalifican por migrante y mujer ‚ÄúDeben pagar sus infamias, calumnias y mentiras perversas‚ÄĚ. La ofendida de 39 a√Īos, interpuso una queja ante la Comisi√≥n Estatal de Derechos Humanos y el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminaci√≥n. Cuando la afectada apareci√≥ en la unidad administrativa, la escoltaron m√°s de 100 compa√Īeras. Atr√°s estaba la presidenta del DIF municipal, Nancy Puente Orozco, solidaria, pero con un gesto adusto. La s√≠ndica Alicia Nayely V√°zquez Mart√≠nez reclam√≥ que no se debe solapar ning√ļn acto de violencia de g√©nero. Invit√≥ a otras mujeres vulneradas, denunciar el atropello. La directora de recursos humanos, Claudia Fitch Watkings, destac√≥ que Castrillo no tiene cargo directivo y que gana a la quincena 6 mil 111 pesos. Tiene experiencia laboral comprobada por lo que su contrato es l√≠cito. Pero las suspicacias se desataron. En un programa de mujeres, se dijo que la venezolana posee cualidades f√≠sicas notables. La odian por bonita. Sabe manejar su imagen. Debe recibir s√≥lo elogios. Se nota que es buena funcionaria. La debieron nacionalizar en 10 minutos. No es razonable la descalifiquen por venir de otro pa√≠s. En las redes sociales, dijeron que Nava ya ten√≠a el pretexto para llegar a casa tarde los viernes. Lo culparon de llenar el edificio municipal de varones morbosos que acudieron en masa a realizar tr√°mites. Lo bautizaron como el edil cachondo.
Xavier Nava se llev√≥ un golpazo de la directora del portal C√≥digo San Luis, Mar√≠a Luisa Paul√≠n, que public√≥ un reportaje sin firma, sobre la fundaci√≥n Salvador Nava Mart√≠nez, que us√≥ el edil para repartir becas. Lo acus√≥ de posible fraude fiscal y da√Īo al Instituto Nacional Electoral. La estructura es una copia fiel de los trabajos que antes public√≥ contra Gallardo Ju√°rez, el reportero del diario digital Astrolabio, Jaime Nava Noriega, primo del alcalde, que se adjudic√≥ las pesquisas sobre la fantasmal proveedora de medicamentos, Sandra S√°nchez Ruiz, que en realidad hizo el experto en temas de transparencia, Victoriano Mart√≠nez Guzm√°n. Seg√ļn Paul√≠n, Nava sosten√≠a el humanista organismo con el 75% de su salario cuando fue diputado federal del PRD, por las alianzas que teji√≥ antes con Gallardo. La vocera del gobernador panista Marcelo de los Santos, destac√≥ que ‚Äúlos registros encontrados, no concuerdan con el dinero donado‚ÄĚ, que podr√≠an alcanzar los 2 millones de pesos. ‚ÄúNo menciona gastos operativos, renta de local y listado de trabajadores. Pudo incurrir en lavado de dinero, ya que no se ubica el padr√≥n de asociaciones civiles donatarias con permiso de la Secretar√≠a de Hacienda para dar recibos deducibles de impuestos‚ÄĚ.
Le endilgaron a Nava tr√°fico de influencias y nepotismo ya que el tesorero de la fundaci√≥n, Rodrigo Portilla D√≠az ocupa el mismo cargo en el ayuntamiento. El comit√© de becas lo integra la esposa del ex l√≠der c√≠vico, Concepci√≥n Calvillo Alonso. La madre del edil, Patricia Palacios. El vocero del Frente Ciudadano Anticorrupci√≥n, Hugo Stevens y Jaime Nava, entre otros. Paul√≠n expuso que las becas se entregaron a falsos beneficiarios, la mayor√≠a vinculados a la campa√Īa de Nava, como la estudiante de artes pl√°sticas, Arleth Piza√Īa Guel, Ayud√≥ al ex presidente estatal del PRD, Alfredo Zamora Mar√≠n, que termin√≥ la carrera de derecho. Gallardo Ju√°rez lo golpe√≥ cuando se le opuso. Ahora lo acusa de quedarse con un mill√≥n de pesos para su beneficio. Sali√≥ premiado el ex candidato a la secretar√≠a de acci√≥n juvenil del PAN, Juan Carlos Bernal Cobi√°n, al que exhiben con autos de lujo. Ayudaron a la ni√Īa Suintla Rivera Mu√Īoz, ya que su madre, Delia Mu√Īiz Rivera, firm√≥ un desplegado dirigido al fiscal Federico Garza, donde solicitan castigar los latrocinios de Gallardo Ju√°rez. Fue reconocido el ex consejero alumno de la carrera de biof√≠sica de la universidad aut√≥noma, Ulises Hern√°ndez Mart√≠n del Campo. La estudiante de derecho, Stephany Almaguer Segura, novia de Miguel Corpus, que labora en el ayuntamiento por estar en la campa√Īa ‚ÄúRompe el silencio‚ÄĚ. El director de la fundaci√≥n es Mario Aguilar Blanco, al que pintan de robusto y violento. Fue el encargado de la log√≠stica y acarreo de gente a los m√≠tines.
Aguilar est√° ligado a la dirigente de Ciudadanos Empoderados, Esmeralda Ramos, que apoy√≥ la campa√Īa de Nava y ahora recibe dinero p√ļblico. A Jaime Nava lo ubican como el enlace de Ganemos, que capitanea √ďscar David Reyes Medrano, que asesora al diputado local de Morena, Pedro Carrizales. En el mismo engranaje est√° el Frente Democr√°tico Universitario, ‚Äúdonde enrolan a j√≥venes en las falsas filas del navismo‚ÄĚ. Citan a Ciudadanos Observando, de Guadalupe Gonz√°lez, ‚Äúque apoy√≥ la falaz lucha anti corruptelas y la entrega de becas, que luego sub√≠a a su p√°gina de face‚ÄĚ. Ubican a Ciudadanos hasta la madre y Nueva Luna, cuyos integrantes ahora cobran en el ayuntamiento. Aunque Nava subestima los ataques, los Gallardo no le conceden el m√≠nimo reposo. Lo llaman Dorian Grey, por someterse a un costoso implante de cabello en Venezuela. Lo atacaron por tratar de incrementar las tarifas del agua un 40%, para afectar a las clases m√°s pobres. Y que en su intentona, de nada le valieron los cabildeos de Carreras con los diputados. Cuando la iniciativa fue desechada, las huestes de los Gallardo lo festejaron en el recinto legislativo, a donde llevaron una turba de provocadores que encabez√≥ el violento herrero Rafael Aguilar. El √ļltimo ataque soez se dio contra el secretario del ayuntamiento, Pablo Zendejas, al que acusaron de haber provocado un choque automovil√≠stico y tumbar una barda en el cruce de Salvador Nava 155 y Ni√Īo Artillero donde resultaron dos lesionados, a los que se neg√≥ pagarles los gastos m√©dicos. Us√≥ sus influencias para llamar a los peritos a los que orden√≥ alterar los hechos. Es el viacrucis que enfrenta Nava. Sus m√≠nimos errores son ventilados sin piedad. Ya lo empiezan a pintar de ineficiente, pues no ha tapado un hoyo en tres meses.

es content solo

La dentista asesinada y menor de edad

El femincidio de la dentista √Črika Mu√Īoz Villase√Īor el 17 de octubre del 2018, sacudi√≥ e irrit√≥ a los potosinos, se supo que ten√≠a 8 meses de embarazo. El beb√© estaba por nacer. Fue ejecutada de cuatro balazos en su consultorio ubicado en la calle San Bonifacio, en el fraccionamiento Juan Pablo, ubicado en la capital. Al principio se dijo que fue ultimada por resistirse al robo, pero no se llevaron nada de sus pertenencias. El subprocurador de procedimientos jurisdiccionales, Aar√≥n Edmundo Castro S√°nchez, dijo que se investig√≥ el presunto asalto y entorno personal de la occisa. Ante tantos casos similares, impunes, un ciudadano increp√≥ al gobernador Juan Manuel Carreras, al que reclam√≥ la inseguridad y tener a San Luis en un ba√Īo de sangre. Le exigi√≥ esclarecer el asesinato de Mu√Īoz.

Ante las presiones de organizaciones feministas nacionales, el gremio de odont√≥logos y medios informativos, la polic√≠a ministerial agiliz√≥ las pesquisas. Se supo que el sicario fue un muchacho de 20 a√Īos, llamado Cristian Eduardo. Cometi√≥ el error de llegar al consultorio a atenderse una supuesta dolencia, en un carro de modelo reciente, que su suegra le hab√≠a comprado para manejarlo como Uber. La secretaria le dijo que fuera por la tarde. Regres√≥, la doctora atend√≠a a otro paciente. Le sugiri√≥ volver en media hora. Cuando entr√≥, se top√≥ con la persona que sal√≠a. Como ya no hab√≠a m√°s visitas, la v√≠ctima cerr√≥ el local y se qued√≥ sola con el verdugo.

Los vecinos escucharon varias detonaciones de arma de fuego y llamaron a la polic√≠a. Nadie mir√≥ que saliera el pistolero, pero fue captado por una c√°mara cercana donde se grab√≥ la huida en el carro que us√≥ por la ma√Īana. Los agentes encontraron a la profesionista tirada en un charco de sangre. Ten√≠a dos impactos en el vientre. La bolsa, llaves del coche y otros enseres estaban intactas, por lo que se descart√≥ el m√≥vil del asalto.

Los agentes siguieron la ruta del homicida a trav√©s de las c√°maras de los diversos comercios. Una de alta definici√≥n capt√≥ las placas de la unidad, que los llev√≥ con la due√Īa, la suegra del sospechoso, enviado por el autor intelectual, Oth√≥n Isaac, que fue paciente de Mu√Īoz, con el que tuvo un romance y result√≥ embarazada. La v√≠ctima se neg√≥ a abortar, como le pidi√≥ su pareja, con el que tuvo fricciones para que le cubriera las citas al ginec√≥logo y la cl√≠nica del parto. La ces√°rea se plane√≥ el 22 de octubre, 5 d√≠as antes de ser ejecutada.

Se supo que Othón Isaac estudió en el colegio militar y tuvo un alto cargo en la policía turística de Acapulco. Luego llegó a San Luis donde se dedicó a vender productos naturistas para bajar de pesos. Por un interpósito, conoció al gatillero, que cobraría 50 mil pesos por la encomienda. Recibió la mitad como adelanto, el resto consumado el cobarde asesinato. Cuando fue ubicado por los ministeriales, trató de huir por las azoteas vecinas, pero fue capturado.

Otro feminicidio que alter√≥ a los potosinos fue el de la joven de 16 a√Īos, Odalis Hip√≥lito que¬† el s√°bado 10 de marzo del a√Īo en curso, le llam√≥ a su hermano Jos√© Hip√≥lito, cuando manejaba un auto, acompa√Īado de su madre. Puso el altavoz. La escucharon decir que estaba en el cumplea√Īos de una amiga. Iba a pasar la noche en casa de una t√≠a. Les sugiri√≥ que al d√≠a siguiente fueran a comer y al cine, junto con un amigo que les iba a presentar. Les pidi√≥ checar la cartelera por internet para elegir la pel√≠cula.

Las cr√≥nicas locales relataron que la v√≠ctima quer√≠a regresar a la preparatoria Lasalle, ubicada en Reforma, que dej√≥ meses antes. Hija de familiares ambulantes y vendedores establecidos, los ayud√≥ de manera ocasional. Tambi√©n colabor√≥ con su mam√° en las labores dom√©sticas. Le gustaba escuchar la m√ļsica de Ad√°n Zapata a todo volumen. Dicen que sab√≠a andar en la calle. Conoci√≥ el centro hist√≥rico, ya que hizo la primaria y secundaria en la zona. Aunque era una ni√Īa, mostr√≥ cierta independencia. Viv√≠a con su madre y dos hermanos, sol√≠a quedarse con la abuela, en la colonia San Luis o con una de las t√≠as. Siempre dijo d√≥nde andaba. El s√°bado por la tarde, meti√≥ a su mochila dos playeras, un cambio de ropa interior y los aud√≠fonos. Parti√≥ a la fiesta.

Odalis Hip√≥lito y un primo caminaron por calles oscuras hasta una casa en Valent√≠n Amador, cerca de la antigua estaci√≥n del Ferrocarril. Los esperaba su amigo Jorge con su madre y la cumplea√Īera. Las rese√Īas establecen que no prob√≥ el pastel, s√≥lo pidi√≥ un vaso de leche. El domicilio era casi familiar, ya que su pariente se meti√≥ a una rec√°mara a ver la tele. La v√≠ctima sigui√≥ la velada con sus conocidos. Al notar que era tarde, pidi√≥ prestado un celular para hablar a su casa. Le llam√≥ a su hermano y una prima. Les dijo que pasar√≠a la noche en casa de una t√≠a. ‚ÄúAdi√≥s carnal, te quiero mucho, nos vemos ma√Īana‚ÄĚ. Se despidi√≥ luego de planear la ida al cine.

El domingo a las 7 de la ma√Īana, Jos√© Hip√≥lito recibe otra llamada del mismo n√ļmero. Le informan que su hermana est√° muerta. Era la voz era de la mujer que hab√≠a facilitado el celular. Se imagin√≥ una broma, pero del otro lado de la l√≠nea sigui√≥ la cruenta historia. La informante narr√≥ que otro de sus hijos sali√≥ a trabajar temprano y que se encontr√≥ con polic√≠as y trabajadores funerarios que bajaron el cuerpo de la jovencita de los barrotes.

Uno de los que participaron en las f√ļnebres tareas, conoc√≠a al testigo y Odalis. Le dijo que la occisa era su amiga. Corri√≥ al domicilio a dar la fatal noticia. La madre se comunic√≥ con los familiares de la ca√≠da. Jos√© Hip√≥lito se cambi√≥ r√°pido para ir al sitio donde estaba su hermana. Luego les informaron que se hab√≠a ahorcado en el barandal donde se ubica la zona de transferencia del transporte urbano. Todo era confuso y lleno de dolor. Los afectados no alcanzaron a mirar la grotesca escena. La polic√≠a llev√≥ el cuerpo al servicio m√©dico legal de la procuradur√≠a.

Algunos agentes y el ministerio p√ļblico les dijeron que se trataba de un suicidio. Como la muerte ocurri√≥ en la madrugada, se excusaron de no reparar en nada extra√Īo. Ansiosos de recuperar a la ni√Īa, padre e hijo dijeron que no requer√≠an m√°s investigaciones. Veloz, en menos de cuatro horas, el fiscal √Āngel Francisco Requena Aguirre, la entreg√≥. Cuando vieron las fotograf√≠as de la menor en los diarios, sospecharon que no se trataba de un suicidio. Entonces notaron una herida en el ment√≥n y ara√Īazos en sus manos. Mientras velaban cuerpo, el padre, un t√≠o y el hermano, volvieron a la procuradur√≠a para solicitar se investigara la muerte. Les dijeron que volvieran a los tres d√≠as, porque estaban muy ocupados.

Molestos por el trato recibido, esperaron al subprocurador Aar√≥n Edmundo Castro, quien remarc√≥ que todo apuntaba al suicidio, ya que no hubo se√Īales de abuso sexual. No les brind√≥ datos de la necropsia ni abri√≥ alguna pesquisa. En el acta de defunci√≥n, se consign√≥ muerte por ahorcamiento. Nunca ahondaron sobre lo qu√© pas√≥ desde la llamada a las 11:30 del s√°bado a las 2 de la ma√Īana del domingo cuando pereci√≥. La mujer que notific√≥ el deceso y su hijo Jorge acudieron al velorio el domingo por la noche. Jos√© Hip√≥lito los interrog√≥. Entonces supo que el primo se qued√≥ a dormir en la casa.

La muchacha se despidi√≥ a la media noche. Jorge la acompa√Ī√≥ al sitio de transferencia, donde tom√≥ un taxi. Le preguntaron el n√ļmero del auto, contest√≥ no haberlo registrado. Los dos se despidieron, desde entonces no han vuelto a hablar. La procuradur√≠a jam√°s los cit√≥. Los familiares realizaron varias marchas para exigir se aclare el feminicidio. Se sum√≥ el reclamo de la desaparecida hace 9 meses, Silvia G√≥mez. En cartulinas dijeron que a Odalys fue asesinada. El colectivo Vivas nos queremos, neg√≥ el suicidio, resalt√≥ que es feminicidio. Exigieron la renuncia de Edmundo Castro.

es content solo

Juan Manuel Carreras y Martín Juárez, la dupla de la derrota

A la debacle nacional del PRI, no podía faltar la de San Luis Potosí. No obstante el huracán de Morena que los sepultó, todavía se mantiene como dirigente el también inocuo diputado local Martín Juárez Córdoba. Su mayor mérito partidista para ganar el cargo es haber sido delegado del Consejo Nacional de Fomento Educativo, en la etapa que su jefe, el gobernador Juan Manuel Carreras, fue secretario del ramo educativo.

Carreras y Juárez son los responsables de que el PRI haya perdido las principales alcaldías, como la de la capital, Rioverde, Valles, Matehuala y Tamazunchale. Tampoco son mayoría en el congreso local, donde de 27 diputados, apenas lograron 5 curules, tres de mayoría y dos plurinominales, donde se ubica Juárez y la ex oficial mayor del poder legislativo, Beatriz Eugenia Benavente Rodríguez, que tiene como principal consigna, defender los millonarios latrocinios de su jefe, el ex mandatario Fernando Toranzo Fernández.

El PRI local consiguió ganar en votaciones abiertas el tercer distrito local, con cabecera en Santa María del Río, donde compitió aliado al Verde Ecologista y Nueva Alianza, Héctor Mauricio Ramírez Konishi. En el distrito 4, con cabecera en Salinas, se impuso, junto con el Verde y Conciencia Popular, Laura Patricia Silva Celis. En el 14, con cabecera en Tancanhuitz, junto con Nueva Alianza y el Verde Ecologista, se coló María del Rosario Sánchez Olivares.

Una de las virtudes capitales de Juárez es obedecer, acatar las órdenes que le dictó de manera férrea Carreras, que tiene alma de panista. Se le recuerda enfundado en una camiseta del PAN, en un mitin del ex presidente Felipe Calderón en la Plaza del Carmen, donde le levantó la mano. Lo que se le sirvió ser después director del Fideicomiso para el Ahorro de Energía Eléctrica y titular de la Comisión Reguladora de la Tenencia de la Tierra, donde obtuvo datos para luego traficar con un lote que le entregó al ente Antorcha Campesina.

Por sus oscuras alianzas con el PAN, Carreras y Ju√°rez jugaron a perder la capital, donde impulsaron como candidata a la directora del DIF estatal, Cecilia Gonz√°lez Gordoa, que desempe√Ī√≥ un papel testimonial. Sin recursos ni la estructura institucional de su partido, se concentr√≥ en dar entrevistas televisivas. Hizo el cierre de campa√Īa en el palenque de la Feria Nacional Potosina, donde no junt√≥ ni mil seguidores.

Lo cierto es que Carreras y Juárez apostaron al triunfo del candidato del PAN, Francisco Xavier Nava Palacios, sobrino del maximato Horacio Sánchez Unzueta, al que el doctor en derecho le debe su biografía política. Sánchez también tiene de alfil a Fernando Silva Nieto, al que hizo gobernador. Sánchez y Silva proyectaron a Carreras como delegado de Programación y Presupuesto, secretario de desarrollo social y diputado federal, donde trabó amistad con Calderón.

La misma estrategia de abandono activaron en Soledad Carreras y Ju√°rez, donde el PRI postul√≥ a la ex directora de gobernaci√≥n, Margarita Hern√°ndez Fiscal, acusada de coludirse con los due√Īos de los giros negros, a los que solap√≥ infringir la ley, al no respetar horarios para la venta de alcohol y estar cerca de centros educativos o de iglesias. Tambi√©n fue para facilitar el triunfo del edil perredista, Gilberto Hern√°ndez Villafuerte, t√≠tere de sus verdaderos y √ļnicos jefes, los ex mun√≠cipes Ricardo Gallardo Ju√°rez y Ricardo Gallardo Cardona, con los que Carreras tuvo un pacto inicial, ya que lo ayudaron a ganar con fraude a la abanderada panista Sonia Mendoza.

Ante el creciente clima de violencia en la entidad, donde son cotidianos los asaltos con violencia, ejecutados, desaparecidos y feminicidios, diversos sectores le han exigido de forma reiterada a Carreras, hacer cambios en el gabinete. Se mencionó que el ex gobernador Fernando Silva, podría quedar al frente del sector educativo, en lugar de Joel Ramírez. En el PRI, quitar a Martín Juárez por el oficial mayor, Elías Pecina Rodríguez, cuya escasa currícula se remonta a la etapa en que fue regidor de la capital con el entonces munícipe Luis García Julián. Tras cumplir con encargos electorales en el norte del país, de regreso, Pecina sufrió un choque automovilístico, donde perdió una pierna. Desde entonces lo cubre una aureola de sacrificio en torno a su partido.

Pecina se refugi√≥ en la religi√≥n protestante, junto con su familia. Ha ocupado diversos cargos administrativos, donde fue nominado ‚ÄúAnciano Gobernador‚ÄĚ. En d√≠as recientes, le quitaron a uno de sus protegidos, Ariel Mart√≠nez Castro, conocido como ‚ÄúEl Rey del Moche‚ÄĚ. Pecina es quiz√° el √ļnico hombre leal a Carreras, con el que se vincul√≥ hace varios lustros. Alardea ser chofer de su jefe, con el que ha recorrido m√°s de 200 mil kil√≥metros en la complicada geograf√≠a nacional.

Igual que Juárez, Pecina desconoce los intríngulis del PRI. En caso de llegar como desesperado relevo, tendrá como encargo hacer todos los amarres necesarios para garantizar el triunfo del alcalde panista Xavier Nava Palacios, para tomar la estafeta que le deje Carreras. Y afianzarse como diputado local plurinominal con el objetivo de cubrir el retiro del doctor en derecho. Tratar de evitar que no sea llamado a cuentas por sus incontables corruptelas. A mitad del sexenio, aunque ejerce más de 40 mil millones de pesos anuales, no ha hecho una obra relevante.

es content solo

A mitad del camino Carreras se muestra debilucho. Un viejo prematuro en lo político

El ex diputado local, ex presidente estatal del PRI y ex enlace del ejecutivo con el congreso, Jos√© √Āngel Castillo Torres, hace un puntilloso balance de lo que va del sexenio del gobernador Juan Manuel Carreras L√≥pez, donde no sale favorecido. Le critica su falta de voluntad para ejercer el poder a plenitud, lo que lo pinta como un mandatario debilucho, que ha envejecido en lo pol√≠tico de manera prematura. Con resultados reprobatorios en el campo de la inseguridad. Castillo plantea que tampoco favorece al doctor en derecho el escenario local, ya que no tiene el control del congreso, la mayor√≠a ni las m√°s importantes presidencias municipales. Y peor, no goza de las simpat√≠as del presidente electo de Morena, Andr√©s Manuel L√≥pez Obrador, lo que lo obligar√° a redoblar esfuerzos para sacar adelante las obras programadas. Castillo sostiene que Carreras est√° obligado a hacer cambios en el gabinete, donde existen figuras que no dieron el ancho. Alistarse para tratar de dejar un relevo, lo que se antoja complicado ante el canibalismo sucesorio que adelant√≥ y enfrentar el esquema presidencialista, donde L√≥pez Obrador tratar√° de sembrar sus alfiles.

-Carreras llega cuestionado al tercer a√Īo de gobierno.

-El poder desgasta. Sobre todo si se ejerce con titubeos u omisiones. Al respecto Maquiavelo dec√≠a, ‚Äúquien no ejerce el poder, no lo tiene‚ÄĚ. Hay adem√°s suficientes evidencias de que sus compa√Īeros de viaje, su equipo de gobierno, salvo honrosas excepciones, no muestra capacidades ni oficio pol√≠tico. Le han fallado y provocado un envejecimiento prematuro. Se esperaba m√°s. Sin embargo diversas encuestas reportan que Juan Manuel Carreras est√° mal calificado por los ciudadanos. Lleg√≥ al gobierno acompa√Īado de la fama de ser un hombre preparado, con experiencia y relaciones en los mandos centrales. Un potosino que se hab√≠a preparado toda su vida para mandar el estado.

‚ÄúEs doctor en derecho, ex diputado federal, funcionario federal y estatal, corroboraban que hab√≠a tenido la oportunidad de aprender el oficio de gobernar. Los potosinos abrazaron la esperanza de que tendr√≠an un mandatario de resultados. Pero no fue cierto. Luego de tres a√Īos, Carreras empieza a perder fuerza. Se le percibe como una autoridad d√©bil y err√°tica en lo pol√≠tico. En ¬†su capacidad de conducir el gabinete. Gan√≥ la gubernatura con un escaso margen de votos. Tuvo el beneficio de la duda. Hay temas en los que ha sido muy cuestionado. La inseguridad galopante es su tal√≥n de Aquiles y puede ser su Waterloo‚ÄĚ.

‚ÄúHay que sumar la falta de compromiso con un aut√©ntico combate a la corrupci√≥n reflejado en la perversi√≥n y secuestro que hizo del nuevo Sistema Estatal Anticorrupci√≥n y en especial del nombramiento de un fiscal carnal y del fiscal anticorrupci√≥n. El drama de los feminicidios, el mediocre e insuficiente Nuevo Sistema de Justicia Penal. El d√©ficit en las pensiones de los trabajadores del estado, los persistentes √≠ndices de marginalidad y pobreza en amplias franjas sociales en todo el estado. El fallido sistema integral de transporte metropolitano conocido como el Metrob√ļs‚ÄĚ.

‚ÄúLa ausencia de un plan de movilidad para la capital y zona conurbada. La impunidad que cobija casos como el de la ‚ÄúEcuaci√≥n Corrupta‚ÄĚ, el asesinato del fotoperiodista Edgar Daniel Esqueda y el del activista del PRI en Valles, Pablo V√°zquez Moctezuma. Las narco fosas de Ciudad del Ma√≠z. La desaparici√≥n sin resolver de Zo√© Zuleica Torres G√≥mez. Los presuntos moches en la direcci√≥n de compras de la Oficial√≠a Mayor y la simpat√≠a gubernamental para que opere el fracking en la huasteca potosina‚ÄĚ.

‚ÄúEn ¬†lo pol√≠tico su disminuci√≥n como l√≠der deriva de la gran derrota sufrida por su partido el pasado primero de julio, que provoc√≥ que su candidato a la presidencia de la rep√ļblica, al senado, a las diputaciones y las m√°s importantes alcald√≠as del estado se perdieran y convirtieran al tricolor en partido de minor√≠a y al ejecutivo en un Napole√≥n derrotado. La nueva correlaci√≥n de fuerzas pol√≠ticas en el √°mbito federal y estatal le ha impuesto al gobernador frenos y contrapesos que disminuyen su margen de maniobra, provocan su debilitamiento. A partir de diciembre del 2018 habr√° un nuevo presidente de la rep√ļblica que no es de su partido‚ÄĚ.

‚ÄúSu capacidad de gesti√≥n ser√° la de un gobernador est√°ndar. Sin privilegios ni derecho de picaporte. Adem√°s, Carreras no tiene el control del congreso local ni de las principales alcald√≠as. No contar√° con el manejo operativo y econ√≥mico de los programas federales de apoyo social e infraestructura. Tendr√° que tocar puertas y hacer fila para que el estado reciba presupuestos para obras y servicios. Si se toma en cuenta que dependemos en m√°s de un 90% de los dineros que transfiere la federaci√≥n v√≠a el presupuesto de egresos de cada a√Īo, hay que imaginar las limitaciones financieras que tendr√° el gobierno de Carreras. El que se habr√° de fortalecer ser√° el gobierno del presidente electo Andr√©s Manuel L√≥pez Obrador, ya que tendr√° el dinero y poder pol√≠tico para actuar a nivel federal y local‚ÄĚ.

Castillo a√Īadi√≥ que despu√©s de tres a√Īos no hay una obra emblem√°tica que asegure al gobierno de Carreras un sitio de honor en la historia. A pesar de que cada a√Īo ha contado con m√°s de 40 mil millones de pesos de presupuesto. Ha sido un gobierno que administra la coyuntura, el d√≠a a d√≠a. El mayor m√©rito que presume es generar empleos y atraer inversiones destinadas a la industria, comercio y turismo. Pero muchos de los logros son producto de la iniciativa y visi√≥n de los grandes capitales nacionales y extranjeros y de las gestiones que los gobiernos de Marcelo de los Santos y Fernando Toranzo hicieron en su tiempo.

‚ÄúA Carreras s√≥lo le toc√≥ poner la cereza en el pastel. Lo que abundan son los proyectos que no acaban de concretarse. El Metrob√ļs, la carretera Valles-Tamazunchale, presa La Maroma, nueva infraestructura vial en la glorieta Ju√°rez-zona industrial, recuperaci√≥n de presas en la zona conurbada de la capital, rehabilitar el centro hist√≥rico. Pero las obras de infraestructura, al igual que todos los programas federales de apoyo social a la gente en condiciones de pobreza, dependen del dinero que aporta el mando federal. El gobernador tendr√° que doblegarse ante el futuro presidente de la rep√ļblica para que haya presupuesto y se puedan concluir‚ÄĚ.

El ex presidente estatal del PRI resalt√≥ que Carreras tendr√° que ganarse la confianza de L√≥pez Obrador y reconocerlo como el nuevo jefe de las instituciones del pa√≠s y como el portador de un fuerte apoyo social e institucional. Sobre todo en la c√°mara de diputados y senadores y en 19 congresos locales, que le da una solidez y mando incuestionable. Lo respaldan 30 millones de votos. Sus amigos los tecn√≥cratas del gobierno de Enrique Pe√Īa Nieto ya no estar√°n para ayudarlo. Los resultados de las elecciones del pasado primero de julio cambiaron la geograf√≠a pol√≠tica del estado. El PRI fue barrido y enviado al tercer lugar. Signific√≥ un doloroso infortunio para el gobernador. Surgi√≥ Morena como nuevo actor pol√≠tico dominante. El PAN, aunque maltrecho, logr√≥ conservar el segundo lugar. El resto de los partidos mantienen su condici√≥n de sat√©lites que orbitan en torno a los grandes. La realidad ha provocado que de manera prematura empiece la lucha por la gubernatura que estar√° en disputa en 2021. Y aunque faltan tres a√Īos ya hay prospectos. En el PAN despuntan Sonia Mendoza, Marco Antonio Gama y Xavier Nava, por el momento. El edil cuenta con el presunto, apoyo y simpat√≠a de Carreras debido a que en el PRI no hay figuras relevantes con posibilidades de ser competitivos. La apuesta por Nava ser√≠a la √ļnica que tendr√≠a alguna posibilidad de garantizar la continuidad y protecci√≥n que necesita el gobernador cuando se vaya.

En Morena se mueve el secretario de educaci√≥n, Esteban Moctezuma. El ex candidato a la alcald√≠a de la capital y notario 32, Leonel Serrato. El senador Primo Doth√©. El magistrado administrativo, Juan Ramiro Robledo. En el PRI, el secretario de fianzas, Jos√© Luis Ugalde. El ex presidente de la Coparmex local, Gustavo Puente y el ex comisionado de la polic√≠a federal, Enrique Galindo. Los forcejeos para ganar terreno en la lucha por la candidatura distraer√°n al gobierno de Carreras. Le quitar√°n reflectores e impactar√°n la espectacularidad de las obras y acciones que pudiera realizar en los pr√≥ximos dos a√Īos. No ser√° el gobernador el principal actor y operador de la sucesi√≥n. El proyecto para consolidar a Morena har√° que L√≥pez Obrador sea el factor definitivo. Como presidente de la rep√ļblica buscar√° ganar la gubernatura potosina. A menos que su desempe√Īo sea tan malo en los pr√≥ximos dos a√Īos que lo incapaciten en la empresa para renovar los poderes locales. Morena y el tabasque√Īo cuentan con el poder presidencial y los recursos econ√≥micos para la aventura.

El ex diputado local asever√≥ que Carreras tiene frente a s√≠ un panorama complicado. Debe evitar el derrumbe de su gobierno. Acumular fortalezas para entregar cuentas positivas y ganarse un sitio de honor en la historia potosina. Llegar con posibilidades de operar con eficiencia su relevo en 2021. Hasta hoy una parte importante de su fracaso se debe a su equipo. Ya han transcurrido tres a√Īos y conoce qui√©nes dieron el ancho o solo simulan y lo meten en problemas. Para Carreras ha llegado la hora de ‚Äúgobernar al gobierno‚ÄĚ. De poner un hasta aqu√≠ a la ineptitud y ausencia de resultados de algunos de los integrantes de su gabinete legal y ampliado. El mandatario sabe que gobierno que no renueva la esperanza est√° condenado al desprestigio y rechazo del pueblo. Por tal circunstancia, se esperar√≠a que entre noviembre del a√Īo en curso y enero del pr√≥ximo, de manera gradual, se dieran algunos cambios en el equipo para enfrentar los nuevos desaf√≠os que aparecieron luego de la gran derrota del primero de julio y el desgaste natural que ya se observa.

‚ÄúCarreras se ha ganado la fama de ser muy pausado para tomar decisiones. Pero ante un escenario emergente como el que hoy lo golpea, la exigencia es renovarse o morir. El pragmatismo y su sentido de la realidad hacen previsible que optar√° por cambiar a una parte de su equipo. Muchos ya tuvieron la oportunidad y la desaprovecharon. Ahora lo importante es construir un cierre lo menos traum√°tico que se pueda. Con un congreso del estado adverso, presidentes municipales que no le deben el puesto y que tienen lealtades hacia otros actores pol√≠ticos, una ciudadan√≠a vigilante y con capacidad para presionar, un gobierno federal que tiene un proyecto pol√≠tico incompatible con el suyo, un escaso margen de maniobra en cuanto a presupuestos para obras y acciones y una sucesi√≥n adelantada, obligan a Carreras a cambiar su estilo ortodoxo‚ÄĚ.

‚ÄúEl reto ser√° aprender a gobernar en la pluralidad. Privilegiar el di√°logo y la negociaci√≥n. Dar resultados indiscutibles. Menos ret√≥rica y m√°s acci√≥n. Un ya basta a la inseguridad. M√°s juego a la gente. Fin de la impunidad. Transparencia y rendici√≥n de cuentas y asumir que se gobierna obedeciendo. El viejo modelo autoritario que se reg√≠a por el dogma de que: el que manda, manda, y si se equivoca vuelve a mandar, se extingui√≥ hace tiempo. Tuvo que hacer de tripas coraz√≥n y acudir a la toma de protesta de Alejandro, Jano, Segovia, como presidente municipal en Matehuala a pesar de su evidente animadversi√≥n. Pero la paciencia del gobernador y su talante de presunto dem√≥crata ser√°n puestos a prueba muchas veces m√°s en los pr√≥ximos meses. Tendr√° que sortear las embestidas del c√≠rculo rojo y de la opini√≥n colectiva adversa. Los reclamos de ciudadanos indignados como el que lo cuestion√≥ afuera de la unidad deportiva de la universidad aut√≥noma, por el hartazgo ante tanta ineficacia en el combate a la inseguridad. Tiene que administrar con estoicismo y entereza los certeros cuestionamientos que le har√°n diputados opositores bastante aguerridos como Eugenio Govea y Edgardo Hern√°ndez Contreras. Estar vigilante y con atinados reflejos ante probables conspiraciones orquestadas por el Joseph Fouch√© del congreso local, el diputado C√°ndido Ochoa, quien gusta de tejer complots en la oscuridad y aprovechar√° cualquier descuido o debilidad ¬†para tomar revancha por los muchos desprecios y ninguneos a lo que ha sido sometido. Y porque el otrora vicegobernador tambi√©n quiere ser el elegido en el 2021‚ÄĚ.