Archivo de la etiqueta: Horacio S√°nchez Unzueta

es content solo

S√°nchez Unzueta, enemigo de los extorsionadores inmobiliarios y aliados del crimen organizado

En el homenaje que el PRI estatal rindi√≥ al ex jefe pol√≠tico Horacio S√°nchez Unzueta, su esposa, Concepci√≥n Guadalupe Nava Calvillo, ley√≥ una carta p√≥stuma del otrora maximato, donde hizo severas acusaciones a destinatarios que no menciona, pero se interpreta, son personajes que ahora ejercen el mando, que usan el cargo para ganar dinero a borbotones. Ganar los comicios con enga√Īos. Cometen extorsiones y entregan d√°divas en efectivo. Reparten bendiciones que se convierten en mentiras hip√≥critas y desalmadas.

Aludi√≥ a un estilo de mando cuyo sustrato son las injurias, el robo, enriquecerse con el erario y los chantajes inmobiliarios. Habla de los que crean empresas fantasmas y corrompen con cargos p√ļblicos a las √©lites de San Luis. ‚ÄúY al asumir conductas violentas, aumentan su riqueza e impunidad. Tampoco temen ni les da verg√ľenza servir a organizaciones criminales¬Ľ. Aludi√≥ a autoridades humilladas y cobardes, que juraron proteger la constituci√≥n, pero se rinden complacientes por miedo y ambiciones personales.

Advirti√≥ que habr√°n de pagar las consecuencias del naufragio que se acerca. Se trascribe textual la misiva que no lleg√≥ a publicar por el deceso.  ‚ÄúEn el San Luis de nuestros d√≠as, ¬Ņc√≥mo le hacemos para explicarles a los ni√Īos y j√≥venes, que es posible arribar a la m√°xima responsabilidad p√ļblica de nuestro estado, con los ejemplos vergonzosos y siniestros que tenemos a la vista? ¬ŅC√≥mo motivarlos a recorrer caminos de sacrificio, estudio, honradez, de perseverante actitud de miras, para servir a nuestros semejantes, en un puesto p√ļblico en las tales circunstancias? ¬ŅC√≥mo educarlos en la √©tica pol√≠tica y la integridad personal, para ganar la confianza y el respeto de los dem√°s y merecer su voto, llegado el caso? ¬ŅQu√© decirles de por qu√© se perdi√≥ el avance del ejercicio de la pol√≠tica como medio democr√°tico para ganar elecciones y ahora se compra con dinero il√≠cito a manos llenas?‚ÄĚ

‚Äú¬ŅQui√©nes son hoy los modelos a seguir y las cualidades y prendas personales para aspirar a gobernar a los potosinos alg√ļn d√≠a por venir? ¬ŅQu√© decirles cu√°ndo las elecciones no son un triunfo de la raz√≥n democr√°tica, s√≥lo del enga√Īo, los influencers, las extorsiones y d√°divas en efectivo? ¬ŅC√≥mo advertirles que las ofertas anti corrupci√≥n y los dios los bendiga intermitentes, son una mentira hip√≥crita y desalmada? ¬ŅC√≥mo recomendar a nuestros ni√Īos y j√≥venes, emular a quienes roban, amenazan, despojan, intimidan, manipulan, injurian, se enriquecen con los fondos p√ļblicos y las extorsiones inmobiliarias? ¬ŅQue fingen empresas fantasmas y corrompen a trav√©s de promesas de f√°cil enriquecimiento o de un cargo p√ļblico a las √©lites econ√≥micas de San Luis y de otros lados?‚ÄĚ

‚Äú¬ŅY que suelen ser violentos y han descubierto, experimentado que al ocupar puestos p√ļblicos, potencian de manera desmesurada, sus ambiciones de enriquecimiento, vanidad e impunidad? No temen ni les da verg√ľenza servirse de organizaciones criminales, ni de aqu√≠ ni de all√°. Con pena y profunda tristeza, no encuentro qu√© decirle a los ni√Īos y j√≥venes de San Luis Potos√≠, menos a√ļn, parecen haberlo intentado siquiera, algunos de nuestros humillados y cobardes gobernantes, que llegaron al poder bajo protesta de cumplir y hacer cumplir la constituci√≥n y la han traicionado. Quienes hoy se rinden complacientes por miedo y ambici√≥n, pagar√°n los dividendos del naufragio que viene‚ÄĚ. En una tercera posdata, establece: ‚Äúla memoria e inteligencia colectivas de los potosinos, no olvidan ni olvidar√°n lo que ahora atestiguamos un San Luis con verg√ľenza. El silencio tambi√©n suele ser complicidad‚ÄĚ.

Antes de dar lectura a la carta p√≥stuma de su esposo, Concepci√≥n Guadalupe Nava comparti√≥ breves pasajes de su vida juntos y en la pol√≠tica. Agradeci√≥ a los priistas el homenaje. Destac√≥ que al ex gobernador no le gustaban los discursos ni las despedidas. Dijo que Horacio S√°nchez fue el primer priista de verdad que conoci√≥, sospechoso en un principio para su familia, como seguro fue al rev√©s para los priistas a√Īos despu√©s. ‚ÄúYo de 17 a√Īos y la historia que me presid√≠a, orgullosa de mi familia. S√°nchez hab√≠a terminado la carrera de derecho, con su propia historia familiar. Un padre revolucionario, con disciplina, lealtad a su pa√≠s y honradez. Nuestras conversaciones eran de c√≥mo prepararnos para cambiar la injusticia social del mundo, o cuando menos de nuestro peque√Īo mundo, al final de cuentas √©ramos j√≥venes y por tanto soberbios‚ÄĚ.

Precis√≥ que ya juntos, una beca del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnolog√≠a, les permiti√≥ estudiar en otros pa√≠ses. Cont√≥ que viajaron un poco por el mundo, como mochileros, observaron y cuestionaron todo. Horacio S√°nchez Unzueta organiz√≥ con los compa√Īeros latinoamericanos, una huelga de hambre, ante los ojos azorados de las autoridades del Instituto Holand√©s, donde estudiaron el √ļltimo a√Īo. Lo describi√≥ como un gran conocedor de la historia de M√©xico, de la que escudri√Īaba sus personajes y analizaba los movimientos sociales. Dijo que pas√≥ por la academia, pero el llamado del servicio p√ļblico lo conquist√≥ para siempre. Fue en el PRI donde encontr√≥ su camino. ‚ÄúTransit√≥ toda su vida en el mismo partido pol√≠tico, sin traicionarlo nunca, pero si lo cuestion√≥. No solo se preocup√≥ por las elecciones y el trabajo interno del estado, tambi√©n reflexion√≥ sobre los derroteros del pa√≠s y analiz√≥ las necesidades del estado-naci√≥n‚ÄĚ. Nava Calvillo dio lectura a un art√≠culo que S√°nchez, como gobernador, public√≥ en el peri√≥dico Reforma en 1977 al que titul√≥, La obra del priismo real‚ÄĚ. 

Destac√≥ que fue amigo del ex candidato presidencial, Luis Donaldo Colosio, que lo apoy√≥ para ser dirigente estatal del PRI y despu√©s candidato a gobernador. Afirm√≥ que no dud√≥ nuca en renunciar al puesto p√ļblico que tuviera, cuando lo consider√≥ indigno. Como gobernador, sab√≠a lo que quer√≠a hacer y se rode√≥ de compa√Īeros de trabajo, que creyeron, ejercer el cargo, era un privilegio, un trabajo solo para servir a las necesidades y las mejores causas de las personas.

‚ÄúComo lo coment√≥ mi hijo Manuel, Horacio S√°nchez fue incorruptible, no solo en cuesti√≥n de dinero, en la defensa de sus ideales. Mis hijos y yo somos herederos y v√≠ctimas orgullosos, como lo soy de mis padres‚ÄĚ.  Dijo que el ex gobernador, dej√≥ temas pendientes por realizar, como escribir su testimonio sobre el caso del tiradero de desechos t√≥xicos de Metalclad en el municipio de Guadalc√°zar, su deseo de regresar a la universidad y haber discutido con j√≥venes, el derrotero del estado y el pa√≠s, pero sobre todo, con los deseos de aportar a las luchas pol√≠ticas pendientes, las de hoy‚ÄĚ. Dijo que desencantado y preocupado, meses antes de su muerte, escribi√≥ para ser publicada, la carta que ley√≥.    

es content solo

Xavier Nava, el candidato de López Obrador

Dicen que la pol√≠tica es fondo y forma. En la √ļltima visita del presidente Andr√©s Manuel L√≥pez Obrador a San Luis, adem√°s del griter√≠o a favor y en contra del alcalde Xavier Nava y del diputado federal, Ricardo Gallardo Cardona, se dio tambi√©n un plebiscito subliminal que puede marcar el futuro pol√≠tico de la entidad. Siempre cercanos al tabasque√Īo se mantuvieron Nava y el gobernador Juan Manuel Carreras. En la fr√≠a orilla, s√≥lo para cubrirle el adeudo por el aporte de 10 votos en el congreso, que le permiten mayor√≠a, el mandatario permiti√≥ el acceso de Gallardo Cardona.

Cuentan que después del acto protocolario, Nava se juntó con el ejecutivo federal y sellaron un pacto secreto. Hasta en días recientes, empezaron a surgir los primeros atisbos que pusieron nerviosos a varios aspirantes a la gubernatura. En los jardines que controla el ayuntamiento de la capital, casetas de policías y accesos, se desarrolla una especie de doble fenómeno. Los trabajadores quitaron inexorables el color amarillo del PRD que antes cobijó al controvertido ex edil, Ricardo Gallardo Juárez. Ahora usan los distintivos blanco y marrón de Morena. Es el primer mensaje que denota una alianza en trance.

Gente cercana al actual mun√≠cipe asegura que es un hecho sin reversa: Nava cuenta con el padrinazgo de L√≥pez Obrador para buscar suceder a Juan Manuel Carreras en el 2021. Otro aviso complementario se dio con el lance a la yugular de los regidores del PAN, encabezados por el dirigente del comit√© municipal, Maximino Jasso, contra Nava y el secretario del ayuntamiento, Sebasti√°n P√©rez. Exigieron un castigo ejemplar contra el que hubiera girado instrucciones al director de la polic√≠a preventiva, √Čdgar Oswaldo Arcadia, qui√©n orden√≥ a sus subalternos, sacar con fuerza excesiva, a la ex oficial del registro civil once, Mar√≠a Teresa Carrizales, de sus oficinas, ya que hab√≠a sido relevada del cargo. Otra vertiente es que las c√ļpulas estatales del PAN, ya no est√°n dispuestas a respaldar a Nava en sus pr√≥ximas aspiraciones.

Se maneja que el senador Marco Antonio Gama, aceita la estructura para dar caballazo, aliado con la diputada local, Sonia Mendoza. En la jugarreta se les puede sumar el ex edil y ex senador, Octavio Pedroza. Jasso trabaja para que otro alfil de Gama, el legislador local, Rubén Guajardo, bloquee a Nava en una supuesta intentona por reelegirse.

L√≥pez Obrador le hizo creer a Gallardo Cardona que le entregar√° el control de Morena en la entidad, pero cercanos los tiempos electorales, lo va a enterrar con un c√ļmulo de expedientes criminales. Tal vez le perdone los millonarios saqueos a la hacienda p√ļblica y le permita continuar con el control patrimonial de la alcald√≠a de Soledad, donde el PRI, PAN y la familia Arreola, volver√°n a morder el polvo. Los Gallardo saben que L√≥pez Obrador no les permitir√° ninguna rebeld√≠a. No tendr√°n la chance de buscar la revancha contra Nava a trav√©s del Verde Ecologista.

Se van a subordinar al esquema presidencialista. No ser√≠a descabellado que en los pr√≥ximos d√≠as, se sumen a la cargada de Nava, el senador de Morena, Primo Doth√©, que obedece al maximato Horacio S√°nchez Unzueta, t√≠o de Nava. No se quedar√° atr√°s el super delegado, Gabino Morales.El empresario, Antonio Lorca, sobrino de Carreras. El encargado metropolitano de los programas integrales, Leonel Serrato, al que S√°nchez Unzueta hizo notario. Cuentan que no result√≥ dif√≠cil para L√≥pez Obrador decidir entre Nava y Gallardo. A uno lo respalda el linaje del matador de dragones, Salvador Nava, con que tendi√≥ una amistad entra√Īable, que rompe la berrera del tiempo y de la muerte.

El otro es un advenedizo, oportunista, violador de la norma, que antes, con su padre, Ricardo Gallardo Ju√°rez, lo ‚Äúlevantaron‚ÄĚ en el trayecto del r√≠o Santiago, para imponerle condiciones leoninas, cuando eran los caciques de horca y cuchillo. La s√≠ntesis adelantada es que en San Luis, el Peje, ya tiene candidato. Otra pista m√°s.

Confiado en que va en caballo de hacienda, Nava bajó la guardia en el escándalo de Carrizales y el tema de las controvertidas ciclo vías, criticadas por su mediana eficacia y elevados costos.

 

 

es content solo

Se acerca el fin de los Gallardo en Soledad

En Soledad, v√≠ctimas y ganones miran la misma circunstancia: los ex ediles Ricardo Gallardo Ju√°rez y Ricardo Gallardo Cardona no vuelven a ganar la alcald√≠a por quinta vez. Han llegado al colapso. El balance es apocal√≠ptico, ni aunque el padre o hijo se postularan en el 2021 alcanzan el triunfo. Incondicionales de anta√Īo aseguran que por ninguna circunstancia, aceptar√≠an ser candidatos con las siglas del PRD. El hecho que se haya reelegido la marioneta Gilberto Hern√°ndez Villafuerte no es signo de fortaleza. Se impuso por el descarado fraude electoral.

Todav√≠a lo alcanzaron a salvar las endebles estructuras ciudadanas que se pulverizaron despu√©s de los √ļltimos comicios, donde el peor indicio de la decadencia se dio con la derrota de Gallardo Ju√°rez en la capital, donde lo enterr√≥ su otrora mecenas, el maximato Horacio S√°nchez Unzueta. Adem√°s, los que estuvieron de cerca en los acontecimientos, aseguran que el ex abanderado de Morena, Juan Carlos Vel√°zquez, aunque hizo una campa√Īa deficiente, tambi√©n hizo una tibia defensa de su triunfo en la figura del quisquilloso litigante Gustavo Barrera, cuyo fuerte es lo fiscal, no lo electoral, por lo que se llev√≥ similar rev√©s con el ex candidato panista a la alcald√≠a de Valles, David Medina.

En los 12 a√Īos que los Gallardo han explotado el erario de Soledad, lo que sobresale es que han incrementado sus fortunas personales en t√©rminos geom√©tricos. Las calles siguen oscuras, con baches, llenas de basura. Prevalecen las contaminantes aguas negras. En la √ļnica plaza en que hay un cine y algunos locales comerciales, Citadina, Gallardo Cardona aparece como ventajoso accionista. Otro signo de la debacle es que Hern√°ndez Villafuerte, acostumbrado a dejarse pisotear, ya alz√≥ la voz.

Se empieza a rebelar, ya no quiere firmar cheques donde no alcanza el mínimo beneficio. Se resiste a patrocinar los incontables aviadores que se quedaron en el vacío al perder la pista de aterrizaje de la capital, donde se incluyen una decena de medios electrónicos que cobran caro cada ataque soez al soberbio edil panista Xavier Nava Palacios. Al saber que se desmorona el voraz e inhumano cacicazgo de los Gallardo, se desató en el entorno una fiebre por recuperar el saqueado ayuntamiento. Se apuntó para echar fuera a Hernández Villafuerte el ex líder del comité municipal del PRI, Omar Velázquez Nava.

El ex regidor del PRD en la capital, Isaac Ramos, otrora brazo derecho de Gallardo Ju√°rez. Maltratado y subestimado, Ramos emigr√≥ a Morena, donde lo impulsa el senador Primo Doth√©, que lo ubic√≥ al frente del programa de becas para j√≥venes. Tambi√©n se sum√≥ para competir el belicoso dirigente del Movimiento Pueblo Libres, Pedro Torres, al que los Gallardo le han proferido varias amenazas de muerte por medio de sicarios. Busca competir la diputada local, Paola Arreola, hija del ex presidente estatal del PRI, Jorge Arreola, que se podr√≠a colar como delegado de alguna instancia federal. Los mismos panistas externan que el pr√≥ximo alcalde de Soledad saldr√° de las filas del PRI o de Morena. No tienen la m√≠nima esperanza, por el desastroso desempe√Īo del ex dirigente estatal, Xavier Azuara, que se vendi√≥ a los Gallardo por 40 monedas. En Soledad, en su propia madriguera, se empez√≥ a escribir el epitafio pol√≠tico de los Gallardo.

es content solo

Los pleitos intestinos de Morena

Un nuevo esc√°ndalo cimbra a Morena en la entidad. Ahora lo protagoniza el sector femenino. El ala que se identifica con el dirigente estatal del partido, Sergio Serrano, le endilg√≥ en d√≠as recientes, varios golpazos al coordinador estatal de programas productivos, Gabino Morales, al que acusaron de mis√≥gino y machacaron sus tendecias sexuales. Lo que incidi√≥ para que le suspendieran lios derechos partidistas un semestre. Ahora, un grupo de activistas que defienden a Morales, acusaron a sus contrarias de los mismos defectos. Antes, Serrano y Morales formaron un bimonio s√≥lido desde los proleg√≥menos del partido y la fallida campa√Īa por la gubernatura.

Los intereses y posiciones políticas los separa y confronta. Atentos a la descarnada lucha fraticida, permanece el senador Primo Dothé y el diputado federal Ricardo del Sol, que cada día hace acuerdos con los más disímbolos grupos en su incontenible carrera por la gubernatura. No se mira por dónde alguien serene las facciones encolerizadas. El mismo presidente Andrés Manuel López Obrador defendió a ultranza a su delfín Morales. Se trata de grillas y politiquerías,dijo en su ayuda. Lo cierto es que los constantes pleitos intestinos, sólo le facilitan el camino al maximato Horacio Sánchez Unzueta para colar a su sobrino, el alcalde panista, Xavier Nava Palacios, al que gustoso el doctor en derecho, Juan Manuel Carreras, le cerderá la estafeta.

es content solo

Xavier Nava, err√°tico y sin programa

Las cr√≠ticas, descalificaciones y comentarios negativos, empiezan a llegar de todos lados: Xavier Nava Palacios abdic√≥ muy pronto a sus tareas de alcalde. Ya se cans√≥, est√° decepcionado del cargo que no le interesa ya que la mayor parte de la vida se la pas√≥ fuera de la capital, como se dijo de su t√≠o, el maximato, Horacio S√°nchez Unzueta, al que en pleno mandato se le conoc√≠a como ‚ÄúEl Chihuahue√Īo‚ÄĚ.

Algunas vertientes tratan de explicar el desencanto por las incontables rater√≠as de su antecesor Ricardo Gallardo Ju√°rez, que le dej√≥ vac√≠os todos los cajones. Sus simpatizantes, optimistas, lo emplazan radicales: si mete a la c√°rcel al comerciante de pollos, ya cumpli√≥, est√° del otro lado del r√≠o, aunque no tape un hoyo en tres a√Īos. Una corriente ligada a los ambulantes y comerciantes fijos ya estableci√≥ una frase distintiva: no se deja ayudar.

Desecha sin el mínimo análisis las propuestas para reducir la inseguridad, reivindicar las juntas de mejoras, iluminar las calles, incentivar programas sociales, implementar medidas recaudatorias viables, ágiles y sin lesionar a los más pobres. Sobre todas las observaciones al edil que no alcanza a despegar, parece que se impone una drástica y peligrosa realidad: se imagina un candidato de estado, que por ósmosis, lo harán gobernador el influyente Sánchez Unzueta y el doctor en derecho, Juan Manuel Carreras. Y que los potosinos se las arreglen como puedan.

Lo cierto es que sus m√°s cercanos seguidores ya lo emplazaron: si en 6 meses no se notan cambios sustantivos en la capital, empezar√°n a emigrar a Morena, donde podr√≠an tener mejor cobijo. La mayor y contundente prueba de insensibilidad, nulo sentido com√ļn y hasta fobia clasista, se dio con la fallida intentona de aumentar la tarifa de agua potable un 40% sin el m√≠nimo cabildeo con los diputados, sindicatos, organizaciones sociales, colonos y trabajadores, los que iban a resentir el brutal cobro. Se dijo que confi√≥ el √©xito de las negociaciones a Carreras con los legisladores, que al final lo dej√≥ colgado de la brocha, despu√©s del estrepitoso descalabro.

Luego de casi 4 meses, el desempe√Īo de Nava se puede calificar de err√°tico, sin el m√≠nimo sustento program√°tico, reh√©n de su peor enemigo, Gallardo, al que no le har√° ni cosquillas. Su trienio lo encasillan como el de los grandes negocios inmobiliarios, donde su principal tarea ser√° aprobar 2 mil hect√°reas de alta plusval√≠a en San Juan de Guadalupe al magnate Carlos L√≥pez Medina, que se jacta de pagar con creces los favores que recibe.

es content solo

Jalil Chalita denuncia atropellos de S√°nchez Unzueta contra la arquitectura de la capital

El ex regidor de Soledad y ex encargado de vincular al PAN con la ciudadan√≠a, Jalil Chalita Zarur, aludi√≥ a los ‚Äúnefastos‚ÄĚ antecedentes del ex gobernador Horacio S√°nchez Unzueta, que ahora como consejero del alcalde de la capital, Xavier Nava Palacios, su sobrino, comete desmanes en la obra p√ļblica y arquitectura local. Record√≥ el aciago momento en que se convirti√≥ en mandatario y se apropi√≥ del llamado ramo 26 que ejerc√≠a el endeble edil Luis Garc√≠a Juli√°n.

Desde el palacio de gobierno decidi√≥ a qu√© rubros se destinaba, como remodelar a su capricho la plaza de fundadores. Fue cuando desapareci√≥ una atractiva fuente adaptada con luces que la convert√≠a en un espect√°culo cotidiano. Tambi√©n se esfum√≥ una cruz barroca que se encontraba entre el templo de Loreto y de la Compa√Ī√≠a.

Alter√≥ los linderos de la alameda Juan Sarabia desde que era un huerto de los carmelitas en el siglo 18. En las supuestas remodelaciones hurt√≥ las bancas que imitaban troncos de √°rbol. Las cambi√≥ para configurar horribles pesebres. Con recursos del ayuntamiento extingui√≥ tres aguadoras policromas que se encontraban al lado oriente. Se dice que ahora est√°n en diferentes ranchos de pol√≠ticos ‚Äúdistinguidos‚ÄĚ de la huasteca potosina.

Además se esfumaron las esculturas de ocho ranas fabricadas en jadeíta que arrojaban agua a un globo terráqueo fabricado en cristal cortado, que fue suplantado por un burdo trabajo de cantera. Otra escultura que nadie conoce su destino es la de un león policromo que se encontraba entre unas rocas, donde antes laboró un fotógrafo con caballos de madera para que la gente se retratara.
Todo lo que se perdió, pertenecía a la ciudad. Se llama robo, latrocinio.

Jalil Chalita expuso que ‚Äúahora el mentecato individuo apoya en su sobrino pol√≠tico Xavier Nava, que en mala hora lleg√≥ a la presidencia municipal y ya busca tambi√©n reformar la alameda Juan Sarabia, con un proyecto que cuesta cerca de 200 millones de pesos m√°s actualizaciones de precios. Es un plan est√ļpido ya que no dejar√° piedra sobre piedra. S√≥lo ayudar√° a llenar las cuentas bancarias de Horacio S√°nchez Unzueta y de sus sinverg√ľenzas cu√Īados‚ÄĚ.

 

es content solo

El diputado federal Xavier Azuara se perfila como candidato del PAN a la gubernatura en el 2021

‚ÄúNi en los 70 del PRI se daban pr√°cticas tan sucias‚ÄĚ, dijo el ex candidato a la dirigencia estatal del PAN, Jorge Alejandro Lozano Soto, cuando en conferencia de prensa hizo p√ļblico el relleno de urnas, violaci√≥n de paquetes electorales, la intromisi√≥n a ojos vistos de la actual dirigencia en los comicios donde se impuso con trampas Juan Francisco Aguilar Hern√°ndez. El cochinero se anunci√≥ con anticipaci√≥n y aterriz√≥ el d√≠a del proceso. Inflar las urnas y poner la estructura material y financiera a favor de Aguilar, no fueron las √ļnicas y viejas pr√°cticas que manej√≥ el l√≠der saliente, Xavier Azuara, tambi√©n recurri√≥ a la compra de votos, en algunos municipios lo pag√≥ en 2 mil pesos, entreg√≥ despensas y l√°minas, ofert√≥ cargos en el partido y ayuntamiento de la capital.

Al equipo del fraude, los afectados lo identificaron como la ‚Äúdelincuencia desorganizada‚ÄĚ, lo conformaron Azuara y sus aliados, los diputados locales, Jos√© Antonio Zapata Meraz, su primo y tesorero del comit√© estatal, Rub√©n Guajardo Barrera y el secretario adjunto, Rolando Hervert. En el grupo tambi√©n se ubic√≥ a la diputada federal, Josefina Salazar B√°ez, aunque no exist√≠an resultados definitivos, festej√≥ con mariachis el ‚Äútriunfo‚ÄĚ de Aguilar Hern√°ndez. Se ubic√≥ como el gran orquestador del fraude interno a Guajardo Barrera, encargado de hacer el trabajo sucio en el 2015. Con el mismo esquema gan√≥ la mayor√≠a de las elecciones internas para diputados locales, federales y alcalde de la capital. Entonces uno de los puntos claves fue el control del sistema de c√≥mputo donde el responsable de la captura de actas fue Israel Esparza Rodr√≠guez, actual director de ecolog√≠a y aseo p√ļblico en la capital, recomendado de Guajardo Barrera. Ahora ocurri√≥ lo mismo, fue el que llen√≥ las actas en la primera y segunda vuelta del proceso.

La corriente opositora a Azuara y sus aliados divulgaron que con el triunfo de Aguilar termina la relaci√≥n de la dupla Azuara-Guajardo, el que gana es el diputado local, que ya busca un puente con el edil Xavier Nava para impulsarlo como candidato a gobernador en el 2021 a cambio de sucederlo en la alcald√≠a. Sin embargo, quien conoce desde las entra√Īas al binomio, aseguran que no se van a fracturar, al contrario, se reacomodaron. El proyecto de Azuara es buscar la gubernatura y Guajardo la presidencia municipal. El diputado tendr√° que enfrentar a Josefina Salazar, del mismo bando. Buscar√° su propia alianza con Aguilar Hern√°ndez, al que respald√≥.

Azuara y Guajardo tienen enfrente al ex gobernador Horacio S√°nchez Unzueta que intentar√° imponer en el 2021 como candidato a gobernador a su sobrino Xavier Nava Palacios, que apoy√≥ a Jorge Lozano, pero en el √ļltimo tramo se zaf√≥ y respald√≥ a Aguilar. Su equipo dijo que se mantuvo al margen. Sin embargo, dej√≥ el paso libre para que funcionarios de su gabinete de bajo perfil, recomendados de Azuara y Guajardo, operaran a favor de Aguilar. S√°nchez Unzueta ya conoce el camino, en el 2002 empuj√≥ tambi√©n desde el PAN al priista Marcelo de los Santos, que en el proceso interno derrot√≥ con zancadillas al ex edil Alejandro Zapata.

‚ÄúLa mafia de Azuara‚ÄĚ y S√°nchez Unzueta tienen que doblar a sus opositores, donde figura la diputada local y ex senadora Sonia Mendoza D√≠az. Es la √ļnica que se col√≥ como integrante de la Comisi√≥n Permanente en el comit√© nacional del partido. Marcelo de los Santos busca plantar a su hijo Marcelo de los Santos Anaya. Le apuesta a que el hermano del presidente estatal electo, Rafael Aguilar Hern√°ndez, fue subprocurador en su mandato y podr√≠a ayudarlo a conseguir sus prop√≥sitos. La otra opci√≥n que maneja es el notario p√ļblico Alfonso Castillo Machuca, que forma parte de la planilla ganadora de Aguilar y quiz√°s se convierta en secretario general adjunto. Castillo fue secretario de gobierno con el contador p√ļblico, que pidi√≥ a Lozano Soto y seguidores no impugnar las elecciones pese al batidero.

Otro que ya está formado es el acomodaticio ex senador Octavio Pedroza Gaitán, que apoyó desde el inicio a Lozano y nunca claudicó. Pedroza tiene una liga estrecha con Nava Palacios, pero nunca imaginó que se cambiaría de camiseta. No lo quiere de opositor en el 2021. El equipo de Pedroza difundió que Nava buscaría reelegirse para dejarle el camino despejado al ex senador. Pedroza tiene otra opción, ser candidato independiente, podría encabezar la renuncia masiva de más de 600 panistas que se afiliaran al partido del ex presidente Felipe Calderón.

El ex alcalde tiene tambi√©n el apoyo de tres de los cuatro empresarios que impulsaron a Marcelo de los Santos. Uno es el due√Īo de la empresa de acero inoxidable, Juan Autrique. El monopolista de las pieles y due√Īo del rastro, Rafael Barral Pontones. El propietario de la industria de chicles Canel¬īs, Roberto Garc√≠a Navarro. Solo falta el magnate minero Jos√© Cerrillo Chowell. El quinto aspirante a la silla de palacio de gobierno es el senador Marco Antonio Gama Basarte. Espera que su hermano, Aureliano Gama Basarte, ayudante del gobernador Juan Manuel Carreras, lo apoye. Tal vez ya empez√≥ la tarea, con el primer golpe al m√°s fuerte aspirante, Xavier Nava. El 14 de diciembre, con 25 votos y 2 abstenciones, los diputados en pleno bajaron la propuesta del edil de subir la tarifa del agua un 40%. Votaron en contra priistas, verde ecologistas, morenistas, perredistas, hasta los legisladores de Azuara.

Lozano un candidato sacrificado  

El fraude con el que se impuso Aguilar Hern√°ndez tampoco fue el √ļnico ingrediente de la derrota de Lozano Soto, que abon√≥ a su propia ca√≠da cuando se convirti√≥ en candidato de unidad, luego que declinaron a su favor el ex diputado federal Juan Pablo Escobar Mart√≠nez y el ex edil de San Ciro de Acosta, David Salvador Hern√°ndez Mart√≠nez. A Lozano le pes√≥ que su padre, el ex edil Jorge Lozano Armengol, rompiera su credencial de panista y renunciara al partido. Algunos correligionarios nunca perdonaron el agravio. Adem√°s, Marcelo de los Santos no logr√≥ que el ex diputado local, H√©ctor Mendiz√°bal P√©rez, al que le gan√≥ el ego, no pudo sumar al ex legislador Manuel Aguilar Acu√Īa, ‚ÄúEl Kipy‚ÄĚ, que les hizo creer, iba a respaldar la propuesta. Al final sac√≥ m√°s de la mitad de votos que la misma coalici√≥n, apoyada por la elite panista.

Vino la desbandada de seguidores de Escobar y Hern√°ndez al equipo de Aguilar Acu√Īa. Con el respaldo de Mendiz√°bal, en la primera vuelta alcanz√≥ mil 143 votos, m√°s de la mitad que Lozano, Escobar y Hern√°ndez juntos, el equipo de Marcelo de los Santos, los ex senadores Alejandro Zapata, Pedroza, Miguel Mart√≠nez Mireles, Lozano Armengol, Gama Basarte, el ex diputado federal √Ālvaro El√≠as y algunos empresarios. La propuesta de un candidato de unidad la impuls√≥ Marcelo de los Santos cuando inici√≥ la precampa√Īa, ya que no congenia con Azuara ni Guajardo, a los que nunca perdon√≥, no haberlo lanzado como senador. Entonces se inclin√≥ por Lozano, que antes hizo a su padre edil y busc√≥ dejarlo en la gubernatura, pero no cumpli√≥ con las expectativas. A cambio, Lozano Soto ser√≠a el principal promotor de Marcelo de los Santos Anaya a la gubernatura, ya que despreci√≥ la candidatura a alcalde porque le pareci√≥ insuficiente.

El lunes 26 de noviembre, a cuatro d√≠as del debate de candidatos a la dirigencia, que organiz√≥ el comit√© estatal, en conferencia de prensa, Lozano Soto declar√≥ que cuatro de los cinco contendientes, donde se incluy√≥, adem√°s de Escobar, Hern√°ndez y Acu√Īa, crear√≠an un frente com√ļn para acabar con los abusos de poder y las intromisiones de Azuara, quien pretend√≠a imponer a Aguilar. El lunes 3 de diciembre se reunieron Marcelo de los Santos, Gama, Zapata, Pedroza, Mendoza y los cuatro aspirantes. El tema principal, definir un candidato de unidad para ganar, no hab√≠a otra manera de derrotar a Azuara y Guajardo. Se invit√≥ a Mendiz√°bal, pero no asisti√≥. En el encuentro no se pusieron de acuerdo. Lo dejaron a los candidatos, que hacen un recuento de estructuras, votos y definen el reparto de gastos. Hern√°ndez se fue al tercer lugar, lo sigui√≥ Escobar. Sin embargo no decidieron por Lozano. Acordaron visitar a Marcelo de los Santos y le mostraron las cuentas. Les dijo que respaldaran a Lozano.

El mi√©rcoles 5, dos d√≠as despu√©s que la candidatura de unidad se concret√≥, Escobar y Hern√°ndez declinaron a favor de Lozano. Los flanque√≥ Marcelo de los Santos, Gama, Sonia Mendoza, Pedroza y el ex presidente municipal Mario Leal Campos, los ex regidores Enrique Gonz√°lez, Raymundo Ram√≠rez, Marcela Zapata y Laura Gama, la ex diputada federal, Silvia Degante, entre otros. Lozano agradeci√≥ a Hern√°ndez y Escobar su apertura y generosidad hacia el proyecto que encabez√≥. Manifest√≥ su confianza en alcanzar el triunfo el 9 de diciembre con 3 mil 500 √≥ 4 mil votos. Le faltaron los de Aguilar Acu√Īa, Escobar y Hern√°ndez, ya que sus seguidores se fueron por otro rumbo.

                                  La ruta del fraude

La imposici√≥n de Juan Francisco Aguilar Hern√°ndez al frente de la dirigencia del PAN se marc√≥ desde mucho antes de la precampa√Īa. Azuara y Guajardo iniciaron una gira estatal para visitar comit√©s y delegaciones, entregaron a panistas despensas, l√°minas y recursos. Realizaron desayunos, comidas y reuniones donde manifestaron de manera abierta apoyar a su alfil. Se habl√≥ que panistas huastecos denunciaron una campa√Īa de terror por parte de Azuara, los diputados Rolando Hervert, Rub√©n Guajardo y Josefina Salazar. Presionaron a los alcaldes de Tamazunchale, To√Īo Costa, al de Aquism√≥n, √ďscar Su√°rez, al de Xilitla, Mart√≠n Eduardo Mart√≠nez y su cu√Īado, el ex edil Xavier Pacheco, al ex candidato a la alcald√≠a de Valles, David Medina, para que apoyaran a Aguilar. Denunciaron que Aguilar, junto con Rolando Hervert y Rub√©n Guajardo, con personal que cobra como asesores en el congreso local, a bordo de camionetas con vidrios polarizados, buscaron repartir despensas y l√°minas a los militantes m√°s pobres. Pero fueron interceptados y no pudieron cumplir su cometido.

Octavio Pedroza declar√≥ que Aguilar es una marioneta de Azuara. Lament√≥ que como persona decente, ahora sea la herramienta de un grupo que busca continuar con el poder en el PAN. Dijo que la dirigencia actual ha resquebrajado al partido por sus actitudes de favoritismo. Llam√≥ a los militantes buscar otras opciones para recuperar el rumbo. El siguiente paso de Azuara y Guajardo fue impulsar una comisi√≥n estatal organizadora de las elecciones, encabezada por Jos√© Luis Contreras Rojas, que apenas se supo de la alianza, declar√≥ que no habr√≠a cambio de boletas. Los votos que se emitieran para cada uno de los candidatos, los contar√≠a en lo particular. Descart√≥ reimprimir las boletas, como lo solicitaron tres aspirantes. Tampoco sumar√≠a en conjunto a favor de otro contendiente. Iban a aparecer los cinco participantes. Los votos se contar√≠an para cada planilla, ya que no hubo ninguna declinaci√≥n o renuncia expresa por alguno de los candidatos. Sin acuerdo previo, Contreras dej√≥ que el comit√© estatal del partido trasladara las actas de los centros de votaci√≥n, que se instalaron en los comit√©s municipales, excepto en la capital, donde se ubicaron cuatro mesas en el Jard√≠n de San Miguelito. Habl√≥ de 49 instancias en la entidad, aunque solo fueron 43, pero no detall√≥ los lugares. Se supo que uno fue √Čbano.

Los seguidores del edil de √Čbano, Crisp√≠n Ordaz, denunciaron que el diputado Rub√©n Guajardo lo amenaz√≥ con no pasar las cuentas p√ļblicas si se negaba apoyar a Aguilar. Ordaz, junto con el comit√© municipal del partido, divulgaron que no hab√≠a las condiciones de seguridad, culparon a la delincuencia organizada de intentar abortar el proceso. Azuara y su grupo no tienen ascendencia entre la militancia. Recuerdan que la ex diputada local hoy federal, Josefina Salazar, convenci√≥ a Ordaz, tenderle una trampa al entonces legislador, Enrique Flores, lo que deriv√≥ en la filtraci√≥n que hizo del video donde afloraron las corruptelas del congreso, los chantajes para blanquear las cuentas p√ļblicas de alcaldes y ex alcaldes.

El domingo 9 de diciembre votaron 6 mil 209 panistas de un padrón de 8 mil 214 militantes registrados. El proceso concluyó a las cuatro de la tarde, dos horas antes que la elección de la dirigencia nacional. En los resultados de la primera vuelta y preliminares, el equipo de Azuara ventiló que Aguilar había ganado con más del 5%. Lo mismo manifestó el grupo de Hernández, que Lozano se había impuesto con semejante porcentaje en la capital, Matehuala y 10 municipios más. La comisión dijo que Aguilar resultó vencedor, pero el margen no alcanzó el 5% y ordenó se llevara a cabo el conteo de la segunda vuelta de las boletas.

Despu√©s de las 11 de la noche, los seguidores de Lozano amenazaron con bloquear las instalaciones el partido. Manifestaron que iban a sacar de los pelos a Aguilar si decid√≠a tomar protesta. ‚ÄúBasta de tales cabrones, no pueden tener secuestrado al partido‚ÄĚ. La Comisi√≥n Estatal Organizadora, v√≠a bolet√≠n, declar√≥ un receso hasta tener el mayor n√ļmero de actas, debido al apretado conteo de las votaciones. Sin embargo, en el mismo documento comunic√≥ que al recibir la totalidad de los empaques electorales y capturado el 100% de las actas, se confirmaron los n√ļmeros del Programa de Resultados Preliminares Electorales sobre la primera vuelta. Adem√°s declar√≥ que seg√ļn la convocatoria, se comenzar√≠a con el c√≥mputo de las actas de segunda vuelta electoral, pero debido a las inconsistencias en el llenado de algunas actas, se proceder√≠a al reconteo de voto por voto de la segunda vuelta en los casos se√Īalados.

Declar√≥ que con el fin de brindar certeza a la militancia, candidatos y sus planillas, se determin√≥ realizar el conteo de los votos de la segunda vuelta para definir a un ganador. Concedi√≥ un receso de 10 horas para que los representantes de los candidatos pudieran reunir las actas de la jornada de cada mesa de votaci√≥n y dar fe de los resultados de la primera vuelta. Remarc√≥ que todav√≠a no era posible definir al ganador, por lo que iba a sesionar hasta tener completa certidumbre del candidato con la mayor√≠a de votos en la segunda ronda. Resalt√≥ que el √ļnico inter√©s es contar con resultados fiables, ya que el fin de todo proceso democr√°tico es que los panistas del estado puedan tener completa confianza en que su voto result√≥ efectivo.

En la mayor parte de la huasteca y resto de las tres zonas del estado, la comisi√≥n orden√≥ suspender el conteo y pidi√≥ a empleados del comit√© estatal y personal que contrat√≥ la dirigencia, trasladar los enseres electorales y actas a la capital. El responsable de la zona huasteca de traer los documentos fue el primer s√≠ndico del ayuntamiento de la capital, V√≠ctor Salda√Īa, del equipo de Azuara. Antes de estar en el ayuntamiento, labor√≥ en el √°rea jur√≠dica del partido. Las urnas llegaron a las 5 de la madrugada. La urna y papeler√≠a de Villa de Zaragoza, que se ubica a menos de 40 minutos de la capital, fue la √ļltima en llegar a las 6 de la ma√Īana del 10 de diciembre.

La comisi√≥n reinici√≥ actividades a las tres de la tarde del d√≠a siguiente. Seg√ļn consta en el acta de c√≥mputo de la primera vuelta, a las 16:25 horas del 10 de diciembre, se confirmaron los resultados de la primera vuelta donde Aguilar Acu√Īa obtuvo mil 143 votos, Aguilar Hern√°ndez 2 mil 503, Escobar 45, Hern√°ndez 71, Lozano 2 mil 249. Los votos nulos fueron 197. Votaron 6 mil 208 militantes. Al no estar en el supuesto del art√≠culo 44, primer p√°rrafo de la convocatoria, de no alcanzar la mayor√≠a requerida para ganar, los dos contendientes que obtuvieron los porcentajes m√°s altos, participar√≠an en el c√≥mputo de la segunda vuelta. Los finalistas resultaron Lozano y Aguilar. El conteo concluy√≥ el martes 11 a las 5:29 horas de la ma√Īana. Aguilar sac√≥ 2 mil 463 votos, Lozano mil 952, se anularon mil 794. En total votaron 6 mil 209 panistas, uno m√°s que en la primera vuelta. No se abrieron siete urnas por supuestas irregularidades. Se encontr√≥ en un mismo bloque, actas de dos municipios. Algunas cajas fueron violadas.

¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬† El √≥rgano responsable entreg√≥ la constancia de triunfo a Juan Francisco Aguilar como presidente. En la planilla qued√≥ Alejandro Fern√°ndez Hern√°ndez, Alfonso Jos√© Castillo Machuca, Alexandra Daniela Cid Gonz√°lez, Franco Coronado Guerra, Carmen D√≠az P√©rez, √Čdgar Ortega Luj√°n, Edith Res√©ndiz Souza, C√°ndida Nallely Rivera Palacios. Aguilar gan√≥ al contarse 53 actas correspondientes a las mesas de votaci√≥n. A la una de la tarde, Jorge Lozano, junto con Escobar y Hern√°ndez, acompa√Īados por el ex senador Miguel Mart√≠nez Mireles y el ex diputado federal √Ālvaro El√≠as Loredo, planillas, equipos y seguidores, convocaron a una rueda de prensa en el sal√≥n Manuel Clouthier que se encuentra en las mismas instalaciones del partido. Lozano dijo ser objeto del fraude. Se√Īal√≥ que en Villa de Guadalupe vot√≥ el 200% de los electores. Desconoci√≥ los resultados vertidos en el proceso que favorecen a su contrincante Aguilar. Asegur√≥ que intervino el comit√© estatal para ayudarlo. ‚ÄúSeg√ļn la convocatoria, en los centros de votaci√≥n se debi√≥ contar la segunda vuelta electoral. Lo que sucedi√≥ en la mayor√≠a, salvo siete centros, luego trasladaron los documentos con empleados del comit√© estatal, lo cual gener√≥ mucha desconfianza‚ÄĚ.

Cit√≥ que en San Antonio, en la segunda acta, logr√≥ 19 votos y Aguilar 18. En el reconteo, se mantuvo con los mismos n√ļmeros, pero Aguilar subi√≥ a 117. La diferencia fue de 99 votos. Asegur√≥ que existen las mismas irregularidades en Tancanhuitz y Villa de Guadalupe, donde el n√ļmero de militantes es de 33 miembros activos. En el reconteo obtuvo 8 votos y Aguilar 75. Particip√≥ m√°s del 200% de los electores. Se√Īal√≥ que las elecciones no son v√°lidas. Se mostr√≥ una inconsistencia total, ni en los 70 del viejo PRI se daban tales pr√°cticas. En tres casillas, hubo un diferencial de 210 votos. Se trata de un fraude electoral enorme.

es content solo

Juan Manuel Carreras y Martín Juárez, la dupla de la derrota

A la debacle nacional del PRI, no podía faltar la de San Luis Potosí. No obstante el huracán de Morena que los sepultó, todavía se mantiene como dirigente el también inocuo diputado local Martín Juárez Córdoba. Su mayor mérito partidista para ganar el cargo es haber sido delegado del Consejo Nacional de Fomento Educativo, en la etapa que su jefe, el gobernador Juan Manuel Carreras, fue secretario del ramo educativo.

Carreras y Juárez son los responsables de que el PRI haya perdido las principales alcaldías, como la de la capital, Rioverde, Valles, Matehuala y Tamazunchale. Tampoco son mayoría en el congreso local, donde de 27 diputados, apenas lograron 5 curules, tres de mayoría y dos plurinominales, donde se ubica Juárez y la ex oficial mayor del poder legislativo, Beatriz Eugenia Benavente Rodríguez, que tiene como principal consigna, defender los millonarios latrocinios de su jefe, el ex mandatario Fernando Toranzo Fernández.

El PRI local consiguió ganar en votaciones abiertas el tercer distrito local, con cabecera en Santa María del Río, donde compitió aliado al Verde Ecologista y Nueva Alianza, Héctor Mauricio Ramírez Konishi. En el distrito 4, con cabecera en Salinas, se impuso, junto con el Verde y Conciencia Popular, Laura Patricia Silva Celis. En el 14, con cabecera en Tancanhuitz, junto con Nueva Alianza y el Verde Ecologista, se coló María del Rosario Sánchez Olivares.

Una de las virtudes capitales de Juárez es obedecer, acatar las órdenes que le dictó de manera férrea Carreras, que tiene alma de panista. Se le recuerda enfundado en una camiseta del PAN, en un mitin del ex presidente Felipe Calderón en la Plaza del Carmen, donde le levantó la mano. Lo que se le sirvió ser después director del Fideicomiso para el Ahorro de Energía Eléctrica y titular de la Comisión Reguladora de la Tenencia de la Tierra, donde obtuvo datos para luego traficar con un lote que le entregó al ente Antorcha Campesina.

Por sus oscuras alianzas con el PAN, Carreras y Ju√°rez jugaron a perder la capital, donde impulsaron como candidata a la directora del DIF estatal, Cecilia Gonz√°lez Gordoa, que desempe√Ī√≥ un papel testimonial. Sin recursos ni la estructura institucional de su partido, se concentr√≥ en dar entrevistas televisivas. Hizo el cierre de campa√Īa en el palenque de la Feria Nacional Potosina, donde no junt√≥ ni mil seguidores.

Lo cierto es que Carreras y Juárez apostaron al triunfo del candidato del PAN, Francisco Xavier Nava Palacios, sobrino del maximato Horacio Sánchez Unzueta, al que el doctor en derecho le debe su biografía política. Sánchez también tiene de alfil a Fernando Silva Nieto, al que hizo gobernador. Sánchez y Silva proyectaron a Carreras como delegado de Programación y Presupuesto, secretario de desarrollo social y diputado federal, donde trabó amistad con Calderón.

La misma estrategia de abandono activaron en Soledad Carreras y Ju√°rez, donde el PRI postul√≥ a la ex directora de gobernaci√≥n, Margarita Hern√°ndez Fiscal, acusada de coludirse con los due√Īos de los giros negros, a los que solap√≥ infringir la ley, al no respetar horarios para la venta de alcohol y estar cerca de centros educativos o de iglesias. Tambi√©n fue para facilitar el triunfo del edil perredista, Gilberto Hern√°ndez Villafuerte, t√≠tere de sus verdaderos y √ļnicos jefes, los ex mun√≠cipes Ricardo Gallardo Ju√°rez y Ricardo Gallardo Cardona, con los que Carreras tuvo un pacto inicial, ya que lo ayudaron a ganar con fraude a la abanderada panista Sonia Mendoza.

Ante el creciente clima de violencia en la entidad, donde son cotidianos los asaltos con violencia, ejecutados, desaparecidos y feminicidios, diversos sectores le han exigido de forma reiterada a Carreras, hacer cambios en el gabinete. Se mencionó que el ex gobernador Fernando Silva, podría quedar al frente del sector educativo, en lugar de Joel Ramírez. En el PRI, quitar a Martín Juárez por el oficial mayor, Elías Pecina Rodríguez, cuya escasa currícula se remonta a la etapa en que fue regidor de la capital con el entonces munícipe Luis García Julián. Tras cumplir con encargos electorales en el norte del país, de regreso, Pecina sufrió un choque automovilístico, donde perdió una pierna. Desde entonces lo cubre una aureola de sacrificio en torno a su partido.

Pecina se refugi√≥ en la religi√≥n protestante, junto con su familia. Ha ocupado diversos cargos administrativos, donde fue nominado ‚ÄúAnciano Gobernador‚ÄĚ. En d√≠as recientes, le quitaron a uno de sus protegidos, Ariel Mart√≠nez Castro, conocido como ‚ÄúEl Rey del Moche‚ÄĚ. Pecina es quiz√° el √ļnico hombre leal a Carreras, con el que se vincul√≥ hace varios lustros. Alardea ser chofer de su jefe, con el que ha recorrido m√°s de 200 mil kil√≥metros en la complicada geograf√≠a nacional.

Igual que Juárez, Pecina desconoce los intríngulis del PRI. En caso de llegar como desesperado relevo, tendrá como encargo hacer todos los amarres necesarios para garantizar el triunfo del alcalde panista Xavier Nava Palacios, para tomar la estafeta que le deje Carreras. Y afianzarse como diputado local plurinominal con el objetivo de cubrir el retiro del doctor en derecho. Tratar de evitar que no sea llamado a cuentas por sus incontables corruptelas. A mitad del sexenio, aunque ejerce más de 40 mil millones de pesos anuales, no ha hecho una obra relevante.

es content solo

¬ŅY?

19588317185_bb46029ab1_o

Autores: Oralia Guzm√°n, Elida Mendoza y Juan Pablo Moreno

PRELUDIO

El ¬ŅY? es una pregunta a otra pregunta. La petulante negativa a informar a los subordinados. Ano rendir cuentas. Es ya el axioma de un modelo autoritario de gobierno, enemigo de la cr√≠tica. Es un aviso que asfixia, para no indagar, c√≥mo se abordan y resuelven los asuntos de la comunidad. Es la sem√°ntica abreviada que inhibe, cercena el di√°logo, el derecho a preguntar y saber. Es un comportamiento arbitrario que entierra al otro. Lo pulveriza y desaparece. Es un asomo al fascismo.

El ¬ŅY? fue la actitud retadora que asumi√≥ Marcelo de los Santos, cuando le dijeron que la polic√≠a golpeaba a opositores a la minera San Xavier, en el contexto del primer informe de actividades. El ¬ŅY? vino cuando revolvi√≥ la figura pol√≠tica con cuestiones religiosas, al acudir a un aniversario de la di√≥cesis potosina. El ¬ŅY? fue la intestinal reacci√≥n al reclamo de los costosos e in√ļtiles viajes a Europa, acompa√Īado de un obeso s√©quito. El ¬ŅY? fue el descaro asumido, al ser descubierto, de pagar con la n√≥mina estatal, a dom√©sticos particulares.

Casi a la mitad del camino, Jes√ļs Marcelo de los Santos ha delineado, n√≠tido, los perfiles de su mandato: el derroche a ultranza y la prepotencia. Ni siquiera ha presumido que arrib√≥ al poder con la aureola de opositor, ya que es beneficiario de oscuras maniobras, instrumentadas por los grupos hegem√≥nicos. Y en la pr√°ctica cotidiana, encarna los peores vicios, que se creyeron extintos.

Editado por la serie, Libros de La Noticia, en la tercera obra, se analiza el dispendio irracional, de un personaje índole en el manejo de las finanzas, en una entidad sumida en la pobreza. Marcelo de los Santos, desfasado, sin freno alguno, dilapida el patrimonio colectivo, como si fuera jeque petrolero, mandante europeo, importado para el altiplano guachichil.

Por su lacerante actualidad, se retoma el fraude carretero y el caso de los fallidos invernaderos de Santa Rita, donde se confirman los nexos políticos y económicos, que guarda Marcelo de los Santos con su predecesor Fernando Silva Nieto, al que efectivo, lo hizo impune, ajeno a los incesantes reclamos de justicia.

Y aunque el soberbio ejecutivo se presume autónomo, en al penumbra y en la luz, se constata su dependencia umbilical con el jefe político de San Luis, Horacio Sánchez Unzueta, que lo vigila y acota con cientos de espías, disfrazados de colaboradores en el gabinete, donde son mayoría.

No obstante que los n√ļmeros son la especialidad de Marcelo de los Santos, ha resultado un p√©simo administrador, que trastoca las cuentas y se muestra insensible a las prudentes voces que lo conminan a no incrementar los d√©bitos y apegarse a la ley de transparencia. Tambi√©n se ofrece el retrato de un mandatario de extrema derecha, inmune a los cuestionamientos colectivos, enemigo del sindicalismo independiente. El velo se corre y aparece el rostro oxidado de un aut√©ntico baluarte del viejo r√©gimen, salido de las entra√Īas del PRI.

Hacer negocios, parece ser la divisa de Marcelo de los Santos, lo que lo convierte en uno m√°s, en la convulsiva historia de la pol√≠tica local. Y como Carlos Jonguitud Barrios, Leopoldino Ortiz Santos o Fernando Silva Nieto, tiene de principales aliados a sus familiares. Un capitulo pendiente, que debe ser contado con m√°xima objetividad a los potosinos, es la historia de Marcelo de los Santos Anaya, traficante de influencias, metido de lleno al deporte profesional, la especulaci√≥n del suelo urbano y los carros ‚Äúchocolates‚ÄĚ.

Una caracter√≠stica sui generis reviste de oscuro dem√≥crata a Jes√ļs Marcelo de los Santos Fraga: salpica hacia arriba, abajo y todos lados. Sus principales funcionarios, al final del sexenio, podr√°n engrosar las reducidas filas de los nuevos ricos en San Luis Potos√≠. Pero se trata tambi√©n de otra cr√≥nica que habr√°n de esperar los sufridos lectores de La Noticia. Por lo pronto, para su completo benepl√°cito, les contamos, sin ambages, los entretelones de una tragedia local, donde el anti h√©roe trasciende al rev√©s, en una buhardilla perdida en el tiempo y espacio.

es content solo

FERNANDO SILVA NIETO O EL SEXENIO PERDIDO

18967367483_d400b10be6_o

PREFACIO

En su desdibujada campa√Īa de candidato a gobernador por el suspicaz Partido Conciencia Popular, uno de los mayores aciertos de Gonzalo Andrade Reyes, fue calificar a Fernando Silva Nieto, como el m√°s corrupto de todos los tiempos.

Quizá resulte difícil un símil histórico con el sátrapa Gonzalo N. Santos, que además de homicida confeso, a través de sus memorias, tuvo el temple indispensable para ceder el manejo financiero de la capital a la burguesía potosina y la huasteca convertirla en su bastón absoluto.

En su época de oro, Carlos Jonguitud Barrios manejo a su antojo, las cuotas del magisterio nacional. En San Luis, fue el ejemplo más contundente del despotismo, aunando al saqueo sin limite, vía su impune yerno, Eibar Castilla Sosa.

No se quedó atrás Leopoldino Ortiz Santos, que combinó su acentuada frivolidad con un apetito insaciable para derrochar el erario. A sus colaboraciones preferidos, les llenó los bolsillos de dinero, que venía de los contratos de obras más sustanciales. A los amigos y familiares, les colmó de beneficios.

En el contexto de la sucia competencia, agravios e ilícitos, Andrade puso en la cima a Fernando Silva Nieto, que no obstante comprar a la mayoría de la prensa local, le fue imposible impedir se conocieran sus constantes atropellos.

La f√°bula que pudo pintar a un Silva Nieto inocuo, manipulado por su tutor, Horacio S√°nchez Unzueta, que le impuso el gabinete, contrast√≥ con la figura de un ejecutivo sin escr√ļpulos para hacer negocios personales con el dinero del pueblo, siempre apoyado por sus sobrinos, Rafael Eduardo y Francisco Xavier Silva Melgarejo, igual de perniciosos.

Silva Nieto tranz√≥ sin buscarlo, un paralelismo con el interino y fallido reeleccionista, Gonzalo Mart√≠nez Corbal√°, que ocult√≥ sus despliegues en la poderosa constructora, Ingenieros Civiles Asociados, cuya sede est√° en el Distrito Federal. Por medio de ama√Īado concurso, le cedi√≥ el distribuidor vial Benito Ju√°rez, que cost√≥ m√°s de 40 millones de pesos. Fernando Silva se coludi√≥ con la Compa√Ī√≠a Contratista Nacional, ajena al √°mbito local.

En un tramo de su mandato, Silva Nieto actuó sin piedad contra su propia legión extranjera, a la que desarticulo cuando pudo convertirse en un fugaz contrapeso. El astuto secretario de gobierno, Juan José Rodríguez Medina, que le arrebató el poder por poco tiempo, pereció cuando trato de repetir la formula de su jefe, al meterse al ámbito de los fáciles y seguros negocios.

Si Horacio Sánchez tuvo las riendas de la política y Silva Nieto el manejo del dinero, al final, juntos conspiraron para destruir el PRI y entregar la gubernatura al amigable panista Marcelo de los Santos, con el compromiso capital de mantener a salvo a su antecesor.

Pero el futuro de Fernando Silva Nieto puede complicarse en extremo, si sus adversarios políticos, los diputados locales, Juan Ramiro Robledo y Eduardo Martínez Benavente, logran acuerdos internos en el congreso, para hurgar los renglones donde obtuvo pingues ganancias, junto con la élite burocrática.

En las primeras sesiones, la bancada del PRI, que comanda Manuel Medellín, perdió posiciones claves, como la gran comisión, oficial mayor, contador de hacienda y la cartera de vigilancia, lo que abonó la posibilidad de socavar rápido la endeble figura de Fernando Silva Nieto, que habló de auto exiliarse a Inglaterra donde ampliará su perfil académico.

En el trayecto del saqueo sin l√≠mite, Silva Nieto afin√≥ un estilo de evadir cualquier cuestionamiento sobre los temas torales. Con una sonrisa de oreja a oreja, parsimonioso o a veces con un inocultable fastidio, h√°bil se sal√≠a ¬†por la tangente. ‚ÄúEs un tema del que ya habl√© demasiado y no volver√© a tocar. No insistan por favor.‚ÄĚ Y nadie lo hizo cambiar.

La fortuna del controvertido Fernando Silva Nieto puede cambiar, seg√ļn sus propias versiones. Ya adelant√≥ que existe un complot para afectarlo, cuando terminen sus gestiones. Lo cierto es que apenas empieza a vivir el costo del desprestigio, que renuente, se niega a pagar.

El libro Fernando Silva Nieto o el sexenio perdido, es la suma de artilugios que airoso, sin trabas, sin conflictos de conciencia, desplegó el cínico ejecutivo en beneficio propio, a costa de la comunidad. Si para Gonzalo Andrade, Silva Nieto es el más deshonesto de todos los gobernadores que han tenido San Luis Potosí hasta la fecha, el castigo debe ser también una regla de excepción.