Archivo de la etiqueta: Fernando Silva Nieto

es content solo

¬ŅY?

19588317185_bb46029ab1_o

Autores: Oralia Guzm√°n, Elida Mendoza y Juan Pablo Moreno

PRELUDIO

El ¬ŅY? es una pregunta a otra pregunta. La petulante negativa a informar a los subordinados. Ano rendir cuentas. Es ya el axioma de un modelo autoritario de gobierno, enemigo de la cr√≠tica. Es un aviso que asfixia, para no indagar, c√≥mo se abordan y resuelven los asuntos de la comunidad. Es la sem√°ntica abreviada que inhibe, cercena el di√°logo, el derecho a preguntar y saber. Es un comportamiento arbitrario que entierra al otro. Lo pulveriza y desaparece. Es un asomo al fascismo.

El ¬ŅY? fue la actitud retadora que asumi√≥ Marcelo de los Santos, cuando le dijeron que la polic√≠a golpeaba a opositores a la minera San Xavier, en el contexto del primer informe de actividades. El ¬ŅY? vino cuando revolvi√≥ la figura pol√≠tica con cuestiones religiosas, al acudir a un aniversario de la di√≥cesis potosina. El ¬ŅY? fue la intestinal reacci√≥n al reclamo de los costosos e in√ļtiles viajes a Europa, acompa√Īado de un obeso s√©quito. El ¬ŅY? fue el descaro asumido, al ser descubierto, de pagar con la n√≥mina estatal, a dom√©sticos particulares.

Casi a la mitad del camino, Jes√ļs Marcelo de los Santos ha delineado, n√≠tido, los perfiles de su mandato: el derroche a ultranza y la prepotencia. Ni siquiera ha presumido que arrib√≥ al poder con la aureola de opositor, ya que es beneficiario de oscuras maniobras, instrumentadas por los grupos hegem√≥nicos. Y en la pr√°ctica cotidiana, encarna los peores vicios, que se creyeron extintos.

Editado por la serie, Libros de La Noticia, en la tercera obra, se analiza el dispendio irracional, de un personaje índole en el manejo de las finanzas, en una entidad sumida en la pobreza. Marcelo de los Santos, desfasado, sin freno alguno, dilapida el patrimonio colectivo, como si fuera jeque petrolero, mandante europeo, importado para el altiplano guachichil.

Por su lacerante actualidad, se retoma el fraude carretero y el caso de los fallidos invernaderos de Santa Rita, donde se confirman los nexos políticos y económicos, que guarda Marcelo de los Santos con su predecesor Fernando Silva Nieto, al que efectivo, lo hizo impune, ajeno a los incesantes reclamos de justicia.

Y aunque el soberbio ejecutivo se presume autónomo, en al penumbra y en la luz, se constata su dependencia umbilical con el jefe político de San Luis, Horacio Sánchez Unzueta, que lo vigila y acota con cientos de espías, disfrazados de colaboradores en el gabinete, donde son mayoría.

No obstante que los n√ļmeros son la especialidad de Marcelo de los Santos, ha resultado un p√©simo administrador, que trastoca las cuentas y se muestra insensible a las prudentes voces que lo conminan a no incrementar los d√©bitos y apegarse a la ley de transparencia. Tambi√©n se ofrece el retrato de un mandatario de extrema derecha, inmune a los cuestionamientos colectivos, enemigo del sindicalismo independiente. El velo se corre y aparece el rostro oxidado de un aut√©ntico baluarte del viejo r√©gimen, salido de las entra√Īas del PRI.

Hacer negocios, parece ser la divisa de Marcelo de los Santos, lo que lo convierte en uno m√°s, en la convulsiva historia de la pol√≠tica local. Y como Carlos Jonguitud Barrios, Leopoldino Ortiz Santos o Fernando Silva Nieto, tiene de principales aliados a sus familiares. Un capitulo pendiente, que debe ser contado con m√°xima objetividad a los potosinos, es la historia de Marcelo de los Santos Anaya, traficante de influencias, metido de lleno al deporte profesional, la especulaci√≥n del suelo urbano y los carros ‚Äúchocolates‚ÄĚ.

Una caracter√≠stica sui generis reviste de oscuro dem√≥crata a Jes√ļs Marcelo de los Santos Fraga: salpica hacia arriba, abajo y todos lados. Sus principales funcionarios, al final del sexenio, podr√°n engrosar las reducidas filas de los nuevos ricos en San Luis Potos√≠. Pero se trata tambi√©n de otra cr√≥nica que habr√°n de esperar los sufridos lectores de La Noticia. Por lo pronto, para su completo benepl√°cito, les contamos, sin ambages, los entretelones de una tragedia local, donde el anti h√©roe trasciende al rev√©s, en una buhardilla perdida en el tiempo y espacio.

es content solo

FERNANDO SILVA NIETO O EL SEXENIO PERDIDO

18967367483_d400b10be6_o

PREFACIO

En su desdibujada campa√Īa de candidato a gobernador por el suspicaz Partido Conciencia Popular, uno de los mayores aciertos de Gonzalo Andrade Reyes, fue calificar a Fernando Silva Nieto, como el m√°s corrupto de todos los tiempos.

Quizá resulte difícil un símil histórico con el sátrapa Gonzalo N. Santos, que además de homicida confeso, a través de sus memorias, tuvo el temple indispensable para ceder el manejo financiero de la capital a la burguesía potosina y la huasteca convertirla en su bastón absoluto.

En su época de oro, Carlos Jonguitud Barrios manejo a su antojo, las cuotas del magisterio nacional. En San Luis, fue el ejemplo más contundente del despotismo, aunando al saqueo sin limite, vía su impune yerno, Eibar Castilla Sosa.

No se quedó atrás Leopoldino Ortiz Santos, que combinó su acentuada frivolidad con un apetito insaciable para derrochar el erario. A sus colaboraciones preferidos, les llenó los bolsillos de dinero, que venía de los contratos de obras más sustanciales. A los amigos y familiares, les colmó de beneficios.

En el contexto de la sucia competencia, agravios e ilícitos, Andrade puso en la cima a Fernando Silva Nieto, que no obstante comprar a la mayoría de la prensa local, le fue imposible impedir se conocieran sus constantes atropellos.

La f√°bula que pudo pintar a un Silva Nieto inocuo, manipulado por su tutor, Horacio S√°nchez Unzueta, que le impuso el gabinete, contrast√≥ con la figura de un ejecutivo sin escr√ļpulos para hacer negocios personales con el dinero del pueblo, siempre apoyado por sus sobrinos, Rafael Eduardo y Francisco Xavier Silva Melgarejo, igual de perniciosos.

Silva Nieto tranz√≥ sin buscarlo, un paralelismo con el interino y fallido reeleccionista, Gonzalo Mart√≠nez Corbal√°, que ocult√≥ sus despliegues en la poderosa constructora, Ingenieros Civiles Asociados, cuya sede est√° en el Distrito Federal. Por medio de ama√Īado concurso, le cedi√≥ el distribuidor vial Benito Ju√°rez, que cost√≥ m√°s de 40 millones de pesos. Fernando Silva se coludi√≥ con la Compa√Ī√≠a Contratista Nacional, ajena al √°mbito local.

En un tramo de su mandato, Silva Nieto actuó sin piedad contra su propia legión extranjera, a la que desarticulo cuando pudo convertirse en un fugaz contrapeso. El astuto secretario de gobierno, Juan José Rodríguez Medina, que le arrebató el poder por poco tiempo, pereció cuando trato de repetir la formula de su jefe, al meterse al ámbito de los fáciles y seguros negocios.

Si Horacio Sánchez tuvo las riendas de la política y Silva Nieto el manejo del dinero, al final, juntos conspiraron para destruir el PRI y entregar la gubernatura al amigable panista Marcelo de los Santos, con el compromiso capital de mantener a salvo a su antecesor.

Pero el futuro de Fernando Silva Nieto puede complicarse en extremo, si sus adversarios políticos, los diputados locales, Juan Ramiro Robledo y Eduardo Martínez Benavente, logran acuerdos internos en el congreso, para hurgar los renglones donde obtuvo pingues ganancias, junto con la élite burocrática.

En las primeras sesiones, la bancada del PRI, que comanda Manuel Medellín, perdió posiciones claves, como la gran comisión, oficial mayor, contador de hacienda y la cartera de vigilancia, lo que abonó la posibilidad de socavar rápido la endeble figura de Fernando Silva Nieto, que habló de auto exiliarse a Inglaterra donde ampliará su perfil académico.

En el trayecto del saqueo sin l√≠mite, Silva Nieto afin√≥ un estilo de evadir cualquier cuestionamiento sobre los temas torales. Con una sonrisa de oreja a oreja, parsimonioso o a veces con un inocultable fastidio, h√°bil se sal√≠a ¬†por la tangente. ‚ÄúEs un tema del que ya habl√© demasiado y no volver√© a tocar. No insistan por favor.‚ÄĚ Y nadie lo hizo cambiar.

La fortuna del controvertido Fernando Silva Nieto puede cambiar, seg√ļn sus propias versiones. Ya adelant√≥ que existe un complot para afectarlo, cuando terminen sus gestiones. Lo cierto es que apenas empieza a vivir el costo del desprestigio, que renuente, se niega a pagar.

El libro Fernando Silva Nieto o el sexenio perdido, es la suma de artilugios que airoso, sin trabas, sin conflictos de conciencia, desplegó el cínico ejecutivo en beneficio propio, a costa de la comunidad. Si para Gonzalo Andrade, Silva Nieto es el más deshonesto de todos los gobernadores que han tenido San Luis Potosí hasta la fecha, el castigo debe ser también una regla de excepción.

 

es content solo

Entre burócratas, recomendados y ex titulares del organismo saldrá la terna del nuevo auditor

El ex contador mayor de hacienda del congreso del estado durante el cuatrienio de Horacio S√°nchez Unzueta y contralor durante m√°s de 2 a√Īos en el sexenio de Fernando Silva Nieto, √ďscar Alarc√≥n Guerrero es uno de los que aspiran a dirigir la Auditoria Superior del Estado. Es la segunda vez que participa para el cargo. En el proceso del 2014 donde se eligi√≥ a Jos√© de Jes√ļs Mart√≠nez Loredo, tambi√©n se anot√≥, pero fue descartado por los legisladores que se apegaron a la l√≠nea dictada por el secretario de gobierno, C√°ndido Ochoa Rojas, que suplant√≥ a su jefe Fernando Toranzo en el mando. Mart√≠nez result√≥ un aut√©ntico fracaso en el cargo.

¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬† En la primera de dos entrevistas que sostuvo ante los legisladores integrantes de la cartera de vigilancia, como parte del proceso selectivo, Alarc√≥n Guerrero se asumi√≥ como apartidista y asegur√≥ que uno de los motivos por lo que decidi√≥ participar fue al ver la triste realidad en la que se encuentra la instancia, con una serie de dudas y se√Īalamientos sobre su desempe√Īo. Dijo que a 10 a√Īos de fundada la ASE, se hizo grande en personal. No cumple sus objetivos y se contamin√≥ con el ejercicio de pr√°cticas incorrectas. No es cre√≠ble ni tiene autoridad.

¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬† Afirm√≥ que incursion√≥ en base a su trabajo ‚Äúde ninguna forma por amistad o intereses con funcionarios o pol√≠tico alguno‚ÄĚ. Pas√≥ de la contadur√≠a mayor de hacienda a la contralor√≠a estatal invitado por los resultados obtenidos, sin tener amistad con el entonces gobernador Fernando Silva Nieto. Su plan de trabajo al frente de la ASE ser√° coincidente con el sistema nacional y estatal anticorrupci√≥n. Constar√° de cinco l√≠neas: capacitaci√≥n permanente del personal. Revisar y adecuar los m√©todos de trabajo. Renovar la estructura de la ASE para incorporar otras √°reas que dictan las nuevas leyes, como las unidades de investigaci√≥n y sustentaci√≥n. Implementar el sistema profesional de carrera y resolver conforme a la ley asuntos pendientes como revisar las cuentas p√ļblicas del 2016 cuyos informes rechaz√≥ el congreso. Prometi√≥ atender todas las denuncias ciudadanas con pruebas que se presenten y trabajar en forma coordinada con la cartera de vigilancia y su nueva unidad de evaluaci√≥n que supervisar√° el trabajo de ASE, para recobrar la confianza de los ciudadanos en el ente fiscalizador.

¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬† En su curr√≠cula, Alarc√≥n detall√≥ que al inicio de su carrera trabaj√≥ en el despacho del ex alcalde y ex candidato a la gubernatura por el PRI, Luis Garc√≠a Juli√°n, que antes fungi√≥ como consejero ciudadano y presum√≠a su apartidismo. Alarc√≥n tambi√©n fue socio y director de un despacho con el ex contador mayor de hacienda y ex secretario de finanzas, Jes√ļs Conde Mej√≠a. Labor√≥ para varias empresas de la iniciativa privada y como auditor externo de organismos gubernamentales como la Feria Nacional Potosina, Colegio de Bachilleres y la delegaci√≥n del Infonavit, entre otros.

|¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬† Ocho de los 24 candidatos que compiten por la titularidad de la ASE, son trabajadores o ex empleados del √≥rgano fiscalizador. Jes√ļs Mej√≠a Lira pretende ahora ocupar el lugar de su ex jefe, Jes√ļs Mart√≠nez Loredo. Fungi√≥ del 2014 al 2015 como auditor especial de fiscalizaci√≥n municipal y sus organismos, de donde sali√≥, seg√ļn dijo a los diputados, porque no respetaron su trabajo y le cambiaban por arte de magia los informes, para lo cual no requer√≠an de su firma. Lo que no les mencion√≥ es que por 14 meses que labor√≥ para la ASE, se le indemniz√≥ con 281 mil 768 pesos. Las abultadas liquidaciones al personal fueron una constante en las fallas que se ventilaron. Mejia Lira fue director de administraci√≥n en la Secretar√≠a de Educaci√≥n P√ļblica donde tuvo de jefe al ahora gobernador Juan Manuel Carreras L√≥pez, por lo cual se le ubica como una de las cartas del ejecutivo. Tambi√©n cuenta con el respaldo de algunos legisladores del PAN, ya que fungi√≥ como tesorero del ex edil Jorge Lozano Armengol, recordado por privatizar el servicio de limpia que entreg√≥ mediante una oscura maniobra a la firma Vigue. Mej√≠a fue contralor con el ex gobernador Horacio S√°nchez Unzueta y ha ocupado cargos administrativos en dependencias del gobierno estatal, como la oficial√≠a mayor, secretar√≠a de desarrollo agropecuario y comunicaciones y transportes. Es contador p√ļblico y auditor. Cuenta con una maestr√≠a en administraci√≥n p√ļblica y un doctorado en sociolog√≠a de las organizaciones, que curs√≥ durante un a√Īo en una universidad de Par√≠s, Francia.

¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬† En la primera entrevista con los diputados, Mej√≠a Lira lament√≥ que la corrupci√≥n en el pa√≠s vaya en aumento. Cit√≥ un estudio del Instituto Nacional de Competitividad, donde se√Īala que es nefasta, disminuye las inversiones, derrota el empoderamiento, minimiza la credibilidad, afecta el bienestar social, reduce toda eficiencia, genera una mayor desigualdad y obstaculiza la justicia. Mencion√≥ que datos del 2016, revelan que el costo de las corruptelas en M√©xico es del 10% del Producto Interno Bruto, cifra que equivale a casi 90 veces el presupuesto de la Uiversidad Nacional Aut√≥noma de M√©xico, 8 veces el de la Seretar√≠a de Desarrollo Social y 3 veces el presupuesto de la Secretar√≠a de Educaci√≥n P√ļblica. ‚ÄúCon todos los cuestionamientos que se han manejado en la ASE, ¬Ņ Cu√°nto no podr√≠amos hacer con los recursos‚ÄĚ.

¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬† ‚ÄúLa ciudadan√≠a reclama una verdadera rendici√≥n de cuentas. Exige una gran transparencia y adecuado uso de los recursos p√ļblicos. Claridad en el ejercicio del gasto, que los reportes sean veraces, con evaluaciones que muestren el impacto, saber que la acci√≥n gubernamental causa efectos positivos a la comunidad‚ÄĚ. Se pronunci√≥ por reforzar los mecanismos fiscalizadores, mejorar el desmepe√Īo de la ASE para que en un plazo breve sea catalogada como una de las mejores del pa√≠s. Dijo poder afrontar el reto. Prometi√≥ cumplir de manera cabal con todas las atribuciones que la ley le confiere. Hacer un an√°lisis de las remuneraciones que perciben los empleados de la auditoria. Clasificar las observaciones que resulten de las auditor√≠as, en graves, muy graves y regulares. Poner el acento en las m√°s complicadas, aplicar las sanciones y procedimientos para evitar que prescriban, como ahora sucede. Presentar las denuncias penales y los juicios pol√≠ticos que procedan. Dijo que va a trasparentar y dar seguimiento a todas las denuncias, quejas y solicitudes de los ciudadanos. Habr√° de incorporar a la ASE a los mejores hombres y mujeres. Se basar√° en su capacidad t√©cnica y honradez, no en amiguismos o compadrazgos. Buscar√° incorporar en el personal una m√≠stica de servicio, trabajo de calidad y un rechazo sistem√°tico a las conductas deshonestas.

¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬† Otra que aspira al cargo es Mar√≠a del Roc√≠o Torres Armenta, actual jefa del departamento de servicio civil de carrera del √≥rgano fiscalizador. En 13 a√Īos ha ocupado los cargos de directora de auditoria, contadora mayor de hacienda, encargada de despacho de la auditoria y coordinadora de organismos aut√≥nomos. Es hermana de Jos√© Guadalupe Torres Armenta, ex secretario t√©cnico del gabinete con el gobernador Fernando Toranzo Fern√°ndez. Con Carreras permaneci√≥ en el mismo cargo hasta octubre del 2016. Sobre los Torres Armenta pesan acusaciones de tr√°fico de influencias y nepotismo. En la auditoria, adem√°s de Mar√≠a del Roc√≠o, laboran sus hermanos Ruth del Consuelo Torres Armenta, que se desempe√Īa como jefa de recursos humanos. Marco Antonio Torres Armenta es jefe del departamento del √°rea legal y su cu√Īada, la auditora, Enedina Ibarra, es esposa de Jos√© Guadalupe.

            El portal La Orquesta ventiló en marzo reciente la denuncia de la empleada de la ASE, Laura de la Rosa Jiménez, cuyo seguro médico fue usufructuado y agotado sin su permiso por el ex funcionario José Guadalupe Torres Armenta y sus hijos Luis Alejandro y José Pablo Torres Ibarra, que aparecían como beneficiarios. La quejosa notificó la irregularidad a la administradora, Ruth Torres Armenta, que la ignoró, por lo que decidió presentar la querella ante la procuraduría de justicia.

¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬† Mar√≠a del Roc√≠o Torres Armenta es contadora p√ļblica certificada. Tiene una maestr√≠a en gesti√≥n p√ļblica, diplomados en contabilidad gubernamental, disciplina financiera y presupuesto basado en resultados. En respuesta a preguntas de los diputados, asegur√≥ que no le temblar√≠a la mano para iniciar procesos administrativos por fallas en el manejo de los recursos p√ļblicos, que por no estar sustentados los procesos u observaciones no prosperan. Dijo haber contribuido a lograr avances al rendir cuentas, en los puestos que ha ocupado, como auditar a los tres poderes del estado, que antes no se revisaban y los organismos aut√≥nomos como la universidad aut√≥noma, que se resist√≠a a ser fiscalizada.

¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬† Asegur√≥ que el ex auditor Jos√© de Jes√ļs Mart√≠nez Loredo desde su llegada la vio como una enemiga por su honestidad. Supo que no se prestar√≠a a sus malos manejos. Admiti√≥ haberse dado cuenta de las irregularidades que ocurr√≠an en la dependencia, pero no ten√≠a las pruebas para acusar a alguien. Expuso que con Mart√≠nez el personal cay√≥ en el des√°nimo y dec√≠an que las observaciones las iban a negociar. Los aconsejaba cumplir sus tareas sin importar lo que pudiera hacer el auditor. Expuso que con el servicio civil de carrera que ya implement√≥, se eliminar√° la pr√°ctica de aceptar recomendados de diputados y funcionarios que no cumplan el perfil. ¬†

¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬† El ex coordinador de auditorias y ex auditor especial de fiscalizaci√≥n gubernamental y de los municipios, Camerino Hern√°ndez Gamboa, busca regresar a la ASE, pero ahora al puesto de auditor superior, cargo que pretend√≠a desde que le gan√≥ Mart√≠nez Loredo por su amistad y compadrazgo que siempre presumi√≥ con la ex presidenta del DIF y esposa de Fernando, la anestesi√≥loga Mar√≠a Luisa Ramos, que lo meti√≥ a la n√≥mina. El pol√©mico ex funcionario fue acusado de maquillar y quitar observaciones de malos manejos a las cuentas p√ļblicas del 2012 y 2013 de ex alcaldes y funcionarios de Cedral a cambio de sobornos. En el 2016, antes de revelarse el esc√°ndalo de la ecuaci√≥n corrupta en el congreso, que confes√≥ el a√ļn diputado panista con licencia Enrique Flores Flores, el ex auditor fue denunciado ante el congreso y la propia auditoria, por integrantes del organismo Huastecos Unidos Contra la Corrupci√≥n, que encabez√≥ Isa√≠as Rodr√≠guez Ballesteros. Lo acusaron de haber reunido a varios ediles huastecos y ofrecerles todo el apoyo para el desahogo de las cuentas p√ļblicas y borrar observaciones a cambio de d√°divas. Les asegur√≥ que contaba con el respaldo de Flores.

¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬† Hern√°ndez Gamboa, en su paso por la ASE, fue clave para que las cuentas p√ļblicas del exgobernador Fernando Toranzo salieran inmaculadas y fue un hostigador dentro de la dependencia para que se deslindara al ex mandatario de las observaciones que realiz√≥ el ex titular del √≥rgano fiscalizador H√©ctor Vicente Mayorga Delgado del que Toranzo fue responsable de aplicar y no justificar el destino de casi 562 millones de pesos del pol√©mico pr√©stamo de mil 500 millones de pesos que solicit√≥ el ex gobernador Marcelo de los Santos casi al final de su mandato. Lo que deriv√≥ en que fuera inhabilitado para ocupar cargos p√ļblicos ya que recibi√≥ una mega multa que le impuso el extinto contralor Isaac Delgado. Lo oblig√≥ a litigar en los tribunales.

            Camerino Hernández en el 2014 fue separado por un breve tiempo como auditor especial adjunto, que le creó exprofeso en la dependencia Martínez Loredo, para someterlo a una revisión interna. Presionado desde el gobierno, Martínez se vio obligado a desistir y volverlo a ocupar a los pocos días. En marzo del 2016 fue separado en forma abrupta al impedírle la entrada al edificio de la ASE. Le sellaron la oficina hasta realizar la entrega- recepción. Un día después de la bochornosa salida se difundió el audio de una supuesta amenaza de Hernández, donde despotrica contra Martínez.

¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬† Camerino Hern√°ndez fue uno de los beneficiarios de las millonarias indemnizaciones que entreg√≥ a los despedidos Mart√≠nez Loredo. El auditor adjunto recibi√≥ m√°s de un mill√≥n de pesos en dos cheques, por 476 mil 774 pesos en marzo y otro por 523 mil 225 pesos en abril del 2016. En la entrevista con diputados, Gamboa asegur√≥ que nunca se le notific√≥ la causa de su salida. En su arenga, se√Īal√≥ que la dependencia, lejos de cumplir su objetivo de ser un organismo aut√≥nomo, con fuerza para no politizar su trabajo y responder al reclamo ciudadano, de que haya un manejo honesto de los recursos p√ļblicos, ha servido para ensalzar a un solo individuo que castiga y perdona seg√ļn le dicte su conciencia, intereses pol√≠ticos y personales.

¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬† A√Īadi√≥ que para exigir a los entes auditados actuar en forma responsable, la auditoria est√° obligada a predicar con el ejemplo y atender los principios de integridad, congruencia, transparencia y rendici√≥n de cuentas. Es una de las m√°s atrasadas en el uso de las nuevas tecnolog√≠as de √ļltima generaci√≥n, lo que coadyuvar√≠a a mejorar el trabajo. Tener menos riesgos de errores humanos, un ahorro en gastos de vi√°ticos, tiempo y programas de trabajo. Su plan lo resumi√≥ en cuatro ejes: administraci√≥n interna, control y fiscalizaci√≥n, actualizaci√≥n tecnol√≥gica, trasparencia y controles anticorrupci√≥n. Mencion√≥ que para eliminar triqui√Īuelas de los auditores, los rotar√≠a cada trimestre y a√Īo.

¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬† Pretende dirigir la ASE el abogado y asesor laboral de la dependencia, √ďscar Omar Ni√Īo Rodr√≠guez. En la entrevista con los diputados, admiti√≥ que tiene demandada a la instancia con un juicio laboral porque Mart√≠nez Loredo no lo indemniz√≥ despu√©s de terminar sus obligaciones laborales. Tampoco le cumpli√≥ con el salario que le prometi√≥. Le llev√≥ a la dependencia 6 juicios laborales, de los cuales asegura que gan√≥ 4 y 2 se encuentran pendientes. Trabaj√≥ tambi√©n como asesor de la contadur√≠a mayor de hacienda durante dos a√Īos y medio. Ahora es asesor del ayuntamiento de Matehuala, fue s√≠ndico en Villa de Ramos y asesor durante 5 a√Īos en Soledad.

En la etapa de preguntas, Ni√Īo dijo que su primera acci√≥n como auditor ser√≠a integrar un equipo de trabajo eficiente y con conocimientos b√°sicos en auditoria. Asegur√≥ que el √≥rgano fiscalizador cuenta con esquemas eficientes, pero lo que hace falta es respeto mutuo entre el congreso y la dependencia en cuanto a sus √°mbitos de competencia. ‚ÄúSi permiten la libertad, la auditoria va cambiar, se va sanear la imagen de la dependencia y el congreso‚ÄĚ. Les dijo a los diputados que cometieron un grave error jur√≠dico en cuanto a la forma y tiempo, al rechazar los informes finales de las cuentas 2016 de los municipios, que ya hab√≠a aprobado la cartera de vigilancia, as√≠ como acordar en el pleno el rechazo a los informes de las cuentas de los tres poderes, sin argumentarlo. Por lo que incluso el procedimiento podr√≠a ser materia de una controversia constitucional, que retrasar√≠a el dictamen hasta el 2021.

¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬† Otro ex empleado de la auditoria que busca el m√°ximo cargo es el litigante Juan Jos√© Fr√≠as Aguilera, que se desempe√Ī√≥ durante 7 a√Īos como coordinador de ejecuci√≥n fiscal, hasta febrero del 2014 que fue despedido. Adem√°s de demandar a la dependencia para que lo indemnizara, denunci√≥ ante la procuradur√≠a de justicia a Mart√≠nez Loredo y le promovi√≥ en el congreso un juicio pol√≠tico. Lo acus√≥ de uso indebido de recursos p√ļblicos, no ser elegible para el cargo. Lo defini√≥ como un delincuente de cuello blanco. En contraparte, Fr√≠as fue acusado de extorsi√≥n y chantaje por ex presidentes municipales que entregaron a la auditoria escritos y copias de dep√≥sitos que le hac√≠an por asesor√≠as ficticias. Empleados de la dependencia lo denunciaron por acoso laboral. El litigante fue tambi√©n asesor jur√≠dico del congreso de 1990 a 1993 y director de ejecuci√≥n fiscal en el ayuntamiento de Soledad del 2000 al 2002. En su encuentro con los legisladores, Fr√≠as expuso que la sociedad potosina exige y merece trasparencia, resultados positivos en el manejo de los recursos p√ļblicos. ‚ÄúLa gente ya est√° harta de los actos de impunidad y corruptelas, de que las autoridades, lejos de aplicar la ley, se preocupan m√°s por los intereses pol√≠ticos y personales‚ÄĚ.

¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬† La actual encargada de la auditoria, Roc√≠o Elizabeth Cervantes Salgado busca ser electa para el cargo los pr√≥ximos 7 a√Īos. Cervantes tiene m√°s de 22 a√Īos como empleada del √≥rgano fiscalizador. Se ha desempe√Īado como auxiliar de auditora, auditora, supervisora de fiscalizaci√≥n municipal, coordinadora de auditoria especial de fiscalizaci√≥n gubernamental y organismos descentralizados. En junio del a√Īo en curso, se le design√≥ encargada del despacho, tras la renuncia de Mart√≠nez Loredo y sus cercanos colaboradores. A Cervantes se le ubica como la carta secreta del secretario de gobierno, Alejandro Leal Tov√≠as, para ser la pr√≥xima titular. Cuenta con el apoyo de por lo menos dos legisladores de la cartera de vigilancia. Podr√≠a integrar la terna que se someta a votaci√≥n. En entrevista con los diputados, se le cuestion√≥ sobre la existencia de la n√≥mina secreta que oper√≥ Mart√≠nez. Las acciones a implementar para mejorar la deteriorada imagen de la auditoria y si estaba impedida para contender por el cargo. Cervantes adelant√≥ que concluida la pesquisa sobre la n√≥mina alterna, presentar√≠a la denuncia ante la procuradur√≠a. Afirm√≥ no estar impedida para contender, ya que la ley interna contempla se reelija el titular. Cervantes cuenta con las simpat√≠as del secretario de finanzas, Jos√© Luis Ugalde. Le dijo a los diputados que las corruptelas se deben a la falta de supervisi√≥n y no fomentar valores √©ticos entre el personal.

           Busca ser auditor superior, el actual director de administración y finanzas de la secretaría de comunicaciones y transportes del gobierno estatal, Víctor Lomelí Guerrero que hasta febrero del 2014 ocupó el cargo de contralor interno de la auditoria. En el sexenio de Marcelo de los Santos fue subdirector de recaudación y política fiscal. Desde el 2009 hasta 2013 trabajó en el ayuntamiento de San Luis Potosí como auditor, jefe de departamento y un breve tiempo oficial mayor.

es content solo

Carreras y Ochoa miden fuerzas en las elecciones internas de los notarios

En la elección del nuevo líder del Colegio de Notarios de San Luis Potosí, como en otros frentes, medirán fuerzas los seguidores del gobernador Juan Manuel Carerras contra los simpatizantes del influyente diputado federal, Cándido Ochoa Rojas, que tiene infinidad de adeptos en todas las dependencias, poder judicial, legislativo y varios ayuntamientos.

El que deja el cargo es Antonio √Āvila Chalita, identificado con Ochoa. Se reeligi√≥ durante 4 veces consecutivas para completar 8 a√Īos de absoluta negligencia y frivolidad. Se dedic√≥ a viajar por todo el pa√≠s, en particular a Saltillo, a donde asisti√≥ a los concursos de paella. Nunca defendi√≥ al gremio en predicamentos, como al fedatario n√ļmero 3, Rub√©n Gonz√°lez L√≥pez, al que acusaron de un fraude millonario por la venta de terrenos. Hace poco recuper√≥ la libertad por esfuerzos propios.

Pero el caso de mayor esc√°ndalo que √Āvila ignor√≥ fue el del notario n√ļmero 21, Gerardo¬†Parra Esp√≠nola, al que, de manera abierta y sin escr√ļpulos, C√°ndido Ochoa trat√≥ de quitarle el fiat, ya que se trata de una de las instancias de mayor bonanza en la entidad.

Ochoa y √Āvila Chalita tratan de mantener el control a trav√©s de la notaria n√ļmero dos, Paulina de Antu√Īano Mier, que ocup√≥ el cargo de secretaria. Cada mi√©rcoles acude a los encuentros ciudadanos del alcalde de la capital, Ricardo Gallardo Ju√°rez. Ochoa y Gallardo tienen un pacto de sangre a trav√©s del diputado local, Jos√© Guadalupe Torres S√°nchez, que antes fue regidor, consejero y secretario del ayuntamiento de Soledad, enclave pol√≠tico del tambi√©n empresario de pollos.

En el bloque de Ochoa figura el ex secretario de gobierno, Juan Carlos Barr√≥n Cerda. Su ex jefe, Fernando Silva Nieto, lo trat√≥ de promover como candidato a la alcald√≠a de la capital. Se le ubica como el fedatario m√°s influyente de la entidad. Casi due√Īo de los tr√°mites que realiza el Infonavit, Fovissste e instituciones bancarias. El √ļnico que le compite es Parra, por lo que Ochoa trat√≥ de pulverizarlo.

Tambi√©n sigue a Ochoa el notario p√ļblico n√ļmero 22, Jacinto L√°rraga, adem√°s, presidente de la Fundaci√≥n Colosio. Otro es el fedatario n√ļmero 28, Carlos Alberto Ordo√Īez Vogel, muy cercano a las directrices que le marca L√°rraga. El ortodoxo notario n√ļmero 4, Octaviano G√≥mez y la dos, Magdalena Sof√≠a Foyo Mancilla. El notario 23, Juan Gerardo Zamanillo Olvera, hasta hace poco, secretario del gabite t√©cnico de Soledad. Sali√≥ del cargo por intrigas del dirigente estatal del PRD, Jos√© Luis Fern√°ndez, ya que le podr√≠a entorpecer sus aspiraciones por convertirse en diputado local.

Carreras apuesta al triunfo con el notario n√ļmero 17, Alfonso Leal Bravo, hijo del ex catedr√°tico de la facultad de derecho de la universidad aut√≥noma, Alfonso Leal Varela, lo que podr√≠a sumarle simpat√≠as adicionales. Lo apoya el notario 15, Maurio Mier Padr√≥n, hermano del ex diputado local panista y ex presidente de Industriales Potosinos, Carlos Mier Padr√≥n.

En el ala de Carreras se apunt√≥ el notario 36, el ex secretario de gobierno, Alfonso Castillo Machuca, brazo derecho del ex mandatario panista, Marcelo de los Santos Fraga. En el mismo bloque aparece el fedatario 33, Leopoldo de la Garza Marroqu√≠n, hermano del belicoso litigante, Jos√© Mario de la Garza Marroqu√≠n. Figuran los institucionales, el n√ļmero 8, Roberto Casta√Ī√≥n Ruiz, la 31, Laura Carrillo Farf√°n y el 7, Francisco Corripio Ahumada.

Leal Bravo busca aglutinar el gremio y acabar con las ilegales sucursales de notar√≠as, como la de Foyo Mancilla en Villa de Reyes, cuando tiene su sede en Santa Mar√≠a del R√≠o. Lo mismo hace el ex diputado local y ex dirigente del PRI, el notario 14, Miguel √Āngel Mart√≠nez Navarro, quien tiene su domicilio en Melchor Ocampo 213, en el centro hist√≥rico, pero maneja una filial a trav√©s de su hermano, Jos√© Luis Mart√≠nez Navarro en Xilitla.

Leal busca romper el control monolítico de Ochoa y sus seguidores, que tratan de quedarse con los nuevos fiats y no se expidan más donde no existen, como en Salinas. O donde sólo hay un prestador del servicio, como en Venado y Villa de Arriaga, lo que provoca, se trate al ciudadano con prepotencia y costos elevados.

es content solo

Le exigen a Federico Garza encontrar a los desaparecidos

En medio de protestas de familiares, amigos y activistas que portaban pancartas, lonas con fotograf√≠as y datos de los potosinos desaparecidos, compareci√≥ ante los diputados locales el procurador de justicia Federico Garza Herrera, quien asegur√≥, hubo 314 personas en calidad de desaparecidas. Se han localizado 275, de las cuales 197 son mujeres y 128 hombres. Afirm√≥ que en la actualidad, se busca a 39, de las cuales 19 son mujeres y 20 hombres. Las cifras del funcionario fueron rechazadas por los manifestantes que le gritaron ‚Äúno es cierto, son mentiras, te ayudamos a contar¬Ľ.

El diputado del Verde Ecologista, Manuel Barrera Guillén, cuestionó la falta de avances en las investigaciones. Mencionó al ex policía, Mauro Basarte, hijo de la trabajadora del congreso, Alicia Alvarado. Le pidió ser sensible en sus respuestas a los familiares, ya que se trataba de personas y no de simples estadísticas. El procurador aseguró que existen diferentes líneas de investigación. Dijo entender el reclamo de los familiares, por lo que se hace todo lo necesario para localizarlos.

Barrera le espet√≥ que no les convenc√≠an sus respuestas. El funcionario le se√Īal√≥ que no ven√≠a a convencer a nadie y que iba a informar los datos con los que se contaba en la dependencia. El legislador, molesto, abandono el recinto y sali√≥ con algunos familiares de las v√≠ctimas.

En su turno, la diputada panista Xitlálic Sánchez Servín insistió sobre el tema y calificó de irresponsables las declaraciones de Garza, al declarar en una entrevista, que las personas desaparecidas, se fueron con el novio. Exigió más trabajo y mejoras al nuevo sistema de justicia penal, donde las víctimas se vuelven culpables y los delincuentes inocentes.

Garza Herrera se defendi√≥. Le respondi√≥ que no compart√≠a sus apreciaciones, ya que nunca generaliz√≥. Se refiri√≥ a algunos casos. Afirm√≥ compartir la lucha que realizan los manifestantes a los que apoya con labores de 24 horas. Inform√≥ que en los pr√≥ximos d√≠a se pondr√° en marcha el protocolo Alba, para actuar en el caso de mujeres y ni√Īas desaparecidas.

Le dijo a los diputados que el pr√≥ximo a√Īo realizar√° una limpia de funcionarios en la procuradur√≠a. Saldr√°n quienes no son efectivos. Se quej√≥ de la falta de recursos y elementos de la polic√≠a ministerial, menos de los que se ten√≠an en el sexenio de Fernando Silva Nieto.

A√Īadi√≥ que mil 66 funcionarios de la procuradur√≠a se han sometido a investigaciones por actos de corrupci√≥n y otros il√≠citos, de los cuales 80 son agentes del ministerio p√ļblico. Se han consignado a 55 y el resto est√° en tr√°mite en la visitadur√≠a de la dependencia.

El legislador del PRI, √ďscar Bautista, demand√≥ se atienda a los familiares de los desparecidos y que la mesa especial de v√≠ctimas los mantenga informados de los avances en cada uno de los casos. Antes de la comparecencia de Garza, la activista Roc√≠o Hern√°ndez, de la plataforma 24 A, ley√≥ un manifiesto donde exigi√≥ el cese del funcionario por la falta de resultados en las pesquisas y detener la ola de violencia en el estado.

Garza atendió a varios de los afectados ante los que se comprometió iniciar el próximo jueves mesas de trabajo para atenderlos a todos. Una tía de la joven Cinthya Paola Castro, maestra desparecida el 4 de octubre, con lagrimas suplicó los respaldara para encontrar a los potosinos que no están presentes.

es content solo

Carreras s√≠ manda… en la Oficial√≠a Mayor

El gobernador Juan Manuel Carreras L√≥pez se mueve en las inercias. Lleg√≥ al cargo para proteger las corruptelas de su antecesor Fernando Toranzo, como su primer gran encomienda. En un segundo momento, ha sido incapaz de dar un golpe de tim√≥n que cambie la l√≥gica pol√≠tica que ha prevalecido. Su primer a√Īor de gestiones lo us√≥ para continuar el p√©simo desempe√Īo del galeno, lleno de fracasos. Fue indolente, ajeno a los problemas de los potosinos. Se mostr√≥ ap√°tico, ab√ļlico, no genera esperanza. No entusiasma, no tiene rigor, vigor ni esp√≠ritu. Carece de aliento, visiones de c√≥mo se debe conceptualizar el destino. Es un reh√©n por la falta de decisiones. Habla el consultor externo en temas pol√≠ticos y legislativos, Oswaldo R√≠os Medrano.

-Te has desempe√Īado como un cr√≠tico feroz de Carreras. ¬ŅC√≥mo es que se impuso, cuando era el m√°s pusil√°nime, el que menos opciones ten√≠a, ya que compiti√≥ contra el magnate Juan Carlos Valladres. El dirigente nacional de los transportistas, El√≠as Dip. El ex diputado federal, Jos√© Ram√≥n Martell. El ex diputado local, Jes√ļs Ram√≠rez Stabros?.

-La llegada de Carreras se explica por lo que el polit√≥logo Jes√ļs Reyes Heroles llam√≥ ciencia, paciencia y circunstancia. Ciencia porque tiene un doctorado en derecho por la Universidad Nacional Aut√≥noma de M√©xico. Paciencia, ya que como funcionario, se supo adaptar a las diversas coyunturas. Consigui√≥ estar cerca del ex gobernador Horacio S√°nchez Unzueta. Logr√≥ algunos v√≠nculos con el ex mandatario Fernando Silva Nieto. En la alternancia nacional, tuvo la habilidad de cobijarse bajo el proyecto pol√≠tico del panista Felipe Calder√≥n. En la √ļltima parte del sexenio de Toranzo, a todo mundo sorprendi√≥ que Carreras, se√Īalado por sus v√≠nculos con los panistas, llegara a ocupar la cartera del ramo educativo donde manej√≥ el 60% del presupuesto de la entidad. Le permiti√≥ hacer labores proselitistas con un tema tan loable como el de la ense√Īanza. Se le dio la alternativa de construir un acuerdo con el partido Nueva Alianza para moverse en una l√≥gica de mayor libertad. La llegada a la Sege no la decidi√≥ Toranzo. Se hizo en la presidencia de la rep√ļblica, en un grupo cercano al presidente Enrique Pe√Īa, donde Carreras ten√≠a v√≠nculos que construy√≥ a√Īos atr√°s. Era una corriente muy enquistada al ex secretario de hacienda, Luis Videgaray y el titular de turismo, Enrique de la Madrid. Es como se explica su ascenso, ya que no se le vio en la palestra estatal y nacional. Hab√≠a entendido la ruta para llegar a la gubernatura. La construy√≥ desde M√©xico. Su habilidad fue que nadie se percatara de su destreza para construirla. Tambi√©n supo de las mediaciones que hizo Toranzo y el gobierno federal para buscar una salida negociada. Cuando llega Carreras, Toranzo lo acept√≥ en su gabinete, porque ya hab√≠a una serie de compromisos pactados de qui√©n ser√≠a el candidato. No fue una decisi√≥n de galeno, que result√≥ un eficiente encomendador y ejecutor de las instrucciones presidenciales.

-Ya manejaste los resortes nacionales que impulsaron a Carreras. ¬ŅNo es mucho concederle a un personaje gris e inepto como Toranzo?. ¬ŅNo se debe rastrear m√°s atr√°s, llegar al ex gobernador Horacio S√°nchez Unzueta, que traz√≥ el camino con Fernando Silva, que antes de sucederlo, estuvo al frente del sector educativo?.

-El camino que sigui√≥ Carreras fue el que recorri√≥ antes Silva Nieto. Incluso lo destap√≥ en su cumplea√Īos el sindicato del magisterio. La llegada de Carreras a la Sege, el empoderamiento de los profesores, el uso pol√≠tico del Panal y la alianza a favor del doctor en derecho, fue un tema que en nada se relaciona con S√°nchez Unzueta ni Silva Nieto. Se vincula al grupo cercano al presidente Pe√Īa Nieto, que desde a√Īos previos puls√≥ las aspiraciones de Carreras. Cuando lleg√≥ a la capital a relanzar su carrera pol√≠tica, ya ven√≠a con la bendici√≥n de la presidencia. Todo mundo crey√≥ que Toranzo era un gran operador, al imponer a su candidato. La realidad es que no lo hab√≠a elegido. Toranzo s√≥lo se allan√≥ a los t√©rminos de un relevo dirigido y planificado en Los Pinos con mucho tiempo antes de ser nominado. En todo caso, enga√Īaron a los dem√°s aspirantes, que se imaginaron con posibilidades cuando nunca estuvieron en el √°nimo de Pe√Īa ni de Toranzo. Fueron acuerdos pactados.

-Muchos llamaron traidor a Carreras porque se puso la camiseta del PAN y le levant√≥ a Calder√≥n la mano en un mitin de la Plaza del Carmen. Despu√©s en un festejo de la Fundaci√≥n Colosio, fue el orador central, contra la voluntad del presidente del PRI, √Āngel Castillo, y otras gentes de rancia militancia.

-La imagen de Carreras con la playera del PAN donde apoya las campa√Īas panistas, se explica por su amistad con Felipe Calder√≥n. Toranzo lo design√≥ como orador en el acto luctuoso de Colosio, un a√Īo antes de las elecciones. Hay dos espejos que influyen en la vida pol√≠tica de Carreras. Uno es lo que quisiera ser. Admira de manera profunda a Calder√≥n, un ex presidente pol√©mico. Hay un gran debate sobre sus decisiones de pol√≠tica p√ļblica, en el tema del combate a la inseguridad. ¬ŅFue o no la alternativa que se necesitaba para atemperar el fen√≥meno de la violencia?. Lo que no se puede negar a Calder√≥n es que le entiende a la pol√≠tica y ejercicio del poder. El otro espejo es Toranzo, que lo cobij√≥ para ser impuesto. Y si hay una caracter√≠stica distintiva de la forma en que ejerci√≥ el gobierno fue en realidad no ejercerlo. Fue un hombre claudicante. Explicaba sus decisiones a partir de arrebatos hep√°ticos. Un gobernador emocional, carente de resultados, muy corrupto. Solap√≥ los saqueos que tuvo a su lado. Son los dos espejos donde se debate la figura de Carreras, que trata de definirse. Obtuvo de los dos impulso pol√≠tico para su proyecto personal. Lo que nos han explicado sus primeras acciones es que contin√ļa el toranzato. No entiende que el voto obtenido en el 2015, era para el recambio

… contin√ļa (tomado de la versi√≥n impresa, SEPTIEMBRE 2016)

 

 

es content solo

Carreras no resuelve el mínimo problema, opta por esconderse de la ciudadanía

A el primer a√Īo del sexenio del doctor en derecho, Juan Manuel Carreras, no se notan cambios sustantivos respecto a su antecesor Fernando Toranzo. Su desempe√Īo ha sido catalogado como opaco, nulo y sin ning√ļn inter√©s por sacar adelante a la entidad. ‚ÄúNo existe el √°nimo por atender las cuestiones de seguridad, donde existen serios problemas. En algunas carreteras no se puede transitar a ciertas horas, las controlan grupos delictivos. Traer gente de otros lados para atender el asunto, no es la mejor alternativa, porque responden a intereses personales. No hay oportunidades para los j√≥venes. La pobreza en las zonas marginales y rurales se acentu√≥. Faltan nuevas fuentes de trabajo que permitan superar la dif√≠cil circunstancia econ√≥mica que se vive. En lo educativo, acaban de iniciarse clases en las universidades, donde creci√≥ el n√ļmero de rechazados. Los costos son casi iguales a los centros privados. En el tema de la salud, el hospital central est√° saturado y los m√©dicos no dan abasto en atender a los m√°s necesitados. Sin duda, lo √ļnico que podemos notar es una pol√≠tica del menor esfuerzo. Es decir, no hay inter√©s por atender alg√ļn rubro¬Ľ, destac√≥ el dirigente estatal del Movimiento de Regeneraci√≥n Nacional, Sergio Serrano Soriano.

El ex candidato a gobernador indic√≥ que ¬ęsi hacemos un recuento del desempe√Īo de Carreras, nos encontrar√≠amos que ha sido nulo. Apenas inaugur√≥ el libramiento Valles-Tamu√≠n, que fue una obra de varios sexenios atr√°s. Se habla que reforest√≥ la Sierra de San Miguelito, un tema que maneja cada gobernador que pasa, sin resolverlo. El congreso local lo exhort√≥ para que fuera declarada √°rea natural protegida, pero hizo caso omiso, prefiere proteger los intereses de los desarrolladores urbanos. Sobre el tiradero t√≥xico de Palula, lo m√°s cercano que hemos escuchado es lo que dijo el secretario de gobierno, Alejandro Leal Tov√≠as, que es de Matehuala. Coment√≥ que apoyar√°n a la empresa. El gobernador Carreras no habl√≥ al respecto. Aunque buscan llevarse el agua de la huasteca a Monterrey, el se√Īor se qued√≥ callado, sin meter las manos. Ahora tienen el proyecto del metrob√ļs, que seg√ļn mi punto de vista, s√≥lo habr√° de empeorar los problemas con los vecinos de las zonas donde cruzar√°, ya que tumbar√°n miles de √°rboles. No van a reponer ninguno¬Ľ.

Serrano record√≥ la gris campa√Īa de Carreras. ¬ęSiempre busc√≥ pasar desapercibido en los debates, como lo hace ahora. Se llegaron a cancelar algunos porque no acudi√≥. No quer√≠a que se tocara cualquier asunto, ya que no era capaz de hacer alguna propuesta. Lo sorprendente es que trabaj√≥ como bur√≥crata del ex presidente Felipe Calder√≥n y el ex gobernador Fernando Toranzo. En los debates, lo cuestion√©, qu√© iba a hacer con las tropel√≠as, abusos y desfalco de recursos que hizo su ex jefe. Baj√≥ la voz para decir que lo iba a castigar. Existen evidencias de los malos manejos, pero no hace nada. El alcalde de la capital, Ricardo Gallardo Ju√°rez, ya se le mont√≥, parece el verdadero gobernador. No podemos olvidar que Carreras gan√≥ con la compra de votos. Hizo un acuerdo con Gallardo, para que lo apoyara, en lugar del perredista Fernando P√©rez Espinosa. Provocaron una mezcolanza, lo que aument√≥ las dudas de la gente sobre la verdadera ideolog√≠a de los partidos‚ÄĚ.

¬ęPodemos decir que tales tratos y corrupciones que existen en la entidad provienen de la etapa del ex gobernador Horacio S√°nchez Unzueta y Fernando Silva Nieto. Son los que mantienen el control pol√≠tico desde hace muchos a√Īos. Imponen personajes cada vez m√°s opacos, que no est√°n dispuestos a hacer algo por la ciudadan√≠a. Lo √ļnico que les interesa es mantener el estatus quo, para vivir c√≥modos. No tiene deseos de gobernar. Ni siquiera resolver problemas tan m√≠nimos como el de los taxistas con Uber. Lo √ļnico que podemos esperar es que todo se deteriore, dejar un gran espacio para que otra gente act√ļe, como la delincuencia organizada. Sin duda, Juan Manuel Carreras, no ha sido m√°s que un bur√≥crata de medio pelo, que s√≥lo le interesa su beneficio. Despu√©s buscar√° esconderse m√°s y adoptar√° actitudes como las de Toranzo que en los √ļltimos a√Īos de sus gestiones, se volvi√≥ prepotente, capaz de cometer cualquier fechor√≠a y actos de fuerza contra la gente¬Ľ.

¬ęToranzo cuando menos hizo el intento de castigar algunos desmanes, como los de la ex vocera gubernamental, Mar√≠a Luisa Paul√≠n. Encerr√≥ tambi√©n al ex secretario de finanzas, Joel Azuara y le fij√≥ una multa estrepitosa al contador p√ļblico Marcelo de los Santos Fraga. Pero Carreras no castig√≥ a su ex jefe por los negocios que hizo junto con su familia. Ahora de nuevo, todos meten las manos a las arcas, prefieren nadar de a muertito. Estamos inmersos en un mar de corrupci√≥n. Prevalece una cultura pol√≠tica nacional que permite a las autoridades sacar ventaja de sus actos. No hacen nada por la entidad, porque saben que no habr√° consecuencias de ning√ļn tipo. Cuando termine su periodo, habr√° alguien del partido que sea que les cubrir√° las espaldas. Es lo que sopesan para no rendir cuentas a nadie‚ÄĚ. Serrano enfatiz√≥ que ante la ausencia de Carreras en su gobierno, las pr√°cticas corporativas y clientelares del alcalde Ricardo Gallardo Ju√°rez ganan terreno.

El doctor en derecho le ha permitido crecer al edil, que con su populismo se afianza, es un peligro, un cacique al estilo de Carlos Jonguitud y Gonzalo Santos. ¬ęLo √ļnico distinto es que el perredista reparte despensas y purificadoras de agua con los recursos que se deber√≠an destinar para obras que beneficien a los potosinos, brindar servicios eficientes y generar empleos. Pero la ciudad est√° llena de baches. Prometi√≥ resolverlos en 100 d√≠as, despu√©s en un a√Īo, que ya concluy√≥ y el problema sigue igual. El gobierno estatal y municipal no sirven para revolver ning√ļn tipo de problema. Uno se esconde y el otro hace proselitismo electoral. El panorama para San Luis Potos√≠ es de desconsuelo. Ojal√° que Carreras tome las riendas o la ciudadan√≠a se hundir√° en la espiral de la delincuencia, inseguridad, corruptelas, pobreza y desempleo¬Ľ.

es content solo

Carreras presume logros del primer mundo

Sin protestas incómodas y con un escenario repleto de empleados uniformados de los programas federales como Prospera, Seguro Popular, desayunos escolares que fueron colocados en forma estratégica en la sala principal del Centro de Convenciones, y que las cámaras de televisión mostraban cuando se mencionaron los logros alcanzados en tales rubros, el doctor en derecho Juan Manuel Carreras López rindió su primer informe de actividades donde destacó la llegada de las armadoras de automóviles, General Motors, BMW y Ford. Las tres gestionadas por el gobierno federal.

Asegur√≥ que ahora la entidad se convirti√≥ en polo mundial de la industria automotriz. Ocupa el sexto lugar en inversiones extranjeras y cuarto nacional con menor tasa de desempleo. En el halague√Īo recuento manej√≥ incontables cifras que alud√≠an a un sitio del primer mundo. Como lo dijera antes al asumir el cargo y empecinado en garantizarle impunidad a su antecesor e impulsor Fernando Toranzo, reiter√≥ combatir las corruptelas y respetar la libertad de prensa. Como lo marca la norma federal, mim√©tico, insisti√≥ en que se contar√° con un sistema estatal anticorrupci√≥n y un fiscal independiente, por lo que ya se encuentran las iniciativas en el congreso.

Aunque las cifras y hechos lo desmienten, machac√≥ que San Luis es un estado seguro, comparado con otros. Lo ubic√≥ entre los 10 con menor incidencia delictiva. Ocult√≥ el incremento que se registr√≥ en su primer a√Īo en ejecuciones, secuestros y robos a domicilios. La procuradur√≠a de justicia no cuantific√≥ tan solo en el a√Īo anterior, 10 mil 231 hechos delictivos. Exalt√≥ que la dependencia se moderniz√≥ en t√©rminos administrativos como nunca en la historia. Presumi√≥ castigar a los feminicidas, pero sin dar cifras ni referentes.

Asegur√≥ que el combate al rezago educativo ¬ęno tiene precedentes¬Ľ, ya que hay m√°s y mejores escuelas. Las matr√≠culas en el √°mbito medio y medio superior registraron incrementos del 5 y 5.5%. Aunque en las cl√≠nicas faltan m√©dicos y medicinas, resalt√≥ que en el rubro de salud, San Luis Potos√≠ ocupa el primer lugar nacional con mayor cobertura de acceso, con un mill√≥n 506 mil potosinos afiliados al Seguro Popular. Con el apoyo del gobierno federal va a transformar el Hospital Central en otro de especialidades, en los pr√≥ximos dos a√Īos.

Aunque han crecido los flujos migratorios a Estados Unidos, por la falta de apoyo a los campesinos, Carreras alarde√≥ que logr√≥ incrementar las cosechas agr√≠colas en un 6 %, lo mismo la pecuaria. Se concluy√≥ el hist√≥rico y rezagado Pujal Coy. ‚ÄúNos preparamos para tener un campo fuerte y con mayor rentabilidad¬Ľ. Habl√≥ de logros en infraestructura carretera. Aludi√≥ al presidente Enrique Pe√Īa Nieto que inaugur√≥ el libramiento Valles-Tamu√≠n. Anunci√≥ para el 2018 un nuevo aeropuerto que construir√° la iniciativa privada.

Aunque sus colaboradores y un ej√©rcito de simpatizantes trataron de proyectarlo como un gobernante entusiasta y cumplido, por en√©sima vez le quit√≥ los reflectores el pol√©mico y protagonista alcalde de la capital, Ricardo Gallardo Ju√°rez, que desde su llegada al recinto, acapar√≥ a reporteros, fot√≥grafos y seguidores que buscaron saludarlo y tomarse una placa, como si fuera un artista internacional. Fue el √ļnico edil que lleg√≥ hasta la escalinata del Centro de Convenciones en su lujosa suburban, rodeado de acompa√Īantes y guaruras. Los dem√°s mun√≠cipes tuvieron que caminar, ya que no permitieron la entrada de veh√≠culos. Perdido en la multitud, solitario, cabizbajo, con el leve cojeo de una pierna, apareci√≥ el maximato en declive, Horacio S√°nchez Unzueta. Ex jefe de Carreras, que lo aludi√≥ como invitado junto a los otros ex gobernantes, Florencio Salazar, Teofilo Torres Corzo y Fernando Silva Nieto, al t√©rmino del informe, S√°nchez Unzueta se retir√≥ discreto, en el anonimato. Gallardo, por su parte despu√©s de m√ļltiples y f√°ciles entrevistas, incansable de saludar a quienes lo buscaban, entr√≥ al recinto, acompa√Īado de su escudero y fiel sirviente, el edil de Soledad, Gilberto Hern√°ndez Villafuerte. Lo volvieron a abordar m√°s reporteros tard√≠os, pero una bola de asistentes le abri√≥ paso para que entrara al sitio, porque estaba por comenzar el mensaje de Carreras.

Ya sólo faltaba el doctor en derecho en rendirle pleitesía a Gallardo, al que aludió en sus saludos de los invitados especiales, que encabezó el secretario de salud, José Narro, A los demás alcaldes los mencionó en lo general. En cambio los subordinados de Carreras que organizaban la entrada al salón fueron groseros con el edil de Tanlajás, Domingo Rodríguez Martell. Con el de Ahualulco, Federico Monsiváis y con el de Tampacán, Filemón Hilario Flores. En la lista se sumó al de Tamuín, Aquismón, Alaquines, Cedral, Armadillo, Villa de la Paz y un regidor de la capital del PT a los que no les ofrecieron un asiento. Tuvieron que escuchar parados más de 10 minutos.

Alentados por Rodríguez Martell, los alcaldes, molestos, se negaron a ocupar los asientos que con apuros, les encontraron los organizadores y edecanes. Les dijeron que iban a acceder si estaban todos juntos. Incluso amenazaron con retirarse. En un acto desesperado, los anfitriones optaron por levantar a otros invitados para acomodar a los quejosos. Al término del acto protocolario, la edil de Alaquines, María Leónides Zecaida López, se quejó de la descortesía por desplazar de lugares a otros invitados. Resaltó que los ediles ya tenían un sitio reservado que no se respetó.

es content solo

Carreras le garantizó impunidad a Toranzo por haberlo promovido como su relevo

Reh√©n de las facciones que lo llevaron al cargo, acusado de ganar los comicios con un fraude de estado, vilipendiado por el alcalde de la capital Ricardo Gallardo Ju√°rez, que lo ha enterrado con su atroz protagonismo, a casi un a√Īo de omisiones, el mandatario Juan Manuel Carreras no tiene una obra significativa que sintetice el cambio lleno de esperanzas que prometi√≥ a los potosinos. Aunque alarde√≥ castigar las corruptelas e impunidades, se convirti√≥ en un feroz defensor de los latrocinios cometidos por su antecesor y principal mecenas, el galeno de baj√≠simo perfil, Fernando Toranzo, que se confabul√≥ con el actual diputado federal, C√°ndido Ochoa Rojas, un factotum con gran influencia en el gabinete estatal, poder legislativo y judicial. Acusado de traicionar al PRI para brincarse c√≥modo al sexenio del panista Felipe Calder√≥n, Carreras tambi√©n fue exhibido de alterar sus declaraciones patrimoniales que acrecent√≥ desmedido como titular del sector educativo. En su corto mandato, las ejecuciones, secuestros, robos y asesinatos se incrementaron en t√©rminos geom√©tricos. Su gran respuesta institucional fue que Guanajuato est√° peor. Huidizo, sin car√°cter, complaciente con los diversos grupos que lo presionan, ha optado entronizar el esquema del dejar hacer y pasar. Sus propios correligionarios lo han estigmatizado: Toranzo y Ochoa lo pusieron de tapadera. Incluso, que ya form√≥ su propio equipo de recaudadores, para saquear las arcas.

En la amplia gama de aspirantes a la gubernatura, Carreras era el que menos opciones ten√≠a, por renunciar a su sempiterna doctrina para convertirse en repentino panista y colaborar con su ex compa√Īero de la Escuela Libre de Derecho, Felipe Calder√≥n, que lo ubic√≥ como director de la Comisi√≥n Reguladora de la Tenencia de la Tierra y luego titular del Fideicomiso de Ahorro de la Energ√≠a El√©ctrica. La llegada de Carreras tiene como hist√≥rico antecedente la debacle del PRI en Soledad, donde en 20 a√Īos no han podido recuperar la alcald√≠a por las diversas negociaciones de las c√ļpulas. La debacle comenz√≥ con el ex gobernador de cuatro a√Īos, Horacio S√°nchez Unzueta, que para desmantelar el cacicazgo del ex l√≠der de la CTM, Jos√© Guadalupe Vega Mac√≠as, para derrotar a su hija, Magdalena Vega Escobedo, infl√≥ como adversario a trav√©s del extinto Partido Aut√©ntico de la Revoluci√≥n Democr√°tica, a su delf√≠n, el litigante Roberto Cervantes Barajas, que se impuso sin mayores dificultades. Protegido por su oscuro impulsor, repiti√≥ despu√©s en la alcald√≠a con las siglas del PRD. En las dos veces exprimi√≥ el erario para su ventaja personal. Adem√°s de otros padrinos, Carreras inici√≥ su despegue local a la sombra de S√°nchez Unzueta y su alfil Fernando Silva Nieto, que lo hicieron delegado de programaci√≥n y presupuesto, secretario de desarrollo social, secretario de finanzas y diputado federal, donde trab√≥ amistad con Calder√≥n.

Pero a Carreras tambi√©n lo favoreci√≥ su tarea de cargarle el malet√≠n al que se desempe√Ī√≥ como embajador de M√©xico en Chile, Gonzalo Toribio Mart√≠nez Corbal√°, ¬ęmaestro pol√≠tico¬Ľ del ex presidente Carlos Salinas que lo puso al frente del Issste y del Infonavit. Luego lo envi√≥ de gobernador interino, para suplir a otro interino, Te√≥filo Torres Corzo. Adem√°s lo us√≥ para ensayar la asonada reeleccionista, que le pudo servirle para perpetuarse otro sexenio. Mart√≠nez Corbal√° obligado a convocar a nuevos comicios, renunci√≥ a su encargo temporal para registrarse como el favorito de la charada electoral. Las protestas alcanzaron rango nacional y pudieron desencadenar una revuelta civil. En su desastroso paso por San Luis, siempre tuvo de confidente cercano a Carreras L√≥pez. Para contener y desacreditar al l√≠der c√≠vico Salvador Nava, Salinas determin√≥ que concluyera el sexenio su yerno Horacio S√°nchez Unzueta, que tuvo de f√°ciles opositores a su suegra, Concepci√≥n Calvillo Alonso. Por las concertacesiones de Salinas con la dirigencia nacional, acept√≥ f√°cil la derrota el panista Jorge Lozano, que luego fue premiado como senador y alcalde de la capital, donde hizo millonarios negocios. Desde entonces S√°nchez Unzueta se convirti√≥ en el maximato. Impuso en la contienda interna a su alumno Fernando Silva Nieto en detrimento del √ļltimo dirigente del llamado Grupo Universidad, Juan Ramiro Robledo.

S√°nchez jug√≥ un papel capital para colar al falso panista Marcelo de los Santos, que se dej√≥ ganar con fraude para favorecer a Silva. En una segunda oportunidad, de manera simult√°nea, casi ajeno a la influencia del centro, manej√≥ la pactada alternancia para empujar la llegada del contador p√ļblico. Ahora el sacrificado por el PRI result√≥ el ingenuo ex alcalde de la capital, Luis Jos√© Garc√≠a Juli√°n. En la etapa de Marcelo de los Santos, el poder tras el trono ubic√≥ como secretario de salud al m√©dico de escasas luces, Fernando Toranzo, donde empez√≥ una silenciosa campa√Īa con fines sucesorios. Horacio S√°nchez ten√≠a una doble encomienda, enterrar para siempre al √ļnico contrapeso hist√≥rico que hubo en las filas panistas, al ex senador y ex edil de la capital, Jos√© Alejandro Zapata Perogordo. Nunca se crey√≥ que fuera el candidato, compadre y amigo cercano de Calder√≥n, con el que se hab√≠a distanciado cuando decidi√≥ apoyar al ex gobernador de Guanajuato, Carlos Medina Plascencia, en la lucha por alcanzar la presidencia de la rep√ļblica. S√°nchez, aliado a Marcelo de los Santos, armaron la celada. Toranzo ten√≠a 12 a√Īos de ventaja, ya que con Silva fue director del Hospital Central Ignacio Morones Prieto y diputado local. Para evitar el desgaste, fue destapado en la fase final de los registros. Zapata mordi√≥ el polvo. S√°nchez Unzueta le dio una segunda tunda cuando intent√≥ buscar otra vez la alcald√≠a de la capital. Lo dobleg√≥ con el novato ex rector de la Universidad Aut√≥noma de San Luis Potos√≠, Mario Garc√≠a Vald√©s.

Renuente a extinguirse, Zapata insisti√≥ en buscar la gubernatura. Sin conexiones en las altas esferas de la burocracia partidista, fue pisoteado con chicanas en la pelea interna por el llamado C√≠rculo Azul, que capitanea el ex diputado federal, Juan Pablo Escobar, que col√≥ a la senadora Sonia Mendoza. Cuando Toranzo asumi√≥ el cargo, se volvi√≥ introvertido, visceral, bipolar, energ√ļmeno. Sin embargo, no pudo zafarse de la cadena que lo at√≥ a S√°nchez Unzueta, que se convirti√≥ en el inamovible presidente del patronato para regenerar el centro hist√≥rico, donde no rinde cuentas a nadie de las cifras millonarias que maneja. Mantuvo a su esposa Concepci√≥n Guadalupe Nava Calvillo como directora del Consejo Tutelar de Menores. Hizo secretario de desarrollo urbano, obras p√ļblicas y vialidades a su cu√Īado, Luis Alfonso Nava Calvillo, que sali√≥ por entregar a sus cuates en licitaciones ama√Īadas, los contratos m√°s boyantes. Por sus constantes ataques de rabia, Toranzo logr√≥ correr a los dos brazos derechos de S√°nchez Unzueta, el asesor jur√≠dico, Leonel Serrato y al jefe de asesores, Juan Jos√© Rodr√≠guez Medina, que se convirti√≥ en un feroz cr√≠tico del galeno como articulista del diario Pulso, donde antes fue director ejecutivo. El cirujano desmantel√≥ el 90% del gabinete original por sus ataques de coraje. Opt√≥ irse de pesca, abandon√≥ las oficinas para no atender a la ciudadan√≠a. Le dej√≥ la casa de gobierno a un hijo reci√©n casado. Comparti√≥ el poder con su esposa, la presidenta del DIF, Mar√≠a Luisa Ramos Segura, que hizo incontables negocios con la hacienda p√ļblica, junto con el secretario de gobierno, C√°ndido Ochoa, que enquist√≥ hasta la fecha, la mayor√≠a de las dependencias con incondicionales. Entonces se habl√≥ que en San Luis hab√≠a tres gobernantes. El ex director de los parques Tangamanga, Mart√≠n Toranzo, pidi√≥ c√°rcel para el poderoso tr√≠o, por corruptos.

Despu√©s de la primera campa√Īa para la alcald√≠a de Soledad, el comerciante pollero, Ricardo Gallardo Ju√°rez, casi qued√≥ en la bancarrota, vencido por el panista Juan Manuel Vel√°zquez. Lo oxigen√≥ Toranzo y S√°nchez Unzueta, que en su cruzada para desmantelar los m√≠nimos contrapesos regionales, ten√≠a como meta pendiente acabar con el reducto del cacique Mario Vel√°zquez, padre de la dos veces candidata del PRI, Amalia Vel√°zquez, cuyo futuro ya estaba hipotecado. Entonces iba a edificar uno nuevo, bajo su f√©rula, pero m√°s peligroso. Con el respaldo de Toranzo, Ochoa y S√°nchez Unzueta, Gallardo le gan√≥ f√°cil al panista Gerardo Zamanillo, al que ya hab√≠a vendido el dirigente estatal del PAN, H√©ctor Mendiz√°bal, que escal√≥ posiciones por el usufructo de incontables derrotas. Gallardo siempre busc√≥ contender por el PRI, peros sus impulsores lo contuvieron para mejores coyunturas. Protegido por sus financiadores, Gallardo traz√≥ un plan para eternizarse en Soledad. Se le vincul√≥ a grupos criminales para golpear e intimidar a sus enemigos, compr√≥ en cantidades millonarias la complicidad de la prensa y recurri√≥ al populismo para enraizarse en las clases marginales. Le hered√≥ el cargo a su hijo, Ricardo Gallardo Cardona. Juntos se enriquecieron al extremo de la hacienda p√ļblica. Para evitar sobresaltos, salpicaron ben√©volos a todo mundo. Pero fueron abandonados cuando Gallardo Cardona fue detenido por malversar 200 millones de pesos y presuntos v√≠nculos con la delincuencia organizada. S√°nchez Unzueta, Toranzo y Ochoa, le garantizaron al presidente Enrique Pe√Īa que podr√≠an mantener la gubernatura si le sacaban doble provecho a la captura del ex edil, que era el preferido en las encuestas para relevar al fallido galeno. Negociaron con el padre entregarle la capital, Soledad, cinco curules locales, dos federales y otros ayuntamientos a cambio de los m√°s de 200 mil votos que le consigui√≥ a Carreras, que esper√≥ sentado la victoria. La inminente alternancia con la panista Sonia Mendoza se esfum√≥ por el mega fraude electoral que hizo ganar a Carreras. Gallardo Cardona al a√Īo recuper√≥ su libertad…contin√ļa (tomado de la versi√≥n impres, JULIO 2016)