Archivo de la etiqueta: José Luis Fernández

es content solo

José Luis Fernández alias “El Chiquis”, el “enlace de dos poderes”, escupe para arriba

Igual que su jefe el gobernador Ricardo Gallardo, el “enlace de dos poderes”, José Luis Fernández, alias “El Chiquis”, también escupe para arriba. Por un lado, se opone férreo a que se integre el comité que vigile el destino de más de 2 mil millones de pesos por la venta de los terrenos de la armadora de autos Ford, que debe canalizarse a obras prioritarias en las cuatro zonas del estado. Gallardo se sacó de la manga, que lo habrá de invertir en un segundo piso del distribuidor Juárez, que hará de cuota, cuando nadie lo solicitó.

Para curarse en salud, amenazó con auditar el contrato de la basura, que el alcalde Enrique Galindo, volvió a entregar a la empresa Vigue por otros 15 años. Alude a una conducta anómala previa, de un préstamo solicitado por el organismo operador de agua potable y alcantarillado, Interapas, de 150 millones a Banjército, que ya invirtió en obras y se cubrió puntual. El despliegue de Fernández tiene como propósito, que Gallardo lo haga el primer alcalde de Pozos, de donde no es oriundo, apoyado en el apresurado destape que le hizo el dirigente estatal del Verde Ecologista, Eloy Franklin. La cargada enojó a Gallardo, quien le exigió, renuncie al cargo de legislador, para que haga abierta campaña. No le valió a Fernández, someter a los legisladores con sus métodos sui generis. Tampoco representar a Gallardo en el negocio millonario del palenque en la Feria Nacional Potosina, manejada con criterios patrimonialistas. Ni siquiera, los cabildeos para dilapidar más de 300 millones de pesos en una nueva sede legislativa, que no hace falta ni solicitó al menos, un parroquiano, para festejar el gran desempeño de los diputados.

es content solo

José Luis Fernández “El Chiquis”, convierte al poder legislativo en apéndice del ejecutivo

El gobernador Ricardo Gallardo Cardona, para doblegar al poder legislativo, usa de enlace a su obsecuente alfil, José Luis Fernández Martínez alias “El Chiquis”, al que antes hizo regidor, alcalde interino del ayuntamiento de Soledad y dirigente estatal del PRD. Es el encargado de buscar el terreno para construir una nueva sede del congreso, que no hace falta, ya que tienen dos edificios alternos, donde casi siempre, los cubículos se encuentran vacíos. El propósito es llevarse una tajada de los 150 millones de pesos que habrán de destinar para el inmueble. Manejó que podría quedar por el rumbo de la Feria Nacional Potosina. Luego, en San Juan de Guadalupe, cercano al hospital del niño y la mujer.

Después, cercano a las instalaciones del C4, en la colonia Las Lomas. Fernández se ha empecinado en convertir al congreso local en un apéndice del ejecutivo. Gracias a su negro historial, infunde pavor en los diputados, que se doblegan y le entregan el manejo absoluto del presupuesto, que maneja de manera arbitraria. Le facilita cantidades millonarias a decenas de portales que controla de manera abierta su jefe Gallardo. Los usa para que lo ensalcen y denostar a sus críticos. Otra de las encomiendas de Fernández es agilizar los trámites para convertir a Pozos en el ayuntamiento número 59, donde el mandatario ya empezó a repartir despensas y hacer obras con fines proselitistas.

Aunque Fernández Martínez ya no es presidente de la Junta de Coordinación Política, todas las decisiones, acuerdos administrativos y manejo de los recursos, siguen bajo su control. A los diputados opositores, los mantiene quietos por medio de prebendas, chantajes o amenazas veladas. Los coordinadores de diversas áreas, al que obedecen y le rinden cuentas, es también al llamado enlace con el gobernador. Maneja a su antojo la jefatura de prensa, que ocupa la ex empleada del ayuntamiento de Soledad y ex conductora de TV Azteca, Yoali Pliego.

El congreso no funciona como un poder autónomo e independiente, se ha convertido en un apéndice del ejecutivo. Al acatar las líneas que les dictan desde palacio de gobierno, se favorece con jugosos contratos de publicidad a medios informativos afines al mandatario Ricardo Gallardo y portales creados exprofeso para exaltar su desempeño. Y por el contrario, dejan fuera de los convenios, con inverosímiles pretextos o les asignan ínfimas cantidades a los medios y portales que osen cuestionar el desempeño de su jefe real, el gobernador.

Fernández Martínez, ante la inminente salida del director jurídico del congreso, Fernando González Macías, busca colocar como relevo a un recomendado de Gallardo Cardona. Es tal el sometimiento de la actual legislatura, que el propio gobernador, les impuso construirles un nuevo edificio, al que le asignaron en el presupuesto 310 millones de pesos. Obra no prioritaria a la que primero se le destinó el dinero, sin tener terreno donde se construirá ni el proyecto de la obra.

En una asamblea de la cartera de gobernación, que preside Fernández, iban a revisar las firmas que se presentaron para municipalizar Pozos. El enlace de dos poderes dio una muestra de la prepotencia de cómo conduce el congreso. Le levantó una acta administrativa y amenazó colérico de correr a un asesor del diputado del PRI, Edmundo Azael Torres Cano, ya que durante la cita, le entregaron, en una memoria USB, el material de las firmas.

Las pasó a la computadora personal, que es su herramienta de trabajo. Durante el lapso, se vio en la necesidad de salir del congreso y se llevó su laptop. La acción bastó para que Fernández se presentara en la oficina de Torres Cano, reclamar furioso y altisonante, que era el responsable del tema. Y no sabía las intenciones del asistente cuando se ausentó. Y que su actuar era poco profesional. Lo hizo responsable de cualquier anomalía que ocurriera con los datos.

Al reanudarse las tareas del comité, “El Chiquis” se presentó con el contralor, una persona de recursos humanos y le levantó una acta administrativa al empleado, que se encontraba presente. Le dijo que ya no estaría en las reuniones y que de su cuenta corre, lo despidan del congreso. Como dice el dicho popular, el que nada

debe nada teme, ¿qué esconden las firmas, que tan airado atesora el vigilante del gobernador? ¿Acaso un fraude adelantado?

es content solo

José Luis Fernández “El Chiquis”, testaferro de Gallardo Cardona para doblegar al poder legislativo

Para someter al congreso local, el gobernador Ricardo Gallardo Cardona usa de mayordomo al líder de la bancada del Verde Ecologista, José Luis Fernández Martínez, alias “El Chiquis”, que entre sus mayores méritos, destaca haber sido antes cadenero del antro de mala muerte Mandará, en el que se divertían a sus anchas, grupos criminales que operaban a sus anchas en Soledad, bajo el estricto cuidado de los ex ediles, Ricardo Gallardo Juárez y el actual mandatario. Sus jefes lo han usado como chofer, regidor, edil interino y dirigente estatal del PRD, donde, junto con el actual secretario de desarrollo social, Ignacio Segura Morquecho, cometieron un desfalco superior a los 15 millones de pesos, por el que nunca fueron llamados a cuentas.
Con los mismos métodos gansteriles de sus promotores, Fernández intimida, coacciona, chantajea a los diputados de las diferentes fracciones, para ejercer el mando político y económico en el poder legislativo. Aunque se rolan el control de la llamada Junta de Coordinación Política, en los hechos, desde las sombras, el “enlace” con el ejecutivo carga la chequera en la mano, lo que le permite contratar los asesores que se le antojan. Paga cifras millonarias a más de cien medios informativos, bajo su férula, para lo que se ofrezca. Aparece Contraréplica, que pertenece al dirigente estatal del Partido del Trabajo, Héctor Serrano Cortés, que tiene de socio a Gallardo Cardona. Fernández manipula, férreo, a la vocera, Yoali Andrade Pliego, a la que obliga, no contratar a portales, periódicos o revistas que se atrevan a cuestionar el desastroso desempeño de Gallardo o los legisladores sometidos.
Sin embargo, la arbitraria medida la fracturó un disidente, que recurrió al amparo. Un juez lo protegió ante el aberrante criterio excluyente. Fernández tiene la estrambótica consigna de dilapidar más de 300 millones de pesos en un innecesario nuevo edificio legislativo, por órdenes de su irredento y gastalón jefe, que buscó construirlo a un lado de otro adefesio, la Arena Potosí. Al parecer, se le agotaron las reservas territoriales. Gallardo y Fernández hacen mancuerna para someter sin clemencia a los diputados, a los que les gusta también, les pongan el pie en el cuello.
es content solo

Ataques bajunos contra el panista Maximino Jasso , por meterse con los Gallardo

Cuando Maximino Jasso Padrón, presidente del comité municipal del PAN en San Luis, advirtió que en el congreso del estado se cocinaba la iniciativa de reforma para beneficiar al ex edil de Soledad, José Ricardo Gallardo Cardona, no supo lo que le esperaba. Su figura terminó en dos grandes espectaculares con orejas de burro y una caguama sostenida en las manos con la leyenda: “títere, borracho y mentiroso”. Los ataques mediáticos se encomendaron a la diputada y coordinadora de la fracción del PRD en el congreso, Graciela Gaitán Díaz. Al ex director de bibliotecas de Soledad, Rafael Aguilar Fuentes “El Chiquilín” y al presidente del PRD estatal José Luis Fernández Martínez. Pero tampoco es ajeno el legislador panista Enrique Alejandro Flores Flores. Jasso Padrón se ha convertido en un constante y acérrimo crítico del edil de San Luis, Ricardo Gallardo Juárez. Cuestionó sus excesos, el desvío de recursos públicos en actos sociales en lugar del beneficio colectivo y supuestos actos de corrupción. Señaló las compras millonarias de medicinas a la proveedora Sandra Sánchez Ruiz. El incremento de 211 millones de pesos al contrato de luminarias con la firma Panavi. Dejar acéfala por casi tres meses la dirección de seguridad pública municipal y no implementar un solo programa que garantice la paz de los potosinos ante la escalada de violencia. La falta de transparencia en el manejo de la obra pública y tener en el abandono a la delegación de Bocas. Pero subir a la palestra a Gallardo Cardona fue la gota que derramó el vaso.

En los acuerdos palaciegos de las distintas corrientes en el congreso para parchar la nueva ley estatal electoral que debe votarse a más tardar el 30 de mayo, la diputada de la CTM, Esther Angélica Martínez abordó el tema en las reuniones previas donde se manejó derogar el requisito de los antecedentes penales para los que busquen un cargo público. Argumentó que la imposición atenta contra los derechos humanos y políticos de los que aspiran a un puesto de elección popular. Los discrimina. Los diputados del PAN hicieron mutis. El 6 de mayo Maximino Jasso declaró a los medios informativos que era sospechoso que en el congreso hubiera tal iniciativa. Advirtió que la intención era beneficiar a Gallardo Cardona. Llamó a los ciudadanos a ser responsables a la hora de decidir el voto. Asentó que el ayuntamiento de la capital pasa un mal momento al estar envuelto en la opacidad y la violencia. Las hordas de los Gallardo se le fueron encima. La diputada Gaitán lo llamó burro que habla de orejas, títere del líder estatal del PAN, Xavier Azuara y del ex diputado local Rubén Guajardo. Lo acusó de tener antecedentes de maltrato a mujeres. Los ataca porque no ofrece nada que beneficie a los potosinos o al menos a su partido. Lo tildó de incapaz por no terminar la carrera de licenciado, que concluyó después de entablar una demanda. Además, reproducir chismes o rumores para atacar sin fundamento a los contrarios. Aunque Gaitán es una defensora sin cuartel de sus jefes, lloró en su oficina cuando supo que Gallardo Cardona le pediría solicitar licencia a la curul para que llegara la suplente, Ruth González, esposa del ex edil y actual presidenta del DIF municipal en Soledad. Gaitán ventiló el intento de desplazarla. Sus verdugos le enviaron un emisario para que detuviera su locura, ya que miraba monos con tranchete. No iban a meter a la funcionaria al revoltijo que se convirtió el congreso. Gaitán agradeció la clemencia y juró lealtad absoluta a sus capataces.

A Gaitán la secundó José Luis Fernández que llamó a Jasso ignorante. Advirtió que Gallardo Cardona tiene sus derechos políticos y electorales a salvo. “Puede ser elegible para cualquier cargo en las elecciones venideras si lo decide, porque no tiene en contra ninguna sentencia”. Afirmó que enfrentó un proceso penal del que salió absuelto. Asentó que es inconcebible que el PRD tenga que recurrir a una diputada del PRI para promover una iniciativa que resulta innecesaria. Le pidió a Jasso conducirse apegado a la ley, informarse para no caer en disparates y fincar sus expectativas políticas con trabajo propio, resultados positivos, no apostar a la eliminación de los adversarios con argumentos falaces, cuando ni siquiera hay procesos electorales en curso ni una intención manifiesta de Gallardo de competir. Calificó la postura de Jasso de perversa y tendenciosa. Busca mal informar a la ciudadanía, distorsionar la realidad, porque es un ignorante de la ley.

Fernández sostuvo que el PAN busca impedirle al ex edil regresar a la vida política, desde ahora demuestran temor porque saben que tienen escasas posibilidades de ganar en las próximas elecciones, carecen de calidad moral y respaldo ciudadano por sus desastrosas administraciones en los tres niveles de gobierno. Fernández es el seguidor más cercano de Gallardo, fue regidor en el mismo trienio. Cuando su jefe pidió licencia para buscar la gubernatura, Fernández asumió el cargo de edil interino. Además de la familia, fue casi el único que lo visitó de manera permanente cuando estuvo en la cárcel. Incluso se divulgó que su arribo a la dirigencia estatal del partido lo ordenó Gallardo Cardona desde las mazmorras. A la aceitada maquinaria de los Gallardo se subió también el herrero y el ex director de bibliotecas del ayuntamiento Rafael Aguilar Fuentes que publicó en su Facebook la misma imagen antes que el espectacular que subieron a las azoteas… (tomado de la versión impresa, Mayo 2017)

es content solo

Hernández Villafuerte, ícono de lo abyecto

En términos políticos, Soledad se ha convertido en una delegación más del ayuntamiento de la capital. En cuestiones políticas, el alcalde Gilberto Hernández Villafuerte es un gerente, establece el ex líder del comité municipal del PRI, Omar Velázquez Nava. Añadió que el edil es empleado de los ex munícipes Ricardo Gallardo Juárez y Ricardo Gallardo Cardona. “Le ha dado continuidad a lo que le marcan sus jefes. Es un administrador. En un año no hizo una obra que valga la pena, salvo la entrega de garrafones de agua, despensas y útiles escolares, que son programas clientelares. Son notorios en términos mediáticos. Iguales a los productos chinos. Se miran bonitos pero son chafas. Las calles están llenas de baches. La avenida San Luis, en la colonia San Felipe, parece la luna, por tantos cráteres. Aunque se han ufanado de hacer obras de altísima calidad”.

Lo poco que se ha bacheado, aclaró, fue por el respaldo del gobernador Juan Manuel Carreras, que gestionó ante Petróleos Mexicanos y le obsequió a Hernández 500 toneladas de asfalto y otra cantidad importante al ayuntamiento de la capital donde despacha Gallardo Juárez. Enfatizó que persiste el problema de las aguas negras. “Parece que Soledad sigue en el olvido. Se ha convertido en un bastión electoral, sin obras de alcance social. Existe una gran pobreza que tratan de ocultar con una despensa. Si la ubicáramos en el plano internacional, equivaldría a Venezuela, donde la dominó el dictador Hugo Chávez. Pero la gente despertó. Ya no pudieron mantener los programas populistas. Si guardamos las proporciones, Gilberto Hernández es el símil del presidente Nicolás Maduro. La ciudadanía se sublevó a pesar de los privilegios que les entregaron”.

Velázquez expuso que los Gallardo cumplieron a medias la promesa de tener una unidad administrativa propia que les permitiera ahorrarse las rentas. Tienen un edificio familiar en Blas Escontría, donde ubican el Instituto Municipal de Vivienda. Lo ampliaron para ubicar más oficinas. Criticó a los Gallardo y Hernández que no han tenido la mira para hacer una presa que capte los millones de litros de agua que se tiran por el río Santiago en temporada de lluvias. «Si es negocio les interesa. Pero ya el gobierno estatal busca aprovechar el cauce». Negó que el actual edil tenga un estilo de gobierno. «Carece de personalidad propia. Decidió ser un empleado. ¿Cómo es posible que ni su esposa sea la presidente del DIF. Le ganó el cargo Gallardo Cardona, que impuso a su cónyuge Ruth González. Es una falta de respeto. Pero si tiene un patrón, tiene que obedecer órdenes».

«Se imaginan que somos tontos. En el grito de independencia, Hernández exclamó viva la gallardía. Es un insulto a los símbolos patrios. Se puede hacer acreedor a una pena. Lo eligieron de manera acertada para que obedeciera. Si ponen al dirigente del PRD, José Luis Fernández o la diputada federal Érika Briones, se les hubiera complicado el escenario, porque tienen más razonamiento e independencia. Hernández es más fácil de manipular». Velázquez expuso que Gallardo Cardona manejó la Feria de la Enchilada como si fuera el director de relaciones públicas. «No sabemos de dónde salió el dinero para traer tantos artistas. Alegan que de patrocinios. Lo que importa es darle a la gente pan y circo. En la alcaldía despacha un gerente, ya que el estilo de mando de los Gallardo es empresarial. No tienen equipo político, colaboradores, sino empleados a los que como en los negocios, les dan sus premios».

«Los hacen regidores o directores de una área y les ha dado resultados el esquema. Tal estilo no es la democracia. No quieren generar cuadros». Ante las mantas que se han colgado en distintas partes donde se consigna que extrañan a Gallardo Cardona, la maniobra está encaminada a que vuelva a algún cargo electivo, ya que se adueñaron del PRD, lo que les permite postularse al cargo que se les antoje. Expuso que los Gallardo gobiernan el 40% de los potosinos. «Pero la entidad es muy grande. Nos preocupa que se hayan posicionado. Sacaron una encuesta donde Gallardo tiene más simpatías que el gobernador Juan Manuel Carreras en la capital. Pero no en la entidad. El PRI es el único partido que tiene una amplia estructura. Sabe cómo mover los comicios. Nos costó 72 años formarla. Tenemos el voto duro, especialistas en la materia. Confiamos en el partido. Nos preocupa más el PAN».

«Dijeron que íbamos a perder la gubernatura con Fernando Toranzo, al que desacreditaron y ganó. Lo mismo pasó con Juan Manuel Carreras, un excelente candidato que triunfó sin tener un trabajo previo. Fue diputado federal, pero muchos años atrás. El partido funciona con el que esté al frente. Los Gallardo han sido muy mediáticos. Lo repiten en la capital. No pueden repartir garrafones en Las Lomas o Villa Antigua. Es diferente. Carreras tiene un gran desempeño, ayudado por el gobierno federal, a través del programa Prospera, de la Secretaría de Desarrollo Social, donde no se da por dar. Le enseñan un oficio a la gente». Velázquez destacó que es vergonzoso tener un edil como Gilberto Hernández, que no manda. «Le digo a la gente que abra los ojos. El edil no tiene opciones para rebelarse. Ya lo hubiera hecho. Le faltan arrestos para gobernar con su estilo. Además, no es de Soledad, no le tiene amor al terruño. Como cualquier asalariado, lo pueden cambiar de lugar»…continúa (tomado de la versión impresa, Septiembre 2016)