José Luis Fernández “El Chiquis”, testaferro de Gallardo Cardona para doblegar al poder legislativo

1 junio, 20236:01 pmAutor: Juan Pablo MorenoCapital Municipios Noticias Opinion

Para someter al congreso local, el gobernador Ricardo Gallardo Cardona usa de mayordomo al líder de la bancada del Verde Ecologista, José Luis Fernández Martínez, alias “El Chiquis”, que entre sus mayores méritos, destaca haber sido antes cadenero del antro de mala muerte Mandará, en el que se divertían a sus anchas, grupos criminales que operaban a sus anchas en Soledad, bajo el estricto cuidado de los ex ediles, Ricardo Gallardo Juárez y el actual mandatario. Sus jefes lo han usado como chofer, regidor, edil interino y dirigente estatal del PRD, donde, junto con el actual secretario de desarrollo social, Ignacio Segura Morquecho, cometieron un desfalco superior a los 15 millones de pesos, por el que nunca fueron llamados a cuentas.
Con los mismos métodos gansteriles de sus promotores, Fernández intimida, coacciona, chantajea a los diputados de las diferentes fracciones, para ejercer el mando político y económico en el poder legislativo. Aunque se rolan el control de la llamada Junta de Coordinación Política, en los hechos, desde las sombras, el “enlace” con el ejecutivo carga la chequera en la mano, lo que le permite contratar los asesores que se le antojan. Paga cifras millonarias a más de cien medios informativos, bajo su férula, para lo que se ofrezca. Aparece Contraréplica, que pertenece al dirigente estatal del Partido del Trabajo, Héctor Serrano Cortés, que tiene de socio a Gallardo Cardona. Fernández manipula, férreo, a la vocera, Yoali Andrade Pliego, a la que obliga, no contratar a portales, periódicos o revistas que se atrevan a cuestionar el desastroso desempeño de Gallardo o los legisladores sometidos.
Sin embargo, la arbitraria medida la fracturó un disidente, que recurrió al amparo. Un juez lo protegió ante el aberrante criterio excluyente. Fernández tiene la estrambótica consigna de dilapidar más de 300 millones de pesos en un innecesario nuevo edificio legislativo, por órdenes de su irredento y gastalón jefe, que buscó construirlo a un lado de otro adefesio, la Arena Potosí. Al parecer, se le agotaron las reservas territoriales. Gallardo y Fernández hacen mancuerna para someter sin clemencia a los diputados, a los que les gusta también, les pongan el pie en el cuello.

Comments

comments

congreso del estado José Luis Fernández Ricardo Gallardo Cardona slp Yoali Andrade Pliego

Comments

comments