Archivo de la etiqueta: feminicidios

es content solo

Feminicidios: ¬Ņa qui√©n le importan?

En San Luis Potos√≠ siguen matando mujeres. Los feminicidios no paran. Las siniestras evidencias son indiscutibles. Los cuerpos sin vida pintan un cuadro terrible. Algunos cr√≠menes cometidos en 2018 dejan ver el macabro rostro de la tragedia. 3 de enero. Una mujer de 20 a√Īos es asesinada de un tiro en la cabeza y es tirada en las inmediaciones del aeropuerto de San Luis Potos√≠. Los restos de la desdichada fueron semi devorados por la fauna silvestre. 6 de enero. Rancho El Malacate, delegaci√≥n de Bocas, Municipio de San Luis Potos√≠, es localizado el cuerpo sin vida de otra mujer de 19 a√Īos en una zanja de 10 metros de profundidad. Domingo 7 de enero. El cuerpo de ‚ÄúViviana‚ÄĚ es localizado en una noria en el municipio de Ahualulco. 9 de enero. Tamasopo, huasteca potosina. Es asesinada una mujer con arma blanca. El cuerpo presentaba cinco pu√Īaladas en abdomen y pecho. 13 de enero. El cuerpo calcinado de una mujer fue localizado en un recodo de la presa San Jos√©, en Escalerillas, municipio de San Luis Potos√≠. Es el sexto feminicidio ocurrido en apenas trece d√≠as de este a√Īo.

Esto es violencia de g√©nero. No hay duda. Las asesinaron con sa√Īa. El feminicidio es el asesinato de una mujer por raz√≥n de su sexo, una forma de violencia machista. Las estad√≠sticas no mienten: 15 asesinatos en el 2015, 12 en 2016, 25 en 2017 y 13 en lo que va de 2018. Las cifras confirman la incompetencia para salvaguardar la integridad de las mujeres en nuestro estado. No es novedad, no hay capacidad para revertir los niveles de inseguridad que nos aquejan. Falta compromiso y sobran muertas.

A pesar de que desde de junio de 2017 la Secretaria de Gobernaci√≥n emiti√≥ la Alerta de G√©nero para seis municipios del estado, Valles, Matehuala, San Luis Potos√≠, Soledad, Tamazunchale y Tamu√≠n, las muertes no cesan. Testimonio. Mi ni√Īa Lupita. ‚ÄúPerd√≥name porque no te pude defender cuando m√°s necesitaste de m√≠ en ese momento, qu√© hubiera dado todo por tomarte de mi mano y nunca soltarte y mucho menos permitir que sufrieras y menos en la manera que te me fuiste mi ni√Īa, pero as√≠ como un d√≠a llegaste y me pediste algo de comer, me pediste que te diera ropita porque ten√≠as fr√≠o, as√≠ como llegaste a mi vida y fue suficiente con verte a los ojos y ver el sufrimiento, la ternura, la nobleza que llevabas, sin que nadie te lo pidiera me llamaste pap√°. Ahora luchar√© hasta el final para que se haga justicia y nadie vuelva a sufrir lo que t√ļ sufriste mi ni√Īa, mi Lupita, siempre por siempre, ser√© tu papito donde quiera que est√©s mi ni√Īa‚ÄĚ. Alberto. (Padre doliente que perdi√≥ a su hija adoptiva en un feminicidio).

La insensibilidad y dejadez de los funcionarios responsables de atender los feminicidios ha propiciado el incremento de la barbarie. Un 10% de las mujeres que entre 2012 y 2015 fueron asesinadas en San Luis Potos√≠ reportaron o sufrieron violencia familiar previamente. Si ya se hab√≠an manifestado s√≠ntomas de violencia contra las mujeres ¬ŅQu√© estaban haciendo las autoridades para prevenir, proteger y atender a las v√≠ctimas?
Si acaso estaban haciendo algo lo hicieron en secreto. No informaron. Esto los hace ver ap√°ticos e irresponsables. ¬ŅCu√°ntas m√°s deben morir para que entiendan que hay un serio problema de violencia contra las mujeres? Es verdad que no es un problema que afecte solo a nuestro estado. Cifras del Instituto Nacional de la Mujeres (Inmujeres) indican que a diario mueren siete mexicanas a causa de violencia extrema. Chiapas, Chihuahua, DF, Guerrero, Jalisco, Edomex, Nuevo Le√≥n, Oaxaca, Puebla y Sinaloa encabezan los estados con el mayor n√ļmero de delitos contra las mujeres.

En la √ļltima d√©cada se tiene registro del asesinato de 22 mil 482 mujeres en todo pa√≠s. La cifra va en ascenso pues en 2007 se registraron mil 83 casos, mientras para 2016 el n√ļmero se elev√≥ en 152% al reportarse 2 mil 735. Y en 2018 se siguen acumulando los feminicidios. Son las mujeres entre 26 y 40 a√Īos las v√≠ctimas m√°s frecuentes. El hogar y la v√≠a p√ļblica son los lugares donde con mayor frecuencia son asesinadas.
En San Luis Potos√≠ se aprob√≥ desde el 8 septiembre de 2016 la Ley de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, pero de poco ha servido porque es un derecho que en la pr√°ctica no est√° garantizado por las instituciones del gobierno local. El problema es de tal magnitud que debe provocar el debate p√ļblico que mueva a la indignaci√≥n para exigir a las autoridades la rendici√≥n de cuentas y resultados medibles. No m√°s excusas y pretextos con declaraciones a los medios informativos que solo sirven como coartada encubridora.

Hay que dejar se√Īalado que no es que exista la motivaci√≥n de ‚Äúpolitizar‚ÄĚ el tema para sacar raja pol√≠tica. Entendamos que lo que ocurre en ‚ÄúLa Polis‚ÄĚ (la ciudad, la comunidad, la sociedad) es un hecho pol√≠tico por naturaleza, un asunto que interpela a los ciudadanos que habitan en una democracia. De lo contrario el silencio o disimulo pueden confundirse con complicidad.

As√≠ que ONG¬īs, academia, medios informativos, familiares de las v√≠ctimas, pero sobre todo las autoridades que nos gobiernan tienen la responsabilidad de frenar la ola de asesinatos que evidencian la violencia de g√©nero en nuestro estado. Hasta hoy el gobierno no ha podido. Nos sale a deber y la sociedad tiene todo el derecho de exigir resultados. Urge que la pol√≠tica p√ļblica orientada a desterrar la violencia contra las mujeres funcione. Que se establezcan acciones afirmativas para eliminar los feminicidios. Ya es tiempo de que la Secretaria General de gobierno, la Fiscal√≠a General del estado, el Instituto de las Mujeres y el Sistema Estatal para la Prevenci√≥n, Atenci√≥n, Sanci√≥n y Erradicaci√≥n de la Violencia contra las Mujeres se pongan las pilas y atiendan el inadmisible incremento de feminicidios en la entidad.

 

es content solo

Garza Herrera insiste en que no ser√° tapadera de nadie

El crecimiento de los √≠ndices delictivos no se detiene. Octubre se ubic√≥ como el m√°s violento del a√Īo en la entidad, con 3 mil 27 il√≠citos denunciados, para sumar hasta entonces un total de 30 mil 157, con lo que se rebasaron los hechos violentos del 2016, que tuvo 23 mil 393. Y siguen sin resolverse casos estruendosos como el de la llamada ecuaci√≥n corrupta que involucr√≥ a diputados y funcionarios de la Auditoria Superior o el asesinato del foto reportero Edgar Daniel Esqueda Castro, donde la autoridad local se ha desentendido con la excusa de que fue atra√≠do por la Procuradur√≠a General de la Rep√ļblica. El ahora fiscal general, Federico Garza Herrera, asegur√≥ en su comparecencia ante los legisladores que la credibilidad de la dependencia ha crecido y que el trabajo realizado avanza.

El 27 de octubre, un d√≠a despu√©s de haber sido electo, casi en forma un√°nime, al obtener 26 votos de los 27 diputados, Garza Herrera se reencontr√≥ con los legisladores en la comparecencia con motivo de la glosa del segundo informe del gobernador Juan Manuel Carrera L√≥pez. En su momento dijo que en dos a√Īos al frente de la procuradur√≠a, se desarticularon 34 bandas delictivas que operaban en la zona metropolitana, altiplano y parte noroeste del estado. Se detuvieron a 2 mil 833 personas de las cuales 590 estaban relacionadas con delitos de alto impacto y se liberaron a 24 v√≠ctimas de secuestro.

Sobre el video esc√°ndalo de los sobornos a alcaldes para limpiar cuentas p√ļblicas por parte de diputados y empleados de la auditoria, Garza adelant√≥ que ya declararon todos los presidentes municipales. No se√Īalaron ning√ļn acto que conlleve imputar hechos con apariencia de delito en contra de alg√ļn servidor p√ļblico. Justific√≥ la falta de resultados al se√Īalar que son acciones que no se pueden resolver en un mes o dos y que el nuevo sistema de justicia exige el debido proceso, la presunci√≥n de inocencia y el respeto irrestricto hacia los derechos humanos. Mencion√≥ que con la actual auditora, Roc√≠o Elizabeth Cervantes, han encontrado mayor eco. Les ha entregado m√°s datos, que valida el ministerio p√ļblico que lleva la indagatoria. Se espera encontrar alguna senda y pronunciarse.

Respecto a los  feminicidios y en respuesta al diputado del PRI, José Luis Romero, que le preguntó lo hecho en el tema, Garza les dijo que a través de la oficina especial de la PGR, con la que están en contacto permanente, se han reunido con familiares de las víctimas. En el caso del multi feminicida de Tamuín, acusado del asesinato de 4 mujeres, donde figuran dos menores de edad, se logró revocar el acto de autoridad que le otorgó beneficios en uno de los procesos y se le pudo vincular con otro hecho delictivo derivado de los hallazgos que hicieron antropólogos especializados en la zona de la huasteca.

Habló sobre la unidad de personas desaparecidas y el fortalecimiento del área de atención temprana, para acortar a media hora el tiempo que una persona se tarda en interponer una denuncia penal, cuando antes eran de 3 a 4 horas. El ideal es bajar los tiempos a 5 minutos. Se lograron sentencias condenatorias en un 75 % de las carpetas de investigación que se judicializan.

Les dijo que ha acatado todas las recomendaciones que hizo la Comisi√≥n Estatal de Derechos Humanos y se capacit√≥ al personal. Inform√≥ que se tienen 101 denuncias en contra de polic√≠as y funcionarios de la procuradur√≠a, 96 en contra de gente que no es de la dependencia, 7 por parte del organismo y 40 de otras instituciones. En fecha reciente se actu√≥ en contra de 6 comandantes de la polic√≠a ministerial que est√°n sujetos a proceso y recluidos en La Pila. Los agentes fueron se√Īalados como los responsables del asesinato del joven Enrique G√≥mez, acribillado el 28 de junio, cuando acompa√Īado por una prima, transitaba a bordo de una camioneta en la colonia Las Julias.

El fiscal se√Īal√≥ que por cuestiones de seguridad no daba el n√ļmero de elementos que integran la polic√≠a ministerial, pero asegur√≥ que en el sexenio de Fernando Silva Nieto, eran el doble de los que se tienen en la actualidad. Se lograron 50 plazas m√°s y est√° pendiente otro n√ļmero igual. Tambi√©n se necesitan elementos para la polic√≠a cient√≠fica y dotarlos de herramientas necesarias para desempe√Īar su labor. Lo mismo en el √°rea de peritos, base preponderante en el nuevo sistema de justicia penal.

Los diputados del PRI, Jos√© Luis Romero Calzada y √ďscar Vera, m√°s que aclarar dudas o cuestionar la falta de resultados, intervinieron para ponerse a las √≥rdenes del funcionario. Romero encomi√≥ la valent√≠a del director de la ministerial, Jos√© Guadalupe Castillo Celestino. ‚ÄúEres bien valiente, ¬Ņqu√© ley hay que modificar?. A veces sabemos d√≥nde est√°n los malos y no denunciamos. Podemos ayudar en el presupuesto para motivar a la sociedad a inconformarse, para que hagan su labor y tener un poco m√°s certeza en el tema delictivo. No¬† hay secuestros desde hace m√°s de un a√Īo en la zona metropolitana‚ÄĚ.

En tanto Vera de Conciencia Popular le dijo al reci√©n estrenado fiscal: ‚Äúentiendo la tarea que desempe√Īas. Te has capacitado en el nuevo sistema oral, con mucho esfuerzo. Tu gente sabe lo que hace‚ÄĚ. Precis√≥ que ya trabaja en la nueva ley general de la fiscal√≠a, pidi√≥ atender el presupuesto de la dependencia, porque sin dinero no hay resultados e hizo notar la falta de solvencia de los peritos en t√©cnicas de investigaci√≥n.

La legisladora del PAN y presidenta de la cartera de justicia, Xitl√°tlic S√°nchez pidi√≥ atender las plazas que se necesitan. Cuestion√≥ que 20 millones de pesos gastados en el √ļltimo a√Īo para publicitar el nuevo sistema penal, era un monto considerable para que el tema estuviera socializado. Insisti√≥ en el incremento de la incidencia delictiva en la huasteca y cit√≥ como ejemplo el robo de 100 cabezas de ganado de un rancho sin que ninguna autoridad lo haya notado. ‚ÄúSe llevan el patrimonio de los ciudadanos en los robos a gasolineras, joyer√≠as, se cometen homicidios y feminicidios. En lugar de medir cu√°nto tiempo invierte un ciudadano en interponer una denuncia, es prioritario tener en cuenta lo que se tardar√°n en una respuesta‚ÄĚ.

Garza Herrera respondi√≥ que los cuatreros tienen capacidad y destreza, pues lograron introducir en un espacio muy reducido, dos camiones de los llamados ‚ÄúPanzones‚ÄĚ, para cometer el il√≠cito. Asegur√≥ que las pesquisas van muy adelantadas. Se trabaja para dar pronto con el paradero de los animales y responsables del atraco. ‚ÄúAlgunos puntos en materia de seguridad tienen que ver con la tarea preventiva que no toca a la procuradur√≠a. Pero tratamos de llevar acciones previas, una cartograf√≠a completa de donde se cometen los delitos y las horas‚ÄĚ.

Les asegur√≥ que si los apoyan con m√°s plazas y recursos para cumplir con su labor, ofrecer√°n resultados positivos. Su ¬†premisa mayor ser√° que no haya impunidad. En respuesta a la diputada del PRI Esther Ang√©lica Mart√≠nez C√°rdenas, que pregunt√≥ sobre las bondades del nuevo sistema de justicia oral, Garza se√Īal√≥ que la gran deuda es socializarlo, ya que la gente no lo conoce, hacia d√≥nde va y sus beneficios. Al contrario del anterior procedimiento, donde prevaleci√≥ que el delincuente permaneciera en la c√°rcel, pagara o no la reparaci√≥n del da√Īo. Ahora se privilegian los medios alternos para solucionar conflictos. Se respetan las presunciones de inocencia y hasta que prueban los delitos, se acude al juez de control, con lo cual se garantiza el respeto a los derechos humanos y al debido proceso. Inform√≥ que existen convenios y pl√°ticas con procuradores de Texas y Arizona en los Estados Unidos, para capacitar a polic√≠as cient√≠ficos y peritos. Compar√≥ el avance del sistema oral con una escalera de 100 pelda√Īos. El avance es apenas de 3 escalones, faltan 97. En respuesta a una la pregunta que le hizo a trav√©s de la diputada Xitl√°lic S√°nchez, la se√Īora M√≥nica Torres, sobre el peso que le dar√°n a las denuncias y exhortos sobre corruptelas que haga el comit√© de participaci√≥n ciudadana, el fiscal reiter√≥ sus frases: ‚Äúnada por encima de la ley‚ÄĚ y ‚Äúno soy tapadera de nadie‚ÄĚ.

 

es content solo

El compromiso político de Carreras: entregarle la gubernatura a Gallardo Juárez

Al consumirse la tercera parte del sexenio de Juan Manuel Carreras L√≥pez, no existe claridad en el rumbo. Tampoco ha definido el prop√≥sito fundamental del eje inspirador de gobernar. El bono democr√°tico se le acab√≥. Lo dilapid√≥ en la inercia de proteger las cuentas p√ļblicas de su antecesor Fernando Toranzo y mantener los arreglos con los grupos de poder. Encabeza un gabinete hecho de retazos, de pedacer√≠a pol√≠tica. Todas las corrientes han impuesto su cuota en la parcela del control, lo que no le ha permitido darle un esbozo a su esquema de mando. No ha cuajado ning√ļn proyecto de pol√≠tica p√ļblica importante. Su gran apuesta fue la llegada de la trasnacional Ford, pero se le cay√≥ el trato. Los millones de d√≥lares que le entreg√≥ la empresa por indemnizaciones, se manejaron con nula transparencia. Resulta espantoso el retroceso en materia de democracia. No hay libertad de prensa, salvo honrosas excepciones. Existe un control absoluto sobre los medios informativos. Incluso prevalece la pol√≠tica de negar la realidad, ausencia de debate. No hay legalidad en las decisiones de gobierno. Todo se enmarca en un contexto de autoritarismo silencioso donde no se permite en demas√≠a la cr√≠tica.

El consultor externo y articulista de varios medios locales, Oswaldo R√≠os Medrano, enfatiz√≥ que existe un abandono de Carreras en las tareas centrales como la seguridad, obra p√ļblica, desarrollo social y lo educativo. La frase de que camina tranquilo por las calles de San Luis denota una enorme soberbia. Insensible al calvario que padecen los potosinos todos los d√≠as. ‚ÄúLo que dijo se origin√≥ porque el ex gobernador Marcelo de los Santos mencion√≥ que en su etapa, se pod√≠a transitar por la ciudad sin sobresaltos. En su momento, irrumpi√≥ el fen√≥meno de la delincuencia organizada. Acu√Ī√≥ el dicho de cuando se registraron actos de violencia, correspond√≠an a hechos aislados. Fue un comentario desafortunado. Tambi√©n se reflej√≥ como un hombre insensible ante el temor de los habitantes. Si comparamos la incidencia delictiva, criminal, de delincuencia com√ļn y organizada, que hubo con Marcelo de los Santos y Toranzo, despu√©s de 14 a√Īos de violencia implacable que ha azotado a la entidad, podemos sostener que lo dicho por el panista fueron en realidad hechos aislados‚ÄĚ.

‚ÄúCon Carreras se trata de sucesos continuados de extremo terror. Con Toranzo, eran aspectos habituales. Ahora los √≠ndices de homicidios dolosos est√°n al doble de los que tuvo Toranzo y casi al triple con Marcelo de los Santos. En los primeros dos a√Īos de Carreras, los secuestros se han disparado 10 veces m√°s a los ocurridos en los primeros dos a√Īos de Marcelo de los Santos. Las extorsiones se incrementaron m√°s del triple. El robo a casas habitaci√≥n y de autos, m√°s del doble. El tiempo ha demostrado que en seguridad p√ļblica, los gobiernos del PRI han resultado m√°s violentos y sangrientos que el de los panistas. No obstante que con Marcelo de los Santos se vivi√≥ una guerra desconocida. Lo que pasa ahora con Carreras, es m√°s sangriento. El problema de la inseguridad en San Luis tiene varias dimensiones. La de la delincuencia organizada que compete al gobierno federal. Existe un problema que Carreras no ha podido resolver, se vincula a los se√Īalamientos a lo que ocurre dentro de su gabinete. Pero no todo lo que sucede en San Luis abarca a la delincuencia organizada. Hay delitos del fuero com√ļn donde tampoco hay reacciones y le corresponde a Carreras resolverlos‚ÄĚ.

‚ÄúEn los incontables feminicidios a Carreras es el primero al que le declaran la alerta de g√©nero. Es un reconocimiento a la incapacidad de atender el problema. Es como ponerle en la frente una estrellita negra, no dorada. No pudo proteger la integridad de las mujeres, antes y despu√©s de la alerta, como el asesinato atroz, brutal, de la se√Īorita que cosieron a pu√Īaladas en un cami√≥n que trasladaba obreros a la zona industrial. En el delito del feminicidio no hay excusas, es del orden com√ļn. No se ha tenido una respuesta preventiva ni reactiva a la alerta de g√©nero. El robo de veh√≠culos con o sin violencia, es el m√°s alto en la zona centro del pa√≠s. Tambi√©n figuran las agresiones sexuales y la violencia intrafamiliar. Las extorsiones y el secuestro son delitos del orden com√ļn, que se han disparado. Le toca al gobierno estatal, prevenirlos y atenderlos. La √ļnica guerra que libra el gobierno estatal en materia de seguridad es dentro del propio gabinete. El secretario de gobierno, Alejandro Leal contra el procurador Federico Garza. O el secretario de seguridad, Arturo Guti√©rrez contra el director de seguridad p√ļblica, √Āngel G√°mez Segovia‚ÄĚ.

‚ÄúHacia afuera, la gente percibe que no hay patrullas ni agentes en las calles. El famoso 911 no atiende las llamadas de emergencia. Si llegan a contestar, arriban una hora despu√©s de registrados los hechos. No se procura la justicia de manera eficaz. Si alguien se atreve a denunciar alg√ļn delito, se arriesga a enfrentar a los propios elementos policiacos. La querella se pierde en el olvido. Es la realidad que viven todos los potosinos. Carreras camina tranquilo en una camioneta blindada, con cuatro escoltas en unidades blindadas, un equipo de 40 guaruras y 20 lambiscones alrededor. Es una nube que le permite moverse tranquil√≠simo. Los dem√°s habitantes no tienen las mismas garant√≠as y se la tienen que rifar al ir al trabajo o estudiar. Usan el cami√≥n urbano, los taxis en las calles, como nunca peligrosas. La inseguridad es may√ļscula. No se resuelve si quitan al coronel Guti√©rrez. Tendr√≠a que irse todo el gabinete. No han dado resultados en ning√ļn sentido‚ÄĚ.

‚ÄúSi hubiera una medida preventiva de los delitos adecuada, con una deficiente aplicaci√≥n de la justicia, se tendr√≠a que ir Garza. Si hubiera un excelente procurador y una deficiente estrategia para prevenir los delitos, se iba Guti√©rrez. El problema es que no hay polic√≠a de proximidad, no existe un plan b√°sico de seguridad p√ļblica. Deben irse todos para replantear las medidas con la injerencia ciudadana. El concepto debe incorporar criterios de derechos humanos, legalidad, funcionarios probos y respetables, que rindan sus declaraciones 3 de 3. Decir a cu√°nto asciende su patrimonio, para qu√© empresas han trabajado, sus relaciones pol√≠ticas y personales, pero existe una opacidad total. Con Marcelo de los Santos, varios ex gobernadores se juntaron para exigirle en p√ļblico, un diagn√≥stico de la seguridad. Dijera lo que hac√≠a para devolverle la tranquilidad a los potosinos. Los mismos personajes y la ciudadan√≠a, le deben solicitar a Carreras, que en su informe relate, de qu√© tama√Īo es la inseguridad. Lo que har√° para enfrentarla. Est√° sentado sobre el problema. No alcanza a notar el monstruo que enfrenta y lo rebasa. No tiene nada que hacer, ya que no reconoce que est√° encima de un volc√°n‚ÄĚ.

‚ÄúLa llamada polic√≠a metropolitana es un artificio de propaganda gubernamental. La present√≥ a la carrera, con trompicones, para tener algo que decir en el segundo informe. No necesitamos ser adivinos para saber que cuando hable de seguridad, habr√° de presentar espectaculares videos, para mostrar que hay nuevos uniformes, patrullas y 500 elementos. Los mismos de seguridad p√ļblica que s√≥lo transfiri√≥. Con las mismas t√°cticas y denuncias de tortura cuando hacen las detenciones. Roban a los ciudadanos si los encuentran en las noches, en estado inconveniente. Con la polic√≠a metropolitana, Carreras busca equilibrar al alcalde de la capital, Ricardo Gallardo. Son 500 elementos para m√°s de un mill√≥n de habitantes. Es rid√≠culo. Si dividimos las patrullas a cada potosino le tocar√≠a una calavera. Carreras debe apuntalar las polic√≠as municipales, que est√°n descalificadas para cumplir sus tareas. Hay municipios que tienen dos o tres agentes‚ÄĚ.

Oswaldo R√≠os enfatiz√≥ que Carreras busca dejar de fiscal general a Garza, como pretendi√≥ hacerlo el presidente Enrique Pe√Īa, que trat√≥ de investir al procurador Ra√ļl Cervantes. Se lo impidi√≥ el movimiento c√≠vico organizado, diputados del PAN y PRD, que generaron una crisis de ingobernabilidad en la c√°mara y obligaron a rectificar la propuesta. ‚ÄúEn San Luis notamos que el movimiento ciudadano, que tiene ferocidad y franca animadversi√≥n contra el congreso, se porta sumiso frente a Carreras. Con un desplegado, avalaron la llegada de Garza al nuevo cargo. A nivel nacional hubo debate en el congreso, a nivel local, se usa el recinto para el burlesque, una carpa donde se montan espect√°culos decadentes de cabaret barato. Los partidos opositores no ejercen los contrapesos, salvo el PAN. El PRD, controlado por el dueto de Ricardo Gallardo Ju√°rez y Ricardo Gallardo Cardona, co-gobierna con Carreras‚ÄĚ.

Expuso que Marcelo de los Santos fue un gobernador fuerte. Al final del sexenio, el PRI le hizo una campa√Īa adversa para que ganara el cirujano Fernando Toranzo. ‚ÄúEl panista aguant√≥ y ahora camina tranquilo por San Luis. Toranzo ten√≠a problemas de car√°cter, de personalidad. Se enojaba con facilidad. Era hedonista. No le gustaba el ejercicio del poder. Al cierre, tuvo una salida negativa. Ahora arrastra esc√°ndalos de √≠ndole familiar que han trascendido. Carreras no ha llegado siquiera a ejercer el poder con la median√≠a de Toranzo. No tiene la m√≠nima autoridad, no sabemos c√≥mo va a concluir. Si Marcelo de los Santos termin√≥ con dificultades, no imaginamos c√≥mo ser√° el de Carreras. Si contin√ļa con el mismo estilo, le dar√° terror entregarle la estafeta a Gallardo Ju√°rez. Le he llamado el corredor constitucional del estado. Ha sido su √ļnica respuesta ante los problemas. Sale a correr como un acto de cobard√≠a, evasivo de la realidad y las exigencias de los potosinos. Es un hombre que no quiere gobernar. Tenemos un bur√≥crata de alto nivel, que ocupa una oficina en el palacio estatal‚ÄĚ.

R√≠os Medrano expuso que las zalamer√≠as que rodearon el ascenso pusil√°nime de Carreras no significan que tenga habilidades pol√≠ticas. ‚ÄúLo llam√© Tiquismiquis. Tiene una pulcritud en las formas, que le sirvieron de manera extraordinaria para hacer relaciones p√ļblicas. Pero gobernar no equivale a frivolizar el poder. Se relaciona con el costo de tomar decisiones. Se le puede decir lo que debe hacer. Fue un excelente empleado de Felipe Calder√≥n y Toranzo. Pero como empleado de los potosinos, es un fracaso. El cargo que le dio la ciudadan√≠a es para que gobierne y tome decisiones, lo que no sabe hacer. Se le vio la vena pol√≠tica, su curr√≠cula acad√©mica e intelectual… contin√ļa (tomado de la revista impresa, Septiembre 2017)

es content solo

Los contradictorios ingresos de Juan Manuel Carreras

Enemigo de la transparencia y rendici√≥n de cuentas, proclive a falsear datos que impidan conocer el monto de sus riquezas, el gobernador Juan Manuel Carreras L√≥pez, con su oblicua conducta, ha generado m√ļltiples suspicacias en torno a sus ingresos mensuales, ya que se manejan cifras dis√≠mbolas. Lo ubican como el segundo mejor pagado en todo el pa√≠s, apenas superado por su hom√≥logo de Guanajuato, Miguel M√°rquez, que percibe al mes 207 mil 306 pesos. El doctor en derecho percibe 198 mil 654 pesos al mes, seg√ļn datos de una lista nacional donde contrastan los ingresos de los restantes mandatarios. Resulta un funcionario caro, ya que su desempe√Īo ha sido irregular. No obstante haber contado con un presupuesto de 35 mil millones de pesos en el primer a√Īo de gestiones, no llev√≥ a cabo una obra relevante que lo identifique. Al contrario, se empecin√≥ en construir un metrob√ļs sobre la avenida Industrias que rechaza la mayor√≠a de habitantes, ya que afectar√° a miles de comercios. Insiste en hacer obras innecesarias y superfluas en la avenida Carranza, la de mayor plusval√≠a en la capital, sin tener el aval de los beneficiarios. Err√°tico, sin rumbo, Carreras ha sido cuestionado por su abulia para resolver los incontables feminicidios, secuestros, levantones, asaltos, robos de veh√≠culos, hogares y transe√ļntes. Por su comprobada inoperancia, los articulistas del diario Pulso, Leonel Serrato y Oswaldo R√≠os, ir√≥nicos, lo llaman Carreritas y Gutierritos, con lo que aluden a un pati√Īo de telenovela, un oficinista sin car√°cter al que todos pisotean. Como a Carreras, esclavo de los grupos que lo llevaron al poder.

En la lista de salarios que se anex√≥ a la iniciativa de la ley de presupuesto de egresos 2016, presentada por el ejecutivo al congreso en diciembre del 2015, se estableci√≥ que Carreras tendr√≠a un salario de 54 mil 327 pesos. La cantidad se public√≥ en las instancias de transparencia del gobierno estatal. En junio del 2016 se supo que en realidad ganaba 139 mil pesos mensuales. No se aclar√≥ si son netos, con o sin impuestos, ni si ten√≠a otros ingresos como bonos o compensaciones, ya que se ubica en el nivel 20 de la burocracia. Tuvo un s√ļbito incremento del 155%, equivalente a 84 mil 678 pesos. El combativo dirigente de Ciudadanos Observando, Jos√© Guadalupe Gonz√°lez Covarrubias, denunci√≥ que los ingresos de Carreras son confusos, al manejar dos cifras distintas. En el portal electr√≥nico institucional se manej√≥ que percib√≠a 137 mil 746.26 pesos hasta el 31 de mayo del 2015. Cit√≥ que en la p√°gina de transparencia que maneja el secretario de finanzas, Jos√© Luis Ugalde, aparece un tabulador donde se consigna que el acad√©mico tiene ingresos por 54 mil 327 pesos. Gonz√°lez aludi√≥ al portal Uni√≥njalisco, donde se dijo que el ex mandatario Fernando Toranzo, en el 2013 ganaba 132 mil 146 pesos, pero en el 2015 alcanz√≥ los 196 mil 654.52 pesos. En la p√°gina electr√≥nica del gobierno estatal le adjudicaron una paga de 137 mil 746.28 pesos.

Sin embargo, en el presupuesto de egresos del 2017 que los diputados locales aprobaron el 15 de diciembre, aparece que Carreras tiene proyectado percibir ingresos anuales por 2 millones 231 mil 918 pesos. Al mes, 185 mil 993 pesos. Los diputados aprovecharon la coyuntura para sacar su propio beneficio. Por las presiones sociales, acordaron reducirse 25 mil pesos. Si ganaban antes 115 mil 858 pesos, ahora recibir√°n 162 mil 816 pesos, para alcanzar al a√Īo un total de 2 millones 207 mil pesos cada uno. Acumulan prestaciones por casi 800 mil pesos, donde se encuentran 90 d√≠as de aguinaldo, dos primas vacacionales, seguro de gastos m√©dicos, pagos de asesor√≠as, gestiones y otros rubros. Los 27 legisladores absorben 81 millones 209 mil 384 pesos al a√Īo. Hay dos alcaldes que le compiten en voracidad salarial a Carreras. El de Xilitla, el panista Xavier Pacheco S√°nchez, cobra por sus servicios 109 mil pesos al mes. El municipio tiene un 85% de pobreza extrema. Cada rato viaja al extranjero de picnic. Otro con altas percepciones es el edil priista de Tamasopo, Gabriel Hern√°ndez Aguilar, que percibe arriba de 104 mil pesos al mes. No le importa cargar estad√≠sticas del 73% de pobreza extrema. Carreras destac√≥ que sus percepciones se ubican dentro del marco legal. Presumi√≥ que las maneja con absoluta claridad. Paternalista y solidario, el oficial mayor, El√≠as Pecina Rodr√≠guez, enfatiz√≥ que el ejecutivo gana 139 mil pesos desde el 2012. Acept√≥ que existe un error en el portal de transparencia.

Debido al vac√≠o de poder que genera Carreras, la secretaria de salud, M√≥nica Liliana Rangel Mart√≠nez, al comparecer ante los diputados, despu√©s del primer informe de actividades de su jefe, revel√≥ que gana 222 mil 251 pesos mensuales. M√°s de 80 mil que el propio Carreras. La dirigente del sindicato minoritario de bur√≥cratas, Francisca Res√©ndiz, denunci√≥ que por la cifra desorbitante, la funcionaria se imagina intocable, una diosa. ¬ęEs una burla para los trabajadores y usuarios de los servicios de salud, ya que sobresale por correr a m√°s empleados. Ha cerrado varias cl√≠nicas en la huasteca por falta de recursos. El hospital central padece de insumos con frecuencia¬Ľ. Solicit√≥ al auditor superior del estado, Jos√© de Jes√ļs Mart√≠nez, investigar el salario de los integrantes del gabinete estatal, donde podr√≠an manejar una n√≥mina maquillada. Carreras se proyect√≥ defensor de la norma. Destac√≥ que existe un principio constitucional donde se establece que nadie puede superarlo en ingresos. Se refer√≠a al art√≠culo 133, apartado II donde habla que ning√ļn funcionario ganar√° m√°s que el gobernador. El tabulador estatal del 2016 consign√≥ que los secretarios perciben 128 mil 608 pesos como m√°ximo. El diputado √ďscar Bautista se√Īal√≥ que buscar√°n equilibrar las pagas para no da√Īar la econom√≠a de los ciudadanos. Justific√≥ las ganancias de Rangel, ya que adem√°s de secretaria es directora de los servicios de salud. Alarde√≥ que los legisladores se bajaron el ingreso en 25 mil pesos, lo que deben imitar los integrantes del ejecutivo y judicial.

En las redes sociales se coment√≥ que San Luis ocupa el sitio 16 en el Producto Interno Bruto. El poder adquisitivo de sus habitantes en promedio es de los m√°s bajos. Seg√ļn indicadores nacionales, el 49.5% de los pobladores viven en pobreza y pobreza extrema. En tal contexto, Carreras ¬ętiene el segundo sueldo m√°s alto de todos los gobernadores. Gana 10 mil d√≥lares al mes, 197 mil pesos, m√°s otros ingresos, como el llamado bono de productividad y eficiencia. A tal individuo no se le puede tener el m√≠nimo respeto. M√°s, por tratarse de un intelectual preparado. Es otro vulgar abusador de la gente que baila al son del dinero mal habido. ¬ŅEn verdad creen que paga la gasolina de su coche?. Es una pena que nos gobierne¬Ľ. Previo a las elecciones, Carreras como otros candidatos, se comprometi√≥ en dar a conocer sus declaraciones patrimoniales, de intereses y fiscales. No cumpli√≥, lo mismo que el ganador de los comicios en Campeche, Rafael Alejandro Moreno C√°rdenas. Al contrario, fue exhibido de alterar datos. El ex diputado local y notario p√ļblico n√ļmero uno, Eduardo Mart√≠nez Benavente, asever√≥ que ¬ęsu declaraci√≥n patrimonial es oscura e imprecisa. Es uno de los asuntos m√°s delicados que se le han remarcado, por lo que debi√≥ debi√≥ esmerarse en transparentarla, proporcionar todos los datos actualizados de sus bienes. Sin importar que la deficiente normatividad que regula la obligaci√≥n no se lo exija. Me refiero a los inmuebles que ocupan los dos planteles de la universidad de Estudios Superiores, el de Madero y Venustiano Carranza, que hasta hace poco eran de su propiedad y ahora no aparecen en su inventario…contin√ļa (tomado de la revista impresa, DICIEMBRE 2016)