Archivo de la etiqueta: San Nicolás Tolentino

es content solo

Leonel Serrato Sánchez: detrás de una Morena

En días pasados leí un artículo del fedatario Leonel Serrato Sánchez titulado “Detrás de una Morena”. Descalifica el proceso por el que fue designado Jesús Cardona Mireles considerando el hecho como monumento a la veleidad y como uno de los peores ejemplos de descuido político en la historia potosina, ya que el método de la tómbola no consideró que hubiera militantes de mayor calidad y comprobado compromiso con los valores e ideales que preconiza Morena. Haberlo debatido pudo haber causado división interna, dice, así que mejor se dejaron de lado los méritos para dejar paso al azar. Como viví de cerca el proceso para enfrentar las elecciones del 2015 deseo hacer varias consideraciones.

Primera. Los partidos registran a quienes serán sus candidatos por voto directo, así, Morena eligió en asambleas distritales a 7 candidatos a diputados federales y 15 para diputados locales. Los candidatos no fueron elegidos al azar, sino por la militancia en sendas asambleas quedando quien obtuvo mayoría. Es de notarse que, a diferencia de ahora que hay mucho dinero, entonces no hubo la mínima disputa o diferencia en el proceso donde se eligieron militantes comprometidos que iban a la guerra casi sin recursos económicos y sólo pertrechados por su convicción de un cambio verdadero. Los candidatos no fueron designados por sorteo sino por el voto directo de la militancia, igual sucedió con los candidatos a las presidencias municipales. Ninguno ganó, excepto el candidato a presidente municipal por San Nicolás Tolentino, Pedro Infante.

Segunda. Los partidos registran a quienes serán candidatos a las plurinominales a diferencia de otros partidos, Morena fue el único que integró sus listas en un proceso inédito: realizó siete asambleas distritales y en cada una se eligieron a 5 hombres y 5 mujeres. Las propuestas fueron hechas de propia voz por los asistentes a la asamblea sin limitar el número. Una vez con los nombres propuestos se entregó a cada uno de los asistentes dos papeletas para que escribieran libremente el nombre de una mujer y un hombre a su criterio. Así se completaron 35 hombres y 35 mujeres para construir la lista de los diputados de partido llamados plurinominales. En un acto posterior se introdujeron en dos ánforas –una para los hombres y otra para las mujeres- los nombres surgidos de la decisión de las bases. Se extrajeron doce nombres (seis de hombres y seis de mujeres) para construir la lista de candidaturas plurinominales. Igual procedimiento fue seguido para proponer a los regidores en los ayuntamientos.

El proceso se llama insaculación y siendo Leonel Serrato abogado no ignora que el método se ha empleado incluso en actuaciones judiciales para designar jurados o peritos. Es un método que evita que grupos de interés confabulen para hacerse de lugares de privilegio. Conociendo como se despiertan las ambiciones, la insaculación es excelente para desarticular grillas que ocasionan fracturas en ocasiones irremediables. Por el PRI son pluris Fernando Chávez y Martha Orta. Por el PAN, Héctor Mendizábal, Josefina Salazar y Enrique Flores. En el PRD aparece José Guadalupe Torres. En el PT, José Belmarez. En el Verde Ecologista, Manuel Barrera. En Conciencia Popular, Óscar Vera. En Movimiento Ciudadano aparece Lucila Nava. En Nueva Alianza, Ricardo García Melo y por Morena Jesús Cardona Mireles.

¿Cómo fueron designados los diputados de representación proporcional? ¿Preguntaron a las bases de sus partidos, siquiera como hicieron en Morena? Por supuesto que no. Cuando la clase política en general sufre el enorme desprestigio que atestiguamos y produce el rechazo de la ciudadanía, surge la necesidad de refrescar las representaciones con ciudadanos de a pie. Fue como se hizo en Morena. Pudo ser cualquiera, un ama de casa, un pintor, un vendedor de jugos, un profesionista, un estudiante, un desempleado, que hiciera contrapeso a la corrupta clase política. Me preguntaban mis cercanos que cómo se proponía a un vendedor de jugos, así peyorativamente, si en tales lugares se requiere alguien muy preparado, tesis que comparte el llamado Chilillo, Gerardo Serrano. Baste ver a quienes estuvieron, están y probablemente volverán a estar en el congreso para cerciorarnos que la preparación no es garantía de honestidad y transparencia. ¿Quién más preparado que Óscar Vera, que fue procurador, se alterna con su hijo y es dueño de su propio partido? ¿Cuántos con mayor experiencia parlamentaria que Rebeca Terán, Óscar Bautista o Enrique Flores que ya estuvieron como diputados federales? Y algunos ganaron en sus respectivos distritos.

Un dato: si se busca la lista final propuesta para las plurinominales, me encontrarán en el número doce, sin haber participado de la insaculación. Resulta que una vez completadas las listas, la mayoría de propuestos, al verse lejanos de los primeros lugares, ya no hicieron llegar los documentos requeridos para inscribirlos, como la carta de no antecedentes penales, constancia de radicar en la entidad, fotografías y ponerse al corriente de sus cuotas, hicieron mutis. Obligaron a que de manera solidaria entraran como emergentes más de la mitad de los enlistados. Cuando acudí a la Unidad Administrativa Municipal por mi constancia de residencia encontré a Jesús Cardona que se daba a la tarea de tramitar para varios más el documento y seguro lo mismo hizo en la procuraduría. Es decir, el partido le delegó la responsabilidad de ajustar la lista, total, iba en primer lugar.

Siguiendo el proceso de Morena, lo que pasa por alto el fedatario es que, sabiendo que el plurinominal, venido del pueblo literalmente, carece de conocimientos parlamentarios, la responsabilidad compartida es del partido que lo postuló para asesorarlo y acompañarlo en sus tareas pues no fue independiente. Así que al diputado se le asignaron flamantes asesores como Juan José Hernández, cuñado de Sergio Serrano, presidente del partido, y sus cercanos como Paloma Aguilar, Sarahí Veloz, Alejandra Juárez y el mismo secretario de finanzas, Enrique Serrano. A saber si le apoyaron y cómo, o nada más cobraron y tal vez apoyaron, ellos sí, a los pobres viejecitos muy queridos militantes de los que se conduele el notario para pintar de cuerpo entero al diputado. Soslayar la responsabilidad de Sergio Serrano y su equipo es sospechoso, por decir lo menos.

Por lo demás, el artículo de Leonel Serrato es poco edificante. Hablar de méritos para una designación, cuando así la obtuvo de Horacio Sánchez Unzueta para ser titular de la notaría pública número 32 en 1997 puede hacer cuestionable su propio sentido de la decencia. Señalar la falta de congruencia como lo hace, nos recuerda que fue representante ante las autoridades electorales del Verde Ecologista apoyando en el proceso de 2009 a la candidata Beatriz Benavente, hoy Oficial Mayor del Congreso y responsable de entregar los dineros a los diputados. Cuando habla del sentido de la historia y de voracidad, avidez y poco pudor entregándose en brazos de quien más paga, debo recordar su paso fugaz como consejero jurídico del gobierno priista de Fernando Toranzo en el que nunca le dieron ni una oficina para trabajar y, a su dicho, tampoco le respetaron el acuerdo salarial, situación embarazosa (9 meses por cierto, de enero a octubre de 2010) que le orilló a renunciar pero muy agradecido del doctor por el que, dijo, votó y lo volvería a hacer.

Rememora al Nava Partido Político cuando sus candidatos pluris eran Pizzuto y Pablo Aldrete quienes rechazaron asumir el cargo por el proceso fraudulento que llevó a Horacio Sánchez a la gubernatura. La autoridad electoral llamó a los siguientes en la lista hasta llegar al profesor Raúl Acosta quien al final aceptó en lo que Leonel llama error histórico, tal vez porque él mismo estaba en la lista y fue presionado para no aceptar, lo que trascendió entonces, hizo contra su voluntad, aunque se puso a mano con la notaría. Leonel Serrato en el 2009 por el PRI y Verde, en tanto Raúl Acosta en 2015 por el PAN, representantes ante las instancias electorales, compartían entonces lugar en la lista opositora, eran de los mismos, pues.

En marzo de 2017 Serrato hace presencia para firmar el “Acuerdo Político de Unidad” con López Obrador y recientemente, el mismo diputado Cardona Mireles declaró no saber qué interés tiene Serrato para afiliarse a Morena cuando no está de acuerdo con los procesos electivos internos. Si fuera el caso de que el fedatario tenga aspiraciones personales, legítimas por cierto, y que efectivamente se haya afiliado a Morena o al menos esté en tratos con la cúpula, entonces su artículo en cuestión entra por entero en entredicho pues denotaría un interés personal que nos obligaría a releer su escrito con otra mirada. Empezaría por interpretar el título “Detrás de una Morena” como la búsqueda de los favores traducidos en una designación, segura, si fuera por sus méritos y lustre personales.

Entendería entonces que sus viscerales escritos lo ponen a la altura de cualquier diputado actual que son una vergüenza. Me explico. Si el diputado priista José Luis Romero Calzada usó la tribuna para vociferar que Serrato gusta de hacer travesuras con su trasero, el notario no se queda a la saga cuando escribe que Cardona entregó el trasero a cambio de dinero. O igual como cuando Manuel Nava y otros del llamado Frente Anticorrupción aprovechaban el escándalo en contra de los diputados para gritarles “putos” a Mendizábal, Mariano Niño o Vera, cuando eran nombrados en la plenaria, Leonel Serrato remata su escrito para referirse a Mendizábal como “La Nena” aunque tal vez el propio Serrato no venda piñas. Descalifica a toda la Asamblea de Vagos pero curiosamente da oídos a uno, del que se reserva el nombre en la conciencia (sic), señalando al diputado Cardona objeto de su escarnio como “poquitero” relacionando los hechos de Panavi, la aprobación de cuentas fraudulentas y su versión verbal de que recibió 200 mil pesos cuando a otros les dieron millones. Como se estila ahora, basta con aseverarlo y, como son diputados, se da por hecho.

Hablando del Tribunal Electoral, en un espacio vallense afirma Leonel Serrato que el órgano fue engañado por Cardona para regresar a Morena y que no logra entender la resolución y que “tal vez” fue porque en Morena no procedieron correctamente. Aclaro: yo tampoco entiendo, porque creo que al igual que el notario, no la he leído. Lo que si entiendo es que Morena no es el grupo cupular que le está haciendo calorcito a Leonel Serrato y que la humillación en tal caso sería para la pandilla que se apoderó del partido y que hoy se ven fortalecidos (por decirlo así) con el personaje público. ¿Alcanzará Leonel Serrato a la Morena?

es content solo

Sergio Serrano asegura que ya no tienen diputado

 Para el dirigente estatal del Movimiento de Regeneración Nacional, Sergio Serrano Soriano, el diputado local Jesús Cardona Mireles, ya no es integrante del partido, debido a que se alejó de la doctrina que combate las corruptelas. Expuso que están en desacuerdo con su desempeño, como negarse a bajar el salario, comprar nuevos vehículos y no ser un contrapeso a los despilfarros del congreso. Serrano defendió además al alcalde de San Nicolás Tolentino, Pedro Infante, que ha construido carreteras. Desestimó las críticas que le hizo «un contratista de izquierda», que se enojó por no ganar. Aludió al ingeniero Agustín de la Rosa, al que no mencionó. El inconforme denunció las irregulares licitaciones de caminos y calles. Serrano expuso que en el 2018, con el tabasqueño Andrés Manuel López Obrador, volverán a ganar la presidencia de la república. Ahora no permitirán que les hagan fraude electoral.

-¿Cómo evalúa al diputado local de Morena, Jesús Cardona Mireles?.

-Hemos criticado de manera abierta su desempeño. No estuvimos de acuerdo en que se incrementara el salario. Lo condenamos en público. Nos manifestamos en una sesión del congreso para repudiar tales actitudes. Tampoco aceptamos que haya firmado el permiso para que se compraran nuevos coches los diputados. Nos parece que va en contra de todo lo que hemos luchado para acabar con los privilegios de la clase política. En términos generales, no ha entendido cuál es el espíritu de Morena. Es necesario que se ponga a leer y entender la declaratoria de principios, el programa. Ahondar en los temas. El participar o no en una marcha contra del gasolinazo, no es lo más importante. Desde que se aprobó la reforma energética, fiscal, el presupuesto de egresos en la cámara de diputados, en todos los casos Morena ha dicho que el perjudicado sería el pueblo. Lo adelantó el senador Mario Delgado. Lo que está atrás de las alzas es la reforma energética. La aprobaron PAN, PRI y PRD, en el Pacto con México, impulsado por el presidente Enrique Peña Nieto. Son los responsables de la debacle que se vive. No en balde mucha gente se acerca a Morena. Miran como una alternativa a su dirigente, Andrés Manuel López Obrador, lo que se nota en sus índices de popularidad. Vamos a condenar los ilícitos de cualquier funcionario de Morena con hechos comprobados. No con chismes que aparecen en las redes. Me atrevo a condenar algunas actitudes del legislador local porque van en contra del pueblo potosino.

-¿Usted no le dio línea?

-No, en Morena la gente actúa por convicción y decisiones propias. No andamos detrás de la gente para decirle lo que haga. Dudamos de las evaluaciones que hace al congreso el litigante José Mario de la Garza, ya que está muy vinculado al aparato estatal. Es parte del andamiaje político.

-¿Es posible que suba el suplente del diputado Cardona?

-En los órganos internos podemos solicitar se valore su desempeño. A mi juicio, ya no tenemos diputado. Aunque puede mantenerse.

-No tiene la facultad de subir al suplente?

-En términos legales no podemos remover a nuestros diputados. Ningún partido puede hacerlo. En lo interno podrán decir quien es el coordinador. En el PAN no respetan la regla. En el PRI manda el gobernador.

-¿Hubo un error al elegir diputado?

-Tenemos que revalorar un poco más la forma de cómo elegimos. El método es correcto, solo hay que meter muchos candados para que no se cuelen ambiciosos vulgares. Los infiltrados del propio gobierno, los oportunistas de último momento. Eso es lo que tenemos que cuidar. La insaculación es la adecuada. Impide que los dirigentes se atribuyan la facultad de nombrarlos. Elimina una práctica común. Pero hay que poner otras condiciones para ya no tener personas como el actual legislador.

-¿Un diputado es suficiente para hacer contrapeso en el poder legislativo?

-No pero puede ser un personaje importante para denunciar todo lo que se gesta. Lamentamos que Cardona ha estado lejos de ser el personaje que anhelamos. No ha denunciado las corruptelas de la Auditoria Superior. Los excesos del gobernador Juan Manuel Carreras. Pero se queda callado ante lo que ocurre. En la cámara de diputados federal, donde tenemos 36 diputados, todos los días desnudan al gobierno central. Con Cardona perdimos un año. La gente nos reclama, que resolvamos el problema. Según nuestras facultades, hacemos los exhortos para cambiar el escenario. No estamos de acuerdo con varias posturas que ha tomado en temas de interés colectivo. Es terrible lo que dijo respecto a que si le bajaban el salario, no iba a completar para sus necesidades. Una propuesta de Morena es que el diputado gane como cualquier ciudadano. Buscamos acabar con los privilegios de la clase política. Es una oportunidad que se perdió. Ojalá lo podamos resolver. Sobre las denuncias del alcalde de San Nicolás Tolentino, Pedro Infante, son situaciones distintas. Hubo un contratista que no estuvo de acuerdo con algunas licitaciones y se ha dedicado a hacer mucho ruido porque no salió beneficiado. El edil ha logrado más que sus antecesores. Bajó recursos federales como nunca antes. Ha construido carreteras. Ha cumplido. Lo otro es de un constructor resentido, vinculado a la izquierda. Considera que debe ser el elegido, pero es otra forma de caer en las corruptelas. Tenemos 7 regidores con un desempeño aceptable en Tamazunchale, Matehuala, San Nicolás Tolentino, Soledad y Tanlajás. Han hecho labores de contrapeso y denuncia. Hacen un esfuerzo por representar con dignidad a Morena… continúa (tomado de la versión impresa, ENERO 2017)

portada ene

es content solo

Presidente sin moral

El periodista Juan Pablo Moreno subió a su muro una entrevista que le hizo al presidente municipal de San Nicolás Tolentino, Pedro Infante Rodríguez. Hábil como es, el reportero le preguntó sobre la denuncia que he hecho de manera reiterada sobre la corrupción que se da en el municipio gobernado por el partido Morena en el asunto de la obra pública. El encabezado que pone el editor es optimista, dice: “En San Nicolás Tolentino, Pedro Infante se resiste a cobrar el diezmo”. Sólo de palabra. Y es que es imposible que un funcionario acepte en público que cobra moches por la asignación ilegal de las obras.
Aunque los hay harto cínicos, como el presidente de San Blas que en forma abierta acepta que “robó poquito, porque su municipio es muy pobre”. Pero los hay cínicos y pendejos. Si. Presume que trabajó 16 años en Estados Unidos en la construcción y que logró hacerse de una vasta experiencia como supervisor. Señala que “en su mandato no exigirá el diezmo a constructores amigos o familiares”. Tiene razón. Si atendemos a los datos que arrojan los análisis de costos en donde se observa un sobrecosto que ronda el 50% (como lo demostraremos más adelante) en las obras que recién concursó y que su gobierno asignó, entonces con los sobrecostos, pedir un 10% es una torpeza, para un “experto” que sostiene conocer de fondo todo lo referente al tema.

Sostiene además que “las obras las ganarán los contratistas que se apeguen a lo que marca la norma”. El caso es que la ley no sólo la deben respetar los contratistas. En primer lugar la autoridad representada por el edil, que ha violado el artículo 134 de la constitución general de la república. Debe explicar las motivaciones y fundamentos en que se apoyó para fraccionar el “camino San Nicolás-Cañas» en tres partes, dos de las cuales las asignó de manera ilegal en concursos que no se plegaron a los cánones y el tercero lo sacó en un rango de ocho obras, asignado a uno de los más caros. Está obligado a detallar por qué no respetó lo que señala el artículo 43 de la Ley de Obra Pública Federal que prohíbe fraccionar los contratos. El periodista le plantea que lo hemos cuestionado sobre la entrega “de un camino a la empresa que presentó las cotizaciones más elevadas, lo que le pudo redituar el pago de un presunto soborno”. No sólo fue sobre el camino, también por los ocho concursos que llevó a cabo y fueron otorgados, todos, “curiosamente” a los costos más elevados. La respuesta del funcionario fue, no la de un experto en la construcción, sino la de un patán que le incomoda, le ventilen sus inconsistencias con su palabra y su acción. “Molesto, el edil resaltó que le gustaría confrontarse con el quejoso, para mostrarle todos los expedientes donde consta por qué fue descalificado. No iba a ganar con sus ridículas y mediocres cotizaciones”.
Ya le di respuesta puntual de que acepto su reto de confrontar argumentos. Los tiene desmenuzados en nuestros concursos que presentamos. Y también sabe, lo creemos de manera optimista, que la ley en su artículo 38, párrafos quinto y sexto, señala que si la propuesta es insolvente en el costo, es motivo para descalificarla. Pero se da el caso que nuestras cotizaciones no fueron cuestionadas por presentar un bajo costo que no les garantizara los trabajos en tiempo y calidad. No lo hicieron porque no tenían argumentos. Pero entiendo la bravuconería de un personaje que carece de argumentos y pretende que con poses de perdonavidas asustar a sus interlocutores que no aceptan ser cómplices de sus pillerías. Que no aceptan ser simuladores de la corrupción institucionalizada que carcome los cimientos de nuestra nación y llena los bolsillos de dinero público a funcionarios y hombres y/o mujeres de la iniciativa privada, de manera indecente. Los motivos que esgrimieron para descalificar nuestras propuestas están en litigio en la Secretaría de la Función Pública.

Pero sostenemos que quienes asignaron las obras siendo las más caras, por tal motivo se les debió descalificar, ya que se observa la manera en cómo, de forma premeditada, se pusieron de acuerdo con un grupo de contratistas en elevar los costos para acercarse al “techo financiero” que previamente conocían. Esto es, se demuestra con tal circunstancia que se presentó en los ocho concursos y que los coloca en lo que expresamente señala el artículo 31, fracción 23 de la ley en la materia, como causal de descalificación. Pero además también de manera clara y precisa la convocatoria en su punto 5.3 establece que será asignada la obra, entre otros criterios, al que haga la “…proposición solvente que oferte el precio más bajo”.
En este sentido, en el de los costos, no hay mucha materia de discusión. Cuando un concurso es abierto, los costos que rigen la sustancia de la propuesta es el que se encuentra en el mercado. Y en el caso particular del concurso No. LO-824030942-E6-2016 en uno de los que participamos, el concreto representa el 77% del costo total de nuestra propuesta económica. En este punto en particular, se nos solicitó que se presentara de manera oficial las cotizaciones de nuestros proveedores del cemento, arena y grava puestos en obra, que son los insumos principales para obtener el costo por metro cuadrado de concreto hidráulico por unidad de obra terminada. Bien, desglosemos el concepto con los datos de nuestro proveedor y la mano de obra, así como lo referente al equipo y herramienta.
El concepto de metro cuadrado de concreto hidráulico lo cotizamos en $258.77 a costo directo (es decir en este costo no está incluido lo que llamamos indirectos y utilidad). El cemento, la arena y la grava representa un costo por metro cuadrado de $182.01, equivalente a un 70.34% del costo total del concepto. Mientras que lo que se refiere al costo de la mano de obra por la hechura, colocación, equipo y la herramienta utilizados nos arrojó un costo de $76.76, el 29.66% del costo total del concepto.

Lo que estamos cotizando como indirectos y utilidades por metro cuadrado de concreto por unidad de obra terminada son $51.75, lo que representa el 20%.
Estos son nuestros precios y nuestra capacidad de movilidad financiera para cumplir los compromisos. Son precios de mercado. No estamos inventando ningún costo. Pero estamos seguros de cumplir con nuestro compromiso y tener una utilidad justa en una competencia honesta. ¿En dónde está lo ridículo de los costos?. ¿En dónde está la mediocridad que ve este experto en construcción metido a presidente municipal? ¡Ah, claro, entiendo! Seguro que el especialista razona en que estos costos no traen un sobrecosto que garantice un soborno para funcionarios corruptos y por pudor no lo menciona. Si, en efecto, los precios son de un concurso honrado. Son los precios que aceptó en los concursos y traen un sobrecosto del 50% por encima de los precios del mercado. Y en los aumentos está el dinero que le escamotean al erario. ¿Cuánto le toca al presidente?, junto con el contratista que se prestó al enjuague lo saben. Asegura el alcalde que no le pide nada al proveedor. ¿Usted le cree?. Yo tampoco. Y este es el cuadro de Morena que, sostiene, les “… enseñará una estrategia que les ayude a preservar la unidad”. Todo cae por su propio peso. Pero, señor presidente, estoy a sus órdenes para que me demuestre que los precios que autorizó, tienen un sustento con los costos del mercado y que los nuestros no tienen asidero con la realidad. Si rechaza el desafío que usted me ha hecho, yo le diría que es un ridículo, que los patos le tiren a las escopetas y que su balandronada es producto de un mediocre.

aa
En opinión de: Agustín de la Rosa Charcas