Archivo de la etiqueta: municipal

es content solo

No se pueden reelegir los que desfalcan a los ciudadanos

Los programas clientelares, que solo lucran con la necesidad de la gente para permanecer en el poder, que simulan avances a través de obras de relumbrón, con poca transparencia en las licitaciones, donde los recursos son malversados con fines distintos, deben erradicarse con soluciones creativas, con manejo idóneo, proyectos de urbanizaciones viables, con ejes estratégicos que mejoren la vida de los potosinos, destacó el candidato a la alcaldía de la capital por el PAN y Movimiento Ciudadano, Francisco Xavier Nava Palacios.

Expuso que la capital potosina tiene un crecimiento poblacional del 7% anual, el doble de la media nacional, por lo que se debe implementar un modelo de desarrollo para la zona del baj√≠o, lo que no se refleja en los √ļltimos tres a√Īos. ‚ÄúNo vemos un mejoramiento en la vida de los potosinos. Es una realidad. Pregunto en las colonias a d√≥nde vamos, en qu√© est√°n mejor hoy, en alumbrado, pavimento, servicios, seguridad. La respuesta es que en ninguno de los rubros. Faltan avances en seguridad. Los delitos de alto impacto han aumentado de manera enorme en la capital, al igual que los patrimoniales. Es por lo que expandimos la consulta, para saber las necesidades m√°s apremiantes y tener especialistas para hacer un plan acorde que resuelva la problem√°tica. No nace desde un escritorio como imaginan los genios de la ciudad, que dicen, pueden resolver todo, porque tienen los datos. La pol√≠tica se hace en la calle, para poder planear y resolver los problemas de la ciudad‚ÄĚ.

Ante el alza en la inseguridad en la capital potosina y resto del pa√≠s, Nava Palacios afirm√≥ que el problema no radica en la falta de polic√≠as, tambi√©n se requiere implementar una estrategia que atienda las necesidades y derechos de los elementos policiacos, los cuales han sido da√Īados en sus prestaciones. Las carencias en sus unidades y equipos de trabajo los pagan de sus bolsillos. ‚ÄúSe deben coordinar¬† las fuerzas federales, estatales, municipales y luchar contra las corruptelas institucionales. Fortalecer las polic√≠as para dar resultados, tener elementos calificados, motivados. No sucede cuando hay serios conflictos con el mando municipal‚ÄĚ.

Otro fen√≥meno que incide en el incremento del √≠ndice delictivo es la falta de empleo para los j√≥venes, aunado a la falta de espacios de esparcimiento y recreativos para que practiquen actividades f√≠sicas. ‚ÄúTenemos un problema grave de pandillas. Hay colonias donde casi cada tercer d√≠a muere gente, pero no se hace nada, porque est√° desatendido el aspecto social de la autoridad. No hay opciones para los j√≥venes. Los motivadores en las colonias populares desaparecieron, mucha gente dej√≥ de asistir, los j√≥venes dejan de hacer deporte. Los chavos banda no son extraterrestres, hay que apoyarlos para que se ejerciten. Se debe esparcir m√°s el deporte, no hacerlo con fines recaudatorios‚ÄĚ.

En el rubro de los servicios b√°sicos, Nava expuso que en el actual trienio, todo est√° enfocado en cobrar sin ser eficientes, como en el caso de la basura, ya concesionada. Expuso que la falla se ubica en que los recursos gestionados a nivel nacional, son utilizados en otros rubros. Se requiere que la ciudad crezca de forma id√≥nea. ‚ÄúEl 85% de las colonias a d√≥nde vamos, los potosinos reciben agua por tandeo. No obstante, pagan los recibos de algo que no reciben. Los servicios son p√©simos. Se ha establecido d√≥nde y en qu√© se deben destinar los fondos a trav√©s de los impuestos. No nos vamos a pasar tres a√Īos a ver qu√© pasa. Hay que hacer gestiones con transparencia, para que conf√≠en en la autoridad. No se la tengo al actual edil, al igual que muchos potosinos que no saben lo que hace el ayuntamiento. No somos juez ni ministerio p√ļblico, pero se va a revisar todo. No se solapar√° ninguna arbitrariedad que se haya cometido. En caso de las luminarias de Panavi, es una prestaci√≥n que no ha funcionado. Seguimos a oscuras. Pero tambi√©n se afecta la seguridad e integridad de las personas. Hay mucha desconfianza de las personas cuando oscurece. Se debe reconfigurar el esquema para salir sin miedo. Pero todo cuesta, dinero y gestiones‚ÄĚ.

Censur√≥ se utilice la necesidad de la gente para permanecer en el poder, con modelos antiguos para simular el poco trabajo en la calle. Adem√°s de cometer la aberraci√≥n de hacer obra p√ļblica con las mismas empresas del alcalde. ‚ÄúHay que ver lo realizado, en una calle sin errores. No podemos tener un gobierno de relumbr√≥n, para estar todo el tiempo en los titulares. No sac√≥ a San Luis del bache. Los ciudadano aportan el dinero a los pol√≠ticos, para lo m√°s importante, hacer un gobierno. Hay que cuidarlo, no cometer el despilfarro para comprar 70 casas, 3 millones de metros cuadrados de terreno. Equivale a privatizar los recursos de los potosinos, lo que est√° penado en la ley. Las licitaciones de las obras deber√°n ser como marque la norma, transparente. Habr√° una √°rea que vigile la rendici√≥n de cuentas, la transparencia, nada de simulaciones. Contaremos con una contralor√≠a ciudadana‚ÄĚ.

A√Īade que se debe entrar de lleno a los problemas, con gestiones y proyectos plurales. Si alguien razona distinto, sumarlo para sacar la ciudad adelante. Otras circunstancias alarmantes son los incontables despidos injustificados de trabajadores. Nava propuso abordar a detalle cu√°ntos juicios laborales se encuentran activos, saber las causas de las demandas. Se tuvo que haber llevar un proceso de acuerdo a la ley del trabajo o de lo contrario habr√° consecuencias. ‚ÄúHay reglas para todo, pero si como sabemos, se violentaron los procedimientos, se falsificaron las firmas, se despidieron sindicalizados a la brava, tendremos un problema serio. Hay muchos que quieren regresar y otros que est√°n cansados de lidiar con tipos como los que est√°n al frente del ayuntamiento‚ÄĚ.

Ante la b√ļsqueda de Gallardo Ju√°rez por reelegirse, Nava calific√≥ de absurdo y no tener verg√ľenza, le pida a la ciudadan√≠a tomarlo en cuenta para que los represente, con el fin de usar los recursos p√ļblicos para su conveniencia personal y tener ganancias il√≠citas. A√Īadi√≥ que el mismo efecto negativo se reproduce en las filas del PRD, donde se han perdido las convicciones democr√°ticas. Se carece de una ideolog√≠a clara. Est√° secuestrado¬† por un grupo que solo quiere perpetuarse en el mando. ‚ÄúL√°stima que el partido sea complaciente y hayan puesto las alertas para que no entraran tales tipos de personas que solo buscan quedarse en el poder y hacer negocios con la pol√≠tica.‚ÄĚ Nava indic√≥ que para evitar los gobiernos negativos, se tienen que revisar las trayectorias de los candidatos a la hora de emitir el voto. Saber a quienes eligen como autoridad, propuestas que ofrecen y el equipo de trabajo.

‚ÄúVamos a tener dignos representantes, incluyentes, con los j√≥venes, hombres, mujeres, que han hecho un adecuado papel en distintas ramas del comercio e industria. Meteremos un gran n√ļmero de regidores que representen a la ciudadan√≠a‚ÄĚ. Explic√≥ que falta razonar la toma de decisiones debido a que se van a empezar a ver todo tipo de artima√Īas y guerra sucia a trav√©s de supuestos an√°lisis de opini√≥n que se muestran tendenciosos para quienes buscan permanecer en el poder. ‚ÄúYa deben tener los reales, porque se miran nerviosos. Es por lo que les interesaba bajarme a trav√©s de sus medios que manejan. Los n√ļmeros no los favorecen‚ÄĚ.

Se le plante√≥ el paralelismo de su abuelo Salvador Nava Mart√≠nez que luch√≥ contra el cacicazgo de Gonzalo Santos y Carlos Jonguitud. Ahora le toca luchar contra Gallardo Ju√°rez. ‚ÄúSon tiempos distintos pero las convicciones democr√°ticas son las mismas. Hay que defender y combatir a los que act√ļan de manera err√≥nea, desfalcan a la ciudad, abusan y se burlan de los ciudadanos. Soy consciente que ninguna fuerza pol√≠tica sola podr√≠a ganar las elecciones, pero hay una confluencia de actores, de gente que quiere aportar ideas, conocimiento, ponerse a trabajar porque el desaf√≠o es mayor. Hay quienes creen que se va a recuperar la capital donde se dieron antes muchos logros en materia c√≠vica y¬† democr√°tica. Ahora pareciera que estamos en el s√≥tano, gobernados por individuos que se pasan por el arco del triunfo la ley, normas, la voluntad de los dem√°s y es muy lamentable. La honestidad, la rendici√≥n de cuentas, transparencia, la √©tica en la pol√≠tica, son los valores que retomar√© de mi abuelo. Hay que recurrir a los que han dado el ejemplo, son muchos los que quieren el cambio‚ÄĚ.

Nava se mostr√≥ convencido de dar la batalla con el apoyo ciudadano, buscar logros m√°ximos, hist√≥ricos. Contiende contra un adversario que buscar√° quedarse en el poder con ayuda de toda una maquinaria pol√≠tica y de cuantiosos recursos. ‚ÄúDebe participar la ciudadan√≠a. Si la gente sale a votar, es un punto a favor de nosotros. Vamos estar muy atentos a los gastos, porque el tope de campa√Īa ya lo gast√≥ en un desayuno. Hace mucho que se promociona en lo personal, fuera de plazo, con atropellos a la ley. Se va a gastar mucho m√°s. No sabe hacer pol√≠tica sin dinero. Nosotros sin dinero vamos hacer pol√≠tica y le vamos a ganar. Tendremos gente capacitada y comprometida para defender unas votaciones competidas, para que no nos roben la ciudad‚ÄĚ.

 

 

es content solo

Los hilos de don Corleone

El drama que sucede en el estado, con la participaci√≥n c√≠nica del clan delincuencial autodenominado ‚Äúla gallard√≠a‚ÄĚ, pidiendo el voto ciudadano, como si no pasara nada, en contra de sus actividades que como servidores p√ļblicos han dejado en el municipio de Soledad y la capital, se debe a que ha quedado comprobado, que los hilos que manejan la pandilla, son de orden federal. Los compromisos que se han articulado, rebasan el √°mbito local. El actual gobernador, Juan Manuel Carreras, es p√ļblico y recurrente su ab√ļlico comportamiento pol√≠tico y su forma de ejercer el poder. Los acuerdos a que llegaron en el pasado proceso electoral del 2015, para que lograra mantener el poder el priista, son, como vemos, el dar total impunidad a las evidentes conductas que c√≥mo delincuentes han desplegado en el ejercicio del poder la familia Gallardo. Las denuncias tienen un acumulado que generan malestar social, por s√≠ mismas, pero que se incrementa por la prepotencia con que se conducen los delincuentes con aires de redentores sociales, que se saben protegidos por las ‚Äúinstituciones‚ÄĚ de la rep√ļblica.

No hay en tal sentido, duda alguna, de lo que est√° pasando en la actual coyuntura pol√≠tico-electoral. La familia Gallardo cerr√≥ los acuerdos necesarios para que no les impidieran su participaci√≥n electoral en su b√ļsqueda de avanzar en el escalamiento del poder pol√≠tico y econ√≥mico. Y los acuerdos son en el √°mbito federal, con el sometimiento del poder federal. El repudio que se ha dejado sentir en varios medios nacionales, en donde se pone en evidencia el perfil de corrupci√≥n, enriquecimiento insultante en s√≥lo nueve a√Īos y de violencia que han ejercido desde el poder municipal en la zona metropolitana, sobre el padre y el hijo, ha sido apabullante. Como tambi√©n lo es la sordera que la complicidad del poder en manos del priismo nacional y estatal han dejado constancia de las innumerables denuncias documentadas en contra de la familia. Es claro que con el gobierno federal encabezado por Pe√Īa Nieto, no se proceder√° en contra de la ‚Äúgallard√≠a‚ÄĚ.

Como lo es tambi√©n el hecho de que la impunidad brindada se debe al compromiso de que se vote en lo federal por el candidato del PRI a la presidencia de la rep√ļblica, Jos√© Antonio Meade. La circunstancia tendr√° una variante, s√≥lo si el candidato del PRI, como se observa, no logra levantar y en las alturas se acuerde que se le enderecen los votos a favor del lavador de dinero, del corrupto Ricardo Anaya alias el Cerillo. Por ahora el acuerdo de impunidad est√° en que se mover√° la votaci√≥n corporativa del gallard√≠smo hacia el PRI a la presidencia. La soberbia que consume al par de delincuentes y el baj√≠simo nivel intelectual que tienen, provoc√≥ el aparente desliz del llamado pollo en un mitin casi des√©rtico en la comunidad de Estaci√≥n Ventura del municipio de Soledad, en el cual sostuvo que s√≥lo les pide el voto para los candidatos amarillos, del senado para abajo, para presidente de la rep√ļblica, les dijo, voten por quien quieran.

Desde luego que el desprecio nada √©tico que le mostr√≥ al panismo y en particular a su candidato presidencial, Anaya, se inscribe en la humillaci√≥n que no dejan, los Gallardo, en seguirles restregando en p√ļblico, en pleno rostro, al llamado Cerillo y lo que representa dentro del panismo nacional. La familia Gallardo instruir√° a sus operadores pol√≠ticos para que voten por el PRI a la presidencia. La √ļnica circunstancia pol√≠tica que no lo hagan por el ninguneado y despreciado candidato a la presidencia del frente, de parte de los ‚Äújefes‚ÄĚ, de la mafia de la gallard√≠a, es que en las c√ļpulas del poder no definan que cerrar√°n filas con el frente, para que en una maniobra desesperada, logren detener el avance impresionante que trae Morena, no s√≥lo en la elecci√≥n presidencial, tambi√©n en la intenci√≥n del voto en cascada que anuncian las encuestas. El problema no es menor, sobre todo para el panismo indigno, desvergonzado que representa la c√ļpula local y nacional. Los padrinos mafiosos potosinos del PRD, los traen como su servidumbre en la promoci√≥n del voto a favor de los que han acreditado su estrategia pol√≠tica desde el poder como una organizaci√≥n que act√ļa con los est√°ndares del crimen organizado.

Si quieren llegar al senado, tienen que trabajarle como viles esclavos, para obtener el primer lugar en la votaci√≥n en el estado, que por ahora los colocan por siete puntos debajo de Morena y seis del PRI. Esto es, si las campa√Īas siguen con el mismo ritmo, es muy probable que la mafia de la gallard√≠a y el panismo sin √©tica ni principios se queden sin ning√ļn representante en el senado. Ning√ļn panista con conciencia m√≠nima en sus principios doctrinarios va a votar por la f√≥rmula del frente al senado, porque saben que, de hacerlo, contribuir√≠an a darle m√°s poder a la mafia gallardista. Contribuir√≠an a fortalecer la pesadilla de corrupci√≥n y violencia que se ha instalado en la zona metropolitana y ser√≠a el principio de que se extienda. El comportamiento del estado mexicano, con la familia Gallardo, no se le puede ver en otra forma, es un entendimiento entre mafiosos, que han sobajado la ley a los apetitos de poder y dinero p√ļblico, sin llenadera, de los jefes de las pandillas de ambos bandos.

La diferencia que existe de la familia Corleone de la mafia italiana, es que era ficticia en el libro del Padrino escrito por Mario Puzzo y la familia de los Gallardo es una mafia de la vida real, que mueve los hilos del poder para alcanzar sus objetivos para delinquir con total impunidad. Y los hilos son del orden federal, sí, pero también estatal. Son los hilos del Corleone potosino, real, pero más peligroso en lo violento y corrupto que el ficticio.

es content solo

En sus marcas, listos, arranquen

Comenz√≥ de manera institucional el despilfarro de recursos p√ļblico, perd√≥n, campa√Īas a distintos cargos empezando con los candidatos presidenciables, la c√°mara alta y baja, como algunos congresos locales y presidencias municipales, donde veremos un bombardeo publicitario, una guerra de mercadotecnia, spots de televisi√≥n, buscando el mejor guion, como si se tratase de una telenovela, aunque los pol√≠ticos la han hecho de la pol√≠tica. Se ha convertido en un drama espectacular. Las im√°genes no se parecen a los candidatos por tanto retoque, con lo que enga√Īan al electorado, quieren convencer a una sociedad lastimada, decepcionada, enga√Īada, al convertirse en la mejor opci√≥n de cambio con mensajes o discursos desgastados, llenos de demagogia pura.

Candidatos con una imagen no cre√≠ble, ahora parece que los participantes tratan de descubrir el hilo negro, buscan un ba√Īo de pueblo, sacarse la foto con la ama de casa, el chavo banda, el comerciante, con la crema y nata de la sociedad para despu√©s si te vi, ni me acuerdo. Cada momento de elecciones es la misma historia. Como dice el dicho, el indio no tiene la culpa, el ciudadano que lo hace servidor p√ļblico y le da el voto. Lo que m√°s lastima es el gasto que nos cuesta a todos, donde todos ponen y unos cu√°ntos se lo gastan. En d√≠as recientes, la revista Forbes, la que fiscaliza el top ten de los millonarios m√°s famosillos (porque a los due√Īos del mundo ni los mencionan) coment√≥ que ser√≠an las elecciones m√°s caras de la historia mexicana. Se destinar√°n 2 mil 148 millones de pesos de nuestros impuestos a los gastos de campa√Īas, al mega simulacro que vivimos en una democracia cara y ficticia.

Se habla que cada voto nos costará más de 5 mil pesos, sin contar a los independientes y al propio INE, al cabo que pueblito paga. En medio de todo el escándalo, los ciudadanos esperan que ya no digan más mentiras, que sea una contienda de propuestas y alternativas reales, alcanzables. Y que los políticos hagan a un lado sus propios intereses egoístas. Nada de ataques, insultos, denostaciones, que muestren nivel de debate, madurez política. El país requiere cambios sustanciales, radicales, ya que gobiernos anteriores han sumido al país en grandes problemas que laceran, agravian y lastiman a cada ciudadano y que siguen latentes como la inseguridad extrema, la corrupción inmersa en todos los niveles de gobierno, amparada en la impunidad. Contienden 4 partidos en alianza o coaliciones, 2 por la vía independiente, cada uno trae su propia historia (cola) más negativa que positiva. El ciudadano debe elegir al menos peor.

En la vertiente de las corruptelas m√°s recientes destaca el desv√≠o de recursos p√ļblicos de miles de millones de pesos con la llamada estafa maestra de la secretaria de estado, Rosario Robles, solapada por los que dicen que no sab√≠an. No existen instituciones que le pongan freno. Hace falta aplicar la ley ante tanta voracidad y ambici√≥n desmedida. Sigue vigente el tapaos los unos a los otros, se respeta el pacto no escrito sobre la impunidad, donde no pasa nada. En el primer debate organizado por el INE se abord√≥ el tema pol√≠tica y gobierno, como subtema, la seguridad p√ļblica, democracia, pluralismo, combate a la corrupci√≥n, impunidad, ojal√° que los candidatos, adem√°s de tener nociones de los problemas de M√©xico, sepan los c√≥mos, las soluciones reales para los que enfrentamos la crisis econ√≥mica, social y pol√≠tica.

No se diga la inseguridad y el c√°ncer de la corrupci√≥n e impunidad. El pa√≠s, los ciudadanos, ya no estamos para esperar en vano falsas promesas, mentiras, debates sin propuestas concretas. Se necesitan soluciones sin simulaciones, el combate a la pobreza extrema, quitar el flagelo de la inseguridad, hacer cambios, reformas a las leyes que traigan beneficios colectivos, que los aspirantes a la silla presidencial tengan una mirada de estado, que hablen con la purita verdad. Estamos a tiempo de rescatar nuestro querido M√©xico, se√Īores candidatos, un poco de ingenio y voluntad pol√≠tica para hacer los cambios que requiere la rep√ļblica. Ya no m√°s transas para avanzar. Tampoco que van a cambiar la historia, que est√° en el pasado. Mejor preoc√ļpense por el presente y solucionar los grandes problemas. Es donde est√° el reto.