Zamanillo exhorta a dejar en orden los testamentos

5 septiembre, 20199:59 pmAutor: La NoticiaCapital Noticias

El notario 23, Juan Gerardo Zamanillo Olvera, destacó que septiembre se ha estipulado como el mes del testamento, bajo el programa del gobierno federal, cuyo objetivo principal es heredar tranquilidad y certeza a las familias sobre los patrimonios. Se evitan problemas a futuro al dejar que los herederos dispongan de manera libre de sus bienes.

Los costos se reducen al 50%. En el 2018, ascendió a mil 650 pesos. Ahora no debe superar los 2 mil pesos. Lamentó que mucha gente deja todo para al último, después que el testador fallece y no hizo el reparto. Entonces hay desacuerdos entre los familiares. El asunto se lleva a los tribunales, lo que resulta costoso y se provocan cismas innecesarios.

Además, el apoderado puede cambiar el documento varias veces. Se piden como requisitos, no haya menores de edad ni litis entre las partes. Cualquier fedatario puede llevar el proceso, con un costo accesible y en poco tiempo. En la actualidad, dijo, son altos los números de personas que fallecen y dejan propiedades intestadas o los testamentos resultan impugnados por circunstancias ajenas.

Los casos son llevados a tribunales y los juicios que pueden tardarse varios años en resolverse. “Se han dado situaciones de personas que no fueron nombradas, pero se sienten con el derecho de recibir herencia. Protestan y empiezan los problemas internos. Cuando el dueño fallece y no deja heredero, se abre ante un juicio intestamentario. Acude cada uno de los que tienen implicados. Si el fallecido era casado, esposa e hijos. Si era soltero, padres y hermanos.

“La ciudadanía no debe pasar por alto trámites que son fundamentales a futuro. Asistir con un notario certificado para que el testamento tenga validez legal. Por ejemplo, si alguien llega ante un tribunal y establece que su papá le heredó todo y no cuenta con ningún documento que avale su dicho, inicia un procedimiento e involucra a los demás familiares para decidir el reparto de los bienes. Hay casos que llevan hasta más de 10 años. A veces es más importante que les toque menos. Como dicen, vale más un mal arreglo que un buen pleito. Con tantos tiempo en juicio, no alcanzan a gozar nada, sólo los nietos”.

 

Comments

comments

Comments

comments