Viciado el proceso interno de Morena, para elegir candidato presidencial

16 mayo, 20238:26 pmAutor: Oralia Guzmán MendozaCapital Municipios Noticias

El ex diputado federal de Morena, Ricardo del Sol Estrada, destacó que el canciller Marcelo Ebrard, es el candidato ideal para ganar la presidencia de la república. “Es una persona capaz, dinámica, con experiencia. No arrastra al encono, la polarización que se ha generado en el país. Es más plural, busca sumar. Es mediador y anhela consolidar los intereses colectivos. México es el atractivo de muchos países en el ámbito de las inversiones extranjeras. Se muestra al fortalecer el peso, aunado a las remesas que envían los paisanos de Estados Unidos”.

                Enfatizó que Ebrard tiene una trayectoria de 40 años en el servicio público. Más de la mitad, ha trabajado con el mandatario Andrés Manuel López Obrador. “En el 2012, cuando estaba mejor posicionado para el gobierno del Distrito Federal, se hizo a un lado y le dejó el paso al tabasqueño. Fue muy condescendiente. La forma en que lo hizo, demuestra la nobleza de persona, enseña sus valores, en un ambiente de canibalismo, casi trágico. Los puntapiés de quítate para ponerme yo, es el común denominador. El presidente tiene un compromiso moral con su ayudante. Si actúa de otra manera, equivale a traicionarlo en todos los aspectos. Ha sido ecuánime y ha trabajado para alcanzar los propósitos de su jefe”.

                “Los que simpatizamos con Ebrard, operamos desde las bases, donde se hace el verdadero trabajo. No se gana con pegar lonas. El presidente creó un desastre al adelantar el proceso sucesorio. Lo hizo para generar politiquería, que despertó muchas expectativas. Le sirve como un distractor, evita hablar de temas como la salud e inseguridad, donde hay rezagos. Ebrard le daría otro dinamismo. Ahora la clase política, se recicla. No hay ideologías, no existe proyecto político y democrático para los ciudadanos. Con Amlo, se hizo evidente la partidocracia, de tránsfugas, porque es autoritario. Lo que dice se hace. En caso de no estar de acuerdo, los persigue o los mete a la cárcel. El PRI y PAN, tiene gente desfigurada. El presidente se ha encargado de hacer pedazos su imagen. Cualquier otra alternativa que venga, de un esfuerzo ciudadano, valdrá la pena”.

                “Se ha viciado el proceso interno de Morena, que dejó de ser un espacio democrático. Se empezó a construir hace muchos años, lo que generó amplias esperanzas. Pero López Obrador lo hizo añicos. Ahora apoya a la Secretaría del Bienestar, de donde partirá su estrategia política en el 2024. Lo de lanzar a las cinco corcholatas en una campaña adelantada, fue un acto desesperado del mandatario. Además, es violatorio en todos los aspectos. Se habla de equidad, que no existe. La jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum, la muestra el presidente como su predilecta. La ha mostrado, cargado, aparece en los mítines y le ha levantado la mano varias ocasiones, para señalar que es la idónea. Sin embargo, no ha crecido en las encuestas. En algunos sondeos, Ebrard aparece arriba”.

                “El preludio de la campaña es violatorio de las normas, por parte de la candidata preferida, que arrastra todo el presupuesto para comprar lonas, espectaculares y bardas. Su figura ha despertado malestar en la gente, no por machismo. Los ciudadanos están listos para que mande una mujer, que ocupan cargos claves en seguridad y educativo. Son muy dedicadas. El enojo es por el despilfarro, no por ser una dama. Si le hacen cuentas, cuando lleguen las campañas, no tendrá un peso. Sale a deber. Además, se corre el riesgo de perder el registro. Morena tiene un presupuesto de mil 800 millones de pesos, que estarían al servicio de Sheinbaum. En San Luis, al auto nombrada presidenta del partido, Rita Ozalia Rodríguez, hermana de la secretaria de seguridad, Rosa Isela Rodríguez, es la que le maneja la campaña de la jefa de gobierno, junto con el delegado de la secretaría del bienestar, Gabino Morales. En equipo, reparten tarjetitas”.

“Es lo que enoja a la gente de gran manera. He recorrido los municipios de mi distrito, donde me dicen, reciben todos los apoyos, que no compran campañas. Están con Morena a nivel federal, lo que cambia en lo estatal y municipal. López Obrador tiene un compromiso con Sheinbaum o los empresarios que representa, donde existen extranjeros, que le pagan la escuela de la hija. Son los compromisos que cubren las candidaturas. El que llega tiene acuerdos con las trasnacionales”. Ricardo del Sol indicó que en la encuesta para definir al candidato, deben involucrase las universidades, cámaras industriales y sectores sociales. Si la organiza el dirigente nacional de Morena, Mario Delgado, impondrá al que le diga el presidente y no habrá certeza. Expuso que los demás sondeos no son creíbles, ya que preguntan al aspirante, el lugar dónde quieren aparecer. Pero manejan costos que oscilan en los 300 y 800 mil pesos. En la lucha por la gubernatura en San Luis, los únicos que pudieron cubrir la cuota, fue el actual ejecutivo, Ricardo Gallardo y el super delegado del bienestar, Gabino Morales.

En otros procesos, las encuestas resultaron ineficientes, al dejar fuera a la militancia. Los cargos más importantes se los dieron a críticos de la Cuarta Transformación, coludidos con Delgado. “En caso de darse el debate entre los aspirantes, será mesurado, no se harán daño. El tabasqueño no permitirá que se expongan entre sí. Será como un paseo por la alameda, de la mano. Si fuera real, se convierte en una cena de negros. Sheinbaum puede ser doctora en  física, pero Ebrard, tiene más experiencia. Una visión internacional de la problemática que se vive y lo que falta por hacer. La jefa de gobierno no puede con la ciudad de México. No es muy aceptada. El tabasqueño tiene muy limitado al canciller. Le canceló dos veces una visita a San Luis y lo mandaron fuera del país. Es como picarle los ojos. No le permiten recorrer el país como a su adversaria, que hace actos abiertos y le pegan publicidad. No la critican por actos anticipados de campaña, lo que sí hacen con Ebrard”.

El ex legislador adelantó que si el canciller sale de Morena, se ganará la simpatía de mucha gente de otros partidos que carecen de liderazgo.  Lo puede seguir el senador Ricardo Monreal y hacer una dupla. “Pero es difícil se vayan, ya que voltean y miran una estructura construida durante muchos años. La ruptura se puede generar si el Peje trata de imponer a su candidata. Pero también nos preguntamos, ¿el cisma puede ser parte del acuerdo que lo llevó a la presidencia? ¿Y regresarle la silla al PRI y PAN?. No es descabellado. En Coahuila pusieron como candidato a la gubernatura, al senador ex priista, Santana Armando Guadiana Tijerina. Lo mismo se repite en Oaxaca, Sinaloa y Tamaulipas. No se sabe si calienta las candidaturas, para luego tronarlas y dividir. Se mira cómo se descompone Morena, donde manda López Obrador. Delgado es un títere”.

“En San Luis el presidente cumplió el compromiso que tenía con el dueño del Verde Ecologista, Manuel Velasco. Supongamos que el PRI lanza un candidato a la presidencia que cuenta con la simpatía de los que el Peje impuso en las gubernaturas. Todos lo apoyarán. En el caso del ex secretario de seguridad, Genaro García Luna, todos sus secuaces están en la nómina de Morena. El titular de seguridad en el Distrito Federal es Omar García Harfuch. El proceso del 2024 habrá gente molesta. Puede generarse un desencanto de muchos que tenían a Amlo como un dios. Motivar el regreso del PAN. Es lo que genera el voto. Para evitar el escenario, se creó el organismo Alternativa, que captará a los inconformes. Hay que empezar a construir desde la ciudadanía”.

Aludió al secretario de gobernación, Adán Augusto López, al que metieron a la contienda como relleno, para demostrar que el Peje era aceptado por todos los aspirantes que invitó a la fiesta. Es el favorito del gobernador Ricardo Gallardo, que tiene como dirigente del Partido del Trabajo a Héctor Serrano, otrora espía de Sheinbaum y metió a la nómina su legión extranjera. “López y Gallardo se exaltan entre sí. Le dice a la jefa de gobierno que no la apoya. Si lo fuera, debe romper con Serrano y decir que ya pagó la factura. Además, está obligado a llevarse la fiesta en paz con López, el encargado de manejar las órdenes de arresto. El diputado federal, Gerardo Fernández Noroña, es un bufón que juega a ser el demócrata. Es un tipo letrado, conoce la legislatura y la constitución. Le gusta el circo en el pleno. No lo veremos como candidato ni presidente. Aunque ha engañado a muchos, con sus desmanes, al defender al Peje, lo que le gusta a la gente. No ha presentado iniciativas que generen cambios a nivel nacional”.

Comments

comments

Comments

comments