La epopeya deportiva de “Tato” Hermosillo: hacer masivo el rugby en San Luis

12 septiembre, 202312:00 amAutor: Paola Moreno GuzmánCapital Deportes Noticias

El entrenador de San Luis Rugby Club, Carlos Hermosillo Olvera, “El Tato”, dijo que tal deporte se generó hace 200 años en Inglaterra, por un jugador que no le gustaba el fútbol. En un partido, toma la pelota y corre a la portería. Es donde se crea la inquietud de formar otra disciplina. Se elaboran los reglamentes, surgen asociaciones y clubes. La primera marca, que prevalece, es Gilbert, alude a un zapatero que hizo la pelota ovalada con el estómago de un borrego. Se usó en partidos internacionales hasta que llegó a América. En México aterrizó hace 40 años.

Expuso que se trata de un juego de contacto, elusivo. “La gran ventaja, es que existe una posición para cada tipo de cuerpo. El mío puede servir para un rol. Un delgado, chaparro, alto, fuerte, tienen sus funciones específicas”. Hermosillo inició actividades en el 2014, pero una temprana fractura lumbar lo alejó de las canchas. Usó la casaca de la universidad autónoma. Hace a un lado su faceta de jugador y se capacita para ser entrenador. Por los logros obtenidos, llegó al Consejo Olímpico por medio del seleccionado nacional.

Se ha formado en clínicas de 15 elementos, sietes, con hombres, mujeres, jóvenes y está en ciernes, manejar niños. Acudió a capacitarse a Argentina en diversos equipos. Es donde se encuentra el equipo más desarrollado de América. “Me tocó la fortuna de aprender de los mejores. A nivel mundial están en el sexto lugar. El rugby primitivo inició en Inglaterra. Todo lo que es Oceanía, Nueva Zelanda, Tonga, Australia, Samoa, van muy adelantados y lo tomaron como su deporte nacional. La gran mayoría de los jóvenes lo sigue”.

Hace dos meses regresó a las enseñanzas que imparte en la Unidad Satélite, lunes y miércoles, de 8 a 10 de la noche. Por el impacto de la pandemia de Covid 19, cuenta con una plantilla de 15 pupilos. Ya empezó a formar el conjunto femenil, sigue el de los infantes, para representar a San Luis en las olimpiadas nacionales. El infantil será mixto y sin contacto, para que los niños comiencen a aprender los valores del rugby desde pequeños.

Lamentó que no exista una liga municipal y estatal. Participó a nivel nacional en la zona bajío, con magros resultados. Lo contrario sucedió en la categoría juvenil, donde logró dos séptimos lugares nacionales. Hermosillo expuso que falta promover en San Luis el rugby, ya que es poco conocido. Instar a los jóvenes a conocer otra disciplina, donde se puede generar un gran compañerismo para toda la vida por los partidos y viajes de competencia.

“Hemos tenido varios uniformes, con tela diferente para cada categoría. El logotipo es la flor de la tuna. Buscamos hacer algo clásico, pero que nos represente como potosinos. El equipo femenil y juvenil se juega en un formato de 7 contra 7 en un mismo campo, con iguales dimensiones a una cancha del fútbol. Al haber menos contacto y tacles, se ocupa una tela resistente, más ligera, ya que es un formato más dinámico. En cambio, el de 15 años, ocupa una tela más dura, resistente, elástica, para aguantar los golpes y jalones, pero no deja de ser cómoda”.

“El balón es la regla básica del rugby, se pasa lateral y para atrás, nunca adelante. Se ocupan las dos manos para pasar el balón, se juega 15 contra 15, en un campo con las mismas dimensiones del fútbol. En lugar de porterías, hay unos postes que simulan una H. Es donde entra la pelota cuando se patea. Cada se anota, decimos trai y vale cinco puntos. La conversión es una patada, la bola tiene que pasar por medio de la H, vale dos puntos. Hay una especie de falta, se llama penalti. Se puede patear la esfera donde se cometió la falta, hacia la H. Si entra, son 3 puntos. Es parecido al fútbol americano, que nace del rugby, que cuando llega a América, aterriza en Chile, por medio de unos mineros. Luego se expandió a Argentina y sube por el continente. En Estados Unidos tuvo mucho auge, donde cambiaron algunas reglas. Pusieron todo lo que es el equipamiento protector, el balón más pequeño con costura y algunas normas son iguales”.

Hermosillo destacó que el fútbol americano ocupa más de velocidad y fuerza, por las distancias que recorren los jugadores. El rugby es más de acompañamiento, avanza todo el equipo. “Cuando uno tiene el balón, mi defensor, está al frente, a dos metros. No hay mucho margen para agarrar velocidad y llegar con más fuerza. Es muy técnico, parece que hay demasiada gente, pero no, están amontonados. Lo que buscamos es hacer espacio cuando agarramos el balón y chocamos para que se junte la defensa. Se abren los espacios a los costados”.

“Hay varias estrategias. Claro que hay lesiones, como en cualquier deporte. En el squash, hay lesiones en las muñecas. Un golfista se lastima el codo. Lo que procuramos es preparar a los muchachos. Cuando tengan cualidades físicas y técnicas, pueden empezar con los tacles. El cuerpo debe estar fortalecido en lo psicológico y físico, para correr menos riesgos de lesiones. La moraleja del rugby es que el partido dura 80 minutos, 40 cada tiempo. Pero se juegan 75 minutos, cansados. Tenemos que estar preparados para aguantar el tiempo. Hay que correr, regresar, chocar, atrapar el balón, inventar estrategias. Son muchas actividades dentro del campo, pero nunca olvidar la ideología, que es divertirnos siempre”.

Hermosillo Olvera narró que desde niño le gustó el rugby. Lo miraba en el canal ESPN. “Miraba los partidos, al inicio no entendía nada, pero me gustó más cuando entendí las reglas y técnicas. En el rugby no hay estatus sociales, ni quien conoce más gente, edad, físico, todos somos uno solo en el equipo. El lema es unidos somos uno. El balón que tiene un mostacho en su diseño es conmemorativo. Se llama Movember Foundation, es un movimiento que se da en noviembre. Ocupa como símbolo el bigote, la contracción de mostacho y el mes de noviembre. Enfatiza hacer conciencia de lo que es el cáncer testicular. Además de los problemas psicológicos que tienen los hombres, como la ansiedad y depresiones. Es una cruzada que inició en Australia hace 15 años. Un joven que jugaba rugby, tuvo cáncer testicular. Los compañeros, en señal de apoyo, se dejaron crecer el mostacho. A partir de entonces fue adoptado por la gran mayoría de los países donde practican tal deporte”.

“Ahora el mostacho es un emblema internacional. El rugby debe ser un deporte masivo, no sólo por los aportes psicológicos y físicos. Además, por los valores que otorga, dentro y fuera del campo. Los llamamos drips, disciplina, responsabilidad, integridad, pasión y solidaridad. En los planeas está desarrollar la academia, con los más pequeños, para que agarren la identidad del rugby. Todo lo que es amor, educación, cultura, vienen de la casa. Pero nosotros, como segunda familia, tratamos de aportar o volver sólidas las nobles costumbres. Como entrenador, siempre hay que prepararse de forma constante. Nunca se termina de aprender. Sería muy soberbio decir que sabemos todo. Siempre vienen tendencias y técnicas nuevas. Hay que estar en constante evolución y poder transmitirla a los jugadores, para lograr una disciplina más moderna”.

“No soy pionero en San Luis Potosí, pero le apostamos al empeño, ya que tiene poco respaldo. Nos ha costado mucho, estoy contento y satisfecho por lo poco que hemos logrado. Lo conseguido después de cada juego es una gran enseñanza. Mis metas a mediano plazo son consolidar el equipo varonil, iniciar el femenil e infantil. Sería magnífico y seguir las capacitaciones. Es una agenda complicada cuando se hace solo, pero gracias a los medios informativos y las redes sociales, podemos llegar a más gente que quiera formar parte del equipo. Y practiquen un ejercicio físico excelente”.

Comments

comments

Carlos Hermosillo Olvera Deportes Rugby San Luis Rugby club slp

Comments

comments