Hasta dónde alcanzará

28 febrero, 20232:51 amAutor: Agustín de la Rosa CharcasNoticias Opinion

Corr√≠an en nuestra rep√ļblica, los tiempos en los que desde el poder, advert√≠an prepararnos para administrar la abundancia. Fueron √©pocas de la frivolidad y la corrupci√≥n del Tlatoani todo poderoso que nos se√Īalaba que nad√°bamos en petr√≥leo y que los bienes sirven para remediar los males. Se tom√≥ la est√ļpida decisi√≥n de petrolizar la econom√≠a del pa√≠s. En 1982, es cuando se dan los pasos desde el partido √ļnico, el PRI, para profundizar el neoliberalismo. Desde entonces, en el debate pol√≠tico, desde el Partido Mexicano de los Trabajadores, el cient√≠fico Heberto Castillo, se√Īalaba al PAN, como la derecha rom√°ntica. Sosten√≠a, el PAN se encargaba de proponer y el PRI desde el mando, disponer. En efecto, cada vez la derecha en el poder y como opositores, defienden los mismos proyectos de naci√≥n en materia econ√≥mica y en el entreguismo de la soberan√≠a nacional al imperio yanqui.

El ide√≥logo para que se profundizara el modelo neoliberal en M√©xico, fue Carlos Salinas de Gortari. Es lo que dio la pauta a la rebeli√≥n de un importante n√ļmero de militantes del PRI, encabezados por Cuauht√©moc C√°rdenas Sol√≥rzano y Porfirio Mu√Īoz Ledo, provocaron la mayor ruptura del partido de estado en toda su longeva vida. C√°rdenas es el candidato a la presidencia por el Frente Democr√°tico Nacional en 1988 y logra una insurrecci√≥n c√≠vica nacional que hace posible la derrota, al hasta entonces, invencible aparato de estado. Su triunfo no fue reconocido y fue impuesto de forma fraudulenta Salinas. La derecha y la oligarqu√≠a nacional y transnacional se asustaron ante el decidido empuje del pueblo para terminar con la hegemon√≠a por d√©cadas de un solo partido en el poder.

Salinas entendi√≥ el mensaje del rechazo. Pero tambi√©n reafirm√≥ su ideolog√≠a de poner las riquezas de la rep√ļblica a favor de la oligarqu√≠a. La derecha, desde entonces, cerr√≥ filas en su prop√≥sito de evitar que las fuerzas progresistas llegaran al mando. Sin pudor, se mostraron como una sola fuerza pol√≠tica que defend√≠a los intereses de los ricos. No del pueblo trabajador. La √ļnica diferencia lo constitu√≠an los colores de las franquicias partidarias. Salinas lanz√≥ una agresiva ofensiva medi√°tica para enga√Īar a la gente, al asegurar que iba a combatir la corrupci√≥n y la impunidad, al meter a la c√°rcel al l√≠der petrolero Joaqu√≠n Hern√°ndez Galicia, ‚ÄúLa Quina‚ÄĚ. Tambi√©n orden√≥ defenestrar al poderoso l√≠der sindical charro del magisterio, Carlos Jonguitud Barrios. Cre√≥ el Programa Nacional de Solidaridad, para favorecer a los sectores con mayores √≠ndices de pobreza extrema. Fue un ente clientelar, de una eficacia pol√≠tica notoria que fortaleci√≥ la capacidad de mover a los grupos d√©biles para fines electoreros del PRI. Nunca buscaron estructuras que cambiaran el injusto reparto de la riqueza, s√≥lo profundizar la desigualdad social.

El saqueo a la nación con Salinas se profundizó. La oligarquía nacional recibió del usurpador, su recompensa por el apoyo decidido, al ser beneficiada con las desincorporaciones de las empresas más rentables que se tenían como Telmex, Televisión Azteca, siderurgias, astilleros, las privatizaciones de tierras ejidales En 1988, en la revista Forbes, solo aparecían los Garza Sada con una fortuna de 2 mil millones de dólares. Al salir Salinas, ya figuraban otros 24 nombres que poseían 44 mil millones de dólares, hombres y mujeres que fueron beneficiados con los activos del país. El descalabro electoral de 1988, el PRI de Salinas lo revirtió en 1991, al obtener una copiosa votación que le permitió pasar de 262 diputados a 320 y la izquierda perdió terreno al pasar de 137 diputados en 1988 a 91. La derecha (PRI y PAN) contaba en 1991 con 400 de los 500 diputados, es decir, tenían el control político de las cámaras, lo que les permitió reformar el marco jurídico, para que sirviera al proyecto neoliberal en marcha.

Las corruptelas y la impunidad le ayudaron a Salinas retener la presidencia una d√©cada m√°s y entregar el poder sin mayores problemas a su siam√©s, representado por el PAN en el 2000. El mismo modelo pol√≠tico y econ√≥mico sigui√≥ vigente desde la c√ļpula. El PAN no entendi√≥ que estaba muy desgastado y que paso a paso, perdi√≥ el apoyo popular. Lo que se demostr√≥ de manera clara en el 2006, cuando las fuerzas progresistas ganaron de nuevo la presidencia, ahora encabezadas por Andr√©s Manuel L√≥pez Obrador. Pero la derecha, como lo hiciera en 1988, burl√≥ la voluntad expresada en las urnas. Le allan√≥ el camino al usurpador panista Felipe Calder√≥n. Las corruptelas, la impunidad y el infierno de la violencia, se instauraron con mayor fuerza que sus antecesores, lo que provoc√≥ un aumento en el malestar social en contra de las pol√≠ticas retr√≥gradas. La derecha perdi√≥ la presidencia, pero conserv√≥ la mayor√≠a calificada en las c√°maras.

AMLO iba a estar acotado y supeditado a los intereses de los conservadores. Los relevos de la derecha les funcion√≥ otra vez en el 2012, al imponer con dinero y los poderes f√°cticos, al candidato del PRI, Enrique Pe√Īa Nieto, un mediocre e inculto h√≠per corrupto. Con el control de la mayor√≠a calificada en las c√°maras, el PRI, PAN y el PRD, impulsaron las reformas estructurales lesivas que llamaron ‚ÄúPacto por M√©xico‚ÄĚ. El deterioro de la derecha en los siguientes 6 a√Īos de gobierno fue brutal. El malestar social creci√≥ a l√≠mites no vistos en muchas d√©cadas. Fueron cuatro d√©cadas de neoliberalismo salvaje, que saque√≥ las riquezas, empobreci√≥ a la mayor√≠a del pueblo. Se crearon las condiciones para la insurrecci√≥n c√≠vica que los bot√≥ en el 2018.

El primero de julio, el pueblo de M√©xico decidi√≥ de manera pac√≠fica, quitarle a la derecha el control en la presidencia de la rep√ļblica, tambi√©n en las c√°maras de diputados y senadores. Por primera vez, el PRI y el PAN, se derrumbaron en el poder legislativo. Morena no obtuvo siquiera la mayor√≠a simple, la logr√≥ con los partidos aliados. La mayor√≠a calificada con los mercenarios del Verde Ecologista y la mafia de los Gallardo, que alcanz√≥ a sangrar con nueve diputados federales al casi inexistente PRD.

En las elecciones intermedias del 2021, Morena y sus cómplices, lo más podrido de los partidos políticos, el Verde y los Gallardo, perdieron 30 diputados, respecto al 2018. Consiguieron tener la mayoría simple, pero no la calificada. El movimiento político en el poder se ha basado en la figura de AMLO. Lo que se ha sostenido es gracias a la fuerte presencia del mandatario en amplias franjas de la sociedad. Pero también se ha consolidado una cultura política, que ha generado un fracaso en quienes la han practicado. Nadie puede negar que Morena es ahora un partido de estado, donde las corruptelas han ganado terreno de manera escandalosa. Basta mirar los rostros de quienes impusieron en la estructura partidaria y los diversos candidatos, sobresalen corruptos personajes con trayectorias priistas, panistas y de mafias cómo los Gallardo en San Luis Potosí. Muy pronto se le perdió la confianza a la doctrina de la congruencia y de los principios. Se ha puesto el futuro en las estructuras corporativas que representan la Secretaria del Bienestar y los gobiernos con que se cuenta. Se olvidaron muy pronto que el pueblo decidió en total libertad, ubicar al movimiento en el poder y quitárselo a quienes abusaron de la confianza popular durante más de cuatro décadas. Ignoran que no hubo poder corporativo ni económico que doblegara la decisión del cambio.

Hacer de Morena un partido de estado, es un error garrafal. Pisotear los documentos b√°sicos es un acto de alta traici√≥n a los anhelos democr√°ticos. Aliarse con corruptos, como los Gallardo, para conseguir el poder por el poder, es la vulgaridad pol√≠tica contra la que se supone, era la lucha. El camino que se observa, es el que dise√Ī√≥ Salinas, ya sabemos lo que ha pasado. Su estrategia le alcanz√≥ para imponer el modelo neoliberal durante cuatro d√©cadas. No se podr√°n revertir si siguen en la misma l√≠nea. ¬ŅHasta d√≥nde alcanzar√° la fuerza de L√≥pez Obrador?

Comments

comments

Comments

comments