Gallardo Cardona traiciona a Leonor Noyola

16 enero, 20249:32 pmAutor: Juan Pablo MorenoCapital Destacada Municipios Noticias

Según el tribuno Leonel Serrato Sánchez, la alcalde de Soledad, Leonor Noyola, es la única que le puede garantizar al gobernador Ricardo Gallardo Cardona, mantener el control caciquil del ayuntamiento que está por completar los 15 años. Sin embargo, por disentir, alzar la voz de forma autónoma, le costará el ostracismo forzado, regresará a las sombras del castigo humillante. La habrá de relevar el diputado federal, Juan Manuel Navarro, alias “El Chicles”, con nulo rendimiento legislativo. Su principal labor es repartir de manera ilícita, contratos millonarios de obras públicas y cobrar elevados sobornos a los prestanombres, socios y proveedores del gobierno estatal. Siempre aparece al lado de su jefe, listo para pasar la charola. Antes fue director de desarrollo social del ayuntamiento de la capital, con su otro capataz, Ricardo Gallardo Juárez, que lo promovió para diputado local, pero mordió el polvo ante la inofensiva militante del PRI, luego del PAN y ahora de Movimiento Ciudadano, Paola Arreola.

Ante el creciente malestar social en Soledad, Serrato adelantó que Navarro podría ser derrotado por cualquiera de las figuras que impulse Morena, como Guillermo Morales, Carlos Arreola o Juan Carlos Velázquez. El politólogo Raúl Paulín Rojas, impulsa la teoría de sacar a los Gallardo, a través de una gran alianza ciudadana, vinculada a liderazgos locales, donde los partidos se supediten a lo que marquen las mayorías. Impulsar un proyecto que acabe con el eterno problema de las aguas negras, el desempleo, las inmensas e impunes corruptelas, devolverle el mando a la gente sencilla y honesta. Gallardo usó a Noyola sólo para firmar cheques. La obligó a invertirle cifras millonarias a las remodelaciones de su lienzo charro, Hermoso Cariño. Le entregó sin consultarla, más de mil millones de pesos en obras que nadie le solicitó, como el fraudulento puente atirantado en Quintad de la Hacienda, que tiene un costo de 100 millones, pero lo cotizó en 500. Si Gallardo pierde Soledad, será el inicio de su catastrófico derrumbe. Otra vez saldrán a flote los inmensos latrocinios sin castigo, que lo pueden regresar a las oscuras y frías mazmorras, donde le darán a beber leche, cuando se sabe que lo mata la lactosa.

Comments

comments

La Noticia Leonor Noyola Cervantes revista La Noticia

Comments

comments