Galindo protesta y se sacude los ataques sistemáticos de Gallardo

17 julio, 202310:50 pmAutor: La NoticiaCapital Municipios Noticias

Después de soportar año y medio de constantes acosos y desplantes del gobernador Ricardo Gallardo, el alcalde de la capital, Enrique Galindo Ceballos, ante la crisis de la falta de agua en la zona metropolitana, por las constantes fallas del acueducto del Realito y las fisuras en las cortinas de la presa, que afectaría a 59 colonias, optó rebelarse y ejercer la autonomía del ayuntamiento, que relegó para evitar el choque frontal y suicida.

Previo a la ruptura, los implicados visitaron la presa del Realito donde constataron la fuga de 500 litros por segundo. Hablaron de medidas emergentes para resolver el problema. Gallardo manejó cancelar pozos clandestinos de hoteles e industrias. Las reparaciones iban a durar de 10 meses a un año. A través de la Comisión Estatal del Agua, iban a perforar varios pozos. Galindo presentó al congreso local el plan emergente para combatir el desabasto. Consiste en dos fases, rehabilitar 7 pozos que iban a aportar 140 litros de agua por segundo. Además, perforar 7 pozos más, para obtener 360 litros por segundo y lograr un total de 500 litros por segundo.

Destacó que el Realito aportaba a San Luis, 460 litros por segundo, con los que abastecía a más de 258 mil potosinos y más de 80 mil viviendas. Anunció además, detectar y cancelar tomas clandestinas. Una campaña para concientizar sobre el cuidado del líquido. Instalar 250 mil medidores y derechos de asignación. Expuso que el programa también se le hizo llegar al gobierno estatal. Al sentirse excluido, Gallardo dijo esperar, no se tratara de experimentos y funcionara. Y lo iba a supervisar. Censuró que el organismo operador de agua potable y alcantarillado, Interapas, no pudo recuperar la cartera vencida por mil millones de pesos.

Galindo anunció que a finales de mayo inicia el día cero, lo que sucedió hasta el 26 de junio, por la falta de agua, que se repartió con 100 pipas. Enfatizó que los tres órdenes de gobierno deben enfrentar juntos la crisis. El edil presentó un informe de actividades realizadas con el plan emergente. Gallardo lo acusó de protagonista por no informarlo ni considerar a la Cea. Denunció que el Interapas le armó una “campañita”, donde lo culpó de las carencias. “Es una desvergoncés total”, dijo con su estilo sui generis. Expuso que Soledad había aportado el año anterior, 118 millones de pesos, de los que sólo invirtieron 7 en infraestructura. “No sabemos en qué se gastan el dinero. Engordaron la nómina. Ojalá hagan obra pública y reparen las fugas”.

En su visita a San Luis, el presidente Andrés Manuel López Obrador recibió reclamos por la falta de agua. Molesto, le ordenó a Gallardo atender el conflicto, quien sugirió involucrar al director de la Comisión Nacional del Agua, Germán Martínez Santoyo, para quitarle la concesión a la empresa Aquos, que maneja el acueducto del Realito, que falla cada rato. En su charla cotidiana, el tabasqueño garantizó el abasto de agua para San Luis. Llevó al director de la Congua, Germán Martínez, quien explicó, la presa almacena 12.23 millones de metros cúbicos, de los 50 totales. Las filtraciones no son graves, se cubrirán con geo membrana. Buscarán una solución radical. Castigarán a la firma que opera el complejo.

Martínez supervisó las obras y concluye que el problema es más grave de lo establecido por Gallardo. Luego vino a San Luis a supervisar los trabajos. Manifestó que el problema era más grave de lo que el gobernador les dijo. Se molestó por mentirle al presidente, al asegurar que analizaba cancelar la concesión. Se reunió con personal de la Cea. Las ediles de Cerro de San Pedro, Abigail Loredo, la de Soledad, Leonor Noyola y Galindo, al que respaldó en sus tareas. Gallardo no fue invitado, lo que acrecentó su enojo.

Galindo asiste a un foro del agua en Valles, donde no acude Gallardo. Ante expertos, planteó las acciones que emprendió para enfrentar la contingencia, como rehabilitar la planta potabilizadora Los Filtros, para limpiar 280 litros por segundo, cuando antes eran 120. Rescató 27 pozos que aportaban poco flujo por la falta de mantenimiento o antigüedad. Perforó dos pozos de 6 programados. Lo más importante era evitar pérdidas en la red y casas.

Gallardo insiste en descalificar la estrategia de Galindo, por la falta de transparencia y debe decirle si funciona o no. El edil contesta que no improvisa, se basa en un diagnóstico sobre las causas del problema, zonas afectadas, cómo atenderlas, con presupuesto y estructura. Ante las críticas, dice que no las va a responder, ya que respeta al mandatario. Ahondó en que tiene un plan validado por el gobierno federal, estatal y diputados. Lo presentó a la junta de gobierno del Interapas, donde estuvieron los tres municipios conurbados. Gallardo exigió saber en qué se gasta Galindo “los miles de millones de pesos en el plan emergente. En caso de no funcionar, digan para entrar nosotros. Pero son omisos, lo que constituye un delito”.

Gallardo desestima lo que hace Galindo, al que acusa de un fraude por 150 millones de pesos, al solicitar un préstamo al banco Bansi a cambio de la cartera vencida del Interapas. Amenazó investigarlo por medio de la secretaría de finanzas. Galindo explicó que el débito lo autorizó la Junta de Gobierno y ya está liquidado. Lo usó para hacer 104 obras en la zona metropolitana. El escandaloso anuncio del gobernador se diluyó por la muerte de un trabajador en la cuestionada Arena Potosí. Distorsionó que los medios preferían el morbo. Entonces soltó la frase lapidaria que lo proyectó a nivel internacional. No le importa que lo chinguen cada rato, ya que le gusta la sangre y ver arder el mundo, lo que se interpretó como una abierta amenaza al periodismo independiente.

Para contrarrestar el despliegue del alcalde, Gallardo anunció que la gente no tenía dónde guardar el agua que les iba a surtir con 60 pipas de la Cea. Hizo negocio en plena crisis humanitaria, al pregonar la compra de 30 mil tinacos en 100 millones de pesos sin licitar. Luego, sin avisarles a sus integrantes, convocó a una junta emergente del Consejo Hídrico Estatal, para buscar una salida definitiva en los próximos 50 años. Alardeó no invitar a Galindo que después ventiló rehabilitar 32 pozos, con lo que amainó la ventolera política.

Comments

comments

Enrique Galindo Ceballos revista La Noticia Ricardo Gallardo Cardona slp

Comments

comments