El doctor en derechos humanos, Francisco Parra, eval√ļa a los Gallardo: el padre, es un pepenador de altos vuelos. El hijo, un soci√≥pata narcisista

16 marzo, 202310:00 pmAutor: Juan Pablo MorenoCapital Noticias Opinion

El doctor en derecho, Francisco Parra Barbosa, sin ser un experto en el tema, se anima a elaborar un perfil psicol√≥gico y del actuar del dueto integrado por los ex alcaldes de Soledad, Ricardo Gallardo Ju√°rez y su hijo, el actual gobernador, Ricardo Gallardo Cardona. En su trato con depredadores y enemigos de las garant√≠as constitucionales, establece que el progenitor odia la miseria. La super√≥ al ofertar su alma al diablo. Adicto a las supercher√≠as, contrata los servicios de brujos que le vaticinan el futuro. Habla como ranchero, cuando es nativo del barrio de Tlaxcala, donde vend√≠a pollos en una mesa forrada de azulejos. Experto en saquear las arcas p√ļblicas, hizo r√°pida fortuna, por lo que est√° cercano a la locura. Le √©lite lo rechaza, al considerarlo un pepenador de altos vuelos. Al hijo lo define como un alocado youtuber, inexperto, que lo lleva a cometer errores s√°dicos. Maltrata a su progenitor con fuertes e hirientes gritos. Se ensa√Īa con sus empleados, a los que sin pudor, les quita el empleo, no los indemniza, les retira el seguro social, los acusa de flojos, los acosa, humilla y reprime sin mostrar el m√≠nimo remordimiento. Es un soci√≥pata narcisista. A ambos no les gusta leer. Se ostentan como licenciados sin serlo. Se imaginan intocables, ya que los protege y usa para fines electorales, el presidente Andr√©s Manuel L√≥pez Obrador, que de enemigos, los hizo c√≥mplices, horrendos y contradictorios defensores de la llamada Cuarta Transformaci√≥n. Parra advierte que el junior no terminar√° el sexenio, por el manejo fraudulento del erario. Lo compara con el ex gobernador de Coahuila, C√©sar Duarte y el de Veracruz, Xavier Duarte, que terminaron a salto de mata y en la c√°rcel. Hacen pol√≠tica con el garrote y los billetes por delante.

-¬ŅPuede trazar un perfil psicol√≥gico, rupestre, de cada uno de los Gallardo?

-El padre, he escuchado, se quiere estrenar como senador. No soy perito, pero desde mi experiencia con violadores de derechos humanos y depredadores, puedo decirle que ambos sujetos son diferentes en su quehacer. El papá es un sujeto que se ha hecho a sí mismo, se abrió paso desde la miseria a base de venderle su alma al diablo, como sabemos que lo ha hecho con sus brujos particulares, unos tales Maldonado, la santa muerte de por medio. Se cruzan varios factores. Es un tipo ávido de salir de la pobreza, a la que le tiene pavor, oriundo del barrio de Tlaxcala. Vendía pollos en una mesa de azulejo, luego se convierte en empresario avícola, abarca sectores inmobiliarios y automotrices. Es un revendedor que manda reparar carros viejos en naves de sus ranchos. Se metió a la política en Soledad, sin ser nativo del lugar. Compró las franquicias del PRD, Verde Ecologista y Morena. Se proyecta como un don Juan con poder y dinero. Se le aplica el dicho, el que nunca ha tenido y llega a tener, loco se quiere volver.

‚ÄúUsa una forma de hablar arrancherada, pero de barrio. Provoca que la √©lite lo vea siempre como un apestado, ya que no es de abolengo y el origen de su s√ļbita riqueza no es razonable ni explicable. Puede ubicarse como un pepenador de altos vuelos. Un golpeador que se abre paso a base de madrazos y empujones, con tal de hacerse de fincas abandonadas y acrecentar su riqueza con trinquetes, acompa√Īado de socios y operadores viles como el oficial mayor, No√© Lara, que usan el derecho para pervertirlo y hacer chicanas. Es como anda en la vida. El hijo es un soci√≥pata, narcisista. Sabemos de fuente confiables, que maltrata con gritos al padre, aunque sea quien lo provee. Es un junior que disfruta la riqueza del progenitor. Tener un tigre de mascota o cargar un viol√≠n de 5 millones de pesos en la cajuela de carro, no es nada com√ļn. No asimilan que la currada potosina no los acepta. Entonces, desde la periferia, enfrentan a la rancia sociedad potosina‚ÄĚ.

‚ÄúEl que les abre la plaza para las grandes ligas es el ex gobernador Horacio S√°nchez Unzueta. Es donde se agarra el hijo para catapultarse. En un momento dado, no quieren seguir bajos las √≥rdenes de su patrocinador. Es cuando detienen a Gallardo Cardona, que se victimiza y patalea. Con dinero, logran corromper a los jueces y es liberado. Dicen que el padre sufr√≠a mucho con el hijo preso. En el penal de Ocampo, Guanajuato, es liberado. Varios de los que laboraban en la c√°rcel, ahora ocupan cargos en gobierno del estado. Desde que estaban en Soledad, trataron de acercarse al presidente Andr√©s Manuel L√≥pez Obrador, que se negaba a recibirlos. Una vez el padre lo esper√≥ afuera del restaurante La Estrella de Dimas, mientras com√≠a. Entonces, el tabasque√Īo pidi√≥ que lo sacaran por otra puerta, para no atenderlo. Le dijo a uno de sus asistentes: ‚Äúa los Gallardo, no les aceptes ni un vaso de agua, porque lo van a cobrar toda la vida‚ÄĚ. Pero sabemos que en pol√≠tica, cambian los roles y se usan unos a otros. En el 2018, Gallardo Cardona pas√≥ de opositor a aliado‚ÄĚ.

“Hoy se cobra a lo chino el favorcito de darle votos a López Obrador en la cámara baja. Estamos ante un escenario parecido al porfiriato, con los hermanos Pedro y Carlos Díez Gutiérrez. Gobernaron San

Luis Potos√≠ por 37 a√Īos. Soledad nos da el ejemplo. Primero estuvo el padre, luego el hijo. Despu√©s colocaron a los pati√Īos, Gilberto Hern√°ndez Villafuerte y Leonor Noyola. Tienen casi 15 a√Īos de no soltar el ayuntamiento. Se abastecen de recursos e imponen operadores para mantener el control. Est√° el caso de Ernesto Barajas, que regres√≥ como secretario. Antes lo hicieron titular del sector educativo. Lo bajaron al Centro Estatal para el Fortalecimiento Institucional de los Municipios y termina d√≥nde empez√≥. Los tent√°culos est√°n regados por todos lados, con parientes e incondicionales. Han pretendido crear la Gallard√≠a a la manera del navismo, lo que no tiene ning√ļn sentido. La Gallard√≠a no existe, es el dinero que lo mueve todo. Se asemejan m√°s a un cartel. Los ajenos o ne√≥fitos c√°ndidos han apoyado y crecido a la sombra del peligroso clan‚ÄĚ.

‚ÄúL√≥pez Obrador los usa, pero al mostrar el cobre, choca el discurso. El sentido populachero coincide, no hay nada honesto ni sensible en su accionar. El pap√° y el hijo en algo se asemejan, buscan exprimir todo en su beneficio. Ven la vida p√ļblica como un medio para enriquecerse de manera exponencial. Se brincan todas las reglas, leyes, sin l√≠mite ni pudor. Ya lo dijo No√© Lara, el padre es el verdadero mand√≥n. El hijo act√ļa m√°s como un youtuber. Un influencer desorientado. Cree que a los potosinos, nos urge ir a un concierto de J Balvin. Su concepto del contenido social, es el rap de un extranjero. Otra caracter√≠stica del ominoso par, es que no leen. Usan t√≠tulos comprados en universidades patitos. Se ostentan licenciados sin serlo. Violan las leyes de manera constante, sin amor por la justicia. Los mueve el √°nimo de enriquecerse r√°pido, a costa de lo que sea. El ministro canadiense, Justin Trudeau, cuando vino a M√©xico, dijo respetar a L√≥pez Obrador, por su ejemplo de honradez y vivir al d√≠a. Imagino que el par al que aludimos, no tiene como gu√≠a, la justa median√≠a juarista del presidente. Es la gran incongruencia‚ÄĚ.

-¬ŅEl padre manda y el hijo obedece? ¬ŅQui√©n traza las estrategias y qui√©n las aterriza? ¬ŅPor qu√© el hijo es gobernador y el padre no? Sin sumar que es un ex presidiario.

-Puede hablarse de un patriarcado, donde el que tiene el dinero, es el pap√°. El hijo es el junior, desatado. Logra que el padre le compre los cargos, uno beneficia al otro. Al final, son como en los clanes o tribus que act√ļan como jaur√≠as. Es como reaccionan las hienas, lobos y ratas. Atacan en distintos frentes y luego destazan a sus v√≠ctimas.

‚ÄúLos trabajadores despedidos lo padecemos. Nos han despojado a la mala y a la brava de nuestra fuente de empleo e ingreso. Se roban nuestro salario, que est√° presupuestado. Quieren que trabajemos gratis y si protestamos, nos reprimen. Al padre lo pintan como violento, por amenazar de muerte, en p√ļblico, al ex gobernador Juan Manuel Carreras. Pero en corto el virulento es el hijo. Aunque por su fisonom√≠a, al final, es cobarde. Lo hemos experimentado, cuando un adversario alza el tono, se echa para atr√°s. Se constata con la trifulca registrada en el Consejo Estatal Electoral, cuando no logr√≥ imponerse como candidato de Morena, coaligado con el Verde Ecologista y Partido del Trabajo. Tuvo que darle la vuelta. La diferencia lo marca todo. ¬ŅPor qu√© no ha logrado someter al sindicato independiente que capitanea la dirigente moral Francisca Res√©ndiz? Por tener un car√°cter m√°s fuerte y no se arredra abre lo adverso. El junior imagina que puede hacer y deshacer, porque s√≠‚ÄĚ.

‚ÄúSe equivoca. Ignora que existen hombres, mujeres libres y de buenas costumbres, lo que no tiene. Algunos lo ubican como un depredador, simpatizante de la trata. Su perfil tiene que construirse con m√°s elementos. No s√≥lo los que aluden al origen, tambi√©n c√≥mo cre√≥ su trayectoria. Es un tipo muy cercano a quienes integran el crimen organizado. ¬ŅQu√© buscan?, poder, dinero, mujeres buchonas. Ejercer de manera autoritaria el poder. Al inicio, desde la periferia, luego legitimarse como autoridad p√ļblica. Es el narco estado que diversifica las inversiones, para afianzar su influencia. Es de miedo. Sucede porque existe una sociedad c√≥mplice que romantiza el crimen y eleva a los altares a los gandallas. Los bailes concurridos, la ignorancia y falta de formaci√≥n pol√≠tica, permite que malandrines lleguen a ocupar los m√°s altos cargos p√ļblicos. Vivimos en un conglomerado corrompido, sin valores firmes ni br√ļjula‚ÄĚ.

-¬ŅSe atienen a que el presidente los solapa?

-Es parte de la ruptura de un sistema que se hunde, la dictadura priista, como pas√≥ en la URSS, que dio paso a las mafias. El tabasque√Īo es parte de las corruptelas, se aprovecha de un hartazgo social para buscar redentores. Le interesa crear clientela pol√≠tica para perpetuar lo que juraba iba a cambiar. Si implica sacrificar a los m√°s vulnerables, lo har√° con tal de mantenerse. Aunque el discurso sea de transformaciones que nunca llegan. Si necesita solapar al clan para vigente, lo har√°. Mientras, seguir√°n las simulaciones del cambio. En San Luis, L√≥pez Obrador us√≥ y se benefici√≥ de quienes buscaron logros verdaderos. Ya en el poder, se olvid√≥ de lo prometido. Entonces, es un r√©gimen de mentiras, que todo cambie para que todo siga igual. Cre√≠mos, ingenuos, que iba a construir una casa nueva con ladrillos nuevos. Es otra vivienda con los mismos tabiques. Los priistas, panistas, perredistas, todos los opositores no existen, Morena los engull√≥. Est√°n colocados en los puestos que supusimos iban a ser echados. Como siempre, los ganones vuelven a caer como los gatos, otra vez, de pie. Los que promovimos otras rutas, volvemos a quedar excluidos. Es como se explica que los Gallardo est√©n en la cima. ¬ŅQu√© nos queda al resto? Seguir en la lucha real. ¬ŅA d√≥nde podemos llegar? Al alzamiento armado, porque la v√≠a pol√≠tica la han choteado hasta la ignominia. Es la historia c√≠clica. Las revueltas se producen por los abusos extremos. Es la rebeld√≠a contra la opresi√≥n.

-El bi√≥grafo, confidente y asesor de los Gallardo, el herrero Rafael Aguilar, los define como hombres de izquierda. ¬ŅSon capaces de entender el concepto siquiera?

-Aguilar es inimputable. El pobre hombre carece de conciencia sobre s√≠ mismo. No son de izquierda. Caen en el concepto de lumpen capitalistas. Ven al estado como una empresa particular, suya. Y lanzan migajas para cobrarlas como verdaderos banquetes. Repavimentan calles sin licitar nada. Usan sus propias constructoras. ¬ŅPor qu√© no arreglan aceras que jam√°s han sido intervenidas? Las inauguran con bombo y platillo, todo es de relumbr√≥n, para tener c√°maras, flashes y ensalzar el culto absurdo a la persona.

-¬ŅEl junior es una copia de Jonguitud, por lo arbitrario y saqueador?

-Es un √©mulo sin duda. La diferencia con el huasteco es que se rode√≥ de ayudantes que pod√≠an crear soluciones. Hoy tenemos un tonto que reprime a quien lo cuestiona o intenta corregirlo. El profesor y licenciado era un cacique nacional del magisterio. No era ning√ļn palurdo. Gallardo es muy menor. No pudo imponerse como candidato de Morena. Nadie sali√≥ a defenderlo. Al contrario, la secretaria del partido, Citlalli Hern√°ndez, dijo que era impresentable. La militancia, vehemente, ech√≥ abajo la alianza que lo empujaba. Tuvo que operar el dirigente, Mario Delgado, para imponerlo con tenebras y violaciones estatutarias. Hubo un cochinero. Se lanz√≥ la convocatoria cinco veces por los famosos reajustes. Nunca se vio algo igual.

-¬ŅEs demencial tener como mandones a un dueto peligroso, qu√© pa√≠s habitamos? ¬ŅSe repite el escenario del capo colombiano, Pablo Escobar?

-Los Gallardo no saben jugar a la pol√≠tica. Todo lo resuelven a punta de billetazos. No tienen una s√≥lida base pol√≠tica. En campa√Īa tra√≠an un autob√ļs repleto de aplaudidoras que llevaban a cada mitin. Escobar posey√≥ un gran poder corruptor econ√≥mico internacional. Fue el Henry Ford del narco. Los Gallardo tienen un l√≠mite local, est√°n sujetos a los acuerdos que tejen con otros grupos. Sabemos que San Luis es cruce de todos los carteles. Al grado que la mam√° del Chapo viv√≠a en la entidad.

-¬ŅPor qu√© el ej√©rcito descobij√≥ al hijo, en sus nexos con el l√≠der del C√°rtel de Jalisco Nueva Generaci√≥n, Nemesio Oseguera, El Mencho?

-Nada es casual. Tienen un perfecto control de los grupos. Trabaj√© cinco a√Īos en capacitar a los soldados. Iba cada viernes a darles charlas sobre derechos humanos en la doceava zona militar. Pude platicar en los desayunos previos y escuchaba como ten√≠an el manejo.

-¬ŅYa se puede adelantar el saldo que dejar√° en un sexenio?

-En lo personal, dudo que lo concluya, lleva un a√Īo y parece como si estuvi√©ramos en los √ļltimos d√≠as del sexenio. El saldo ser√° el que vemos: la completa bancarrota. Violencia descontrolada, estancamiento econ√≥mico y una grav√≠sima deuda p√ļblica. El dinero no se pierde, se lo roba. Es lo que ha sucedido en pensiones. Est√° en cuentas de otras gentes. Es por lo que resulta absurda la frase de la Herencia Maldita. Son los mismos. Carreras le hered√≥ una bola funcionarios, acomodados en todos lados, en el congreso y poder judicial. El mismo Gallardo es parte del engranaje, c√≥mplice y socio. Los que han vivido en San Luis los √ļltimos 50 a√Īos, saben que los dos rufianes no son hombres de izquierda ni representan nada positivo. Son beneficiarios del mismo sistema pol√≠tico opresor que perpetu√≥ a Horacio S√°nchez, el salinista m√°s prominente que ha mantenido al estado en el atraso cr√≥nico. Tenemos una sociedad muy desigual, con una capital que castra los recursos a los municipios y desconoce las necesidades del resto. Prevalece la miseria de pueblos ind√≠genas.

‚ÄúLos graves problemas del agua potable, el desastre ecol√≥gico y nulo acceso a lo educativo, vivienda y salud. Migran los mismos potosinos que nacen cada a√Īo, 50 mil. A L√≥pez Obrador no le conviene sancionarlos. Son parte de las simulaciones. Le interesa, lo ayuden a crear una base de clientela pol√≠tica. La pregunta es ¬Ņcu√°nto va a durar tal esquema? Los recursos son finitos. Cuando falten, veremos si se mantiene. Es un discurso que usa el gobierno federal y el oscuro binomio. Est√° pervertido porque no hay sustento con lo real. Lo que la tem√°tica deja en mera propaganda. Es como se sostiene el monstruo. Pero se cae ante hechos como la captura del presunto mafioso, Ovidio Guzm√°n, justo cuando se da la visita del presidente de Estados Unidos, Joe Biden. La 4T deja de existir, porque vemos a un L√≥pez Obrador sol√≠cito a las √≥rdenes del imperio yanqui. Es grotesco creer que en San Luis Potos√≠, los Gallardo representan la 4T, cuando ni siquiera a nivel nacional, hay congruencia entre el discurso y los hechos. No dejamos de ser el patio trasero de los gringos, a los que le aportamos mano de obra. ¬ŅNo dice L√≥pez Obrador que las remesas mantienen al pa√≠s?‚ÄĚ.

El doctor Parra fue corrido de manera arbitraria de la Comisi√≥n Estatal de Derechos Humanos. Tiene m√°s de un a√Īo sin cobrar su salario. Tampoco tiene acceso al Seguro Social. Cuando le reclam√≥ a Gallardo, le pagaran su salario, algunos polic√≠as lo levantan y ocultaron por varias horas. Apareci√≥ en el hospital central, con las mu√Īecas lastimadas por las esposas. Casi muere por un coma diab√©tico. ‚ÄúLos que luchamos por recuperar nuestro empleo y garant√≠as constitucionales, enfrentamos a un gobierno represivo, simulador, ladr√≥n y abusivo, que encarnan los Gallardo y replica a nivel federal L√≥pez Obrador. Es por lo fuimos hasta su casa en palacio nacional y gobernaci√≥n a dec√≠rselo en su cara. Tu criminal nos agrede, deja de protegerlo o asume las consecuencias de las acciones que los afectados tomemos. La congruencia no la inventamos por gusto. Son las necesidades de sobrevivencia las que nos mueven, contra las que ninguno de los que nos ofenden pueden enfrentar. Gallardo Cardona ya se

engolosin√≥ de poder, est√° desquiciado. Alguna vez lo comentamos, va a terminar, preso, muerto o en plena huida antes de terminar el sexenio. Perdi√≥ el piso. La pel√≠cula La Ley de Herodes es un kindergarden frente a la cruda y cruel realidad potosina. Los bur√≥cratas pasaron del miedo al asombro. Ahora lo confrontan. La apuesta es crear caos para desatar la violencia y justificar las acciones represivas. El proceso apenas lo empiezan a lamentar los nuevos afectados de otros sindicatos‚ÄĚ.

‚ÄúEl que encabeza la licenciada Res√©ndiz, lleva una enorme ventaja, porque ya sufri√≥ persecuciones. Dudaron que el mal gobierno, se atreviera a tocarlos. Hoy es evidente en sus narices, veremos en qu√© acaba el calvario. A√ļn con todo sus atropellos, Gallardo no deja de ser un personaje menor, para lo que en t√©rminos hist√≥ricos ha vivido y padecido San Luis Potos√≠. Ya se le puede catalogar como un harapo de las alcantarillas del poder. Arrabalero, ignorante, avaricioso y salido del fango, que en su momento dej√≥ el cacicazgo de S√°nchez Unzueta, donde se engendr√≥. Es un mutante de lo peor entre los grupos en el poder. No tiene trayectoria pol√≠tica, humana ni acad√©mica. Es un paria que va s√≥lo por el dinero. Su marca en la frente es la codicia sin l√≠mites. Carece de planes para el futuro o como les gusta decir a la mayor√≠a, no tiene altura de miras. Sus hechos lo delatan y lo deslegitiman‚ÄĚ.

-¬ŅLes sali√≥ caro a los potosinos, el dueto de los Gallardo?

-Muy caro, adem√°s de chafas. Pero la gente crey√≥ que era el ungido de L√≥pez Obrador, el √ļnico responsable de encumbrarlos y de lo que suceda hacia adelante en su presidencia imperial. Gallardo no venci√≥ a los opositores, los prostituy√≥. No extra√Īa ver a la ex panista Sonia Mendoza, aplaudirle como foca, por hacer la Arena San Luis.

-Nunca se mir√≥ un dueto en el mando, integrado por padre e hijo. Tal vez sucedi√≥ con Marcelo de los Santos, que tuvo de alterna a su vocera, Mar√≠a Luisa Paul√≠n. El cirujano Fernando Toranzo hizo equipo con su entonces c√≥nyuge, la anestesi√≥loga, Mar√≠a Luisa Ramos. ¬ŅFueron igual de lesivos?

-Sobre el caso de Marcelo de los Santos, puede decirse que fue una transici√≥n pactada en dos momentos. La primera cuando el contador acept√≥ perder en 1997. Le abre paso a Fernando Silva Nieto. Como sabemos, Silva Nieto fue impuesto por Horacio S√°nchez Unzueta. Luego, en el 2003, el contador arriba a la gubernatura. Su estilo result√≥ fara√≥nico, ensalz√≥ su figura. Manej√≥ la gubernatura como negocio. Algo que ahora replica Gallardo. Puede decirse que muchos funcionarios de la √©poca, en su mayor√≠a, ahora est√°n en el gabinete, como el ex diputado local, Juan Pablo Escobar. La ahora legisladora federal, Sonia Mendoza. Otro ex diputado local, Adri√°n Ib√°√Īez, por citar algunos. Igual todos los priistas viejos, heredados por Silva Nieto a Marcelo de los Santos, que se los pas√≥ a Toranzo, luego a Carreras y ahora siguen con Gallardo. El supuesto cambio es una simulaci√≥n. El caso de Paul√≠n es de pena ajena. La culpa de que la se√Īora se trepara al mando, fue por las omisiones del llamado ide√≥logo del PRI, √Āngel Castillo Torres, quien le deleg√≥ muchas funciones. Toranzo la encerr√≥ y la fulana sigue metida como mercenaria desde la oscuridad. Gallardo le paga los servicios de manera abierta para aventar lodo contra sus opositores. Usa al C√≥digo San Luis y otros pasquines, para amedrentar a quien lo cuestiona o incomoda.

‚ÄúToranzo fue un autista. La esposa se le trep√≥ y se daba aires de grandeza. Los escoltas dec√≠an: ya lleg√≥ la gobernadora, cargo ficticio pero que la se√Īora ostentaba. Acabaron divorciados, con parejas derivadas del mismo servicio p√ļblico. Pero repudiados por su soberbia. ¬ŅQui√©n daba un centavo por Toranzo? Ni siquiera hablaba fuerte. No se le escuchaba la voz cuando fue director del hospital central. La doctora fue una desconocida. La apat√≠a ciudadana provoca el ascenso de lacras y criminales, a los que Horacio S√°nchez les dio cuerda. Resulta muy ingrato, ver que el movimiento navista, al final haya servido de trampol√≠n para gentes sin escr√ļpulos. Fue como nos vendieron a Toranzo, un m√©dico como el doctor Salvador Nava, de origen humilde. ¬ŅC√≥mo termin√≥ el ex bracero? Se rob√≥ el erario para comprarse un yate y fugarse con una abogadilla an√≥nima. Es casi de Ripley‚ÄĚ.

-¬ŅGallardo terminar√° como el ex gobernador de Veracruz, Xavier Duarte o el de Coahuila, C√©sar Duarte, a salto de mata o en la c√°rcel? ¬ŅNo entendi√≥ el mensaje, le gust√≥ estar en las mazmorras?

-S√≠, es lo que le espera, si bien le va. Acu√©rdese el dicho b√≠blico: el que a hierro mata, hierro muere. Y el que ama el peligro, en su seno perecer√°. En su librito que lanz√≥ del Pigmale√≥n, plantea que alcanza sus sue√Īos al destruir a los dem√°s. ¬ŅQu√© nos queda a los afectados y afrentados? Plantar la cara. Si nos pega, regresarle el trancazo. Si quiere respeto, tiene que darlo primero.

Comments

comments

El doctor en derechos humanos es un pepenador de altos vuelos. El hijo eval√ļa a los Gallardo: el padre Francisco Parra Parra Barbosa revista La Noticia slp

Comments

comments