Denuncia a la dirigente de Nuevo Amanecer, Juana Hernández Gaytán, de fraude, robo y despojo

20 mayo, 20198:23 pmAutor: La NoticiaCapital Noticias

El contratista Ramón Faz Moreno denunció a la dirigente del organismo Nuevo Amanecer, Juana Hernández Gaytán, por vender lotes de un predio que no le pertenece. Cuando ya muchos le han pagado, promueve invasiones con nuevos paracaidistas, lo que ha generado diversos choques con los afectados. El terreno se ubica a un kilómetro antes de la entrada a Portezuelo, en Cerro de San Pedro. “Se dice dirigente de un organismo que no está registrado. Me contrató para arreglar el camino y limpiar el predio. Me pagó con tres lotes. Pero con el transcurso del tiempo nos dimos cuenta que muchos los volvió a vender. Algunos los cercamos desde el 2012. Entonces volvió a pedir dinero. Al investigar, nos dimos cuenta que el manejo lo tenía la Reforma Agraria, donde firmó toda la comunidad. Los documentos los mandaron después a lo que hoy es la Secretaría de Desarrollo Agrario, donde se notifican de los avances a cada interesado en lograr un título de propiedad”.

Añadió que cuenta con el listado de la Sedatu donde aparecen los que están en la antesala de recibir los documentos que los acrediten como dueños de un predio Censuró el desempeño de Hernández, quien alardea encabezar un ente no lucrativo, cuando vende sin castigo terrenos federales. “Es un delito muy grave. Comete fraude al despojar de un patrimonio a la gente más necesitada, que no tiene dónde vivir. Con una antigüedad que supera los 9 años. Le hice el camino de entrada. Luego me dijo que no tenía con qué pagar y me entregó tres solares, más 7 mil pesos. Después me cobró lo de la topografía. Investigo y me doy cuenta que todo es falso. Ni siquiera tiene un acta constitutiva, solo está protocolizada”.

“No alcanza la categoría de sociedad civil, que aparece registrada en la Secretaría de Comercio, Sistema de Administración Tributario y Registro Público de la Propiedad. Carece de permisos. La denuncié en la Secretaría de Desarrollo Social, donde le dieron una clave y número, con las que puede bajar todas las prestaciones que da el gobierno federal, estatal y municipal. Le facilitaron un código falso. Las autoridades federales se prestaron para hacer un delito. Hernández tiene gente que la protege desde las sombras, ya que se trata de un predio de 100 hectáreas. Hay muchos intereses de por medio, ya que sólo ha repartido 10 hectáreas. Alega que tiene bajo su control las restantes 90, sin demostrarlo. Incluso, puedo afirmar que la patrocinan algunos constructores que le han dado cifras millonarias para hacer fraccionamientos más adelante”.

“Las personas que fueron despojadas, van a exigir sus derechos y habrá un enfrentamiento. Se notificó a las autoridades que el conflicto puede ser más grande y se van a lamentar por no resolverlo a tiempo. Hacen caso omiso. No aplican la ley contra la pseudo líder que lucra con un órgano civil que no existe y perjudica a personas humildes. El presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que va a beneficiar a la gente más pobre. Con Hernández Gaytán ocurre lo contrario. Se ejerce el expansionismo de los más ricos que quieren fraccionar la zona. En la ley de la Reforma Agraria se menciona que a partir de los 6 años, cualquiera tiene derecho a un terreno por parte de la Sedatu”.

“Todo se maneja de manera muy turbia. En caso de nulos resultados, se llegará a la violencia extrema. La gente quiere tomar a la fuerza sus predios. Le mandamos una carta al presidente López Obrador, para que le diga al director de la Sedatu, empiece a dar los títulos. Si hubiera un propietario, aparece. En el 2012 salió en el Periódico Oficial del Estado que el congreso local se deslindó del problema y que los predios no pertenecen al estado. Lo mismo pasó con el Registro Público, que no tiene el nombre del dueño. La gente que ocupa el sitio tampoco lo conoce. Nadie ha reclamado los terrenos nunca. La Sedatu no recibe el expediente, pero le da entrada a un dizque organismo que no es dueño. Las autoridades federales deben poner orden y entregar los títulos”.

“Se puso una queja con el fiscal Federico Garza, para que tome cartas en el asunto y se aplique todo el rigor de la ley a Hernández. No puede cobrar por servicios cuando no es dueña ni representante de ninguna asociación civil. Gana por lo que se le ocurre y se va de vacaciones cada rato. Tiene 20 demandas y ninguna se ha tomado en cuenta. La gente debe saber que se trata de una persona corrupta. Lo que hace está calificado como un delito mayor. Se le tiene que abrir un proceso legal. En el predio viven cerca de 170 familias con más de 9 años de antigüedad. La señora, acompañada de mafiosos, golpean a los inquilinos y los expulsan de sus casas. Les grita a los cuatro vientos que la demanden. Urge frenar la corrupción. Los afectados nos empezamos a juntar para hacer un frente común e irnos a México, para que nos escuchen. Hay mucha anomalías, mujeres y niños agredidos. El esposo de Hernández es policía estatal. Comete sus fechorías vestido de civil, cuando está para proteger el bienestar de la ciudadanía. Las 10 hectáreas repartidas pertenecen a 170 familias, pero ya despojó a la mitad. Después revende los lotes a compradores nuevos. Ya no son las mismas personas que firmaron en el libro de la Reforma Agraria. Al final, serán reconocidos los registrados. Cuando llegue el título de propiedad, estará a nombre de otra persona”.

“No sabemos quiénes se prestan a jugarretas en la Sedatu para cambiar los beneficiarios cada vez que desalojan una familia. Los lotes son vendidos por Hernández, que se siente dueña, protegida por empresarios. Asegura que no pueden comprobarle nada. No teme a que la demandemos. El único respaldo que tenemos es la antigüedad de los terrenos. Se puede confirmar con dos o tres testigos que son vecinos, pues no existen escrituras. Queremos hablar con la directora del registro público, Margarita Guerrero Ortiz, para que nos diga quién es el dueño verdadero del predio”.

“Lo único que tiene es un acta protocolizada. Al no estar registrada como asociación civil, usurpa funciones. Además comete despojo, fraude en la venta de terrenos federales, falsificadora de documentos entre otros. La Sedatu no quiere informar sobre quién le ayuda. Se sale por la tangente al no decir cuál de sus empleados le otorga permiso para robar a manos llenas. Las personas que han firmado las actas y fueron desalojadas son cerca de 80 personas. Lo que quieren es que el gobierno les den una respuesta o irán a la fuerza por sus tierras. No se dejarán”.

Faz destacó que desde el 2012, solicitaron un plano para saber si el predio pertenece a la Sedatu, Reforma Agraria, estado o algún particular, sin recibir una respuesta. Entonces enviaron un escrito a López Obrador para que los escuche. Aclare las dudas para buscar una salida lo más pronto posible. “Si es federal, hacer los trámites para obtener los títulos. La Sedatu quedó de darnos el expediente hace 8 años. ¿A quién protegen?. La misma delegada en San Luis se sorprendió porque no han resuelto el asunto. Solo es cuestión de ver un plano, lo que se lleva como máximo 15 días. ¿A quién protege o qué constructora está detrás?”.

“La señora Juana Hernández es una persona arbitraria. Asegura que la defiende gente con poder. Hace juntas mensuales para pedir dinero. La mayoría de las personas a las que estafó son de Portezuelo. En mi caso, tengo notariada la propiedad. La única persona que me la puede quitar es la verdadera dueña. Me la dieron a cambio del trabajo que realicé porque no tenían con qué pagarme. Hernández me quiere dar órdenes de lo que debo realizar en el predio. Haré lo que yo quiera. Dice que dará los documentos a cambio de dinero. No le entregaré nada”.

“Me di cuenta del fraude porque daba largas y exigía más pagos. Actuó con engaños. La demandé en agosto del 2018 ante el ministerio público por los delitos de despojo y robo. Se llevó lo que tenía guardado, equivalente a 80 mil pesos. Era madera, una planta de luz y bomba de agua. La querella camina lenta. Se presentó y burló, dijo que no me conoce. Los testigos señalaron que llegó en su camioneta y cargó con lo que halló. El robo está comprobado. Tiene a golpeadores bajo su mando, con los que asalta y vende lo que agarra. Cuando una obra registra avances, ordena el desalojo. Se adueña de los terrenos y los revende las veces que quiere. Los afectados me hacen caso porque soy posesionario. Los demás no pueden comprobar el dinero que le dieron. Salvo que lleven testigos”.

“La gente no sigue los juicios porque son tediosos. Además, son muy pobres. Yo lo hago porque tengo algunos recursos para seguir los trámites burocráticos con abogados. Pero no todos tienen la misma suerte. Poseo un terreno que me ampara, lo que no le da derecho a robarme. No es ninguna autoridad. Con la denuncia que hago, quiero alertar a otras personas para que abran los ojos de que tratan con una señora muy fraudulenta. Es conocida como la cacique de Portezuelo. Se dice dueña de todo, pero no tiene cómo comprobarlo. El ayuntamiento no puede brindar servicios, porque son terrenos irregulares”.

Faz planea formar una entidad civil legal para entonces solicitar lo que les falta. “La comunidad tiene más de 9 años, reclama mantenimiento. El dueño no ha salido, podría significar que son terrenos federales o estatales. Hace falta ponerle un alto a Hernández. Lo malo es que todo se arregló de manera verbal con los afectados. No debieron darle dinero sin un documento que los respalde. El acta apócrifa que maneja la obtuvo del notario once, Galo Mauricio Galván Flores. Cuando un predio se urbaniza deja de ser ejidal y pasa a la Sedatu como vivienda. La comunidad debe juntarse para destituirla. Formar un nuevo comité que nombre un nuevo presidente o mesa de colonos. Ir con un notario y después a México. La Sedatu debe entregar la lista de las personas que firmaron para hacerla dirigente. Los mismos, sacarla, pues somos mayoría. Me dijeron que los represente para obtener los títulos. La delegada en San Luis de la Sedatu, amable, nos ayuda en las investigaciones. Ya no vamos a tolerar más retrasos”.

Comments

comments

Cerro de San Pedro de fraude Denuncia a la dirigente de Nuevo Amanecer Juana Hernández Gaytán robo y despojo

Comments

comments