Juego de invidentes y d√©biles visuales/ Una epopeya el choque futbol√≠stico de Topos y B√ļhos

21 abril, 20232:16 amAutor: Juan Pablo Moreno Guzm√°nDeportes

El franc√©s Antoine de Saint-Exup√©ry, en su obra capital, El Principito, dec√≠a ‚Äús√≥lo con el coraz√≥n se puede ver bien, lo esencial, es invisible a los ojos del hombre‚ÄĚ, conceptos que se pueden adaptar a cada jugador que practica el f√ļtbol para ciegos y d√©biles visuales. En particular, a la escuadra potosina, B√ļhos, plantilla que demuestra la pasi√≥n y amor por el deporte. La esencia para practicarlo y en su caso, convertirse un referente en M√©xico.

En busca de una haza√Īa, los B√ļhos viajaron  a la Ciudad de M√©xico, para enfrontar el ‚ÄúCampeonato Selectivo de F√ļtbol para Ciegos y D√©biles Visuales‚ÄĚ, que tuvo como sede las instalaciones de Coapa del club Am√©rica. En el torneo rel√°mpago de 3 d√≠as, la escuadra potosina se col√≥ a la final, junto con el equipo Topos de Puebla. En el camino se quedaron  Leones de Jalisco, los anfitriones, Nuevo Le√≥n y Soles de Baja California.

Son partidos emotivos, vibrantes, muchos aficionados ajenos a tal vertiente, incluso el que escribe, aprendieron que pese a la euforia y dinamismo, existen diferencias sustantivas en la reglas. Los protagonistas llevan consigo unos googles o visores que les permite estar en iguales condiciones con los dem√°s jugadores. En la cancha no existe la l√≠nea fuera de juego. La reemplazan por una barrera, la cual permite, el bal√≥n no salga, ya que sirve de gu√≠a para los jugadores. El esf√©rico tiene un peso y tama√Īo distinto al convencional. Cuenta en el interior con unos balines o sonajas que permiten a los jugadores orientarse.

En la cancha, los 5 jugadores reciben indicaciones de una persona a la que denominan  ‚Äúgu√≠a arquero o de puerta‚ÄĚ, ubicado detr√°s de la meta. Lanza indicaciones a los jugadores cuando tienen opciones de tirar a gol. Lo mismo hace en los tiros libres, al hacer ruido en los postes. El portero es el √ļnico jugador en la cancha que puede ver. Entre los aficionados, tambi√©n hay peque√Īos cambios, deben retener las emociones para generar el menor ruido posible e no intervenir con las indicaciones de los entrenadores. O alterar la br√ļjula de los contendientes. Cada tiempo consta de 20 minutos, con un minuto fuera para beber agua o descansar.

Para el encuentro final, ocurre una tarde soleada, en las canchas del nido americanista, llegaron a la √ļltima instancia, Topos de Puebla y B√ļhos FC de San Luis Potos√≠ , ambos equipos con trayectorias en justas nacionales donde han destacado con varios t√≠tulos . Los comentaristas presentes en el encuentro, sin conocer la trayectoria de los potosinos, los describen como revelaciones del torneo. Los apodaron ‚ÄúCaballos Negros‚ÄĚ. Los Topos Puebla fueron proyectados como los amplios favoritos para levantar el trofeo.

Minutos antes del silbatazo inicial, ambos equipos calentaban, reconoc√≠an el terreno de juego y recib√≠an los √ļltimos consejos para afrontar el encuentro. Los Topos de Puebla vest√≠an de blanco, con peque√Īos detalles en azul. Los potosinos, azul con n√ļmeros y nombres en amarillo. Antes de comenzar, cada equipo, guiado por su portero, procedieron a entablar un saludo entre las escuadras. Luego se dio la foto tradicional entre los capitanes. Concluidos los actos protocolarios, el saque inicial fue para los potosinos. Sin mayor rodeo, los dos √°rbitros dieron el silbatazo de arranque y el bal√≥n empez√≥ a sonar. Un trepidante partido comenz√≥ a escribirse.

Tan pronto silb√≥ el juez, el potosino con la camiseta 9, Francisco Rangel, busc√≥ la porter√≠a rival, que no logr√≥ sorprender en absoluto a la defensa de Topos, que apaciguaron el ataque. Impetuoso y pasional, en el primer minuto de juego, el mismo delantero empuj√≥ un par de ataques, que buscaron r√°pido irse con la ventaja en el marcador. El frenes√≠ de los potosinos, al minuto uno con 4 segundos, trajo consigo la recompensa. En una jugada, Topos se hizo del esf√©rico en su propia √°rea y buscaron despejar el peligro. Pero ante el acoso del 9, Rangel, de los B√ļhos, el tiro del n√ļmero 7, Otero, de los Topos, se incrust√≥ en su propia porter√≠a. El error lo festejan los potosinos, que muy temprano se iban al frente en el marcador.

Sin aclimatarse al juego, los Topos de Puebla ya remaban contra corriente. Pusieron a rodar el bal√≥n, para levantarse de tan temprano escollo. En busca del  r√°pido empate, Jorge, con el n√ļmero 10, busc√≥ infiltrarse en las l√≠neas  rivales. Sin embargo, el capit√°n de B√ļhos, Pablo Mill√°n, con la casaca 4, fren√≥ el ataque. Al minuto 3:40, el silbante marc√≥ la primera falta del partido cometida por los B√ļhos, que detuvieron una salida prometedora del capit√°n de Topos, el 3, Negro Cerezo. El bloqueo dej√≥ por un momento al jugador poblano en el suelo.

Los pr√≥ximos minutos aumentaron la euforia. El 10 de los Topos, Jorge, comand√≥ acciones de peligro. Por su parte, en B√ļhos, el experimentado capit√°n, Pablo Mill√°n, exhib√≠a sus dotes defensivos y afrontaba los avances. Al minuto 5, tras una  f√©rrea disputa entre el capit√°n de B√ļhos y Jorge de Topos, por la banda derecha, cercano a la porter√≠a potosina, el silbante se√Īal√≥ falta y se dio el primer tiro libre en favor del Puebla.

El guardameta potosino, Fernando, acomodaba en la barrera a 4 hombres. Por su parte, Jorge de Topos, se prepar√≥ para el tiro. Con el silencio encima de la cancha, recib√≠a indicaciones del ¬ęgu√≠a de puerta¬Ľ , quien con unos toques en los postes, lo guiaba. Apareci√≥ la zurda privilegiada. El 10 de Topos sac√≥ potente disparo que pas√≥ por un lado de la porter√≠a, ante la mirada at√≥nita del guardameta, que solo vio la bola a lo lejos.

La respuesta de los potosinos fue a trav√©s de un recorrido de lado a lado, por parte del 9 Rangel, quien busc√≥ la puerta con un potente tiro, que la defensa de Topos envi√≥ a tiro de esquina. Al minuto 10, otra vez el equipo poblano busc√≥ con peligro el √°rea rival. El n√ļmero 7, Omar Otero, se introdujo en las l√≠neas defensivas de los potosinos, que para detenerlo, lo derribaron. La falta fue sancionada por el √°rbitro. Otro tiro libre que hizo el peligroso 10, de Topos, el zurdo Jorge. E portero acomod√≥ a 4 jugadores en la barrera. Jorge sac√≥ potente trallazo que roz√≥ el poste izquierdo del arco. Se salvaron los B√ļhos. Fernando ‚ÄúEl Pel√≥n‚ÄĚ, comprob√≥ que portero sin suerte, no es portero.

Al minuto 12, ante la presión ejercida y la negativa de gol, Topos optó por tomar un tiempo fuera con el fin de afinar la estrategia, hidratarse y bajar un poco las revoluciones del partido. Los potosinos se rehidrataron e hicieron algunos ajustes. Al reanudarse el juego al minuto 13, los tuneros se fueron al ataque, con un pase profundo por la banda que lanzó Millán. Rubicel se encontró el pase, se perfiló hacia el centro del campo, a unos metros de la portería de Topos y prendió el esférico. El arquero, por su atinada ubicación, lo pudo atajar.

Segundos despu√©s, se replic√≥ la misma jugada, pero ahora por parte de los Topos, ya que de los pies del 7, Otero, sali√≥ un misil que pas√≥ al lado de la porter√≠a de B√ļhos. El partido se volc√≥ de un lado y del otro. Ataques y respuestas de ambas escuadras. Al minuto 17, el n√ļmero 10, Jorge, de Topos, conduc√≠a cerca del √°rea contraria y se quita varios rivales. En la b√ļsqueda de la porter√≠a, se encontr√≥ con el n√ļmero 3, Luis Tovar, que intent√≥ detener al peligroso zurdo. Pero se llev√≥ un peque√Īo golpe en la cabeza, lo que calent√≥ los √°nimos del potosino, quien euf√≥rico, reclam√≥ el testarazo. El silbante intervino e imparti√≥ justicia. Amarilla para el jugador de Puebla y tiro libre directo para el mismo jugador, debido a que detuvo el avance con una falta.

El cobr√≥ no acarre√≥ el m√≠nimo peligro, ya que la bola se incrust√≥ en la barrera de los 4 elementos de B√ļhos. Al minuto 21, Topos retir√≥ al casaca 10, Jorge, su mejor elemento, ya que se resinti√≥ de un golpe en la jugada anterior. El silbante lo acompa√Ī√≥ a salir de la cancha. Al relevo le acomod√≥ el antifaz y reanud√≥ las acciones. Al 22, B√ļhos hizo v√°lido su tiempo fuera para ajustar la estrategia y rehidratarse. La primera parte se extendi√≥ hasta el minuto 29, donde ambas escuadras exhibieron un juego trabado a la mitad del terreno. Las idas y vueltas se hicieron m√°s escasas, quiz√° por el agotamiento que ya permeaba en los atletas. Antes del pitazo de medio tiempo, Jorge el jugador m√°s desequilibrante del Topos, volvi√≥ para felicidad de sus compa√Īeros. Incomod√≥ a los rivales.

Los minutos de descanso, ambas escuadras aprovecharon para recargar energ√≠a, hidratarse y recibir las pertinentes indicaciones, para afrontar la parte final del encuentro. Salieron, listos para jugar. El silbante dio el pitazo inicial del segundo cap√≠tulo. El 10 de los Topos, Jorge, busc√≥ el √°rea rival con una conducci√≥n, detenida por la defensa potosina. Se predec√≠a una dura embestida por parte de Topos, en busca del empate. La insistencia r√°pido cobr√≥ efecto. Apenas corr√≠a el minuto uno, cuando el arquero de Topos, en un saque de puerta, busc√≥ al n√ļmero 7, Otero, quien se movi√≥ por la banda derecha. Con el bal√≥n en los pies, busc√≥ r√°pido el centro del campo.

El instinto le hizo saber que estaba cerca de la porter√≠a rival. En su lance, hizo una repentina pausa y sigui√≥, con lo que se quit√≥ de encima a un potosino. Al momento recibi√≥ la orden del ‚Äúgu√≠a de puerta‚ÄĚ, quien ansioso, le grit√≥ tirar a gol. Otero, por las indicaciones recibidas o su olfato, dispar√≥ al arco. El tiro potente venci√≥ al arquero. La esfera se incrust√≥ en las redes. El gol de Topos puso 1-1 el marcador. Se ven√≠a una final no apta para cardiacos.

Al minuto 3, B√ļhos recupera un bal√≥n mal despejado por el arquero contrario y de los botines de Rubicel, sac√≥ un potente disparo que busc√≥ la porter√≠a de los Topos. Para suerte de los poblanos, el bal√≥n se escabull√≥ por un costado. Los potosinos mostraron un creciente dinamismo. Al 16, consegu√≠an un tiro libre. El encargado de cobrar fue Rubicel. En la barrera pusieron a 4 Topos. Con las indicaciones del entrenador, Rubicel sac√≥ un fuerte tiro que absorbi√≥ la humanidad del arquero.

El momento an√≠mico estaba del lado de los potosinos, quienes buscaban a toda costa, la ventaja. Al 18, Rubicel, con otro disparo a la puerta, busc√≥ el segundo gol para los suyos, pero el arquero de Topos lo impidi√≥. Los contrarios, a trav√©s de contragolpes, trataron de da√Īar a los B√ļhos, que con el capit√°n Mill√°n, daban c√°tedra en la parte baja del campo. En los minutos siguientes, ambas escuadras se diputaban el esf√©rico y el dominio del campo, l√≠nea por l√≠nea. Era una competencia cerrada, donde se pudo observar equilibrio de condiciones. Era un encuentro digno de una final.

En la lucha por sobresalir, se dio un duro choque entre el 3, Tovar, de B√ļhos con  Guti√©rrez, de Topos. La peor parte se la llev√≥ el potosino, quien se qued√≥ tendido en el terreno. Los primeros auxilios realizaron labores para reanimarlo. Tras reanudarse las acciones, Topos se mostr√≥ m√°s peligroso en los ataques, con mayor dinamismo. Muestra del peque√Īo pero notorio dominio, al 19, el playera 9, Guti√©rrez, de Topos, sac√≥ un ca√Īonazo que pas√≥ cerca del arco

Al 20, se solicit√≥ un tiempo fuera. Lo jugadores toman agua mientras escuchan las √ļltimas indicaciones para afrontar los minutos finales del partido. Reanudan las acciones. Topos cambi√≥ el chip y sali√≥ al contra golpe, en busca del triunfo. Al 22, consegu√≠a un tiro de esquina, por parte su hombre m√°s activo, Jorge, el n√ļmero 10. Se dio a la tarea de cobrar el tiro de esquina. Sali√≥ con la bola, condujo r√°pido y peligroso al √°rea de B√ļhos. En su andar, exhibi√≥ destreza, al dejar atr√°s a los oponentes. En un recorte de ‚Äúcrack‚ÄĚ, cambi√≥ de rumbo, lo que le permiti√≥ perfilarse de cara a la porter√≠a. En su saber y experiencia, conoc√≠a cada lugar del campo y sac√≥ fuerte disparo con la pierna zurda. La pelota se incrust√≥ en el fondo de las redes. El arquero potosino no pudo hacer algo. Topos de Puebla se pon√≠a al frente en el marcador y estaba cerca de ganar el campeonato.

En los minutos posteriores, B√ļhos intent√≥ sin √©xito empatar el marcador. Topos de Puebla, sin replegarse, defend√≠a y contra golpeaba a los potosinos. Se dio un atractivo y acalorado partido. Al 25, en un acarreo de Jorge, de Topos, en busca de driblar a un contrario, el pierna izquierda sufr√≠a las consecuencias. El referente poblano estaba lesionado. Tras recibir atenciones m√©dicas, pese a la garra y fortaleza del delantero, no fue posible continuar. El partido se alarg√≥ otros 6 minutos, donde B√ļhos, determinados y con los √ļltimos impulsos, buscaron f√©rreos el empate, para alargar el encuentro. Pero al frente ten√≠an una s√≥lida defensa de Topos, que les imped√≠an el objetivo. Buscaron tiros de esquina, desbordes, disparos a la porter√≠a, de todas las formas lo intentaron. Los potosinos vender√≠an cara la derrota. Al final, al minuto 32, el silbante los sepult√≥. Topos qued√≥ campe√≥n del torneo.

Hab√≠a dos caras de la moneda. Los Topos de Puebla, euf√≥ricos, festejaron el logro. Los B√ļhos lamentaron el resultado, pero sin agachar la cabeza. Se dieron √°nimos entre s√≠, pues dejaron todo en el terreno de juego. M√°s calmados, ambos equipos se fundieron en elogios, felicitaciones y muestras de respeto. Acciones dignas donde expusieron la esencia del f√ļtbol, la competencia sana, la inclusi√≥n y el amor al deporte.

Comments

comments

Deportes slp

Comments

comments