Puede perder Soledad, la capital y tener más contrapesos

22 abril, 202410:04 pmAutor: Juan Pablo MorenoCapital Destacada Municipios Noticias

El terror extremo se apodera de Gallardo Cardona, que reacciona violento, ante el riesgo de que se extinga su cacicazgo

Invadido por el terror a perder la mayoría de posiciones en los comicios del 2 de junio próximo, el gobernador Ricardo Gallardo Cardona semeja la bestia atrapada en la red del cazador, por lo que lanza tarascadas mortales a su captor. Junto con su padre Ricardo Gallardo Juárez, accedieron al poder a través de actos de sabotaje, abierta intimidaciones, ataques violentos a los opositores, que fueron levantados por pandillas criminales, previos a las votaciones, con la amenaza de ser exterminados si se negaban a perder. En Soledad, es larga la lista de víctimas que pisotearon, en sus afanes desbordados de quedarse con la hacienda pública, que les permitió hacerse multimillonarios. Figura Amalia y Omar Velázquez, Raúl Paulín Rojas, al que casi matan a goles en varias ocasiones. Uno de sus coordinadores de campaña y familiar, resultó ejecutado al estilo del crimen organizado.

El actual candidato de Morena, Juan Carlos Velázquez, fue perseguido con pretensiones homicidas. Llegó a denunciar que la policía municipal pretendió sembrarle enervantes para desacreditarlo ante sus seguidores. Huyó por su vida a través de hacinadas vecindades, a través de salidas traseras o las azoteas. Ahora, con amplias opciones de triunfo, compite con la zozobra encima. Sabe que sus tradicionales enemigos, lo pueden desaparecer en un santiamén. Ayer, al encabezar una caravana de vehículos, previo al inicio de campaña por la presidencia municipal, el abanderado del PAN, PRI y PRD, Juan Gaitán, la candidata a una curul local, la deportista Osiris Rivera y la que busca ser diputada federal, Wendy Rodríguez, fueron increpados por testaferros de Gallardo, encapuchados, apoyados por mujeres vociferantes, que buscaron desactivar la marcha, evitar el mitin que se efectuó en la plaza 21 de marzo, en la colonia Genovevo Rivas Guillén. Todos los oradores dijeron que no ya no le temen al cacique de horca y cuchillo, al que habrán de denunciar en la etapa proselitista.

Existen versiones de que ya intimidó al candidato del PAN, PRI y PRD por la alcaldía de Valles, José Luis Romero, conocido como “El Tecmol”, con enormes ventajas para derrotar al edil que busca reelegirse, David Medina, al que Gallardo mismo ha desacreditado, al llamarlo corrupto. En Rioverde, puede ser enterrado el símil del gobernador, Arnulfo Urbiola, que repite el mismo esquema persecutorio. Lo puede batir el abanderado de Movimiento Ciudadano, Leobardo Guerrero o el empresario que impulsa el PAN, PRI y PRD, José Luis Castillo Govea, “El Guti”. El munícipe de la capital, Enrique Galindo, que busca el mando tres años más, denunció una agresiva campaña en su contra y de la familia, a través de diversas redes sociales. Al ex presidente de Real Catorce, Román Castillo, le balacearon la casa y una camioneta, por respaldar al candidato del PRI, Ricardo Rocha. Le dijeron que de no retirarse, la venganza será contra su hijo, al que tienen “ubicado”. Antes aliado de Gallardo a través de su hermano, el diputado federal, Xavier Azuara, el candidato a diputado federal en el quinto distrito, casi endosado al PAN, David Azuara, también pudo ser intimidado para que se baje de la contienda. Gallardo Cardona añora los tiempos en que sus protectores, Fernando Toranzo y Juan Manuel Carreras, le permitieron cometer fraude electoral a través de la violencia extrema.

Aunque también lo solapa el presidente Andrés Manuel López Obrador, teme actuar con su característica prepotencia, ya que las redes sociales lo harán polvo. Sin el respaldo de Morena, que lo aborrece, sabe que en un mes, podría escribir su epitafio político. Llevarse un revés en su natal Soledad, la capital, Valles y Rioverde. Perder el control del congreso local, donde tendrá verdaderos contrapesos. Su ícono de corruptelas, al que apoya por ser “popular”, con un gran desprestigio a cuestas, Óscar Bautista Villegas, puede ser enterrado por el enjundioso abanderado de Movimiento Ciudadano, Mauricio Ramírez Konishi. Gallardo usó de falso lema “Vivir sin miedo”, el que provocó exprofeso para someter a los rebeldes. Ahora, ante la inminente derrota, el terror lo domina y maniata. Sabe que necesita un mega fraude de estado para salvar su ominoso cacicazgo. Sólo con la violencia máxima, doblegará a sus crecientes opositores, que ya no le temen. Incluso lo retan a que los reprima. Sin recursos intelectuales, reacio a escuchar el mínimo consejo, el suicida Gallardo se prepara para generar un polvorín político. Sin medir las consecuencias. Se acerca su Waterloo.

Ver estadísticas y anuncios

Promocionar publicación

Todas las reacciones:

267267

Comments

comments

ante el riesgo de que se extinga su cacicazgo El terror extremo se apodera de Gallardo Cardona que reacciona violento

Comments

comments