Marcelina Oviedo revela corruptelas en el Congreso

23 abril, 201911:01 pmAutor: La NoticiaCapital Destacada Noticias

La ex oficial mayor del congreso, Marcelina Oviedo Oviedo, afirm√≥ que el motivo real de su salida fue haberse convertido en un estorbo para las simulaciones y corruptelas que se cometen dentro del congreso del estado. El argumento esgrimido por los diputados de que le perdieron la confianza, fue solo un pretexto para correrla. Detall√≥ su estancia en el poder legislativo. La propuesta de ocupar el cargo se la hizo el presidente estatal de Morena, Sergio Serrano Soriano y otros militantes. Le cost√≥ decidirse ya que iba descuidar su constructora que maneja desde hace m√°s de 8 a√Īos. Adem√°s, ocupar un cargo en la burocracia, no era lo que busc√≥ en su trayectoria. Acept√≥ convencida de que pod√≠a contribuir al cambio desde un puesto administrativo. ‚ÄúSoy una persona de convicciones. Creo que la fidelidad es un asunto muy importante. Pertenezco y soy fiel a Morena. Si la oferta no sale del partido, no me hubiera interesado. Conf√≠o plena en Serrano. Es una persona honorable, quien diga lo contrario, que lo demuestre‚ÄĚ.

Dijo que no lleg√≥ como una improvisada en el manejo de recursos humanos y materiales, ya que son parte de las tareas que hace en su negocio y como ingeniera agr√≥noma fitotecnista. Tampoco fue un impedimento como lo quisieron hacer ver algunos diputados, cuando result√≥ incomoda. ‚ÄúAntes de ser elegida, revisaron las curr√≠culas de los aspirantes. Cubr√≠ todos los requisitos que exig√≠an como tener un t√≠tulo, c√©dula profesional y experiencia. Me eligieron por mayor√≠a. Hubo en el momento un antecedente. Antes de cualquier cuestionamiento, debieron considerar que el mismo cargo en el gobierno estatal lo ocupaba otro agr√≥nomo, El√≠as Pecina, mi compa√Īero de generaci√≥n‚ÄĚ. El primer incidente que enfrent√≥ fue cuando rechaz√≥ recibir dinero para gasolina. Partida que se les quit√≥ a los diputados a finales de la pasada legislatura, pero en la actualidad la mantienen directores y coordinadores con el aval de la Junta de Coordinaci√≥n Pol√≠tica. Los montos oscilan entre los 2 mil 500 a 5 mil pesos mensuales‚ÄĚ.

‚ÄúEn octubre del 2018, durante una asamblea de la Jucopo, la coordinadora de finanzas, Martha Elva Z√ļ√Īiga, hizo la propuesta de que se otorgaran los fondos. Algunos diputados aceptaron. Les dije en el momento que no, ya que me pagaban muy bien. Me dijeron que ten√≠an muchas necesidades y gastos. Not√© cierta molestia a mi negativa y acced√≠. Se tom√≥ el acuerdo y fue aprobada la partida. Cuando van por parte de finanzas para que firme el cheque, les reitero que no estaba de acuerdo y no lo tom√©. Fue el parteaguas para que empezaran a cuestionarme y encontrar inconsistencias en mi perfil acad√©mico. Como como oficial mayor asist√≠a a las reuniones de la Jucopo, donde no vot√©. Solo escuchaba, escrib√≠a, informaba del funcionamiento de las √°reas a mi cargo. Recib√≠a instrucciones para ejecutar las decisiones que se tomaban‚ÄĚ.

Los dos incrementos que se autorizaron los diputados para asesores personales, a√Īade, fueron para compensar la baja salarial que obliga la ley, ya que no pueden ganar m√°s que el presidente de la rep√ļblica ni el gobernador. ‚ÄúA finales de octubre y principios de noviembre, el coordinador de los diputados del PAN e integrante de la Jucopo, Rolando Hervert Lara, propuso que de 40 mil pesos autorizados para los asesores personales, se subiera a 60 mil, con retroactivo al primer d√≠a de la legislatura. Se aprob√≥ el gasto. Cada diputado cuenta con 2. Se les pidi√≥ no incrementar la n√≥mina. Como m√°ximo, podr√≠an tener 3 gentes. Al final de la asamblea, habl√© con el coordinador, Edson Quintanar, que es de mi partido. Le manifest√© que no me parec√≠a correcto sangrar el erario. Contest√≥ que en realidad, sus asesores trabajan mucho y que era pertinente el incremento. Intent√© persuadirlo, pero ya hab√≠an decidido‚ÄĚ.

Antes de disminuirse el salario, los diputados percib√≠an, netos, 115 mil pesos mensuales. Como L√≥pez Obrador se impuso 108 mil pesos y el gobernador Juan Manuel Carreras 105 mil, acordaron bajarse la paga a 104 mil 500. Es decir, 10 mil 500 pesos menos. Pero todo fue en apariencia. ‚ÄúEn alg√ļn momento, en una cita de la Jucopo, Martha Elva Z√ļ√Īiga les dijo a los diputados: ustedes perdieron 10 mil 500 pesos en aras de la austeridad republicana, para estar abajo del salario del presidente. Les propongo recuperar el dinero. Se los voy a dar a trav√©s de asesores. Algunos diputados externaron que la treta se podr√≠a descubrir. Entonces les dice que sabe c√≥mo hacerlo. Lo puede manejar de manera que no se note y los diputados aceptan‚ÄĚ.

‚ÄúAl concluir la cita habl√© con Quintanar. Le dije que actuaron de manera incorrecta. No podemos simular ante el pueblo, tienes que recordar cu√°nta gente vot√≥ para que llegara Morena. Fue por la esperanza. ¬ŅEn qu√© momento le dimos la pu√Īalada? Por delante decimos que nos quitamos el sueldo y por abajo recuperamos el dinero. No puede ser. Se justific√≥ con que ten√≠a muchos gastos, pues apoya a su comunidad. En la discusi√≥n, trat√≥ de convencerme de que estaba en lo cierto. Le insist√≠ que no. Como vi que no hab√≠a manera de que rectificara, le ped√≠, informara a los dem√°s diputados de Morena lo que aprob√≥. Repiti√≥ que los 10 mil 500 pesos eran para asesores. Le aclar√© que exigieron les regresaran el efectivo que les quitaron. Son simulaciones. Se llama corrupci√≥n‚ÄĚ.

Oviedo precis√≥ que en otro encuentro, el legislador de Movimiento Ciudadano, Eugenio Govea Arcos, toc√≥ el tema. Propuso que en lugar de 10 mil 500, les entregaran 20 mil pesos. Si en alg√ļn momento hay revisiones, ser√≠a muy obvio les regresaran por el gasto de asesores, la misma cantidad que se hab√≠an rebajado del salario. Los dem√°s diputados aceptaron. ‚ÄúCuando deciden que sean 20 mil, ya me sent√≠a parte de la misma corrupci√≥n. No pude convencer a Quintanar de que lo aprobado no era honesto. Como presidente de la Jucopo, debi√≥ negarse, aunque todos los dem√°s hubieran dicho que s√≠. No supe luego de los acuerdos entre diputados y asesores para repartirse el concepto. Quintanar est√° convencido de que la corrupci√≥n tiene otro nombre. Igual que otros integrantes de la Jucopo, no informaron al resto de los legisladores de los acuerdos que se toman. Lo pude constatar‚ÄĚ.

La ex oficial mayor asegur√≥ que se convirti√≥ en un impedimento para que diputados y directivos se repartieran los 15 millones de pesos que quedaron sin ejercer en el 2018. Una gran parte corresponde a los ahorros que se obtuvieron por compras eficientes y haber implementado medidas de austeridad republicana. ‚ÄúSi hubiera faltado en el momento, encuentran algunas partidas para repartirse el dinero. Como pas√≥ cuando se autorizaron la gasolina para los coordinadores y los aumentos a trav√©s de los asesores de 40 a 60 mil y de 60 a 80 mil. Yo firmaba los cheques, ni modo que no me diera cuenta. Nos ten√≠an que incluir, pero no quise ser parte de la corrupci√≥n‚ÄĚ.

A√Īadi√≥ que la coordinadora de finanzas, Martha Elva Z√ļ√Īiga, cuando le preguntaba cu√°ntos recursos les quedar√≠an sin gastarse al final del ejercicio del 2018, siempre encontraba pretextos para no darle informes. Una vez le dijo que podr√≠an ser 6 millones, porque hab√≠a varios gastos por cubrir. Al saber que el archivo del congreso se encuentra en p√©simas condiciones, dividido en varias √°reas, que se rentan dos estacionamientos para los veh√≠culos y que el personal en la sede de Vallejo est√° amontonado, se le ocurri√≥ que con el remanente podr√≠a comprar un terreno y construir un edificio. Se lo plante√≥ a los integrantes de la Jucopo y aceptaron. Empez√≥ a buscar un predio cerca del congreso. Logr√≥ ubicar uno que ofrec√≠an en 2 millones 400 mil pesos. En noviembre, ante la insistencia de un legislador, Z√ļ√Īiga les inform√≥ que quedaban 12 millones de pesos, por lo que se confirm√≥ en otra reuni√≥n de la Jucopo, que los recursos se destinar√≠an para el edificio y necesidades del √°rea de sistemas. Se consign√≥ el resolutivo en una acta. El monto final qued√≥ en 15 millones de pesos.

Como no les alcanz√≥ el tiempo para concretar la compra del edificio, los fondos se regresaron en tres cheques a la secretar√≠a de finanzas, que los devolver√° al poder legislativo cuando se entreguen los documentos de c√≥mo se aplicar√°n. Oviedo afirm√≥ que su propuesta para que los 15 millones se destinaran a otro inmueble, con el tiempo iba a arrojar ahorros en rentas y un mejor funcionamiento. Fue un duro golpe para algunos diputados porque se impidi√≥ el reparto. Pero se convirti√≥ en una de las causas de su salida. ‚ÄúNo aguantar√≠a 3 a√Īos. Era un estorbo‚ÄĚ. Indic√≥ que durante sus gestiones logr√≥ mantener el mismo costo en los contratos de 2 arrendamientos de inmuebles que paga el congreso y bajar el precio del seguro de vida de los legisladores. Se mantuvo la misma cifra del seguro de los edificios. Se increment√≥ en 300 mil pesos el seguro de gastos m√©dicos mayores para diputados y funcionarios, porque la obligaron a contratarlo con la misma aseguradora. Trabaj√≥ con una gran parte de los proveedores que como oficial mayor tuvo la hoy diputada Beatriz Eugenia Benavente Gonz√°lez, porque no le aumentaron los precios o incluso se los bajaron.

La ex funcionaria revel√≥ que su persistencia con la aseguradora GNP, para que redujera el incremento de 300 mil pesos sobre los costos que ofreci√≥ en el 2018 en el esquema de gastos m√©dicos mayores, fue el pretexto p√ļblico que usaron los diputados para destituirla. ‚ÄúEn noviembre acudi√≥ la representante de la aseguradora a ofrecerme el servicio, porque la p√≥liza vence en diciembre. Me dijo que va costar 2 millones 454 mil 566 pesos, m√°s de 300 mil pesos extras de lo que se pag√≥ en 2018, que fueron 2 millones 100 mil pesos y fracci√≥n. Me pareci√≥ alto y le ped√≠ que me entregara la siniestralidad. Una de las causas por las que aumenta, es debido a la demanda en el servicio. Lo hice para respaldarme y tener un argumento si la auditoria o cualquier otra persona cuestiona m√°s adelante por qu√© se pag√≥ tal precio. Le dije que estaba de acuerdo en contratarlo, pero que necesitaba el dato. Se lo solicit√© en forma verbal y por tel√©fono. Me dec√≠a que s√≠, que trabajaba en el tema. Me lo entregar√≠a en una semana. Pero no cumpli√≥‚ÄĚ.

‚ÄúEn diciembre, en una asamblea del pleno, los diputados Mauricio Ram√≠rez Konishi, que es secretario de la Jucopo y Rolando Hervert, que tambi√©n forma parte de la instancia, me abordaron. Me indican que debo contratar el seguro. Les pido que me esperen, para que me den la siniestralidad. Ya con el dato, puedo cotizar con otra empresa y tal vez consigamos un mejor precio. Me dicen que no, porque Beatriz Benavente requer√≠a una cirug√≠a r√°pida y deb√≠a comprarse ya. Vuelvo a presionar a la aseguradora. Ten√≠a el antecedente que cuando se plante√≥ comprar con GNP en una cita de la Jucopo, el diputado Govea sugiri√≥ cambiar a otra, ya que cuando requiri√≥ un servicio especial, lo atendieron p√©simo. Medit√© que si bajaba el costo con otra empresa, quedo bien con el quejoso, el congreso y cumplo con mi chamaba‚ÄĚ.

‚ÄúPero un d√≠a se present√≥ en mi oficina Ram√≠rez Konsihi con un escrito firmado por Quintanar donde se me ordena contratar el seguro con GNP y con equis agente de ventas. Se compra. Me siento mortificada porque si revisan el tr√°mite, no hubo otra cotizaci√≥n. No puedo justificar que hice lo correcto. Se me ocurri√≥ pedir la siniestralidad a GNP a trav√©s de la Comisi√≥n para la Protecci√≥n y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros, que es una mediadora. Me citan con la contraparte. No me presento, porque no tengo atribuciones. Lo hice como una medida de presi√≥n para ver si me daban el dato. No segu√≠ el tr√°mite en la Condusef. Hasta mi salida, GNP no entreg√≥ los informes. Mi pregunta es ¬Ņpor qu√© no la dio, qu√© oculta la aseguradora, cirug√≠as pl√°sticas, qu√© guarda? La empresa est√° obligada a dar el dato. Adem√°s, en la siniestralidad, no vienen los nombres de los usuarios, solo los servicios prestados‚ÄĚ.

‚ÄúIgnoro lo que esconde GNP junto con Beatriz Benavente, quien la contrat√≥. El episodio sirvi√≥ a los diputados para decidir mi salida. Lo procedente era amonestarme, una advertencia para que no se volviera hacer. No tuvo sentido que me despidieran por querer cuidar el dinero del congreso‚ÄĚ. Marcelina Oviedo rechaz√≥ las acusaciones en su contra de tratar con despotismo al personal del congreso. Asegur√≥ que nunca tuvo ninguna diferencia con los empleados. El trato fue siempre fue cordial y respetuoso. Siempre mostr√≥ la misma actitud con la que se conduce en la vida personal. Otra falla que encontr√≥ y combati√≥ fue la concentraci√≥n del dinero para materiales y suministros en el congreso. Est√° en manos de la subcoordinadora de asuntos internos, Am√©rica Loera, que controla todas las salidas y entradas en los almacenes. Tiene bajo su resguardo, 14 autom√≥viles utilitarios del poder legislativo‚ÄĚ.

Oviedo realiz√≥ las solicitudes de los insumos que se necesitaban, los compr√≥ y Loera los distribu√≠a. ‚ÄúPor sentido com√ļn, uno sabe que ni todo el dinero ni todos los recursos materiales se deben concentrar en una sola persona, porque se corre el riego de perversiones. El congreso renta dos estacionamientos, uno para los carros de los diputados y otro para 14 autom√≥viles y 2 motos que se denominan utilitarios. Un d√≠a acud√≠ a la pensi√≥n a revisar. Solo estaban 10 carros, faltaban 4 y las dos motocicletas. Pregunt√© a la encargada y me dijo que siempre hab√≠a 10. Le pagaban 14 para que los mantuviera limpios. Se erogan cerca de 500 pesos mensuales por auto. Me pregunt√©, ¬Ņd√≥nde est√°n los de m√°s? Al d√≠a siguiente regreso y hay 11 unidades Me informan que dej√≥ el suyo Am√©rica Loera, cuando no lo necesita. Pero en la noche y fines de semana, lo usa. Reviso y con el paso de los d√≠as, aparecen los 4 autos que faltan y las dos motos‚ÄĚ.

‚ÄúLa encargada de la pensi√≥n despu√©s se desdijo. Asegur√≥ que siempre cuida 10, no 14. Y que yo no mir√© los otros 4 que estaban al frente. Como no ten√≠a qu√© demostrar lo que me dijo al principio, no le mov√≠ al asunto. Pero le retir√© a Loera el cuidado de los carros. Busco a otra persona. Provoc√≥ que un diputado me reclamara de manera agresiva, por qu√© la hab√≠a quitado. Le contaron una historia distinta. Cuando le expliqu√© el tema, entendi√≥ y qued√≥ de acuerdo. Encontr√© tambi√©n un gasto excesivo de toners. Asign√© a otra persona que acud√≠a a las oficinas, verificar si faltaba y entregara uno nuevo. Juntaba el vac√≠o y lo registraba. En teor√≠a, ya se hizo, pero era mucho el gasto. Se logr√≥ reducirlo a la mitad. Pusimos orden en otros rubros y tuvimos ahorros en los 5 meses que dur√© en la oficial√≠a‚ÄĚ.

La subdirectora de asuntos internos, Am√©rica Loera Guti√©rrez, entr√≥ a laborar al congreso con el cobijo de la ex diputada Rosa Mar√≠a Huerta, de la que fue su asistente. En diciembre del 2018 fue destituida por p√©rdida de confianza, seg√ļn refiri√≥ Edson Quintanar, quien dijo, todos los empleados ser√≠an evaluados en su desempe√Īo. Y que no iban a solapar irregularidades e incumplimiento de los trabajadores. La diputada Beatriz Benavente se√Īal√≥ que el despido de Loera era una forma de acoso laboral. Obedec√≠a a un revanchismo de los legisladores de Morena, por destituir al asesor jur√≠dico, Roy Gonz√°lez. En febrero, Loera fue restituida por la mayor√≠a de los integrantes de la Jucopo, ya que las pruebas presentadas por Oviedo en su contra, no fueron contundentes, asegur√≥ el diputado del PAN, Rolando Hervert Lara.

La ex oficial mayor afirm√≥ que nunca tuvo ninguna diferencia con la Legisladora del PRI, Beatriz Benavente, quien en p√ļblico, la acus√≥ de incompetente. La hostig√≥ todo el tiempo con solicitudes de datos que de antemano conoc√≠a. Contestar cada rato sus cuestionamientos, la distrajo de sus tareas. Asegur√≥ que el cargo, se lo tom√≥ en serio. Revis√≥ y atendi√≥ todas las √°reas de su competencia, el tiempo que pod√≠a. Refiri√≥ que la ex oficial mayor en la pasada legislatura, Beatriz Benavente, pidi√≥ a la Auditoria Superior del Estado, le dijera si Oviedo cumpl√≠a con el perfil que se necesita para el cargo. La instancia turn√≥ la solicitud a la Secretar√≠a de Educaci√≥n. Luego Benavente, a trav√©s del √°rea de transparencia, pidi√≥ que los 27 diputados le respondieran cu√°l hab√≠a sido el sentido de su voto en la asamblea del congreso donde se le eligi√≥ y 7 preguntas muy agresivas hacia su persona como: ¬Ņte parece que es honesta al haber aceptado un puesto, cuando no cumple el perfil? o ¬Ņte parece que por haber trabajado en una tienda de art√≠culos de piel, ya tienen experiencia en administraci√≥n? Entre otras.

Oviedo precis√≥ que labor√≥ como administradora en una f√°brica de art√≠culos de piel, no en una tienda. El objetivo era fastidiarla. Benavente tambi√©n solicit√≥ al contralor interno, Juan de Jes√ļs Rocha Mart√≠nez, iniciar una pesquisa en su contra por usurpar funciones. Pidi√≥ se le informara el nombre de proveedores y costos de las remodelaciones que se hicieran al edificio de Hidalgo. Oviedo se√Īal√≥ que la legisladora sab√≠a de antemano que era un simple mantenimiento de algunas √°reas, que presentaban fallas de electricidad, plomer√≠a o ventilaci√≥n. Se√Īal√≥ que Benavente, como ex oficial mayor, tuvo muchas observaciones por parte de la Auditoria Superior que le fueron perdonadas. ‚ÄúSi era muy eficiente, por qu√© durante los tres a√Īos que ostent√≥ el cargo, no se obtuvieron ahorros?, ¬Ņd√≥nde quedaron? ¬Ņa qu√© se destinaron?‚ÄĚ.

Sobre si el ex dirigente de su partido y hoy super delegado del gobierno federal, Gabino Morales, intervino e influyó en su salida, Oviedo dice que le caben dudas. Pero un día después de su caída, Morales se reunió con Benavente en el café Starbucks de Himalaya. Con la persona que siempre la quiso correr por nada, porque le estorbó. Refirió que en una ocasión, Quintanar le manifestó que Gabino Morales le había pedido su cabeza. No cedió porque se conducía en forma correcta en el cargo. Aseguró que Morales llevó a la asamblea del lunes 11 de marzo a un grupo de servidores de la nación, con pancartas de apoyo a los legisladores de Morena, Quintanar, Alejandra Valdés y Paola Arreola, que votaron a favor de quitarla en la junta del 7 de marzo.

Calific√≥ como una falta de respeto de Gabino Morales haber acudido a una sesi√≥n del pleno del congreso a tomarse una foto en las escalinatas del recinto con 6 de los 9 diputados de la coalici√≥n Juntos Haremos Historia, como signo de respaldo a su persona por las demandas que pesan en su contra por violencia de g√©nero y acoso laboral que interpusieron militantes de Morena. ‚ÄúSi quer√≠a lucirse, lo hubiera hecho en otro lugar. No durante una sesi√≥n plenaria. Ostenta un cargo federal. L√≥pez Obrador ha pedido que el poder legislativo y el ejecutivo sean independientes. Cada uno en su l√≠nea, hacer la tarea. Si somos parte de lo mismo, hay posibilidades de que nos corrompamos. La instancias competentes del partido y judiciales, en su caso,¬†¬† son las que van a resolver las demandas en su contra. Ir a recibir el espaldarazo de diputados, es como decir a las v√≠ctimas de sus actos, vean el poder que tengo. Es humillarlas‚ÄĚ.

Oviedo dijo que el comit√© estatal de Morena nunca atac√≥ a Morales. Fueron las v√≠ctimas las que lo acusaron. Asegur√≥ que no tiene ning√ļn pleito con el super delegado, pero est√° a favor de las afectadas. Dijo no tener ning√ļn problema con la legisladora de su partido, Alejandra Vald√©s, por lo cual le sorprendi√≥ que en tribuna, la acusara de hacerle da√Īo y haber ejercido violencia pol√≠tica en su contra. Si la quiere demandar, tiene todo el derecho. Ojal√° lo haga, para que no quede como mentirosa. La ex oficial mayor asegur√≥ que los 5 meses que ocup√≥ el cargo, fue congruente. Se condujo con austeridad republicana y cero corruptelas. Se fue con la frente en alto. Como militante de Morena, trabajar√° para que se concrete el cambio que ofrecieron como proyecto alternativo.

Comments

comments

congreso diputados gobernador Juan Manuel Carreras López La Noticia Movimiento de Regeneración Nacional PAN política PRD PRI revista slp

Comments

comments