Los Juanes Perreros y López Medina, depredadores impunes de San Juan de Guadalupe

18 enero, 20249:22 pmAutor: Elida Mendoza VillanuevaCapital Destacada Municipios Noticias

La comunidad de San Guadalupe, a partir de 1981, se convirtió en un infierno, desde entonces sus integrantes no tienen paz. El grupo de comisariados donde figuran Juan García Leyva, Fidel Cruz Campos, Gregorio  Bravo Luna y Juan Socorro Leyva Flores, se robaron los derechos de otros. Convirtieron a sus familias en titulares. A los beneficiarios directos, los privaron de sus derechos. Se coludieron con urbanizadores, empresarios, notarios, abogados y gobierno estatal, para el despojo de tierras. Desde entonces no trabajan. Viven  de sus rentas. Algunos son transportistas. Otros se dedican a gastar el dinero. Los demás siguen con las ventas a destajo. Se dicen líderes desde  1981.

Los llamados ‚ÄúJuanes Perreros‚ÄĚ, durante m√°s de 33 a√Īos, han realizado negocios con m√ļltiples empresarios. El actual gobernador, Ricardo Gallardo Cardona, tambi√©n le entr√≥ a las corruptelas. En lo oscuro y por concepto de una compensaci√≥n, les dio 20 millones de pesos. Les prometi√≥ pavimentar las calles 5 de mayo, Belisario Dom√≠nguez y  Rafael Ram√≠rez, que tienen una longitud  de m√°s de un kil√≥metro y medio cada una. Instalar drenaje, entregarles materiales y despensas a cambio de que lo dejaran  concluir el arreglo del perif√©rico sur, que va del Hospital del Ni√Īo y la Mujer a la entrada de la Feria Nacional Potosina, que luego bautiz√≥ como Circuito Potos√≠, que sus antecesores no pudieron concluir.

En los primeros meses de su mandato, Gallardo llamó a los líderes al palacio de gobierno. Asistieron más de 15. El 14 febrero del 2022, en las instalaciones de la Fenapo, entregó a 335 comuneros, 50 mil pesos de los 20 millones prometidos. Les repartió 16 millones 750 mil pesos. El resto, 3 millones 250 mil pesos, no se sabe dónde quedaron.

 Luego inici√≥ las obras de 43 kil√≥metros, con un costo de 400 millones de pesos, que luego duplic√≥. El acto inaugural se llev√≥ a cabo sobre el puente vehicular, en el cruce de la avenida Ju√°rez y bulevar Antonio Rocha Cordero, a la altura de la Fenapo. El  mismo  tramo  que durante 12 a√Īos, bloquearon los comuneros, ya que los gobernadores Fernando Toranzo y Juan Manuel Carreras, no les pagaron la invasi√≥n de 16 hect√°reas. El presidente del comisariado, Luis Alberto Zavala Ojeda, reconoci√≥ el trabajo de Gallardo, que el 3 de agosto, inaugur√≥ los trabajos, donde incluy√≥ un falso puente atirantado, que cost√≥ 18 millones de pesos.

Gallardo Cardona enga√Ī√≥ a los comuneros, apenas termin√≥ el perif√©rico, donde dej√≥ un cochinero. No termin√≥ la calle lateral donde pasa el cami√≥n urbano. Los peatones no puedan cruzar, lo hacen por otro lado o debajo del puente. Tampoco paviment√≥ tres calles, no meti√≥ la luz, drenaje ni entreg√≥ los lotes de materiales. Ni el drenaje para evitar las inundaciones. En 1978, el gobernador Guillermo Fonseca  √Ālvarez construy√≥ el perif√©rico sur. Invadi√≥ 16 hect√°reas de los comuneros de San Juan de Guadalupe, Tierra Blanca y San Miguelito. 

En el 2006, Margarito Jasso Menchaca, continu√≥ la lucha frontal que antes encabez√≥ su padre, Pedro Jasso, contra el mandatario Fernando Silva Nieto, que se coludi√≥ con los empresarios, Jorge Gonz√°lez Verduzco y Juan Diego Gonz√°lez Ram√≠rez y los Juanes Perreros. En el 2009, el comisariado, Aniceto Bravo Jasso, en el √ļltimo tramo de sus gestiones, se cambi√≥ de bando. En el 2010, Toranzo anunci√≥ el rehabilitado del perif√©rico sur y construir  el puente  que cruza  la avenida Ju√°rez y bulevar Antonio Rocha Cordero. El comisariado, representado por Aniceto Jasso, solicit√≥ al mandatario pagarles la invasi√≥n. Se realiz√≥ un aval√ļo, donde se determin√≥ un monto de 320 millones de pesos. El cirujano dijo que les pagar√≠a 60 millones de pesos. Orden√≥ al entonces secretario ya fallecido, C√°ndido Ochoa Rojas, cubrir la suma. Pero nunca obedeci√≥ la orden. La autoridad comunal promovi√≥ un amparo ante el juzgado tercero de distrito, que suspendi√≥ las obras. Les pagaran 67 millones de pesos a los afectados.

En el 2012, Jasso Bravo concluy√≥ su periodo, desde entonces se le lig√≥ al grupo de los Juanes Perreros y urbanizadores encabezados por el magnate Carlos L√≥pez Medina, que junto con sus socios, son casi los due√Īos de las tierras. Es el mismo equipo  que antes se apropi√≥ de la Garita de Jalisco. Jasso Bravo, Gilberto √Āngel Acosta Pitones y Alejandra  P√©rez L√≥pez y el  presidente del consejo de vigilancia, Juan Socorro Leyva, lograron que la asamblea autorizara a la comunidad, constituir sociedades civiles, mercantiles y sumar a terceros, para lograr el uso y mejor el aprovechamiento de las tierras y recursos naturales.

 Los dem√°s comuneros le dieron un segundo rev√©s al equipo de Garc√≠a Leyva. Continuaron la demanda del pago para ser indemnizados. Paralizaron las obras. Lograron que Toranzo firmara un convenio ante el Tribunal Unitario Agrario, por un pago de 240 millones de pesos. El grupo opositor emprendi√≥ una campa√Īa de desprestigio contra Bravo  Menchaca.  Divulgaron que ten√≠a tratos ocultos con el galeno. Y que recibi√≥ una cifra superior por 320 millones de pesos, asentada en el aval√ļo del 2010. Nunca lo pudieron probar. Mediante chicanas y enga√Īos, lo intentaron destituir. Convocaron a una asamblea para poner en su lugar a Mar√≠a Dolores L√≥pez, quien se neg√≥, porque se le dijo que cambiar√≠an a toda le mesa directiva.

 En el 2015, los Juanes Perreros le arrebataron el mando a Jasso Bravo, al imponer en el comisariado a Rogelio Ambrosio Carrizales, en contubernio con L√≥pez Medina. Pero no cumpli√≥ con el requerimiento del Tribunal Unitario Agrario, que le pidi√≥ aportar el aval√ļo del tramo, los 320 millones de pesos del 2010, lo que provoc√≥ que el monto por las afectaciones se devaluaran. Despu√©s busc√≥ atribuirse, ser propietario de las 16 hect√°reas, junto con otras obras alrededor del bulevar Rocha Cordero. Junto con el litigante Alfredo Rodr√≠guez Hurtado, dijeron que se iban a arreglar con el gobernador Juan Manuel Carreras. Fueron al tribunal y exigieron primero, 120 millones de pesos. Luego 60. El mandatario dijo que no pod√≠a pagar ninguna de las cantidades. La dupla convino con Carreras, hacer un nuevo aval√ļo, con valores catastrales de 1978, cuando se construy√≥ el perif√©rico. El monto que arroj√≥ fue  de 5 mil 800 pesos por 16 hect√°reas. Carreras los deposit√≥ en el juzgado antes de concluir sus gestiones. Al final no les pagaron nada.

Los Juanes Perreros mantuvieron el control. En el 2018, impulsaron a otros de sus alfiles como presidente del comisariado, Rodolfo Vald√©s Garc√≠a. No hizo nada. Al contrario, azuzado por Leyva, Cruz, Bravo, Garc√≠a y L√≥pez Medina, intent√≥ donar al gobierno estatal, 9 mil hect√°reas como √°rea protegida a cambio de que se respetaran los derechos de los propietarios. La propuesta inclu√≠a 2 mil 500 hect√°reas de amortiguamiento y otra cifra igual en proyectos. Se refer√≠a a que la comunidad aportara al proyecto inmobiliario, terrenos para beneficiar a la firma Reserva de San Luis o Las Ca√Īadas, donde figuran m√°s de 8 inversionistas,  capitaneados por L√≥pez Medina, Manuel Mu√Īiz Werge, Manuel Valle L√≥pez y otros urbanizadores de Monterrey, Quer√©taro y Guanajuato.

 Los Juanes Perreros, en agosto del 2021, apoyaron la llegada del nuevo comisariado, Luis Alberto Zavala Ojeda, contrario al grupo de Leyva, Garc√≠a, Bravo y Cruz. Zavala amenaz√≥ con conformar una planilla √ļnica. Para evitarlo, se sumaron para mantener el control. Colaron como suplente a Cruz Campos, hermano de Juan Fidel Cruz Campos. Zavala gan√≥ las votaciones al expresidente del comisariado y pe√≥n de L√≥pez Medina, Aniceto Jasso Bravo. Zavala Ojeda no le movi√≥ al juicio de las indemnizaciones de las 16 hect√°reas  del perif√©rico sur. Se convirti√≥ en aliado de Ricardo Gallardo Cardona, con el que se reun√≠a de manera regular. Sirvi√≥ de puente para que en febrero, seis meses despu√©s de asumir el cargo, convenciera a los comuneros que lo dejaran trabajar y reiniciar las obras del perif√©rico.

A cambio, les dio una compensaci√≥n de 20 millones de pesos. La mesa directiva y el consejo de vigilancia, amenaz√≥ con quitar a Zavala, con el argumento de no acatar los acuerdos. Pero no coincid√≠a con el grupo. Se opuso a la ocupaci√≥n de los predios La Tiendita, que el industrial Juli√°n Abud, con ventajas y respaldo de algunos l√≠deres del ex comisariado, se apropi√≥ del lote. Luego vendi√≥ a L√≥pez Medina. Incluyeron los terrenos La Ladrillera y Casa Blanca, que el gobierno estatal compr√≥ a Gonz√°lez Verduzco y Gonz√°lez Ram√≠rez en el sexenio de Silva Nieto, sin que fuera due√Īos. 

En febrero del 2022, a un a√Īo de que la obra del perif√©rico reiniciara, Zavala  fue asesinado  afuera de su casa, con un balazo en la cabeza. El crimen no se esclareci√≥.  Entr√≥ de suplente Andr√©s Cruz Campos. Su opacidad y des√°nimo provoc√≥ que Juan Garc√≠a Leyva, ‚ÄúEl Cepillo‚ÄĚ y L√≥pez Medina, hoy comuneros, coludidos con la Procuradur√≠a Agraria, en la segunda quincena  de octubre, intentaron removerlo, para imponer otra vez a Aniceto Jasso Bravo, con el objetivo de legalizar todas las ventas ilegales. No tuvieron √©xito. La asamblea acord√≥ que Cruz Campos termine los 8 meses que le restan al comisariado. Ya nadie toc√≥ el tema de las 16 hect√°reas del perif√©rico sur o Circuito del Potos√≠.

Comuneros que pidieron el anonimato por temor a represalias,  coincidieron en que la lucha no est√° perdida. Se necesita un comisariado honesto y un abogado que los defienda. No quedarse luego como propietario, para manipular y vender tierra que no le corresponde. ‚ÄúNo sirven, s√≥lo se han dedicado a dividir‚ÄĚ. Los Juanes Perreros han usufructuado San Juan de Guadalupe y Tierra Blanca durante casi un tercio de siglo. Del 1981 al 2006, no hubo cambio de comisariado o autoridad que se los impidiera, al contrario, los apoyaron. En el lapso del 2006 al 2015, la comunidad tuvo un poco de paz. Pero del 2015 al 2023, volvi√≥ la ‚Äúenfermedad‚ÄĚ. Es peor, adem√°s del nocivo grupo depredador, llegaron personas ajenas que compran y venden, sin respeto a los reglamentos agrarios.

Los Juanes Perreros les dieron cabida a activistas como Carlos Covarrubias Rend√≥n, Fabiola Quintanilla Reynoso, Guillermo D√≠az Garc√≠a, abogado  y nieto de Juan Garc√≠a Leyva. A Alfredo y Roberto Rodr√≠guez Hurtado y Francisco Sol√≠s. ‚ÄúLos ocupamos para que nos ayudaran a resolver problemas. En lugar de ayudarnos, se quedaron a hacer el negocio. Ahora son los que venden tierras. Hacen todo al rev√©s‚ÄĚ.

La misma banda convalid√≥ las expropiaciones del gobierno estatal y federal, v√≠a la Comisi√≥n Reguladora de la Tenencia de la Tierra. Aport√≥ m√°s de 2 mil 500 hect√°reas para proyectos inmobiliarios, con prop√≥sito de beneficiar a inversionistas e intermediarios. El fin de a√Īo, L√≥pez Medina, el acaparador n√ļmero uno de tierras, les env√≠a por separado, un bono de navidad que oscila en los 100 mil a 500 mil pesos, para la cena y regalos. Al resto, les manda 5 mil pesos. Pero 250 comuneros no reciben un peso de las ventas ilegales. Los √ļnicos beneficiados son los ex comisariados, sus familias y los abogados que contrataron y que ahora les compiten. 

  El  gobierno estatal ha expropiado 84 hect√°reas de Casa Blanca y La Ladrillera. Otras 24 de la Granja de Guadalupe. Se suman 16 del perif√©rico sur. M√°s 202 de la Corett. L√≥pez Medina invadi√≥ 300. Se le contabiliza el predio La Tiendita, que compr√≥ a Juli√°n Abud. Todos los movimientos constan en el Registro P√ļblico de la Propiedad. Adem√°s, las 2 mil 67 hect√°reas del desarrollo inmobiliario Las Ca√Īadas, que se ubican en la zona protegida. Buscan a trav√©s de un juicio, que el gobierno federal las deja libres, para concretar jugosas transacciones. 

Juan Garc√≠a Leyva ha vendido m√°s de 40 hect√°reas. Hoy tiene como mil constancias de derechos que oferta en 40 y 80 mil pesos. Son documentos que s√≥lo contienen su firma. Fue el que hizo tratos con L√≥pez Medina de 300 hect√°reas que colidan con Escalerillas. Otras 40 hect√°reas que se ubican dentro de un complejo de golf. Y 24 en el predio denominado los Siete Campos. Una corriente opositora, encabezada por Margarito Jasso Menchaca, fue a la Ciudad de M√©xico para pedir a la autoridad agraria, intervenga sobre el pago de las 16 hect√°reas, donde se construy√≥ parte del perif√©rico sur. Atienda las invasiones y despojos de Ladrillera, Casa Blanca y La tiendita. Despu√©s de 30 a√Īos de litigio, lo mandaron de regreso. Le exigieron, llevar a los quejosos, un litigante y dinero. Pero luego le dijeron que se trata de asuntos juzgados. La comunidad parece que no tiene comisariado. Nadie reclama algo.

Comments

comments

a comunidad de San Guadalupe a partir de 1981 depredadores impunes de San Juan de Guadalupe desde entonces sus integrantes no tienen paz. El grupo de comisariados donde figuran Juan García Leyva Fidel Cruz Campos Gregorio  Bravo Luna y Juan Socorro Leyva Flores La Noticia Los Juanes Perreros y López Medina revista La Noticia San Luis Potosí se convirtió en un infierno

Comments

comments