Gallardo Cardona no negocia con nadie, quiere todo o nada

23 noviembre, 20233:44 amAutor: Juan Pablo MorenoCapital Municipios Noticias Opinion

Oportunista, ventajoso, chapucero, antes que el comité estatal de Morena, que encabeza Rita Ozalia Rodríguez, diera a conocer la agenda de la casi candidata a la presidencia de la república, Claudia Sheinbaum en San Luis, el gobernador Ricardo Gallardo anunció que la iba a acompañar a Rioverde. En la tarde, la llevaría a una de sus posibles propiedades, el salón Chicago´s, donde hace fiestas gruperas y de narco corridos. Ya es conocida la conducta fraudulenta del mandatario, que en la contienda por la gubernatura, inició labores proselitistas dos años antes, sin recibir el mínimo castigo.

Se atiene a que lo protege el presidente Andrés Manuel López Obrador, quien le tolera los saqueos del erario y que pisotee al sector burócrata, que se encuentra cercano al colapso. Sin importarle las consecuencias legales y electorales, no se despegó de la científica, lo que puede podría generarle reclamos de sus opositores, por usar infraestructura pública para su beneficio. Las bases de Morena, están molestas con las abiertas intromisiones de Gallardo, al que rechazan de aliado para los próximos comicios. Aseguran que es un lastre, pueden conseguir el carro completo sin su injerencia. Además, no tiene la fuerza política que presume, ya que su desprestigio es creciente y miles de ciudadanos a los que ha ofendido, esperan las fechas precisas para cobrarse las afrentas en las urnas.

Lo consideran un aliado incómodo y con doble moral, ya que tiene como asesor de cabecera, al dirigente estatal del Partido del Trabajo y socio en el medio informativo digital Contra réplica, Héctor Serrano, al que Sheinbaum busca encerrar, pues antes la espió para denostarla. Los seguidores genuinos de la defensora del medio ambiente, establecen que “Sheinbaum no es el Peje”. Anuncian que ya ungida abanderada presidencial, la correlación de fuerzas con Gallardo será diferente. “Se caerá el castillo de naipes”. Afirman que a Gallardo Cardona y su padre, el ex edil de la capital, Ricardo Gallardo Juárez, el sistema ya les pagó en exceso sus gansteriles servicios. Se han llevado de las arcas más de 20 mil millones de pesos. Le salen muy caros a los potosinos.

Omiso, sin importarle estar en horario de labores, se apoderó de la agenda proselitista del equipo de la ex jefa de gobierno, desde que arribó al aeropuerto, donde le enjaretó al empalagoso cantante grupero, Julión Álvarez, al que su compadre y socio, busca imponer de manera arbitraria, como candidato a diputado federal. En Rioverde, casi se confrontan las huestes del Verde Ecologista con las de Morena, que exigen competir alejados de la ventajosa influencia de Gallardo, que le arrebató los reflectores a la académica. Remarcó que a fuerza, deben ir coaligados Morena, Verde, Nueva Alianza y Partido del Trabajo. En el fondo de su avaricia sin límites, busca quedarse a toda costa con la alcaldía de la capital, donde tiene un amplio rechazo. Pero quiere manejar a su antojo, una partida anual que supera los 3 mil millones de pesos. Para completar el circo mediático, puso a cantar un cuarteto a su prestanombres Julión Álvarez, lo que alborotó a las nobles masas.

En su reciente visita a la entidad, Claudia Sheinbaum, debió juntarse en primer lugar con las vehementes bases de su partido, que ansiaban saludarla, estrecharle la mano, sacarse una foto a su lado, ventilar las propuestas que les urgía hacerle en torno a la negativa alianza con el Verde Ecologista, que desde siempre, ha sido un lastre y no lo necesitan para ganar carro completo en San Luis. Les basta el carisma y la infraestructura que ha generado el presidente Andrés Manuel López Obrador a través de los programas y becas económicas que entrega cada dos meses a los adultos mayores. La doctora en ingeniería ambiental, debió escuchar en corto y de manera abierta, a la dirigente estatal de Morena, Rita Ozalia Rodríguez, que tuvo un despliegue entusiasta en Rioverde, pero fue sepultada por el ruidazo prefabricado de sus contrincantes verdes, azuzados por el gobernador Ricardo Gallardo, que habló más que ninguno. Alardeó juntarle 650 mil votos a la investigadora.

Pero iba a ser grotesco que Sheinbaum se juntara con Héctor Serrano, al que en lugar de correrlo, lo protege de cualquier embestida que pudiera tener de su influyente enemiga. Al contrario, a Serrano se le ubicó como generador de la violencia en el salón Chicago´s, con fines de sabotaje, cuando los hordas del Verde Ecologista tenían la consigna de enterrar, desaparecer, alejar a la militancia morenista de su abanderada, que fue ajena a la oscura avalancha golpista. Gracias a la complicidad de Gallardo con el dirigente nacional de Morena, Mario Delgado, se apoderó de la agenda política de Sheinbaum. Sólo en el salón Chicago´s, por casualidad, Delgado alertó que su secuaz no podía subir al templete, porque los podía sancionar el Instituto Nacional Electoral.

Pero cuando le dijeron que una corriente de Morena no quiere aliarse con el gobernador, molesto, indignado, dijo que no les iban a pedir permiso, ya estaba decidido coaligarse y tenían que acatar órdenes. Ignoró el último ataque de la policía municipal de Soledad, bajo la férula de Gallardo, contra el secretario de Morena, Guillermo Morales y algunos de sus colaboradores, a los que detuvieron por hacer pintas a favor de su candidata, en una pared de la casa del aspirante a diputado local. Los agresivos agentes tampoco se detuvieron, no obstante las súplicas de Rita Ozalia Rodríguez, que tenía el terror grabado en la cara. Sheinbaum ignora que San Luis le pertenece a Gallardo y no aceptará ninguna orden que vaya en contra de sus oscuros intereses.

Su visita a San Luis arrojó algunas conclusiones preliminares: el gran ganón de los encuentros en Rioverde y Soledad, fue Gallardo Cardona, que imperativo, ya hizo saber sus condiciones inobjetables, quiere todo o nada. Se atiene a que le aportará a la científica 650 mil votos, aunque antes manejó 500 mil y luego un millón. Sin contemplaciones, exigirá imponer todos los diputados federales, senadores, diputados locales y alcaldes de los 58 municipios. Dueño de un presupuesto que supera los 50 mil millones de pesos, no necesita guajes para nadar.

Le estorba el Partido del Trabajo, Nueva Alianza y el mismo partido del presidente López Obrador, su principal mecenas. Las constantes exhortativas de la ex jefa de gobierno de México, que implora la unidad a ultranza, deberían tener sólo un destinatario, su cismático aliado, el único que genera turbulencias, juego sucio y cuando se desespera, saca el garrote para imponerse. El portal Potosinos Opinando, acusó al director del Instituto Temazcalli, René Contreras, enviar exprofeso, a su hermano, Sergio Contreras, además a “tu ex drogo, Ramiro, a golpear a los de Morena al salón Chicago´s”. El ex dirigente magisterial de izquierda, Felipe de Jesús Cervantes Pérez, atisbó que en el súbito zafarrancho, se notó la mano del dirigente estatal del PT, Héctor Serrano, socio y consejero de Gallardo Cardona. “Lo mismo hizo cuando estaba en el PRD, a sillazos, en la Ciudad de México, durante la campaña del 2018 contra Sheinbaum, al grado que una simpatizante morenista, perdió un ojo”. La otrora tribuna que sirvió leal al mandatario por muchos años, Paloma Gallardo o Ana Lidia Dévora Herrera, culpó al diputado local y líder del Verde Ecologista en San Luis, Eloy Franklin, de orquestar la batalla campal, para “agradar a su jefe y montarse sobre los de Morena, ya que no toleran a la ex jefa de gobierno de México. Temen, descubra sus fechorías”.

“El legislador es el que hace las porquerías, con tal de contender por un cargo, anda de arrastrado. Al grado que puso como coordinador del Verde en la capital, al violador de su tío”. El experto en temas del agua, Agustín de la Rosa Charcas, hizo un video donde exhibió la prepotencia de un sujeto calvo, que gritaba furioso al acomodar a un contingente de acarreados, vestidos con un chaleco verde limón, que ubicó en las primeras filas del inmueble, para estar más cerca de la virtual abanderada presidencial. Los militantes de Morena, se quejaron de no dejar entrar al recinto, algunos cambiones de adultos mayores, procedentes de varios municipios. Sobran evidencias de que la golpiza a los seguidores de Sheinbaum, fue orquestada por su principal promotor en San Luis, que busca convertirla, lo antes posible, en su rehén. Y no aceptará que nadie se le salga del libreto que ya tiene preestablecido, para conseguir el carro completo, sin la injerencia de nadie.

Comments

comments

antes que el comité estatal de Morena chapucero Claudia Sheinbaum en San Luis diera a conocer la agenda de la casi candidata a la presidencia de la república donde hace fiestas gruperas y de narco corridos. Ya es conocida la conducta fraudulenta del mandatario el gobernador Ricardo Gallardo anunció que la iba a acompañar a Rioverde. En la tarde el salón Chicago´s Gallardo Cardona no negocia con nadie inició labores proselitistas dos años antes la llevaría a una de sus posibles propiedades La Noticia Oportunista política que en la contienda por la gubernatura que encabeza Rita Ozalia Rodríguez quiere todo o nada revista revista La Noticia San Luis Potosí ventajoso

Comments

comments