Galindo sortea los obstáculos que le pone Gallardo, para resolver los problemas del agua en San Luis

24 junio, 20233:04 pmAutor: Juan Pablo MorenoCapital Noticias Opinion

En los constantes choques del alcalde de la capital, Enrique Galindo con el gobernador Ricardo Gallardo, sobre la crisis del agua en la capital, el edil optó brincar a su principal detractor, que le exige cuentas claras sobre los “miles de millones de pesos ” que se ha gastado en el plan emergente.

El soberbio mandatario adelantó que sería una estupidez, propio de una conducta irresponsable, decir que los pozos rehabilitados, no darán agua al cumplirse el día cero. Es decir, el próximo 26 de junio, cuando no se tenga el caudal que surte la casi obsoleta presa del Realito, con récord en descomposturas. Aunque el presidente Andrés Manuel López Obrador le dio órdenes tajantes a Gallardo de resolver en lo inmediato el problema del acueducto, se hizo el desentendido, para generar un problema social y político a su adversario, al que está empecinado en enterrar en los próximos comicios intermedios.

Galindo aprovechó la negligencia y el vacío de mando que generó su interlocutor, que prefirió dedicarse a su papel de contratista ambicioso y los jugosos negocios de la farándula que ejecuta a través de la Feria Nacional Potosina, por lo que generó una magna asamblea donde estuvieron los tres órdenes de gobierno. En particular, tejió una alianza con el titular de la Comisión Nacional del Agua, Joel Félix Díaz, al que Gallardo trató de inculpar en el embrollo. El munícipe consiguió ante diversas instancias federales, se incluyera a San Luis en estado de emergencia. Delineó un esquema inmediato para enfrentar el dilema: rehabilitar 25 pozos, dos plantas potabilizadoras y perforar otros 2 pozos más. Consiguió que particulares aportaran sus veneros para surtir la creciente demanda.

Amplió la entrega a través de pipas. Denunció incluso actos de sabotaje, en 15 pozos de la zona metropolita, de donde se llevaron el cableado eléctrico. También afectaron el cárcamo pluvial de la colonia Libertad y la planta tratadora norte. Gallardo y su padre, Ricardo Gallardo Juárez, junto con su alfil, Gilberto Hernández Villafuerte, como alcaldes de Soledad, dejaron deudas por más de 20 millones de pesos al Interapas. Incluso, hay denuncias del robo de líquido, de las tuberías, para surtir las diversas purificadoras, donde regalan garrafones de agua con fines electorales. Han buscado de manera sistemática, manejarse autónomos, para no pagar impuestos ni infraestructura en los incontables complejos habitacionales que construyen.

Es uno de los negocios que añoran aterrizar en Pozos, al tratar de convertirlo en el municipio 59, por la gran demanda de vivienda que reclama la zona industrial. Se sabe que son dueños de cientos de hectáreas urbanas, las que consiguieron a través del vil despojo. En la difícil coyuntura, Galindo debe apoyarse en la ciudadanía. Atender los sabios consejos de expertos, como lo sugiere el ingeniero civil, Agustín de la Rosa, que ha estudiado el fenómeno del agua en las últimas tres décadas. Plantea de entrada, que sí hay agua en el subsuelo. Sugiere, en lo inmediato, un audaz programa para cambiar las tuberías obsoletas, donde se desperdicia casi la mitad del elemento que necesitan los potosinos. Maneja otras estrategias que vale la pena considerar, ahora en tiempos difíciles.

Comments

comments

Comments

comments