Devora Herrera, otrora sombra de los Gallardo, revela los métodos gansteriles de cómo han tejido una fortuna millonaria, con despojos y latrocinios impunes

15 mayo, 20249:25 pmAutor: Juan Pablo MorenoCapital Destacada Municipios Noticias

La antes consejera, bi√≥grafa y feroz tribuna, Ana Lidia Devora Herrera, que durante muchos a√Īos sirvi√≥ al tenebroso dueto formado por los ex alcaldes de Soledad, Ricardo Gallardo Ju√°rez y Ricardo Gallardo Cardona, los denunci√≥ de facturarle al ayuntamiento cantidades millonarias, por el servicio de pipas de agua, donde tienen de socio al yerno y cu√Īado, Pascual Salinas. Destac√≥ que el mandatario, la presidenta del DIF, Ruth Gonz√°lez Silva y el secretario de gobierno, Jos√© Guadalupe Torres S√°nchez, se han realizado diversas cirug√≠as est√©ticas en Colombia, para quitarse papada, grasa de los p√°rpados y arreglarse las narices, con un elevado costo al erario. Precis√≥ que el binomio tiene m√ļltiples cuentas bancarias en para√≠sos fiscales, para no pagar impuestos. Poseen incontables residencias en Estados Unidos que esconden con prestanombres. Construyeron infinidad de fraccionamientos en terrenos cercanos a las aguas negras, de origen ejidal, sin cambiar el uso de suelo o no tener escrituras, por ser viles despojos. No las pueden vender al Infonavit o Issste, que no se ¬†prestan a maniobras fraudulentas. Los millones de despensas que reparten con fines electorales, no las facturan, ya que provienen de sobornos a los due√Īos de giros negros. El Sistema de Financiamiento para el Desarrollo del Estado, empieza a tener problemas para auxiliar a las micros y peque√Īas empresas, ya que el mandatario desapareci√≥ reservas que no se hab√≠an tocado. Los inversionistas for√°neos se instalan en San Luis por cuenta propia, a los que exprime con cuotas lesivas. A los deportistas de alto rendimiento les quit√≥ las becas de anta√Īo, lo que les impide competir en las justas nacionales. Apenas arribaron al poder, en 3 a√Īos juntaron de la nada, 100 millones de pesos, mientras a sus colaboradores, les pagan salarios de hambre, con nulas prestaciones m√©dicas y sociales. Calific√≥ de buchona a la candidata al senado por el Verde Ecologista, Ruth Gonz√°lez. Se trata de una ignorante, ya que no lee y desconoce las obligaciones de una legisladora. Si debatiera con su oponente panista, Ver√≥nica Rodr√≠guez, ser√≠a aplastada. La Noticia entrevist√≥ por m√°s de 6 horas a la doctora en econom√≠a y pol√≠ticas p√ļblicas, que filosa, abre las entra√Īas de un ominoso cacicazgo que pretende instalarse en la capital. Ahora se publica el primer aporte. ¬†

‚ÄúSonia Mendoza es candidata a la alcald√≠a porque le pidi√≥ ayuda directa al senador Manuel Velasco, que tambi√©n apadrin√≥ a otros abanderados a diputados federales que Gallardo no acept√≥. El verde postul√≥ a diputada local por el distrito dos a Dulcelina S√°nchez de Lira e hizo regidora de Soledad a Jazm√≠n Luna, porque son novias del secretario de gobierno, Jos√© Guadalupe Torres S√°nchez. La matehualense busc√≥ el respaldo de la gente del PRD, porque la rechaz√≥ Gallardo. Tampoco la quieren en el verde ni los panistas, porque los traicion√≥. A nosotros nos qued√≥ muy mal cuando fue diputada. Pero a diferencia de Ruth Gonz√°lez, al menos es doctora en administraci√≥n. Sabe lo que es partirse el lomo para pagar una colegiatura. La otra es una baquetona que anda en caballos, boutiques, hace tiktoks para decir tonter√≠as. Apareci√≥ en un programa que hace el esposo, d√≥nde la denigr√≥ y manipul√≥. La puso contestar lo que le interesaba. Y de pol√≠tica, no entiende lo m√°s elemental. Compr√≥ un t√≠tulo de comunicadora, pero jam√°s ha ejercido la carrera. En el DIF se dedic√≥ a pasearse, se tomaba fotos y aplaud√≠a. Es un claro ejemplo de una mujer buchona, que busc√≥ un hombre pudiente, narcotraficante o pol√≠tico, que la transform√≥ en lo f√≠sico‚ÄĚ.

‚ÄúLe facilitara una vida holgada a cambio de servicios sexuales. Sea esposa o novia, el fin justifica los medios. Tal vez fue su √ļnico sue√Īo desde ni√Īa. Conoci√≥ muy bien todos los antros de la carretera 57. Trabaj√≥ con V√≠ctor Tame. Siempre se ha interesado en arreglarse las u√Īas. Lo dem√°s es secundario, como interactuar con la gente, apoyar a las madres y mujeres violentadas. No le importa preparar un discurso coherente. Repite lo que le escucha a Gallardo. Carece de vocabulario, nunca ha le√≠do un libro. Mejor pide que le recomienden videos, canciones, para subirlas a sus redes. No tiene el m√≠nimo conocimiento de lo que es una senadora. Ir√° a la curul para las fotos, lucir trajes y zapatillas de 40 mil pesos. Ser√° un maniqu√≠ controlado por su pareja, qui√©n le dir√° qu√© decir y hacer. O abstenerse de hablar, porque no tiene raciocinio. Es una mu√Īeca de caballeros. Se dedica solo a limpiar caca de perro, colocarse extensiones o hacerse cirug√≠as. El esposo no la baja de est√ļpida, in√ļtil, la rega√Īa por todo lo que hace y dice. Tiene un alto nivel de aguante por vivir en la opulencia. Tolera un c√≥nyuge que tiene varias mujeres, les da regalos, paga viajes, les obsequia cargos p√ļblicos. En la campa√Īa oper√≥ a muchas de las redes sociales para que lo promocionaran‚ÄĚ.

‚ÄúGonz√°lez trabajo de edec√°n, se involucr√≥ con varios jugadores de f√ļtbol. En las fotos, se mira que le prestaban ropa, chamarras. Su meta fue conseguir el mejor postor, meterse con un hombre casado. Gallardo ten√≠a otra pareja cuando inici√≥ el flirteo. Su ahora esposa se le meti√≥ a la brava, provoc√≥ una boda de imprevisto. Lo que mal empieza, mal acaba. Es por lo que vive humillada, desplazada, atenta a que le den instrucciones. Gallardo ve a las mujeres como una pantalla social, un juguete. Le falta mucho para conseguir una imagen profesional. No le ayuda c√≥mo viste y habla. No sirve su asesor de imagen. Confunde lo que es ser influencer y pol√≠tico. No tienen identidad propia. Gonz√°lez le copia todo a la candidata a alcalde de Monterrey, Mariana Rodr√≠guez, que si posee un carisma innato. Es sencilla, est√° m√°s preparada, form√≥ asociaciones civiles, que de verdad apoyan a las mujeres. En el DIF hizo muchos cambios a favor de los ni√Īos. Gonz√°lez proyecta una imagen corriente. Su enriquecimiento no le da estatus, ya que el dinero que manejan est√° sucio, es il√≠cito. No encajan con las elites de San Luis. Los grupos de abolengo los rechazan. No saben c√≥mo explicar su enorme fortuna‚ÄĚ.

‚ÄúLe quit√≥ muchos apoyos al DIF. No ayud√≥ a las asociaciones c√≠vicas. No fue solidaria con las mujeres buscadoras de hijos desaparecidos, que son madres, esposas e hijas. Se le fue el tiempo en los conciertos gruperos del esposo y campeonatos charros. Borr√≥ las fotograf√≠as de sus viajes in√ļtiles. Si tuviera un debate con su contrincante del PAN, Ver√≥nica Rodr√≠guez, la aplasta, ya que se trata de una persona preparada, capaz, se desenvuelve de manera eficiente en p√ļblico. La mayor√≠a de comentarios que recibe son favorables. Viene desde abajo, del batallar diario, conoce las necesidades de las personas, las funciones legislativas que le tocan. Gallardo sabe que su estructura pol√≠tica est√° fracturada, resentida, cansada, enojada. Desde el 2006 explotan a sus ayudantes. Mientras los capataces son millonarios, los colaboradores siguen con las mismas carencias. No tienen prestaciones, pagos extras, seguro social, vacaciones. Les da una que otra limosna. No les cumplen nada de lo que prometen. La gente que traen en los m√≠tines, es para que lo rodeen, ya que carece de simpatizantes. Le paga a ni√Īas que cargan libretitas, operadas, fungen como edecanes y suben fotos a las redes sociales. Es el peor sexenio que tenemos. No resuelve nada, es un parapeto‚ÄĚ.

‚ÄúUtiliza los edificios de gobierno para manipular a la gente y fingir que trabaja, pero solo cobra y se roba el recurso p√ļblico. Imagina que los potosinos son est√ļpidos, pero ya no los puede enga√Īar tan f√°cil‚ÄĚ. Devora Herrera denunci√≥ que los Gallardo, aunque son expertos en vaciar las arcas p√ļblicas, son muy obvios al ponerse como due√Īos y socios de m√ļltiples empresas que formaron con el erario. Incluyen a artistas y otros prestanombres, lo que no los deslinda de acusaciones penales. Aludi√≥ a la firma Triturados, Asfaltos y Construcciones El Palmar, una de las ungidas para hacer la vilipendiada Arena Potos√≠. ‚ÄúTiene poco tiempo que se constituy√≥. Dice que su capital es variable, si pero c√≥mo lo formaron, con qu√© ventas. ¬ŅLo hicieron con pr√©stamos, d√≥nde surge el dinero? Si fuera acusada de peculado o se le abre una pesquisa, aparece el que la constituye y de d√≥nde obtuvo los fondos. ¬ŅCu√°nto gana el gobernador al mes y lo que junta al a√Īo? Aunque tenga vi√°ticos para alimentos, vestimenta, casa, salud, familia, es il√≥gico que 100 mil pesos los eleve al 700%. Hay que checar sus declaraciones ante hacienda y las del ejercicio fiscal que realiza con el tres de tres como funcionario. Ser√≠a un gran punto para desmembrar el peculado fiscal que existe en San Luis‚ÄĚ.

Herrera denunci√≥ que los ex alcaldes hacen negocios con el ayuntamiento de Soledad al que le venden pipas de agua, que obtienen de uno de sus pozos particulares. Facturan a trav√©s de la empresa Saga, Salinas Gallardo. Lo de Salines viene del cu√Īado del gobernador, Pascual Salinas, casado con Candy Aracely Gallardo Cardona. ‚ÄúOtras gentes les prestan sus unidades, cobran por decir 100 pesos, pero a los due√Īos les dan 40. Operan como los sindicatos de la CTM, pero hacen lo mismo con las dem√°s constructoras, que est√°n a punto de la quiebra. Les pagan cualquier bagatela, ya que aportan la maquinaria, diesel, seguros de los trabajadores. Son los √ļnicos que ganan, como si fuera una outsourcing. Un revendedor de servicios. Imitan a la CROC y CTM al crear el Partido Laborista. Los trabajadores del gobierno estatal no tienen prestaciones, carecen de folios. No existen ni en la oficial√≠a, la encargada de expedirlos. Los contratan como prestadores de servicio por un tiempo determinado. No generan ning√ļn tipo de antig√ľedad. Ni siquiera tienen servicio m√©dico. Como empresa p√ļblica administrativa, deben contar con todas las prestaciones b√°sicas. Los dan de alta en hacienda para obtener una clave, un antecedente. Al final les cobran un presunto impuesto‚ÄĚ.

‚ÄúDeben checar c√≥mo est√°n registrados y saber su verdadero salario. Es f√°cil desmembrar, cu√°nto cubren de impuestos, cotizaciones del tres de tres en el ejercicio fiscal anual. Hacienda cobra seg√ļn las percepciones. Es por lo que agarran a trabajadores, amas de casa, alebrijes en la estructura. En su mayor√≠a, carecen de estudios. Temen a los que se capacitan, los apartan, no los mezclan con los dem√°s. No quieren que les abran los ojos al resto. Son personas que ya hab√≠an trabajado en otro sexenio. Saben c√≥mo es el ingreso de un tres de tres para entrar al √°mbito p√ļblico y la forma de declararlo cada a√Īo. El laudo que se genera al entrar y salir. A Gallardo se le debe investigar la etapa de legislador federal, cuando constituy√≥ tantos negocios, que maneja por terceras personas. No es l√≥gico que preste servicios, ya que no es un experto. No es un letrado para decir que es un empresario. No curs√≥ la carrera de administrador para decir que est√° metido en distintas sociedades. Maneja m√ļltiples cuentas bancarias, dif√≠ciles de rastrear, ya que recurre a los para√≠sos fiscales. Lo que se puede hacer, es conseguir un poder judicial para investigar el destino de sus negocios. A d√≥nde se va el capital. Si lo mantiene a corto o largo plazo. Si se  desprenden cr√©ditos o retiros como trampol√≠n, para las Bahamas u otros lugares semejantes‚ÄĚ.

Herrera dijo que las propiedades en Estados Unidos, tal vez la maneja a trav√©s de prestanombres. Con una orden que autoriza el derecho internacional, se autoriza para hacer una b√ļsqueda de todo lo que convenga. Con el nuevo sistema bancario, es muy factible ubicar a los testaferros. Saber el origen y cantidad de los inmuebles adquiridos. Si fue de manera parcial, al contado, tipo de cr√©dito, tiempo en que se pagaron, si corresponde al ejercicio fiscal que tuvo como servidor p√ļblico o desde antes. Cu√°ntas inscripciones catastrarles tiene el √°rbol geneal√≥gico y sus prestanombres, como tesoreros, directores de √°rea, diputados, secretarios, regidores. Quit√≥ al secretario de finanzas, Salvador Gonz√°lez, porque ya no le conven√≠a. ‚ÄúLe dio a probar las mieles del dinero, para que no hable todo lo que hizo. En Soledad, tienen regidores que sus ingresos, no les alcanza ni para comer. Su modo de vida es precario. Es el tipo de gente que reclutan, porque son ignorantes y los miran como redentores, ya que regalan despensas. Pero no les ofrecen mejores oportunidades econ√≥micas o trabajos dignos. No les facilitan herramientas para nuevos emprendimientos. El Sistema de Financiamiento para el Desarrollo del Estado, ya pone trabas para los cr√©ditos. Tiene fondos perdidos que nunca se han utilizado, los desaparecieron‚ÄĚ.

‚ÄúLa secretar√≠a de cultura no apoya a los emprendedores en el √°mbito de las tradiciones, el acervo de lo que es la madera, el yute. Nunca han sido invitados a trabajar en alg√ļn taller. Los artesanos, los proveedores locales, que pueden incentivar las ventas por medios de exposiciones, no lo hacen porque les ponen costos muy elevados en las rentas de espacios. ‚ÄúSu pol√≠tica la dirige para gente mediocre, que solo estira la mano. No ayuda a los ganaderos ni al ejidatario, cuando tiene los ramos  33 y 28.  La secretar√≠a de agricultura no les entrega un mini costalito de semilla. Son auxilios raqu√≠ticos, para dos cabras. No sirven ni para 5 gallinas. Es algo est√ļpido. No se puede vivir con una despensa barata. Hace falta un trabajo digno para incrementar los ingresos y solventar las necesidades b√°sicas. Gallardo desapareci√≥ las becas acad√©micas. Se echa la pelotita con la secretar√≠a del bienestar y la de desarrollo social. La tarjeta Cumplidora fue un gancho. La gente se peleaba por obtenerlas. Al final tuvo que recuperarlas, porque son un delito. Todav√≠a se puede hacer la demanda. Si el gobernador tiene 100 votantes, no les puede prometer las mismas opciones, es il√≥gico. Cuando reparte muchas baratijas, es signo de que no tiene infraestructura. Equivale a dar una curita para la fractura de un hueso. No le otorga al pueblo los verdaderos beneficios que le corresponden, cuando tiene la capacidad para incrementar sus expectativas de ventas‚ÄĚ.

‚ÄúLas micro empresas est√°n de la fregada porque no hay incentivos, capacitaciones. Antes eran gratis, ahora culpan al gobierno federal. Las escuelas carecen de insumos. No hay apoyo a los deportistas de alto rendimiento. Se tienen que ir a otros estados o con equipos privados, para que los ayuden. Cuando lo hace de manera excepcional, es por conveniencia pol√≠tica. Hace presencia y les da cualquier baba. No hay becas permanentes, no existen. Faltan aparatos, herramientas, equipo, que los ayuden a prepararse, como nutricionistas, transporte, respaldo m√©dico. Llevar un estilo de vida sin sobresaltos. A las firmas que tuvieron p√©rdidas por el Covid, tampoco las oxigenaron. Gallardo alardea que hay mucho crecimiento industrial, es mentira. Los inversionistas que llegan al estado, invierten su propio capital. Adem√°s, les cobra millones de pesos por dejarlos entrar. Los locales se quejan que los dict√°menes, son muy elevados. Recibe millonadas por el cobro de piso en cada metro cuadrado y autorizaciones ecol√≥gicas. Lo que menos le importa es el medio ambiente‚ÄĚ.

‚ÄúLos cerros est√°n encarpetados de concreto, lo que afecta los mantos acu√≠feros. Soledad crece en forma desmedida, con terrenos irregulares. Casi al final del R√≠o Santiago, en el Puente Negrete, hay muchas casas solas, no se pueden vender por falta de certeza jur√≠dica. El Infonavit e Issste no se prestan a fraudes. No le ofertar√° al trabajador algo que no tiene soporte legal. No se sabe qui√©nes son los due√Īos. En Rivera tambi√©n hay viviendas con las mismas caracter√≠sticas. Como no pueden sacarlas, las rentan a sus testaferros. Se agarraron a fincar en terrenos ejidales a los que nunca les cambiaron el uso de suelo. Lo hicieron cuando tuvieron mayor√≠a de regidores. En lo que es La Constancia, todo lo que colinda hasta el perif√©rico, eran zonas de animales, tambi√©n hicieron casas. A los ganaderos los reprimen y los quieren sacar con sus animales porque les hacen pestes a las casas. Nunca se preocup√≥ por ayudarlos ni tapar las aguas negras, finc√≥ a lo loco. Lo hizo donde caen las aguas residuales, por lo que se cuartean y hunden. Ni siquiera les puso un relleno adecuado, opt√≥ por tierrita roja, m√°s barata. Construy√≥ en Rivera, Mu√Īoz, cerca del Cortijo. Eran predios ejidales, los nombran los Siete Campos, por Tierra Blanca. Se quedaron con los terrenos por sus pistolas. En Soledad son demasiados. La gente ya perdi√≥ la cuenta. Posee en Citadina, en otras plazas, donde ahora se encuentran las oficinas del agua‚ÄĚ.

‚ÄúSu misma gente de la estructura los delata. Ni las gracias les da, ya que viven muy humildes. Apenas empezaron en la pol√≠tica y en un tiempo menor a 3 a√Īos, ya ten√≠an 100 millones  de pesos. Los colaboradores que siguen en el mismo cargo, no tienen ni medio mill√≥n de pesos. Se les debe hacer un recuento con el tres de tres por peculado. La cantaleta de la maldita herencia, de meter a la c√°rcel a otros rateros, aplic√°rselas. Dime de que te espantas y te dir√© qu√© haces. Hacen lo que critican. Los constructores de casas los miran como una competencia desleal. Pero no generan plusval√≠a. Las zonas que acaparan son de aguas residuales, ganados, aguas negras. No toman el tiempo para saber si el terreno es adecuado para vivienda. Buscan terrenos baratos para un fraccionamiento de p√©sima calidad. Evaden todo tipos de permisos. Los trabajadores que ocupan, no generan antig√ľedad, no tienen seguridad social. Si la consiguen, los pueden meter como prestadores de servicio en Soledad y lo utilizan en lo individual. El sindicato es de agua, lo manejan a su arbitrio, cuando debe ser la contraparte. Quitan y ponen dirigentes a su antojo. A la gente que pusieron en las direcciones y secretar√≠as, nunca las capacitaron. Muchos no ten√≠an idea de lo que es una hemeroteca. S√≥lo la meten para ocupar los espacios. Se conforman con un miserable sueldo‚ÄĚ.

‚ÄúEn Palma de la Cruz, donde tienen muchas propiedades, debe hacerse una prueba catastral. Verificar si compraron ante notario, saber qui√©n se prest√≥ al cochinero. Hubo mucha gente amenazada. Algunos de sus ex trabajadores, relatan que se dedicaron a despojar a mucha gente de sus terrenos o comprar a precios miserables. Ahora se arrepiente de no haberse opuesto. En las laterales de la carretera a Matehuala, por Enrique Estrada a la Concha, quebraron a muchos negocios a la mala. No les import√≥ que los ayudaron en tiempos de campa√Īa. Nunca les dio obras, mejor, de la noche a la ma√Īana, se hizo constructor. Busc√≥ socios para que le ense√Īaran c√≥mo se trabajaba en el ramo. Los hizo ganar lo m√≠nimo, cuando aprendi√≥, los bot√≥. Los ranchos que tienen, los facturaron con recursos del pueblo, a nombre de otra persona. Corroborar en qu√© momento fue adquirido. Durante la etapa que ocupan un cargo o despu√©s. Si lo que lograron, les alcanza para comprar todas las hect√°reas con sus empresas. Cu√°nto ganado tienen, d√≥nde lo compraron. Si es de registro, habr√° mayor certeza. Su rendimiento, si es de estiba o de lujo. La palabra ganado indica ganarle al ganado, si es para crianza o lo usan como cualquier narco, que busca animales ex√≥ticos. Conocer su procedencia y gastos de alimentos, que son caros‚ÄĚ.

‚ÄúNunca estuvieron en alg√ļn fondo o programa de gobierno federal, porque no conoc√≠an tales rubros. Pero ya le agarraron el teje y maneje con sus empresas. Al municipio lo controlan como les conviene. El viol√≠n Stradivarius de 5 millones de pesos fue otro m√°s de sus caprichos. Es claro que no sabe de m√ļsica. No es nada culto, no conoce lo que es una partitura, las notas del pentagrama de Pit√°goras. Lo agarr√≥ en los despojos que hac√≠a. Un instrumento que se toca a diario, merece el mismo cuidado de un caballo. Lo √ļnico cierto es su procedencia il√≠cita. Son contados en el mundo, hay en la Casa Blanca, en la orquesta de Chicago. Son de abeto, una madera muy fina. No  cualquiera lo toca, es un instrumento muy mel√≥dico, requiere o√≠do fino y habilidades psicomotrices, para lo que es el diapas√≥n y la vara. Fue a Medio Oriente a aprender la t√©cnica para montar en San Luis empresas de rob√≥tica. Son un trampol√≠n mundial para fabricar artefactos de alto y bajo rango. China y los √°rabes, los elaboran de acuerdo al contrato. Hacen martillos de 10 pesos o de tungsteno. Se fue a empapar para crear nuevas opciones en su beneficio personal. Al tener todo el control, pone donde quiera sus negocios. Los habitantes de Arista y Moctezuma, dicen que hizo la carretera para alentar sus inversiones, facilitar el transporte‚ÄĚ.

‚ÄúHa crecido su fortuna en el altiplano. Comete peculado. No factura los millones de despensas que reparte, para hacer populismo, ya que provienen de los giros negros. Las mete como si las comprara. Los deja operar a cambio de sobornos. Si checamos las cuentas del DIF estatal con los ejercicios fiscales anteriores, hay grandes diferencias. Ser√≠a interesante saber de d√≥nde vienen las despensas, pintura, quien se las oferta. En qu√© se gasta el dinero, porque sillas de ruedas no hay. Las entregaron como actos protocolarios, cuando van diputados y regidores del verde. Tambi√©n dieron aparatos de sordera, lentes, muletas, como un acto populista, de campa√Īa, para la foto. Viven en campa√Īa constante. En los arranques de obras que no licitan, acuden los diputados, que no ponen un solo peso de su bolsa. Son trabajos impuestos, los hacen como dios les da a entender. No tienen margen de seguridad. El ejemplo m√°s claro lo vemos en la Arena Potos√≠, donde dos personas se cayeron y uno muri√≥. No sabemos a qui√©n se la habr√° de concesionar. El congreso del estado debi√≥ determinar si era necesaria, no un juez federal, cuando no hay dinero para liquidar a los pensionados. La hizo para realizar un congreso nacional charro, que tampoco concret√≥. Lo practica poca gente, ya que es un deporte caro. El gobernador lo quiere encajar a fuerzas. En San Luis hay charros de abolengo, como Abel Reinoso‚ÄĚ.

‚ÄúLa charrer√≠a de Hidalgo es la que m√°s lienzos tiene en toda la rep√ļblica. Los Gallardo en toda su vida, jam√°s hab√≠an escuchado del tema. En Jalisco, ni los conoc√≠an. Menos a nivel nacional. Lo que m√°s sorprende, es c√≥mo ganaron tantos premios. Compraron caballos, contrataron entrenadores personales para la hija y esposa. Fue un circo montado de puntos. Lo que hizo la ni√Īa fue un capricho, no tiene ning√ļn puntaje. Es absurdo, en las artes de las escaramuzas, no alcanza a trascender, por la baja estatura. Los equipos que compiten, tienen rangos de edad. Los peque√Īos no pueden hacer suertes, por su seguridad. La madre, Ruth Gonz√°lez, no tiene el m√≠nimo cuidado, al prestarla como un instrumento, un objeto de artistas, cuando no est√° acostumbrada. La capacitan con apuntador, para que repita y haga lo que le digan. Simulan que se parecen a la familia Fern√°ndez o Aguilar, que crecieron en la charrer√≠a, desde muchas generaciones atr√°s. Empezaron con la curtidera de cuero. Otros eran ganaderos, vienen desde abajo. Los Gallardo lo hacen de la noche a la ma√Īana, sin que les cueste. Hay versiones de que el lienzo charro Hermoso Cari√Īo, se lo despoj√≥ al due√Īo o lo oblig√≥ a venderlo a precio bajo. Est√° amenazado para decir lo que pas√≥. Es el com√ļn denominador de c√≥mo act√ļa‚ÄĚ.

‚ÄúLa gente, muchas veces, por miedo cede. Los derechos humanos estatales no existen, porque est√°n pisoteados por el mismo gobernador. Pero existen otros medios de protesta, como la Corte de Bel√©n o la Corte Interamericana. Tenemos las instancias federales y otros √≥rganos mundiales que salvaguardan la vida de las personas. Se quieren codear tambi√©n en el √°mbito art√≠stico, que no aportan nada positivo con los narco corridos. Pero Gallardo es un tod√≥logo, quiere ser charro, artista, ganadero, lanchero, pescador, estar en todos los gremios habidos y por haber. No tiene definido un gusto. Busca estar en los gremios donde se gasta dinero, para levantar el ego, el estatus. Hasta en la f√≥rmula uno quiere meterse. Colecciona carros de lujo. Cuando se codea con los artistas, imagina que es algo fenomenal y la gente lo va a considerar importante. Los ricos de abolengo lo critican por la forma que se hizo de sus bienes. Fabrica lo que le hace falta, blocks, casas, herrer√≠a, uniformes. Las armazones que coloc√≥ en los parques Tangamanga y otras entradas, las elabora en sus talleres. Hay que analizar c√≥mo factura. Se trata de pedidos de fierro de los m√°s econ√≥micos. No son de acero inoxidable. Usa tubos huecos. Los meti√≥ en 200 millones. No tienen ninguna utilidad. Son innecesarias, los maneja como su toque individual‚ÄĚ.

‚ÄúAl entrar otro gobernador, seguro los va a quitar porque afea los accesos. Son cuchitriles simb√≥licos, con barrotes carcelarios, como si fueran prisiones. Tal vez con un mensaje subliminal que no hemos entendido, relativo a su encierro. O s√≥lo para malversar los recursos del pueblo. Es un sujeto muy inculto, c√≥mo se le ocurri√≥ quitar un arco hist√≥rico en Valles, para poner sus armatostes. Pudo explotar lo alusivo a las culturas artesanales. En Soledad, usar el bronce, algo que los caracterice.  Pero es darle incentivos y llev√°rselo a su rancho, como las canteras. Le obsesionan las fachadas de c√°rcel, entradas a una jaula o calabozo. Los parques Tangamanga est√°n en el abandonado, en p√©simas condiciones. Gast√≥ millones en una supuesta √°rea de mascotas. Los empleados dicen que los alimentos para los animalitos son casi nulos. Los intercambios de croquetas por boletos para conciertos gruperos, son absurdos. Otras asociaciones civiles ya hab√≠an sacado un kilo de ayuda. Lo hizo TV Azteca con el conductor Jorge Garralda. Como no tiene dinero para comprarlas, puede solicitar aparatos auditivos, bastones, andaderas. No las puede adquirir por culpa de la supuesta herencia maldita. La candidata presidencial, X√≥chitl G√°lvez, le reclam√≥, le quitara bardas pintadas. Violentaron a la gente que lo hac√≠a. Todo lo quiere acaparar‚ÄĚ.

‚ÄúCuando empez√≥ su campa√Īa de ¬°ahh pollo!, colg√≥ lonas a diestra y siniestra. No acepta que nadie le haga sombra. Es grave haya abstencionismo, le permitir√°n el relleno de urnas. Saben cu√°ntos votantes hay en cada seccional. Amenaza a la gente con no darles las despensas si faltan a los m√≠tines del verde, que llena con acarreados. Reparti√≥ tinacos en el tiempo de la veda electoral. Todos los programas sociales los condiciona a su beneficio. Adultos mayores, que ya no pueden subirse a los camiones urbanos, los lleva a la fuerza. Muchos se han desmayado, porque no les da comida. En el informe que hizo en la huasteca, no aliment√≥ a los coordinadores. La estrategia de irse a diferentes partes, es para evitar que la gente se manifieste. El mismo objetivo tienen las dizques mesas de trabajo que hace en el Centro de Convenciones, porque le teme a las protestas. ¬ŅD√≥nde qued√≥ la casa del gobernador? La modific√≥ para meter adultos mayores. Es un tonto ignorante, ¬Ņcu√°ntos puede conseguir, si las calles est√°n llenas de abandonados? Con los que hay en el centro hist√≥rico completa‚ÄĚ.

‚ÄúTiene una pol√≠tica est√ļpida, lo hace para lucirse como redentor. Tiene blindado el palacio de gobierno y el congreso. Se mueve a puertas cerradas, rodeado de guaruras y lo niega. El problema de fondo es su miedo a que el pueblo le grite. Decide huir, irse lejos. Aunque amedrenta a los quejosos, no los detiene. ¬ŅLas camionetas Tajo de los guaruras de qui√©n son? ¬ŅLas renta, qui√©n es el proveedor predilecto? No puede cargar tanto polic√≠a comisionado. No les paga las prestaciones de ley. Los hace firmar contratos a corto plazo. Los uniformes los pagan de su bolsa. La Comisi√≥n de V√≠ctimas dice que debe privilegiar la seguridad p√ļblica. Las pensiones son un bien jur√≠dico que debe liquidar. Las tiene que pagar. No lo asesoran con eficacia y por bruto, se niega a responder. Dice que atender√° las prioridades, pero los polic√≠as no traen chalecos ni equipo t√°ctico. A los peritos de la fiscal√≠a les faltan balajes para bal√≠stica. La justicia se aplica de manera simb√≥lica, l√≠rica. No sirve de nada, tener un edificio de seguridad, si carecen de personal capacitado. No hay un defensor de oficio para los menores. Las carpetas se vienen abajo porque las audiencias se posponen. No hay traductores ind√≠genas. Los encargados no conocen el derecho p√ļblico internacional. Los expedientes se pierden‚ÄĚ.

‚ÄúNo saben lo que es la Organizaci√≥n de Estados Americanos. Cobran en unidades de medidas de actualizaciones un certificado, c√©dula, dict√°menes m√©dicos. Corrieron a los trabajadores capacitados y los nuevos no los actualizaron. Uno ignoraba qu√© es una hemeroteca. No saben que existe el archivo hist√≥rico. Hace obras de p√©sima calidad sin estudios t√©cnicos. En San Miguelito rompi√≥ las tuber√≠as del agua. No avanza por tramos planificados, para no afectar a negocios y familias, donde hay mucha gente de la tercera edad. Algunos comerciantes pagan renta aunque no vendan. No debi√≥ abrir tantas arterias al mismo tiempo y abandonarlas por meses. Los habitantes est√°n muy enojados. Los asaltos se han incrementado. Da√Īaron los veh√≠culos por falta de alumbrado. Se mueve acelerado para que digan que es eficiente, aunque haga obras de mala calidad o sin beneficio alguno. Tenemos un gobernador muy pendejo. El pap√° actuaba en forma diferente. Hac√≠a obras en tiempo record, planeaba m√°s. Abr√≠a y cerraba r√°pido las banquetas. El hijo es muy cerrado, torpe e ignorante.  Acapara los contratos para figurar. Se le olvida que hay gente estudiada, que sabe de construcciones‚ÄĚ.

‚ÄúSe da cuenta que afectan a la ciudadan√≠a y comercios. Con sus d√°divas de tortiller√≠as, mochilas, uniformes y garrafones, da√Ī√≥ a muchos negocios y emprendedores. La Procuradur√≠a Federal del Consumidor debe vigilar que no sean de mala calidad, que no est√©n caducos. Mata de hambre a los potosinos. Las despensas no son suficientes. La ayuda tiene que ser equilibrada. Los ciudadanos necesitan frutas, l√°cteos, carne, pescado. No se comparan con los que reparten en Campeche y Colima. Las de San Luis son una verguenza. El asesinato de la candidata de Morena en Celaya, se vincula a las despensas. Es de d√≥nde las traen para todo el baj√≠o, donde Gallardo tiene muchos contubernios. Invit√≥ gente a su gabinete. Aunque el l√≠der nacional del Verde Ecologista es Manuel Velasco, a nivel local Gallardo hace lo que le da la gana. El Partido Laborista lo maneja el pap√°, Gallardo Ju√°rez, que puso de candidato a alcalde en Villa Hidalgo a Artemio Mata. Lo obligaron a dejar el PAN, busca reelegirse. Lo hacen en todos los √°mbitos, diputaciones, senadur√≠as, presidentes municipales, absorben todo. Buscan restarle votos a Morena. Saben que la capital es panista y no los quieren. Adem√°s, sus estructuras son insuficientes. Se les cans√≥ el caballo. No les da para otro cap√≠tulo electoral‚ÄĚ.

‚ÄúNo les pagan vi√°ticos en campa√Īa o son raqu√≠ticos. Algunos los tienen en la n√≥mina de Soledad y gobierno estatal, con salarios de 8 mil pesos. Laboran en oficinas como filtros, intendentes, un 80% no tiene estudios o nunca han trabajado en el terreno administrativo. En el hospital central corri√≥ a muchas enfermeras que estaban por lograr la base. Pretext√≥ no tener dinero. La mayor√≠a de los pacientes oncol√≥gicos carecen de apoyo. Los que andamos en asociaciones civiles, nos hemos dado cuenta que a muchos pacientes, al acudir al nosocomio, los avientan al ayuntamiento, que los env√≠a a C√°ritas y al DIF estatal, que alega no tener recursos, por lo que los mandan al Club de Leones, que los ignora. Hab√≠a un albergue del grupo C√°ritas al que el DIF ten√≠a que otorgar un apoyo, pero se lo quitaron. Era para ayudar a los familiares de pacientes for√°neos. No les alcanzan los gastos para pagar hoteles, comidas. El hospital central est√° en el abandono, no hay medicinas, gasas, soluciones para los sueros, paracetamol, nada. El nuevo edificio es un simple cascar√≥n, no tienen doctores. A Gallardo le conviene hacer obras deficientes, donde se lleva jugosos millones como constructor y pailero. La salud la tiene olvidada. Es de los pocos que puede pagar una cl√≠nica privada, cubrir las cirug√≠as pl√°sticas, lo mismo que su esposa Ruth Gonz√°lez y el secretario de gobierno,  Guadalupe Torres‚ÄĚ.

‚ÄúSe las hacen en Colombia. Se quit√≥ la papada, arregl√≥ la nariz, se hizo bichectomia para quitarse la grasa de las mejillas. La se√Īora se transform√≥ por completo, con dentadura, senos, pompas, cintura, nariz, ojos, p√≥mulos, injertos de pantorrillas y el ment√≥n. Una cirug√≠a de cara vale entre 80 y 100 mil pesos. Un buchi fresa, del cuerpo, 150 mil pesos. Los recursos del ramo 33 y 28 est√°n perdidos en el limbo. Lo mismo sucede con los renglones agropecuarios y escuelas, que en tiempos del Covid, las saquearon. No se preocupa porque les falten materiales, agua, drenaje, salones, alumbrado. Las telesecundarias las tiene castigadas, no les cubre el salario a los maestros, no les renueva el equipo a comunidades peque√Īas. No las considera importantes. Me sorprende que la profesora Teresa Mendoza, se le haya unido como candidata al senado por el PT. Trabaja en el Conalep, donde tampoco le paga a los profesores. Edita las marcas de la ropa que usa. Es algo car√≠simo modificarlas. En otros pa√≠ses como Canad√° y Noruega, lo b√°sico es lo educativo. Comen lo indispensable y ya. Se compara en lo populista con el presidente L√≥pez Obrador. Aunque no le llega a Porfirio D√≠az, que era culto, hizo obras de calidad, que dejaron historia, como el palacio de Bellas Artes, trajo el ferrocarril, tel√©grafos, le dio infraestructura a M√©xico‚ÄĚ.

‚ÄúLe inyect√≥ alcances bilaterales en Am√©rica del Norte y del Sur. Hubo crecimiento econ√≥mico porque entraban remesas, que era el negociaba con la ruta maya. Luego les daba valor agregado, modificaba la materia y las exportaba o las dej√≥ para uso. Pero Gallardo no tiene nada que ver con Porfirio D√≠az, solo por los a√Īos que ha usurpado el poder. En lugar de aportar a la econom√≠a y crecimiento, reprime a ganaderos, empresarios, peque√Īos negocios, emprendedores. A San Luis y Zacatecas los tienen tipificados como peligrosos. Las visitas tur√≠sticas son casi nulas. En la procesi√≥n del silencio, no hubo ganancias como en otros a√Īos. Los ingresos de hoteles, restaurantes y artesan√≠as son m√≠nimos. Ubican a la entidad como insegura, ya que, apenas llegan, les quitan los veh√≠culos. En la huasteca espantan con cuerpos y cabezas tiradas, embolsadas. Hay drones que explotan granadas en Tamazunchale. En Tamasopo se repite la historia, porque quieren sacar al PRI de la alcald√≠a. Gallardo patrocin√≥ a los charros con vi√°ticos y equipos para que lo visitaran. Porfirio D√≠az hizo crecer a la gente. Realizaba sus bailes de gala, invitaba a gente de sus gremios. Pero el gobernador no tiene abolengo, ya que su riqueza proviene de negocios turbios, empresas mal habidas. Es un rico de la noche a la ma√Īana, pero con dinero sucio‚ÄĚ.

‚ÄúCuando se retire del cargo, vendr√° su declive. Ya no le van a permitir que sea proveedor de todo. Sus negocios dar√°n la m√≠nima competencia en las licitaciones. Ahora maneja al congreso del estado a su antojo porque le permiten  ganar todas las obras. Si las licitaciones fueran legales, no entrar√≠a a ninguna, por su incompetencia. Lo que se embolsa es para su beneficio y sus negocios que tiene en la mancha urbana. Les eleva la plusval√≠a. Pero si quer√≠a escaparse al rancho donde nadie lo viera, la ciudad ya lo alcanz√≥. El presupuesto lo debe dispersar en varios municipios, en seguridad, hospitales, escuelas, alumbrados, obras, pero no planea. Invadi√≥ la ciudad de c√°maras, no por seguridad de la gente. Es para observar a las colonias y ver con qu√© partido simpatizan, para manipular los programas sociales. En Himno Nacional y calles aleda√Īas, fue a reclamarles por irse a otro partido. Les quitaron los programas. Difundir im√°genes y videos de personas, sin su permiso, es un delito, ponen en riesgo su integridad. Violenta la vida privada y libertad de los dem√°s‚ÄĚ.

‚ÄúEs una vil extorsi√≥n. Si vigila la ciudad, mejor que meta a la c√°rcel a los delincuentes. Los tiene identificados, con pruebas. En Soledad, a los comerciantes los quiebra en lugar de ayudarlos. Los permisos de venta son elevados, aparte, los multan por el m√≠nimo pretexto. Le clausura obras a los que emprenden un negocio. Hasta que se le antoja, quita los sellos. En trabajos dom√©sticos, exige incontables requisitos y tr√°mites. Pero en sus obras, no hay el  m√≠nimo orden, menos permisos ni licitaciones. Milita en un partido que alardea, protege al medio ambiente, pero hace todo lo contrario. En Soledad, donde tiene el lienzo charro, tumb√≥ √°rboles hist√≥ricos, de manera absurda. No sabe que generan ox√≠geno. Cuando hizo las oficinas de la fiscal√≠a, derrib√≥ una decana de arbustos que le estorbaban. La unidad administrativa de Soledad, la hizo en sus propios terrenos. Le renta oficinas al Interapas, relaciones exteriores y unidades fiscalizadoras. Le impuso sus condiciones a la ex edil Leonor Noyola, que no tuvo voz ni voto.  El se√Īor es proveedor de todo tipo de servicios. Cierra las v√°lvulas del agua para que la gente le compre pipas, ya que factura fuertes sumas que le paga el ayuntamiento. Adem√°s, les coloca lonas de los candidatos donde presume que han gestionado la entrega del l√≠quido‚ÄĚ.

‚ÄúSon puras mentiras, similares a las que reitera la candidata al senado, Ruth Gonz√°lez, que promete un mont√≥n de obras que no le competen. No sabe las funciones de un legislador. El pozo y pipas son de los Gallardo. Las usa tambi√©n para hacer  proselitismo pol√≠tico. Dice que no hay agua, entonces para qu√© reparte miles de tinacos. En lugar de pagar las pensiones de los bur√≥cratas, hace conciertos de corridos tumbados. El negocio de la Feria de la Enchilada, consiste en la venta industrial de cerveza. Oferta en 150 pesos la michelada. Los permisos son caros, por ende, los comerciantes tienen que sacar los gastos. Tambi√©n condiciona los festejos a que voten por el verde. Los artistas los pagan algunos empresarios a los que extorsiona con el cobro de piso. O les quita multas o hace obras cercanas a sus negocios. Muchos s√≥lo registran p√©rdidas. El √ļnico que gana es el gobernador. El candidato de Morena, Juan Carlos Vel√°zquez, le puede ganar al del verde, Juan Manuel Navarro. La misma gente de su partido lo considera amargado, energ√ļmeno, con un genio horrible. Es d√©spota, pero se deja mangonear por Gallardo. Nadie se mueve sin su permiso. Es el culpable del atraso del municipio. Le gusta imponer t√≠teres‚ÄĚ.

‚ÄúCada semana los visita para decirles lo que deben hacer, las obras que le convienen. A los regidores les paga una baba. Los premia si ejecutan sin fallas sus √≥rdenes. Las coordinadoras de los seccionales, que se encargan de cuidar la contienda electoral, carecen de alimentos y viviendas. Les hemos dicho que tienen a√Īos bajo el yugo del cacique y siguen igual o peor. En cambio, los Gallardo se volvieron multimillonarios. La esposa Ruth Gonz√°lez tiene una cadena de espas, se las maneja la mam√° y el hermano, que trabaj√≥ en el rancho Oros, con Gallardo, al que le rob√≥ mucho dinero y lo corri√≥. El rancho del pap√° es el 7, por el n√ļmero de hijos que tuvo. Pero el del hijo est√° mejor equipado, m√°s grande, boyante, con amplias caballerizas. Lo hicieron por la fortuna que amasaron. No pagan permisos, se roban los terrenos. Controlan al cabildo para que no haya reclamos. El dinero de los negocios, Gonz√°lez lo sac√≥ del Instituto de Capacitaci√≥n para el Trabajo. Juntan a 20 personas, les dan clases de zumba o cualquier tonter√≠a y las anota como capacitaciones. Se aparece para la foto y se queda con el dinero. No lo invierte para ayudar a las mujeres. A las asociaciones civiles que piden ayuda al Icat, les dicen que no hay presupuesto, s√≥lo para u√Īas, pero deben comprarlas‚ÄĚ. (Primera parte).

Comments

comments

con despojos y latrocinios impunes Devora Herrera La Noticia otrora sombra de los Gallardo PAN política PRD PRI revela los métodos gansteriles de cómo han tejido una fortuna millonaria revista La Noticia Ricardo Gallardo Cardona

Comments

comments