Los Gallardo, m√°s ricos que Pe√Īa Nieto

13 enero, 201812:27 amAutor: Juan Pablo MorenoCapital

El binomio formado por los ex ediles de Soledad, Ricardo Gallardo Ju√°rez y Ricardo Gallardo Cardona, con su estilo gansteril de gobierno, representan 50 a√Īos de retrocesos, establece el dirigente del Movimiento Pueblo Libre, Pedro Torres Esquivel. Expuso que incrementaron sus fortunas por el manejo deshonesto del presupuesto, extorsiones con los programas anti alcohol y ejecutar las obras p√ļblicas con sus propias constructoras. Han despojado de terrenos y casas a decenas de v√≠ctimas, como una parroquiana de Soledad, a la que trataron de pagarle con un carro robado. Despu√©s por atreverse a cobrarles, le inventaron el delito de extorsi√≥n. Junto con el esposo, fueron remitidos a las mazmorras de La Pila. Dejaron a los hijos desprotegidos. Los familiares se mueven impunes gracias al cobijo del entonces procurador de justicia y ahora diputado federal, C√°ndido Ochoa Rojas, al que Gallardo Cardona le obsequi√≥ un rancho para cubrir los favores recibidos. A los que osan denunciar sus tropel√≠as, los acosan, amedrentan y les inventan delitos. En conjunto, son m√°s ricos que el mismo presidente Enrique Pe√Īa Nieto, al que denostaron por una casa blanca. Los Gallardo tienen varios fraccionamientos que valen m√°s de 300 millones de pesos. Torres expuso que urge la alternancia en la zona metropolitana, antes que los Gallardo empujen a los potosinos al voladero. Faltan obras de alto impacto, escuelas, puentes, pavimentaciones que se han relegado por la compra de tortillas, garrafones y despensas que reparten a cambio de votos. Existe el riesgo que otros alcaldes ventajosos los imiten, para aferrarse al presupuesto por tiempo indefinido.

‚ÄúHay que analizar las reacciones de Gallardo Ju√°rez. Su perfil es de empresario y delincuente. No es pol√≠tico. Ha dicho que la alcald√≠a es un negocio. Es un grave error. Ning√ļn municipio, menos la capital, se puede apreciar de tal manera. Los palacios fueron creados en 1800. Los hicieron gentes destacadas en la pol√≠tica. Se inspiraron tambi√©n en el catolicismo. Muchos edificios llevan el nombre de un religioso. Gallardo lleg√≥ con el prop√≥sito de amedrentar a los comerciantes del centro hist√≥rico, de las v√≠as y el rastro. Exprimirlos lo m√°s que se pudiera. Es lo que en realidad le interesaba, m√°s que reubicarlos. Una vez explotados, entonces removerlos. La estrategia de haber desistido es porque quiere seguir en el gobierno. Los tianguis que no quisieron jalar con sus planes fueron los del PRI. Los acos√≥ para someterlos. Se le opuso el dirigente de Los Pinos, Miguel Hern√°ndez, por lo que lo invadi√≥ con vendedores extra√Īos. El dirigente original desapareci√≥. No se supo m√°s de su paradero. Fue cuando lleg√≥ Jes√ļs Yuren. En la colonia 21 de marzo, ten√≠amos un tianguis. Como no pudo someternos, us√≥ a otra dirigente, Concepci√≥n Mendiola, que nos traicion√≥ y se qued√≥ con el mercado. Es la que nos fabric√≥ el delito de abuso sexual. Antes cre√≠mos que fue el cirujano Fernando Toranzo. Ahora que ya sabemos que el ex secretario de gobierno y diputado federal, C√°ndido Ochoa y el ex magistrado y secretario del ayuntamiento, Marco Antonio Aranda, trabajan para la misma persona, deducimos que Gallardo arm√≥ la trama. Aprovecharon que hab√≠a unas mujeres que buscaban terrenos. Las aconsejaron para inventarnos un delito sexual y quitarnos los predios‚ÄĚ.

‚ÄúComo alcalde de Soledad, Gallardo Ju√°rez hizo transas con la colonia Pueblo Libre que no estaba reconocida en lo jur√≠dico. Nos cobraba el predial. Tuvimos una cita con la Promotora del Estado y les reclamamos sirvan a un cacique como otras instancias. Al final logramos legalizarla a trav√©s del cabildo y el congreso. El ayuntamiento solo cobra, no ha bajado un recurso para ayudarnos. Es semejante a los operativos anti alcohol, que los puso para extorsionar. A los comerciantes fijos y semi fijos les cobra elevadas cuotas por medio de protecci√≥n civil. En las obras p√ļblicas, usa a sus ingenieros privados a los que les paga 20 mil pesos. Salen m√°s caros que los trabajos realizados. Todo lo que capt√≥, le sirvi√≥ a Gallardo para incursionar en las despensas, fortalecer los grupos que tiene en cada colonia. Es algo irregular. Opt√≥ invertir en tortillas, garrafones y mochilas, en lugar de canalizar los fondos a seguridad p√ļblica. Lo mismo hizo con el techo educativo. Fue como lleg√≥ a la alcald√≠a de la capital. Hoy podemos entender por qu√© en tales renglones no hemos avanzado nada. La colonia Pueblo Libre ya fue regularizada. Se hicieron las presiones al gobierno del estado y no interviniera tanto el ayuntamiento. En 12 a√Īos ya pusimos drenaje y agua, pero gracias a las presiones y apoyo del gobierno federal y estatal. Pero nunca de Gallardo, que solo cobr√≥ prediales muy car√≠simos de 4 a 6 mil pesos de golpe, sin abonos. Fue donde empezamos a tener choques muy fuertes por los robos del edil, que no daba resultados en los servicios de agua, drenaje y luz‚ÄĚ.

‚ÄúLo m√°s impresionante es que c√≥mo Pueblo Libre hizo colonias para los pobres, mientras Gallardo apenas 8 fraccionamientos privados para beneficio personal y de su familia. Tienen casas de un mill√≥n y medio de pesos. No son para el ciudadano com√ļn. Se pudren de solas, por lo caras. Como las que tiene en la colonia Rivera, a un kil√≥metro del perif√©rico, en los m√°rgenes del r√≠o Santiago. Hicimos la colonia Las Minas, con calles de 14 metros, una de las m√°s fregonas. Los lotes salieron de 5 mil a 12 mil pesos en abonos. Le conseguimos a la gente material para que construyeran sus viviendas. Calculamos que las pueden hacer con unos 30 √≥ 40 mil pesos en una colonia que est√° sobre la carretera a Cerro de San Pedro, con agua, luz y escrituras. Es por lo que Gallardo nos tiene odio y envidia. Compra lotes barat√≠simos a 200 mil pesos la hect√°rea y calcula sacar 20 millones. Las Minas de San Pedro costaron 2 millones de pesos, con casas muy grandes que tienen todos los servicios. Se puede resolver el problema de la falta de vivienda, pero quiere sacarle el mayor provecho. Se roba los predios y el dinero. La gente no le compra porque se va a esclavizar 30 a√Īos. Y como es un mercenario, si tienen alg√ļn accidente, les quitar√° lo abonado. Conocemos varios casos, no podemos hacer nada, porque es un asunto privado. Antes hubo dinero destinado para una escuela, lo facilit√≥ la secretar√≠a de educaci√≥n. Nosotros hab√≠amos donado el terreno para el kinder y primaria. Tambi√©n habr√≠a un pozo, gestionado por el Sistema Estatal de Educaci√≥n Regular y la Comisi√≥n Nacional del Agua. Se perfor√≥ en el kilometro uno de la carretera a Cerro de San Pedro, en la colonia Torres de San Pedro. Todo lo bloque√≥ Gallardo‚ÄĚ.

‚ÄúDonde si actuamos es con las rater√≠as que hace en todos los sentidos. Una vez platicamos con el ex alcalde de Soledad, Ricardo Gallardo Cardona. Alarde√≥ que ten√≠a miles de seguidores. Le dijimos que no nos importaba si era un mill√≥n de votos. Pero si le pegaba a alguien de nosotros, ten√≠amos que reaccionar. Si aguantamos sus corruptelas, deb√≠a respetar nuestras manifestaciones. Pero nos amedrent√≥, meti√≥ compa√Īeros a la c√°rcel, nos fabric√≥ delitos. Nos envi√≥ civiles a amenazarnos. Fuimos la √ļnica organizaci√≥n que le puso el ejemplo a las mismas instancias p√ļblicas, que deben velar por los intereses de los dem√°s. Nos hemos peleado con derechos humanos, el auditor superior del estado, procuradur√≠a de justicia, congreso y cabildos. Les hemos reprochado por qu√© no act√ļan, se dejan manipular por un cacique. No puede ser que la prensa nacional hable de sus rater√≠as mientras las instituciones est√°n calladas. Unos dicen que por miedo, creo que se dejaron comprar. El dinero lo destina a baratijas y dispendios. En un mitin afuera del palacio de gobierno, el compa√Īero mas√≥n, Emilio Rodr√≠guez Orta, le recrimin√≥ al entonces secretario de gobierno, C√°ndido Ochoa, sobre el rancho que le regal√≥ Gallardo Cardona. Se dej√≥ seducir por el obsequio. Una vez, temeroso, Ochoa me dijo, quiero hablar a solas contigo. Me negu√© al principio. Luego me coment√≥ muy preocupado, c√≥mo estaba el tema del rancho que dec√≠an, le dieron. Le dije que lo ignoraba. S√≥lo lo sab√≠a Rodr√≠guez Orta. La denuncia no le gust√≥ a las mafias de las logias, donde lo agredieron. Buscaron callar el esc√°ndalo. No se explica c√≥mo de manera instant√°nea, Ochoa se hizo mas√≥n. Sabemos que apoya al alcalde. Tiene al ex diputado local y ex l√≠der de la secci√≥n 26 del magisterio, Vito Lucas G√≥mez, en el √°rea educativa. C√≥mo es posible que el ex edil de un ranchito como Soledad, pudo controlar toda la estructura del gobierno estatal. El PRI tiene muchos traidores. Gallardo no ha dicho la verdad. Es el primero que trabaj√≥ para el PRI. Siempre le echa la culpa al PRI o PAN de que lo atacan, cuando le ayudaron. Lo favoreci√≥ el ex candidato del PRD a la gubernatura, Fernando P√©rez Espinosa, que le ayud√≥ a cubrir todo el lodazal. Cuando el Calolo fue presidente del congreso, pudo hacer m√°s para desbaratar la ecuaci√≥n corrupta que se destap√≥. En los operativos anti alcohol, Gallardo se dedic√≥ a robar, a diestra y siniestra. Lo protegi√≥ el entonces procurador, C√°ndido Ochoa‚ÄĚ.

‚ÄúEl actual presidente de los derechos humanos, Jorge Andr√©s L√≥pez Espinosa, tambi√©n obedece a Gallardo Ju√°rez. Lo visitamos y se deslind√≥. Pero no lo hace p√ļblico y no defiende a las v√≠ctimas. La ecuaci√≥n corrupta lleg√≥ lejos porque la solap√≥ el congreso, procurador, el Supremo Tribunal de Justicia, el gobernador Juan Manuel Carreras, que debe reaccionar. Impedir que las instituciones trabajen para un cacique. El problema es que no saben c√≥mo sacudirse la sombra del alcalde, porque existe un pacto pol√≠tico. Nos preocupa porque no hemos dejado de combatirlo. A veces nos sentimos arrinconados en espera de los fregadazos. Pero estamos contentos, demostramos que no somos materialistas, que solo nos gustaba pedir. En Villa de Reyes, castigamos, le hicimos juicio pol√≠tico al alcalde Gustavo Alarc√≥n que termin√≥ en la c√°rcel. Gallardo es m√°s descarado, m√°s peligroso, porque no existe di√°logo, hay persecuciones. Los ciudadanos perciben que los mil 800 polic√≠as de la zona metropolitana se dedican a robar, quitan placas de los veh√≠culos de manera arbitraria, levantan borrachitos para quitarles la quincena, no existe seguridad. Los mismos agentes dicen que los mandan al atraco. Lo negativo es que otros alcaldes tratar√°n de imitarlo. Ya no har√°n puentes, cl√≠nicas, escuelas. El hospital central necesita 100 millones de pesos al a√Īo para atender a los enfermos. Cualquier candidato puede prometer despensas, garrafones y mochilas para conseguir los votos. Es muy lamentable porque en los pr√≥ximos a√Īos no habr√° salud, seguridad, las escuelas ser√°n insuficientes para los j√≥venes. Si prevalece la pol√≠tica miserable de Gallardo, habr√° un enorme retroceso. Es lo que no se ha entendido. La gente se conforma con miserias que pagan con sus impuestos. Pero se las cobran muy caras‚ÄĚ.

‚ÄúEn la colonia Los Vergeles exigen obras, lugares recreativos, pero Gallardo se zaf√≥ de sus compromisos. Ojal√° que la gente reaccionara igual en otras partes. Pero en el resto de las 800 colonias se conforman con migajas, sin saber que las pagan con sus impuestos. Hay varias formas para detener al mal gobierno. Necesitamos que alguien retome la zona metropolitana o nos iremos al abismo. Existe una enorme corrupci√≥n, falta de transparencia. Nunca se hab√≠a visto algo similar. Gallardo roba de manera descarada hasta lo triple. Hace las obras con sus constructoras. Mete a la c√°rcel e intimida a cualquiera. El gobernador Juan Manuel Carreras lo sabe. Le hemos dicho, le pasar√° lo mismo que al ex alcalde de Iguala, Guerrero, Jos√© Luis Abarca, donde se cay√≥ el mando. Ya nos pas√≥ con el asesinato del foto reportero Daniel Esqueda. Se metieron con los comunicadores y activistas. La prensa no reaccion√≥ como se esperaba. Si todos lo hubieran hecho con fuerza, Gallardo se tambalea. Pero la mayor√≠a tolera sus transas. Ampli√≥ su cacicazgo por las traiciones del PRI y coqueteos del PAN. Tambi√©n son responsables. Al ex diputado panista Enrique Flores varias veces le sacaron fotos con Gallardo. Era uno de los que operaban los asaltos del alcalde. Junto con el ex legislador del PRD, Jos√© Guadalupe Torres. El del PRI, √ďscar Bautista y el del Verde, Manuel Barrera. Carreras lo permiti√≥. Ahora no se lo puede quitar de encima‚ÄĚ.

‚ÄúSe puede meter en una dificultad, como cuando Ochoa puso un tianguis de antorchistas en la explanada del mercado rep√ļblica, 4 meses. Los ataques fueron para el edil Mario Garc√≠a. No actu√≥ porque busc√≥ ser gobernador. Ochoa nos fabric√≥ un delito sin importarle los conflictos que le gener√≥ a su jefe Toranzo. Gallardo ten√≠a infiltrados en todas partes. Hac√≠an una carretera en Soledad y aparec√≠a como si la hubiera ejecutado. Lo mismo pas√≥ con los puentes que realiz√≥ Marcelo de los Santos. Les pon√≠an leyendas de Soledad para enga√Īar a los ciudadanos de que hab√≠a transformado la zona metropolitana. Toranzo edific√≥ el del perif√©rico. Gallardo hizo creer que levant√≥ el oriente, cuando lo gestion√≥ su antecesora Victoria Labastida. La m√°s corrupta e inepta deja atr√°s al vendedor de pollos con el puente oriente, los trabajos de la Alameda, que no concluy√≥, porque tuvo problemas con la empresa y la comandancia oriente. Obras de alto impacto. Si preguntamos sobre acciones de la misma magnitud en 9 a√Īos con Gallardo, nadie sabe responder. Le va peor con Marcelo de los Santos, que cambi√≥ San Luis. Gallardo presumi√≥ que iba a meter a la c√°rcel a Mario Garc√≠a y Labastida y no cumpli√≥. Hay un gran retroceso de 50 a√Īos con Gallardo Ju√°rez, que prefiere invertir en despensas en lugar puentes, pues le rinde m√°s el dinero y saca mayor provecho. No se necesita ser inteligente para ofrecer el doble en la campa√Īa y ganar. Se nos hace interesante cuando dicen que har√°n viviendas para la gente pobre o que van a subsanar los problemas de salud. Necesitamos a alguien con capacidad que retome la zona metropolitana, ya que San Luis camina para atr√°s‚ÄĚ.

‚ÄúDicen que el adoqu√≠n de las calles se los llev√≥ a sus ranchos. Son patrimonio cultural de los potosinos. Son mejores que el concreto, ya que permiten filtraciones de agua al subsuelo. En el centro hist√≥rico no hay ning√ļn avance. No cumpli√≥ lo prometido. Es un fracaso. Nos metimos a defender a los ambulantes, a los que trat√≥ de reubicar de manera arbitraria. No tap√≥ los baches, creci√≥ la inseguridad. La infraestructura de calles y escuelas la quiso suplir con baratijas. Muchas colonias ya se rebelaron. Ha ahuyentado las inversiones, ya que de todo pide moches. Impresiona que la prensa y autoridades no reaccionen. Es negativo para los potosinos. Cuando Gallardo empez√≥ hace 9 a√Īos, me dijo que si era muy freg√≥n, habl√°ramos a solas. Lo primero que hizo fue amenazarme, que me ir√≠a p√©simo. Me recalc√≥ que yo ten√≠a problemas. Sab√≠a d√≥nde vivo. Me record√≥ a Las Lidias, con las que me fabric√≥ el delito de acoso sexual. Le entregu√© un pliego petitorio. Imaginamos que iba a evolucionar, pero fue todo lo contrario. San Luis va para abajo, ya que s√≥lo vino a robar. Si la prensa hubiera hablado y dicho lo que era Gallardo, no llega a donde est√°. Cit√≥ a los reporteros de Pulso, Sol de San Luis y San Luis Hoy para preguntarme lo que deseaba. Le dije que quitara el anti alcohol, un pretexto para atracar, ya que se quedaba con todo el dinero. Meter a la c√°rcel a los que estaban antes en la alcald√≠a, que se llevaron el presupuesto, como Roberto Cervantes, Juan Manuel Vel√°zquez y Juan Gayt√°n. Y que ya no se auto vendiera las √°reas verdes como un predio de la colonia Morelos, pegada al Terremoto, que hizo fraccionamiento. Los diarios no publicaron nada de lo que reclam√©. El video lo saca a veces su golpeador, el herrero Rafael Aguilar alias El Chiquil√≠n, pero editado. Exhiben las partes donde dicen que soy terrateniente y alardea que no me dar√° un peso. Manipulan, distorsionan los hechos a su favor‚ÄĚ.

‚ÄúExisten muchas personas a las que les han quitado sus propiedades, pero no hablan porque tienen miedo. A una se√Īora de Soledad, Lupita, Gallardo Cardona le compr√≥ un peque√Īo sal√≥n de fiestas y dos locales en 2 millones de pesos en la calle de Negrete. Le dio un mill√≥n y un carro BMW que result√≥ robado. El que hizo las transacciones fue el ex diputado Guadalupe Torres. La afectada dice que ya no quiere el trato. Le aseguran que le cubrir√°n el resto pero jam√°s le cumplen. Se nos uni√≥ a una marcha que hicimos a Soledad con 5 mil personas. Quiso cachetear a Torres, para que le pagara su terreno. Despu√©s del incidente, le dije que no fuera sola a cobrar, pero no hizo caso. La enga√Īaron con el cuento de que iban a saldar el adeudo y le fabricaron un cuatro. La filmaron con c√°maras para acusarla de extorsi√≥n. La v√≠ctima se fue a la c√°rcel con todo y marido, dejaron a los hijos solos. La se√Īora me pidi√≥ no intervenir para que ya no la perjudicaran. Les dije que no fueran cabrones, que dejaron a los ni√Īos indefensos. La tildaron de loca y no conocerla. Pero existen los documentos que lo prueban, firmaron el contrato de una casa que no pagaron. A la se√Īora la han amenazado y siguen sin pagarle. Hay muchos m√°s casos de despojos que involucran a los Gallardo‚ÄĚ.

‚ÄúMaquinaron controlar el gobierno en su totalidad, pero ya no es posible, sacaron de la jugada al Calolo. Gallardo y Ochoa hacen equipo. Trataron de comprar la franquicia del Partido del Trabajo al eterno dirigente, Jos√© Belmarez. No hubo acuerdo. Buscan proyectar que todos los apoyan. Dudo mucho haya un pacto del gobernador Carreras con Gallardo. Aunque tenemos un mandatario t√≠mido, que no se quiere confrontar con nadie, s√≠ manda. Toranzo era un mandil√≥n por lo que Ochoa lo suplant√≥. Le puso golpes bajos al PRI para dejar crecer a Gallardo. La prensa manej√≥ que Ochoa puso al ex auditor superior, Jos√© de Jes√ļs Jim√©nez, para limpiar las cuentas de Gallardo y de otros ayuntamientos donde busc√≥ ampliar su influencia pol√≠tica. Tenemos un edil malandr√≠n, un personaje que act√ļa como voraz empresario y ratero. Le romper√° la madre al que se le ponga al frente. Aplica el lema, el fin justifica los medios. Lo que nos gust√≥ fue la demanda que le hicieron por una cantidad menor. En menos de 5 minutos hizo el cheque. Si los mil trabajadores que corri√≥ hicieran lo mismo, logran m√°s beneficios. Ha actuado de forma gansteril, se ha brincado la ley. Cometi√≥ un gran desfalco con las falsas compras de medicina a trav√©s de la desconocida Sandra S√°nchez, lo de la cl√≠nica Wong, los 500 millones que le reclam√≥ la Auditoria Superior de la Federaci√≥n. No podr√° enfrentar todas las demandas laborales. Le apuesta a la suerte. La libertad de Gallardo Cardona fue un acuerdo pol√≠tico. Si fuera inocente, no se destapan tantas injusticias. Amenaza a periodistas y dirigentes sociales. Necesita un verdadero juicio pol√≠tico. A lo mejor se lo hacemos, porque nadie quiere despertar‚ÄĚ.

‚ÄúEl edil reta al que se le ponga enfrente. Controla a la mayor√≠a de los medios informativos. Nos impacta lo que hace. El salario que percibe no da para tanto. Provoca escalofr√≠os la fortuna que ha acumulado. Algunos dicen que ya era rico. Falso. Andaba en una camioneta destartalada. Ahora se mueve en unidades blindadas que valen hasta 6 millones de pesos, con escoltas armados. Cuando la prensa nacional le pregunt√≥ que si tiene una colecci√≥n de carros antiguos, habla de doce, pero tiene entre 50 y 70 en una bodega con vitrales para que no se llenen de polvo. Ya rebas√≥ al presidente Enrique Pe√Īa, que s√≥lo tiene una casa blanca. Gallardo posee fraccionamientos. Cuando el ex alcalde panista Juan Manuel Vel√°zquez compr√≥ una Explorer en 700 mil pesos, el pueblo se le ech√≥ encima. Ahora la traen de patrulla. Gallardo compr√≥ hoteles, gasolineras, ranchos, colecciona coches, carga Rolex, un viol√≠n de 5 millones de pesos. Es un edil de rancho y cuestionan m√°s a Pe√Īa por una sola casa. El mun√≠cipe hace complejos habitacionales de 100 a 300 casas que valen cientos de millones de pesos. Es complicado controlar tanto. Una vez que visit√≥ sus propiedades, se baj√≥ del carro para rega√Īar a un pobre alba√Īil que movi√≥ unos ladrillos. Casi lo desaparecen. Est√°n locos de poder. Es imposible que con solo vender pollos tenga tanto. Hay empresarios que tienen negocios mejores y no han progresado tanto. Nunca he debatido con su tapete, Rafael Aguilar, jam√°s lo har√≠a. Lo volver√≠a hacer con su jefe. Pero es un cobarde. Dice que tiene enemigos, pero todos le rinden culto, la prensa, empresarios, partidos. Es donde est√° la corrupci√≥n‚ÄĚ.

‚ÄúSe pelean con su propia sombra. Son pocos los que lo critican. Lo mismo pasa con la prensa, son contados los que dicen la verdad. El Pueblo Libre y el Frente de Comerciantes son los √ļnicos que se han rebelado. Quiero decirle al marrano y pandillero del Chiquil√≠n que mencione los enemigos. A todos los sobornan. El herrero se volvi√≥ loco, dec√≠an que se la pasaba fumando coca√≠na atr√°s de la Cruz Roja, en una hojalater√≠a. Se met√≠a pasta hasta m√°s no poder. Siempre anda borracho. Cuando hubo un curso de oratoria en la penitenciaria, le ganamos todos los debates cuando quiso defender a Gallardo. No tiene calidad moral. El se√Īor se iba a dormir, se met√≠a encima la mitad de coca y otra de alcohol. El que le haga caso pierde el tiempo. Ya se trastorn√≥, perdi√≥ los estribos. No es el √ļnico esquirol que tienen, hay muchos m√°s. Les pagan con dinero sucio que entra al ayuntamiento. Gallardo manda a robar a los polic√≠as y luego el herrero los rega√Īa. Ya no les decimos nada, nos responden que deben obedecer. No les queda de otra. Fue un error creer que el PRD nos iba a sacar del hoyo, pero ha cometido muchas injusticias. Pero a Gallardo se le puede ganar si la mayor√≠a sale a votar. Entonces habr√° grandes diferencias. No es popular, siempre anda protegido. Llega en camionetas de lujo, blindadas, con guaruras armados, a lugares donde no tienen techo, agua, ni nada. Es humillante lo que hace, con sus desplantes de burgu√©s. Ya no sale de las colonias m√°s caras, es un multimillonario. Tiene m√°s dinero que Pe√Īa Nieto‚ÄĚ.

‚ÄúHay que reconocerle valor al diputado federal Xavier Nava por desligarse del cacique. Nos falta abrir una escuela de cuadros para generar conciencia en el pueblo. La procuradur√≠a de justicia la controla una mafia. El hospital central es casi privado. El poder judicial, los juzgados, son un desastre. Ser√≠a muy delicado que dejen avanzar a Gallardo. Los que tenemos valor de decirlo, no alcanzamos cobertura. Los que tienen cobertura, se quedan callados. Llevo incontables amenazas de los Gallardo. A mis hijos les trataron de fabricar alg√ļn delito. Los combatimos siempre de frente. No buscamos negociar nada, queremos que termine la pesadilla pol√≠tica. Jam√°s haremos las paces. Guadalupe Torres se ofreci√≥ llevarme a la feria. Me negu√© porque somos contrarios, ya que su pol√≠tica es caciquil y de rater√≠as. Seguiremos hasta el final. Son pocos los que se han vendido. Somos resistentes. No nos dejamos amedrentar ni comprar con baratijas. Reconocemos que Gallardo Cardona tuvo una gran presencia. Con la mano en la cintura pudo haber ganado, lo que no le conven√≠a al pap√°, que gobern√≥ primero. Dej√≥ que su hijo continuara con las transas en la cl√≠nica Wong. Lo pudo frenar y no lo hizo. A donde se vaya Gallardo Ju√°rez, senador o gobernador, dejar√° a alguien que pueda mangonear, como al t√≠tere alcalde de Soledad, Gilberto Hern√°ndez Villafuerte‚ÄĚ.

‚ÄúGallardo no tiene relevos. La gente acude con miedo a los m√≠tines. Tampoco form√≥ al herrero Rafael Aguilar, que ni siquiera es activista. Es un arrastrado que encontr√≥ un patrocinador. Jam√°s ha ayudado a nadie en toda su vida. No ha construido colonias, pozos, puentes, escuelas. Lo que si tiene son demandas penales por fraude. Pero lo mal habido no rinde y pronto estar√° en la miseria. Y como sirve al cacique sin razonar, todo el da√Īo que le hacen al pueblo se les revertir√°. Adem√°s ni lo pelan. Est√° m√°s solo que nunca, por su gran desprestigio. La ciudadan√≠a no debe confiar m√°s en Gallardo, que ha perdido simpatizantes. Tiene capacidad econ√≥mica para mantener la estructura, pero ya le brincan asuntos por el desv√≠o de dinero. La autoridad lo presiona. Le frenamos los aumentos del agua, el tema de Panavi. No va a meter sus propiedades para conseguir recursos. Usa los fondos p√ļblicos, que le quita al pueblo. Ya le han bloqueado varios actos. Se top√≥ con la pared. Avanz√≥ por la entrega de d√°divas. Para hacerlo, necesita ox√≠geno. Le hemos puesto trabas. Hace falta un alto total. Tenemos 8 a√Īos de confrontarlo. Le reclamamos a las instituciones, por qu√© tienen tratos con un cacique y nos joden a todos. ¬ŅAcaso ignoran que es el nuevo multimillonario de la zona metropolitana?‚ÄĚ.

Comments

comments

a la que trataron de pagarle con un carro robado. Despu√©s por atreverse a cobrarles al que denostaron por una casa blanca. Los Gallardo tienen varios fraccionamientos que valen m√°s de 300 millones de pesos. Torres expuso que urge la alternancia en la zona metropolitana al que Gallardo Cardona le obsequi√≥ un rancho para cubrir los favores recibidos. A los que osan denunciar sus tropel√≠as amedrentan y les inventan delitos. En conjunto antes que los Gallardo empujen a los potosinos al voladero. Faltan obras de alto impacto C√°ndido Ochoa Rojas como una parroquiana de Soledad con su estilo gansteril de gobierno El binomio formado por los ex ediles de Soledad escuelas establece el dirigente del Movimiento Pueblo Libre extorsiones con los programas anti alcohol y ejecutar las obras p√ļblicas con sus propias constructoras. Han despojado de terrenos y casas a decenas de v√≠ctimas fueron remitidos a las mazmorras de La Pila. Dejaron a los hijos desprotegidos. Los familiares se mueven impunes gracias al cobijo del entonces procurador de justicia y ahora diputado federal garrafones y despensas que reparten a cambio de votos. Existe el riesgo que otros alcaldes ventajosos los imiten le inventaron el delito de extorsi√≥n. Junto con el esposo los acosan para aferrarse al presupuesto por tiempo indefinido. pavimentaciones que se han relegado por la compra de tortillas Pedro Torres Esquivel. Expuso que incrementaron sus fortunas por el manejo deshonesto del presupuesto puentes representan 50 a√Īos de retrocesos Ricardo Gallardo Ju√°rez y Ricardo Gallardo Cardona son m√°s ricos que el mismo presidente Enrique Pe√Īa Nieto

Comments

comments