La gran derrota del PRI

20 agosto, 20186:14 pmAutor: √Āngel Castillo TorresCapital Opinion

El golpe ha sido mortal. Los n√ļmeros hablan de un desastre de dimensiones apocal√≠pticas. El PRI ha sido herido de muerte, castigado por los electores de manera contundente por sus errores y excesos. La corrupci√≥n, inseguridad, privilegios, impunidad y la desigualdad social que tantos millones de pobres ha producido fueron castigados en las urnas. La pasi√≥n de la indignaci√≥n y el hartazgo se impusieron sobre los llamados a votar con racionalidad. La esperanza de que las circunstancias pueden ser diferentes pudieron m√°s que el miedo. Los votos se fueron con quien prometi√≥ acabar con tales males.

El PRI pierde la presidencia de la rep√ļblica, la mayor√≠a en el Congreso de la Uni√≥n, no gana ninguna de las 9 gubernaturas que estuvieron en disputa y pasa a ser la tercera fuerza pol√≠tica en el pa√≠s y en nuestro estado. La derrota es contundente. Un paisaje de ruinas es lo que se observa en territorio priista.

Los 600 mil votos ofrecidos por el gobernador Juan Manuel Carreras a Jos√© Antonio Meade no aparecieron por ning√ļn lado. El PRI pierde la senadur√≠a, la mayor√≠a de las diputaciones federales y locales y es derrotado en los municipios m√°s importantes del estado, aquellos de mayor importancia econ√≥mica y pol√≠tica ¬†y en donde viven y votan m√°s del 70% de los electores del estado. La ciudad capital, Soledad, Villa de Reyes, Mexquitic, Tierra Nueva, Matlapa, Tamasopo, Axtla de Terrazas, √Čbano, Real de Catorce, Ciudad del Ma√≠z, Moctezuma, Rioverde, Ciudad Fern√°ndez, Ciudad Valles, Tampamol√≥n, Xilitla, Aquism√≥n, San Mart√≠n Chalchicuautla, Venado, Cedral y Matehuala. La elecci√≥n fue un plebiscito en el que el partido gobernante result√≥ reprobado. Los votantes le han enviado un mensaje de repudio a los gobernantes priistas.

El PRI tendr√° que hacer un profundo ejercicio de autocr√≠tica para examinar qu√© hizo mal y definir hacia d√≥nde debe caminar a partir de ahora. Ser√° una larga traves√≠a por el desierto. Renovarse o morir, ser√° su alternativa. Pero antes quiz√°s comience una noche de cuchillos largos. Un ajuste de cuentas contra los fracasados dirigentes que colocaron al tricolor en la amarga situaci√≥n. No escapar√°n el mismo presidente de la rep√ļblica y los gobernadores. A menos que la proverbial servidumbre voluntaria de muchos, justificada con la miedosa ‚Äúdisciplina‚ÄĚ los haga nuevamente callar y obedecer.

A partir de ahora el partido tricolor pasar√° a ser oposici√≥n y tendr√° que aprender a serlo. Estar√° obligado a decidir si se comporta como una oposici√≥n leal al sistema del que forma parte o si el resentimiento y la bilis le dominan y se dedica a conspirar contra el nuevo presidente de la rep√ļblica y su proyecto alternativo de naci√≥n.

Deberá también sanar las heridas y agravios que se cometieron con la militancia si acaso desea evitar que muchos de sus líderes emigren a otras opciones como el triunfante Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), al PAN  u otros partidos y movimientos políticos.

 

Tigres de papel

 

 

Los estrategas del PRI se equivocaron. Las maniobras para enfrentar los desaf√≠os que se presentaron en la elecci√≥n fueron desafortunadas. Hubo un mal diagn√≥stico, errores de operaci√≥n pol√≠tica, desatinos al momento de decidir candidaturas, compadrazgo, patrimonialismo, mucha simulaci√≥n y autoenga√Īo.

El experimento de los candidatos ciudadanos no le funcion√≥ al PRI como artificio de apertura y renovaci√≥n. La oferta de los lobos al postular a candidatos con piel de oveja no logr√≥ enga√Īar a los ciudadanos. Se us√≥ la presunta pureza, prestigio y capacidades de algunos ciudadanos apartidistas como Meade y Mahbub para intentar ganar.

La pesada carga de desprestigio de buena parte de exgobernadores, diputados, senadores, líderes de corporaciones y funcionarios corruptos terminó por hundir a los candidatos ciudadanos. La marca de la casa fue un virus letal que acabó por enviarlos a la tumba política.

En San Luis Potos√≠ varios de los candidatos priistas a puestos de elecci√≥n popular reforzaron en el imaginario colectivo la percepci√≥n de que se estaba premiando a perfiles asociados a pr√°cticas de corrupci√≥n. Una verdadera contradicci√≥n e incongruencia con la historia y perfil de Jos√© Antonio Meade. El gobernador no tuvo la capacidad de vetar las manzanas podridas y con ello se caus√≥ un da√Īo irreparable a muy buenos candidatos en el estado, j√≥venes sobre todo, que terminaron pagando los platos rotos.

El PRI presumi√≥ que pod√≠a ganar la elecci√≥n con su legendaria maquinaria electoral. Pero su estructura electoral, el ej√©rcito de promotores del voto, los defensores jur√≠dicos y los representantes de casilla no fueron eficaces o no existieron. A pesar de las auditorias de campo que dijeron aplicar los Tata Mandones para validar las estructuras hubo incapacidad y simulaci√≥n. ¬ŅCu√°nto dinero se gast√≥ para armar ¬†el gigante con pies de barro?

¬ŅVan a renunciar o a pedir disculpas los responsables de la gran derrota? ¬ŅEl comandante y l√≠der nato, el representante de Meade, el presidente del partido, los incorregibles grillos responsables de las p√©simas negociaciones con otros partidos, los responsables de montar la estructura electoral, de promoci√≥n al voto y movilizaci√≥n tienen algo que decir para justificar la humillaci√≥n?

 

                                                            Caras y caretas

 

1.- Una verdadera haza√Īa c√≠vica es la que han realizado los ciudadanos de la capital al derrotar al movimiento gallardista.

2.- El gobernador y su partido no tendrán mayoría en el congreso del estado. Contarán con 5 diputados, uno por la vía plurinominal. Ahora sí que el titular del Poder Ejecutivo tendrá que cambiar su estilo personal de gobernar. Va a requerir de grandes habilidades de negociador y no escurrir el bulto para acordar una agenda legislativa y lograr que sus proyectos de Ley de Ingresos y Presupuesto de Egresos sean autorizados por los nuevos diputados.

Por cierto, una de las damnificadas por los malos resultados del PRI en la competencia por las diputaciones locales es Beatriz Benavente,0 que ya no ser√° diputada plurinominal.

3.- Los diputados y diputadas que integrarán la próxima legislatura local están obligados a reivindicar la imagen de los legisladores. También deberán convertirse en un verdadero contrapeso de los otros poderes: el judicial y el ejecutivo.

Esto siempre y cuando no se dobleguen o les d√© el s√≠ndrome de ‚ÄúLos Moches‚ÄĚ o intenten revivir la partida secreta para gesti√≥n. Vamos a ver cu√°ntos aguantan un ca√Īonazo de 10 millones de pesos.

4.- El Movimiento de Regeneraci√≥n Nacional (Morena) es el nuevo y fortalecido actor pol√≠tico que irrumpe en la escena pol√≠tica del estado. Tendr√° diputados locales y federales suficientes para hacer sentir su peso y reorientar lo que est√° mal. Los de Morena tienen un gran compromiso para respaldar e impulsar los cambios que ha prometido su l√≠der Andr√©s Manuel L√≥pez Obrador. Ahora les toca ser gobierno y van a ser sometidos a un riguroso escrutinio y rendici√≥n de cuentas. Tendr√°n que predicar con el ejemplo. Si no lo hacen se les va a aparecer el Diablo o el m√≠tico tigre que mantuvieron enjaulado en caso de presentarse un fraude, seg√ļn dijo AMLO y Tatiana Clouthier.

 

 

 

 

 

 

 

Comments

comments

Comments

comments