A Gallardo buscaron enfermarlo como a su homólogo, Fernando Toranzo

6 junio, 20235:02 pmAutor: Juan Pablo MorenoCapital Noticias Opinion

A inicios del nefasto sexenio del cirujano de bajísimo perfil, Fernando Toranzo, que se enriqueció de manera brutal de las arcas públicas, se desataron versiones que iba a dimitir por cargar un cáncer terminal. A más de un año de gastarse el erario en lo que le da la gana, le repiten la dosis a Ricardo Gallardo, al que las redes sociales ubicaron en el hospital Lomas, cuarto cinco, por una presunta enfermedad que no se aclaró. El inculpado, en pleno oleaje que lo desacreditaba, orondo, horas después, filosófico, en su página institucional, destacó: “antes de dormir habla con Dios. ¡Nunca te dejará en visto! Bendiciones”.

El presidente Andrés Manuel López Obrador encabezó una cita con los gobernadores aliados de Morena, para festejar el triunfo en el Estado de México, donde se impuso Delfina Gómez. Informó que sólo faltó el de San Luis por motivos de salud. Hace una hora, otra vez Gallardo estableció que ayer acudió e un chequeo médico, “pero nada de gravedad”. Agradeció se hayan “preocupado” por su figura. Ya está listo para “transformar” a San Luis Potosí. Otra vez recurrió a sus máximas existenciales. “Eres tan grande como te propongas serlo y puedes llegar tan lejos como te de la gana. La vida es mucho más que vivir sin miedo. La vida está hecha de lucha, sudor y esfuerzo”.

Muchos dijeron que repetía las fórmulas de su instructor el tabasqueño, de ocultar el estado de salud, para generar propaganda, a favor y en contra, para no soltar los reflectores. El diario electrónico, Código San Luis, que tiene bajo su férula, comentó que Gallardo fue atendido por problemas gástricos.

Comments

comments

Comments

comments