Se precarizan las tareas docentes

21 diciembre, 20178:29 pmAutor: Felipe de Jesús Cervantes PérezColaboradores Opinion

El pasado 27 de octubre compareció ante los diputados el titular de la secretaría de educación, Joel Ramírez. Dimos lectura al siguiente escrito de denuncia. Sobra decir que los diputados escucharon atentos el informe del titular de la Sege Joel Ramírez Díaz y lo felicitaron mucho. El dirigente de la sección 26 del magisterio, Alejo Rivera Ávila, sólo hizo pucheros. A dos años de iniciado el actual gobierno, su titular, Juan Manuel Carreras López, continúa afectando la educación pública y los derechos laborales de los trabajadores.

Sigue privilegiando los intereses político-electorales de su partido el PRI, coludido con lo peor de la cúpula sindical agrupada en el nefasto partido llamado Nueva Alianza, ahora y como siempre, para utilizar la estructura magisterial como peón electoral. La traición de las dirigencias sindicales a cambio de prebendas y privilegios ilegales ha dañado el servicio educativo, han abandonado la defensa de los derechos laborales y el compromiso de una educación al servicio del pueblo coludidos con el gobierno priista de Juan Manuel Carreras López para asegurarse cargos públicos. Joel Ramírez Díaz se muestra más interesado en su propio futuro político y no queda la menor duda de que emula a su predecesor en el cargo (el actual gobernador), permitiendo y tolerando la violación a las leyes que, derivadas de una mal llamada reforma educativa, presumen haber erradicado la corrupción y la impunidad.

Sus nombramientos en diversas jefaturas de departamento son concesiones para la dirigencia sindical para que se consumen las imposiciones. Prueba del contubernio existente se tuvo en el marco de la celebración del Día de la Educación Indígena celebrado en Tancanhuitz ante el malestar de los docentes se politizó en favor de los titulares del Consejo Nacional del Fomento Educativo e Instituto Estatal de Educación de Adultos, los priistas Crisógono Sánchez Lara y Helios Barragán Farfán, quienes de manera burda, acapararon los reflectores provocando la inconformidad del sector indígena. 1.- Aprovechando la indefinición de la Secretaría de Educación Pública que ha llevado a invalidar el proceso de evaluación en torno al puesto de Asesor Técnico Pedagógico, el gobierno de Juan Manuel Carreras se colude con la dirigencia sindical para escudarse en el puesto y disponer de cientos como apoyos administrativos ubicados en algunas escuelas, supervisiones, jefaturas de sector, así como en el Comité del Sindicato (19 comisiones) y en los puestos de la Sege, es decir, por cuestiones de índole político electoral y sindical y no por méritos académicos.

2.- A estas alturas de iniciado el ciclo escolar sabemos que existen quejas en todo el estado porque los jefes de departamento (la mayoría bajo las órdenes de Crisógono Sánchez Lara a través de su alfil Alejo Rivera Ávila) no cubren los faltantes de maestro en las escuelas. El problema es mayor a lo que se refleja en la prensa, pues supervisores y directores mal entienden la disciplina y encubren los faltantes de personal, afectando a los educandos. Prefieren tener aviadores que maestros frente a grupo. Así se completa la paradoja: maestros sin grupo y grupos sin maestros. 3.- Los salarios bajos a los docentes de plaza inicial, la desaparición de Carrera Magisterial a cambio de una promoción por resultados destacados están precarizando a los trabajadores de la educación.

4.- Existe poca transparencia en el proceso de entrega de plazas por prelación favoreciendo la afectación por intromisión del comité sindical con la complicidad de los Jefes de Departamento respectivo y la permisividad cómplice del secretario Joel Ramírez Díaz. 5.- El balance negativo en el sector educativo por cerca de 6 mil millones de pesos sigue sin resolverse. Continúa el adeudo con las empresas que hacen convenios para cobrar a los trabajadores vía nómina. Existen quejas por las maniobras de la secretaría para no pagar los servicios de tutorías a docentes de nivel básico. Sigue la crisis financiera en los sistemas de pensiones y fideicomisos diversos, confabulado con Joel Ramírez Díaz y para capitalizar un fondo para pensionados y jubilados, de manera arbitraria, Alejo Rivera Ávila ha dispuesto descuentos a miles de trabajadores por mil 5 pesos sin contar con el aval de todos los involucrados.
6.- A un gran número de maestros de telesecundaria les continúan escamoteando el pago por homologación de seis horas. 7.- Para atajar inconformidades y fomentar negocios particulares, Joel Ramírez Díaz tolera suspensión de clases, con lo que violenta de manera sistemática el calendario escolar. En las mismas reuniones, Alejo Rivera Ávila aprovecha para hacer propaganda en favor del nefasto partido Nueva Alianza. A cuatro años de la mal llamada reforma educativa y dos del inicio de Juan Manuel Carreras, ha quedado claro que el sector, ligado al PRI y Nueva Alianza, no les preocupa afectar a los niños, sus familias ni a los trabajadores y sus derechos pues tienen la mira puesta en sus particulares ambiciones electorales. En materia educativa el gobierno estatal es no idóneo.

 

Comments

comments

diputados Secretaría de Educación

Comments

comments