Los errores de Leonel Serrato

29 agosto, 20188:32 pmAutor: Paola Moreno Guzm√°nCapital

El historiador y ex candidato a la alcald√≠a de la capital, Joaqu√≠n Mu√Īoz Mendoza, declar√≥ que no se puede sostener un programa de gobierno con el argumento de que se odia a los Gallardo o por tener una ideolog√≠a navista. ‚ÄúNo son propuestas institucionales con las que se logra sostener una verdadera campa√Īa pol√≠tica. No se vale que de la noche a la ma√Īana aparezca el santo grial y diga: soy navista y la tengo de gane, como lo hizo el ex candidato a la alcald√≠a de Morena, Leonel Serrato. En un debate mencion√≥ que adem√°s de guapo habla excelente. No es la declaraci√≥n profunda de un candidato‚ÄĚ.

Mu√Īoz ¬†reconoci√≥ que Serrato obtuvo 8 veces m√°s votos, comparado con su experiencia tres a√Īos antes, pero utiliz√≥ 25 veces m√°s recursos. Adem√°s lo ayud√≥ el arrastre pol√≠tico del presidente electo de M√©xico, Andr√©s Manuel L√≥pez Obrador. ‚ÄúNo obstante, no pudo ganar las elecciones. Le dej√≥ el camino al panista¬† Xavier Nava, que se uni√≥ a las fuerzas vivas y con la bandera del navismo por¬† delante, hicieron lo que se les dio la gana. Nosotros no podemos hablar en los mismos t√©rminos. Se trata de poner las circunstancias en su lugar. Adem√°s fue gracias a nosotros que Morena no perdi√≥ el registro en la capital. Y de 11 partidos quedamos en cuarto lugar, lo cual representa un avance brutal, si tomamos en cuenta que Morena tiene poco de haberse formado‚ÄĚ.

El ex candidato a la alcald√≠a de la capital subray√≥ que a Serrato se le puso todo en bandeja de plata y no pudo obtener el triunfo que todos esperaban. ‚ÄúNo gan√≥ porque en lugar de hacer campa√Īa para triunfar, el se√Īor solo se movi√≥ para promover su figura con el fin de que en tres a√Īos lo hagan candidato a la gubernatura por Morena. No suceder√° porque se lo vamos a impedir‚ÄĚ.

Manifest√≥ su respeto por el ex l√≠der c√≠vico Salvador Nava, una figura hist√≥rica y pol√≠tica. ‚ÄúSin embargo, la ideolog√≠a que manejaba no tuvo estructura. Se debe considerar un movimiento social, con un activismo muy fuerte, pero fue una etapa que ya culmin√≥. Ahora hay que dise√Īar una cobertura pol√≠tica dimensionada para San Luis Potos√≠. No tenemos que ser siempre los √ļltimos estados de la republica. Hay capacidad de producci√≥n, pero necesitamos organizarnos y que nuestros l√≠deres no sean bur√≥cratas, sin imaginaci√≥n. Sobran en el gobierno del estado. Hay varias personas que pudieran tomar el cargo de coordinador regional por Morena, en lugar de Gabino Morales. Hay otros con mayor capacidad. Me gustar√≠a que tuviera una disputa con el gobernador Carreras, con colmillo y un doctorado. Entrar√≠amos en una din√°mica con los diputados en el congreso. Lo que no pudiera negociar Morales, se har√≠a con las presiones de los legisladores. Las condiciones sociales no lo permiten. Hay que sentarnos para hablar y corresponderle a la gente que nos dio el voto‚ÄĚ.

 

Mu√Īoz acudi√≥ a una asamblea de Morena donde se impuso el dirigente estatal Sergio Serrano. ‚ÄúLo que vi fue grotesco. Estuvo un l√≠der de nombre Pablo, enfundado en un ropaje blanco y su colita que perfila un pelo largo tipo Cristo, en plan de facilitador. Como si fuera una cita de motivaci√≥n empresarial. Serrano estaba en el plano secundario pero aval√≥ lo que ocurr√≠a. Violaron los estatutos que deber√≠a proteger. Hubo panistas que hablaron de eficacia. Traicionaron su ideario para pasarse a otro partido. Fueron priistas en plan de camaleones y muchas camisas almidonadas blancas, las que est√°n de moda entre los pol√≠ticos serios y profesionales, con atav√≠os de juppies. Hab√≠a milenios roqueros, facilitadores que caminan de aldea en aldea, donde dilatan las respuestas de las bases. Las enga√Īan con demandas que ser√°n resueltas justo despu√©s de conformar los consejos, comit√©s estatales y municipales. Casualidades de la vida, pero son tipejos lamedores, profesionales de botas de sus jefes. Evocaciones constantes a candidatos identificados con Nava, el ex gobernador Horacio S√°nchez y un pu√Īado de personas de buena fe‚ÄĚ.

‚ÄúCompa√Īeros que invocaron a alg√ļn pol√≠tico que mande al carajo a los pri-panistas que rodearon a su nuevo dios local Serrano, quien no tiene dinero del partido para apoyar a colonias que respaldaron el voto de la esperanza. Pero que s√≠ para alquilar un lindo rinc√≥n ajardinado, peque√Īo burgu√©s, para conseguir loas de su Morena. Fue un desembarco de arribistas, escaladores profesionales, lamebotas, hip√≥critas y toda la fauna despreciable que al grito priista, de tan asquerosa memoria, lo entonan voz en cuello: a la cargada. Ni qu√© decir del sabandija tocado por los dioses del Olimpo defe√Īo, que ya ni siquiera se digna a visitar a sus bufones y payasos. Ante una caricatura tragic√≥mica en que quieren convertir a Morena en San Luis, la mayor√≠a los desprecia y se queda a la espera de iniciativas aglutinantes, antag√≥nicas al ni los veo, ni los oigo, del asesino Salinas, adoptadas por los comit√©s locales.¬† Mientras tanto, habr√° que tolerar a la gentuza que aclama, vivan las candidaturas y el presupuesto. Mueran las izquierdas y sus ideales‚ÄĚ.

Principio del formulario

 

Final del formulario

 

Comments

comments

Leonel Serrato Morena PAN política PRD PT

Comments

comments