En el PRI de Mexquitic, euforia por ganar la alcaldía

5 marzo, 201811:29 pmAutor: Juan Pablo MorenoDestacada Municipios

En Mexquitic de Carmona se desató la fiebre por alcanzar la alcaldía con las siglas del PRI, ya que el presupuesto se ha convertido en un auténtico botín de los últimos tres alcaldes, como el panista Fermín Estala, el priista Ramón Ramírez y el actual, militante de Movimiento Ciudadano y PRD, Antonio Ramírez. Se apuntó el profesor Rafael Pérez Rojas, de origen centroamericano, aunque muchos dicen que es oaxaqueño. Es la punta de lanza para ampliar los dominios de Antorcha Popular.

Antes estuvo en Villa de Arriaga y luego se asentó en la cabecera municipal, donde empezó a ganar adeptos en los comunidades, por las despensas que reparte su gremio, con fines clientelares. También compite el ex alcalde Pedro Ramírez. Se le recuerda por haber dejado con múltiples deudas al ayuntamiento. Vendió a precios irrisorios, cientos de hectáreas ejidales al magnate Vicente Rangel, para construir el libramiento oriente, donde cobra altas cuotas.

Es padrino político de otro ex alcalde, Ramón Ramírez, que dilapidó el presupuesto en bacanales. Los tres años los dedicó a buscar sin éxito una curul local. Es empleado de la secretaría de finanzas, donde tiene fama de aviador. Como edil, rápido se compró camionetas del año. Comía en restaurantes de lujo. No hizo una obra sobresaliente. En su mandato, se incrementaron los robos domiciliarios. Se asentó la delincuencia organizada. Nunca invirtió en patrullas ni contrató más policías. Dejó en bancarrota las finanzas municipales.

Ramírez promueve también a su hijo, Édgar Ramón Ramírez Covarrubias, que buscó la alcaldía hace tres años, pero lo doblegó fácil Antonio Ramírez, que superó en corruptelas a todos sus antecesores. Su objetivo principal es andar de parranda. Se le conoce como “El muchacho alegre”, sin el mínimo control interno. Lo maneja a su antojo, la secretaria del ayuntamiento, María Paulina Aguilar García, con la que se presume, tiene tratos sentimentales.

Otro aspirante es el contratista Bernardo Martínez Hernández, uno de los más favorecidos por Ramón Ramírez. Es originario de Cerrito del Jaral. No tiene posibilidades de ganar. Entró como elemento distractor, para beneficiar a su jefe. Compite el carnicero José Antonio Alejandro Márquez, habitante de Los Pérez, en la comunidad Ojo de Pinto. Nunca ha ocupado un cargo público ni partidista. Se le ubica en el séquito de los Ramírez.

También se apuntó la supuesta ministeria pública, Alicia Rodríguez García, “La Lichota”, a la que han acusado como profanadora de tumbas. Es vendedora de flores. Habita en la cabecera. Es proclive a la violencia. No tiene antecedentes políticos. El 10 de febrero serán las elecciones abiertas de militantes y simpatizantes.

La mayoría considera como enemigo a vencer al candidato del PRD, Jorge Ortiz Hernández, al que apoya el edil de la capital, Ricardo Gallardo Juárez. Pregonan que no lo dejará poner ningún funcionario ni manejará un centavo del presupuesto, como sucede con el munícipe de Soledad, Gilberto Hernández Villafuerte, al que trata como una marioneta.

 

 

 

Comments

comments

a México a San Luis Potosí”. Chalita estuvo de gira en varios municipios como Salinas Andrés Manuel López Obrador. “No vivo de la política elecciones Mexquitic PRI

Comments

comments