Los inmigrantes de Valles y Querétaro salieron de Xilitla a Miguel Alemán, Tamaulipas, pero nunca llegaron

31 julio, 20197:10 pmAutor: Oralia Guzm√°n MendozaCapital Municipios Noticias

Ya pasaron m√°s de 9 a√Īos desde que desapareci√≥ un autob√ļs de la l√≠nea Pirasol, donde transportaba a 29 inmigrantes que iban en busca del sue√Īo americano, pero un comando armado se los llev√≥ con rumbo desconocido. Los familiares interpusieron dos denuncias en la procuradur√≠a de San Luis. Una se extravi√≥ en el 2010. Tambi√©n existe otra querella en Tampico, con nulos avances. Son 10 v√≠ctimas de la entidad y el resto de varias comunidades de la Sierra Gorda de Quer√©taro. Salieron de Xilitla a Miguel Alem√°n, Tamaulipas, el 17 de marzo del 2010. En el trayecto, a 20 minutos de llegar a su destino, en un punto conocido como Los Valadeses, los intercept√≥ una c√©lula criminal, con apariencia de polic√≠as. Uno de los choferes, Rom√°n Castillo Brice√Īo, se comunic√≥ con el due√Īo de la unidad, Juan P√©rez R√≠os, para informarle los hechos. Desde entonces se perdi√≥ el di√°logo. A los pocos d√≠as, el cami√≥n fue localizado a orillas de la carretera en China, Nuevo Le√≥n. S√≥lo encontraron un tiradero de maletas. Los militares llevaron el inmueble a una pensi√≥n.

Las personas que se extraviaron de San Luis son Fidel Barrag√°n Salazar, C√©sar Alberto S√°nchez Landaverde, Enrique de la Torre Netro, Jos√© Mart√≠n Ortega Mart√≠nez, Ramiro Torres Madrid, Francisco Xavier Hern√°ndez P√©rez, Eugenio Torres Hern√°ndez, Domingo Ram√≠rez Estrella y Rom√°n Castillo Brice√Īo. Los de Quer√©taro, de algunas comunidades como Landa de Matamoros y Lagunillas son Alejandro Moya Maldonado, V√≠ctor Moya Brise√Īo, Evodio Flores Ortiz, Alfonso Fonseca Amador, Ismael Mata Montes, Jos√© Luis Mendoza Almaraz, Jos√© Obispo Mendoza Almaraz, Enedino Rojas Urias, Edgar Iv√°n Pontaza Gonz√°lez, Lorenzo Mart√≠nez, Saturnino Ramos Ramos, Jorge Palacios, Irene Salazar Sarmiento y Paulino Ramos Andablo. Se trata 27 trabajadores agr√≠colas y dos choferes, Castillo Brice√Īo y Rafael Castillo Garc√≠a, cuya hermana, Mar√≠a de los √Āngeles Garc√≠a, establece que ha buscado sin √©xito los √ļltimos 9 a√Īos. Destac√≥ que la primera denuncia se present√≥ en Valles. Despu√©s de a√Īo y medio de visitar diario a la subprocuradur√≠a sobre los avances, les dijeron que no podr√≠an buscar a sus allegados, porque se hab√≠an extraviado en Tamaulipas, al que le tocaba la tarea.

‚ÄúDesaparecen en otra parte, pero no dejan de ser potosinos. Tuvimos que abrir otro expediente en Tampico en el 2013. Despu√©s, sin explicarnos nada, el asunto lo turnan a Laredo y luego a Reynosa. Era dif√≠cil darle seguimiento por las carencias econ√≥micas despu√©s de tres a√Īos de trajinar. Fuimos a los lugares donde hab√≠a rescatados o fosas. Anduvimos en Matamoros donde localizan trailes repletos de cad√°veres que se hallaron en la matanza de San Fernando, con la esperanza de encontrar a los nuestros. Tambi√©n fuimos a Monterrey. Nos deshicimos de las propiedades para seguir la b√ļsqueda. Los cambios de sitios, los hace el gobierno para que abandonemos la lucha. El due√Īo del cami√≥n, Juan P√©rez, present√≥ una denuncia en San Luis por el robo de la unidad. Pero nunca mencion√≥ que los choferes estaban desaparecidos. Le interes√≥ m√°s la unidad que recuper√≥ al a√Īo, que las personas. Se nos hizo algo raro que despu√©s lo pint√≥ de blanco y le quit√≥ el logotipo. Hasta ahora no hemos recibido ning√ļn apoyo de su parte. Nunca ha querido declarar ni decir a quienes les rent√≥ el veh√≠culo. Las autoridades debieron investigarlo m√°s. Queremos que se agoten todas las l√≠neas de investigaci√≥n. Lo √ļnico que le import√≥ fue ganar dinero‚ÄĚ.

‚ÄúLos familiares de otros desaparecidos dijeron que le rent√≥ el cami√≥n a un sujeto que le llaman El Ingeniero. Los afectados de Quer√©taro presentaron una querella en su entidad contra cuatro enganchadores d√≥nde se ubican Arturo Ben√≠tez Ram√≠rez y Arturo Mayorga Villegas. Ocuparon al Ingeniero para rentar el autob√ļs. Los iban a llevar a un hotel en Miguel Alem√°n para que el coyote los trasladara a Estados Unidos. Pero antes los acompa√Ī√≥ de Xilitla a Valles. Luego se baj√≥ para subirse a otra unidad de Transpa√≠s. Es de Quer√©taro, nunca se le ha investigado. Los intermediarios estuvieron presos cinco a√Īos en Quer√©taro, pero ya los soltaron. Hemos insistido en que los interroguen. Saben a qu√© c√©lula le pagaban para que los dejaran llevar inmigrantes. Nos enteramos que cobraban una cuota de mil 300 pesos por persona‚ÄĚ.

‚ÄúEn los expedientes se habla del grupo de Los Zetas. Nos preguntamos como v√≠ctimas, si cubrieron el soborno, por qu√© se los llevaron. O quiz√°s el coyote no pag√≥ y provoc√≥ su enojo. Todas las interrogantes no se han podido contestar. La autoridad no hace lo que les corresponde. Nos interesa saber la verdad y dar con nuestros familiares. En el 2015 me un√≠ al colectivo Voz y Dignidad por los Nuestros de San Luis Potos√≠. Acompa√Īada y asesorada, solicitamos que el expediente lo regresaran de Reynosa a Victoria, por quedarnos m√°s cerca. Es donde se lleva la denuncia del 2013. La Comisi√≥n Estatal de Derechos Humanos emiti√≥ una queja en el 2015, por el extrav√≠o de la primera denuncia en el 2010. El caso se reactiv√≥ en el 2017 con la llegada de la fiscal del √°rea de personas extraviadas, Luz Mar√≠a Montes Mariano. Ha demostrado inter√©s en nuestro caso. Los avances se debieron dar desde el principio. A nuestra gente la consideran de larga data‚ÄĚ.

‚ÄúNosotros no provocamos el atraso, fueron las autoridades, que hicieron caso omiso. Un peri√≥dico de Espa√Īa difundi√≥ el tema. Dijeron que el autob√ļs de la l√≠nea Pirasol fue el primero en desaparecer en la etapa m√°s violenta del pa√≠s, en el sexenio de Felipe Calder√≥n. Ahora aseguran que no hay m√°s l√≠neas a seguir y tenemos que demostrar que hubo delincuencia organizada. Es dif√≠cil saber qu√© c√©lula se llev√≥ a los nuestros. Participamos con la Comisi√≥n Nacional de B√ļsqueda. Vamos a todos los indicios y hallazgos que se tienen. Existe la esperanza de si algo malo les pas√≥ a los familiares, rescatarlos por el lado de las b√ļsquedas. Tampoco perdemos la fe de que alg√ļn d√≠a toquen a la puerta y regresen a casa. Confiamos en que ahora s√≠ habr√° avances. La fiscal Montes empez√≥ a trabajar en el 2017 sin tener el expediente que se perdi√≥. S√≥lo con las averiguaciones que se abrieron en el 2015. Cuando pusimos la queja en derechos humanos como v√≠ctimas indirectas, solicitamos se actuara en contra de los funcionarios que extraviaron la minuta. En la recomendaci√≥n emitida, se nombra a los servidores p√ļblicos. A los 8 meses, despu√©s de manifestarnos, aparecen los documentos. Lo corroboramos porque est√°n las fotograf√≠as originales que presentamos‚ÄĚ.

‚ÄúNo nos han notificado si hubo sanciones. En la fiscal√≠a supimos que algunos ya se jubilaron o fallecieron. Con nuestros recursos, hemos seguido la b√ļsqueda. Fuimos a Monterrey donde hallaron fosas clandestinas. Estuvimos en Veracruz, Saltillo, donde pedimos se hagan las confrontas del adn, para saber si sale algo positivo. No hubo resultados. En el 2018, en Miguel Alem√°n, se abri√≥ un pante√≥n forense. La fiscal√≠a nos dijo que iban a rescatar 265 cuerpos. Nos esperamos una semana, ya que como v√≠ctimas, tenemos derecho a ver c√≥mo trabajan. Supervisar que todo se haga conforme a la ley. Se inhumaron los cad√°veres. Se analizaron, depositaron con el adn y los perfiles. Nos acaban de notificar que 180 est√°n completos. Faltan detalles del adn para hacer la confronta. Los cuerpos estaban en calidad desaparecidos. Son del 2010 al 2017. Los m√°s recientes estaban casi enteros, ya que la tierra de Tamaulipas es salitrosa. Los peritos, con un trabajo muy cuidadoso, pudieron sacar las huellas dactilares. Son los primeros que van a regresar a sus casas‚ÄĚ.

‚ÄúLos familiares de los 29 desaparecidos nos juntamos cada dos meses para analizar los avances de los expedientes. Queremos encontrarlos, como sea y se acabe la incertidumbre, despu√©s de 10 a√Īos. Confiamos que en las b√ļsquedas, salga alguno de los nuestros, para tener un adelanto de d√≥nde quedaron los dem√°s. Yo hago la tarea, porque mis padres son de la tercera edad. Ya no pude hablar con mi hermano cuando se extravi√≥, ya que le toc√≥ manejar desde Xilitla. El cambio lo har√≠an en Ciudad Victoria, donde Rom√°n Castillo lo iba a relevar hasta Miguel Alem√°n, lo que no sucedi√≥. Nuestras vidas dieron un giro de 180 grados. Dej√≥ dos ni√Īas ¬†que siguen con el estudio. Las hemos apoyado para que salgan adelante. No hemos tenido ning√ļn apoyo del gobierno. Ahora que entr√≥ el presidente Andr√©s Manuel L√≥pez Obrador, a la m√°s chica le entreg√≥ una beca. La mayorcita, que va a entrar a la preparatoria, hizo los tr√°mites, pero no le ha llegado. Esperamos que se la entreguen, porque ser√°n m√°s gastos. Nosotros seguimos con la b√ļsqueda‚ÄĚ.

‚ÄúLos extraviados dejaron hijos peque√Īos, esposas embarazadas cuyos beb√©s nacieron despu√©s. Ya cumplieron once a√Īos. Una de las v√≠ctimas, C√©sar Alberto S√°nchez Landaverde, no iba de migrante. Ya ten√≠a su familia en Carolina del Norte. Vino a visitar a su madre, que vive en Estaci√≥n 500 en Valles. Se regres√≥ en el autob√ļs para volver con los suyos, sin lograrlo. En el cami√≥n de Pirasol hab√≠a m√°s de los 29 que buscamos, iba super lleno. Le caben 42 pasajeros. Muchos de los afectados no los buscaron o fallecieron. En el caminar, nos enteramos que el 5 de abril del 2012, tambi√©n se esfum√≥ una unidad completa de personas que iban con rumbo a Tamaulipas. Los contrataron a trav√©s do los mismos enganchadores. Se los llevaron por el rumbo de San Luis. Una gran parte son de la comunidad Pinal de Amores. Nos enteramos cuando fuimos a Quer√©taro a decirles que estaban cercas las b√ļsquedas. Se har√° una en los Valadeses, Tamaulipas y otra en China, Nuevo Le√≥n, donde apareci√≥ el autob√ļs‚ÄĚ.

‚ÄúVamos a elaborar un mapeo para saber qu√© posibilidades hay de encontrarlos. Se necesita que la polic√≠a investigadora vaya primero a checar los lugares. En la tarea contamos con la ayuda de la Comisi√≥n Ejecutiva de Atenci√≥n a V√≠ctimas, del comisionado Jes√ļs Portillo y de la fiscal Montes. En el transitar hubo quienes extorsionaron a familias de Quer√©taro, que pagaron 15 mil pesos, ansiosos de saber el paradero de los suyos. Ya se nos unieron compa√Īeros del otro autob√ļs que se perdi√≥. Trabajamos en la b√ļsqueda de 193 v√≠ctimas. Es una cifra que nos da coraje. Nos gustar√≠a decir que se busca una, dos gentes o ninguna. Son personas que se fueron del 2010 al 2103 y algunos recientes. En los del Pirasol hab√≠a un menor de edad, de 16 a√Īos. Los dem√°s ten√≠an 23, 27, 30, 32 y 34. El mayor era el chofer Rom√°n Castillo, de 38. Empezamos un segundo sexenio en que se fueron los nuestros, producto de una guerra que empez√≥ Felipe Calder√≥n, con la que dijo que iba a combatir el narcotr√°fico, pero s√≥lo alborot√≥ la gallera‚ÄĚ.

‚ÄúNo le import√≥ nada, siempre anduvo con guaruras. Al pueblo lo dej√≥ desprotegido. Esperamos que el presidente L√≥pez Obrador cumpla. Y sea sensible con las v√≠ctimas, para tener una respuesta y se haga justicia. En el expediente que ten√≠a la PGR, nos piden que demostremos, hubo delincuencia organizada. Es l√≥gico que la mayor√≠a de los desaparecidos se dio por delitos. No se los llevaron extraterrestres. Hace poco tuve un acercamiento con la comisionada nacional de b√ļsqueda, Carla Quintana, que no conoc√≠a el caso del Pirasol. Sab√≠a del colectivo Voz y Dignidad. Le expuse los detalles en una cita en Ciudad Victoria. Le pedimos todo el apoyo. Ojal√° cumplan los ahora llamados Servidores de la Naci√≥n. Nos acompa√Ī√≥ el comisionado de Tamaulipas y el de San Luis. Se acord√≥ que habr√° una estrecha coordinaci√≥n. Esperamos que Quintana se ponga en nuestros zapatos. Es muy dif√≠cil sensibilizar a los funcionarios. Se necesita gente comprometida con su trabajo, que no busquen s√≥lo cobrar el cheque. No se pueden desaparecer 29 personas de repente. Y despu√©s de tantos a√Īos, le valgamos un cacahuate a la autoridad. Hubo mucha negligencia, no hicieron la chamba‚ÄĚ.

La fiscalía extravió documentos que aparecen después de un reclamo de derechos humanos

La Comisi√≥n Estatal de Derechos Humanos emiti√≥ el 23 de mayo del 2018, una recomendaci√≥n al Fiscal General del Estado, Federico Garza Herrera, porque funcionarios bajo su mando, vulneraron el acceso humano a la justicia, verdad y una pesquisa eficaz, en agravio de 29 personas desaparecidas el 17 de marzo del 2010, cuando viajaban en un autob√ļs de la empresa Pirasol¬† de Xilitla a Tamaulipas.

Se precisó que gente de la entonces Procuraduría General de Justicia extraviaron la averiguación previa que se integró con base en la denuncia penal que presentaron familiares de los desparecidos y en la que coadyuvaron al aportar medios de prueba y datos de suma importancia, desde el momento que sucedieron los hechos.

La Comisi√≥n Estatal Derechos Humanos se√Īala que la procuradur√≠a acept√≥ la p√©rdida del expediente de la averiguaci√≥n previa, ya que la titular de la Unidad para la atenci√≥n de personas desaparecidas o extraviadas, Luz Mar√≠a Montes Mariano, refiri√≥ que hasta el 20 de junio del 2017 le remitieron el expediente y se continuaba con las aportaciones de datos en la averiguaci√≥n previa 184/2015 que se integr√≥ para reponer autos.

No hubo constancia que la procuradur√≠a hubiera iniciado un procedimiento administrativo en contra de los servidores p√ļblicos que integraron la denuncia y atendieron el caso para deslindar responsabilidades en que pudieron haber incurrido por el extrav√≠o de los documentos, ni se comunic√≥ a la comisi√≥n que se hayan realizado acciones para reparar el da√Īo. Indica que en base a su indagatoria se observ√≥ una reiterada pr√°ctica sistem√°tica de parte de servidores p√ļblico que permiten acreditar violaci√≥n a los derechos humanos al acceso a la justicia, verdad y una efectiva investigaci√≥n.

En presidente de la Comisi√≥n Estatal de Derechos Humanos, Jorge Andr√©s L√≥pez Espinosa, le solicit√≥ al fiscal Garza Herrera que instruya a Montes para que ‚Äúinvestigue de manera pronta, exhaustiva, diligente, acuciosa, puntual, √°gil, completa, imparcial, objetiva, expedita, independiente, aut√≥noma, t√©cnica, profesional y desahogue sin demora las diligencias efectivas para la debida y pronta resoluci√≥n de la averiguaci√≥n 184/ 2015 que se inici√≥ para reponer la indagatoria extraviada. Y ayude a lograr el esclarecimiento de los hechos del caso Pirasol, que consisten en la identificaci√≥n, captura, procesamiento, enjuiciamiento, sanci√≥n de los responsables y reparaci√≥n del da√Īo.

Aplique el ‚Äúprotocolo de reacci√≥n inmediata para b√ļsqueda de personas desaparecidas o extraviadas emitido por la procuradur√≠a en 2017 y el protocolo homologado para la b√ļsqueda de personas desaparecidas y la investigaci√≥n del delito de desaparici√≥n forzada emitido por la PGR en el 2015. Colabore con el ministerio p√ļblico especializado en delincuencia organizada, que lleva a cabo la investigaci√≥n del caso por los delitos del orden federal, como consecuencia de la declinaci√≥n de competencia que el 8 de abril del 2011 emiti√≥ la procuradur√≠a estatal.

Se pide a la fiscal√≠a que publique en su p√°gina institucional la versi√≥n p√ļblica de la averiguaci√≥n previa iniciada en el 2015 sobre el caso Pirasol y cada semana sus avances, para que los datos sean de f√°cil acceso a todos los interesados. Precis√≥ que la dependencia no puede invocar a la indagatoria el car√°cter de reservado por tratarse de un estudio de violaciones graves a los derechos fundamentales o delitos de lesa humanidad. Se pide que el visitador general de la fiscal√≠a inicie una investigaci√≥n sobre la p√©rdida del expediente y turne el asunto al √≥rgano de control interno y colabore para que se determine la responsabilidad ¬†administrativa en que pudo incurrir la ministerio p√ļblico Juana Mar√≠a Aranda Nava y otros funcionarios a cargo de integrar la averiguaci√≥n previa que se extravi√≥. Y que el ministerio p√ļblico especializado en delitos cometidos por servidores p√ļblicos, inicie tambi√©n una carpeta de investigaci√≥n y determine la responsabilidad penal en que pudieron incurrir los funcionarios de la procuradur√≠a.

Demand√≥ que se giren oficios a las autoridades de los tres niveles para que den todas las facilidades a la unidad de atenci√≥n de personas desparecidas o extraviadas y los fiscales para que investiguen el extrav√≠o de las 29 v√≠ctimas. Se pide implementar programa para capacitar, profesionalizar y sensibilizar a los subprocuradores, directores, agentes del ministerio p√ļblico, polic√≠as ministeriales, peritos y visitadores en t√©cnicas de investigaci√≥n criminal en casos de desaparici√≥n de personas y los manuales y protocolos aplicables en tal delito.

L√≥pez Espinosa le pidi√≥ a Garza Herrera garantizar la inscripci√≥n de las 29 v√≠ctimas y sus familiares en el Registro Estatal de V√≠ctimas de la Comisi√≥n Ejecutiva Estatal, para que se les otorgue la atenci√≥n psicol√≥gica especializada y tengan acceso al Fondo de Ayuda, Asistencia y Reparaci√≥n Integral del Da√Īo. Despu√©s de la recomendaci√≥n a la fiscal√≠a, por casualidad apareci√≥ el documento extraviado de la primera averiguaci√≥n del 2010 que se integr√≥ a la indagatoria que realiza ahora, sobre el caso Pirasol, la fiscal especial Luz Mar√≠a Montes Mariano.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Comments

comments

Comments

comments