Despu√©s de un a√Īo de castigarlos sin piedad, Gallardo Cardona no ha doblegado a sus empleados, que podr√≠an recurrir al suicida paro de labores definitivo

6 marzo, 20237:09 pmAutor: Juan Pablo MorenoCapital Destacada Municipios Noticias

Enemigo de la cr√≠tica y la transparencia, acostumbrado a no tener el m√≠nimo contrapeso, desde la campa√Īa por la gubernatura, Ricardo Gallardo Cardona gener√≥ un prematuro choque con los m√°s de 5 mil trabajadores sindicalizados, a los que llam√≥ flojos y lastres. El ataque soez busc√≥ en lo inmediato, acomodar en la n√≥mina a cientos de alfiles que le ayudaron a la compra de sufragios y acarreo de votantes que le permitieron lograr un triunfo salpicado de chicanas. Pero tuvo que correr a igual cantidad de v√≠ctimas, a los que no les permiti√≥ defenderse en las instancias laborales. Desde entonces traz√≥ su letal estrategia: a ver qui√©n aguantaba m√°s el feroz desgaste, que ya cumpli√≥ m√°s de un a√Īo. Ni siquiera los partidos pol√≠ticos ni los diputados opositores, se han atrevido a censurar el m√≠nimo atropello del soberbio mandatario. El cisma es interno. Ante las constantes manifestaciones callejeras, plantones que prolongaron a la madrugada, con severos impactos por las bajas temperaturas, los quejosos fueron adem√°s reprimidos por el director de la Guardia Civil Estatal, Jos√© Luis Urban Campos.

El sindicato que encabeza la dirigente moral, Francisca Res√©ndiz Lara, opt√≥ desconocer a Gallardo como interlocutor e inici√≥ una peligrosa caminata a M√©xico, para buscar el respaldo del presidente Andr√©s Manuel L√≥pez Obrador, su amigo de anta√Īo. El conflicto se complic√≥ cuando el tambi√©n boyante vendedor de pollos les quit√≥ el acceso al seguro social a sus empleados. Pero la jugarreta tiene como ra√≠z, otorgarles el servicio m√©dico a trav√©s de hospitales privados que ya construye. Busca repetir los saqueos al erario, como lo hizo antes con la Cl√≠nica Wong, Axioma Kusuri y la fantasmal proveedora Sandra S√°nchez Ruiz. Antes de la semana santa del 2022, los sindicatos que dirigen Bernardina Lara y Francisca Res√©ndiz, se plantaron afuera del palacio de gobierno, para exigir, reinstalaran a los agremiados que fueron corridos de manera ilegal. Para que no le afectaran la Procesi√≥n del Silencio, Gallardo se comprometi√≥ a resolver las demandas, pero no cumpli√≥.

Los aguerridos seguidores de Res√©ndiz, realizaron varias protestas por las aceras, rumbo al domicilio de Gallardo, pero fueron interceptados por elementos de la Guardia Civil, bajo las √≥rdenes del iracundo teniente coronel, Jos√© Luis Urban, que infiltr√≥ elementos armados entre los manifestantes, lo que pudo generar una tragedia. El funcionario provoc√≥ el choque f√≠sico con algunas mujeres que no se dejaron intimidar. Luego, quejumbroso, aleg√≥ tener fracturado un dedo de la mano, por lo que interpuso una demanda en la que incluy√≥ el robo de algunos radios. La madrugada del 26 de octubre, fueron asaltadas las oficinas del sindicato independiente, que se ubica en la Calzada de Guadalupe, frente a la Caja del Agua. Les robaron equipo de c√≥mputo, instrumentos que usan en las protestas y dejaron un regadero de documentos por el suelo. Res√©ndiz exigi√≥ al fiscal, Jos√© Luis Ruiz Contreras, encontrar a los responsables materiales e intelectuales. No dejarse mangonear por el secretario de gobierno, Jos√© Guadalupe Torres S√°nchez ni Gallardo Cardona, al que ha denunciado de manera sistem√°tica, por acoso, amenazas de secuestro y muerte. ‚ÄúSufrimos un allanamiento perpetrado por personas desconocidas, que nos causaron destrozos dentro del inmueble. Se llevaron documentos al forzar los escritorios. Sabemos que son expertos, porque no rompieron ventanas para entrar. Lo que sustrajeron, contiene datos de los trabajadores, que a un ladr√≥n com√ļn no le interesan. Hab√≠a cheques por cobrar, pero los dejaron. Fue un hurto extra√Īo. Es el segundo que hemos tenido. El primero se dio en el sexenio del contador Marcelo de los Santos Fraga, porque defend√≠amos a los empleados de la casa de gobierno‚ÄĚ. Acus√≥ de obstruir las indagatorias, al subdirector de averiguaciones previas, Napole√≥n Hern√°ndez Mesita, al negarse a enviar elementos a atender el saqueo. Pretext√≥ tener un horario de 8 de la ma√Īana a 3 de la tarde. Y los atender√≠a despu√©s de desarrollar m√°s de 40 diligencias que le anteceden. ‚ÄúViol√≥ nuestros derechos consagrados en el p√°rrafo segundo, del art√≠culo 17 de la Constituci√≥n Pol√≠tica de los Estados Unidos Mexicanos. Los agentes deben atender quejas las 24 horas del d√≠a‚ÄĚ.

‚ÄúExigimos al fiscal Jos√© Luis Ruiz Contreras, atienda la denuncia que presentamos para que se haga justicia y realice una indagatoria independiente de cualquier inter√©s pol√≠tico. Act√ļe de manera imparcial y no siga instrucciones o consignas del gobernador ni de Guadalupe Torres. Solo las pesquisas podr√°n quitarnos toda sombra de duda, de que el asalto, no fue un acto intimidatorio y delictivo contra el sindicato y sus integrantes. Pedimos castigo a los responsables. Pero sepan que seguimos con nuestra postura de defender a los compa√Īeros despedidos y afectados de manera injusta‚ÄĚ. Res√©ndiz acudi√≥ a un foro que se realiz√≥ en las instalaciones del congreso federal. Lo convoc√≥ la presidenta de la cartera del trabajo, Araceli Ocampo Manzanares, para reunir a los sindicatos de la Cuarta Transformaci√≥n en defensa de la libertad sindical. ‚ÄúDenunciamos la violencia f√≠sica y pol√≠tica en nuestra contra, por parte del gobernador, que pisotea el estado de derecho. Tambi√©n hemos presentado denuncias ante la Organizaci√≥n Internacional del Trabajo, la Comisi√≥n Interamericana de los Derechos Humanos y la Federaci√≥n Sindical Mundial, de las que hemos recibido su auxilio. Queremos el cumplimiento de la norma laboral y reconozcan las relaciones institucionales con el sindicato. Dejar a un lado las chicanas con las que quieren ignorar su compromiso jur√≠dico y moral, ya que adem√°s, controla el poder judicial. Resulta dif√≠cil que atiendan las exigencias de los trabajadores‚ÄĚ. Reclam√≥ que Gallardo saque a los empleados de sus oficinas, en horas h√°biles, para que le echen porras en los actos donde inaugura obras.El 15 de septiembre, varios afectados, intr√©pidos, lograron vencer la f√©rrea vigilancia de polic√≠as colocados cada tres metros, con doble valla met√°lica por delante. Ten√≠an adem√°s, el respaldo de pandilleros que les arrebataron las pancartas a los manifestantes y buscaron, provocadores, el choque f√≠sico. Cuatro trabajadores lograron encadenarse a las rejas y una puerta. Otros seis a las vallas. Luego fueron retirados con golpes y vejaciones. El asesor jur√≠dico y doctor en derechos humanos, Francisco Parra Barbosa, reclam√≥ a Gallardo el pago de salario, despu√©s de un a√Īo y que no pod√≠a estar por encima de la ley. Fue arrestado y subido a una camioneta. Lo escondieron por varias horas. Luego apareci√≥ tumefacto, cercano al colapso diab√©tico, en la sala de urgencias del Hospital Central. La esposa, Ana Edith Mart√≠nez Aguilar, hizo responsable a Gallardo de los da√Īos que recibiera su c√≥nyuge. Un trabajador despedido, agarr√≥ valor de la angustia y la desesperanza. Aprovech√≥ que Gallardo cruz√≥ la parte frontal del palacio de gobierno, en medio de una nube de guaruras y colaboradores. Sin razonar que su vida pudo correr peligro, altisonante, preciso, le grit√≥ con vehemencia: ‚Äúel salario y trabajo digno, no existen en la mente de un cobarde, canalla, asesino y hamp√≥n, que se regocija como des gobernador por las noches‚ÄĚ. Debido al constante asedio de Gallardo y el nulo inter√©s por resolver el conflicto que se empantan√≥, el 25 de noviembre del 2022, los seguidores de Res√©ndiz iniciaron la Marcha de la Justicia Laboral hacia la Ciudad de M√©xico, para buscar el respaldo de su amigo, el presidente Andr√©s Manuel L√≥pez Obrador, al que acompa√Ī√≥ y patrocin√≥ en las campa√Īas previas que hizo en la entidad. ‚ÄúEl que dice ser el gobernador, no manda. Por lo tanto, no resuelve, reinstalen y cubran los salarios de m√°s de 340 trabajadores despedidos de manera injustificada.

Les violan sus derechos sindicales y les hacen descuentos indebidos. Los hostigan y acosan, les cambian horarios, adscripciones y lugar de labores, sin aviso previo, para fastidiarles la vida, sin darles vi√°ticos. Les exigen, se presenten de un d√≠a para otro, en municipios lejanos‚ÄĚ. La caminata inici√≥ a las 11 horas, desde el kiosco de la Plaza de Armas, donde la dirigente moral denunci√≥ los abusos, atropellos y arbitrariedades del mandatario. ‚ÄúNo ha logrado el objetivo de destruirnos. Todos lo sabemos, el que manda en San Luis Potos√≠, es el pap√° del gobernador, Ricardo Gallardo Ju√°rez, quien le da √≥rdenes al Oficial Mayor, No√© Lara, quien se somete a su verdadero patr√≥n, a la manera de una madrina, como estilan los judiciales. Hace el trabajo sucio como empleado del padre, quien no es el gobernador constitucional, es el cacique que ordena, reprime y hace lo que se le antoja, ante la mirada testimonial del hijo‚ÄĚ. Los afectados dijeron en sus m√≠tines que No√© Lara le confes√≥ en corto a Res√©ndiz, ‚Äúsi por mi fuera, ya los hubiera reinstalado y pagado, pero recibo √≥rdenes de m√°s arriba¬Ľ. Se refiri√≥ a Gallardo Ju√°rez, ‚Äúlo que delata la falta de mando en San Luis Potos√≠, donde el gobernador constitucional, permite que su pap√° se le trepe por la espalda y lo mangonee como a su pelele. ¬ŅEntonces para qu√© hubo todo un proceso electoral? ¬ŅPara qu√© se disfrazan de funcionarios los criados de un cacique?, que escondido en su madriguera, ordena a diestra y siniestra. El clima de terror que impera entre la burocracia, tiene que ver con el miedo a perder el empleo. Agachan la cabeza y se mueven en el anonimato. Mientras, quienes encabezan los sindicatos blancos, se prostituyen y callan todos los abusos a sus agremiados. La √ļnica que no ha dejado pasar toda la cobarde y canalla embestida contra la clase trabajadora, es la congruente y combativa licenciada Francisca Res√©ndiz. Su voz no clama en el desierto, porque le asiste la raz√≥n y el derecho. Los art√≠culos 5 y 123 constitucionales, enumeran el derecho a elegir una actividad l√≠cita. A percibir un salario justo y sin que se les retenga, salvo orden de un juez. A una jornada m√°xima de ocho horas, a un d√≠a de descanso a la semana, vacaciones pagadas, aguinaldo, asociarse en un sindicato para la leg√≠tima defensa de sus intereses comunes, seguridad y permanencia en el empleo, servicio m√©dico, pensi√≥n y jubilaci√≥n, vivienda, capacitarse y garanticen los recursos para desempe√Īar el trabajo‚ÄĚ.

‚ÄúDesde que Ricardo Gallardo Cardona asumi√≥ el cargo el 27 de septiembre del 2021, con gritos, acus√≥ a todos los trabajadores de huevones, para ofender, humillar y violentar, con agresiones verbales, a los que considera sus enemigos. Los enfrenta y expone ante la ciudadan√≠a, para justificar los despidos injustificados, basados en su prepotencia. Es como est√°n acostumbrados a tratar desde siempre, la horda de los Gallardo, a los ayudantes de sus ranchos. Maltratan a sus peones, caballerangos, criados y sirvientes. Es como han corrido a los empleados municipales de Soledad y la capital, con chicanas y conductas de gandallas. Se han robado los salarios y el presupuesto p√ļblico. Ahora que asaltan el poder desde el gobierno del estado, replican el esquema. No esperaban encontrar a alguien que les plantara la cara, frente al autoritarismo y abuso patronal de Gallardo Ju√°rez y su pati√Īo, el gobernador charro, su hijo. El Sindicato Independiente de Trabajadores del Gobierno Estatal, se ha levantado para retar al clan de represores abusivos, que mandan a polic√≠as, pandilleros y golpeadores a destruir protestas en la madrugada, a amedrentar a los que reclaman en la v√≠a p√ļblica con uso de tanquetas, ministeriales armados y drogados. Existe un dispendio en campa√Īas negras medi√°ticas permanentes, robo a las oficinas. En s√≠ntesis, acciones del crimen organizado bajo la f√©rula de actos de gobierno. Nom√°s porque lo padecemos y lo vivimos, lo creemos. En San Luis Potos√≠, el gobernante desquiciado, enfrenta al trabajador porque exige el respeto de sus derechos laborales. Es el uso faccioso del poder para no cumplir la ley‚ÄĚ. Cuando los andarines llegaron a Quer√©taro, los recibieron diversas organizaciones sociales que exigieron al gobernador, Mauricio Kuri Gonz√°lez, le hiciera un llamado a su hom√≥logo potosino, Ricardo Gallardo Cardona, para que respete los derechos humanos y laborales de sus empleados. Haga valer la minuta que firm√≥ el 8 de abril, donde se compromete a reivindicarlos. En la plaza de armas, le solicitaron que interceda ante L√≥pez Obrador, para que intervenga y cesen las represiones, persecuciones pol√≠ticas y el amedrentamiento que Gallardo hace en su contra, para restaurar el estado de derecho y detenga la caminata, que sumaba entonces m√°s de 207 kil√≥metros, donde se expusieron a los riesgos de la carretera, sin tener el respaldo policial durante el trayecto. El dirigente de la Unidad C√≠vica Felipe Carrillo Puerto, Pablo H√©ctor Gonz√°lez Loyola P√©rez, pidi√≥ a Kuri, sugiera a Gallardo, solucione lo que ha provocado con sus arbitrariedades. Oblig√≥ a los trabajadores, iniciar un √©xodo, ‚Äúcansados de tantos desmanes, al despedirlos de manera ilegal y obligar a polic√≠as discapacitados, regresar al servicio activo. Ha detenido las cuotas sindicales y los salarios de los compa√Īeros que trabajan‚ÄĚ. Se√Īal√≥ que la Liga Internacional de Lucha de los Pueblos, no dejar√° de pugnar por los despedidos.

Si Gallardo sigue empecinado en violentar los derechos humanos de sus ayudantes, puede ser quitado del cargo. A la caminata se sum√≥ el Frente Democr√°tico Independiente, colonos y el Frente Estatal de Lucha y Unidad Patri√≥tica, cuyo l√≠der, Sergio Jer√≥nimo S√°nchez, consider√≥ la protesta como fundamental. Exhibe a los dirigentes charros, los vendidos y traidores. Plante√≥ unificar los reclamos mediante una alianza ciudadana que traspase el nivel estatal y el nacional para hacer s√≥lida la resistencia. Francisca Res√©ndiz Lara expuso que Gallardo criminaliza la lucha social, ya que las manifestaciones del sindicato, han sido reprimidas por la fuerza p√ļblica estatal. Usa las tanquetas para detener delincuentes. Los acosa de manera exagerada. Narr√≥ que hab√≠an cumplido 8 d√≠as en el asfalto. Buscan que L√≥pez Obrador los ayude a resolver la problem√°tica, ya que antes lo apoyaron durante 18 a√Īos, para lograr los cambios que necesitaba el pa√≠s. En su oportunidad, el presidente del Cap√≠tulo M√©xico de la Liga Internacional de la Lucha de los Pueblos, Miguel √Āngel Wong Soto, resalt√≥ que las dem√°s filiales ya saben de las injusticias que comete Gallardo con sus colaboradores. Remarc√≥ que los quejosos no est√°n solos. Los apoyar√°n hasta las √ļltimas consecuencias. ‚ÄúLa victoria es la √ļnica alternativa pendiente‚ÄĚ. Los marchistas arribaron a M√©xico el 13 de diciembre del 2022. El trayecto dur√≥ 19 d√≠as, despu√©s de andar 422 kil√≥metros. Gallardo no hizo nada para detenerlos, no obstante el dem√©rito de su figura. ‚ÄúDenota que no le entiende a la pol√≠tica. No mira el boquete que la protesta le hizo a su desempe√Īo. Maneja la premisa de que todo se resuelve a billetazos, tal como lo hizo con su asalto al poder, luego de comprar las franquicias del PRD, Verde Ecologista y la gubernatura. Ahora, al enfrentar los hechos, no supo qu√© hacer cuando los problemas, provocados por su ineptitud, aparecieron‚ÄĚ.

La marcha del sindicato independiente de trabajadores estatales lleg√≥ a M√©xico, despu√©s de caminar 422 kil√≥metros. Fueron hostigados por extra√Īos que se movieron en veh√≠culos no identificados. Los quejosos se reunieron con la titular de la Unidad de Atenci√≥n a Organizaciones Sociales de la Secretar√≠a de Gobernaci√≥n, Ariana Torres, quien se comprometi√≥ a intervenir en las negociaciones a trav√©s de un delegado estatal o enviado exprofeso para evitar m√°s dilaciones. Tambi√©n invitar√°n a la Secretar√≠a del Trabajo para que atienda las violaciones a las normas laborales. Los afectados tambi√©n se juntaron con los integrantes de la cartera del trabajo y previsi√≥n social del congreso federal, Araceli Ocampo Manzanares, Margarita Garc√≠a y Manuel Baldenebro, quienes promovieron un punto de acuerdo para exigirle a Gallardo, deje de amenazarlos y agredirlos. En conferencia de prensa, exigieron a L√≥pez Obrador y al secretario de gobernaci√≥n, Ad√°n Augusto L√≥pez, solicitarle al mandatario, detenga las persecuciones pol√≠ticas. Ocampo destac√≥ que el ex diputado federal, ha violentado los derechos de sus empleados, a los que debe regresar sus cargos y recursos que les ha arrebatado. Ya no fastidiar a los polic√≠as discapacitados para regresarlos a las calles.Garc√≠a lo tild√≥ de ignorante de las leyes, que est√° obligado a respetarlas. Aunque se ostenta como √≠cono de la Cuarta Transformaci√≥n, act√ļa peor a los emisarios del PRI o PAN. Baldenebro dijo que se imagina virrey, lo que dificulta la lucha independiente. El dirigente de la Coordinadora del Movimiento Amplio Popular, Miguel √Āngel Wong, se mostr√≥ preocupado por la seguridad de Res√©ndiz, antes las constantes agresiones de Gallardo. El l√≠der del Frente Popular Francisco Villa, Rodolfo Garc√≠a Herrera, exigi√≥ el respaldo de la dependencia para destrabar el conflicto. Tambi√©n solicit√≥ intervenga la Comisi√≥n Nacional de Derechos Humanos, para proteger a Res√©ndiz y sus seguidores. Ante los medios informativos, la dirigente dijo que Gallardo act√ļa como si estuviera sordo, ciego y mudo. S√≥lo responde con violencia pol√≠tica de g√©nero y les retiene de manera ilegal, los recursos que les pertenecen.

En el mitin del Z√≥calo, donde la acompa√Īaron cientos de electricistas, resalt√≥ que las protestas se dieron por la falta de di√°logo. Pero no van a retroceder. Agradeci√≥ el respaldo de m√ļltiples organizaciones. Wong dijo que era importante, ser solidarios con los trabajadores asediados por Gallardo. Se sum√≥ el roquero Arturo Barrios Mart√≠nez, ‚ÄúEl Mastuerzo‚ÄĚ. Luego vino otro golpe letal para los trabajadores de los cinco sindicatos. Una comitiva se reuni√≥ con el encargado de pagos de la oficial√≠a mayor, Eduardo Segovia Mart√≠nez. Tajante, imperativo les dijo que a partir del 31 de enero del 2023, se suspend√≠a el acceso al Seguro Social. Ahora ser√°n atendidos por el director del servicio m√©dico, Fabi√°n Anguiano, que antes labor√≥ en el ayuntamiento de Soledad, que tambi√©n buscar√° solucionar las incontables carencias que le expongan. La entrega gratuita de medicamentos que les daba el seguro para enfermedades complicadas, se extingue. Ahora los trabajadores tendr√°n que buscarlos en las farmacias de descuento con las que el gobierno estatal tiene convenios. Los afectados calculan que se vienen problemas mayores, ya que ser√° un calvario conseguir insumos para enfrentar un c√°ncer, tratamientos de di√°lisis o cardiopat√≠as. La cobertura del seguro social garantiza la vivienda, jubilaciones, incapacidades, discapacidades, previsi√≥n y capacitaciones para el trabajo, atenciones m√©dicas, medicinas, hospitalizaciones, internamiento de tercer nivel, recreaciones y turismo, subrogaciones, salud reproductiva y m√©todos anticonceptivos. Las cl√≠nicas que pretende imponer Gallardo, son de cobertura econ√≥mica limitada, lo que obligar√° al trabajador a pagar de su bolso los dem√°s costos. Tambi√©n quedan eliminadas las prestaciones econ√≥micas, como la ayuda al desempleo y por matrimonio. ‚ÄúPara el gobernador, es un asunto de enriquecimiento sin l√≠mites. No reconoce derechos, no es sensible para protegerlos. Su objetivo es masacrar a los trabajadores para llenarse, retacarse las alforjas de dinero. Aunque proceden las quejas, amparos, denuncias penales, todas las acciones jur√≠dicas y sociales. Est√° obligado, por ley, a dar de alta en el seguro a cualquier trabajador dentro de los 5 d√≠as siguientes que comienza a laborar. Si se niega, el empleado puede ir por su cuenta a registrarse. La instancia podr√° exigir al patr√≥n, el pago de multas. Se le conoce como capitales constitutivos. Est√° regulado por la constituci√≥n, ley federal del trabajo, ley del seguro y norma burocr√°tica local. ¬ŅPor qu√© nos quit√≥ el servicio? Es un violador de derechos humanos y laborales. Un ignorante y un soberbio, al que sus asesores le tienen terror. Nadie se atreve a decirle que no. Es un cacique, dictadorzuelo y delincuente‚ÄĚ.

Citaron que el art√≠culo 14 constitucional marca que el gobierno est√° obligado a proteger la salud de los ciudadanos. El 123 reconoce el derecho de los trabajadores a ser atendidos. El gobierno estatal tiene convenios con cl√≠nicas privadas, Nuestra Se√Īora de la Salud y Beneficencia Espa√Īola, con un l√≠mite de cobertura, que oscil√≥ en los 500 mil pesos al a√Īo, que se agotaban r√°pido ante cualquier contingencia. Pero desde la llegada de Ricardo Gallardo Cardona al cargo, las trabas aumentaron. La mayor√≠a, privilegiados, se fueron al Seguro Social, que ahora pierden de nuevo. Los quejosos se√Īalan que las medidas dr√°sticas, s√≥lo se vivieron con el dictador Porfirio D√≠az. Con Gallardo, caminan para atr√°s, como los cangrejos. Se preguntan si acaso busca fusilarlos, quemarlos vivos en las oficinas. Repetir las ense√Īanzas del tirano, matarlos en caliente.No los pueden canalizar a la Cruz Roja, que s√≥lo levanta accidentados. Y si hacen cita, tienen que pagar la consulta. ‚ÄúNos arrojan a la indigencia, a la nada. Nos gobierna un capataz. Un soci√≥pata. No en balde estuvo preso en una c√°rcel de alta seguridad‚ÄĚ. Gallardo no se ensa√Īa siquiera con las bases de la combativa Francisca Res√©ndiz. Tambi√©n afecta a la l√≠der mayoritaria de los bur√≥cratas, Bernardina Lara. ‚ÄúLo que sucede es demencial, habr√° serias consecuencias‚ÄĚ. Lamentan que Gallardo prefiera invertir 290 millones en la llamada Arena Potos√≠, in√ļtil, que no aporta ning√ļn beneficio social, ya que la mayor√≠a de los j√≥venes, es ajena a la charrer√≠a y el f√ļtbol americano. ‚ÄúInsiste en hacer un elefante blanco. No licitar√° la obra, la dar√° a sus prestanombres y se queda al menos con el 30% del valor global. La construye para hacer sus suertes charras y lucir su narcisismo exacerbado, ya que su padre, Ricardo Gallardo Ju√°rez, lo tiene sometido‚ÄĚ.Los inconformes difundieron un comentario que circula en las redes sociales, donde se habla que Gallardo har√° un mega lienzo charro, contra viento y marea. ‚ÄúNo le importa que ya endeud√≥ al estado con cr√©ditos por 3 mil millones de pesos, para saldar parte de los crecientes d√©bitos. Dilapida el erario en lugar de cubrir compensaciones y retroactivos a los trabajadores. No les salda la pensi√≥n a tiempo, cuando laboraron toda la vida para merecerla. El Supremo Tribunal de Justicia no tuvo dinero para cerrar el 2022. Afect√≥ a la universidad aut√≥noma, a la que redujo 20 millones de pesos del presupuesto, cuando es la encargada de formar a los nuevos profesionistas. La gente com√ļn no encuentra lo b√°sico en hospitales y centros de salud. Apoyamos sin restricciones a la Guardia Civil, que nada hace para reducir los √≠ndices delictivos. Se viven robos con violencia en las calles a plena luz del d√≠a. Se excusan que es culpa del crimen organizado. Gallardo usa el lema de Ya se nota. Y en efecto, es evidente que tiene rubros vitales en el abandono. Cuando su padre fue alcalde de la capital, hasta los focos de los parques se llev√≥. Ahora recurren a la t√°ctica del entretenimiento y del terror, cuando pregona vivir sin miedo.

El pavor vendr√° cuando deje a la entidad con d√©ficits insalvables. Pero los empresarios y organismos civiles temen por su vida si denuncian los atropellos. Lo √ļnico que nos queda es razonar el voto en las siguientes elecciones‚ÄĚ.El gremio de Francisca Res√©ndiz anunci√≥ a trav√©s de un cartel, un foro internacional en la Plaza de Armas, el 23 de enero, convocado por 24 organizaciones, motivado por la cerraz√≥n gubernamental. En un video corto, exponen las vejaciones que han sufrido en un a√Īo de calvario. Aparece una imagen del asesor jur√≠dico, Francisco Parra Barbosa. Estuvo a un paso del coma diab√©tico. Ante cientos de seguidores, Res√©ndiz denunci√≥ que desde su llegada, Gallardo Cardona los ha golpeado de manera sistem√°tica, ya que busca ponerlos de rodillas, silenciados. No dej√≥ entrar a cientos de empleados a sus centros de labores, tampoco llevarse los enseres personales. Gir√≥ instrucciones al secretario de gobierno, Jos√© Guadalupe Torres S√°nchez y al oficial mayor, No√© Lara, para saldar los distintos acuerdos por escrito, pero no cumplieron, lo que denota un doble discurso. Expuso que el mandatario presume tener alineados a los dem√°s sindicatos, ‚Äúlo que nunca suceder√° con nosotros, jam√°s nos venderemos¬Ľ. Al acto asistieron dirigentes sociales de Puebla, Zacatecas y M√©xico. Denunci√≥ que por apoyar sus marchas y plantones, le giraron orden de arresto al dirigente de la Coordinadora del Movimiento Amplio Popular, Miguel √Āngel Wong Soto, quien reclam√≥ a Gallardo, entienda que el pueblo potosino no es su siervo. Ni los trabajadores son sus esclavos. ‚Äú¬ŅQu√© hubiera pasado en San Luis, sin la presencia del sindicato independiente? Ya los despojaron del seguro social, prestaciones b√°sicas y les quitaron al empleo, el sustento de las familias. Le decimos a Gallardo que los escuche. A los polic√≠as, de premio, les dio una despensa para compensarlo. Es un trato indigno. ¬ŅC√≥mo es posible, salgan a las calles a exigir sus derechos y todav√≠a los amenacen y persigan? Mientras tengamos un suspiro de vida, los apoyaremos‚ÄĚ. El activista Omar Garibay, destac√≥ que los trabajadores y organizaciones populares, deben brindarse un respaldo solidario los explotados y oprimidos. ‚ÄúVenimos a apoyarlos, a decirles que no est√°n solos. Cuentan con las simpat√≠as del Partido Comunista de M√©xico Marxista Leninista y de otros grupos nacionales e internacionales, ya que conocemos de sus luchas.

No podemos permitir que ning√ļn gobierno, sin importar el nombre, si est√° en contra de los obreros, ser√° confrontado sin reposo‚ÄĚ. La asamblea de asistentes acord√≥ solicitar el auxilio de otros sindicatos, organismos sociales, campesinos, ind√≠genas y populares, en al menos 10 pa√≠ses, que entregar√°n cartas a L√≥pez Obrador, para que interceda en solucionar sus demandas laborales. Adem√°s, realizar manifestaciones en las embajadas de M√©xico en el extranjero. Efectuar acciones similares ante las representaciones estatales de la Secretar√≠a de Gobernaci√≥n. Los seguidores de Res√©ndiz buscar√≠an dialogar con el tabasque√Īo en su visita a San Luis, el 3 de febrero, cuando asistiera a inaugurar una planta armadora de veh√≠culos de la BMW. O interceptarlo en los festejos de la constituci√≥n en Quer√©taro. Confiaban en que los atendiera, por la a√Īeja amistad de la dirigente moral con el presidente. Entonces lo traslad√≥ en veh√≠culo por la entidad, le financi√≥ el hospedaje en hoteles y le pag√≥ la comida, cuando ten√≠a escasos promotores. Bernardina Lara se podr√≠a sumar a las protestas de los dem√°s sindicatos estatales, que padecen los mismos abusos. Incluso hacer equipo con su hist√≥rica adversaria, Francisca Res√©ndiz, si la defensa gremial es aut√©ntica. Lamentaron que el representante del ejecutivo, Juan Pablo Escobar, no haya ofrecido ninguna alternativa a las exigencias planteadas. Apenas dijo que har√≠a una tarjeta informativa a su jefe, el secretario, Jos√© Guadalupe Torres S√°nchez. Los seguidores de Bernardina Lara Arguelles, previo a la visita de L√≥pez Obrador para inaugurar una planta armadora de carros de la BMW, aprovecharon la coyuntura para clamar un salven nuestras almas. La vocera Rosario Garc√≠a Leija, solicit√≥ voltee a mirarlos, escuche y conozca sus necesidades. ‚ÄúSabemos que es una persona solidaria, que est√° a favor de los derechos humanos‚ÄĚ. Confiaron en que solucionar√° una problem√°tica que ha durado m√°s de un a√Īo. Estableci√≥ que desde el arribo de Gallardo, ha mostrado un nulo inter√©s en respetar la ley de los trabajadores y salvaguardar los derechos laborales. ‚ÄúHa denostado nuestras labores y despedido sin motivo a muchos compa√Īeros. Ha retrasado el pago de salarios, bonos, aguinaldos y compensaciones.

Tratamos de conservar el empleo bajo el yugo del terrorismo laboral. El gobernador decidi√≥ de manera abrupta, unilateral, il√≠cita, desafiliarnos en definitiva, del Instituto Mexicano del Seguro Social, el reciente 11 de enero. No consider√≥ que hay mayores y ni√Īos beneficiarios que acud√≠an de manera constante a recibir tratamientos de quimioterapia, hemodi√°lisis, lupus, cardiopat√≠as, hipertensiones y diabetes entre otras enfermedades cr√≥nico degenerativas, lo que atenta contra su salud y vida. La seguridad social es un derecho consagrado en la constituci√≥n y tratados internacionales signados por el estado mexicano. Son falsas las declaraciones que el mandatario ha dado a los medios informativos al sostener que el 99% de los empleados, hayan aceptado, les quitaran el acceso al seguro social. Tambi√©n miente al afirmar que nos atienden en cl√≠nicas de lujo, como el Hospital Lomas‚ÄĚ. ‚ÄúLo √ļnico cierto es que el servicio m√©dico contratado por el gobierno estatal, es un derecho adquirido y acordado como una extensi√≥n al que otorga el seguro social. Es de cobertura limitada, que se agota en un abrir y cerrar de ojos, en una cirug√≠a. Tienen que sacar al paciente para llevarlo al seguro, lo que ya no ser√° posible. Adem√°s, por la falta de pago, el acceso privado, nos los negaron dos d√≠as. Al quitar el seguro social, afectan un derecho humano y se transgrede la ley. Lo que lleva riesgos de grandes consecuencias, que ponen en peligro la existencia‚ÄĚ. Garc√≠a acot√≥ que la dependencia tiene la infraestructura para proveer las exigencias de los derechohabientes en diversas especialidades, tratamientos y los insumos que hagan falta, en todo el pa√≠s. Es la instancia calificada para dictaminar y establecer una enfermedad por riesgo de trabajo y las incapacidades respectivas. Acot√≥ que el patr√≥n est√° obligado a garantizar, de manera cabal, el acceso a la salud, profesional, √©tica, ininterrumpida. Sostenida en lo real, no en proyectos nada factibles. ‚ÄúSabemos que el gobierno planea crear un fideicomiso para cubrir los gastos m√©dicos de las enfermedades descritas, donde se encuentran funcionarios que estaban inscritos al seguro. Usted, se√Īor presidente, extingui√≥ la figura, por carecer de la debida transparencia y prestarse a corruptelas. Los potosinos saben que el gobierno local ha invertido en algunos proyectos irrelevantes, que no abonan a la salud, como el monumental √°rbol navide√Īo, los arreglos a los parques Tangamanga y grandes conciertos de elevados costos. Un mandato responsable, debe cuidar y respetar a sus subordinados, ya que somos los que sostienen y fortalecen la administraci√≥n p√ļblica. Invitamos al gobernador a trabajar con sinergia, apegado a la norma y los derechos humanos. Manifestamos nuestro rechazo, al cese del seguro, solicitamos se reactive‚ÄĚ.Semanas antes, en un desplegado, seguidores de Lara denunciaron que quitarle de tajo a los trabajadores y sus familias el derecho al seguro, es pisotear el instrumento b√°sico de la seguridad social. ‚ÄúLa decisi√≥n de los funcionarios de suprimir, reducir, sustituir, intercambiar o someter a supuestos consensos por coacci√≥n, la renuncia al derecho a la salud, es violatorio de los derechos laborales y humanos‚ÄĚ.

Establecieron que Gallardo est√° obligado a garantizar, sin pretextos, condiciones, amedrentamientos, trampas o falsas declaraciones, el acceso a la atenci√≥n m√©dica de sus empleados, con servicios de calidad. Varios centenares de afectados, marcharon por las calles del centro hist√≥rico. Usaron la consigna, arena no, seguro s√≠, con lo que aludieron al mega rodeo que el gobernador har√° por el rumbo de las instalaciones de la Feria Nacional Potosina, que tendr√° un costo de 290 millones de pesos. Un nutrido grupo, pernoct√≥ con bajas temperaturas, afuera de las instalaciones de la Oficial√≠a Mayor, donde su titular, No√© Lara, s√≥lo ha dado largas a sus peticiones. Despu√©s entraron a la dependencia, donde le gritaron, ¬ęel oficial mayor, es un depredador¬Ľ. En lugar de escucharlos y atender las demandas, les dio la espalda. Huy√≥ veloz por las escaleras. Le reclamaron, no los haya consultado para quitarles las prestaciones del Seguro Social. Presumen que la treta de Gallardo, es darles el servicio m√©dico a trav√©s de empresas particulares que construye a hurtadillas. Sigue en el truculento camino de hacer negocios con la salud, como los realiz√≥ con las cl√≠nicas Axioma Kusuri y Wong, a la que canaliz√≥ 200 millones de pesos provenientes del ayuntamiento de Soledad, lo que le vali√≥ estar encerrado un a√Īo en mazmorras destinadas a delincuentes de alto peligro. Junto con su padre, el ex alcalde de Soledad y la capital, Ricardo Gallardo Ju√°rez, le endosaron m√°s de 70 millones a la inexistente proveedora de insumos m√©dicos, Sandra S√°nchez Ruiz. Como oficioso promotor de estudios sobre el c√°ncer, ya dilapid√≥ m√°s de 50 millones de pesos sin rendir cuentas a nadie. No√© Lara se declar√≥ incompetente de resolver el conflicto que tiene con miles de trabajadores despedidos de manera ilegal, a los que les debe pagos atrasados de pensiones, bonos e incrementos salariales. Los seguidores de Bernardina Lara, protestaron despu√©s frente a Secretar√≠a de Finanzas. Exigieron el pago de prestaciones pendientes y adeudos con empleados del Supremo Tribunal de Justicia, DIF, Fiscal√≠a, Instituto Temazcalli, Congreso del Estado, Auditoria Superior del Estado, Centro Estatal de las Artes, Comisi√≥n Estatal de Derechos Humanos y otras dependencias. Le reclamaron al titular de la dependencia, Salvador Gonz√°lez, poner un alto a sus transas. El d√©bito estaba incluido en el presupuesto de egresos. Los afectados se preguntan ¬Ņd√≥nde qued√≥ el dinero? Les deb√≠an el salario y prestaciones de diciembre. Con un meg√°fono, le gritaron que diera la cara, no esconderse. En coro, le restregaron: ‚Äúsecretario de fianzas, ya basta de transas‚ÄĚ. Lara Arguelles, con tono en√©rgico, le reclam√≥ a Gallardo Cardona, que hasta el 27 de diciembre, no hab√≠an dispersado el 50% del fondo de ahorro, junto con los respectivos intereses.

Adem√°s de otras prestaciones. Reclam√≥ los trate como si fueran aboneros. Expuso que mantienen el plant√≥n afuera de las instalaciones del DIF estatal, que se instal√≥ el 31 de agosto, donde han soportado la indiferencia gubernamental y el fr√≠o extremo de los √ļltimos d√≠as, sin recibir respuesta a las peticiones, para que se reinstalen a los trabajadores despedidos. La dirigente lament√≥ que la deuda con pensiones, se increment√≥, ya que hace m√°s de un a√Īo, finanzas no ha entregado ninguna de las aportaciones que fueron descontadas, puntuales, cada quincena. Tampoco ha asignado la parte proporcional que le corresponde por el mismo concepto. Ante las constantes evasivas y nula voluntad pol√≠tica de Gallardo Cardona, la dirigente mayoritaria de los bur√≥cratas le dio un √ļltimo plazo al elusivo mandatario, antes de recurrir a medidas m√°s dr√°sticas. Sin excusas, lo emplaz√≥ a cubrir el bono navide√Īo. Al d√≠a siguiente, el fondo de ahorro. El lunes 26 de diciembre, el retroactivo de incremento salarial. En caso de no cumplir, como se sospech√≥, conmin√≥ a los agremiados estar alertas a nuevas indicaciones. A destiempo se sum√≥ el dirigente del Sindicato Organizado Libre del Gobierno Estatal, Jos√© Enrique Vera Gonz√°lez. Asever√≥ que no les pagan, desde hace 8 meses, los descuentos a los agremiados, de cuotas, caja de ahorro y pr√©stamos especiales. ‚ÄúEs un monto significativo. Hemos ido a la Secretar√≠a de Finanzas, pero s√≥lo nos dan largas. Dicen que despu√©s y no liquidan prestaciones que son de los trabajadores, no del ejecutivo‚ÄĚ. Los simpatizantes de Lara Arguelles filtraron un audio donde la voz que aparece, se la endosaron a la dirigente del Sindicato Renovado, Bertha Alicia Guti√©rrez, donde justifica los excesos y negocios de Gallardo. ‚ÄúEl gobierno estatal gasta muchos millones de pesos en el seguro social, cuando la incidencia del servicio es del 1%, del cual, solo el 5% ocupa medicinas. Nos van a proporcionar lo mismo que el seguro, a trav√©s de un convenio particular. Se hacen todas las instalaciones para brindar el servicio. Con laboratorios, porque el gobierno pagaba muchos millones a los hospitales privados, en rayos equis, endoscop√≠as, que terminaban r√°pido la cobertura m√©dica. Entonces, ¬Ņpara qu√© le damos tanto dinero al seguro, cuando los trabajadores no acuden? Los casos concretos de oncolog√≠a y otros espec√≠ficos, tambi√©n se van a canalizar y atender en lo particular. Por ejemplo, el Hospital √Āngeles ofrece opciones atractivas en cuanto al servicio, m√°s barato que los dem√°s nosocomios. Es donde se podr√≠an contratar los casos de maternidad y partos. Buscan diversificar las atenciones.

El tema se platic√≥ con los sindicatos. Me ense√Īaron las instalaciones, est√°n excelentes. Nos quejamos de que no nos garantizan la salud, pero en otras partes, nos la dan con mejor calidad y equipos. No le miro el problema‚ÄĚ. ‚ÄúEl seguro s√≥lo lo utilizamos para medicamentos. En las nuevas instalaciones, tambi√©n habr√° farmacias, con descuentos hasta del 80%. Algunas medicinas las van a regalar. Habr√° otras rebajas atractivas en insumos. Para las tomograf√≠as, van a adquirir equipos propios. Ya no las van a contratar fuera. En el tema del seguro social, se los digo con conocimiento de causa, siempre el costo total del poder judicial, lo ha absorbido el ejecutivo. El proyecto es muy bueno, no nos cerremos. Podemos echar a perder un beneficio muy importante que vamos a obtener. Significa un avance en materia de salud. Los que hemos usado el seguro, sabemos que es muy deficiente. El gobierno estatal nos va a proporcionar calidad y tener al alcance laboratorios de rayos equis, estudios y las farmacias. Van a concentrar en el mismo espacio, las √°reas administrativas, los cuatro consultorios de primer contacto de especialidades. Si los hipertensos requieren un cardi√≥logo, r√°pido lo canalizan. Les dir√° que necesitan un electrocardiograma, lo sacan en el mismo lugar.

Si requieren medicamento, las farmacias estar√°n a un lado. Mientras tanto, vamos a tener los dem√°s servicios en el Hospital de la Salud. Tengan un poco de paciencia. Si alguno de ustedes necesita una urgencia m√©dica en concreto, me ofrezco con todo gusto en apoyarlos y canalizarlos, para que sean atendidos de manera pronta y eficiente‚ÄĚ. Reacio a atender la m√≠nima sugerencia, Gallardo Cardona, sin saberlo, cava su tumba pol√≠tica. Cometi√≥ el error de atacar el bolsillo, salud y familia de m√°s de 5 mil bur√≥cratas aguerridos, que esperan las elecciones intermedias para votar en contra de los candidatos de su inquisidor. Si suman los sufragios de consangu√≠neos directos, indirectos, amigos y conocidos, manejan que pueden inclinar las votaciones con cerca de 50 mil votos. Se ech√≥ encima a un ej√©rcito de esp√≠as, que lo vigilan a trav√©s de miles de tent√°culos. No tendr√° la m√≠nima privacidad ni el sanitario. Son expertos en celadas. Analizan llevarlo a los tribunales a trav√©s de quejas, amparos, denuncias penales, acciones jur√≠dicas y sociales. Ya lo exhibieron ante la Organizaci√≥n de las Naciones Unidas como represor y enemigo de las garant√≠as constitucionales. Al quitarles el acceso al seguro social, donde ya no podr√°n atender a enfermos avanzados de c√°ncer, leucemia, demencia, diabetes y artritis, lo llaman genocida. Desahuciados, molestos, cansados, sin ingresos, las bases trabajadoras despedidas, concluyen que ya no tienen nada que perder, por lo que buscan hacer la √ļltima y suicida jugada: el paro total de labores, lo que podr√≠a desembocar, de inmediato, el ataque abierto y directo del jefe de la Guardia Civil Estatal, Jos√© Luis Urban Ocampo, ansioso de la esperada revancha.

Comments

comments

gobierno del estado revista La Noticia Ricardo Gallardo Cardona SITTGE slp

Comments

comments