Azuara maniata a Aguilar, para evitar que lo traicione

4 marzo, 201911:23 pmAutor: La NoticiaCapital Noticias

Aunque el nuevo dirigente del PAN en el estado, Juan Francisco Aguilar Hernández, divulga en corto y en público, que se deslindó de su  principal promotor, el diputado federal y antecesor en el cargo, Xavier Azuara Zúñiga, no pudo cerrarle el camino cuando Azuara, junto con sus aliados, los diputados federales, Marcelino Rivera Hernández y Josefina Salazar Báez y el legislador local, Rubén Guajardo Berrera, se apropió de la comisión permanente del PAN. El sábado 12 de enero, durante la sexta sesión ordinaria, el consejo estatal del PAN eligió la comisión permanente estatal. Quedó  integrada por 30 miembros, 20 a propuesta del presidente y 10 electos en votación directa por los consejeros. El órgano tendrá a su cargo ratificar las secretarías, comisiones y dependencias del comité estatal. Otras facultades son desarrollar mecanismos que orienten la acción del partido en el ejercicio de gobierno y su relación con la sociedad. Suscribir convenios de coalición con otros partidos y ratificar la elección de los presidentes y miembros de los comités municipales. Designar a propuesta del comité estatal, a los titulares de las secretarías de fortalecimiento, formación y capacitación electoral, vinculación, gobierno y comunicación. Revisar y aprobar los estados financieros de los comités municipales y garantizar la equidad de género en todos los procesos, entre otras atribuciones.

En la misma asamblea, el consejo eligió como tesorero del comité estatal a Enrique Gerardo Ortiz Hernández. Fue propuesto por Aguilar Hernández. El amague del dirigente de quitarse de encima a Azuara sólo fue una finta. Lo secundó  en sus ataques al presidente de la república, Andrés Manuel López Obrador, cuando dijo a los integrantes de la comisión que en el país y estado se viven tiempos complicados en la política. “Aunque el PAN recuperó importantes espacios en la pasada elección, no es ajeno a la incertidumbre que viven los ciudadanos frente a las decisiones de un gobierno autoritario, arbitrario y sordo, que se niega a escuchar a las mayorías”. Invitó al panismo a trabajar unidos, porque México necesita de una oposición fuerte y responsable, que defienda las causas justas.

Aguilar podrá deshacerse de la sombra del Azuara Zúñiga si logra una alianza real y pública con sus adversarios a los que traicionó. Si tiene el apoyo de la dirigencia nacional. Si informa a la militancia cómo su padrino político, con la anuencia del ex  dirigente, Ricardo Anaya Cortés, entregaron el partido a la dupla de ex presidentes de Soledad, Ricardo Gallardo Juárez y Ricardo Gallardo Cardona, hoy diputado federal. Y de cuenta del manejo arbitrario del partido y de los recursos que logró durante su gestión. La tarea para Aguilar Hernández no es fácil, ya que su promotor le heredó un consejo político que concluye sus funciones hasta diciembre. La mayoría de las presidencias municipales, todas diputaciones federales, cuatro de las seis diputaciones locales, la totalidad de las dirigencias y delegaciones municipales y más del 80% de los integrantes de la comisión permanente.

En la lista de los 20 militantes propuestos por Aguilar y electos para conformar el órgano interno, Azuara se coló en la tercera posición, repite y es además consejero estatal y diputado federal. En el lugar cuatro está el ex secretario del partido, Marcelino Rivera, que primero compartió la dirigencia con Azuara, ahora tiene una curul en el congreso de la unión, repite en la comisión permanente y también es consejero estatal. En el quinto lugar se inscribió al ex tesorero de la dirigencia estatal, José Antonio Zapata Meraz, primo de Azuara. También fue parte de la anterior comisión, es consejero estatal y diputado local. En el sexto lugar se apuntó el ex secretario adjunto del partido, el diputado local plurinominal, Rubén Guajardo Barrera, del mismo equipo, repite y es consejero estatal. En el séptimo sitio se apuntó el ex candidato a diputado local por el noveno distrito, el empleado  de la Auditoria Superior del Estado, Manuel Castillo Arias, además asesor de la diputada  federal, Josefina Salazar Báez. Castillo ocupó el mismo cargo con Salazar cuando fue legisladora local. Fue sacrificado en la carrera por la curul local, sirvió  solo para cubrir el protocolo y cumplir con el requisito de candidato. Le ganó el priista Mauricio Ramírez Konishi, hijo del líder de la CTM en San Luis, Emilio de Jesús Ramírez Guerrero.

En el lugar once se coló la diputada federal y consejera estatal Josefina Salazar Báez, aliada de Azuara. En el décimo segundo lugar la integrante del comité estatal y también consejera estatal, Daniela Cid González. En el décimo tercer lugar se inscribió a la secretaria de acción juvenil en la dirigencia de Azuara, Fabiola Segura Gutiérrez. También es consejera estatal, estuvo en la comisión permanente anterior. En el sitio 15 se anotó Lidia Arguello Acosta, consejera estatal e integrante del comité de Azuara, fungió como representante del PAN ante el  Consejo Estatal Electoral. Hoy es directora del Instituto de Estudios Legislativos del Congreso. En el sitio 16 de lista, la consejera estatal ligada a Azuara, Gloria María Leal Rosillo.

En la lista de los 10 consejeros que votó de manera abierta el consejo  Azuara y su equipo, colaron al consejero estatal, ex suplente del ex diputado local Juan Pablo Escobar, el activista José Andrés Esparza Aguilar, hoy ligado a la diputada federal Josefina Salazar Báez. Aunque Salazar, Esparza, Arías y Cid  fueron seguidores de Escobar, se deslindaron para sumarse a Azuara cuando buscó la dirigencia estatal, porque Escobar apoyó a Jaime Galván Valencia, hoy director de concertación política del ayuntamiento de la capital.

El grupo también colocó al presidente del comité municipal del PAN en San Luis, Maximino Jasso Padrón. A Raúl Rodríguez Guerrero, director regional en la gestión de Azuara. También metieron al hermano del diputado federal y ex secretario general del partido, Marcelino Rivera Hernández, el huasteco Jorge Rivera Hernández. Al ex secretario particular de Azuara, hoy suplente, Adrián Sánchez Ramiro, que asumió el cargo de diputado una semana, cuando su padrino y jefe se fue de vacaciones. Azuara también lo sumó al gobierno municipal que encabeza Xavier Nava. Lo ubicó como jefe de información en el departamento de prensa. Solicitó licencia sin goce de sueldo. Sánchez antes de fue jefe de prensa en el comité estatal del PAN junto al hoy diputado federal. También colocaron a las consejeras estatales, Brisa Margarita Flores Vázquez, Elda Gloria Núñez Tello, esposa del ex diputado local, Andrés Hernández, Sandra Leticia Hernández Serrato, Bertha Yolanda Govea Derreza, hija de Mateo Govea Arcos y de la actual presidenta municipal de San Ciro de Acosta, María Isabel  González Serna. Govea en el 2009 fue suplente del diputado Sergio Gama Dufour al que Azuara intentó imponer como candidato a la alcaldía de Rioverde, pero perdió con  el reelecto, José Ramón Torres García.

El ex diputado local Héctor Mendizábal logró tres posiciones. En la propuesta de los 20 que hizo el presidente del partido coló al ex diputado local  Manuel Aguilar Acuña, la ex legisladora local, Raquel Hurtado Barrera y Nancy Nava Hernández, quien fue secretaria particular de Mendizábal en su época de líder del PAN. Se divulgó que las tres posiciones fueron un acuerdo de Acuña con Aguilar. Mendizábal se mantuvo al margen. Aguilar contendió como aspirante a la dirigencia y su propuesta como secretaria fue Hurtado. En el cierre de campaña por el mando, “El Kipy” hizo creer a Jorge Alejandro Lozano Soto, a Juan Pablo Escobar Martínez y David Salvador Hernández, que harían un solo bloque para impedir el arribo de Aguilar, alfil de Azuara. Lozano, Hernández y Escobar  hicieron un solo frente. Aguilar Acuña divulgó que se mantuvo fuera porque lo invitaron cuando ya tenían todo acordado. Mendizábal por su parte dijo a sus seguidores que lo invitaron al último.

El día del debate que organizó el partido entre los cuatro aspirantes a la dirigencia, Aguilar Acuña se tomó la foto con los tres opositores de Aguilar. Levantó la mano a Lozano, pero cuando Aguilar salió del edificio, lo alcanzó y le dijo: “tú sabes que estoy contigo”, se tomó otra placa y le levantó la mano. El acuerdo de Aguilar Hernández y Aguilar Acuña fue que el ex diputado local en la segunda vuelta pidió a sus seguidores votar por el litigante. La única manera de derrotar a Azuara y su candidato era la unión de los cuatros aspirantes. La suma de los votos de Lozano Soto y Aguilar Acuña en la primera vuelta fue de 3 mil 434. Lozano sacó 2 mil 246 y Aguilar mil 97. En la segunda vuelta, Aguilar Hernández obtuvo 2 mil 463, Lozano mil 952, una cifra nunca antes vista en los procesos internos. Pero de sumarse a Lozano, darían 3 mil 746 votos, casi los mismos 3 mil 500.

El presidente, sin el control del partido, de los 30 integrantes de la comisión electos por el consejo, apenas sumó a siete, en la primera posición de la lista de los 20 propuso a su amigo y promotor oculto, Alejandro Lozano González. En segundo lugar al ex secretario general de gobierno en la época de Marcelo de los Santos, el ahora notario José Alfonso Castillo Machuca, miembro del comité estatal del partido. El grupo divulgó que el contador reclamó a su ex empleado, por qué estaba con Aguilar Hernández. Le contestó que era una decisión personal. Castillo y Lozano compartieron curul en el congreso, ambos tuvieron como asesor legal a Aguilar Hernández.

A otros que el dirigente local apenas pudo colocar son sus socios de despacho, Enrique Alejandro Castillo, Héctor Revueltas de la Rosa y sus seguidores, Elí Marín Ortega, Hortensia Ramos Ramírez, Raquel Marcial Rodríguez y Rosa Esmeralda Carrillo. A la comisión se sumó el mismo Juan Francisco Aguilar, Alejandro Fernández Hernández, Enrique Gerardo Ortiz Hernández, Adrian Muñoz Moreno, como presidente, secretario, tesorero y miembro del comité. Además incluyó al diputado local, Rolando Hervert Lara como coordinador del PAN. Muñoz, Moreno, Fernández y Hervert Lara, alfiles de Azuara. Fernández fue ex presidente interino del PAN cuando Azuara pidió licencia para apuntarse en la diputación plurinominal federal. Al final Azuara y su grupo colaron en el órgano interno 23 integrantes, casi el 80% de los 35 integrantes. Aguilar Acuña y Aguilar Hernández apenas suman 12, el 20%.

Aguilar siempre negó ser el candidato de Azuara, sin embargo, en la sesión  guardó silencio sobre la falta del informe financiero de su antecesor. Escobar Martínez, en campaña por la dirigencia estatal, dijo que el hoy diputado federal, manejó un presupuesto anual de casi 30 millones de pesos. Apenas asumió el cargo,  Aguilar dijo que no fue el predilecto de Azuara. Después, cuando coló en su propuesta a los 20 integrantes de la comisión, apareció su promotor oculto, el ex diputado local y ex responsable de asuntos políticos y culturales de México en el Vaticano, Alejandro Lozano González “El Boris”. El lunes 21 de enero, Lozano informó que tomó la decisión de renunciar a su cargo para “atender compromisos personales y emprender un proyecto de políticas públicas para San Luis Potosí”. El ex legislador recibió el cargo diplomático en el 2015, luego de dejar el congreso local. En el 2016 fue electo por la cancillería y el gobierno de Singapur para representar a México en la certificación de políticas públicas.

Otras versiones divulgaron que le pidieron la renuncia por carecer de  carrera diplomática. Lozano González sabía lo que iba a pasar. Hace un año amagó con regresar a San Luis y dejar el cargo. En diciembre del año pasado intentó buscar al ex senador Octavio Pedroza, que nunca atendió la llamada. El equipo de Lozano filtró que el ex diputado local busca un acuerdo con Pedroza para iniciar juntos precampaña, la propuesta era apoyar al ex senador como candidato a la gubernatura a cambio que lo respalde a la alcaldía de la capital.

En el 2018 Xavier Azuara le prometió la senaduría a Ricardo Gallardo Juárez y Ricardo Gallardo Cardona, que por 18 años tuvo el PAN. Antes del golpe, también le dijo a Lozano que le daría la candidatura a la alcaldía, que al final le entregó al entonces diputado federal del PRD, Xavier Nava Palacios. Después le hizo creer a Lozano que lo haría candidato a senador, en lugar del diputado federal, Marco Gama Basarte, al que ya le había prometido el cargo, como pago por sacarlo del fondo del abismo al promoverlo para presidente estatal del PAN. Gama le entregó la estructura del partido y dinero para la campaña. En el 2015, como diputado local, Lozano encabezó el proyecto “Gente Nueva” que Azuara promovió como candidato a la presidencia municipal, pero otra vez los traicionó.

En la última hora impulsó a la legisladora local, Josefina Salazar, le aseguró que llegaría. También se registró para buscar el cargo, el ex diputado federal, Juan Pablo Escobar. Con el apoyo del comité nacional, Gama se impuso contra Azuara, que aspiró al cargo. Lozano González le reprochó a Azuara haber cedido todas las posiciones a un partido que jamás ha gobernado el estado o ha tenido mayoría en el congreso local. En su Facebook personal, el ex legislador consideró humillante que el último día, la dirigencia le facilitó al PRD, cambiar el género de la fórmula sin tener el mínimo respeto por los panistas que se registraron. “Y lo más importante, no respetar el valioso tiempo de todas las personas que en el comité nacional y estatal, ayudaron en el proceso de precandidaturas”.

 

 

 

Comments

comments

Comments

comments