Archivo de la etiqueta: Villa de Pozos

es content solo

La codicia económica y política, el sustrato para convertir a Pozos en ayuntamiento

Los medios panegiristas del gobernador Ricardo Gallardo, sostienen que Pozos, por su tama√Īo e importancia industrial y econ√≥mica, se puede convertir en el tercer municipio de la zona metropolitana. Seg√ļn el censo del 2020, tiene 148 mil 168 habitantes. Estiman que en las elecciones del 2024, podr√≠a votar el 72%. La gente dejar√≠a de pagar al ayuntamiento de la capital, impuestos que se destinan a seguridad, pavimento y alumbrado. En los √ļltimos comicios, el mandatario actual logr√≥  19 mil sufragios y el candidato del PRI y PAN, Octavio Pedroza, 10 mil 700.  La mec√°nica es que primero debe enviar al congreso, una iniciativa que debe ser aprobada en comisiones, luego subirla al pleno, para ser discutida por los 27 diputados, de los cuales tener a favor 18. Le ayuda tener de su lado al Partido del Trabajo, Morena y Nueva Alianza, con los que alcanzar√≠a 13 sufragios. Necesita otros 5 de los opositores, que se han manifestado, casi un√°nimes, en la misma l√≠nea del promotor. Entonces, Pozos recibir√≠a de manera directa el presupuesto estatal. Se deben modificar los distritos locales y federales, para tener acceso al congreso y regidores en el cabildo, en los comicios del 2024. Refieren que los √ļltimos municipios en conformarse fueron El Naranjo y Matlapa, en 1994.

Enemigo de la transparencia, el manejo honesto de los recursos y el m√≠nimo contrapeso, en el asunto de convertir a Pozos en municipio, Gallardo echa sus barbas a remojar. Aunque tiene la chequera del erario para comprar el ayuntamiento de la capital al precio que fuera, teme que la ciudadan√≠a manifieste su rechazo absoluto al candidato que proponga para relevar al actual edil, Enrique Galindo, que ya sopes√≥, no tiene las simpat√≠as del mandatario para reelegirse. Pero la apuesta es doble, en su desmedido empe√Īo de controlar a los 58 ediles, no puede, no debe perder el que ahora promueve, cercano al paroxismo. Hombre de objetivos estramb√≥ticos, adem√°s de sentirse artista, un √≠dolo musical metido a pol√≠tico, obsesivo, busca superar la meta del panista Marcelo de los Santos, el √ļnico en las √ļltimas d√©cadas que brinc√≥ del ayuntamiento a la gubernatura. Y es lo que busca con el alfil que ponga en la capital o Pozos, sin razonar los estragos que puede conseguir al fraccionar los escu√°lidos recursos, am√©n del seguro despilfarro.

Al resto de los alcaldes, adem√°s de quitarles las obras m√°s boyantes, que les permitan acrecentar su capital pol√≠tico y econ√≥mico, con miras a mantenerse en el cargo, los termin√≥ de asfixiar al arrebatarles el manejo del impuesto predial, de los pocos fondos aut√≥nomos que les permite subsistir mientras les llegan las migajas centralistas. En el caso de Galindo, que se ha portado prudente y evitado el choque prematuro, no le funcion√≥ el manotazo. Lamenta no ejecutar el gran n√ļmero de trabajos en diversos puntos de la capital y no tener bajo su f√©rula, los m√°s de 2 mil millones de pesos que recab√≥ por la gabela del predial, que le hubieran servido para contratar al cantante en declive, Luis Miguel o un grupo estruendoso, experto en narco corridos, que lo llevan al cl√≠max. En el tenso y complicado trato que tiene con su vecino, que le hace sombra cada rato, ya sac√≥ el resabio dos veces. Una para reclamarle que no atiende con eficacia la seguridad y otra, por despilfarrar el erario en la juerga tur√≠stica, en Acapulco, mientras los habitantes padecen la falta de agua.

En sus afanes caciquiles, le molestan otros referentes pasados. Lo acusan de haber borrado el nombre de Antonio Rocha Cordero al archivo hist√≥rico. Al perif√©rico que ten√≠a su nombre, ahora, arbitrario, lo llama Circuito Potos√≠. No tolera que Rocha haya generado un c√ļmulo de cachorros, la mayor√≠a gobernadores, de donde surgi√≥ el gu√≠a espiritual y material de Gallardo, al que le debe estar en la cima: el maximato Horacio S√°nchez Unzueta. Tampoco acepta la sombra hist√≥rica del matador de dragones, Salvador Nava, abuelo del ex alcalde de la capital, Xavier Nava, con el que tiene un pleito suicida. Ya plante√≥ cambiarle el nombre a la avenida que se llama como el ex l√≠der c√≠vico, pero le irrita pedirle el favor a Galindo, al que busca destronar. El ex mun√≠cipe Xavier Nava ya plante√≥ lo peligroso para la democracia, que s√≥lo exista una voz autoritaria en San Luis. Los diputados locales est√°n en una encrucijada fatal: si autorizan el 59 municipio para satisfacer el ego de un tirano, ser√°n recordados en la historia como los m√°s pusil√°nimes y entreguistas.

Aunque los tiene con un pie en el cuello, los diputados locales, antes de recibir la iniciativa del gobernador Ricardo Gallardo Cardona, de convertir a Pozos en ayuntamiento, deben analizar a fondo el atraso, miseria, desempleo y desolaci√≥n que priva en Soledad, donde los c√≥mplices del mandatario, han manejado a su antojo la hacienda p√ļblica. Los √ļnicos que se han enriquecido, son los familiares del tambi√©n boyante vendedor de pollos. Cometieron un fraude por 50 millones de pesos en el llamado Centro Cultural Doroteo Arango. Ahora como mandatario, Gallardo plantea terminarlo, para ocultar el robo vil. Lo mismo hizo en la avenida Fray Diego de la Magdalena, donde su padre, Ricardo Gallardo Ju√°rez, report√≥ inversiones por m√°s de 200 millones de pesos, sin colocar un ladrillo. Con los cambios superficiales que le hizo, busca enterrar el asunto sin ninguna consecuencia penal. El m√≥vil de Gallardo Cardona es que necesita m√°s opciones electorales para colocar a sus allegados.

Con el respaldo absoluto de su consejero, el presidente Andrés Manuel López Obrador, sabe que jamás será fiscalizado. Puede ganar la capital en los próximos comicios, sin el mínimo esfuerzo. Pero lo atosiga la demanda clientelar. Busca acomodar como relevo del edil Enrique Galindo, a su padre. Ya sumó al magnate Juan Carlos Valladares, al que controla como secretario de desarrollo económico. Impulsivo y sistemático ocurrente, no descarta a su cónyuge, la presidenta estatal del DIF, Ruth González, ya que hace mucho tiempo, los potosinos no son guiados por una mujer. Además, tiene una deuda moral, histórica y de confianza, con el secretario de comunicaciones y transportes, el feroz tribuno, Leonel Serrato, que antes lo llamó mafioso, delincuente y secuestrador. Entonces, en el esquema de ampliar el mercado de chambas y aumentar su peculio, que lo convierta en el hombre más rico de San Luis, si es prioritario para Gallardo, hacer municipio a Pozos.

Inspirado en la codicia pol√≠tica y econ√≥mica, molesto porque tiene en Galindo un contrapeso que le quita los reflectores cada rato, Gallardo desempolv√≥ el tema de convertir a la delegaci√≥n de Pozos en municipio, lo que le permitir√≠a colocar en el mediano plazo, otro pelele, como ha ocurrido con la mayor√≠a de alcaldes de Soledad, que maneja de manera secreta y abierta. No son alcaldes, se trata de aut√©nticos veladores que le cuidan la hacienda p√ļblica, que maneja a su antojo, sin el m√≠nimo castigo. Y repite la misma conducta con el erario del estado. Aunque tiene bajo su f√©rula al congreso, tampoco puede imponer en lo inmediato, un consejo municipal, con lo que violentar√≠a la constituci√≥n local. Ni argumentar que existe ingobernabilidad para desaparecer los poderes constituidos. Algunos expertos consultados, plantean que la iniciativa se podr√° aplicar en los comicios del 2024. Pero Galindo puede entablar una controversia constitucional, si lesionan sus aspiraciones para reelegirse, exigir que lo dejen competir sin quitarle la demarcaci√≥n de Pozos.

Como sabe que lo rechazan en la capital, Gallardo busca anticiparse y crear un ayuntamiento paralelo, que le permita quedarse con los jugosos aranceles que aporta la zona industrial, un lugar en pujante desarrollo. A Pozos tambi√©n se le define como el reducto de los fraccionamientos sin control, donde el costo de la tierra se ha elevado de manera exponencial. En la etapa que su padre Ricardo Gallardo Ju√°rez fue alcalde de la capital, lo denunciaron de cometer viles despojos de tierras ejidales a una decena de v√≠ctimas. Tuvo de socia en el il√≠cito a la anestesi√≥loga Mar√≠a Luisa Ramos, ex c√≥nyuge del ex gobernador de baj√≠simo perfil, Fernando Toranzo, al que pronto habr√° de encarcelar, por haberlo convertido en reo. Entonces, ya con el pleno control de Pozos, se convertir√° en un zar inmobiliario. Y como planea durar al menos 6 sexenios consecutivos como due√Īo del presupuesto, sue√Īa con tener otro Soledad para su completo beneficio. Y que los potosinos de la capital, se atengan a las consecuencias.    

es content solo

La ocurrencia de Gallardo de convertir a Pozos en municipio, ya lo prohíbe una sentencia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación

El doctor en derechos humanos, Francisco Parra Barbosa, denunci√≥ que la ocurrencia del gobernador, Ricardo Gallardo Cardona, de convertir a Pozos en municipio, no tendr√° √©xito, ya que se lo impide una sentencia de la Suprema Corte de Justicia de la Naci√≥n, expedida en el 2003, cuando un grupo de la demarcaci√≥n, encabezados por el pujante Cirilo Ju√°rez, no lo consigui√≥. Agotaron las instancias judiciales y perdieron. El criterio fue que Pozos no re√ļne los requisitos para convertirse en el municipio 59. No tiene el n√ļmero de pobladores requerido, tampoco la extensi√≥n territorial que se exige. Adem√°s, el alcalde de la capital, Enrique Galindo, puede oponerse, refugiarse en la autonom√≠a del ayuntamiento, defender los intereses de la mayor√≠a y demostrar que no est√° subordinado al ejecutivo.Resalt√≥ que el cacique huasteco, Gonzalo Santos, para restarle fuerzas al navismo, hizo a Pozos municipio, pero no le result√≥ la jugarreta. Dej√≥ de serlo porque las leyes que lo crearon, ya no estaban vigentes en el 2003. El asunto se resolvi√≥ en el 2004 y qued√≥ como un veredicto firme. Precis√≥ que Gallardo, aunque maneja a su antojo al congreso, tampoco podr√° satisfacer su capricho. El tema est√° sobrese√≠do. La Suprema Corte decidi√≥ no entrar a fondo, porque no hab√≠a materia legal para hacerlo. Tambi√©n se puede invocar el principio, que un asunto no puede juzgarse dos veces. Se dice non bis idem, en lat√≠n. Si quiere manejar un plebiscito ama√Īado, no proceder√°, ya que la figura se usa para conocer el punto de vista democr√°tico en asuntos pol√≠ticos. No es aplicable en temas econ√≥micos ni territoriales. Y si insiste en llevar el asunto a los tribunales, volver√°n a perder. ¬ęConozco el caso porque lo abord√© hace a√Īos, cuando me pidieron una consulta. Se resolvi√≥ con la acci√≥n de inconstitucionalidad 5/2003‚ÄĚ.‚ÄúEl prop√≥sito de hacer a Pozos municipio, obedece a la voracidad de Gallardo por el dinero p√ļblico. Nadie lo ha solicitado de nuevo, salvo los corifeos del gobernador. El gran motivo es adue√Īarse de la obra p√ļblica municipal, de las arcas, expoliar por d√©cadas, la zona industrial. Si sucede, la familia Gallardo se convertir√° en los nuevos caciques, como lo fueron hace 100 a√Īos, los hermanos D√≠ez Guti√©rrez, que se adue√Īaron en la √©poca porfirista de San Luis Potos√≠ por 40 a√Īos‚ÄĚ.A√Īadi√≥ que cualquier cualquier intento por pulverizar al ayuntamiento de la capital, ser√° improcedente en t√©rminos legales. Por una raz√≥n muy sencilla, no se pueden invocar normas que ya no est√°n vigentes. ‚ÄúSi a Pozos lo quieren hacer municipio, es por capricho y ocurrencias de Gallardo y sus asesores, no por una necesidad vital. Lo que se observa en otras partes del pa√≠s, es lo contrario. Las zonas metropolitanas llegan a convertirse en megal√≥polis. Est√° Guadalajara y Monterrey, con sus municipios conurbados, como Apodaca, Escobedo, Garc√≠a. Entonces, ¬Ņpor qu√© en San Luis Potos√≠ tiene que suceder lo contrario? Lo l√≥gico es que la capital del estado, tenga el control territorial, pol√≠tico y econ√≥mico de Soledad, Villa de Reyes, Zaragoza, Mexquitic, Villa de Arriaga y no al rev√©s. No cabe duda que Gallardo, adem√°s de ignorante, causa lo contrario al desarrollo, provoca miseria y retraso‚ÄĚ.‚ÄúSi Gallardo insiste en quebrantar la ley y convierte a Pozos en municipio, ser√° el m√°s rico de la entidad, el m√°s rentable. Se va a cebar con los impuestos de la zona industrial. Pero le va a generar severos da√Īos econ√≥micos a la capital. Desde la perspectiva econ√≥mica, Pozos ser√° despu√©s la capital de San Luis. Se debe sumar el criterio del Instituto Nacional de Estad√≠stica, Geograf√≠a e Inform√°tica‚ÄĚ.

es content solo

Gallardo busca convertir a Pozos en otra Soledad, para quedarse con el erario

Inspirado en la codicia pol√≠tica y econ√≥mica, molesto porque tiene en el alcalde de la capital, Enrique Galindo, un contrapeso que le quita los reflectores cada rato, el gobernador Ricardo Gallardo, desempolva el tema de convertir a la delegaci√≥n de Pozos en municipio, lo que le permitir√≠a colocar en el mediano plazo, otro pelele, como ha ocurrido con la mayor√≠a de alcaldes de Soledad, que maneja de manera secreta y abierta. No son alcaldes, tiene aut√©nticos veladores que le cuidan la hacienda p√ļblica, que maneja a su antojo, sin el m√≠nimo castigo. Y repite la misma conducta con el erario del estado. Aunque controla sin el menor esfuerzo el congreso del estado, tampoco puede imponer en lo inmediato, un consejo municipal, con lo que violentar√≠a la constituci√≥n local. No puede argumentar que existe ingobernabilidad para desaparecer los poderes constituidos. Algunos expertos consultados, plantean que la iniciativa se podr√° aplicar en los comicios del 2024. Pero Galindo podr√≠a entablar una controversia constitucional, si lesionan sus aspiraciones para reelegirse, exigir que lo dejen competir sin quitarle la demarcaci√≥n de Pozos. Como sabe que lo rechazan en la capital, Gallardo busca anticiparse y crear un ayuntamiento paralelo, que le permita quedarse con los jugosos aranceles que aporta la zona industrial, una zona en pujante desarrollo. A Pozos tambi√©n se le define como el reducto de los fraccionamientos sin control, donde el costo de la tierra se ha elevado de manera exponencial. En la etapa que su padre Ricardo Gallardo Ju√°rez fue alcalde de la capital, fue denunciado de cometer viles despojos de tierras ejidales a una decena de v√≠ctimas. Tuvo de socia en el il√≠cito a la anestesi√≥loga, Mar√≠a Luisa Ramos, ex c√≥nyuge del ex gobernador de baj√≠simo perfil, Fernando Toranzo, al que pronto habr√° de encarcelar, por haberlo convertido en reo. Entonces, ya con el pleno control de Pozos, se convertir√° en un zar inmobiliario. Y como planea durar al menos 6 sexenios consecutivos como due√Īo del presupuesto, sue√Īa con tener otra Soledad para su completo beneficio. Y que se frieguen los potosinos de la capital. ¬†¬†¬†

El tr√°gico futuro de los potosinos se escribi√≥ cuando el cirujano de baj√≠simo perfil y de conducta bipolar, Fernando Toranzo Fern√°ndez, acat√≥ las √≥rdenes imperativas del maximato, Horacio S√°nchez Unzueta, para despejar el camino al que ser√≠a su relevo, el entonces secretario de educaci√≥n, Juan Manuel Carreras L√≥pez, que consign√≥ en su curr√≠cula, como gran logro pol√≠tico, haberle cargado el malet√≠n al ex gobernador interino, Gonzalo Toribio Mart√≠nez Corbal√°, considerado por muchos, ‚Äúel maestro‚ÄĚ del ex presidente Carlos Salinas de Gortari. Gracias a S√°nchez y otro de sus alumnos, Fernando Silva Nieto, el doctor en derecho fue secretario de desarrollo social, de programaci√≥n y presupuesto y diputado federal. Se hizo amigo del ex mandatario Felipe Calder√≥n Hinojosa cuando compartieron aulas en la Escuela Libre de Derecho. Pero al jefe pol√≠tico de la entidad se le iba a complicar el √ļltimo dedazo para imponer al tartufo de Carreras, al aparecer en el escenario, el dueto de los ex alcaldes de Soledad, Ricardo Gallardo Ju√°rez y Ricardo Gallardo Cardona.

Entonces el triunvirato, formado por S√°nchez, Toranzo y el secretario de gobierno, C√°ndido Ochoa Rojas, planearon quitarse al alcalde con licencia, Gallardo Cardona, que era puntero en las encuestas para ganar la gubernatura. Aprovecharon la coyuntura nacional de los 43 estudiantes desparecidos de la normal rural de Ayontzinapa Guerrero, donde estaba implicado el alcalde perredista de Iguala, Jos√© Luis Abarca y su esposa, Mar√≠a de los √Āngeles Pineda. Adem√°s, el desastre nacional de la inseguridad que provoc√≥ la guerra fallida de Calder√≥n contra el narcotr√°fico. Tambi√©n aprovecharon la pugna interna del PRD, donde los Gallardo se confrontaron con el dirigente nacional del PRD, Carlos Navarrete, que exigi√≥ al actual gobernador, someterse al c√≥digo de √©tica del partido, para evitar otros descalabros, similares al de Abarca.

Los conspiradores aprovechan la coyuntura para sacar ventaja. Le venden la inquina al entonces mandatario Enrique Pe√Īa, √°vido de reivindicarse por el fracaso para contener el avance y poder√≠o de las pandillas del narcotr√°fico.