Archivo de la etiqueta: Valles

es content solo

Juan Manuel Carreras y Martín Juárez, la dupla de la derrota

A la debacle nacional del PRI, no podía faltar la de San Luis Potosí. No obstante el huracán de Morena que los sepultó, todavía se mantiene como dirigente el también inocuo diputado local Martín Juárez Córdoba. Su mayor mérito partidista para ganar el cargo es haber sido delegado del Consejo Nacional de Fomento Educativo, en la etapa que su jefe, el gobernador Juan Manuel Carreras, fue secretario del ramo educativo.

Carreras y Juárez son los responsables de que el PRI haya perdido las principales alcaldías, como la de la capital, Rioverde, Valles, Matehuala y Tamazunchale. Tampoco son mayoría en el congreso local, donde de 27 diputados, apenas lograron 5 curules, tres de mayoría y dos plurinominales, donde se ubica Juárez y la ex oficial mayor del poder legislativo, Beatriz Eugenia Benavente Rodríguez, que tiene como principal consigna, defender los millonarios latrocinios de su jefe, el ex mandatario Fernando Toranzo Fernández.

El PRI local consiguió ganar en votaciones abiertas el tercer distrito local, con cabecera en Santa María del Río, donde compitió aliado al Verde Ecologista y Nueva Alianza, Héctor Mauricio Ramírez Konishi. En el distrito 4, con cabecera en Salinas, se impuso, junto con el Verde y Conciencia Popular, Laura Patricia Silva Celis. En el 14, con cabecera en Tancanhuitz, junto con Nueva Alianza y el Verde Ecologista, se coló María del Rosario Sánchez Olivares.

Una de las virtudes capitales de Juárez es obedecer, acatar las órdenes que le dictó de manera férrea Carreras, que tiene alma de panista. Se le recuerda enfundado en una camiseta del PAN, en un mitin del ex presidente Felipe Calderón en la Plaza del Carmen, donde le levantó la mano. Lo que se le sirvió ser después director del Fideicomiso para el Ahorro de Energía Eléctrica y titular de la Comisión Reguladora de la Tenencia de la Tierra, donde obtuvo datos para luego traficar con un lote que le entregó al ente Antorcha Campesina.

Por sus oscuras alianzas con el PAN, Carreras y Ju√°rez jugaron a perder la capital, donde impulsaron como candidata a la directora del DIF estatal, Cecilia Gonz√°lez Gordoa, que desempe√Ī√≥ un papel testimonial. Sin recursos ni la estructura institucional de su partido, se concentr√≥ en dar entrevistas televisivas. Hizo el cierre de campa√Īa en el palenque de la Feria Nacional Potosina, donde no junt√≥ ni mil seguidores.

Lo cierto es que Carreras y Juárez apostaron al triunfo del candidato del PAN, Francisco Xavier Nava Palacios, sobrino del maximato Horacio Sánchez Unzueta, al que el doctor en derecho le debe su biografía política. Sánchez también tiene de alfil a Fernando Silva Nieto, al que hizo gobernador. Sánchez y Silva proyectaron a Carreras como delegado de Programación y Presupuesto, secretario de desarrollo social y diputado federal, donde trabó amistad con Calderón.

La misma estrategia de abandono activaron en Soledad Carreras y Ju√°rez, donde el PRI postul√≥ a la ex directora de gobernaci√≥n, Margarita Hern√°ndez Fiscal, acusada de coludirse con los due√Īos de los giros negros, a los que solap√≥ infringir la ley, al no respetar horarios para la venta de alcohol y estar cerca de centros educativos o de iglesias. Tambi√©n fue para facilitar el triunfo del edil perredista, Gilberto Hern√°ndez Villafuerte, t√≠tere de sus verdaderos y √ļnicos jefes, los ex mun√≠cipes Ricardo Gallardo Ju√°rez y Ricardo Gallardo Cardona, con los que Carreras tuvo un pacto inicial, ya que lo ayudaron a ganar con fraude a la abanderada panista Sonia Mendoza.

Ante el creciente clima de violencia en la entidad, donde son cotidianos los asaltos con violencia, ejecutados, desaparecidos y feminicidios, diversos sectores le han exigido de forma reiterada a Carreras, hacer cambios en el gabinete. Se mencionó que el ex gobernador Fernando Silva, podría quedar al frente del sector educativo, en lugar de Joel Ramírez. En el PRI, quitar a Martín Juárez por el oficial mayor, Elías Pecina Rodríguez, cuya escasa currícula se remonta a la etapa en que fue regidor de la capital con el entonces munícipe Luis García Julián. Tras cumplir con encargos electorales en el norte del país, de regreso, Pecina sufrió un choque automovilístico, donde perdió una pierna. Desde entonces lo cubre una aureola de sacrificio en torno a su partido.

Pecina se refugi√≥ en la religi√≥n protestante, junto con su familia. Ha ocupado diversos cargos administrativos, donde fue nominado ‚ÄúAnciano Gobernador‚ÄĚ. En d√≠as recientes, le quitaron a uno de sus protegidos, Ariel Mart√≠nez Castro, conocido como ‚ÄúEl Rey del Moche‚ÄĚ. Pecina es quiz√° el √ļnico hombre leal a Carreras, con el que se vincul√≥ hace varios lustros. Alardea ser chofer de su jefe, con el que ha recorrido m√°s de 200 mil kil√≥metros en la complicada geograf√≠a nacional.

Igual que Juárez, Pecina desconoce los intríngulis del PRI. En caso de llegar como desesperado relevo, tendrá como encargo hacer todos los amarres necesarios para garantizar el triunfo del alcalde panista Xavier Nava Palacios, para tomar la estafeta que le deje Carreras. Y afianzarse como diputado local plurinominal con el objetivo de cubrir el retiro del doctor en derecho. Tratar de evitar que no sea llamado a cuentas por sus incontables corruptelas. A mitad del sexenio, aunque ejerce más de 40 mil millones de pesos anuales, no ha hecho una obra relevante.

es content solo

El Pujal Coy, un rotundo fracaso

El sistema de riego Pujal Coy es un gran fracaso, un fraude. No cumpli√≥ con el objetivo de darle tierras a los campesinos, establece el dirigente del Movimiento Huasteco Democr√°tico, Said L√≥pez de Olmos Mart√≠nez. ¬ęEn la actualidad existe una concentraci√≥n espantosa de propiedades en la zona. Los verdaderos productores est√°n desalentados para trabajar. Parte del fiasco se debe a que sin consensar con los campesinos, desde las oficinas de gobierno, se realiz√≥ el proyecto de querer cambiar la vocaci√≥n ganadera para convertirlo en el granero de Am√©rica Latina, como lo llegaron a mencionar. Despu√©s se politiz√≥ el asunto. Se inici√≥ con el prop√≥sito de construir una gran presa que captara los excedentes de los r√≠os Tampa√≥n, Valles y Coy. Y el agua que se a√Īexara en el recorrido de otros afluentes como el r√≠o Gallinas. Adem√°s de los chorros de agua provenientes de la sierra. Al final se desecharon los planes por no calcular el proceso econ√≥mico. Les falt√≥ interpretar y profundizar para llevar adelante el plano t√©cnico¬Ľ.

Said L√≥pez mencion√≥ que el gobierno, al entregar el Pujal Coy, durante la d√©cada de los setentas, busc√≥ cooptar los movimientos sociales que luchaban por la tierra, para dejar intocables a los latifundistas. Record√≥ que se puso en marcha en el sexenio de Luis Echeverr√≠a √Ālvarez, con el que se entrevist√≥ un grupo de campesinos en los Pinos. Le dijeron: ‚Äúusted ya tiene la novia, pero le falta la casa para meterla. No se la puede llevar si falta d√≥nde acomodarla¬Ľ. Para explicarle que todav√≠a no se empezaban a construir las obras de infraestructura y ya se repart√≠a la tierra a diestra y siniestra. ‚ÄúHubo algunos grupos que trajeron gente de Sonora para formar ejidos. Los campesinos de San Luis no ten√≠an parcelas, pero los fuere√Īos s√≠. Llegaron a tomar tierras sin conocer en lo m√≠nimo, la forma de labrarla. El proceso no es universal, cada parte del pa√≠s tiene su propio estilo. Despu√©s las regresaron y no se supo d√≥nde y c√≥mo quedaron¬Ľ.

Agreg√≥ que el temblor de 1985 que sacudi√≥ al Distrito Fedral, donde se derrumb√≥ el edificio de la Reforma Agraria, les dijeron que se perdieron muchos expedientes del Pujal Coy. No lo creyeron, porque el encargado era el vallense Librado Ricavar, que ten√≠a sus oficinas en Tampico, Madero, Tamaulipas. Despu√©s traslad√≥ los expedientes a Ciudad Victoria y a√Īos m√°s tarde ¬ęnadie supo d√≥nde qued√≥ la bolita. Hay mucho d√≥nde escarbar. Pero no tenemos con qui√©n hablar, porque existe sordera, hipocrec√≠a, demagogia, desconocimiento. Los funcionarios son unos analfabetas e insensibles. No han tenido la capacidad para desenmascarar a los asesinos de los 43 estudiantes de Ayotzinapa. ¬ŅAnte qui√©n nos podemos dirigir, que tenga voluntad, para ahondar en los problemas del Pujal Coy?. ¬ŅIremos con el mentiroso que nos dijo que no aumentar√≠a la gasolina, ni la energ√≠a el√©ctrica?. Nos ponen ante circunstancias muy dif√≠ciles. Se avecinan grandes tormentas que los pol√≠ticos no quieren ver‚ÄĚ.

El Pujay Coy, en San Luis Potos√≠, comprende cerca de 300 mil hect√°reas, en la primera y segunda fase. Abarca parte de Valles, Tamu√≠n, √Čbano, San Vicente, Tanqui√°n, Tanlaj√°s y Aquism√≥n. Se deben agregar otras 30 mil que el gobierno federal y estatal acordaron entregar en la d√©cada de los noventas, como parte de la lucha que se emprendieron entonces. L√≥pez precis√≥ que tal reparto tampoco ha concluido, porque varios grupos, como el mismo que encabeza, tienen en su poder actas de posesi√≥n precarias. Existen acuerdos y convenios que no han terminado los gobiernos. Los particulares poseen grandes extensiones de tierra que son de los campesinos.

El dirigente del Movimiento Huasteco Democr√°tico insisti√≥ en que hay ‚Äúsordera pol√≠tica‚ÄĚ por parte de las autoridades que desconocen la historia del Pujal Coy. Exigi√≥ una auditoria t√©cnico-administrativa a fondo para saber c√≥mo se distribuy√≥ la tierra. Indic√≥ que su organismo insistir√° para que se concrete el estudio y que m√°s de 10 mil jefes de familia puedan tener su predio en la mano. ¬ęEl proceso que yo conozco, lo empez√≥ la Comisi√≥n Nacional del Agua, la dependencia que compraba las tierras y las entregaba a la Secretar√≠a de la Reforma Agraria que se encargaba de darlas a los grupos organizados. Hubo varias etapas. Le prometieron a los campesinos que les iban a entregar 10 hect√°reas de riego a cada uno. Y en caso de incumplir, 20 hect√°reas de temporal. ¬ŅPreg√ļntales cu√°ntas tienen?. El Pujal Coy naci√≥ muerto y ha sido una rebatinga tremenda de intereses y actos de corrupci√≥n. Se distribuy√≥ de forma an√≥mala la riqueza. Hubo muchas transas en el proceso. Ahora, cientos de los verdaderos campesinos se encuentran sin tierra. Otros la vendieron porque est√°n desahuciados. No pudieron desarrollarse como hubieran querido‚ÄĚ.

¬ŅSabe qu√© dependencia tiene el dato, el padr√≥n de d√≥nde quedaron las 300 mil hect√°reas?

-No, pero est√°n los campesinos, los jornaleros. Son los que saben quienes son sus patrones, cu√°ntas hect√°reas tienen, hasta d√≥nde abarcan. Otros datos los hemos bajado de las diferentes secretar√≠as. Ahora los muchachos ya se meten a las computadoras. No se puede ocultar nada. La forma de aclarar y enderezar el proceso de reparto es a trav√©s de una auditoria. Pero no hay confianza en el gobierno para que la realice. ‚ÄúNi modo que nos manden a clarificar el entuerto al ex gobernador de Chihuahua, al de Veracruz o al de Quintana Roo. Todos est√°n quemados, son una porquer√≠a. Tampoco los partidos pol√≠ticos son una alternativa. Han demostrado su falta de conocimiento. Son comparsas de grup√ļsculos en el poder, para satisfacer sus propios intereses. El que puede rescatarlo es el pueblo organizado y consciente. Sin protagonismos ni posiciones caudillistas. No vislumbramos a nadie capaz, dentro de la estructura del estado, para que pueda marcar siquiera una estrategia que solucione los problemas que enfrenta la huasteca. Va a llegar el momento del hartazgo, del ya basta. Las protestas de los √ļltimos d√≠as son apenas el principio. Estamos en un proceso de parto, pero sin anestesia, en el alumbramiento de otra sociedad‚ÄĚ.

El dirigente del Movimiento Huasteco Democr√°tico, dijo que el estado, adem√°s de prohijar el latifundismo, les da recursos p√ļblicos a los amos y se√Īores para que trabajen sus grandes extensiones de tierras. Son los que reciben los financiamientos. En cambio a los campesinos, por m√°s que se organizan, no los toman en cuenta. ‚ÄúEs raro el que riega su predio, por las altas cuotas que cobra la Comisi√≥n Federal de Electricidad. S√≥lo lo hacen los que tienen dinero¬Ľ. Para colmo de Said L√≥pez, interpuso una demanda contra el gobernador Juan Manuel Carreras, para que un juez lo obligue a recibirlo en audiencia. Mostr√≥ un oficio que est√° por cumplir el a√Īo, donde le solicit√≥ al mandatario una cita para plantearle varios puntos relacionados con el campo.

-¬ŅUsted apoy√≥ a Carreras en la campa√Īa y ahora se ampara para que lo reciba?

-Es para dar verg√ľenza, pero es cierto. Ya ganamos el amparo, caus√≥ ejecutoria, pero no pasa nada. Afloran las argucias, el influyentismo, el vale madrismo. Es una l√°stima, tengamos que recurrir a un juez. En la campa√Īa fue y nos ech√≥ una sarta de demagogia. Nos prometi√≥ todo el respaldo para resolver aspectos sociales. En el campo, un papel vale menos que la palabra. A lo mejor vamos a la c√°rcel por exigirle que cumpla. Lo que buscamos al menos es que se nos pare al frente. Nos diga que no va a ayudarnos y nos mande a la chingada. No le vamos a decir nada. Nos iremos contentos porque nos habl√≥ con la verdad¬Ľ.

A√Īadi√≥ que uno de los puntos que pretende hacerle a Carreras es que les haga un plantel de educaci√≥n media superior, un Colegio de Bachilleres o Cecyte en la comunidad del Centinela, en Tamu√≠n, que tiene casi 3 mil habitantes. La mayor√≠a son j√≥venes que despu√©s de terminar la secundaria, no pueden seguir sus estudios por falta de recursos. ‚ÄúEn la zona no hay futuro. Los que logran terminar la primaria, agarran el vicio o son macheteros. Vemos el gran contraste. A cientos de muchachos no les quieren brindar la alternativa de un mejor futuro. En cambio, vemos c√≥mo los diputados van a estrenar carros. Es aberrante. ¬ŅNo se pueden trasladar en carros del 2008, 2010, si les dan mantenimiento?. No razonan que en la entidad existen necesidades apremiantes‚ÄĚ.

es content solo

Funcionarios ligados a Carreras tratan de hacer negocios con el llamado parque Tangamanga 3 en Valles

El gobierno estatal que encabeza Juan Manuel Carreras L√≥pez impuls√≥ un contrato de promesa de compra-venta del lote denominado ‚ÄúBirmania‚ÄĚ, propiedad de la familia del secretario de desarrollo agropecuario y recursos hidr√°ulicos, Alejandro Manuel Cambeses Ballina, para construir el Parque Tangamanga 3 en Valles. El predio mide menos de 10 hect√°reas. El precio asciende a 60 millones de pesos. En la operaci√≥n no son ajenos el director de los parques Tangamanga, Antonio Esper Bujaidar y el secretario de turismo, su hijo, Arturo Esper Sulaiman. Padre e hijo, est√°n emparentados con Cambeses.

Alejandro Manuel Cambeses fue delegado de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación en el gobierno de Fernando Toranzo Fernández. Cambeses está casado con Rebeca Esper Cárdenas, hija del boyante empresario Arturo Esper Bujaidar y Laura Cárdenas de Avelllano, hija del ex gobernador de Tamaulipas, Enrique Cárdenas González, quien gobernó el estado de 1975 a 1981, acusado de mandar quemar en dos ocasiones el periódico Gráfico. Su hijo Enrique Cárdenas es diputado federal por Tamaulipas.  Arturo Esper Bujaidar es hermano y tío de Antonio Esper Bujaidar y Arturo Esper Sulaiman, ambos funcionarios de Carreras López.

El proyecto del Tangamanga 3 es propuesta de Antonio Esper. Lo impuls√≥ desde el sexenio de Toranzo, donde ocup√≥ el mismo cargo. El 12 de mayo del 2015, declar√≥ que mientras no hubiera recursos, no se llevar√≠a a cabo la construcci√≥n del parque en la huasteca. ‚ÄúNo quiero hablar de dinero, pero es lo √ļnico que falta‚ÄĚ. Indic√≥ que el bosquejo incluye una √°rea de descanso para correr, ciclopista y albercas. Se iba a construir en por lo menos 5 hect√°reas.

El 23 de diciembre del 2015, a dos meses de asumir el cargo Carreras L√≥pez, la titular de ecolog√≠a y gesti√≥n ambiental, Yvette Salazar Torres, inform√≥ que ten√≠an planeado la creaci√≥n del Parque Tangamanga 3 para el 2016. No en la zona metropolitana. Se sabe que en el 2003, el entonces mandatario Fernando Silva Nieto tambi√©n anunci√≥ el nuevo pulm√≥n, en la colonia Prados de San Vicente, que nunca hizo. En el sitio se hizo el hospital n√ļmero 50 del Instituto Mexicano del Seguro Social. Salazar declar√≥ que desde que tom√≥ el cargo, Toranzo le recomend√≥ una reforestaci√≥n masiva en la entidad. Una de las peticiones m√°s importantes fue consolidar el parque. Dijo entonces que estaba en b√ļsqueda de los terrenos y las plantas de la regi√≥n. Adem√°s anunci√≥ otro parque lineal urbano de al menos un kil√≥metro de longitud en Matehuala.

Con Toranzo, los desarrolladores del mega y exclusivo fraccionamiento El Gran Pe√Ī√≥n, propusieron al gobierno federal, estatal y municipal, aportar mil 200 hect√°reas de las casi 3 mil que comprende el complejo, para construir el Parque Tangamanga 3. La iniciativa se qued√≥ en el caj√≥n, nunca tuvieron respuesta. El presidente municipal de Valles, Jorge Ter√°n Ju√°rez, tambi√©n en diciembre del a√Īo anterior, declar√≥ revisar terrenos y pol√≠gonos donde se pueda llevar a cabo el parque. Plante√≥ como alternativa, las instalaciones de la planta de Fibracel, predios de la Promotora del Estado y otras √°reas del ayuntamiento. Se√Īal√≥ el inter√©s de Carreras de aterrizar el plan para cumplir compromisos de campa√Īa.

Indic√≥ que ser√° el primer espacio de tal naturaleza en la zona, que ser√° construido fuera de la zona metropolitana de San Luis Potos√≠. Calific√≥ el proyecto como viable. Ya se dedicaba a obtener financiamiento y la reserva territorial necesaria. Indic√≥ que las especificaciones de la superficie de equipamiento, accesos y otros ser√≠an definidos conforme al programa ejecutivo. Inform√≥ que lo visit√≥ personal de la Secretaria de Desarrollo Urbano, Vivienda y Obras P√ļblicas para analizar los terrenos del complejo.

Incluso regidores del trienio anterior negociaron el terrero de la planta de Fibracel que tiene una superficie de 36 hectáreas para construir el parque. El costo de las instalaciones se fijó en 65 millones de pesos, propiedad de 29 trabajadores que las obtuvieron después de ganar un juicio laboral en el 2002 por una deuda de 170 millones de pesos que no les cubrió la empresa luego del cierre. La intentona también se quedó en el aire.

La inversi√≥n de la obra ser√° tripartita, el municipio aportar√° 25 millones de pesos, el gobierno estatal 45 y el federal 30, los que suman 100 millones de pesos, aunque luego se dijo que ser√≠an 200. No se aclar√≥ como se juntar√≠an. Pero todo puede irse a la basura. El predio elegido es un ca√Īaveral que en los √ļltimos 30 a√Īos lo han utilizado para captar lluvia. Siempre est√° inundado, parece una laguna. Adem√°s, est√° divido por una de las principales avenidas de la ciudad. Al frente se ubica el Hospital General de Valles. En otro extremo la empresa Tamaz. En Valles no es urgente un parque deportivo, recreativo y cultural, ya que se trata de un bosque natural, con temperaturas arriba de los 40 grados. Tendr√≠a pocos asistentes.

El fondo del tema es hacer negocio con dinero p√ļblico. En el esquema tampoco es ajeno el secretario de finanzas, Jos√© Luis Ugalde Montes, luego de que Cambeses nombr√≥ como delegado de la Secretaria de Agriculturas y Recursos Hidr√°ulicos en la zona huasteca a Francisco Ugalde Mota, sobrino del funcionario estatal.

Alejandro Manuel Cambeses Ballina estudi√≥ la licenciatura en econom√≠a y finanzas en el Boston College. Es productor de varias ramas agr√≠colas. Tiene cr√≠a y engorda de ganado. El 21 de agosto del 2012, su madre, Mar√≠a del Carmen Ballina, compr√≥ el lote 22 del fraccionamiento Villa Antigua, Calle Villa de G√≥ngora, propiedad de Ricardo Abud Sarquis. Pag√≥ 2 millones 900 mil pesos. El predio mide 540.974 metros cuadrados. El 11 de junio, dos meses antes, su hermano Rodrigo Cambeses Ballina, adquiri√≥ el predio n√ļmero 45 en el fraccionamiento Condominio Residencial La Loma Club de Golf. Tiene una superficie de de mil 739.88 metros cuadrados, erog√≥ 3 millones 400 mil pesos…(tomado de la versi√≥n impresa, MAYO 2016)