Archivo de la etiqueta: social

es content solo

Marchas, instrumento de presión, negociación o chantaje

La sinergia entre la libre manifestaci√≥n de las ideas y la de reunirse en asuntos pol√≠ticos se consagra en el art√≠culo 9 de la carta magna. ¬ŅCu√°l es el objetivo de una marcha?. A trav√©s de los tiempos se han realizados caravanas o marchas que han trascendido, con destino a M√©xico, donde residen los poderes que rigen a la naci√≥n. Quiz√°s por su naturaleza, es usada como √ļltimo recurso por la nula capacidad de los gobiernos en turno, de no atender o dar respuesta a la problem√°tica por cuestiones pol√≠ticas, sociales o retener los presupuestos a los estados.

Ejemplos hay que trascendieron a nivel nacional, como la que encabez√≥ el matador de dragones Salvador Nava para derrocar a Fausto Zapata, reci√©n electo gobernador, l√≥gico, con su sello del fraude electoral. ¬ŅCu√°ntos plantones ha habido en M√©xico por los maestros para presionar o negociar incrementos salariales con el gobierno federal en turno?. Otro ejemplo reciente fue la marcha por la dignidad que recorri√≥ varios estados encabezada por el gobernador de Chihuahua, Xavier Corral Jurado, con el estandarte Justicia para Chihuahua, Caravana por la dignidad.

Protest√≥ contra el propio gobierno federal, contra un sistema viciado, corrupto, agotado. Corral tuvo el valor de enfrentar, tocar lo m√°s sensible, las entra√Īas del poder como se dice en t√©rminos seculares. Destap√≥ la cloaca, lo que es un secreto a voces, la desviaci√≥n, la triangulaci√≥n de los recursos p√ļblicos con fines electoreros para grupos selectos del partido que gobierna y quiere seguir ostentando el poder a toda costa con pr√°cticas que da√Īan la democracia. Cuando un gobernador o presidente municipal no es af√≠n a sus intereses, le levantan la canasta, les retienen los recursos que por ley les pertenecen.

En su  paso por San Luis de la Caravana por la dignidad y la justicia para México, la tarde fría, lluviosa, del lunes 30 de enero, no impidió ni fue obstáculo para el recorrido por las principales calles del centro histórico. La caravana fue recibida por ciudadanos, algunas organizaciones sociales, navistas, panistas, el diputado federal Xavier Nava. La caminata concluyó su recorrido en la Plaza de la Democracia donde está el monumento del ex líder cívico Salvador Nava. En su discurso, Corral fue enfático sobre la causas de la caminata,

Se gestó a raíz de las denuncias sobre el saqueo de su antecesor, César Duarte, por más de mil 200 millones de pesos. Entonces vinieron las represalias, cuando le retuvieron las participaciones comprometidas para sanear las finanzas, ya que le dejaron una deuda de 50 mil millones de pesos, con lo que pusieron a su gobierno en la banca rota. Entre las exigencias se planteó extraditar a Duarte, pues existen 36 carpetas de investigación judicializadas, 16 encauzadas y 10 órdenes de arresto. Al emprender los reclamos, Corral tocó el nervio neurálgico del sistema, exhibió a la aristocracia hacendaria y la tecnocracia de la Secretaría de Hacienda.

Comentó que en la política se puede negociar todo, pero nunca los principios y valores por la justicia. No debe aplicarse la ley del garrote de manera selectiva, ya que el gobierno está para satisfacer las necesidades de la gente. Mencionó que la Caravana por la dignidad enarbola la bandera de México, que trasciende los intereses de justicia y busca el combate frontal a la corrupción. Se puede decir que tales movimientos, generados por la indignación social ante tanta voracidad desmedida, omisiones, opacidad, desenmascaró el modus operandi de la clase política, donde parece ser que están amparados en un pacto de impunidad, del tapaos los unos a los otros.

Mientras el pueblo siga fregado, sin tener acceso al desarrollo y las oportunidades, seg√ļn mi humilde experiencia, ya que tambi√©n hemos sido part√≠cipes de marchas y manifestaciones, puedo decir que son el √ļltimo recurso para llamar la atenci√≥n de la autoridad. Hay servidores p√ļblicos escudados en su incapacidad. No le apuestan al di√°logo. Si el gobierno de cualquier nivel fuera sensible, tuviera un poco de voluntad pol√≠tica, otra fuera la historia. Pero son los primeros en violentar las garant√≠as de todo ciudadano, como el derecho de petici√≥n y audiencia. Ojal√° fueran inteligentes, se evitar√≠an mayores problemas.

No obstante las marchas, pocas veces se logra el objetivo o el bienestar colectivo, porque se cae en el chantaje, negociaciones o arreglos en lo oscurito. Se pierde la esencia de la causa. Algo es cierto, en gran medida depende de nosotros acabar con la corrupci√≥n cuando tengamos el valor de participar, exigir cuentas a todos los corruptos gobernantes. Indignarnos. Con la marcha de Corral, a su llegada a M√©xico le liberaron los 700 millones al estado de Chihuahua, no fueron 900 millones. ¬ŅTodo acab√≥? Nunca se debe ver el da√Īo de unos cuantos, la lucha debe ser para lograr la justicia de todos. No dejar perder una causa leg√≠tima genuina. Basta de tanta corrupci√≥n que se vive bajo el amparo de la impunidad. Marchemos por la justicia, por la paz social, no merecemos pol√≠ticos inmorales.