Archivo de la etiqueta: Sindicato Independiente de Trabajadores al Servicio del Estado

es content solo

Inicia la lucha contra el tirano anti sindicalista

El gobernador Ricardo Gallardo maneja un doble discurso, dice que su prioridad son los más pobres, pero se ensaña con sus propios trabajadores, a los que corre y da un trato inhumano. No para adelgazar la nómina, sólo para meter a su gente y cumplir compromisos de campaña, afirma Francisca Reséndiz Lara, fundadora del Sindicato Independiente de Trabajadores al Servicio del Estado. “Los ha despedido sin darles la alternativa de que demuestren las funciones que realizan y cuánto ganan. A algunos ya no los dejó entrar. A los que estaban por contrato, pero tienen muchos años de laborar, los echó a la calle sin contemplaciones, cuando son empleados a los que anteriores gobiernos nunca les dieron prestaciones. No cuentan con servicio médico, vacaciones ni aguinaldo. No revisó caso por caso, ha actuado con prepotencia contra sus propios empleados, los golpea y criminaliza. Es abogado, pero parece que no sabe de leyes, ni de tratados internacionales laborales”.

Añadió que los funcionarios siguen el ejemplo del gobernador, se les hace natural atacar y ningunear a los trabajadores. Citó como ejemplo, al delegado de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes de Valles, Eduardo Saldaña, cuyo puesto no está en la ley, lo crearon exprofeso, en una cita con permisionarios. Le gritó y corrió a dos empleados de base. Aseguró que el oficial mayor, Noé Lara Enríquez, miente cuando dice que se les despidió conforme a la ley. Ha demostrado su falta de conocimiento sobre lo que son los recursos humanos y los derechos laborales, pues entre los afectados, hay algunos con 27 años de servicio y casi por jubilarse. “Es una persona sin poder para decidir, todo tiene que consultarlo con el gobernador, como lo evidenció la dirigente del sindicato mayoritario, Bernardina Lara, a la que le dijo, se volverían a reunir, porque no puede autorizar nada sin antes tener permiso. “Ya empezamos mal, el ejecutivo será el que resuelva todo, para qué quiere a un oficial mayor, al que no puede darle una carpeta y decirle lo que se debe hacer conforme a la ley. Lara debe hacer frente a los problemas y no correr a buscar a su jefe. Los funcionarios que están ahora no saben hacer su labor”.

Informó que son 79 los trabajadores despedidos, que están afiliados al órgano que fundó y 129 los empleados de Seguridad Pública, que cuentan con base de confianza y representan al sindicato, que ya estaban en funciones administrativas. Están impedidos para efectuar el trabajo operativo, por ser hipertensos, tener obesidad o estar deprimidos. Ahora los presionan y condicionan para que retomen tareas operativas y conservar el empleo. Les endosan horarios de 12 horas, rolan turnos, trabajan los fines de semana o de lo contrario serán despedidos. A los que no aceptan, les han levantado actas administrativas. Los amenazan con someterlos a la cartera de honor y justicia de la corporación y remitirlos a asuntos internos. “Es mucha la prepotencia y el abuso al que someten a los compañeros”.

Añadió que hasta la fecha, no hubo ningún tipo de acercamiento de Bernardina Lara con el oficial mayor, menos con Gallardo, al que le han enviado 2 escritos, donde le explican las circunstancias de los afectados. No han obtenido ninguna respuesta. Además, por cada trabajador despedido, han remitido oficios de cómo los corrieron, lo dicho por el jefe o les negaron la entrada. Sólo al secretario de seguridad pública, Guzmar Ángel Guzmán, le han enviado 136 quejas para detallarle los malestares médicos de los policías que obligan a realizar tareas operativas. No respondió y sigue el atropello. “Hay mucha molestia entre los trabajadores, porque han dedicado parte de su vida a cumplir con su labor, algunos hasta realizaban horas extras, sin que se les pagara. La forma en que se les despide es deplorable. Si actúan de manera respetuosa, los propios empleados acceden a irse. Pero solo los dejaron en la calle, sin más. Es gente real, con familias, sueldos bajos, una antiguedad y quieren ser escuchados. Pero son los primeros que afectan. Tenemos también de honorarios y contratos, los más vulnerables. Pero Lara ya amenazó con agarrar parejo, tengan base o no. Se comportan de una forma muy gansteril, corren a uno, pero meten a cuatro. No es cierto, busquen adelgazar la nómina, que no engañen a la ciudadanía”.

La también representante del Movimiento por San Luis, calificó de sospechosa la pasividad que ha mostrado Bernardina Lara, por tener un mayor número de afiliados, resulta la más afectada con los despidos. Mencionó que si de verdad quiere actuar, con una hora de paro total, desquicia al gobierno. No lo hace, porque sólo vela por sus intereses. “Si en realidad fuera una líder combativa, no hubiera surgido nuestro sindicato”.

Descartó una alianza con Lara para enfrentar los embates de Gallardo, ya que su organismo es corporativo. “Como dirigente, está acostumbrada a traer collar del gobernante en turno”.

Reséndiz se ha confrontado con gobernadores priistas y panistas. Ahora con uno del Verde, que violenta los derechos de los trabajadores, no busca el diálogo ni el consenso. Recordó al cirujano Fernando Toranzo, al que calificó como el peor de todos. Utilizó la fuerza pública y la metió a la cárcel por defender a 12 trabajadores. Denunció que Gallardo ha emprendido en su contra, una campaña difamatoria en sus medios pagados, para desprestigiarla. La acusa de ostentarse como dirigente y defina su estatus laboral, cuando sabe que tiene más de 30 años en la burocracia. La tacha de lo peor, por no andar en su tapete. Las protestan las realizan porque no respeta la ley ni los derechos de los empleados.

No descartó que los ataques se deban a un revanchismo político, ya que en la precampaña, le obstaculizó coaligarse con Morena. En la campaña, lo acusó de cometer fraude electoral, compra de votos a través de la tarjeta La cumplidora, que no pagó y el robo de urnas por parte de hombres armados. “Gallardo ignora que es autoridad, actúa con berrinches y dolido por lo que pasó. Me ha atacado muy duro en sus medios y páginas creadas para denostar a los que lo criticamos. Un mandatario sensato y maduro, las críticas las asume con sensatez para mejorar, no agredir”.

La secretaría de finanzas del sindicato, censuró que Gallardo, cuando le conviene, dice ser de la Cuarta Transformación y que trabaja para los pobres, pero ha demostrado en lo que lleva al frente del mando, que gobierna para un solo partido y se comporta todavía como si fuera candidato, al entregar despensas para acrecentar su figura con el Partido Verde Ecologista, donde la gente que lo acompaña en el reparto, también portan el logo. “El despliegue personal que hace en todos sus actos, es parte de una estrategia para buscar la presidencia de la república. La cartulina que mostró un niño en una gira que hizo en Moctezuma, fue planeado, orquestado. Gallardo se comporta como un dictador absoluto, todo lo quiere controlar, lo que pone en evidencia, su falta de conocimiento, porque el gobierno no es una empresa privada. Se manejan recursos públicos, los trabajadores de gobierno no son sus empleados, laboran para los ciudadanos. En la secretaría de cultura, mandó indicaciones expresas, de que en cualquier informe que se divulgue, primero mencionen su nombre. Debe ser la institución, el gobierno del estado, no su figura lo personal”.

Criticó que en su afán de ser omnímodo, no respeta la división de poderes. Sin consultar al congreso, donó un terreno a la iglesia católica, que es propiedad del estado, no de su peculio. Debió someterlo a un análisis. “Busca agradar a la comunidad religiosa, que en San Luis es mayoritaria, lo que lo beneficia en sus aspiraciones políticas. Quiere manejar a los presidentes municipales y usurpar sus funciones”. Al crear el Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública en San Luis, pretende escudarse para usar la fuerza pública, evitar los plantones y manifestaciones, con lo que coarta un derecho que tienen los ciudadanos libres. El organismo podrá sugerirle actuar, pero al final, será el responsable de reprimir y acallar las inconformidades. “Los empresarios que le siguen el juego, como patrones, quedan en evidencia. Pagan bajos salarios a sus empleados. En lugar de aumentarles la paga, les dan vales para que los gasten en sus propios negocios, con lo que se regresa a las tiendas de raya, donde la ganancia era redonda”.

Reséndiz dijo que en sus primeros dos meses de gestiones, Gallardo ha actuado en forma contradictoria. Por un lado recurre a los préstamos a corto plazo, para hacer frente a las deudas con los maestros y pagar aguinaldos. Por otro, inicia obras innecesarias, como cambiar la entrada del parque Tangamanga uno, que no se necesitaba. Se ha quejado insistente de las corruptelas que encontró en las dependencias. Lo dejaron sin recursos y con aviadores, pero hasta la fecha, no hay ninguna denuncia formal u orden de arresto contra los ex funcionarios. Una pésima señal que envió en materia de seguridad, fue crear su propia guardia personal, que denota, no confía en los propios policías estatales.

El sindicato que fundó e integra Reséndiz, realizó un maratón de protesta el 13 y 14 de noviembre, donde los trabajadores despedidos expusieron sus casos en forma detallada, ante la amenaza de que iban a ser levantados del plantón que mantenían desde el pasado sexenio en la avenida Carranza, lo que sucedió. Fueron quitados el 22 de noviembre, por la orden que giró un juez de control, en respuesta a la demanda interpuesta por un comerciante afectado, según difundió el gobierno. Reséndiz, mediante dos videos que divulgó en redes sociales, dijo haber sido amenazada y perseguida, por defender a sus agremiados y denunciar los abusos cometidos en dos meses por Gallardo. Afirmó temer por su integridad. Clamó el apoyo del presidente de la república, Andrés Manuel López Obrador y responsabilizó a Gallardo de lo que le pudiera ocurrir en lo personal, su familia y agremiados.