Archivo de la etiqueta: Paloma Bravo García

es content solo

Paloma Bravo saquea el ayuntamiento de Zaragoza, que recibe Emanuel Díaz, “El Piloto”

El alcalde de Zaragoza, Emanuel Díaz Loredo, “El Piloto”, denunció que su antecesora, Paloma Bravo García, le heredó un ayuntamiento sin recursos para hacer frente a las necesidades mínimas. Encontró gastos excesivos en gasolina y obras pagadas al 100% sin concluir y reportadas como terminadas. Las fallas las turnará a la Auditoria Superior del Estado, para que se actúe contra los responsables. “Hay cero en las finanzas, dejaron los vehículos sin gasolina, facturaban 285 mil pesos en combustible en un mes. Las cuentas no cuadran, ahora gastamos 30 mil pesos y llenamos el tanque. Hay un retraso en todos los rubros, cultura, deporte, pavimentaciones”.

El edil que llegó cobijado con las siglas del Partido Redes Sociales Progresistas, aseguró que trabajará sin distingos políticos. En los primeros tres meses, se dedicará a resolver las demandas de servicios básicos y afinar los proyectos de obras que arrancará con el presupuesto que se le autorice para el 2022. El edil precisó que una de sus primeras acciones, será revisar el pago a los empleados del ayuntamiento, donde encontró una gran disparidad en los salarios que perciben. Algunos cobran mil 100 pesos a la semana. Los barrenderos 800, mientras los funcionarios tenían sueldazos. “Vamos a proponer un equilibrio, se les aumente a quienes ganan poco y se reduzcan los ingresos excesivos”.

Afirmó que realizará un manejo trasparente de los recursos. Una de sus metas será construir una gran unidad deportiva y fomentar la práctica de las diferentes disciplinas entre los jóvenes, para alejarlos del ocio y las adicciones. Para concretar la obra, buscará el apoyo de las empresas que hay en el municipio, pues con las partidas del ayuntamiento, no le alcanza, ya que son muchas las necesidades por atender. Sobre todo en servicios, como agua potable, luz, drenaje, pavimento, salud y educación. Fue a lo que se comprometió en campaña, donde no hizo promesas que no pudiera cumplir, como construir clínicas o una universidad.

Díaz Loredo se auto denomina El piloto, ya que de niño, al subirse a la bicicleta, abría los brazos al viento, para simular que volaba. Tiene el oficio de taxista, al que ha dedicado gran parte de su vida. Ahora como edil, pugnará para apoyar a sus compañeros de gremio y regularizar el servicio, que prestan de forma irregular 80 choferes desde hace 13 años.

Le pedirá apoyo al gobierno estatal para solucionar una actividad de la que dependen varias familias y terminar con las corruptelas en la que participan, junto con los inspectores de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, cuando los sorprenden al prestar un servicio a la capital y les imponen multas de 25 a 30 mil pesos. Refirió que atenderá de tiempo completo sus tareas, ya que despachará sin límite de horario. Resaltó que vendió su carro para hacer frente a los gastos de campaña.

Aseveró que la empatía alcanzada para ganar, la aplicará al escuchar los problemas que le presenten los ciudadanos y les buscará una salida sin burocracia, pues pretende forjarse una carrera política limpia, para que la gente vuelva a creer en tal actividad. Dijo estar muy agradecido con el dirigente moral de su partido, el ex diputado local, José Luis Romero Calzada y el presidente estatal, Guillermo Olvera, que le dieron la oportunidad de participar, mientras el PAN y Nueva Alianza, cuando los buscó, “ni lo pelaron”. Díaz tiene tapizadas las paredes de su oficina con peticiones escritas en pequeños recortes de papel, que habrá de cumplir sin excepciones.

es content solo

Paloma Bravo García, la peor alcalde de Zaragoza en todos los tiempos

El ex tesorero del ayuntamiento de Zaragoza, José Alberto Sánchez Flores, destacó que a casi dos años, la alcalde Paloma Bravo García no ha realizado ninguna obra relevante de impacto social. «La apoyamos porque se comprometió a ejecutar vivienda barata, pero no ha cumplido. La seguridad pública es ineficiente. Hay pocos agentes, que son rebasados por la delincuencia que padecemos. No tenemos agua potable en la cabecera. Quitó al director, Tomás Olivares, por ineficiente, pero el problema sólo lo acentuó. Existen muchas tuberías rotas. El anterior edil, Xavier Gómez, aunque dejó muchas cuentas pendientes, tuvo el acierto de edificar la colonia Bicentenario, pero no instaló la electricidad. Apenas alcanzó a poner el poste y el transformador, que quitó la munícipe, cuando tuvo fricciones con la Unión de Productores Plan de San José”.

Los afectados la iban a demandar por robo, se justificó que como autoridad, tenía derecho a removerlo. “No se puede meter a un terreno privado. Al final lo regresó, pero no puso la luz. Los ciudadanos siguen a oscuras. Se trata sin duda, del peor trienio de la historia. Un mandato es corto, hay que correr o el tiempo nos gana. El municipio cada día empeora. No se valen los pretextos para que los trabajos queden inconclusos. Como pasa con la planta tratadora de aguas negras y la línea de agua potable que va de Cerro Gordo al Jaralito. Ya están pagadas, ambas suman de 15 a 20 millones de pesos”.

Expuso que la edil percibe un salario mensual de 50 mil pesos, que no le alcanzan. “Cuando necesita más, junto con el secretario, Víctor Hugo Alvarado, agarran la chequera y gastan sin freno. Me quitaron el control de la gasolina porque no les convenía. Les dije que actuaran a favor de la gente, pero se enojaban. Como somos de un rancho, vamos poco a la presidencia. Nos dedicamos al comercio, pero estamos como los demás, inconformes y molestos, porque no hay cambios. Bravo tiene muchas observaciones, pero la protege el gobierno estatal, que hizo a un lado las denuncias de corruptelas y respaldó la demanda que hizo contra los inconformes, por violencia política de género. Era un tema que no venía al caso. La gente no confía en las autoridades, porque nunca se castiga a los que roban”.

Sánchez recordó que cuando Bravo llenó la nómina con amigos fuereños, vino el enojo de los que la impulsaron, por lo que decidieron bloquear el acceso al palacio municipal durante 6 meses, sin conseguir que fueran removidos los extraños. La edil acusó al regidor rebelde, Rafael Cárdenas, de haberla amenazado con una pistola, por lo que un juez ordenó protegerla y prohibió a sus detractores acercarse lo mínimo. “A la fecha sigue el proceso. El Consejo Estatal Electoral también determinó medidas cautelares. La blindaron ante la supuesta violencia política. Nunca tuvimos el propósito de atacarla por ser mujer”.

“Buscamos que respondiera como servidora pública. Pero se fue por la tangente y puso la denuncia. Le funcionó la maniobra. Cárdenas ya no es regidor. Le movieron a la denuncia otra vez. Cuando se acabó el conflicto, se arrimó para entregar la presidencia. Violó el mandato y lo volvieron a sancionar. Luego llegó a un acuerdo con la munícipe, de lo que no nos informó y rompió relaciones con nosotros. Aunque también pudo retirarse por cansancio, ya que no procedió ninguna de las múltiples demandas que tiene en contra Bravo”.

“No se logró nada con la protesta. El objetivo era que rindiera cuentas, no se obtuvo. La gente de Zaragoza está desconcertada porque fue bastante tiempo que se detuvieron los servicios. El plantón inició el 13 de agosto del 2019 al 10 de enero del 2020. La presidenta se valió de una mentira para ganar. Nos demandó a siete personas, pero ninguno es violento. La gente nos conoce, sabe que somos pacíficos. Yo participé en el 2015 en la planilla de la candidata a la alcaldía por el partido Conciencia Popular, Ángeles Zavala. Iba como síndico, desconocía lo que era contender. Logramos meter a un regidor. En el 2018, nos sumamos a Paloma Bravo. La meta siempre fue que se viera un cambio, porque en Zaragoza estamos muy atrasados. Nos superan los vecinos de Tierra Nueva, Santa María del Río y Villa de Reyes”.

“Zaragoza tiene todo para crecer. Cuando me incorporo, busqué mejoras en todos los sentidos, pero faltó apoyo de la presidenta. Nos respaldó Rafael Cárdenas, pero al final se desesperó o lo presionó el gobierno y se alejó. La gente que anda en la política, no se preocupa por capacitarse. Deben saber a lo que van, tener conocimiento para defender al pueblo. Los regidores por ignorancia, no tenían acceso a los informes. Como tesorero, empecé a leer y conocer la ley, saber mis funciones. Pero siempre fui bloqueado por la edil. Me prohibió meterme en desarrollo social, donde había un verdadero desorden y movían todo el dinero”.

“Con todos sus errores, Xavier Gómez dejó obras pagadas, pero Bravo no las concluyó. Se lo debatí. Maneja al consejo de desarrollo, que sólo mira cómo se gasta el dinero. Le aprueban todo, sin saber nada. Entre las obras inconclusas, figura una presa muy bonita, pero no funciona. Le invirtieron como 5 millones de pesos. Era del gobierno federal. El ayuntamiento aportó como 500 mil pesos. Iba a surtir a las comunidades de Agua Zarca, Carmen y Salitrejo. No se conectaron las mangueras ni la bomba. Es una gran obra, muy necesaria, pero no la han activado. Le dije a la entonces directora de desarrollo social, Yesenia Pilar Vega Sánchez, que la terminara. Se excusó que no le daban órdenes de arriba”.

Sánchez expuso que el conflicto con la alcalde se dio cuando en los puestos más importantes, como desarrollo social, contraloría y Dif colocó a funcionarios ajenos a Zaragoza. “Fue una de las peticiones que hicimos para levantar la protesta. Jamás usamos la violencia política. No teníamos nada con sus invitados. Pero se necesita a alguien que conozca las verdaderas necesidades y las concrete. En la campaña se gana cuando hay compromisos. Bravo dijo que contrató un despacho legal para castigar las irregularidades de su antecesor, al que iba a llamar a cuentas. Lo que nunca pasó”.