Archivo de la etiqueta: municipla

es content solo

La presión cívica

Y los tiempos alcanzaron al cacique violento y corrupto que controla el poder político en la zona metropolitana y consecuentemente, el principal responsable, directo, por su forma inescrupulosa de gobierno, de la degradación en prácticamente todos los órdenes de convivencia, como lo es, en materia socio político, seguridad, corrupción pública y económica. Pero también al pueblo potosino se le acabó el tiempo de seguir simulando que no pasa nada con un tipo de gobierno criminal como el que se ha instalado en los últimos años en la capital potosina y los municipios conurbados al cual el voto mayoritario lo puede seguir empoderando con un triunfo en la capital potosina, que en los hechos sería el arranque para que la pandilla de delincuentes llamada gallardía escale el poder en el estado para el 2021. El panorama no puede ser de mayor desaliento en una sociedad que se afirma democrática. Es el surrealismo que vivimos en varias partes de la república mexicana, criminales que por definición legal, no deberían ser actores de ninguna fiesta cívica en busca del voto, como vía de acceder a posiciones de poder, salvo personas que por sus acciones punitivas en el marco legal, deberían estar cumpliendo condenas carcelarias, las que impedirían su activismo cívico político. Pero en México es lo más común de la realidad.

El cacique presidente municipal de la capital, quien es el jefe real de la mafia que opera bajo la fachada de la gallardía, utiliza la franquicia en plena decadencia de lo que se llama PRD, es un delincuente confeso. Ha violado la Constitución General de la República a placer en total impunidad, cada que se le ha pegado la gana. Su habilidad para moverse por las cañerías del poder en los niveles estatales y federales está fuera de duda. Los trueques de votos por impunidad lo han llevado a los niveles de poder que ostenta. Su riqueza es ofensiva por sí misma y adquiere tintes de vulgaridad por el cinismo mostrado en la ostentación de la misma.

Los ciudadanos potosinos que se agrupan en torno al llamado Frente Anticorrupción, han contribuido con sus constantes demandas en contra del cacique, por las innumerables acciones de corrupción desplegadas por el jefe de la pandilla, a poner en evidencia lo que hemos denunciado desde hace varios años hasta el gobernador en turno, Juan Manuel Carreras, que está subordinado a los caprichos delincuenciales del cacique, además de protegerlo, es parte de un pacto político cerrado en tiempos de elecciones, como lo fue en el 2015. El dizque gobernador, según denuncian los integrantes del Frente, solapa actos de corrupción del cacique. ¿Se entiende la burla de la que somos objeto los ciudadanos potosinos, en manos de sujetos que ostentan el poder en el estado? Lo que de manera insólita, el irresponsable gobernador dice abiertamente, es un encubridor de las múltiples fechorías de las que se le han acusado al tirano presidente municipal con licencia, en busca del voto para su reelección.

Pero además en su desbordado cinismo, quien ostenta el cargo de gobernador, encubre muchos delitos que el cacique tiene, lo que deja fuera de toda duda, que también se ha convertido en un delincuente confeso, que acepta ante un grupo de ciudadanos, de forma clara e inequívoca, que es un delincuente, que es parte del crimen organizado que opera desde el poder en la entidad. Es parte fundamental de lo que se ha denominado “La Gallardía”. Los acuerdos del cacique con el priismo de Carreras y del ex gobernador Horacio Sánchez apuntan, por la impunidad brindada al cacique desde las instituciones públicas, en su inacción en contra del delincuente Gallardo Juárez, al facilitarle su acceso al poder desde la gubernatura.
En la coyuntura electoral no se puede ignorar un hecho político, el origen de la degradación que vivimos en los tiempos que corren. La fortaleza del crimen organizado en los gobiernos de la zona metropolitana se debe al priismo de Horacio Sánchez Unzueta, Fernando Toranzo Fernández y de Carreras, que trabaron la alianza con los Gallardo desde 2009 en el municipio de Soledad y en la elección para la gubernatura del inútil y corrupto ex gobernador Toranzo.

Por cierto, en tal época, los notarios Eduardo Martínez Benavente Leonel Serrato, ahora flamante candidato de Morena, pero más de Horacio Sánchez y otros más, en unión con el cacique Gallardo, abiertamente llamaron a votar por el PRI y de su candidato a la gubernatura. No debe faltar la memoria en la definición de los actores políticos que se mueven, blandiendo virtudes que no tienen. En cualquier análisis que se haga de los momentos políticos que vivimos, con el movimiento de masas en busca de mayores espacios de libertad y democracia, que encaminen a nuestro país a sitios de mayor justicia, no podemos ignorar el origen del escalamiento de la corrupción y la violencia en los gobiernos de la pandilla gallardista y del priismo por una razón básica, a partir del 1 de julio del 2018, tendremos una correlación de fuerzas modificada de manera radical.

Quien ostenta el mando en el país, de acuerdo con las encuestas, pasará a un lejano segundo o tercer lugar. Y el partido que apenas tiene tres años de vida, se convertirá en la primera fuerza política, muy lejana de las demás. Ya existen mediciones que colocan a Morena como una alternativa legislativa que tendrá la mayoría absoluta. Lo que mueve a todo el país, tiene necesariamente consecuencias en el entorno como ciudad y estado. Cambian las proyecciones que verán la luz a partir del próximo primero de julio. El cambio será histórico en el estado y nivel federal. Morena tiene una intención del voto mayoritario para la presidencia de la república y para el legislativo. A pesar de los candidatos, hay una intención que los coloca en la posibilidad de ganar varios distritos. San Luis se ha caracterizado por ser un espacio conservador en la emisión del voto. Casi siempre lo han hecho por la derecha representada por el PRI y el PAN, todo apunta que ahora cambiará. ¿Cómo afecta en la elección de la capital potosina, que es donde están los acuerdos perniciosos de la derecha que nos tienen en el actual estado de corrupción y violencia?.

El cacique se la está jugando con el PRI, no con el PAN. La estupidez del corrupto del Cerillo, candidato del frente, fue haberle dado todo lo que le exigió el grupo mafioso de la gallardía. Obligó a los panistas al senado, si quieren llegar, a trabajar a marchas forzadas para ocupar el primer lugar en la votación, para efecto de que el panista que va en segundo lugar de la formula pueda llegar. El problema que enfrenta la fórmula del frente, es el fenómeno político que estamos viviendo en todo el país, incluido, desde luego nuestro estado, del crecimiento sin precedentes de la candidatura de AMLO. Está muy arriba de la del PAN y del PRI. Pero también está jalando la votación en cascada para las demás candidaturas de la coalición “Juntos Haremos Historia”. En donde se verá la mayor concentración del voto en cascada será en las de orden federal, en diputados federales y senadores. También tendrá su efecto en las votaciones de carácter estatal, pero en menor intensidad.

La demostración de fuerza en el altiplano, cuando AMLO estuvo en Matehuala, en la huasteca potosina, en los municipios de Tamazunchale y Ciudad Valles y en la zona media, cuando visitó Rio Verde, la gente se desbordó llena de entusiasmo para hacer patente su respaldo a la candidatura de López Obrador, pero también al llamado de votar parejo por los candidatos de Morena. Se ratifica a ras de tierra, lo que las encuestas señalan. El pueblo ha decidido volcarse en forma contundente por la alternativa que proyecta la coalición “Juntos Haremos Historia”. Ningún observador pudo pasar por alto la potente convocatoria de AMLO en las tres regiones. Los puso más nerviosos de lo que ya están. Sobre el movimiento de masas cívica que estamos viviendo, se desprenden las siguientes hipótesis. La votación del PRD se irá de manera mayoritaria hacia AMLO y los candidatos de la coalición que encabeza al senado y los diputados federales, se quedaránel voto duro de la mafia gallardista, que tiene bajo el control corporativo en las diferentes zonas del estado, de manera preponderante en la capital y Soledad, pero disminuidos.

Por el lado del panismo, un número importante de su militancia no va a votar por el frente, por su alianza con la mafia de los Gallardo y un segmento importante lo hará por AMLO. La fuerza de los dos partidos en el estado se verá menguada de manera importante, lo que abre la posibilidad real de que “Juntos Haremos Historia” lleguen en primer lugar al senado y ganen varios distritos federales. En la capital potosina, en donde se concentra el origen de la maldad violenta y la corrupción sin cuento, nos estamos encontrando con rostros conocidos que giran en torno a la mezquindad y los negocios por encima del dolor humano. El cacique potosino con licencia en la presidencia municipal de la capital, para buscar la reelección, camina con el desprestigió brutal, no sólo en el ámbito local sino nacional. Son actores vergonzantes, para sus aliados los panistas y los del MC. Sólo un tipejo sin principios y con una corrupción desbordada en la ciudad de México, como lo es Miguel Ángel Mancera, ha tenido la osadía de mostrarse flanqueado por el par de delincuentes que son el padre,Ricardo Gallardo Juárez)y el hijo, Ricardo Gallardo Cardona.

Pero lo hace un tipo que ha sido vapuleado en términos reales del poder que se perfila en los reacomodos del primero de julio próximo y quien, debido a su pésima administración en la ciudad de México, el PRD será botado del poder por el impresionante despliegue de Morena. ¿Cuál es la fuerza real del cacique en la capital potosina y Soledad? La que tiene corporativizada, con las prebendas que con los recursos públicos ha generado desde el 2009 en Soledad con extensión en la capital. Es su fuerza real, que sumada a la cantidad de sufragios que pueda comprar el día de la elección, constituirán su voto duro. Las innumerables acciones de rapiña en que se ha visto envuelto en el manejo de los dineros públicos, la confirmación de entidades como la Auditoría Superior de la Federación de que es un reincidente delincuente en el manejo de los contratos de las obras públicas y dineros del ayuntamiento, la ciudad destrozada en peores condiciones a como lo estaba al final del anterior gobierno municipal priista, la violencia y las extorsiones que aumentaron de manera alarmante desde que el cacique llegó al poder, toda la realidad que no es posible ocultar, le han pegado de manera directa en la confianza de un sector que de manera despistada o por castigar al PRI y al PAN decidieron votar por el energúmeno de la violencia y la corrupción, ya no lo harán más.

Los opositores al cacique son dos candidatos con un origen político claro son alfiles del ex gobernador Horacio Sánchez Unzueta. Los dos se dan baños de principios inexistentes al auto definirse como “navistas”. No lo son. En estas líneas no tengo interés en demostrar lo que aquí afirmo, por una sola razón, ya lo hice en anteriores notas, con abundantes argumentos. En apariencia el apoyo del gobernador, si es que se le puede tener confianza a un tipo que ha admitido ser cómplice en la impunidad brindada a los delincuentes cobijados en la “gallardía”, se está alineando para el candidato del PAN y el MC, Xavier Nava Palacios. El apoyo que se puede considerar más firme es el de su tío político, pero si el tal Carreras tiene los acuerdos de sangre con el cacique y lo seguirá apoyando, pues entonces, sin el poder real del estado, es irrelevante la fuerza de Horacio Sánchez. La única posibilidad que tiene el navita de meterse a la pelea es que se alineen los siguientes escenarios, que en el PAN los operadores logren mantener el voto duro que ronda los 85,000 votos, según la votación anterior, que los votos que el PRI puso a disposición del cacique en la pasada elección, los muevan a su favor.

Podemos precisar que la cantidad de votos que se movieron en el orden que expongo, es la diferencia que obtuvo el candidato del PRI a la gubernatura con el de la presidencia municipal, que fluctuaban por el orden de los 30 mil votos y finalmente, el voto reducido que podemos afirmar que tiene una identificación con el navismo, que no llega a los 30 mil, a los cuales se le sumarían los pocos votos del MC. No hay más. Pero si las circunstancias se mueven en tal lógica, aritméticamente tiene posibilidades el candidato del PAN y MC. Si se desploma en la votación que proyectó, entonces tendremos la confirmación de que el pueblo potosino no le ha perdonado su credo gallardista defendido con ardor y pasión hace tres años. El candidato de Morena a la presidencia municipal es otro seguidor de Sánchez Unzueta, que se sumó para golpear al cacique y coadyuvar a que Nava pueda meterse a la pelea. La votación que obtendrá será por el efecto AMLO.

No tiene proyecto ni respuesta para los principales problemas estructurales que padece la ciudad. Nunca le ha interesado, ni le interesa. Lo suyo es el oportunismo y la vendeta. La candidata del PRI, Cecilia González, es solo de relleno, al igual que el anterior candidato de hace tres años, Manuel Lozano. Veremos si se alinea con el apoyo a Nava en el discurso, como lo hizo hace tres años el candidato del PRI al apoyar abiertamente al cacique. La presión cívica, como vemos, no es sólo para el cacique, sino para los dos horacistas en contienda en el papel que les han marcado jugar. La guachada del compinche de los dos candidatos (Morena y PAN) el también notario y pseudo navista, que suelta su luminaria capacidad teórica, como es su costumbre, de que dependiendo como vayan en las preferencias electorales entre los dos horacistas, se decline a favor del que esté mejor posicionado, es una mariguanada que no tiene ninguna posibilidad por la confrontación de los proyectos de nación que se están jugando en todo el país. Con Morena por un lado y el PRIAN por el otro. Por el bien de la tranquilidad democrática de todos, al pueblo potosino no le conviene por ningún motivo que el terror, la corrupción y la violencia sangrienta siga escalando espacios de poder con el jefe de la mafia que busca la reelección en la capital potosina. Los hombres del dinero en la capital ya nos hicieron saber públicamente que no les produce problema alguno, el que un delincuente confeso y probado como lo es el señor Gallardo escale mayores espacios de poder. Al grupo mezquino de personas, les interesa hacer negocio al costo que sea y saben que con un corrupto inescrupuloso, tienen la seguridad plena de un futuro boyante para sus múltiples intereses. Pero el interés del pueblo potosino es otro. Y tampoco es lo que queremos. La lucha aquí y ahora es terminar con la corrupción y la impunidad. Nada más, pero nada menos.

es content solo

Feminicidios: ¿a quién le importan?

En San Luis Potosí siguen matando mujeres. Los feminicidios no paran. Las siniestras evidencias son indiscutibles. Los cuerpos sin vida pintan un cuadro terrible. Algunos crímenes cometidos en 2018 dejan ver el macabro rostro de la tragedia. 3 de enero. Una mujer de 20 años es asesinada de un tiro en la cabeza y es tirada en las inmediaciones del aeropuerto de San Luis Potosí. Los restos de la desdichada fueron semi devorados por la fauna silvestre. 6 de enero. Rancho El Malacate, delegación de Bocas, Municipio de San Luis Potosí, es localizado el cuerpo sin vida de otra mujer de 19 años en una zanja de 10 metros de profundidad. Domingo 7 de enero. El cuerpo de “Viviana” es localizado en una noria en el municipio de Ahualulco. 9 de enero. Tamasopo, huasteca potosina. Es asesinada una mujer con arma blanca. El cuerpo presentaba cinco puñaladas en abdomen y pecho. 13 de enero. El cuerpo calcinado de una mujer fue localizado en un recodo de la presa San José, en Escalerillas, municipio de San Luis Potosí. Es el sexto feminicidio ocurrido en apenas trece días de este año.

Esto es violencia de género. No hay duda. Las asesinaron con saña. El feminicidio es el asesinato de una mujer por razón de su sexo, una forma de violencia machista. Las estadísticas no mienten: 15 asesinatos en el 2015, 12 en 2016, 25 en 2017 y 13 en lo que va de 2018. Las cifras confirman la incompetencia para salvaguardar la integridad de las mujeres en nuestro estado. No es novedad, no hay capacidad para revertir los niveles de inseguridad que nos aquejan. Falta compromiso y sobran muertas.

A pesar de que desde de junio de 2017 la Secretaria de Gobernación emitió la Alerta de Género para seis municipios del estado, Valles, Matehuala, San Luis Potosí, Soledad, Tamazunchale y Tamuín, las muertes no cesan. Testimonio. Mi niña Lupita. “Perdóname porque no te pude defender cuando más necesitaste de mí en ese momento, qué hubiera dado todo por tomarte de mi mano y nunca soltarte y mucho menos permitir que sufrieras y menos en la manera que te me fuiste mi niña, pero así como un día llegaste y me pediste algo de comer, me pediste que te diera ropita porque tenías frío, así como llegaste a mi vida y fue suficiente con verte a los ojos y ver el sufrimiento, la ternura, la nobleza que llevabas, sin que nadie te lo pidiera me llamaste papá. Ahora lucharé hasta el final para que se haga justicia y nadie vuelva a sufrir lo que tú sufriste mi niña, mi Lupita, siempre por siempre, seré tu papito donde quiera que estés mi niña”. Alberto. (Padre doliente que perdió a su hija adoptiva en un feminicidio).

La insensibilidad y dejadez de los funcionarios responsables de atender los feminicidios ha propiciado el incremento de la barbarie. Un 10% de las mujeres que entre 2012 y 2015 fueron asesinadas en San Luis Potosí reportaron o sufrieron violencia familiar previamente. Si ya se habían manifestado síntomas de violencia contra las mujeres ¿Qué estaban haciendo las autoridades para prevenir, proteger y atender a las víctimas?
Si acaso estaban haciendo algo lo hicieron en secreto. No informaron. Esto los hace ver apáticos e irresponsables. ¿Cuántas más deben morir para que entiendan que hay un serio problema de violencia contra las mujeres? Es verdad que no es un problema que afecte solo a nuestro estado. Cifras del Instituto Nacional de la Mujeres (Inmujeres) indican que a diario mueren siete mexicanas a causa de violencia extrema. Chiapas, Chihuahua, DF, Guerrero, Jalisco, Edomex, Nuevo León, Oaxaca, Puebla y Sinaloa encabezan los estados con el mayor número de delitos contra las mujeres.

En la última década se tiene registro del asesinato de 22 mil 482 mujeres en todo país. La cifra va en ascenso pues en 2007 se registraron mil 83 casos, mientras para 2016 el número se elevó en 152% al reportarse 2 mil 735. Y en 2018 se siguen acumulando los feminicidios. Son las mujeres entre 26 y 40 años las víctimas más frecuentes. El hogar y la vía pública son los lugares donde con mayor frecuencia son asesinadas.
En San Luis Potosí se aprobó desde el 8 septiembre de 2016 la Ley de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, pero de poco ha servido porque es un derecho que en la práctica no está garantizado por las instituciones del gobierno local. El problema es de tal magnitud que debe provocar el debate público que mueva a la indignación para exigir a las autoridades la rendición de cuentas y resultados medibles. No más excusas y pretextos con declaraciones a los medios informativos que solo sirven como coartada encubridora.

Hay que dejar señalado que no es que exista la motivación de “politizar” el tema para sacar raja política. Entendamos que lo que ocurre en “La Polis” (la ciudad, la comunidad, la sociedad) es un hecho político por naturaleza, un asunto que interpela a los ciudadanos que habitan en una democracia. De lo contrario el silencio o disimulo pueden confundirse con complicidad.

Así que ONG´s, academia, medios informativos, familiares de las víctimas, pero sobre todo las autoridades que nos gobiernan tienen la responsabilidad de frenar la ola de asesinatos que evidencian la violencia de género en nuestro estado. Hasta hoy el gobierno no ha podido. Nos sale a deber y la sociedad tiene todo el derecho de exigir resultados. Urge que la política pública orientada a desterrar la violencia contra las mujeres funcione. Que se establezcan acciones afirmativas para eliminar los feminicidios. Ya es tiempo de que la Secretaria General de gobierno, la Fiscalía General del estado, el Instituto de las Mujeres y el Sistema Estatal para la Prevención, Atención, Sanción y Erradicación de la Violencia contra las Mujeres se pongan las pilas y atiendan el inadmisible incremento de feminicidios en la entidad.