Archivo de la etiqueta: Maribel Alavez Torres

es content solo

Para igualar a Holanda y Alemania, hace falta leer 50 libros al año

Por el placer que se tiene a la lectura y con el fin de compartir la dicha que se convirtió en pasión, un grupo que labora en el Centro de las Artes, fomenta el hábito en niños, jóvenes y adultos. Abordan diversos autores como el poeta local Manuel José Othón y otros externos donde se ubica Julio Cortázar, Mario Benedetti y Juan Rulfo.

La mediadora del taller, Maribel Alavez Torres, destacó que están incluidos en el programa nacional de salas de lectura donde se les capacita a través de un diplomado de tres años. Les otorgan las técnicas y herramientas para cumplir sus tareas. Les facilitan un acervo cercano a los mil 200 libros que utilizan según el perfil de los asistentes. También acuden a primarias, secundarias, hospitales, centros de rehabilitación juvenil, ferias del libro, universidades y reclusorios.

A los adultos los atienden martes y miércoles, de 10 a 12 y de 11 a 13 horas. Los ayudan a relajarse y avivar la memoria. “Se conectan las neuronas. Les favorece concentrarse. Amplían el vocabulario, se previene el Alzhéimer, pues la lectura ayuda a recordar».

Alavez dijo que resultó una experiencia especial el encuentro con jóvenes internos. Las actividades los remitieron a su etapa infantil. Los motivó escribir o dibujar sus propias historias. Al recordar vivencias, solicitaron perdón por las equivocaciones que los llevaron a la cárcel. Asisten a las casas cunas, donde despliegan el “Bebé letras”. Ilustran a los infantes que por maltrato o abandono terminaron el el sitio.

“La lectura puede llegar a cambiar una vida. La transforma. Se nota en los pequeños, que muestran sus emociones. Luego buscan los libros. Es algo que les queda para siempre», relata Alavez. Hace años, la mediadora Eva Ortega impulsó el “Libro, viaje y camión” que fomentaba la lectura en los usuarios del transporte público. Por su éxito se aplicó en Valles, Matehuala y otras partes donde los camiones y taxis cargaban una mochila con 6 libros para que los pasajeros leyeran mientras llegaban a su destino. Aunque algunos decidieron llevárselos.

Un gran impacto tuvo la variante “Rompecabezas”. Consiste en acudir a leer a hospitales, asilos y personas con síndrome de Down. A los pequeños se les imparte la alternativa “Lee, crea y juega”. Incluye materiales de juego. Alavez expuso que para fomentar y enseñar el hábito de la lectura, es fundamental dar el ejemplo. Es donde se flaquea, se puede constatar con el presidente Enrique Peña. Comenta que en promedio, un mexicano debe leer cerca de 50 libros al año, para estar a la par de países como Alemania y Holanda.

Remarcó que falta difundir y dar continuidad a los programas. La gente no acudía al Festival de las Letras porque no estaba enterada. Lamentó que el año en curso, no los hayan invitado a la Feria Nacional Potosina, donde se debió promover la lectura ante miles de visitantes. Lamentó las estadísticas donde se establece que cada mexicano apenas aborda un libro al año. No obstante el regreso a clases, mantendrán las puertas abiertas.