Archivo de la etiqueta: licenciatura en Letras Españolas

es content solo

Aurora Guerrero Márquez plantea que la cultura puede salvar al mundo

Entregó su vida a la docencia. Otra de sus grandes pasiones fue escribir. A lo largo de su trayectoria, la maestra Aurora Guerrero Márquez inculcó que a través de la cultura, el arte, la danza, la música y la lectura se pude humanizar el sector educativo, corrompido por grupos radicales y quitarle lo enajenado a la sociedad por las nuevas tecnologías.

Narró su amplio historial como catedrática. En un inicio fue profesora en la primaria Los Sabinos en Xilitla. Luego se mudó a Matehuala donde laboró en la escuela Ignacio Manuel Altamirano y Normalismo Mexicano. La alternancia duró 16 años. Con el ánimo de prepararse cursó la licenciatura en Letras Españolas en la Escuela Superior de Saltillo. Después se especializó en Letras Hispanoamericanas.

Cuando fue secretario de educación Guillermo Delgado Robles se desempeñó como directora de la Escuela Normal del Desierto donde estuvo de 1993 a 1995. En el lapso luchó por imponer un ambiente propicio para el aprendizaje. Fue galardonada en el concurso regional de diseño de planes y programas de agentes de cambios para el desarrollo cultural que le otorgó la Organización de Estados Americanos junto con el gobierno de Venezuela.

Guerrero Márquez relató que desde temprana edad ha sido amante de la lectura y escritura. Ha publicado varios libros como Literatura Infantil. El teatro como vínculo transformador de conductas en la formación docente y Miscelánea Pedagógica. En 2016 editó su más reciente obra literaria, Un día mi gato comerá sandía, expuesta en la Feria Nacional del Libro de Guadalajara.

Se trata de una recopilación de refranes que han sido conectados para formar poesía. Se gestó por la molestia de ver que todos los libros sobre el tema eran acomodados en forma alfabética. Aprovechó para concatenar su gusto por las rimas y hacerlos versos. La faena le llevó 5 años. Con la ayuda de amigos y familiares, recopiló más de 2 mil refranes. La obra consta de casi 790 que aluden a la naturaleza, animales, el hombre, la mujer, la comida y otros. “En cada temática investigué cuáles son los componentes más esenciales. Hago una pequeña introducción para que sea productiva”. Lo destina a toda clase de público. Maneja el albur de la cultura mexicana.

Guerrero eligió el título por una experiencia personal. Además de que hace referencia a la suerte, a un ideal. La esperanza de que algún día será concretado. “Mi esposo y yo viajamos a la ciudad de Camargo, Chihuahua, a visitar unos familiares. En el camino observo el paisaje. Nos rebasó un camión que en la parte trasera tenía la leyenda Un día mi gato comerá sandía. Más adelante vi otra unidad con la misma frase. En el trayecto al poblado de Jiménez, desfilaron cuatro carros con igual texto. Me imaginé que los choferes no eran los dueños, pero insinuaban serlo. Soñaban que un día el medio de transporte les iba a pertenecer. Es el tema que alude a un sueño que podemos alcanzar”.

Guerrero Márquez está por publicar “La fruta y sus placeres”, donde hizo un análisis profundo del origen de todas las variedades y sus nomenclaturas. Creó una semejanza con el cuerpo humano para hacer poesía. Tanto ha sido su amor por escribir que una de sus discípulas la imitó al publicar “El más valiente». Fue invitada como madrina a la presentación.

Tiene en ciernes “Crónica de una escuela bárbara” donde abordará su experiencia como directora de la Normal del Desierto, donde no existía el respeto a los demás. «Tenían arraigada la ideología marxista. El error era que pocos querían participar en los proyectos. Hacían hasta seis huelgas. Les faltó sensibilidad. No practicaban algún deporte. Se desdeñó la cultura y el arte». Entonces puso en práctica sus criterios humanistas a través de la música, danza, canto y pintura, con lo que mermó las «prácticas revolucionarias». Se ganó a más de 600 alumnos. «Les llevé a pintores como David Contreras y Galilea Olivares. Entre los grupos de teatro La Carrilla. Un maestro expuso al óleo. Se presentó un grupo de danza contemporánea. Lo que nunca habían visto. Fue como se diluyeron sus ideales belicosos”. Lamentó que a tales espacios los afecta la pobreza en que se encuentran. Los programas educativos están desfasados. No son acordes a las diferentes regiones del país.

Pero a Guerrero le gustaría enseñar a otros maestros cómo hacer un informe recepcional, ya que muchos fracasan. La mejor manera de ayudarlos es con una metodología. Resaltó que si volviera a nacer sería de nuevo maestra.