Archivo de la etiqueta: Leal Beltr√°n pugnar√° por evitar el fraude electoral

es content solo

Leal Beltr√°n pugnar√° por evitar el fraude electoral

En la pradera de la contienda pol√≠tica, se asoma el belicoso litigante huasteco, Luis Fernando Leal Beltr√°n, que con las siglas Fuerza por M√©xico, aspira a gobernar a los potosinos de la mano de la ciudadan√≠a. Con casi un doctorado en leyes a cuestas, experto en temas comiciales, anuncia que iniciar√° campa√Īa en las puertas del Consejo Estatal Electoral, para advertir que no permitir√° el m√≠nimo fraude, como pas√≥ en el 2015, cuando asesor√≥ a la panista Sonia Mendoza. Expuso que la trampa consisti√≥ en contar doble los sufragios en los casos donde el candidato aparece coaligado. Precis√≥ que alcanza a cubrir todas las posiciones en disputa con un partido reciente, sin mancha. Buscar√° que no se convierta en un nido de v√≠boras ni de tribus. Tratar√° de incidir en lo educativo, campo y la justicia, donde propondr√° desaparecer el Consejo de la Judicatura, que cuesta cantidades millonarias y resulta obsoleto. Nunca se ha llevado a juicio a ning√ļn juez ni magistrado. Se apoyar√° en los empresarios para evitar la precariedad. Destac√≥ que la mayor√≠a de sus oponentes son funcionarios con licencia. Les falt√≥ valor civil para dejar la n√≥mina, lo que los descalifica ante los votantes.

‚ÄúA lo largo de los a√Īos, hemos visto c√≥mo el principal problema, es la falta de pol√≠ticas p√ļblicas, dirigidas a integrar la familia, lo educativo, nulas orientaciones sexuales, delincuencia juvenil, cismas colectivos, una sociedad en decadencia. Se ha perdido la instituci√≥n de la familia, como base √ļnica. Nuestro programa de trabajo va dirigido a rescatarla. No a trav√©s del DIF, para entregar sillas de ruedas ni regalitos. Tenemos un plan ambicioso, ante problemas lacerantes como los feminicidios y secuestros. Hay situaciones que no se pueden atacar s√≥lo con la fuerza p√ļblica. Tampoco podemos ubicar un polic√≠a detr√°s de cada ciudadano u hogar. Haremos convenios con las organizaciones feministas. No es posible, vayan a gritarle al gobernador cada que desaparece una persona y la autoridad no salga a recibirlas. Hay que sentarse con las v√≠ctimas y aplicarse en las soluciones. La familia involucra a m√°s de la mitad de las instituciones del estado. El segundo punto ser√° buscar la justicia social, que no existe si falta la democracia. Tenemos un sistema penal acusatorio, que lleg√≥ en el peor momento de M√©xico. M√°s que reparar los da√Īos de los ofendidos, est√° dise√Īado para no tener a los infractores en la c√°rcel‚ÄĚ.

‚ÄúHay que separar los poderes, reformar el ¬†judicial. Vamos a proponer que desaparezca el consejo de la judicatura, que no sirve para nada, solo genera gastos innecesarios. Se tiran millones de pesos para validar el p√©simo comportamiento de los jueces. Al menos que me falle la memoria, jam√°s se ha castigado un juez o magistrado, a pesar de las m√ļltiples quejas. Son impunes. Otro tema es fomentar la producci√≥n del campo. Vamos a hacer una reforma total en la secretaria de agricultura, poner a gente capaz y que los programas funcionen. Es una instancia muy fuerte, con demasiado presupuesto. Sin duda, nuestro proyecto es muy ambicioso, dentro del gobierno que vamos e encabezar a partir del 2021. Promoveremos un pacto social entre empresarios y trabajadores, evitar los despidos masivos de los que nadie habla. Se vive una recesi√≥n econ√≥mica mundial donde San Luis no es ajeno, la planta productiva est√° mermada. Hay que llegar a los ajustes exactos que convengan a las partes. Asumiremos el mando con una gran deuda hist√≥rica, por el despilfarro de varios sexenios‚ÄĚ.

‚ÄúNos sentaremos con la gente para darle cuentas de lo que recibamos y lo que nos puede alcanzar. Lo que ning√ļn gobernador ha hecho. Los funcionarios ser√°n perfiles honestos, conocidos, capaces. Ser√°n personas que atiendan y entiendan a los potosinos. En lo inmediato, vamos a promover una reforma a la ley del Sistema Estatal Anticorrupci√≥n, dominado por y desde el gobierno. Le daremos independencia. Todo mundo se pelea por el fiscal anticorrupci√≥n, que ni siquiera pinta en todo el engranaje. El manejo lo tiene el secretario t√©cnico y seis funcionarios de gobierno. Hay que replantear el Sistema Estatal Anticorrupci√≥n con un enfoque ciudadano, aut√≥nomo. El problema es que no vienen a ejercer el cargo. Llegan, se sientan en la silla y se olvidan de sus tareas. Se imaginan iluminados, s√≥lo buscan pasear en los coches y asistir a fiestas de lujo. Pretendo ser un gobernador itinerante, ir a los municipios, cargar el gabinete y escuchar a los pobladores lo que les hace¬† falta. No estar sentados en el palacio, para asistir a los actos protocolarios‚ÄĚ.

‚ÄúBuscar soluciones de conjunto, siempre ser√°n las mejores. Hay que ense√Īar a la gente a auto protegerse, denunciar los il√≠citos. Los afectados no lo hacen, porque le temen m√°s a la polic√≠a que a los delincuentes. En la zona rural, apenas hay 8 agentes. Los que buscan la gubernatura, hablan de renegociar la deuda para cubrir las pensiones. No es el camino. Hay que hacer un an√°lisis pormenorizado para saber c√≥mo se gener√≥ el problema, si hubo dolosas inversiones o manejos. No me interesa meter a la c√°rcel a ex funcionarios. Una de las pocas benevolencias del nuevo sistema judicial es que busca reparar el da√Īo. Pero si los malos manejos generaron un quebranto y en alg√ļn lugar hay dinero, se va a recuperar. Para avanzar, tambi√©n hay que ir de la mano del presidente Andr√©s Manuel L√≥pez Obrador. Despu√©s de 100 a√Īos de saqueos, no han podido quebrar al pa√≠s. Nos forjamos en la lucha social, en el trabajo de campo, no somos improvisados, conocemos las corrientes pol√≠ticas, los nuevos y viejos l√≠deres‚ÄĚ.

‚ÄúSe gest√≥ la alternativa de participar el 20 de octubre a trav√©s de las recientes siglas, Fuerza por M√©xico, platicamos y encontramos coincidencias. Llegamos a un acuerdo fraterno y me invitaron a participar como candidato. Sin embargo, el partido tiene que sortear cuestiones legales, como la asamblea nacional, otros tr√°mites, analizar las candidaturas. Fortalecer la dirigencia estatal, donde podr√≠a quedar alguien de confianza. Con cuadros nuevos y valiosos, haremos una amalgama que luchar√° desde abajo. Nos sobran seguidores para cubrir todas las candidaturas. Tenemos una ¬†estructura que formamos hace 6 a√Īos, cuando ayudamos a la ex candidata del PAN a la gubernatura, Sonia Mendoza. Se han sumado otros luchadores sociales, defensores de los animales, de la ecolog√≠a, sierra de San Miguelito, feministas, movimiento l√©sbico gay. Vamos a gobernar con todas las corrientes. Nos convertiremos en el candidato independiente que muchos quisieron tener‚ÄĚ.

‚ÄúTampoco permitiremos que se construya el fraude electoral del que fuimos v√≠ctimas, que permiti√≥ al priista Juan Manuel Carreras subir al poder. Hicieron muy f√°cil el robo, a trav√©s del irregular conteo de votos en las casillas. Como el candidato aparec√≠a varias veces, alteraron los sufragios en las casillas y resultados preliminares. La abanderada lo advirti√≥ como a las 9 de la noche. Acudi√≥ al Consejo Estatal Electoral para que hicieran el ajuste, pero Carreras ten√≠a 40 mil votos arriba. El burdo truco de sumar varias veces, no lo permitiremos. El consejo aparece como art√≠fice de lo que pas√≥. Lo diremos ante sus puertas, al iniciar la campa√Īa: no queremos m√°s trampas. Exigiremos se respeten nuestros logros, por lo que meteremos gente en todas las casillas, distritos y municipios. No nos vamos a dejar, sentenciamos al √≥rgano, no permitiremos que nos enga√Īen. La mayor parte del timo se dio en la capital, donde los partidos mandan a gente de buena fe. Pero las mesas las dirigen los representantes del consejo, que tienen antecedentes, estad√≠sticas, estudios sociales y socioecon√≥micos de las casillas. Saben c√≥mo operar. En los siguientes procesos, no nos vamos a confiar. Cuidaremos todo lo que marca, le seguiremos el paso. Hay un √°rbitro que no se nota, todo mundo le chifla para que haga caso. La autoridad es la primera que debe acatar las disposiciones en materia de salud, como en el caso de la pandemia que se vive. No interviene desde que inici√≥ la apertura electoral‚ÄĚ.

‚ÄúEl fen√≥meno se registra cuando se dan las coaliciones y alianzas. Ya casi no usan relleno de urnas. Se da en el conteo, en la mesa. Una forma de combatir el fraude es sacar a la gente a votar. En el caso de Coahuila, el √ļnico ganador fue Morena, que creci√≥ el 17%. El PAN casi desapareci√≥. El PRI, con el voto duro y sus d√°divas, sostuvo el mismo 7%, de hace tres a√Īos. Vamos a esperar c√≥mo se porta el covid, ante unas elecciones at√≠picas. El consejo electoral tendr√° que sacar acuerdos respecto a las reuniones y formas de hacer propaganda. Ya no se pueden pegar carteles en los postes de luz. Se proh√≠ben las reuniones de personas. Los candidatos haremos campa√Īa, con el riesgo de que el covid arrase con m√°s enfermos. Se pueden aplazar las votaciones, como pas√≥ en Coahuila. Nos tendremos que reinventar. Compito contra una mayor√≠a de funcionarios con licencia, como Xavier Nava, Ricardo Gallardo, Juan Ramiro Robledo y Sonia Mendoza. Quieren tener un pie atr√°s y otro en la n√≥mina, no es una conducta √©tica. San Luis est√° harto de enga√Īos. El √ļnico que se salva es Antonio Lorca, pero es casi seguro, que no lo van a dejar competir‚ÄĚ.

-El PRI y PAN juntos, cuando siempre fueron enemigos.

-Son las alianzas cupulares, de la mentira, indignidad, de los l√≠deres que traicionan al pueblo. No le preguntaron a los militantes, los vendieron. Pisotearon las ideolog√≠as. Tratan a los electores como basura que no cuenta. Negocian y dilapidan la democracia. La gente no lo entiende, no lo asimila. Los partidos le apuestan a medio callar a las bases en las elecciones municipales y de diputados, porque en los municipios la pol√≠tica se personaliza m√°s. Van a tratar de diluir la inconformidad, pero no podr√°n. Nosotros somos un partido fresco, limpio, nos importa el votante. No traemos mancha alguna. Si nos vamos a la historia, a lo mejor es un regreso a casa. El doctor Salvador Nava s√≥lo fue priista, no form√≥ ning√ļn otro partido. Pero era una figura intachable, hombre de ideales. Su nieto, Xavier Nava, anduvo antes con los ex ediles de Soledad, Ricardo Gallardo Ju√°rez y Ricardo Gallardo Cardona, a los que luego traicion√≥. Manej√≥ meterlos a la c√°rcel y gan√≥ la alcald√≠a de la capital. Es una verg√ľenza el tipo, si el abuelo viviera, seguro le quita el apellido o se muere de nuevo de la verg√ľenza. En las elecciones del 2818, no gan√≥ Morena en San Luis. Fue el presidente de la rep√ļblica. Buscaron candidatos hasta en el bote de la basura, para llenar los espacios, √°vidos de dinero, poder y encubiertos en la figura del tabasque√Īo. Otra vez se vino la rebatinga, parece una cena de negros y can√≠bales. Lo √ļnico que buscan es salvar el registro y su pedacito de pastel.

‚ÄúNo me extra√Īa lo que pasa en Morena, vimos c√≥mo cay√≥ el super delegado Gabino Morales en tres a√Īos. Se sinti√≥ iluminado y se subi√≥ a donde ni el mismo presidente lo hizo. Est√° el desempe√Īo cuestionable de otro funcionario, Leonel Serrato. Ya se sum√≥ el magistrado administrativo, Juan Ramiro Robledo. Lo respeto como jurista, pero es un pol√≠tico en desuso. No tiene nada que perder. Su tiempo ya pas√≥, a menos que le ayuden¬† con el fraude desde adentro. Al senador Primo Doth√© lo veo muy retirado, muy pegado a la curul. No logr√≥ los apoyos que calcul√≥, porque no trabaj√≥. Nunca visit√≥ a los votantes. No puso el pie en la tierra. Ahora de forma bonita, como legislador, quiere brincar. La gente no le respondi√≥, est√° dolida. Fue traum√°tico para el pa√≠s soportar la pandemia. Hay malestar por la crisis econ√≥mica y la delincuencia. Las personas tienen memoria, saben que la buscan ahora que habr√° elecciones. El diputado federal Ricardo del Sol es un gran amigo, lo respeto mucho, pudo encauzar un gran proyecto, pero no logr√≥ aterrizarlo. Se ocup√≥ m√°s en atacar a Carreras. No tiene una labor real que pueda incidir entre el electorado. No cumpli√≥ las expectativas. Lo afect√≥ la inexperiencia‚ÄĚ.

‚ÄúInvit√© al equipo al combativo contratista y luchador social, Agust√≠n de la Rosa. Le dije que se uniera, pero es muy institucional, le tiene apego a Morena. Cree que en alg√ļn momento puede haber democracia. Si fuera cierto, como candidato, ser√≠a muy competitivo. Pero el dirigente estatal, Sergio Serrano, ha generado un descontrol. Ser√° dif√≠cil que lo dejen participar. Para nosotros es una gran figura, ya que es honesto, comprometido, digno y respetable. Ojal√° se sume a la masa homog√©nea que vamos a integrar. No le tenemos miedo a ninguna alianza o coalici√≥n. Pero es importante cuidarle las manotas al √°rbitro electoral. Las trabas para los candidatos independientes son las mismas. Para inscribirse como aspirante a la gubernatura exigen alrededor de 200 mil votos. Si entraran tres contendientes, no le dejan nada a los partidos. Lo correcto ser√≠a bajar el porcentaje, para alcanzarlo. Son cifras insuperables, nadie lo har√°. Se requiere adem√°s un trabajo en toda la entidad‚ÄĚ.

‚ÄúNi contendientes como el delegado del Instituto Nacional de Antropolog√≠a e Historia, Juan Carlos Machinena. Al rector de la Universidad Potosina, Arturo Segoviano, le deseo suerte. Necesita conseguir 10 mil votos diarios. Es un dique insuperable. La ley es cerrada. L√≥pez Obrador fortaleci√≥ a los partidos, que se consolidaron. En el municipio m√°s peque√Īo, como Cerro de San Pedro, se necesitan mil firmas para competir. En una ciudad grande, para una curul o gubernatura, no se puede. ¬†El alcalde de Valles, Adri√°n Esper, tampoco pudo competir, paga mucho dinero en los medios para promover su imagen. Pero no lo quiere ni la mitad de los habitantes. Prometi√≥ patrullas, casi naves espaciales, que no llegaron. No se aplic√≥ a fondo. El diputado federal, Ricardo Gallardo, tiene 6 a√Īos en campa√Īa. Ha gastado recursos a pasto, pero no es suficiente. No es lo mismo mover 15 camionetas cada que hace un mitin que llevarlas a los dem√°s municipios, ocupar un terreno real, competir y juntar los votos que dice va a lograr. El dinero no puede comprar lo que no se puede vender. Vamos a luchar por cautivar el voto consciente, convencer a los j√≥venes, mujeres y hombres. Lo peligroso de nuestra campa√Īa es que atenderemos el reclamo social, caminamos con la renovaci√≥n moral de las instituciones y la lucha anti corruptelas‚ÄĚ.