Archivo de la etiqueta: JulionÁlvarez

es content solo

Una falacia la consigna Potosí para los Potosinos, en el ámbito de la cultura y lo educativo

El profesor de música, Agustín Martínez Olvera, lamentó que la divisa del gobernador Ricardo Gallardo Cardona, de Potosí para los potosinos, es una falacia en el ámbito cultural y educativo, ya que prefiere pagarle decenas de millones de pesos, sin licitar, al cantantes de narco corridos como a su compadre, Julión Álvarez, que apoyar a los artistas locales, sumergidos en el olvido desde siempre. Además, cuestionó, envía un mensaje negativo a la niñez que escucha, observa imágenes y sonidos donde se exalta la violencia. Los asesinatos, el tráfico de enervantes, como elementos aceptados en la vida cotidiana. Expuso que en lo individual y privado, puede tener los gustos que le plazcan, pero como figura pública, afecta a las actuales generaciones, que van a crecer con un modelo de conducta equivocado, lo que puede generar un círculo vicioso interminable. “Son muy amigos del gobernador, Julión Álvarez y la banda Calibre 50.

Como maestro en la disciplina artística, puedo decir que perjudica a las nuevas generaciones, porque se van con el prototipo de tales personajes. Imaginan que su música y letras son algo positivo y normal. Estamos llenos de series de narcotraficantes y ahora aparece un gobernador que le gusta el estilo y lo presume. Hay muchos niños de 6 y 7 años. Cuando se cumpla el mandato del gobernador, tendrán entre 15 y 16 años. Van a crecer con la subcultura de la música de narcos. El mandatario la puede gozar en los ámbitos personales. No como ejemplo de las nuevas generaciones. Es más sano, promover la vertiente académica, la que se enseña por notas, partituras, que implica tocar un instrumento. Otra forma en la que desvían los recursos es a través de los museos, esculturas y murales. En el espectáculo de las luces, en la Iglesia del Carmen, gastaron más de medio millón de pesos.

Optaron contratar gente extranjera en detrimento de los artistas locales”. Martínez expuso que rescatar y fomentar la cultura en San Luis Potosí, parece una tarea difícil, ya que tienen olvidados a los maestros. Los limitan a espacios educativos donde cobran cuotas poco accesibles para quienes buscan aprender alguna de las disciplinas artísticas. Además, la Secretaría de Cultura, solo busca promover el espectáculo, le da preferencia a músicos de otros estados. No fomenta ningún tipo de valores educativos. Añadió que el Instituto Potosino de Bellas Artes, solo busca servir y complacer a Gallardo Cardona, al fungir como su caja chica y promover sus gustos musicales, como el género grupero y narco corridos. “Es increíble cómo a los maestros, nos dejan de lado. No nos brindan apoyo, nos topamos con la pared si queremos llevar a cabo un programa con los alumnos. Nos ponen muchos filtros burocráticos, justificar por qué buscamos llevarlo a cabo, de qué trata, cuánta gente participará, costos. En caso de no gustarles, lo descartan”. “En cambio, para actos de entretenimiento o músicos de otros estados, los dejan entrar por la puerta grande. Les entregan los recursos que sean necesarios, sin ningún impedimento. La Secretaría de Cultura es la mano maestra, ya que por medio de sus contadores, saben cómo justificar los gastos. Por ejemplo, si saco una copia, tengo que justificarla. Los grupos o cantantes que traen, no tienen nada que verificar. Les brindan todo tipo de apoyo económico, hospedaje, transporte, comidas. Es una forma desviar recursos”. Reclamó que no se cuenta con espacios suficientes para impartir clases, porque los lugares están plagados de administradores, en lugar de maestros. Tienen directores para cada área, cuando es suficiente una sola persona que coordine el recinto.

“La Secretaría de Cultura plantea que abrir más museos es lo correcto para fomentar la cultura. Ignora que sobran. La mayoría está en el abandono, como el del ferrocarril. Ocupa un edificio muy grande sin ningún rol. No aporta nada para los potosinos. El centro Julián Carrillo, está en el olvido, lleno de burócratas, que restringen el acceso con miles de trabas. Sólo está de adorno”. “Y por si fuera poco, el señor Ricardo Gallardo acaba de comprar el teatro Alarcón. Es evidente que solo lo quiere para llenarlo de adeptos, sin que cumpla un beneficio social. No les interesa rescatar y fomentar la cultura, aunque tienen recursos económicos suficientes para hacerlo. Los costos para aprender alguna de las disciplinas artísticas, soy muy altos. Apenas accesibles para la clase media y alta. En el Centro de las Artes, cobran hasta 5 mil pesos para tomar clases. No hacen descuentos ni ofrecen becas. Además, cada alumno tiene que llevar su propio instrumento, lo que eleva más los precios. Es una de las formas por las que los padres desisten en inscribir a sus hijos, porque son muchos los gastos y tienen salarios justos para sobrevivir”.

“Lo lamentable es que existen recursos suficientes para que muchas materias y talleres sean impartidos de manera gratuita. Las cuotas, accesibles, para todo el que quiera aprender las artes o comprar instrumentos para los alumnos. Lo único que les importa, es ver quien recauda más dinero para el gobierno y los dejen activos, con sus recompensas. Los nuevos directores, son los mismos de antes, solo los cambiaron de espacio. En el Museo de la Máscara, pusieron a Mireya Bernal, quien antes estuvo como coordinadora de festivales del estado. La tarea es fácil, recaudan más fondos, los dejan, no lo hacen, los quitan”. El catedrático señaló que Gallardo no tiene el mínimo interés por promover las disciplinas artísticas.

Está empecinado “en vulgarizar la cultura, al contratar shows de entretenimiento con el fin de satisfacer sus gustos musicales, que no promueven ni benefician de manera educativa a las nuevas generaciones. Además, fomenta instituciones elitistas, que en lugar de crear recintos de aprendizaje más accesibles, como el apoyo prioritario al talento local, recurren al manojo de trabas, cuando se busca elaborar algo alternativo. Queda en evidencia el lema, Potosí para los Potosinos, que es una falacia. Existe una comunidad artística, con la que nunca ha habido algún tipo de acercamiento para discutir planes”. “Se junta una elite que se conoce entre sí. Hacen votaciones para ver qué artistas de otros estados traerán, pero dejan fuera el talento local. En el espectáculo de luces gastaron más de medio millón de pesos. Contrataron equipos extranjeros.

La orquesta sinfónica, en su mayoría, la integran rusos o cubanos, hay muy pocos potosinos, con pagos de hasta 30 mil pesos al mes. Nos colocan como la entidad que mejor los trata. Tenemos un gobernador que no adopta una postura neutral dentro de la música, ya que promueve sus gustos propios. No le interesa la académica, que tiene disciplina, sensibiliza y rescata los valores humanos”. Martínez Olvera conminó a los diputados, crear una ley que apoye a los maestros de artes. Les garanticen sus plazas e incremente el salario. “Cuando se dice que trabajamos por amor al arte, es real. No tenemos suficiente apoyo. Falta promover en preescolar y primaria, las disciplinas artísticas. En Tamaulipas les garantizan un respaldo institucional. Valoran el trabajo de los maestros de artes como la de cualquier otra carrera. Si le preguntan al gobernador, ¿cuántas canciones de Julián Carrillo conoce?, claro dirá que ninguna. Hay que poner atención y regresar la cultura a los potosinos, consumir lo local en todos los aspectos. Su consigna corrobora que no hace nada por los ciudadanos. No entrega el respaldo que tanto presume. La cultura siempre dejará un verdadero crecimiento intelectual y disciplinario”