Archivo de la etiqueta: Juan Rulfo

es content solo

Fabi√°n Espinosa ahonda sobre el incomparable ¬ęAlaz√°n Tostado¬Ľ

Para festejar el 120 aniversario del huasteco Gonzalo Santos Rivera, el ex diputado local Fabi√°n Espinosa D√≠az de Le√≥n, prepara un libro donde dar√° a conocer otros datos que describen la aut√©ntica figura de un personaje que apenas con cuarto de primaria, tuvo la capacidad de ¬ęimponer¬Ľ presidentes de la rep√ļblica, gobernadores, diputados federales y alcaldes. El vocero de otro huasteco, el provisional Leopoldino Ortiz Santos, se concentra en las prolijas tareas que desempe√Ī√≥ su mecenas en M√©xico y otros sitios del pa√≠s. A San Luis le dedica una parte m√≠nima, ya que tambi√©n lo desde√Īaron, lo que refleja el esp√≠ritu ¬ęchiquito¬Ľ de sus habitantes. El llamado Infante Terrible narra c√≥mo Santos le hizo creer al ex rector de la universidad aut√≥noma, Manuel Nava, que lo iba a apoyar para suceder a Ismael Salas. Pero al final se inclin√≥ por Manuel √Ālvarez. Lo que provoc√≥ la incontenible furia del sacerdote Rafael Montejano, enemigo irreconcilible de Santos. Entoces orquestaron una campa√Īa apoyados por estudiantes cat√≥licos, conocidos como Los Conejos, para combatir al cacique atrabiliario. Espinosa plantea que en el duelo del matador de dragones Salvador Nava contra Santos, el oftalm√≥logo tuvo las simpat√≠as del presidente Adolfo L√≥pez Mateos, que pudo impulsarlo para alcanzar la ansiada gubernatura. Pero Nava cometi√≥ un craso error. En su discurso sobre el aniversario de la revoluci√≥n, atac√≥ al emblem√°tico L√°zaro C√°rdenas del R√≠o, al que idolatraba L√≥pez Mateos. Entonces se rompi√≥ un trato que pudo cambiar la historia de los potosinos.

-¬ŅPor qu√© te interesaste en Gonzalo Santos Rivera?

-Fue uno de los actores pol√≠ticos m√°s importantes en la transformaci√≥n del pa√≠s. Tuve la gran oportunidad de conocerlo y convivir durante los √ļltimos 4 a√Īos de su vida, por lo cual me siento comprometido como potosino y como pol√≠tico a difundir sus gestas, para que las nuevas generaciones puedan analizar opiniones diversas, pues hasta ahora solo lo han abordado con sarcasmo y calificativos despectivos. Gonzalo Santos fue un hombre revolucionario, ingenioso, valiente, comprometido, con mucho sentido del humor, vers√°til, dominante y controvertido. El 10 de enero del 2017, se celebrar√° el 120 aniversario de su nacimiento, por lo que varios ciudadanos formamos un comit√© que pueda difundir su historia como militar en la revoluci√≥n armada. Fundador y dirigente de la Alianza de Partidos Socialistas de M√©xico, antecedente del Partido Nacional Revolucionario, ahora PRI. Su actuar en el congreso local. Su liderazgo en la c√°mara de diputados federal y en el senado. Su desempe√Īo en la Secretar√≠a de Relaciones Exteriores como embajador plenipotenciario y su influencia pol√≠tica como presidente del bloque de gobernadores. Invitaremos a todos los dirigentes de las instituciones donde particip√≥ a que hagan un an√°lisis de sus acciones celebradas, con la frialdad que da el paso del tiempo, olvidando pasiones, rencores y enconos que provoc√≥ con muchas de sus decisiones. Gonzalo Santos, desde el Bloque de la Alianza de Partidos Socialistas, el PNR, PRM y PRI, senado y c√°mara de diputados, influy√≥ en la llegada y ca√≠da de m√°s gobernadores, de los que lograba un presidente durante su mandato.

¬ęEs importante elevar la mira y ver a Gonzalo Santos desde una perspectiva global, dedicarle m√°s tiempo a su desempe√Īo en la pol√≠tica nacional e internacional, que lo realizado en San Luis Potos√≠, donde fue el jefe pol√≠tico, real e institucional, querido y odiado. No esconderemos las rayas que debieron tener las cachas de sus pistolas, pero aclaramos y pondremos en su justo contexto, las circunstancias de cada uno de sus enfrentamientos. Ser√° importante se√Īalar las obras f√≠sicas, como sus acciones pol√≠ticas. Usamos fuentes fidedignas como peri√≥dicos, revistas, documentos institucionales, fotograf√≠as y entrevistas, para dimensionar el tama√Īo del personaje pol√≠tico. Creo que para todos los actores, independiente de su ideolog√≠a, ser√° muy ilustrativo conocer la actuaci√≥n de quienes alcanzaron decisiones en las altas esferas. El objetivo es poder trasmitir el comportamiento real de uno de los hombres que ejerci√≥ el poder, para poder aprender, para unos lo que hay que hacer, para otros lo que se debe evitar. No se crece si se estudia o convive con los peque√Īos de mente. No nos detengamos con peque√Īas pendejaditas potosinas, tampoco imaginar que somos el centro del mundo. Gonzalo Santos es un personaje trascendental para la vida pol√≠tica de M√©xico. Empez√≥ a participar con Francisco Madero¬†por la cercan√≠a con sus hermanos. Fue hombre de confianza de √Ālvaro Obreg√≥n y Plutarco El√≠as Calles, respaldo de Pascual Ortiz Rubio y Abelardo Rodr√≠guez, compadre de Emilio Portes Gil y Manuel √Āvila Camacho, compa√Īero de L√°zaro C√°rdenas. Jefe de Miguel Alem√°n, protector de Adolfo Ruiz Cortines, amigo de Adolfo L√≥pez Mateos y Gustavo D√≠az Ordaz. S√≥lo le falt√≥ cercan√≠a con Luis Echeverr√≠a, por la diferencia generacional. Sin embargo, todos lo invitaron y asisti√≥ siempre a los informes anuales del ejecutivo. Como hombre de estado, le sirvi√≥ al estado. Como pol√≠tico le sirvi√≥ al estado, cuando le quitaron el Gargaleote, que por cierto, hasta la fecha, el gobierno federal no le ha pagado¬Ľ.
-¬ŅPor qu√© separas en la vida de Gonzalo Santos su actuar en la pol√≠tica nacional con la de San Luis Potos√≠?
-¬ŅAcaso L√≥pez Mateos es importante solo en el Estado de M√©xico?. No. L√≥pez Mateos nos pertenece a todos los mexicanos. ¬Ņ√Ālvaro Obreg√≥n o Plutarco El√≠as Calles son relevantes s√≥lo para los nacidos en Sonora?. Miguel Alem√°n o Adolfo Ruiz Cortines, solo para los veracruzanos. A los potosinos que por m√©ritos propios ascienden, en vez de reconocerlos y admirarlos, les encontramos defectos, errores, difundimos con veneno en la tinta, nuestras amarguras, para sentir que a los grandes los hacemos de nuestro tama√Īo, lo que nos engrandece, cuando en realidad nos hace muy peque√Īos. Al pasar el tiempo sufrimos los resultados. Aspiro a que en el 2017, al difundir las diversas actividades, los potosinos podamos cambiar la mentalidad y nos sintamos orgullosos, comprometidos y solidarios, para ayudarnos y apoyar a los que destacan. Propongo que las luchas pol√≠ticas sean por tener mejores proyectos, no por defender partidos, que nada m√°s reflejan la complicidad y la corrupci√≥n. No podr√≠amos, los miembros del comit√© organizador, tener m√°s satisfacciones, que lograr controversias con sentido positivo, cr√≠ticas constructivas, para despu√©s conseguir acuerdos. Ser√° un triunfo si logramos interesar a los potosinos, que aumente el anhelo por la lectura de la vida p√ļblica y de sus actores. Tener libertad en el conocimiento para juzgar, cuando se tienen diferentes versiones.

¬ęYo quisiera ver a la nueva generaci√≥n de pol√≠ticos potosinos que en sus discursos emitan a qui√©n admiran, para medir sus alcances y limitaciones. El pol√≠tico debe ser un hombre con amplia cultura, que lea al menos los autores cl√°sicos, como Maquiavelo, Montesquieu, Le√≥n Tolstoi, hasta los escritores mexicanos Juan Rulfo, Jos√© Emilio Pacheco, Carlos Fuentes, Fernando del Pozo, Vicente Riva Palacios, Mart√≠n Luis Guzm√°n. Los que aspiran a hacer pol√≠tica deben aprender de la grandeza de la historia, la forma de razonar de un te√≥rico, las estrategias de un guerrillero, la disciplina de un militar, la prepotencia que produce el poder y el dinero, la sensibilidad del artista, la m√≠stica de un misionero, la sagacidad de un periodista, para obtener como resultado, la habilidad necesaria. Ahora a los bur√≥cratas que aspiran a cargos p√ļblicos solo les interesa el bot√≠n. Gonzalo Santos fue un pol√≠tico que ten√≠a sensibilidad, oficio, constancia y paciencia, lo que le permiti√≥ participar en la designaci√≥n de varios presidentes de la rep√ļblica. Es lo que vamos a difundir el pr√≥ximo a√Īo en conferencias, exposiciones y se concretar√° en un libro. Se difundir√° su actividad e influencia pol√≠tica en varias entidades del pa√≠s. Sabremos c√≥mo defiende a su compadre Emilio Portes Gil para que no se cayera de la gubernatura en Tamaulipas, amenazado por el congreso local, hasta llevarlo a la presidencia de la rep√ļblica. C√≥mo influye el senador Gonzalo Santos con Plutarco El√≠as Calles, para convencerlo de que el primer candidato del PNR no deb√≠a ser el empresario Aar√≥n S√°enz sino el revolucionario Pascual Ortiz Rubio y su injerencia para mover la balanza en la convenci√≥n nacional de Quer√©taro¬Ľ.

¬ęC√≥mo vuelve a influir Gonzalo Santos para poner desde el senado de la rep√ļblica a Abelardo Rodr√≠guez y luego a L√°zaro C√°rdenas del R√≠o, sabedor que las decisiones las tomaba Plutarco El√≠as Calles. Hab√≠a que seducirlo, convencerlo y presentarlo conveniente para el maximato y la revoluci√≥n. Hay mucho que hablar de Gonzalo Santos, su papel como soldado, hasta obtener el grado de general. Su liderazgo pol√≠tico a los 24 a√Īos con los diputados locales. La fuerza de la corriente pol√≠tica que dirig√≠a al ser l√≠der de la Alianza Socialista de la Rep√ļblica Mexicana, que es el antecedente al PRI, que lo llev√≥ al mando de la c√°mara de diputados y del senado. La constituci√≥n del PNR es el resultado del esfuerzo nacional, de conjuntar a los diferentes partidos regionales y locales, para hacer un partido unido, fuerte y defensor de la ideolog√≠a revolucionaria. La agrupaci√≥n pol√≠tica que m√°s posiciones obtiene es la presidida por Gonzalo Santos por lo que es distinguido con la credencial n√ļmero 6. La n√ļmero uno se la otorga a Plutarco El√≠as Calles, la dos al candidato Pascual Ortiz Rubio, la tres al presidente del partido, Manuel P√©rez Trevi√Īo, la cuarta se la da al entonces presidente interino Emilio Portes Gil. La quinta fue para el secretario general Luis Le√≥n Uranga. Santos fue electo como presidente del PRI en el Distrito Federal. En pol√≠tica es importante entender las circunstancias, tener el dominio de las estructuras y transformarlas. Ten√≠a la presencia y paciencia para tejer despacio y fino, con ingenio, sabidur√≠a, sensibilidad y fuerza para establecer el orden. El proyecto social era primero la revoluci√≥n, despu√©s las instituciones y por √ļltimo la ley. Era lo que funcionaba, ahora ser√≠a una locura tal procedimiento¬Ľ.

-Dec√≠an que era un hombre supersticioso Gonzalo Santos, por lo que a√Īadi√≥ la ‚ÄúN‚ÄĚ a su nombre.

-Lo escribe y explica en sus memorias, la suma de las letras de su nombre y primer apellido dan 13 y hay varios compa√Īeros revolucionarios que coincid√≠an con el n√ļmero 13 y luego fueron asesinados, como Doroteo Arango y √Ālvaro Obreg√≥n. Le puso la ‚ÄúN‚ÄĚ a su nombre y sum√≥ 14. Sin embargo en su casa, en su estudio, ten√≠a la escultura de un diablo, con patas de gallo y con la cara suya. Fue un libre pensador, liberal, no un come curas. Se peleaba con el clero cuando se met√≠an en el campo pol√≠tico, defendi√≥ al estado contra los cristeros, pero muchos curas fueron sus grandes amigos.

-¬ŅLas memorias lo describen en su totalidad?

-El libro ‚ÄúMemorias, una vida azarosa, novelesca y tormentosa‚ÄĚ, escritas por Gonzalo Santos, lo usa para contar su actividad en diferentes sucesos hist√≥ricos, menciona an√©cdotas que son ilustrativas, episodios que reflejan su car√°cter autoritario y su noble humor, su capacidad de relacionarse con las elites pol√≠ticas, econ√≥micas, militares, art√≠sticas, religiosas, nacionales e internacionales. El inter√©s de quienes participemos el a√Īo que entra en los festejos por el 120 aniversario de su nacimiento, es presentar la vida de un activista pol√≠tico, que creci√≥ hasta llegar a pertenecer a los c√≠rculos de decisi√≥n, durante varias √©pocas. Esperamos destacar lo grande, lo que hacen los grandes, no como lo miran los chiquitos, los enanitos, los cangrejos que no dejan subir a nadie. Los hombres indefinidos que con doble moral se asustan si el gobierno usa la fuerza para lograr el orden, pero cuestionan el crecimiento de la delincuencia organizada. Gonzalo Santos es un pol√≠tico afrentado por fan√°ticos opositores, que solo ven una cara de la moneda. Otros, la mayor√≠a, por desconocimiento y resentimiento. Falta la voz de los que entendemos el proceso hist√≥rico, el riesgo de transformar, la valent√≠a para luchar, la necesidad de convencer para vencer, difundir para dar confianza, exponerse para sentir y humanizarse para triunfar. Sus estudios escolares fueron hasta cuarto de primaria. Sin embargo era autodidacta, pol√≠glota, hablaba espa√Īol, huasteco, n√°huatl, franc√©s e ingl√©s. La Universidad de B√©lgica lo reconoci√≥ con el Doctorado Honoris Causa. En lo intelectual, lo hizo diferente de los pol√≠ticos de su generaci√≥n. Es importante profundizar sobre c√≥mo se gest√≥ el movimiento navista y fundamentarlo, c√≥mo el doctor Manuel Nava Mart√≠nez, que fue rector de la Universidad Aut√≥noma de San Luis Potos√≠, por el consentimiento del jefe pol√≠tico, debido a su gran desempe√Īo, prestigio personal y familiar, se interes√≥ de manera leg√≠tima en poder contender por la gubernatura al terminar el periodo de Ismael Salas.

¬ęEl potosino Ram√≥n Alcorta Guerrero, reconocido en la comunidad cient√≠fica nacional como uno de los intelectuales m√°s importantes por sus aportaciones como ge√≥grafo e historiador, con relaciones pol√≠ticas en el centro del pa√≠s, se convirti√≥ en promotor de Manuel Nava y acuerdan como estrategia, primero visitar en el Gargaleote a Gonzalo Santos, para obtener su benepl√°cito. El general los escucha y al final les dice: estoy seguro que el pr√≥ximo gobernador ser√° Manuel. Regresan a San Luis Potos√≠ y empiezan a difundir entre los diferentes grupos pol√≠ticos, que el Alaz√°n Tostado est√° de acuerdo con su candidatura. Dado el perfil de Nava, por su influencia universitaria, los potosinos lo ven como un positivo prospecto. Al terminar el quinto informe de Ismael Salas, Gonzalo Santos invita a comer a su rancho a toda la clase pol√≠tica, senadores, diputados federales, locales, presidentes municipales, funcionarios p√ļblicos de los tres √≥rdenes de gobierno y al rector. Al hablar Santos Rivera, anuncia que para continuar en la l√≠nea del progreso, la paz social y el desarrollo, debe mantenerse la unidad. ¬īPropongo que el pr√≥ximo candidato a gobernador sea Manuel‚Ķ √Ālvarez¬ī. Los comensales se sorprendieron, pero de inmediato reaccionaron y se sumaron a la cargada. Cada uno pidi√≥ intervenir. Ya para terminar, el anfitri√≥n le pregunt√≥ directo a Nava su postura. Contest√≥: estoy de acuerdo con su propuesta en favor de Manuel √Ālvarez. Fue el aplauso m√°s fuerte y prolongado del acto. La unidad y disciplina partidista se impon√≠a¬Ľ… contin√ļa (tomado de la versi√≥n impresa, Noviembre 2016)

es content solo

Para igualar a Holanda y Alemania, hace falta leer 50 libros al a√Īo

Por el placer que se tiene a la lectura y con el fin de compartir la dicha que se convirti√≥ en pasi√≥n, un grupo que labora en el Centro de las Artes, fomenta el h√°bito en ni√Īos, j√≥venes y adultos. Abordan diversos autores como el poeta local Manuel Jos√© Oth√≥n y otros externos donde se ubica Julio Cort√°zar, Mario Benedetti y Juan Rulfo.

La mediadora del taller, Maribel Alavez Torres, destac√≥ que est√°n incluidos en el programa nacional de salas de lectura donde se les capacita a trav√©s de un diplomado de tres a√Īos. Les otorgan las t√©cnicas y herramientas para cumplir sus tareas. Les facilitan un acervo cercano a los mil 200 libros que utilizan seg√ļn el perfil de los asistentes. Tambi√©n acuden a primarias, secundarias, hospitales, centros de rehabilitaci√≥n juvenil, ferias del libro, universidades y reclusorios.

A los adultos los atienden martes y mi√©rcoles, de 10 a 12 y de 11 a 13 horas. Los ayudan a relajarse y avivar la memoria. ‚ÄúSe conectan las neuronas. Les favorece concentrarse. Ampl√≠an el vocabulario, se previene el Alzh√©imer, pues la lectura ayuda a recordar¬Ľ.

Alavez dijo que result√≥ una experiencia especial el encuentro con j√≥venes internos. Las actividades los remitieron a su etapa infantil. Los motiv√≥ escribir o dibujar sus propias historias. Al recordar vivencias, solicitaron perd√≥n por las equivocaciones que los llevaron a la c√°rcel. Asisten a las casas cunas, donde despliegan el ‚ÄúBeb√© letras‚ÄĚ. Ilustran a los infantes que por maltrato o abandono terminaron el el sitio.

‚ÄúLa lectura puede llegar a cambiar una vida. La transforma. Se nota en los peque√Īos, que muestran sus emociones. Luego buscan los libros. Es algo que les queda para siempre¬Ľ, relata Alavez. Hace a√Īos, la mediadora Eva Ortega impuls√≥ el ‚ÄúLibro, viaje y cami√≥n‚ÄĚ que fomentaba la lectura en los usuarios del transporte p√ļblico. Por su √©xito se aplic√≥ en Valles, Matehuala y otras partes donde los camiones y taxis cargaban una mochila con 6 libros para que los pasajeros leyeran mientras llegaban a su destino. Aunque algunos decidieron llev√°rselos.

Un gran impacto tuvo la variante ‚ÄúRompecabezas‚ÄĚ. Consiste en acudir a leer a hospitales, asilos y personas con s√≠ndrome de Down. A los peque√Īos se les imparte la alternativa ‚ÄúLee, crea y juega‚ÄĚ. Incluye materiales de juego. Alavez expuso que para fomentar y ense√Īar el h√°bito de la lectura, es fundamental dar el ejemplo. Es donde se flaquea, se puede constatar con el presidente Enrique Pe√Īa. Comenta que en promedio, un mexicano debe leer cerca de 50 libros al a√Īo, para estar a la par de pa√≠ses como Alemania y Holanda.

Remarc√≥ que falta difundir y dar continuidad a los programas. La gente no acud√≠a al Festival de las Letras porque no estaba enterada. Lament√≥ que el a√Īo en curso, no los hayan invitado a la Feria Nacional Potosina, donde se debi√≥ promover la lectura ante miles de visitantes. Lament√≥ las estad√≠sticas donde se establece que cada mexicano apenas aborda un libro al a√Īo. No obstante el regreso a clases, mantendr√°n las puertas abiertas.