Archivo de la etiqueta: Juan Ramiro Robledo

es content solo

Los que buscan relevar a Oviedo

Las negociaciones para elegir a la nueva oficial mayor del congreso, agarran fuera de lugar al aprendiz de cacique, Gabino Morales. Se especula que podría apoyar a la todavía directora del registro civil, Luz María Lastras, que tendrá el aval del gobernador Juan Manuel Carreras y de su mentor, el magistrado administrativo, Juan Ramiro Robledo, el delfín predilecto del extinto ex rector de la universidad autónoma, Alfonso Lastras, padre de la funcionaria. Si Lastras se cuela, es tácito el acuerdo del super delegado federal con el doctor en derecho, que ya no escarbará en expedientes incómodos y ambos buscarán impulsar a Robledo como el candidato idóneo de Morena a la gubernatura en el 2021.

Pero es una alianza improbable, ya que el dueto Lastras-Robledo tienen rencillas hist√≥ricas con su verdugo, que nunca los dej√≥ ingresar al partido, so pretexto de que buscar√≠an saboteaerlo. En tal sentido, se complica adem√°s el arribo del psic√≥logo Gerardo Ch√°vez Reyna, ‚ÄúEl Borrego‚ÄĚ, durante mucho tiempo fiel seguidor de Robledo. Aunque se menciona que lo empuja su hermano, el ex candidato a diputado federal por el distrito de Matehuala, Ariel Ch√°vez Reyna. Cuenta con el aval de 5 diputados de Morena. Antes tuvo mayor√≠a, pero no lleg√≥. Tambi√©n se rumor√≥ que a Lastras la propuso en primera instancia, el ex diputado federal, C√°ndido Ochoa, lo que dibuja otras complejas alianzas.

En las negociaciones secretas, se habl√≥ que Morales propuso una candidata oriunda de Guadalajara. Otro que suena es el ex regidor de Soledad, √ďscar Barba, que se sum√≥ a la lucha ciudadana para evitar el fraudulento negocio que el ex edil de la capital, Ricardo Gallardo Ju√°rez, busc√≥ cerrar con la empresa vendedora de l√°mparas lead, Panavi. El diputado local de Morena, Pedro Carrizales, propuso a su consejero, √ďscar David Reyes Medrano, que antes particip√≥ de manera activa en el Frente Anticorrupci√≥n, donde hizo equipo con el vocero, Manuel Nava Calvillo, t√≠o del alcalde Xavier Nava. Se mencion√≥ al ex jefe de compras del ayuntamiento con Victoria Labastida, al pol√©mico Mart√≠n V√°zquez, que figur√≥ en el comit√© municipal del PRD, bajo el mando de Miguel √Āngel Hern√°ndez Calvillo. Tambi√©n pas√≥ por Conciencia Popular, cuyo due√Īo es el varias veces legislador, √ďscar Carlos Vera Fabregat. V√°zquez ahora obedece al coordinador metropolitano de programas especiales, Leonel Serrato, que impuso a la ingeniera Marcelina Oviedo, corrida por usurpar funciones. Lo cierto es que ventil√≥ las corruptelas internas y se pele√≥ con las diputadas Sonia Mendoza y Beatriz Benavente.

El equipo que rodea al coordinador de la bancada de Morena y presidente de la Junta de Coordinación Política, Edson Quintanar, le remarcan que tiene la mayoría de votos para designar al relevo de Oviedo. Además, es un cargo que les pertenece, por lo que no debe estar sujeto a discusiones. Temen que por su inexperiencia, le den un revés. El dirigente de los comerciantes del Rebote, Juan Antonio Rodríguez Chessani, no se quiebra la cabeza. Adelanta que va a quedar quien garantice el saqueo del erario, los acuerdos contra el pueblo, la que cubra los desfalcos millonarios.

es content solo

FERNANDO SILVA NIETO O EL SEXENIO PERDIDO

18967367483_d400b10be6_o

PREFACIO

En su desdibujada campa√Īa de candidato a gobernador por el suspicaz Partido Conciencia Popular, uno de los mayores aciertos de Gonzalo Andrade Reyes, fue calificar a Fernando Silva Nieto, como el m√°s corrupto de todos los tiempos.

Quizá resulte difícil un símil histórico con el sátrapa Gonzalo N. Santos, que además de homicida confeso, a través de sus memorias, tuvo el temple indispensable para ceder el manejo financiero de la capital a la burguesía potosina y la huasteca convertirla en su bastón absoluto.

En su época de oro, Carlos Jonguitud Barrios manejo a su antojo, las cuotas del magisterio nacional. En San Luis, fue el ejemplo más contundente del despotismo, aunando al saqueo sin limite, vía su impune yerno, Eibar Castilla Sosa.

No se quedó atrás Leopoldino Ortiz Santos, que combinó su acentuada frivolidad con un apetito insaciable para derrochar el erario. A sus colaboraciones preferidos, les llenó los bolsillos de dinero, que venía de los contratos de obras más sustanciales. A los amigos y familiares, les colmó de beneficios.

En el contexto de la sucia competencia, agravios e ilícitos, Andrade puso en la cima a Fernando Silva Nieto, que no obstante comprar a la mayoría de la prensa local, le fue imposible impedir se conocieran sus constantes atropellos.

La f√°bula que pudo pintar a un Silva Nieto inocuo, manipulado por su tutor, Horacio S√°nchez Unzueta, que le impuso el gabinete, contrast√≥ con la figura de un ejecutivo sin escr√ļpulos para hacer negocios personales con el dinero del pueblo, siempre apoyado por sus sobrinos, Rafael Eduardo y Francisco Xavier Silva Melgarejo, igual de perniciosos.

Silva Nieto tranz√≥ sin buscarlo, un paralelismo con el interino y fallido reeleccionista, Gonzalo Mart√≠nez Corbal√°, que ocult√≥ sus despliegues en la poderosa constructora, Ingenieros Civiles Asociados, cuya sede est√° en el Distrito Federal. Por medio de ama√Īado concurso, le cedi√≥ el distribuidor vial Benito Ju√°rez, que cost√≥ m√°s de 40 millones de pesos. Fernando Silva se coludi√≥ con la Compa√Ī√≠a Contratista Nacional, ajena al √°mbito local.

En un tramo de su mandato, Silva Nieto actuó sin piedad contra su propia legión extranjera, a la que desarticulo cuando pudo convertirse en un fugaz contrapeso. El astuto secretario de gobierno, Juan José Rodríguez Medina, que le arrebató el poder por poco tiempo, pereció cuando trato de repetir la formula de su jefe, al meterse al ámbito de los fáciles y seguros negocios.

Si Horacio Sánchez tuvo las riendas de la política y Silva Nieto el manejo del dinero, al final, juntos conspiraron para destruir el PRI y entregar la gubernatura al amigable panista Marcelo de los Santos, con el compromiso capital de mantener a salvo a su antecesor.

Pero el futuro de Fernando Silva Nieto puede complicarse en extremo, si sus adversarios políticos, los diputados locales, Juan Ramiro Robledo y Eduardo Martínez Benavente, logran acuerdos internos en el congreso, para hurgar los renglones donde obtuvo pingues ganancias, junto con la élite burocrática.

En las primeras sesiones, la bancada del PRI, que comanda Manuel Medellín, perdió posiciones claves, como la gran comisión, oficial mayor, contador de hacienda y la cartera de vigilancia, lo que abonó la posibilidad de socavar rápido la endeble figura de Fernando Silva Nieto, que habló de auto exiliarse a Inglaterra donde ampliará su perfil académico.

En el trayecto del saqueo sin l√≠mite, Silva Nieto afin√≥ un estilo de evadir cualquier cuestionamiento sobre los temas torales. Con una sonrisa de oreja a oreja, parsimonioso o a veces con un inocultable fastidio, h√°bil se sal√≠a ¬†por la tangente. ‚ÄúEs un tema del que ya habl√© demasiado y no volver√© a tocar. No insistan por favor.‚ÄĚ Y nadie lo hizo cambiar.

La fortuna del controvertido Fernando Silva Nieto puede cambiar, seg√ļn sus propias versiones. Ya adelant√≥ que existe un complot para afectarlo, cuando terminen sus gestiones. Lo cierto es que apenas empieza a vivir el costo del desprestigio, que renuente, se niega a pagar.

El libro Fernando Silva Nieto o el sexenio perdido, es la suma de artilugios que airoso, sin trabas, sin conflictos de conciencia, desplegó el cínico ejecutivo en beneficio propio, a costa de la comunidad. Si para Gonzalo Andrade, Silva Nieto es el más deshonesto de todos los gobernadores que han tenido San Luis Potosí hasta la fecha, el castigo debe ser también una regla de excepción.