Archivo de la etiqueta: Juan Carlos Valladares

es content solo

Gabino Morales contradice las tesis de gobierno de L贸pez Obrador

La invitaci贸n al cumplea帽os del super delegado federal Gabino Morales circul贸 profusa en las redes sociales. La bacanal al estilo del llamado 鈥渧iejo PRI鈥 se realiz贸 en un jard铆n ubicado en la carretera a Zacatecas 105, colonia Saucito. Se estima que a la comilona fueron m谩s de 300 invitados, que probaron distintos platillos y alcohol de todo tipo. Hasta los colaboradores cercanos al funcionario lo califican de fantoche y megal贸mano. Y dada su elevada soberbia, no se iba a quedar atr谩s del ostentoso fest铆n que antes hizo en su boda el ex diputado federal de Morena, C茅sar Y谩帽ez. Menos se iba a doblegar ante la masiva boda que organiz贸 su rival pol铆tico, el senador de Morena, oriundo de Tamazunchale, Primo Doth茅.

Morales es el personaje m谩s cercano en el 谩nimo del presidente Andr茅s Manuel L贸pez Obrador, al que cada rato decepciona y le genera molestos esc谩ndalos. Cuando el historiador Pablo Moctezuma lo col贸 en la n贸mina de Azcapotzalco, Morales fue denunciado de encabezar en horario de trabajo, en San Luis, grillas palaciegas. Como dirigente de Morena, dilapid贸 las prerrogativas en pachangas y en negocios con sus allegados. Us贸 el erario para ahogar cualquier queja de protesta, con lo que logr贸 imponer como candidato a la gubernatura a su otrora mentor, Sergio Serrano, que ahora lo detesta. Ambos se gastaron las canonj铆as en su propio beneficio. A los dem谩s contendientes, los dejaron en la quinta chilla. En la 煤ltima contienda donde el tabasque帽o arras贸, San Luis, bajo el mando de Morales y Serrano, en lugar de sumar, fueron aut茅nticos estorbos.

Apenas fue designado enlace con el gobierno federal, Morales ense帽贸 el cobre. Viaja constante en avi贸n. En M茅xico, se mueve en autom贸vil del a帽o con chofer las 24 horas para lo que se le antoje. R谩pido se ensa帽贸 con sus correligionarias que lo encumbraron. Las trata con la punta del pie. Son putas y mal agradecidas. Aplast贸 y margin贸 a los que le hacen contrapeso. Como el empresario del ramo automotriz, Antonio Lorca, cercano al senador Ricardo Monreal, que vaticin贸 la pronta ca铆da de Morales. En lugar de generar un clima de empat铆a para su jefe, logr贸 que en dos visitas, lo recibieran con reclamos y enojos. Le gritaron que deb铆a correrlo, por corrupto y ciza帽oso. La agenda del presidente se enrareci贸 por los nulos oficios de su enclave. Pero en su visita a Cedral, ya no subi贸 a su ineficaz ayudante al templete.

En su reciente viaje a Aquism贸n y Valles, con una cachucha de Morena encima, Morales se quiso hacer el gracioso ante su mecenas, que opt贸 darle la espalda. Lo borr贸 del mapa. Otro signo que anuncia nubarrones para el conflictivo funcionario, que mezcla el trabajo institucional con la politiquer铆a. Est谩 obsesionado en mangonear la bancada de Morena. Busca desplazar de la dirigencia estatal del partido a Serrano, al que le corri贸 de la oficial铆a mayor a su recomendada, Marcelina Oviedo. Ostentoso, derrochador, Morales invit贸 a la clase pol铆tica a su onom谩stico. Se tom贸 fotos al lado del magnate Juan Carlos Valladares.

Por el fen贸meno de la capilaridad y la 贸smosis, ya hacen equipo en el mismo estrato social. El estilo del dispendio, Morales lo aprendi贸 de su nuevo mentor, su consejero y bi贸grafo, el ex dirigente estatal del PRI, Jorge Arreola, al que no pudo colar como oficial mayor del poder legislativo. Para compensarlo, ya acept贸 como brazo derecho al ex candidato a la alcald铆a de Soledad, Carlos Arreola. Morales maneja a distancia a la diputada Paola Arreola, que trat贸 de imponer como oficial mayor a su cu帽ado, Sa煤l Gonz谩lez, esposo de su hermana, Adoraci贸n Arreola, a la que tiene de secretaria particular.

Mientras L贸pez Obrador pregona la humildad, frenar el derroche, no mezclar el aspecto gubernamental con las acciones partidistas y electorales, su delf铆n hace todo lo contrario. Lo pone en rid铆culo. Sabe que no puede recibir ning煤n regalo ostentoso y coloc贸 una mesa con la frase recurrente de su patrocinador, Me canso ganso, para que lo compensaran. Hace lo que se antoja porque su padrino lo cubre con el manto de la impunidad. Morales es ya el primer colaborador neo fif铆 que arroja el mandato de L贸pez Obrador.

es content solo

Carreras, ahogado por facciones internas y el feroz protagonismo de Gallardo Ju谩rez

Lo m谩s sobresaliente del primer a帽o de gestiones del gobernador Juan Manuel Carreras L贸pez fue garantizarle impunidad a su predecesor y mecenas, el galeno de baj铆simo perfil, Fernando Toranzo Fern谩ndez. Cuando asumi贸 el mando estableci贸 que no iba a ser c贸mplice de corruptelas e impunidades. Fue lo que concret贸 para sepultar los incontables latrocinios de su todav铆a jefe, que lo hizo secretario del ramo educativo y lo puso en la contienda interna del PRI para ser ungido por el dedazo del presidente Enrique Pe帽a Nieto. S贸lo por su curr铆culo acad茅mico, doctor en derecho, Carreras super贸 a los dem谩s contendientes, pero era el m谩s pusil谩nime. Al cobijo de la estructura econ贸mica y pol铆tica que el garantiz贸 su impulsor, dej贸 en el camino al bronco dirigente de la Confederaci贸n Nacional de Transportistas de M茅xico, El铆as Dip Ram茅. Al irascible magnate Juan Carlos Valladares. Al ex senador Jos茅 Ram贸n Martell. Al ex diputado federal y actual c贸nsul en el condado de San Bernardino, California, Salom贸n Rosas, entre otros.

No existe una calle, un puente, una carretera, que se adjudique al desempe帽o de Carreras, que comparte el mando con infinidad de grupos pol铆ticos que le patrocinaron la campa帽a. Tiene de asfixiante contrapeso al due帽o de los diarios Pulso y San Luis Hoy, Pablo Valladares, que le impuso como secretario de gobierno al ex director del peri贸dico La Raz贸n, Alejandro Leal Tob铆as, al que le atribuyen tener el control absoluto de las riendas. Lo que le permite hacer tambi茅n varios negocios con el presupuesto. Gracias a sus influencias, su hermano, el contratista Guillermo Leal Tob铆as, acapara obras en diversos sectores. Otro impulsor secreto de Carreras, que tambi茅n gira 贸rdenes, es el maximato Horacio S谩nchez Unzueta, que mantuvo como directora del consejo tutelar de menores a su esposa, Concepci贸n Guadalupe Nava Calvillo. El ex mandatario de cuatro a帽os es inamovible como encargado de regenerar el centro hist贸rico, donde s贸lo ha generado estropicios con trabajos de dudosa calidad, caros y tardados.

Por su impericia, caus贸 el cierre de decenas de comercios. Tampoco rinde cuentas claras de las cantidades millonarias que maneja. Adem谩s de Toranzo, se ha ventilado que tambi茅n ejerce una gran influencia sobre Carreras el diputado federal C谩ndido Ochoa Rojas, al que al menos le debe no haberlo vetado. Se le ubica como el verdadero manejador del congreso local y poder judicial. Tapiz贸 las dependencias estatales de incondicionales. A Ochoa lo llaman adem谩s el poder tras bambalinas. A Carreras lo limita el llamado Grupo Tamaulipas, esparcido en todo el gabinete. Antes se ubic贸 como cabecilla al ex director del centro de la Secretar铆a de Comunicaciones y Transportes, C茅sar Garc铆a Coronado, que coloc贸 sin ambages como titular de la Comisi贸n Estatal del Agua a Jes煤s Alfonso Medina Salazar. Hizo secretario de agricultura a Manuel Alejandro Cambeses Ballina y delegado de la Secretar铆a de Agricultura, Ganader铆a, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentaci贸n al huasteco Gast贸n Santos Ward. Se especula que Garc铆a col贸 al secretario de turismo, Arturo Esper Sulaim谩n, que tambi茅n podr铆a deberle el cargo a S谩nchez Unzueta, que controla al director de los parques Tangamanga, Antonio Esper Bujaidar, padre del funcionario. En la legi贸n extranjera destaca el oficial mayor, El铆as Pecina Rodr铆guez, que opaca a su jefe con sus f茅rreas decisiones. Se dice que lo controla por su habilidad discursiva como ministro protestante. En la misma tesitura se ubica al secretario de seguridad, el rebelde ex general Arturo Guti茅rrez Garc铆a y Alejandro Leal, entre m谩s.

En forma prematura se ha establecido que Carreras es una copia fiel de Toranzo, lo que augura para los potosinos otro sexenio perdido. Pero todav铆a el cirujano lo supera, ya que por su conducta bipolar, explosiva e intestinal, se sacudi贸 la tutela de S谩nchez Unzueta, al correr del gabinete al que fuera su jefe de asesores, Juan Jos茅 Rodr铆guez. Al consejero jur铆dico, Leonel Serrato S谩nchez y al mismo cu帽ado de su mentor, el ex secretario de la Seduvop, Luis Alfonso Nava Calvillo. Parece que el fatalismo se ensa帽贸 con Carreras, que tiene al frente del ayuntamiento de la capital al pol茅mico y exhibicionista alcalde del PRD, Ricardo Gallardo Ju谩rez, quien desde el inicio del trienio apareci贸 todos los d铆as en las primeras planas de los diarios. Enemigo de la cr铆tica, derrochador, prepotente, el edil se ha dedicado a hacer negocios con el erario. No licita las obras, las entrega a un grupo de prestanombres a los que cobra un elevado diezmo y las ejecuta con p茅sima calidad.

Gallardo se imagina intocable porque se coludi贸 con el PRI para sacar a flote a Carreras. A trav茅s de un mega fraude en contra de la panista Sonia Mendoza, se estima que aport贸 m谩s de 200 mil votos para evitar la inminente alternancia. Lo que vali贸 tambi茅n para lograr la libertad de su hijo Ricardo Gallardo Cardona, acusado de malversar 200 millones de pesos y tener presuntos v铆nculos con la delincuencia organizada. Con el empuje de sus protectores locales S谩nchez Unzueta, Toranzo y C谩ndido Ochoa, Gallardo se volvi贸 un fen贸meno pol铆tico que le permiti贸 ganar los dos municipios m谩s grandes de la entidad, varias curules locales y federales, que lo proyectan como el 煤nico y verdadero gobernador de San Luis. Aprovecha el perfil timorato de su vecino, al que tiene con un pie en el cuello. Lo utiliz贸 de ornato cuando inaugur贸 la llamada Feria Nacional de la Enchilada de Soledad y en el arranque del Festival de la Cantera, que desplaz贸 al que antes hac铆an cada a帽o los anteriores mandatarios. Pulverizado, Carreras ha optado por la penumbra. Se esconde de sus votantes en otros municipios, donde aparece como invitado de honor para inaugurar menguadas ferias regionales. Otro de sus aportes intrascendentes.

Ricardo Gallardo se ha convertido en un aut茅ntico fen贸meno pol铆tico. Hizo factible la utop铆a de que el PRD ganara la capital, considerada un basti贸n exclusivo del PAN y PRD. Convirti贸 en a帽icos las predicciones de que su fracaso pol铆tico era seguro, ya que Soledad no era San Luis. Al contrario, su capacidad corruptora le ha permitido establecer nuevas y s贸lidas alianzas con los barones del dinero, donde figura el boyante contratista Carlos L贸pez Medina, al que permite explotar el negocio del agua en sus fraccionamientos exclusivos, como una autoridad paralela. Antes se estilaba que los gobernadores pisoteaban al mun铆cipe que ten铆an al frente. Lo hizo Marcelo de los Santos con Octavio Pedroza, al que provoc贸 el llanto en p煤blico y lo oblig贸 a volver a entregar unas motocicletas a los agentes viales. Toranzo desat贸 una cacer铆a brutal, ominosa, en contra de Victoria Labastida, que por patrocinar con fondos p煤blicos la campa帽a presidencial de Pe帽a Nieto, fue destapada candidata a senadora. Si ganaba, iba a poner en crisis los planes transexenales de S谩nchez Unzueta. Carreras y Gallardo ser铆an ahora parte del anecdotario. El controvertido alcalde sali贸 a flote, no obstante tener en contra la dirigencia nacional de su partido, que lo acus贸 de ser el Abarca de la entidad. Tambi茅n super贸 a los dem谩s partidos en las oscuras y denigrantes tareas del populismo. Y dar谩 m谩s sorpresas si busca relevar a Carreras por la v铆a independiente o adquiere la franquicia del Movimiento de Regeneraci贸n Nacional para hacer proselitismo en el 2018, vestido de dem贸crata, al lado del tabasque帽o Andr茅s Manuel L贸pez Obrador.