Archivo de la etiqueta: invercorp

es content solo

La escritora Cale Agudis, su madre y militares de alto rango, víctimas de la estafa

La pujante escritora local, Cale Agundis, junto con su madre, resultaron víctimas de la trampa que orquestó el motivador, Gabriel Salazar. Cuenta que invirtió su dinero en Invercorp, convencida por unos parientes. Creyó en los defraudadores, porque como a muchas de las incautas presas, los convencieron de ser una financiera sólida, respaldada por 23 empresas boyantes, donde nunca iban a permitir que los ahorros estuvieran en riesgo. Ante el desfalco, se sumó a la ola de demandas penales contra los directivos.

Los primos que tenían su dinero en Invercorp, le hablaron maravillas de la empresa que daba réditos del 10% de lo que se invertía, por lo que metió su dinero en mayo del 2019. Durante 7 meses recibió puntual las ganancias. En diciembre decide aportar más capital, pero fue justo cuando iniciaron los problemas. En enero ya no le entregaron los intereses. Argumentaron que en diciembre les habían realizado una auditoria, donde salieron pésimos. Descubrieron que el director de Invercorp, Milton González, les había robado y tenían problemas con la Secretaría de Hacienda.

Le prometieron que los fondos, junto con los intereses, se lo depositar√≠an el 27 de enero, lo cual no ocurri√≥. Despu√©s le aseguraron que el 17 de febrero los recibir√≠a, al¬† no cumplirle, decide venir a San Luis. Se ¬†entrevist√≥ en las oficinas de la empresa con el empleado que siempre la atendi√≥. Le dijo que ya no le podr√≠an dar el 10 % de ganancias, que ahora ser√≠a el 3% y la hizo firmar un nuevo contrato. ‚ÄúCuando me entrevist√© con tal persona, que era una pieza clave en la empresa, siempre estuvo al tanto de m√≠ y de un grupo como de 100 inversionistas, not√© algo que no me gust√≥. Cuando lo cuestionaba, me sal√≠a con evasivas, me daba largas, ment√≠a. Asegur√≥ que iban a empezar a depositar y ponerse al corriente el 27 de febrero‚ÄĚ.

‚ÄúRegres√© a San Luis otra vez a finales de febrero. Ahora acud√≠ con mi abogado. Fue la primera vez que fui al edificio M, ubicado en Carranza, donde operaba Invercorp. Las oficinas estaban oscuras y horribles. Lo primero que veo en las paredes son las fotograf√≠as del Gabo Salazar y los otros due√Īos, mafiosos a morir. Hablo con el que me atend√≠a. Reiter√≥ que la empresa estaba muy mal y que ten√≠a la opci√≥n de retirar el ahorro. Mi abogado que estuvo presente, dijo que no le daba 3 meses de vida a la empresa. Me aconsej√≥ retirar la plata. Salieron que no me la pod√≠an entregar en una sola partida, s√≥lo diferido en 12 meses, por lo que me dieron unos pagar√©s que deber√≠a llevar cada mes, cobrarlos hasta liquidarme. Es donde la puerca torci√≥ el rabo, porque no me han dado nada‚ÄĚ.

Agundis refiere que demand√≥ a Gabriel Salazar Soto, se enter√≥ que Invercorp fue una empresa creada para enga√Īar a las personas, con el t√≠pico perfil de que en los primeros meses cumplen con lo acordado y despu√©s dan el sablazo. ‚ÄúMe recibieron el dinero que invert√≠ en unas oficinas que ten√≠an en la venida Carranza, frente al hotel HN. Me recibi√≥ Milt√≥n Gonz√°lez Romero, que era director. Me pint√≥ una firma que era la quinta maravilla, la n√ļmero uno del a√Īo, que apoyaban a los potosinos, que ten√≠an un grupo de 24 filiales, por lo que era casi imposible, no cumplieran. Si un negocio no funcionaba, estaban los otros de respaldo. Me pareci√≥ l√≥gico porque hacen los n√ļmeros y sal√≠a que garantizaban los rendimientos. Decid√≠ aceptar, nunca imagin√© que en 7 meses estar√≠an en quiebra‚ÄĚ.

La escritora se√Īal√≥ que el capital invertido, es en gran parte, el ahorro de toda la vida. Salazar lo iba a destinar para construir un complejo de rascacielos en todo el pa√≠s, lo cual nunca ocurri√≥. Tambi√©n llev√≥ lo juntado por su madre, mayor de 80 a√Īos. Otras personas cayeron en diciembre del 2109, lo que obtuvo Salazar, lo canaliz√≥ a comprar el rancho de sus sue√Īos. ‚ÄúNos dijeron que ser√≠a un gran productor de ganado. Nos lavaron el coco. S√≥lo fue un capricho. Como quiera yo me recupero, pero mi viejita, que puso todos los ahorros de su vida, se la pasaron a¬† fregar. Es algo muy injusto. Si Salazar no paga, lo adecuado es que lo metan a la c√°rcel. Nadie de los afectados, nos tentaremos el coraz√≥n. Fue un robo, abusaron de nuestra confianza‚ÄĚ.

El 22 de mayo, mediante un comunicado, Gabriel Salazar, que se ostenta como presidente del consejo administrativo del Grupo Infiniti, subsidiarias y filiales, dijo que las empresas entraron en una severa crisis de insolvencia y de finanzas que los ponen a punto del colapso. Puso de pretexto, la emergencia del covid 19, exceso de inversiones, un agresivo apalancamiento, la p√©rdida de diversas fuentes de ingresos, ca√≠da de algunos proyectos y cancelaci√≥n de contratos. Anunci√≥ que entrar√≠an a un concurso mercantil y asegur√≥ que luego de salir, les pagar√° a todos los acreedores. ‚ÄúGabo Salazar se declar√≥ en quiebra, perd√≥n, se merm√≥ la cuenta millonaria de todos. Nos pas√© a chin.. y no se compromete a darnos ning√ļn peso porque no lo tiene. Dice que va empezar a pagar de mayor a menor. Es decir, primero a los socios m√°s fuertes y despu√©s a todos los chiquitos, donde estoy yo, lo que se alcance y los que no, lo disculpen. Me enter√© que sus pap√°s ya se hab√≠an fugado, que toda la familia tiene orden de arresto. Los padres quedaron a deberle a mucha gente. Me dec√≠a mi madre, ¬Ņc√≥mo pretendes que el mentado Gabo Salazar sea una persona¬† honorable, respetable, leal, con valores, principios, si sus progenitores est√°n peor‚ÄĚ.

Hay tres litigantes que llevan las demandas de casi mil afectados por Invercorp. Entre los defraudados se encuentran 25 militares de alto rango, coroneles y generales, que invirtieron sus ahorros y parte de las pensiones. Otras personas perdieron casa y vendieron sus negocios para invertir los recursos que ahora se esfumaron. La escritora Cale Agundis confía en su abogado, que representa a otras 100 víctimas. Les dijo que hay posibilidades de recuperar el dinero.

Decidieron irse por la v√≠a penal y exploran la alternativa de embargar los bienes y rematarlos. ‚ÄúComo somos muchos los perjudicados, el asunto tiende a convertirse en un problema social, por lo que debe¬† intervenir el gobierno estatal. Se tienen pruebas y testimonios de la gente. Yo no iba a demandar, conf√≠o en la justicia divina, pero despu√©s alguien me anim√≥. Me dijo que era la √ļnica forma de recuperar lo perdido. Salazar no volver√° a dormir con la conciencia tranquila‚ÄĚ.

es content solo

Fernando Toranzo, en el epicentro de la estafa de Invercorp

Existen algunas evidencias que ubican al ex gobernador Fernando Toranzo Fernández en el epicentro, en la zona cero del escándalo financiero que provocó su presunto testaferro, el presidente del corporativo Invercorp y sus filiales, Gabriel Alan Salazar Soto, que en su abanico de empresas, aparece como suya Proshine Servicios de Limpieza Integral, que antes atendió la Unidad de Especialidades Médicas de Valles. Las trabajadoras Margarita Zurita y Diana Bernal Zurita, revelaron que la firma pertenecía al cirujano, que también fue director del hospital de Valles y secretario de salud en el sexenio de Fernando Silva y Marcelo de los Santos.

El organismo Ciudadanos Observado ha denunciado que la secretaria de salud, M√≥nica Rangel, ligada a Toranzo, le ha entregado a diversas empresas de Gabriel Salazar y su hermano Jonathan Alfonso Salazar Soto, contratos por m√°s de 19 millones de pesos. En una especie de catarsis social, Gabo Salazar, en una arenga que titul√≥ A los que me tiran, les entreg√≥ m√°s ‚Äúcombustible‚ÄĚ a sus detractores para que lo ataquen¬† con fiereza. Reconoci√≥ tener muchas ‚Äúfallas‚ÄĚ, como haber sido mesero, taquero, repartidor de volantes y cargador en el mercado de abastos. Naci√≥ fuera de matrimonio. Conoci√≥ a su padre biol√≥gico a los 16 a√Īos, el litigante Carlos V√≠ctor Cano Zuart, denunciado por el representante legal de los inversionistas afectados, Salvador Rinc√≥n Iglesias, que ilustr√≥ de manera magistral el intr√≠ngulis de la transa.

Denunci√≥ el fraude cometido por Invercorp Capital Financiado, localizado en Carranza 1551. Se deriva y es filial de Cano Soto y Asociados. El presidente del consejo administrativo es Salazar Soto. ‚ÄúAparece su pap√°, Carlos V√≠ctor Cano Zuart y Pedro Aquino. Constituyen Grupo Infiniti con 21 empresas, la mayor√≠a fantasmas. Las que nos ocupa es Invercop, que le solicit√≥ a la gente, invertir su dinero con un pago del 10% de utilidades sobre los dep√≥sitos. Los m√°s peque√Īos eran de 50 mil pesos, pero hay de 100, 150, 300 mil y de 2 a 3 millones de pesos. La mayor√≠a lo hizo a trav√©s de contratos de inversi√≥n en forma individual. Alcanzaron a cubrir el porcentaje hasta octubre del 2019‚ÄĚ.

‚ÄúEn noviembre y diciembre empezaron los problemas, retrasaron los pagos, no saldaron las utilidades. El total de socios perjudicados es de 850. Hicimos la denuncia ante la fiscal√≠a local el 8 de mayo por los delitos de fraude y asociaci√≥n delictuosa. Luego se adhiri√≥ otro grupo y demand√≥ el 21. Est√° pendiente un bloque m√°s. Buscamos que nos paguen r√°pido el capital que asciende a 14 millones de pesos. Las utilidades las podemos negociar a tres meses. Nos enteramos que Gabriel Salazar iba a promover un juicio de concurso mercantil, lo que resulta dif√≠cil de creer, ya que la plataforma del poder judicial abri√≥ el correo electr√≥nico desde el lunes 18 de mayo, hace una semana, para los que quieran presentar demandas de car√°cter civil, mercantil o familiar. Ya no se supo m√°s‚ÄĚ.

‚ÄúSeguiremos en pie de lucha. Le envi√© un mensaje al gobernador Juan Manuel Carreras y al secretario, Alejandro Leal, para que nos reciban. Les debe interesar el caso, est√°n obligados a vigilar que las instituciones financieras cumplan con los inversionistas y socios afectados. Consideramos al ejecutivo una persona sana, limpia, que nos ayudar√° con la justicia. Vamos a gestionar un juicio mercantil por concurso, para que las propiedades que tenga la empresa, las saquen a la venta. Se convoque a las personas a trav√©s de los edictos del juez que conozca la causa. Se trata de una sociedad estatal denominada Cano Soto y Asociados‚ÄĚ. Se conform√≥ en la notar√≠a 36, donde protocoliz√≥ el acta, el suplente, Hutizilihuitl Ortega P√©rez. El titular es Alfonso Jos√© Castillo Machuca, ambos identificados con el ex gobernador panista, Marcelo de los Santos Fraga, que en su papel de comisario de la extinta Uni√≥n de Cr√©dito Regional, aval√≥ una quiebra ilegal que super√≥ los 10 mil millones de pesos.

Rinc√≥n denunci√≥ que Salazar siempre anda escoltado con 10 guaruras, que se mueven en veh√≠culos blindados, ‚Äúpara embestir. Usa polic√≠as privados de Scolta, una de sus filiales del grupo Infiniti, que depende de manera directa de Cano y Asociados. Los agentes laboran en Plaza Tangamanga. Tememos por nuestra integridad personal. Me siguieron el 17 de mayo a la altura de la Cancha Morelos, donde me dio un alcance un Ford Police, blindado, con 6 elementos. Le coment√© a mi esposa que nos segu√≠an los escoltas de Salazar, que iba adelante, en su camioneta Grand Robert, con vidrios polarizados. Pedimos el apoyo de Carreras, que nos atienda y de la ciudadan√≠a, para no ser v√≠ctimas de un atentado‚ÄĚ.

Aunque Toranzo le garantiza impunidad jur√≠dica y pol√≠tica a su testaferro Gabriel Salazar, el verdadero autor material e intelectual del veleidoso motivador es su padre, Carlos V√≠ctor Cano Zuart, al que el ex gobernador Fernando Toranzo, ubic√≥ como administrador de la jurisdicci√≥n sanitaria de Valles de la Secretar√≠a de Salud, de enero de 1993 a diciembre de 1994. Antes fue administrador del hospital de segundo nivel materno infantil en la capital, donde dur√≥ dos a√Īos con tres meses. Fue director administrativo del grupo constructor MB, que se ubica en Avenida de las Artes. Estuvo como director de administraci√≥n, promoci√≥n y gestor√≠a de un lienzo que se ubica en Charro Mexicano 122, fraccionamiento El Cortijo.

Figur√≥ como director ejecutivo y socio de Clinker Eecsa Constructora, que luego se transform√≥ en Eecsa Constructors. Fue director y socio de Acceso M√≥vil Digital. Director y socio del sal√≥n de fiestas, El claustro, del 2004 a la fecha. El negocio aparece en el engranaje de Invercorp. Es director del despacho Carlos Cano y Asociados. Es director administrativo del Instituto Vive Hoy, asociaci√≥n civil, que presume en folletos su hijo. En sus inicios fue auxiliar de archivo de Ford Disauto en Chiapas. Agente fiscal y jefe de licencias sanitarias en la Secretar√≠a de Salud en Tuxtla Guti√©rrez. Jefe de oficina de organizaci√≥n y m√©todos en M√©xico. Estuvo 8 a√Īos y 7 meses en la Secretar√≠a de Comercio y Fomento Industrial. Cano Zuart es licenciado en econom√≠a por la Universidad Tecnol√≥gica de M√©xico. Hizo dos de seis m√≥dulos de una maestr√≠a en econom√≠a administrativa en el Instituto Tecnol√≥gico y de Estudios Superiores de Monterrey. ¬†En d√≠as recientes, inaugur√≥ lujosas oficinas donde despacha como delegado de transportes y construcciones de la Confederaci√≥n Revolucionaria de Obreros y Campesinos.

Fernando Toranzo tambi√©n puede ser el principal financiador de los oscuros negocios de Gabriel Salazar. En su etapa de gobernador, junto con su ex c√≥nyuge, la presidenta estatal del DIF, Mar√≠a Luisa Ramos Segura, amasaron una jugosa fortuna, ya que exig√≠an sobornos por el 30% en las obras y compras que realizaban. Al adquirir equipo de seguridad a proveedores de Nuevo Le√≥n, se ganaron de una tajada, libre de impuestos, cerca de 200 millones de pesos. Ramos, con su hermano Rodolfo Ramos Segura, obtuvieron pingues ganancias en el manejo irregular de los desayunos escolares y hechura de estufas ecol√≥gicas. El gigantesco saqueo de las arcas p√ļblicas motiv√≥ que el ex director de los parques Tangamanga, Mart√≠n Toranzo Fern√°ndez, solicitara c√°rcel para su hermano y cu√Īada. Luego se enred√≥ en una serie de acusaciones de corrupci√≥n con el ex jefe de prensa, Roberto Armando Naif Kuri. El litigio todav√≠a sigue vivo en los tribunales. La f√≥rmula que sintetiza el actuar subterr√°neo de Fernando Toranzo en la mega estafa de Invercorp, se reduce en las figuras de Carlos V√≠ctor Cano Zuart, M√≥nica Liliana Rangel Mart√≠nez y el controvertido parlanch√≠n en declive, Gabriel Alan Salazar Soto.