Archivo de la etiqueta: Ford

es content solo

El compromiso político de Carreras: entregarle la gubernatura a Gallardo Juárez

Al consumirse la tercera parte del sexenio de Juan Manuel Carreras L√≥pez, no existe claridad en el rumbo. Tampoco ha definido el prop√≥sito fundamental del eje inspirador de gobernar. El bono democr√°tico se le acab√≥. Lo dilapid√≥ en la inercia de proteger las cuentas p√ļblicas de su antecesor Fernando Toranzo y mantener los arreglos con los grupos de poder. Encabeza un gabinete hecho de retazos, de pedacer√≠a pol√≠tica. Todas las corrientes han impuesto su cuota en la parcela del control, lo que no le ha permitido darle un esbozo a su esquema de mando. No ha cuajado ning√ļn proyecto de pol√≠tica p√ļblica importante. Su gran apuesta fue la llegada de la trasnacional Ford, pero se le cay√≥ el trato. Los millones de d√≥lares que le entreg√≥ la empresa por indemnizaciones, se manejaron con nula transparencia. Resulta espantoso el retroceso en materia de democracia. No hay libertad de prensa, salvo honrosas excepciones. Existe un control absoluto sobre los medios informativos. Incluso prevalece la pol√≠tica de negar la realidad, ausencia de debate. No hay legalidad en las decisiones de gobierno. Todo se enmarca en un contexto de autoritarismo silencioso donde no se permite en demas√≠a la cr√≠tica.

El consultor externo y articulista de varios medios locales, Oswaldo R√≠os Medrano, enfatiz√≥ que existe un abandono de Carreras en las tareas centrales como la seguridad, obra p√ļblica, desarrollo social y lo educativo. La frase de que camina tranquilo por las calles de San Luis denota una enorme soberbia. Insensible al calvario que padecen los potosinos todos los d√≠as. ‚ÄúLo que dijo se origin√≥ porque el ex gobernador Marcelo de los Santos mencion√≥ que en su etapa, se pod√≠a transitar por la ciudad sin sobresaltos. En su momento, irrumpi√≥ el fen√≥meno de la delincuencia organizada. Acu√Ī√≥ el dicho de cuando se registraron actos de violencia, correspond√≠an a hechos aislados. Fue un comentario desafortunado. Tambi√©n se reflej√≥ como un hombre insensible ante el temor de los habitantes. Si comparamos la incidencia delictiva, criminal, de delincuencia com√ļn y organizada, que hubo con Marcelo de los Santos y Toranzo, despu√©s de 14 a√Īos de violencia implacable que ha azotado a la entidad, podemos sostener que lo dicho por el panista fueron en realidad hechos aislados‚ÄĚ.

‚ÄúCon Carreras se trata de sucesos continuados de extremo terror. Con Toranzo, eran aspectos habituales. Ahora los √≠ndices de homicidios dolosos est√°n al doble de los que tuvo Toranzo y casi al triple con Marcelo de los Santos. En los primeros dos a√Īos de Carreras, los secuestros se han disparado 10 veces m√°s a los ocurridos en los primeros dos a√Īos de Marcelo de los Santos. Las extorsiones se incrementaron m√°s del triple. El robo a casas habitaci√≥n y de autos, m√°s del doble. El tiempo ha demostrado que en seguridad p√ļblica, los gobiernos del PRI han resultado m√°s violentos y sangrientos que el de los panistas. No obstante que con Marcelo de los Santos se vivi√≥ una guerra desconocida. Lo que pasa ahora con Carreras, es m√°s sangriento. El problema de la inseguridad en San Luis tiene varias dimensiones. La de la delincuencia organizada que compete al gobierno federal. Existe un problema que Carreras no ha podido resolver, se vincula a los se√Īalamientos a lo que ocurre dentro de su gabinete. Pero no todo lo que sucede en San Luis abarca a la delincuencia organizada. Hay delitos del fuero com√ļn donde tampoco hay reacciones y le corresponde a Carreras resolverlos‚ÄĚ.

‚ÄúEn los incontables feminicidios a Carreras es el primero al que le declaran la alerta de g√©nero. Es un reconocimiento a la incapacidad de atender el problema. Es como ponerle en la frente una estrellita negra, no dorada. No pudo proteger la integridad de las mujeres, antes y despu√©s de la alerta, como el asesinato atroz, brutal, de la se√Īorita que cosieron a pu√Īaladas en un cami√≥n que trasladaba obreros a la zona industrial. En el delito del feminicidio no hay excusas, es del orden com√ļn. No se ha tenido una respuesta preventiva ni reactiva a la alerta de g√©nero. El robo de veh√≠culos con o sin violencia, es el m√°s alto en la zona centro del pa√≠s. Tambi√©n figuran las agresiones sexuales y la violencia intrafamiliar. Las extorsiones y el secuestro son delitos del orden com√ļn, que se han disparado. Le toca al gobierno estatal, prevenirlos y atenderlos. La √ļnica guerra que libra el gobierno estatal en materia de seguridad es dentro del propio gabinete. El secretario de gobierno, Alejandro Leal contra el procurador Federico Garza. O el secretario de seguridad, Arturo Guti√©rrez contra el director de seguridad p√ļblica, √Āngel G√°mez Segovia‚ÄĚ.

‚ÄúHacia afuera, la gente percibe que no hay patrullas ni agentes en las calles. El famoso 911 no atiende las llamadas de emergencia. Si llegan a contestar, arriban una hora despu√©s de registrados los hechos. No se procura la justicia de manera eficaz. Si alguien se atreve a denunciar alg√ļn delito, se arriesga a enfrentar a los propios elementos policiacos. La querella se pierde en el olvido. Es la realidad que viven todos los potosinos. Carreras camina tranquilo en una camioneta blindada, con cuatro escoltas en unidades blindadas, un equipo de 40 guaruras y 20 lambiscones alrededor. Es una nube que le permite moverse tranquil√≠simo. Los dem√°s habitantes no tienen las mismas garant√≠as y se la tienen que rifar al ir al trabajo o estudiar. Usan el cami√≥n urbano, los taxis en las calles, como nunca peligrosas. La inseguridad es may√ļscula. No se resuelve si quitan al coronel Guti√©rrez. Tendr√≠a que irse todo el gabinete. No han dado resultados en ning√ļn sentido‚ÄĚ.

‚ÄúSi hubiera una medida preventiva de los delitos adecuada, con una deficiente aplicaci√≥n de la justicia, se tendr√≠a que ir Garza. Si hubiera un excelente procurador y una deficiente estrategia para prevenir los delitos, se iba Guti√©rrez. El problema es que no hay polic√≠a de proximidad, no existe un plan b√°sico de seguridad p√ļblica. Deben irse todos para replantear las medidas con la injerencia ciudadana. El concepto debe incorporar criterios de derechos humanos, legalidad, funcionarios probos y respetables, que rindan sus declaraciones 3 de 3. Decir a cu√°nto asciende su patrimonio, para qu√© empresas han trabajado, sus relaciones pol√≠ticas y personales, pero existe una opacidad total. Con Marcelo de los Santos, varios ex gobernadores se juntaron para exigirle en p√ļblico, un diagn√≥stico de la seguridad. Dijera lo que hac√≠a para devolverle la tranquilidad a los potosinos. Los mismos personajes y la ciudadan√≠a, le deben solicitar a Carreras, que en su informe relate, de qu√© tama√Īo es la inseguridad. Lo que har√° para enfrentarla. Est√° sentado sobre el problema. No alcanza a notar el monstruo que enfrenta y lo rebasa. No tiene nada que hacer, ya que no reconoce que est√° encima de un volc√°n‚ÄĚ.

‚ÄúLa llamada polic√≠a metropolitana es un artificio de propaganda gubernamental. La present√≥ a la carrera, con trompicones, para tener algo que decir en el segundo informe. No necesitamos ser adivinos para saber que cuando hable de seguridad, habr√° de presentar espectaculares videos, para mostrar que hay nuevos uniformes, patrullas y 500 elementos. Los mismos de seguridad p√ļblica que s√≥lo transfiri√≥. Con las mismas t√°cticas y denuncias de tortura cuando hacen las detenciones. Roban a los ciudadanos si los encuentran en las noches, en estado inconveniente. Con la polic√≠a metropolitana, Carreras busca equilibrar al alcalde de la capital, Ricardo Gallardo. Son 500 elementos para m√°s de un mill√≥n de habitantes. Es rid√≠culo. Si dividimos las patrullas a cada potosino le tocar√≠a una calavera. Carreras debe apuntalar las polic√≠as municipales, que est√°n descalificadas para cumplir sus tareas. Hay municipios que tienen dos o tres agentes‚ÄĚ.

Oswaldo R√≠os enfatiz√≥ que Carreras busca dejar de fiscal general a Garza, como pretendi√≥ hacerlo el presidente Enrique Pe√Īa, que trat√≥ de investir al procurador Ra√ļl Cervantes. Se lo impidi√≥ el movimiento c√≠vico organizado, diputados del PAN y PRD, que generaron una crisis de ingobernabilidad en la c√°mara y obligaron a rectificar la propuesta. ‚ÄúEn San Luis notamos que el movimiento ciudadano, que tiene ferocidad y franca animadversi√≥n contra el congreso, se porta sumiso frente a Carreras. Con un desplegado, avalaron la llegada de Garza al nuevo cargo. A nivel nacional hubo debate en el congreso, a nivel local, se usa el recinto para el burlesque, una carpa donde se montan espect√°culos decadentes de cabaret barato. Los partidos opositores no ejercen los contrapesos, salvo el PAN. El PRD, controlado por el dueto de Ricardo Gallardo Ju√°rez y Ricardo Gallardo Cardona, co-gobierna con Carreras‚ÄĚ.

Expuso que Marcelo de los Santos fue un gobernador fuerte. Al final del sexenio, el PRI le hizo una campa√Īa adversa para que ganara el cirujano Fernando Toranzo. ‚ÄúEl panista aguant√≥ y ahora camina tranquilo por San Luis. Toranzo ten√≠a problemas de car√°cter, de personalidad. Se enojaba con facilidad. Era hedonista. No le gustaba el ejercicio del poder. Al cierre, tuvo una salida negativa. Ahora arrastra esc√°ndalos de √≠ndole familiar que han trascendido. Carreras no ha llegado siquiera a ejercer el poder con la median√≠a de Toranzo. No tiene la m√≠nima autoridad, no sabemos c√≥mo va a concluir. Si Marcelo de los Santos termin√≥ con dificultades, no imaginamos c√≥mo ser√° el de Carreras. Si contin√ļa con el mismo estilo, le dar√° terror entregarle la estafeta a Gallardo Ju√°rez. Le he llamado el corredor constitucional del estado. Ha sido su √ļnica respuesta ante los problemas. Sale a correr como un acto de cobard√≠a, evasivo de la realidad y las exigencias de los potosinos. Es un hombre que no quiere gobernar. Tenemos un bur√≥crata de alto nivel, que ocupa una oficina en el palacio estatal‚ÄĚ.

R√≠os Medrano expuso que las zalamer√≠as que rodearon el ascenso pusil√°nime de Carreras no significan que tenga habilidades pol√≠ticas. ‚ÄúLo llam√© Tiquismiquis. Tiene una pulcritud en las formas, que le sirvieron de manera extraordinaria para hacer relaciones p√ļblicas. Pero gobernar no equivale a frivolizar el poder. Se relaciona con el costo de tomar decisiones. Se le puede decir lo que debe hacer. Fue un excelente empleado de Felipe Calder√≥n y Toranzo. Pero como empleado de los potosinos, es un fracaso. El cargo que le dio la ciudadan√≠a es para que gobierne y tome decisiones, lo que no sabe hacer. Se le vio la vena pol√≠tica, su curr√≠cula acad√©mica e intelectual… contin√ļa (tomado de la revista impresa, Septiembre 2017)

es content solo

Ante el vacío de poder que genera, Carreras es sujeto de burla

La falta de liderazgo del gobernador Juan Manuel Carreras L√≥pez ya gener√≥ un prematuro vac√≠o de poder. Incide para que diversos grupos y personajes le hagan c√°usticos reclamos por su cada vez m√°s notable inoperancia ante diversos y complejos problemas que no resuelve. El mayor esc√°ndalo se gener√≥ cuando el diputado del PRI, Alejandro Segovia, le espet√≥ que le ¬ęfaltan huevos¬Ľ para hacer cambios en el gabinete. Tal vez ¬ęest√° dormido¬Ľ, por lo que no hace remociones donde el 70% de los funcionarios ¬ęno dan el kilo¬Ľ.

La diputada local de Movimiento Ciudadano, Lucila Nava Pi√Īa, solicit√≥ juicio pol√≠tico contra Carreras por facilitar m√°s de 700 millones de pesos de manera turbia para adecuar terrenos que entreg√≥ a la armadora trasnacional Ford. La bancada de diputados federales del Partido Verde Ecologista demand√≥ que se separe del cargo hasta que no aclare el destino de 400 millones de pesos de las pensiones de maestros que desapareci√≥ en la etapa que fue secretario del ramo educativo.

Carreras aparece codemandado en un juicio mercantil que promueve el director del Laboratorio Nacional de Construcción, Eduardo Yedid Cohen, que reclama el pago de 4 millones 100 mil pesos por servicios no cubiertos en las obras donde se instaló de manera temporal la armadora de vehículos Ford. En la nota publicada por el diario Pulso, el afectado refirió que lo contrataron para avalar las planchas de concreto construidas en las 300 hectáreas aportadas por el ejecutivo. En abril del 2016 le notificaron que ya no requerían su ayuda pero le exigieron los resultados de sus estudios. Aceptó darlos a cambio del pago, lo que no cumplieron. No obstante, las plataformas fueron entregadas, pero advirtió que los análisis pudieron ser alterados.

Las tareas de Cohen estuvieron supervisadas por el Fideicomiso de Inversión y Administración para el Desarrollo de San Luis Potosí por instrucciones de Carreras, que luego ordenó ya no inyectarle recursos. Los empresarios que lo contrataron arguyeron que tampoco les habían cubierto lo acordado. Por tantas evasivas, demandó en octubre del 2016 a los implicados.

Antes, en julio del 2016, el presidente de la cartera de honor y justicia del Consejo Consultivo del Instituto de Desarrollo Humano y Social de los Pueblos y Comunidades Ind√≠genas, Narciso Mendoza, destac√≥ que era lamentable la conducta de Juan Manuel Carreras y sus colaboradores al violentar las garant√≠as de los aut√≥ctonos. Asever√≥ que ¬ęense√Īa el rostro verdadero de un pol√≠tico hip√≥crita que solo beneficia a caciques y ricos de la huasteca a los que entrega cargos p√ļblicos¬Ľ. Lo acus√≥ de no tener voluntad para corregir las omisiones en que incurri√≥ al ignorar a sus representados en el Plan Estatal de Desarrollo. ¬ęNos agrede. Nos hemos sentado tres veces juntos. Firm√≥ un documento donde se comprometi√≥ hacer las consultas, pero hizo todo lo contrario.

Tiene un documento, busca que lo aprobemos sin escucharnos. Sigue el hostigamiento que inici√≥ con la anterior directora del organismo, Margarita Vi√Īas Orta. Env√≠an emisarios para que validen el plan de desarrollo. Fue destituida despu√©s de una queja ante el Comit√© Nacional contra la Discriminaci√≥n. Pero mantuvo la misma conducta su relevo Ra√ļl de Jes√ļs Gonz√°lez Vega¬Ľ. A√Īadi√≥ que la mayor√≠a de consejeros exigen se cumplan con las normas. Viven con temor, por lo que hacen responsable de lo que les pase a Carreras.

A través del representante del Centro de Derechos Humanos, Samuel Ruiz, el litigante Ricardo Sánchez Ruiz y el dirigente de la Clínica de Litigio en Derechos Humanos de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí, Guillermo Luévano, interpusieron un amparo al saber que González convocó a reuniones de consejo para convalidar el Plan Estatal de Desarrollo sin tener atribuciones.

Lu√©vano expuso que Carreras se niega a publicar el reglamento del consejo consultivo, que ya fue elaborado y aprobado por sus integrantes desde septiembre del 2015. Aludi√≥ a una convocatoria donde se estableci√≥ que el doctor en derecho busc√≥ encabezar la asamblea, lo cual viol√≥ la autonom√≠a del organismo y transgredi√≥ la ley. ¬ęPuede ser invitado pero no presidir. Lo mismo hizo Gonz√°lez, llam√≥ a una cita extraordinaria, pero carece de facultades¬Ľ.

Los quejosos lamentaron que se trate de manipular a los ind√≠genas con mentiras, sobornos y promesas de gobierno para darle la espalda a los consejeros que han promovido los amparos. Contaron a la revista Proceso que ¬ęexiste miseria extrema, hambre, enfermedad, muerte de ni√Īos y mujeres, alcoholismo y drogas que han metido para ensuciar a los j√≥venes. No hay trabajo o lo pagan muy barato. Nos quieren quitar las escuelas, borrar de la faz de la tierra para quedarse con la riqueza que hay en nuestros territorios, quieren introducir minas, pozos de chapapote, tubos de gas sin importar la vida de la gente¬Ľ.

El mes negro de Carreras fue abril. En la Gaceta Parlamentaria del congreso federal se incluy√≥ un punto de acuerdo promovido por la bancada del Partido Verde Ecologista, donde solicitaron que el mandatario deje el cargo mientras se investiga un presunto desv√≠o por 400 millones de pesos de las pensiones del magisterio. El documento lo firm√≥ el ex secretario de gobierno C√°ndido Ochoa Rojas, considerado el verdadero gobernador ante el fracaso del galeno Fernando Toranzo. Ochoa era el jefe de Carreras cuando se desempe√Ī√≥ como secretario de educaci√≥n. En los motivos, los legisladores expusieron que en el pa√≠s, los moches, el tr√°fico de influencias, el desv√≠o de recursos p√ļblicos, el enriquecimiento inexplicable, son actos habituales de corrupci√≥n. Provocan desigualdad entre los ciudadanos.

La corrupci√≥n es un problema que ha infectado y contaminado a todo el sistema pol√≠tico. No hay partido que no sea vulnerable a tal pr√°ctica. ¬ęHay casos de corruptelas e impunidades como el de Juan Manuel Carreras. Cuando fue titular del sector educativo entre el 2013 y 2015, se desaparecieron 400 millones de pesos para cubrir las pensiones de los profesores de telesecundarias, que durante su vida laboral, atendieron a los ni√Īos m√°s pobres de la entidad¬Ľ. Expusieron que en materia de corrupci√≥n, San Luis ocupa el indigno 86.1% seg√ļn la Encuesta Nacional de Calidad e Impacto Gubernamental, mientras que la tasa de actos de corrupci√≥n por cada 100 mil habitantes es del 15.7%. Una de las m√°s altas en la rep√ļblica.

es content solo

Otro estigma similar al de Sandra S√°nchez

¬ęSi queremos que el proyecto pol√≠tico del alcalde de la capital Ricardo Gallardo se vaya al abismo, el congreso debe autorizarle las modificaciones que pide al contrato con Panavi¬Ľ, destac√≥ el ex diputado local del PRD, Eduardo Mart√≠nez Benavente. A√Īadi√≥ que existen litigantes dispuestos a presentar denuncias para combatir el resolutivo pendiente. En caso de aprobarse, ¬ęhabr√≠a un estigma m√°s en contra, similar al negocio de los medicamentos. Lo m√°s conveniente para el edil es retirar la iniciativa que present√≥ para ampliar y modificar el convenio que firm√≥ el ex mun√≠cipe Mario Garc√≠a. No alimentar una serie de cr√≠ticas, descalificaciones y manotazos que se han dado en el poder legislativo¬Ľ.

Al mismo tiempo, a√Īadi√≥, rescindir el convenio o le pesar√° toda la vida el asunto. ¬ęEs falso el argumento que dio Gallardo en el sentido de que tiene que pagar el 90% de penas si disuelve el convenio. Sucede si estuvieran instaladas la mayor√≠a de luminarias, pero sabemos que la firma no cumpli√≥. Es muy f√°cil para el ayuntamiento cancelar el acuerdo. Pero una de las caracter√≠sticas de Gallardo es recular en todos los temas. Y cada vez le crecen. Las negociaciones de Garc√≠a con Panavi y las que ahora se pretenden, est√°n manchadas por denuncias de personas que buscan hacerse m√°s ricas con el sobreprecio establecido¬Ľ.

Indic√≥ que en otras partes de la rep√ļblica, se acredit√≥ que el servicio del alumbrado vale la tercera parte de lo que se busca pagar en San Luis. Los 211 millones de pesos son las tajadas para algunas gentes que promueven el negocio. Hacer un contrato de 15 a√Īos con tecnolog√≠a que en 5 √≥ 7 puede ser obsoleta es inaceptable. En tal lapso habr√° un m√©todo nuevo m√°s econ√≥mico y eficiente para iluminar la ciudad. ¬ŅPara qu√© casarse a tanto tiempo?. Ya se investig√≥ que las dos principales accionistas viven en Guadalajara. ¬ŅPara qu√© insistir en pagar el sobreprecio cuando en otras partes los focos son m√°s baratos?. La insistencia denota una enorme corruptela y un sobreprecio que habr√° de enriquecer a muchos que dan manotazos. Lo de Panavi es el punto m√°s oscuro que debe aclarar Mario Garc√≠a.

-¬ŅGallardo demuestra su capacidad para salpicar a los presuntos beneficiarios?.

-No lo puedo acreditar con documentos. Los que vivimos la realidad en M√©xico, entendemos que el dinero salpica por todos lados. Un ayuntamiento que cuida los recursos de la ciudad y nota que se trata de un enorme fraude, ya lo hubiera retirado. Gallardo adem√°s de no rescindir el contrato, busca incrementarlo. Lo √ļnico explicable es la enorme corrupci√≥n que prevalece. Los diputados debieron recibir cantidades importantes de dinero. Los que estamos atentos a los asuntos p√ļblicos, nos damos cuenta que es un negocio manchado. Antes en el congreso, un operador del edil pidi√≥ anular el convenio de Mario Garc√≠a. Lo de Panavi es uno de los temas m√°s sucios que me ha tocado analizar en los a√Īos que hemos estado atentos a lo que ocurre en San Luis.

Mart√≠nez Benavente asever√≥ que el departamento de alumbrado p√ļblico se podr√≠a encargar de poner las luminarias que hagan falta a un costo baj√≠simo. Pero el objetivo inicial era tener un pretexto para sacarle un dineral al ayuntamiento. Se puede ahorrar una cifra importante de los que se paga en el recibo de luz en beneficio del municipio y no en la utilidad de los especuladores. El fedatario aludi√≥ al caso de la Ford. ¬ęEs inaceptable que el gobernador Juan Manuel Carreras no haya informado de c√≥mo quedaron las negociaciones con la trasnacional, que se resiste a pagar las penalizaciones. Le podr√≠an cubrir el lote que compr√≥ que luego don√≥ a la empresa¬Ľ.

¬ęEn el convenio y adendo que se firm√≥, existen muchas interpretaciones y penalizaciones a favor de la empresa, que puede decir, devuelvo el predio. Si cost√≥ poco o mucho no es mi problema. Cubro s√≥lo los gastos acreditados con facturas como honorarios de algunos trabajadores, renta de locales o publicidad que hayan contratado. Lo que no suma m√°s de 30 millones de pesos. Ya se venci√≥ el plazo fatal para cerrar las negociaciones. El asunto pasar√° a los tribunales internacionales. Carreras no ha explicado por qu√© no acudi√≥ a las instancias. Lo m√°s fuerte que puede exigir el mandatario es que le cubran los da√Īos y perjuicios, aunque no se hayan acreditado en el convenio. Por el impacto que provoc√≥ en proveedores de bienes y servicios que no se vinieron a San Luis, lo que sumar√≠a cientos de millones de pesos¬Ľ.

A√Īadi√≥ que prevalece una absoluta falta de transparencia porque Carreras no se ha atrevido a publicar en el Peri√≥dico Oficial del Estado el convenio, adendo y anexos. ¬ęLo m√°s grave es que no exista alguna cr√≠tica o reclamo por parte de los diputados, partidos opositores o empresarios. Con tal margen, Carreras puede hacer lo que quiera. Las inversiones que har√≠a el gobierno con la Ford donde se incluyen donativos, subsidios y otros beneficios, podr√≠an alcanzar los 3 mil millones de pesos. Similar a lo entregado a la BMW y no los mil 200 millones que se√Īala el mandatario. Cuando la Ford devuelva el terreno, lo peor que puede hacer el ejecutivo es regresarlo a los especuladores a los que les debe casi el 50%. Menos ahora cuando se presume que hay empresas chinas y de otros pa√≠ses interesados en invertir en San Luis. Llegar√° a un acuerdo favorable para quienes le vendieron el lote en bre√Īa y una parte con infraestructura por m√°s de mil millones de pesos. Pero en el contrato no se especifica si fueron instalaciones el√©ctricas, hidr√°ulicas y vialidades. Por el precio se concluye que s√≥lo abarca el lote y el compactado¬Ľ.

Mart√≠nez enfatiz√≥ que los contratistas no le pagaron al estado el 10% por enajenar o desincorporar los terrenos ejidales. Falta revisar si entregaron las √°reas de donaci√≥n al ayuntamiento de Villa de Reyes. ¬ęHay muchos aspectos pendientes que favorecieron m√°s a los inversionistas. Sabemos que Carreras no tiene el estilo para una f√©rrea defensa. Tal vez el gobierno federal le exigi√≥ no hacer ruido. Pero una manera de presionar a la Ford era presentar la denuncia. M√°s ahora que se excedieron los t√©rminos para un trato amistoso. ¬ęEl asunto deber√≠a estar en los tribunales. Pero va en contra de la naturaleza y car√°cter del gobernador, pelearse con la firma que enga√Ī√≥ a los potosinos y los quiere indemnizar con una cantidad m√≠nima¬Ľ.

 

es content solo

Carreras, de rodillas ante la Ford

El gobernador Juan Manuel Carreras L√≥pez puede ser sujeto de un juicio pol√≠tico por el convenio que firm√≥ con la armadora trasnacional Ford. El documento fue leonino y obsequioso. El doctor en derecho se puso de rodillas para presumir en p√ļblico que la empresa se iba a instalar en San Luis. Se trata de un mandatario que no ha realizado obra p√ļblica y ha sido inoperante. Tampoco inscribi√≥ ni public√≥ el acuerdo en el Peri√≥dico Oficial del Estado. Los gringos que se rajaron, lo tienen agarrado del cogote. En caso de que Carreras no acepte alg√ļn pago por las supuestas erogaciones que hicieron, pueden aducir que el trato no es v√°lido. Otras entidades rechazaron la oferta por las exigencias de la firma. Si se analiza la versi√≥n que aparece en la Secretar√≠a de Desarrollo Econ√≥mico, se percibe que la empresa automotriz lo podr√≠a cancelar en cualquier momento.

El notario n√ļmero uno y ex diputado local Eduardo Mart√≠nez Benavente a√Īadi√≥ que los √ļnicos ganadores son los vendedores de los terrenos, Vicente Rangel y su compadre Roberto del Valle L√≥pez con 265 millones de pesos. Destac√≥ que no se trata de una compra il√≠cita. La Ford lo adquiri√≥ por las caracter√≠sticas, ubicaci√≥n y estar cerca de otras armadoras. La ley de adquisiciones se aplica a bienes, muebles y servicios, no para inmuebles. El predio no se puede licitar. ¬ęLo indebido es que la sociedad que vende el lote es de la familia del Valle. La infraestructura la hizo la familia Rangel a trav√©s del Grupo Valoran. Es lo irregular, porque se pudieron licitar los 656 millones que se invirtieron. M√°s iva, arrojan 762 millones de pesos. Y los 265 millones del terreno, dan un total de mil 27 millones que seg√ļn Carreras, era lo que iban a destinar a la Ford. Mediante una estrategia legal, trataron de salvar las licitaciones de infraestructura. Era correcto si los due√Īos tuvieran el predio con la nave y piso. Pero actuaron de manera chueca para beneficiar a Valoran, un grupo cercano a Carreras. Se ignora si en la escritura completa de la compra-venta, aparezca a detalle en qu√© consisten las obras¬Ľ.

¬ęA lo mejor ni siquiera las consignan porque son cuatotes del gobernador. O quiz√°s tengan un documento escondido donde las describan. Es lo que motiva la molestia con los grupos empresariales, diputados, partidos, medios informativos, que no han insistido en el tema. Al permitir que no se publique todo el convenio ni los pormenores de la compraventa cuando ya no existe compromiso con los gringos de guardar secrec√≠a o que otros estados de la rep√ļblica se enteren de las aportaciones. Tambi√©n se miente al decir que a San Luis le iba a costar la llegada de la Ford mil 27 millones de pesos. El asunto es qu√© tanto van a estirar los contratistas, que al menos deben regresar a Carreras lo que invirti√≥ en infraestructura, lo que no har√° Ford. En el convenio se dijo que en caso de no avanzar el proyecto, se estableci√≥ que iban a devolver las cantidades que hubiera erogado el gobierno seg√ļn los documentos que cubran los requisitos fiscales. Ojal√° que al menos los tengan en orden los funcionarios locales. Ya acept√≥ Carreras que tampoco va a reclamar da√Īos y perjuicios¬Ľ.

El fedatario explic√≥ que la compra-venta se hizo en abonos, sin reserva de dominio, para que el gobierno pudiera donar en lo inmediato los terrenos a la Ford. La infraestructura alude a las instalaciones el√©ctricas, pozos, vialidades, espuelas del ferrocarril. ¬ęSe dio un il√≠cito, porque la ley de adquisiciones del estado no se√Īala excepciones para no licitarlas. S√≥lo se puede hacer por cuestiones de emergencia o seguridad. Es seguro que pudieron existir mejores postores que ofrecieran servicios de calidad. Es ilegal porque los fondos estatales que se aportaron a trav√©s de un fideicomiso, no tuvieron una partida presupuestal ni disponibilidad financiera. Si alguien analiza la ley de ingresos y el presupuesto de egresos, las cantidades entregadas a la Sedeco no amparan el dinero que se dio a la Ford. El gobierno estatal ha planteado la mentira de que un porcentaje se obtiene de los impuestos sobre la n√≥mina. Es falso. Una parte se canaliza para cubrir un cr√©dito bancario que solicit√≥ el ex gobernador Fernando Toranzo, para la compra y compactado de un terreno que se destin√≥ a la BMW¬Ľ.

¬ęNo sabemos qu√© maniobras hizo Carreras para obtener el dinero que dispuso para la Ford. Seg√ļn el calendario de pagos, se iniciaron en mayo del 2016 con 100 millones de pesos. En junio dar√≠an la misma cifra. Igual en julio, agosto y septiembre. La l√≥gica se transfiere al 2017, que seguro ya no se dar√°n, ya que la Ford cancel√≥ de manera unilateral el convenio. No sabemos qu√© tan adelantados se hicieron las aportaciones. La trasnacional no pierde nada. Las estructuras que levantaron no significan nada. Las cantidades que devuelvan a Carreras ser√°n m√≠nimas. Si le avientan un cheque de 20 millones, ser√° mucho. Le podr√°n remarcar que s√≥lo cubri√≥ unas becas, oficinas para los funcionarios, vi√°ticos, traductores. Le dan un cheque de 20 millones de pesos, le regresan el predio y sabr√° si le paga a los vendedores. Ser√° dif√≠cil que otra empresa ocupe las 220 hect√°reas. Se requiere otro convenio igual por el lote que aport√≥ el ayuntamiento de Villa de Reyes¬Ľ.

-¬ŅLas locuras de Trump de retirar las inversiones estadunidenses en M√©xico, exhiben al gobernador que tienen los potosinos?.

-Fue un asunto penoso y humillante para San Luis. M√°s la respuesta que dio el gobierno estatal y federal. Era el momento para que Juan Manuel Carreras hubiera hecho algo distinto. Al menos decir que en San Luis, por el agravio, nadie comprar√° autos Ford. El que se avent√≥ fue el vocero del arzobispado, Juan Jes√ļs Priego Rivera. Incluso los concesionarios ya no son potosinos, pertenecen a Guadalajara. Para resarcir su deteriorada imagen, Carreras debe recurrir a las instancias legales y reclamar el enorme da√Īo patrimonial que ha originado la arbitraria medida de la Ford de cancelar sus inversiones en San Luis Potos√≠. No es suficiente reclamar los gastos desembolsados y facturados. Es lo que hace en teor√≠a el secretario de finanzas, Jos√© Luis Ugalde y el titular de Sedeco, Gustavo Puente Orozco, se hacen tarugos… contin√ļa (tomado de la revista impresa, Febrero 2017)

es content solo

Carreras presume logros del primer mundo

Sin protestas incómodas y con un escenario repleto de empleados uniformados de los programas federales como Prospera, Seguro Popular, desayunos escolares que fueron colocados en forma estratégica en la sala principal del Centro de Convenciones, y que las cámaras de televisión mostraban cuando se mencionaron los logros alcanzados en tales rubros, el doctor en derecho Juan Manuel Carreras López rindió su primer informe de actividades donde destacó la llegada de las armadoras de automóviles, General Motors, BMW y Ford. Las tres gestionadas por el gobierno federal.

Asegur√≥ que ahora la entidad se convirti√≥ en polo mundial de la industria automotriz. Ocupa el sexto lugar en inversiones extranjeras y cuarto nacional con menor tasa de desempleo. En el halague√Īo recuento manej√≥ incontables cifras que alud√≠an a un sitio del primer mundo. Como lo dijera antes al asumir el cargo y empecinado en garantizarle impunidad a su antecesor e impulsor Fernando Toranzo, reiter√≥ combatir las corruptelas y respetar la libertad de prensa. Como lo marca la norma federal, mim√©tico, insisti√≥ en que se contar√° con un sistema estatal anticorrupci√≥n y un fiscal independiente, por lo que ya se encuentran las iniciativas en el congreso.

Aunque las cifras y hechos lo desmienten, machac√≥ que San Luis es un estado seguro, comparado con otros. Lo ubic√≥ entre los 10 con menor incidencia delictiva. Ocult√≥ el incremento que se registr√≥ en su primer a√Īo en ejecuciones, secuestros y robos a domicilios. La procuradur√≠a de justicia no cuantific√≥ tan solo en el a√Īo anterior, 10 mil 231 hechos delictivos. Exalt√≥ que la dependencia se moderniz√≥ en t√©rminos administrativos como nunca en la historia. Presumi√≥ castigar a los feminicidas, pero sin dar cifras ni referentes.

Asegur√≥ que el combate al rezago educativo ¬ęno tiene precedentes¬Ľ, ya que hay m√°s y mejores escuelas. Las matr√≠culas en el √°mbito medio y medio superior registraron incrementos del 5 y 5.5%. Aunque en las cl√≠nicas faltan m√©dicos y medicinas, resalt√≥ que en el rubro de salud, San Luis Potos√≠ ocupa el primer lugar nacional con mayor cobertura de acceso, con un mill√≥n 506 mil potosinos afiliados al Seguro Popular. Con el apoyo del gobierno federal va a transformar el Hospital Central en otro de especialidades, en los pr√≥ximos dos a√Īos.

Aunque han crecido los flujos migratorios a Estados Unidos, por la falta de apoyo a los campesinos, Carreras alarde√≥ que logr√≥ incrementar las cosechas agr√≠colas en un 6 %, lo mismo la pecuaria. Se concluy√≥ el hist√≥rico y rezagado Pujal Coy. ‚ÄúNos preparamos para tener un campo fuerte y con mayor rentabilidad¬Ľ. Habl√≥ de logros en infraestructura carretera. Aludi√≥ al presidente Enrique Pe√Īa Nieto que inaugur√≥ el libramiento Valles-Tamu√≠n. Anunci√≥ para el 2018 un nuevo aeropuerto que construir√° la iniciativa privada.

Aunque sus colaboradores y un ej√©rcito de simpatizantes trataron de proyectarlo como un gobernante entusiasta y cumplido, por en√©sima vez le quit√≥ los reflectores el pol√©mico y protagonista alcalde de la capital, Ricardo Gallardo Ju√°rez, que desde su llegada al recinto, acapar√≥ a reporteros, fot√≥grafos y seguidores que buscaron saludarlo y tomarse una placa, como si fuera un artista internacional. Fue el √ļnico edil que lleg√≥ hasta la escalinata del Centro de Convenciones en su lujosa suburban, rodeado de acompa√Īantes y guaruras. Los dem√°s mun√≠cipes tuvieron que caminar, ya que no permitieron la entrada de veh√≠culos. Perdido en la multitud, solitario, cabizbajo, con el leve cojeo de una pierna, apareci√≥ el maximato en declive, Horacio S√°nchez Unzueta. Ex jefe de Carreras, que lo aludi√≥ como invitado junto a los otros ex gobernantes, Florencio Salazar, Teofilo Torres Corzo y Fernando Silva Nieto, al t√©rmino del informe, S√°nchez Unzueta se retir√≥ discreto, en el anonimato. Gallardo, por su parte despu√©s de m√ļltiples y f√°ciles entrevistas, incansable de saludar a quienes lo buscaban, entr√≥ al recinto, acompa√Īado de su escudero y fiel sirviente, el edil de Soledad, Gilberto Hern√°ndez Villafuerte. Lo volvieron a abordar m√°s reporteros tard√≠os, pero una bola de asistentes le abri√≥ paso para que entrara al sitio, porque estaba por comenzar el mensaje de Carreras.

Ya sólo faltaba el doctor en derecho en rendirle pleitesía a Gallardo, al que aludió en sus saludos de los invitados especiales, que encabezó el secretario de salud, José Narro, A los demás alcaldes los mencionó en lo general. En cambio los subordinados de Carreras que organizaban la entrada al salón fueron groseros con el edil de Tanlajás, Domingo Rodríguez Martell. Con el de Ahualulco, Federico Monsiváis y con el de Tampacán, Filemón Hilario Flores. En la lista se sumó al de Tamuín, Aquismón, Alaquines, Cedral, Armadillo, Villa de la Paz y un regidor de la capital del PT a los que no les ofrecieron un asiento. Tuvieron que escuchar parados más de 10 minutos.

Alentados por Rodríguez Martell, los alcaldes, molestos, se negaron a ocupar los asientos que con apuros, les encontraron los organizadores y edecanes. Les dijeron que iban a acceder si estaban todos juntos. Incluso amenazaron con retirarse. En un acto desesperado, los anfitriones optaron por levantar a otros invitados para acomodar a los quejosos. Al término del acto protocolario, la edil de Alaquines, María Leónides Zecaida López, se quejó de la descortesía por desplazar de lugares a otros invitados. Resaltó que los ediles ya tenían un sitio reservado que no se respetó.