Archivo de la etiqueta: ex gobernador Horacio S√°nchez Unzueta

es content solo

El diputado federal Xavier Azuara se perfila como candidato del PAN a la gubernatura en el 2021

‚ÄúNi en los 70 del PRI se daban pr√°cticas tan sucias‚ÄĚ, dijo el ex candidato a la dirigencia estatal del PAN, Jorge Alejandro Lozano Soto, cuando en conferencia de prensa hizo p√ļblico el relleno de urnas, violaci√≥n de paquetes electorales, la intromisi√≥n a ojos vistos de la actual dirigencia en los comicios donde se impuso con trampas Juan Francisco Aguilar Hern√°ndez. El cochinero se anunci√≥ con anticipaci√≥n y aterriz√≥ el d√≠a del proceso. Inflar las urnas y poner la estructura material y financiera a favor de Aguilar, no fueron las √ļnicas y viejas pr√°cticas que manej√≥ el l√≠der saliente, Xavier Azuara, tambi√©n recurri√≥ a la compra de votos, en algunos municipios lo pag√≥ en 2 mil pesos, entreg√≥ despensas y l√°minas, ofert√≥ cargos en el partido y ayuntamiento de la capital.

Al equipo del fraude, los afectados lo identificaron como la ‚Äúdelincuencia desorganizada‚ÄĚ, lo conformaron Azuara y sus aliados, los diputados locales, Jos√© Antonio Zapata Meraz, su primo y tesorero del comit√© estatal, Rub√©n Guajardo Barrera y el secretario adjunto, Rolando Hervert. En el grupo tambi√©n se ubic√≥ a la diputada federal, Josefina Salazar B√°ez, aunque no exist√≠an resultados definitivos, festej√≥ con mariachis el ‚Äútriunfo‚ÄĚ de Aguilar Hern√°ndez. Se ubic√≥ como el gran orquestador del fraude interno a Guajardo Barrera, encargado de hacer el trabajo sucio en el 2015. Con el mismo esquema gan√≥ la mayor√≠a de las elecciones internas para diputados locales, federales y alcalde de la capital. Entonces uno de los puntos claves fue el control del sistema de c√≥mputo donde el responsable de la captura de actas fue Israel Esparza Rodr√≠guez, actual director de ecolog√≠a y aseo p√ļblico en la capital, recomendado de Guajardo Barrera. Ahora ocurri√≥ lo mismo, fue el que llen√≥ las actas en la primera y segunda vuelta del proceso.

La corriente opositora a Azuara y sus aliados divulgaron que con el triunfo de Aguilar termina la relaci√≥n de la dupla Azuara-Guajardo, el que gana es el diputado local, que ya busca un puente con el edil Xavier Nava para impulsarlo como candidato a gobernador en el 2021 a cambio de sucederlo en la alcald√≠a. Sin embargo, quien conoce desde las entra√Īas al binomio, aseguran que no se van a fracturar, al contrario, se reacomodaron. El proyecto de Azuara es buscar la gubernatura y Guajardo la presidencia municipal. El diputado tendr√° que enfrentar a Josefina Salazar, del mismo bando. Buscar√° su propia alianza con Aguilar Hern√°ndez, al que respald√≥.

Azuara y Guajardo tienen enfrente al ex gobernador Horacio S√°nchez Unzueta que intentar√° imponer en el 2021 como candidato a gobernador a su sobrino Xavier Nava Palacios, que apoy√≥ a Jorge Lozano, pero en el √ļltimo tramo se zaf√≥ y respald√≥ a Aguilar. Su equipo dijo que se mantuvo al margen. Sin embargo, dej√≥ el paso libre para que funcionarios de su gabinete de bajo perfil, recomendados de Azuara y Guajardo, operaran a favor de Aguilar. S√°nchez Unzueta ya conoce el camino, en el 2002 empuj√≥ tambi√©n desde el PAN al priista Marcelo de los Santos, que en el proceso interno derrot√≥ con zancadillas al ex edil Alejandro Zapata.

‚ÄúLa mafia de Azuara‚ÄĚ y S√°nchez Unzueta tienen que doblar a sus opositores, donde figura la diputada local y ex senadora Sonia Mendoza D√≠az. Es la √ļnica que se col√≥ como integrante de la Comisi√≥n Permanente en el comit√© nacional del partido. Marcelo de los Santos busca plantar a su hijo Marcelo de los Santos Anaya. Le apuesta a que el hermano del presidente estatal electo, Rafael Aguilar Hern√°ndez, fue subprocurador en su mandato y podr√≠a ayudarlo a conseguir sus prop√≥sitos. La otra opci√≥n que maneja es el notario p√ļblico Alfonso Castillo Machuca, que forma parte de la planilla ganadora de Aguilar y quiz√°s se convierta en secretario general adjunto. Castillo fue secretario de gobierno con el contador p√ļblico, que pidi√≥ a Lozano Soto y seguidores no impugnar las elecciones pese al batidero.

Otro que ya está formado es el acomodaticio ex senador Octavio Pedroza Gaitán, que apoyó desde el inicio a Lozano y nunca claudicó. Pedroza tiene una liga estrecha con Nava Palacios, pero nunca imaginó que se cambiaría de camiseta. No lo quiere de opositor en el 2021. El equipo de Pedroza difundió que Nava buscaría reelegirse para dejarle el camino despejado al ex senador. Pedroza tiene otra opción, ser candidato independiente, podría encabezar la renuncia masiva de más de 600 panistas que se afiliaran al partido del ex presidente Felipe Calderón.

El ex alcalde tiene tambi√©n el apoyo de tres de los cuatro empresarios que impulsaron a Marcelo de los Santos. Uno es el due√Īo de la empresa de acero inoxidable, Juan Autrique. El monopolista de las pieles y due√Īo del rastro, Rafael Barral Pontones. El propietario de la industria de chicles Canel¬īs, Roberto Garc√≠a Navarro. Solo falta el magnate minero Jos√© Cerrillo Chowell. El quinto aspirante a la silla de palacio de gobierno es el senador Marco Antonio Gama Basarte. Espera que su hermano, Aureliano Gama Basarte, ayudante del gobernador Juan Manuel Carreras, lo apoye. Tal vez ya empez√≥ la tarea, con el primer golpe al m√°s fuerte aspirante, Xavier Nava. El 14 de diciembre, con 25 votos y 2 abstenciones, los diputados en pleno bajaron la propuesta del edil de subir la tarifa del agua un 40%. Votaron en contra priistas, verde ecologistas, morenistas, perredistas, hasta los legisladores de Azuara.

Lozano un candidato sacrificado  

El fraude con el que se impuso Aguilar Hern√°ndez tampoco fue el √ļnico ingrediente de la derrota de Lozano Soto, que abon√≥ a su propia ca√≠da cuando se convirti√≥ en candidato de unidad, luego que declinaron a su favor el ex diputado federal Juan Pablo Escobar Mart√≠nez y el ex edil de San Ciro de Acosta, David Salvador Hern√°ndez Mart√≠nez. A Lozano le pes√≥ que su padre, el ex edil Jorge Lozano Armengol, rompiera su credencial de panista y renunciara al partido. Algunos correligionarios nunca perdonaron el agravio. Adem√°s, Marcelo de los Santos no logr√≥ que el ex diputado local, H√©ctor Mendiz√°bal P√©rez, al que le gan√≥ el ego, no pudo sumar al ex legislador Manuel Aguilar Acu√Īa, ‚ÄúEl Kipy‚ÄĚ, que les hizo creer, iba a respaldar la propuesta. Al final sac√≥ m√°s de la mitad de votos que la misma coalici√≥n, apoyada por la elite panista.

Vino la desbandada de seguidores de Escobar y Hern√°ndez al equipo de Aguilar Acu√Īa. Con el respaldo de Mendiz√°bal, en la primera vuelta alcanz√≥ mil 143 votos, m√°s de la mitad que Lozano, Escobar y Hern√°ndez juntos, el equipo de Marcelo de los Santos, los ex senadores Alejandro Zapata, Pedroza, Miguel Mart√≠nez Mireles, Lozano Armengol, Gama Basarte, el ex diputado federal √Ālvaro El√≠as y algunos empresarios. La propuesta de un candidato de unidad la impuls√≥ Marcelo de los Santos cuando inici√≥ la precampa√Īa, ya que no congenia con Azuara ni Guajardo, a los que nunca perdon√≥, no haberlo lanzado como senador. Entonces se inclin√≥ por Lozano, que antes hizo a su padre edil y busc√≥ dejarlo en la gubernatura, pero no cumpli√≥ con las expectativas. A cambio, Lozano Soto ser√≠a el principal promotor de Marcelo de los Santos Anaya a la gubernatura, ya que despreci√≥ la candidatura a alcalde porque le pareci√≥ insuficiente.

El lunes 26 de noviembre, a cuatro d√≠as del debate de candidatos a la dirigencia, que organiz√≥ el comit√© estatal, en conferencia de prensa, Lozano Soto declar√≥ que cuatro de los cinco contendientes, donde se incluy√≥, adem√°s de Escobar, Hern√°ndez y Acu√Īa, crear√≠an un frente com√ļn para acabar con los abusos de poder y las intromisiones de Azuara, quien pretend√≠a imponer a Aguilar. El lunes 3 de diciembre se reunieron Marcelo de los Santos, Gama, Zapata, Pedroza, Mendoza y los cuatro aspirantes. El tema principal, definir un candidato de unidad para ganar, no hab√≠a otra manera de derrotar a Azuara y Guajardo. Se invit√≥ a Mendiz√°bal, pero no asisti√≥. En el encuentro no se pusieron de acuerdo. Lo dejaron a los candidatos, que hacen un recuento de estructuras, votos y definen el reparto de gastos. Hern√°ndez se fue al tercer lugar, lo sigui√≥ Escobar. Sin embargo no decidieron por Lozano. Acordaron visitar a Marcelo de los Santos y le mostraron las cuentas. Les dijo que respaldaran a Lozano.

El mi√©rcoles 5, dos d√≠as despu√©s que la candidatura de unidad se concret√≥, Escobar y Hern√°ndez declinaron a favor de Lozano. Los flanque√≥ Marcelo de los Santos, Gama, Sonia Mendoza, Pedroza y el ex presidente municipal Mario Leal Campos, los ex regidores Enrique Gonz√°lez, Raymundo Ram√≠rez, Marcela Zapata y Laura Gama, la ex diputada federal, Silvia Degante, entre otros. Lozano agradeci√≥ a Hern√°ndez y Escobar su apertura y generosidad hacia el proyecto que encabez√≥. Manifest√≥ su confianza en alcanzar el triunfo el 9 de diciembre con 3 mil 500 √≥ 4 mil votos. Le faltaron los de Aguilar Acu√Īa, Escobar y Hern√°ndez, ya que sus seguidores se fueron por otro rumbo.

                                  La ruta del fraude

La imposici√≥n de Juan Francisco Aguilar Hern√°ndez al frente de la dirigencia del PAN se marc√≥ desde mucho antes de la precampa√Īa. Azuara y Guajardo iniciaron una gira estatal para visitar comit√©s y delegaciones, entregaron a panistas despensas, l√°minas y recursos. Realizaron desayunos, comidas y reuniones donde manifestaron de manera abierta apoyar a su alfil. Se habl√≥ que panistas huastecos denunciaron una campa√Īa de terror por parte de Azuara, los diputados Rolando Hervert, Rub√©n Guajardo y Josefina Salazar. Presionaron a los alcaldes de Tamazunchale, To√Īo Costa, al de Aquism√≥n, √ďscar Su√°rez, al de Xilitla, Mart√≠n Eduardo Mart√≠nez y su cu√Īado, el ex edil Xavier Pacheco, al ex candidato a la alcald√≠a de Valles, David Medina, para que apoyaran a Aguilar. Denunciaron que Aguilar, junto con Rolando Hervert y Rub√©n Guajardo, con personal que cobra como asesores en el congreso local, a bordo de camionetas con vidrios polarizados, buscaron repartir despensas y l√°minas a los militantes m√°s pobres. Pero fueron interceptados y no pudieron cumplir su cometido.

Octavio Pedroza declar√≥ que Aguilar es una marioneta de Azuara. Lament√≥ que como persona decente, ahora sea la herramienta de un grupo que busca continuar con el poder en el PAN. Dijo que la dirigencia actual ha resquebrajado al partido por sus actitudes de favoritismo. Llam√≥ a los militantes buscar otras opciones para recuperar el rumbo. El siguiente paso de Azuara y Guajardo fue impulsar una comisi√≥n estatal organizadora de las elecciones, encabezada por Jos√© Luis Contreras Rojas, que apenas se supo de la alianza, declar√≥ que no habr√≠a cambio de boletas. Los votos que se emitieran para cada uno de los candidatos, los contar√≠a en lo particular. Descart√≥ reimprimir las boletas, como lo solicitaron tres aspirantes. Tampoco sumar√≠a en conjunto a favor de otro contendiente. Iban a aparecer los cinco participantes. Los votos se contar√≠an para cada planilla, ya que no hubo ninguna declinaci√≥n o renuncia expresa por alguno de los candidatos. Sin acuerdo previo, Contreras dej√≥ que el comit√© estatal del partido trasladara las actas de los centros de votaci√≥n, que se instalaron en los comit√©s municipales, excepto en la capital, donde se ubicaron cuatro mesas en el Jard√≠n de San Miguelito. Habl√≥ de 49 instancias en la entidad, aunque solo fueron 43, pero no detall√≥ los lugares. Se supo que uno fue √Čbano.

Los seguidores del edil de √Čbano, Crisp√≠n Ordaz, denunciaron que el diputado Rub√©n Guajardo lo amenaz√≥ con no pasar las cuentas p√ļblicas si se negaba apoyar a Aguilar. Ordaz, junto con el comit√© municipal del partido, divulgaron que no hab√≠a las condiciones de seguridad, culparon a la delincuencia organizada de intentar abortar el proceso. Azuara y su grupo no tienen ascendencia entre la militancia. Recuerdan que la ex diputada local hoy federal, Josefina Salazar, convenci√≥ a Ordaz, tenderle una trampa al entonces legislador, Enrique Flores, lo que deriv√≥ en la filtraci√≥n que hizo del video donde afloraron las corruptelas del congreso, los chantajes para blanquear las cuentas p√ļblicas de alcaldes y ex alcaldes.

El domingo 9 de diciembre votaron 6 mil 209 panistas de un padrón de 8 mil 214 militantes registrados. El proceso concluyó a las cuatro de la tarde, dos horas antes que la elección de la dirigencia nacional. En los resultados de la primera vuelta y preliminares, el equipo de Azuara ventiló que Aguilar había ganado con más del 5%. Lo mismo manifestó el grupo de Hernández, que Lozano se había impuesto con semejante porcentaje en la capital, Matehuala y 10 municipios más. La comisión dijo que Aguilar resultó vencedor, pero el margen no alcanzó el 5% y ordenó se llevara a cabo el conteo de la segunda vuelta de las boletas.

Despu√©s de las 11 de la noche, los seguidores de Lozano amenazaron con bloquear las instalaciones el partido. Manifestaron que iban a sacar de los pelos a Aguilar si decid√≠a tomar protesta. ‚ÄúBasta de tales cabrones, no pueden tener secuestrado al partido‚ÄĚ. La Comisi√≥n Estatal Organizadora, v√≠a bolet√≠n, declar√≥ un receso hasta tener el mayor n√ļmero de actas, debido al apretado conteo de las votaciones. Sin embargo, en el mismo documento comunic√≥ que al recibir la totalidad de los empaques electorales y capturado el 100% de las actas, se confirmaron los n√ļmeros del Programa de Resultados Preliminares Electorales sobre la primera vuelta. Adem√°s declar√≥ que seg√ļn la convocatoria, se comenzar√≠a con el c√≥mputo de las actas de segunda vuelta electoral, pero debido a las inconsistencias en el llenado de algunas actas, se proceder√≠a al reconteo de voto por voto de la segunda vuelta en los casos se√Īalados.

Declar√≥ que con el fin de brindar certeza a la militancia, candidatos y sus planillas, se determin√≥ realizar el conteo de los votos de la segunda vuelta para definir a un ganador. Concedi√≥ un receso de 10 horas para que los representantes de los candidatos pudieran reunir las actas de la jornada de cada mesa de votaci√≥n y dar fe de los resultados de la primera vuelta. Remarc√≥ que todav√≠a no era posible definir al ganador, por lo que iba a sesionar hasta tener completa certidumbre del candidato con la mayor√≠a de votos en la segunda ronda. Resalt√≥ que el √ļnico inter√©s es contar con resultados fiables, ya que el fin de todo proceso democr√°tico es que los panistas del estado puedan tener completa confianza en que su voto result√≥ efectivo.

En la mayor parte de la huasteca y resto de las tres zonas del estado, la comisi√≥n orden√≥ suspender el conteo y pidi√≥ a empleados del comit√© estatal y personal que contrat√≥ la dirigencia, trasladar los enseres electorales y actas a la capital. El responsable de la zona huasteca de traer los documentos fue el primer s√≠ndico del ayuntamiento de la capital, V√≠ctor Salda√Īa, del equipo de Azuara. Antes de estar en el ayuntamiento, labor√≥ en el √°rea jur√≠dica del partido. Las urnas llegaron a las 5 de la madrugada. La urna y papeler√≠a de Villa de Zaragoza, que se ubica a menos de 40 minutos de la capital, fue la √ļltima en llegar a las 6 de la ma√Īana del 10 de diciembre.

La comisi√≥n reinici√≥ actividades a las tres de la tarde del d√≠a siguiente. Seg√ļn consta en el acta de c√≥mputo de la primera vuelta, a las 16:25 horas del 10 de diciembre, se confirmaron los resultados de la primera vuelta donde Aguilar Acu√Īa obtuvo mil 143 votos, Aguilar Hern√°ndez 2 mil 503, Escobar 45, Hern√°ndez 71, Lozano 2 mil 249. Los votos nulos fueron 197. Votaron 6 mil 208 militantes. Al no estar en el supuesto del art√≠culo 44, primer p√°rrafo de la convocatoria, de no alcanzar la mayor√≠a requerida para ganar, los dos contendientes que obtuvieron los porcentajes m√°s altos, participar√≠an en el c√≥mputo de la segunda vuelta. Los finalistas resultaron Lozano y Aguilar. El conteo concluy√≥ el martes 11 a las 5:29 horas de la ma√Īana. Aguilar sac√≥ 2 mil 463 votos, Lozano mil 952, se anularon mil 794. En total votaron 6 mil 209 panistas, uno m√°s que en la primera vuelta. No se abrieron siete urnas por supuestas irregularidades. Se encontr√≥ en un mismo bloque, actas de dos municipios. Algunas cajas fueron violadas.

¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬† El √≥rgano responsable entreg√≥ la constancia de triunfo a Juan Francisco Aguilar como presidente. En la planilla qued√≥ Alejandro Fern√°ndez Hern√°ndez, Alfonso Jos√© Castillo Machuca, Alexandra Daniela Cid Gonz√°lez, Franco Coronado Guerra, Carmen D√≠az P√©rez, √Čdgar Ortega Luj√°n, Edith Res√©ndiz Souza, C√°ndida Nallely Rivera Palacios. Aguilar gan√≥ al contarse 53 actas correspondientes a las mesas de votaci√≥n. A la una de la tarde, Jorge Lozano, junto con Escobar y Hern√°ndez, acompa√Īados por el ex senador Miguel Mart√≠nez Mireles y el ex diputado federal √Ālvaro El√≠as Loredo, planillas, equipos y seguidores, convocaron a una rueda de prensa en el sal√≥n Manuel Clouthier que se encuentra en las mismas instalaciones del partido. Lozano dijo ser objeto del fraude. Se√Īal√≥ que en Villa de Guadalupe vot√≥ el 200% de los electores. Desconoci√≥ los resultados vertidos en el proceso que favorecen a su contrincante Aguilar. Asegur√≥ que intervino el comit√© estatal para ayudarlo. ‚ÄúSeg√ļn la convocatoria, en los centros de votaci√≥n se debi√≥ contar la segunda vuelta electoral. Lo que sucedi√≥ en la mayor√≠a, salvo siete centros, luego trasladaron los documentos con empleados del comit√© estatal, lo cual gener√≥ mucha desconfianza‚ÄĚ.

Cit√≥ que en San Antonio, en la segunda acta, logr√≥ 19 votos y Aguilar 18. En el reconteo, se mantuvo con los mismos n√ļmeros, pero Aguilar subi√≥ a 117. La diferencia fue de 99 votos. Asegur√≥ que existen las mismas irregularidades en Tancanhuitz y Villa de Guadalupe, donde el n√ļmero de militantes es de 33 miembros activos. En el reconteo obtuvo 8 votos y Aguilar 75. Particip√≥ m√°s del 200% de los electores. Se√Īal√≥ que las elecciones no son v√°lidas. Se mostr√≥ una inconsistencia total, ni en los 70 del viejo PRI se daban tales pr√°cticas. En tres casillas, hubo un diferencial de 210 votos. Se trata de un fraude electoral enorme.

es content solo

Por el escarbadero, bajan las ventas un 50%

capote 1
Alfonso Capote. Declive

Las ventas han bajado hasta un 50% en los comercios de las calles del centro que repara la Secretar√≠a de Desarrollo Urbano, Vivienda y Obras P√ļblicas y vigila el coordinador del Fideicomiso del Centro Hist√≥rico, que tiene al frente al ex gobernador Horacio S√°nchez Unzueta. Adem√°s de las dificultades de tr√°nsito que provocan, entre la gente se crea una psicosis de que no hay d√≥nde estacionarse. Las autoridades deben ser sensibles y acelerar los trabajos para evitar la quiebra de negocios, como ocurri√≥ en Arista y √Ālvaro Obreg√≥n, donde las reparaciones duraron a√Īos, expuso el vendedor de insumos para lavadoras y licuadoras, Jos√© Enrique Alonso Capote.

Esperan que el gobierno estatal cumpla el compromiso de terminar las labores que realiza en Ignacio Aldama, Juan Sarabia, Hermenegildo Galeana e Independencia. Pidió más respeto por los comerciantes y ciudadanos que habitan en la zona del centro. Los contratistas deben tomar conciencia, ser honestos, no levantar una acera porque ganaron el concurso, si carecen de los recursos económicos. Después aducen que no consiguen material, lo que retrasa los trabajos con implicaciones para los vendedores que deben cubrir renta, servicios y empleados.

Alonso Capote precis√≥ que los comerciantes del centro hist√≥rico est√°n conscientes de que las obras son necesarias, que falta modernizar la zona porque el drenaje est√° desecho. Pero las faenas deben ser r√°pidas, trabajar 12 horas diarias. Recomend√≥ a los ejecutores asesorarse con historiadores que saben d√≥nde est√°n los drenajes, t√ļneles y cuentan con planos. ‚ÄúExcarvan y no encuentran los tubos. El Instituto Nacional de Antropolog√≠a e Historia interviene porque se deben respetar ciertos lineamientos o se encontr√≥ alg√ļn vestigio y retrasan todo. En Monterrey me toc√≥ ver c√≥mo en 20 d√≠as reconstruyeron la calle Carlos Salazar, entre Morelos y Zaragoza. En el mismo lapso que pon√≠an en San Luis las boquillas de las banquetas. En Arista y Obreg√≥n quebraron decenas de compa√Īeros. Ahora sus familias pasan las de Ca√≠n, tardan mucho en recuperarse. Deten√≠an las obras porque desapareci√≥ el dinero o les faltaba cantera. El ex gobernador Fernando Toranzo se meti√≥ a conseguir fondos extras para concluir los trabajos en √Ālvaro Obreg√≥n, donde se cambi√≥ de constructor. Entr√≥ Guillermo Leal a terminar y cumpli√≥¬Ľ.

Alonso Capote recomendó a Sánchez Unzueta se deje asesorar por profesionales para evitar retrasos que tanto perjudican. Y se ocupe de gestionar los recursos. Lo que le entiende y gusta. Le reclamó no sea honesto sobre las fechas para concluir las metas. Debe integrar patronatos y manejar los recursos con transparencia. El objetivo de volver habitable el centro, resulta inviable por la inseguridad, carencia de servicios y algunos antros que se han abierto para chavos desorientados que salen y se dedican a pintarrajear los edificios históricos. Como se ha demostrado con las cámaras de seguridad de los propios comerciantes. Las que dicen tener las dependencias y ayuntamiento, se ignora quienes las conducen y para qué sirven. Los asaltos a las personas que van a los bancos a cobrar las quincenas son frecuentes.

El comercio ambulante es otro problema que no se ha podido solucionar por corruptelas y acuerdos pol√≠ticos. Existen muchos negocios informales de ¬ęalto rendimiento¬Ľ que son tolerados. ‚ÄúSi Juan P√©rez paga mil pesos de renta y cumple con todos los pagos de servicios, no puede permitirse que otro se le ponga afuera de su negocio a vender lo mismo o un giro similar. Es parte del desorden y de la anarqu√≠a que existe. Mientras el centro est√© infestado de ambulantes, es improbable que la Unesco pueda declararlo patrimonio hist√≥rico‚ÄĚ.

Consider√≥ que el proyecto de reubicar a los¬† al lugar conocido como Tepech√©, no va a funcionar, porque es una de las zonas m√°s inseguras, igual o peor que el Eje Vial. En la noche es terrible el desorden que existe en todos los rubros, pese a estar cerca el edificio de seguridad p√ļblica. Se debe buscar un terreno con un entorno adecuado para tratar de resolver una problem√°tica de √≠ndole social y econ√≥mica.

Otro pendiente es la falta de estacionamientos. No se ha concretado la repetida propuesta de excavar abajo de la Alameda para construir un gran cajón subtérraneo. Otra alternativa viable es hacerlos en los cuatro puntos cardinales que converjan al centro histrórico, en avenida Universidad, Calzada de Guadalupe y Carranza, desde Tequis, para dejar la parte central como zona de peatones. Permitir solo el tránsito de bicicleta y autobuses turísticos. Para concretar los planes se necesita gente con voluntad de invertir.

Alonso Capote expuso que los parqu√≠metros no cumplen siquiera el objetivo recaudatorio, porque no los manejan las gentes adecuadas. No hay cuentas claras de lo que se recauda. No existe tolerancia para los usuarios. Apenas se vence el boleto y de inmediato los tr√°nsitos colocan la ara√Īa. Cobran al momento 80 pesos por quitarla, lo que ahuyenta a los que quieren comprar o pasear. ¬ęLos comerciantes debemos contribuir y no usar el frente de los negocios para dejar los espacios a los clientes. No lo hacemos. Las autoridades tambi√©n deben hacer sus aportaciones. Juntos reactivar y mejorar el centro hist√≥rico que es maravilloso. Nos falta valorarlo¬Ľ.

 

es content solo

Sánchez Unzueta y Machinena pretenden vaciar el centro histórico para construir después negocios de elite

El historiador Joaqu√≠n Mu√Īoz Mendoza acus√≥ al ex gobernador Horacio S√°nchez Unzueta y al delegado del Instituto Nacional de Antropolog√≠a e Historia, Juan Carlos Machinena Morales, de realizar excavaciones en el centro hist√≥rico de la capital sin tener un programa elaborado. Expuso que las tardadas obras, donde se corta la energ√≠a el√©ctrica y agua a los establecimientos, semeja a lo que ya se hizo en otras partes como Zacatecas, donde quebraron decenas de negocios, para despu√©s suplirlos por otros de mayores ingresos donde la √ļnica que se beneficia es la oligarqu√≠a. Expuso que empresarios de elite le solicitaron un dise√Īo para suplir el mercado Rep√ļblica, que ser√≠a demolido, para abrirle paso a un centro comercial exclusivo, donde se vendan los mejores quesos y vinos del mundo. El tambi√©n ex delegado del INAH puso en duda la capacidad acad√©mica e intelectual de Machinena, al que acus√≥ de plagiar un folleto sobre monumentos hist√≥ricos. Se atrevi√≥ a presentarlo en p√ļblico y dedicarlo a su mecenas y c√≥nyuge, la actual directora del Consejo Tutelar de Menores, Concepci√≥n Guadalupe Nava Calvillo. A√Īadi√≥ que los proleg√≥menos de declaratoria los hizo el coordionador de monumentos de la dependencia federal, Salvador D√≠az Berrio en 1976, pero quedaron congelados. ¬ęEra una propuesta que llegaba despu√©s de la alameda Juan Sarabia. Era inviable porque hab√≠a afectaciones a la propiedad privada. Estuve de funcionario de 1988 a 1993. Agarro la iniciativa que ten√≠a 13 a√Īos detenida. Consegu√≠ el objetivo con mi equipo de trabajo. Tardamos como 8 meses. Se consign√≥ el per√≠metro a y b como zona de bajo impacto. El a era el sector Reforma, que antes fue un r√≠o, dej√≥ de serlo entrado el siglo 20. Eran los l√≠mites de la ciudad. El sitio b inclu√≠a parte del primero. Hab√≠a que determinar lugares muy espec√≠ficos que tuvieran el car√°cter hist√≥rico con el criterio que se manejar√≠a para solicitar los tr√°mites a la presidencia de la rep√ļblica¬Ľ.

¬ęEl que se us√≥ antes fue algo arbitrario, ya que eran pocos los edificios hist√≥ricos, no coloniales, como iglesias y grandes casonas. Fue lo que hizo D√≠az Berrio. Cambi√© el criterio, consider√© que dominaba la arquitectura vern√°cula, popular, del siglo 19. Barr√≠ con las parroquias y los grandes monumentos porque eran del siglo 17 y 18. Como el convento de San Francisco. Descubrimos que fue construido en 1592, a finales del siglo 16. Empezamos a detectar todos los elementos propios de la arquitectura popular del siglo 19 como la altura, entrada de las casas y las cruj√≠as internas para proteger el fachadismo que se dio en la √©poca en el Estado de M√©xico. Las fachadas eran bonitas, encaladas de blanco, pero se perd√≠a el contenido de identidad cultural de la √©poca y de los potosinos actuales. Se detectaron m√°s de 3 mil monumentos hist√≥ricos, como una casa del siglo 19, muy conservada, con criterio de la ley federal. Nos colocamos en tercer lugar en importancia num√©rica en la rep√ļblica, solo aventajados por el Distrito Federal y Puebla de los √Āngeles. Era muy importante la declaratoria para echar andar el reglamento de la zona de monumentos y el registro de una zona de monumentos hist√≥ricos para San Luis dentro de lo que era el registro municipal. Se tocaron muchos intereses y avanzamos en las exigencias de la Unesco. Los diversos gobernadores nos mintieron. Primero Horacio S√°nchez Unzueta que dijo se iba a conseguir r√°pido. Declar√© lo contrario, porque hab√≠a una bola de gente que no estaba preparada, como los arquitectos Juan Carlos Machinena y Marco Antonio Garfias, capaz en lo t√©cnico pero con una ausencia absoluta de datos hist√≥ricos, donde el uso err√≥neo de un concepto cambia todo el significado. Un monumento hist√≥rico es el que tiene la solera, trayectoria en el tiempo que define la esencia de una ciudad, regi√≥n, estado, una calle. La Unesco pide monumentos hist√≥ricos porque lo establece el ejecutivo federal, una zona de monumentos hist√≥ricos, no edificios bonitos¬Ľ.

¬ęTenemos de sobra monumentos hist√≥ricos, pero echaron a andar el proyecto con aspectos de la √©poca colonial. La declaratoria era de monumentos de arquitectura popular y los responsables la manejaban con otros t√©rminos, como si la arquitectura de San Luis fuera de corte fara√≥nico, egipcio. Un absurdo. Hasta la fecha se maneja igual porque hay un problema ideol√≥gico, aunque no parezca. No es lo mismo declarar una zona de arquitectura vern√°cula que edificios de la oligarqu√≠a, donde figura la catedral, conventos, el palacio de Iturbide. Para la alta sociedad potosina es inadmisible la caractericen en el plano popular. Es donde radica el detalle del asunto. No solo era un problema de intereses econ√≥micos, tambi√©n de car√°cter pol√≠tico, ideol√≥gico. Los gobernadores en turno, ignorantes estructurales, no se daban cuenta de las circunstancias aunque se las explicaran. Contra toda l√≥gica cient√≠fica y t√©cnica, llegaba un hijo de la familia Valladares, Torres Corzo o como te de la gana y ped√≠an incluir el edificio que compraron para meter un hotel. Fue donde hubo un choque de trenes muy importante que casi me cuesta el puesto. Pero me hizo fuerte el entonces secretario de gobernaci√≥n, Manuel Bartlet y el presidente de la Comisi√≥n Nacional de Cultura, V√≠ctor Flores Olea. Hicimos un trabajo importante con el que le doblamos las manitas a los gobernadores y avanz√≥ la declaratoria como deb√≠a ser. El mandatario era Leopoldino Ortiz Santos con el que se consigue el objetivo. No se meti√≥ para nada. S√°nchez Unzueta intervino en el plano declarativo. ¬ŅEntonces c√≥mo le preocupan ahora los monumentos hist√≥ricos, si cuando estuvo al frente, se los pasaba por la polla?. En los planes no se mete la Unesco, primero el INAH, que los revisa y da luz roja. Entonces la propuesta de declaratoria pasa a un listado nacional que maneja la Secretar√≠a de Educaci√≥n, que por lo regular, revisa 16 tem√°ticas¬Ľ… contin√ļa (tomado de la versi√≥n impresa, marzo 2017)