Archivo de la etiqueta: ex gobernador Fernando Toranzo

es content solo

C√°rcel a los pol√≠ticos que no cumplan promesas de campa√Īa

1
                                                 Chalita. Ya basta

La Confederaci√≥n Patronal de la Rep√ļblica Mexicana local har√° una propuesta ante el poder legislativo para castigar con c√°rcel a todos los pol√≠ticos que una vez ganadas las elecciones, no cumplan lo prometido en campa√Īa, dijo el presidente del organismo empresarial en San Luis Potos√≠, Jaime Chalita Zarur. Exigi√≥ a la clase pol√≠tica mayor honestidad para que el pa√≠s salga adelante. Expuso que habr√° de se√Īalar los desaciertos de quienes gobiernan el pa√≠s, pero tambi√©n propuestas de beneficio social. Puso de ejemplo como falta de honestidad, los recursos econ√≥micos que se bajan de organismos internacionales para engordar la burocracia que crece. El dinero no llega a los ciudadanos que lo necesitan. El gobierno los mantiene como reos electorales con una despensa. Dijo que los potosinos no son limosneros ni necesitan mes√≠as modernos ni super populistas, solo fuentes de empleo bien remuneradas.

Anunci√≥ que la Coparmex no ser√° m√°s comparsa de nadie. Ya dio muestras de su nueva postura. No firm√≥ el acuerdo de austeridad que se hizo en Los Pinos, tampoco asisti√≥ a la inauguraci√≥n del libramiento poniente en la capital que hizo el presidente Enrique Pe√Īa Nieto, que se gast√≥ en tres giras al estado entre 8 y 9 millones de pesos que deber√≠an canalizarse a aminorar la pobreza. Dijo que M√©xico es un pa√≠s donde la miseria es funcional. Lo compar√≥ con Corea del Sur, Corea del Norte o Alemania en la etapa que fueron devastadas por la guerra. Ahora Corea del Sur produce el 12% de su producto interno bruto, Jap√≥n el 6%, China un porcentaje similar, mientras M√©xico en sus mejores tiempos alcanz√≥ el 2.5% y sigue a la baja.

Otros males que se padecen son los huecos en las leyes que a prop√≥sito dejan los legisladores. Los aprovechan funcionarios para irse impunes, como el ex gobernador Fernando Toranzo. Pueden cometer delitos y s√≥lo se les castiga con el cobro de una cantidad m√≠nima de lo que desviaron. Jaime Chalita se√Īal√≥ que en la Coparmex existe una filosof√≠a que consiste en tener empresas socialmente responsables. ‚ÄúHemos decidido dejar de ser personas que solo ven pasar los acontecimientos pol√≠ticos y sociales, queremos ser actores de nuestro propio destino¬Ľ. Expuso que algunos sectores empresariales solo asisten a aplaudir. Aludi√≥ a las dos √ļltimas semanas de diciembre, cuando los mexicanos padecieron la falta de gasolina y luego el aumento a los precios de los hidrocarburos. La rep√ļblica hab√≠a ca√≠do en la ingobernabilidad en 10 estados, lo que preocup√≥ a Pe√Īa Nieto. Entonces convoc√≥ a los actores de la productividad, como sindicatos y grupos empresariales. La Coparmex no firm√≥ el pacto de austeridad ya que s√≥lo buscaron los reflectores y que la gente tuviera cierta calma. El mensaje fue muy claro: lo que se anhela es que M√©xico trabaje y no caiga en el populismo. Un pa√≠s que crezca, con oportunidades para todos, no ser limosneros.

Chalita cit√≥ a la doctora Ver√≥nica Villaresti, investigadora de la facultad de econom√≠a de la Universidad Nacional Aut√≥noma de M√©xico que dec√≠a que en el pa√≠s la pobreza es funcional, porque le conviene al gobierno tener pobres, sujetos a ayudas de organismos internacionales, por lo que reciben muchos millones de pesos, que son absorbidos por la burocracia. A los marginales no les llegan recursos para mantenerlos como clientes electorales. ¬ęEs un fen√≥meno que ya no puede seguir si buscamos ser protagonistas¬Ľ.

Puntualiz√≥ que la Coparmex levant√≥ la voz y mano para decir que busca componer al pa√≠s. Un ejemplo fue no asistir a la inauguraci√≥n del Libramiento Poniente por parte del presidente de la rep√ļblica Enrique Pe√Īa Nieto el 27 de febrero del a√Īo en curso. ¬ęFue un acto de congruencia y para que se note que el presidente no cumple ni siquiera firmando sus promesas. Hay como 50 compromisos que sign√≥ en San Luis Potos√≠ y no ha saldado ni la mitad. No fuimso para protestar y decirle que que tenemos la raz√≥n. Sus visitas oscilan en los 8 y 9 millones con toda la log√≠stica, filtros de seguridad, camiones y camionetas que transportan toldos y sistemas de sonido¬Ľ.

Explic√≥ que la movilidad del avi√≥n presidencial y helic√≥pteros cuestan mucho dinero. Las tres visitas del presidente al estado se pudieron ahorrar para el mantenimiento de carreteras, sistema educativo, mejorar el sistema de salud y exigir se transparente la rendici√≥n de cuentas. Sostuvo que se vive en San Luis una competencia para ser m√°s populista, ya que hay regalos por todos lados. Pero se le niega la oportunidad a la gente del altiplano para crecer. Les entregan despensas que se traducen en limosnas electorales, que antes entregaban en tiempos de comicios, hoy sucede cada mes. ¬ęNo somos pepenadores ni necesitamos mes√≠as modernos super populistas. Se requieren fuentes de empleo remuneradas o micro empresarios que luego se hagan grandes empresarios‚ÄĚ… contin√ļa (tomado de la versi√≥n impresa, abril 2017)

es content solo

Por el escarbadero, bajan las ventas un 50%

capote 1
Alfonso Capote. Declive

Las ventas han bajado hasta un 50% en los comercios de las calles del centro que repara la Secretar√≠a de Desarrollo Urbano, Vivienda y Obras P√ļblicas y vigila el coordinador del Fideicomiso del Centro Hist√≥rico, que tiene al frente al ex gobernador Horacio S√°nchez Unzueta. Adem√°s de las dificultades de tr√°nsito que provocan, entre la gente se crea una psicosis de que no hay d√≥nde estacionarse. Las autoridades deben ser sensibles y acelerar los trabajos para evitar la quiebra de negocios, como ocurri√≥ en Arista y √Ālvaro Obreg√≥n, donde las reparaciones duraron a√Īos, expuso el vendedor de insumos para lavadoras y licuadoras, Jos√© Enrique Alonso Capote.

Esperan que el gobierno estatal cumpla el compromiso de terminar las labores que realiza en Ignacio Aldama, Juan Sarabia, Hermenegildo Galeana e Independencia. Pidió más respeto por los comerciantes y ciudadanos que habitan en la zona del centro. Los contratistas deben tomar conciencia, ser honestos, no levantar una acera porque ganaron el concurso, si carecen de los recursos económicos. Después aducen que no consiguen material, lo que retrasa los trabajos con implicaciones para los vendedores que deben cubrir renta, servicios y empleados.

Alonso Capote precis√≥ que los comerciantes del centro hist√≥rico est√°n conscientes de que las obras son necesarias, que falta modernizar la zona porque el drenaje est√° desecho. Pero las faenas deben ser r√°pidas, trabajar 12 horas diarias. Recomend√≥ a los ejecutores asesorarse con historiadores que saben d√≥nde est√°n los drenajes, t√ļneles y cuentan con planos. ‚ÄúExcarvan y no encuentran los tubos. El Instituto Nacional de Antropolog√≠a e Historia interviene porque se deben respetar ciertos lineamientos o se encontr√≥ alg√ļn vestigio y retrasan todo. En Monterrey me toc√≥ ver c√≥mo en 20 d√≠as reconstruyeron la calle Carlos Salazar, entre Morelos y Zaragoza. En el mismo lapso que pon√≠an en San Luis las boquillas de las banquetas. En Arista y Obreg√≥n quebraron decenas de compa√Īeros. Ahora sus familias pasan las de Ca√≠n, tardan mucho en recuperarse. Deten√≠an las obras porque desapareci√≥ el dinero o les faltaba cantera. El ex gobernador Fernando Toranzo se meti√≥ a conseguir fondos extras para concluir los trabajos en √Ālvaro Obreg√≥n, donde se cambi√≥ de constructor. Entr√≥ Guillermo Leal a terminar y cumpli√≥¬Ľ.

Alonso Capote recomendó a Sánchez Unzueta se deje asesorar por profesionales para evitar retrasos que tanto perjudican. Y se ocupe de gestionar los recursos. Lo que le entiende y gusta. Le reclamó no sea honesto sobre las fechas para concluir las metas. Debe integrar patronatos y manejar los recursos con transparencia. El objetivo de volver habitable el centro, resulta inviable por la inseguridad, carencia de servicios y algunos antros que se han abierto para chavos desorientados que salen y se dedican a pintarrajear los edificios históricos. Como se ha demostrado con las cámaras de seguridad de los propios comerciantes. Las que dicen tener las dependencias y ayuntamiento, se ignora quienes las conducen y para qué sirven. Los asaltos a las personas que van a los bancos a cobrar las quincenas son frecuentes.

El comercio ambulante es otro problema que no se ha podido solucionar por corruptelas y acuerdos pol√≠ticos. Existen muchos negocios informales de ¬ęalto rendimiento¬Ľ que son tolerados. ‚ÄúSi Juan P√©rez paga mil pesos de renta y cumple con todos los pagos de servicios, no puede permitirse que otro se le ponga afuera de su negocio a vender lo mismo o un giro similar. Es parte del desorden y de la anarqu√≠a que existe. Mientras el centro est√© infestado de ambulantes, es improbable que la Unesco pueda declararlo patrimonio hist√≥rico‚ÄĚ.

Consider√≥ que el proyecto de reubicar a los¬† al lugar conocido como Tepech√©, no va a funcionar, porque es una de las zonas m√°s inseguras, igual o peor que el Eje Vial. En la noche es terrible el desorden que existe en todos los rubros, pese a estar cerca el edificio de seguridad p√ļblica. Se debe buscar un terreno con un entorno adecuado para tratar de resolver una problem√°tica de √≠ndole social y econ√≥mica.

Otro pendiente es la falta de estacionamientos. No se ha concretado la repetida propuesta de excavar abajo de la Alameda para construir un gran cajón subtérraneo. Otra alternativa viable es hacerlos en los cuatro puntos cardinales que converjan al centro histrórico, en avenida Universidad, Calzada de Guadalupe y Carranza, desde Tequis, para dejar la parte central como zona de peatones. Permitir solo el tránsito de bicicleta y autobuses turísticos. Para concretar los planes se necesita gente con voluntad de invertir.

Alonso Capote expuso que los parqu√≠metros no cumplen siquiera el objetivo recaudatorio, porque no los manejan las gentes adecuadas. No hay cuentas claras de lo que se recauda. No existe tolerancia para los usuarios. Apenas se vence el boleto y de inmediato los tr√°nsitos colocan la ara√Īa. Cobran al momento 80 pesos por quitarla, lo que ahuyenta a los que quieren comprar o pasear. ¬ęLos comerciantes debemos contribuir y no usar el frente de los negocios para dejar los espacios a los clientes. No lo hacemos. Las autoridades tambi√©n deben hacer sus aportaciones. Juntos reactivar y mejorar el centro hist√≥rico que es maravilloso. Nos falta valorarlo¬Ľ.