Archivo de la etiqueta: ex gobernador

es content solo

Toranzo, cínico monje tibetano

Reapareci√≥ en Valles, en un festejo del hospital regional, el ex gobernador Fernando Toranzo Fern√°ndez, acompa√Īado de su nueva pareja. El sello distintivo de su sexenio fueron las corruptelas en t√©rminos exponenciales. Us√≥ el erario para convertirse en un nuevo rico, de los m√°s boyantes de la entidad. La ex presidenta del DIF, Mar√≠a Luisa Ramos Segura, su ex c√≥nyuge, exig√≠a sobornos a los diversos proveedores hasta del 30%. Fue escandalosa¬†la transacci√≥n que hizo con unos vendedores de equipo policiaco de Nuevo Le√≥n, que le ofertaron insumos por 3 mil millones de pesos.

En una sola jugada se estima que ganó 90 millones de pesos, con la mano en la cintura. Con uno de sus hermanos, obtuvo pingues ganancias en las turbias compras de estufas ecológicas. Se le ubicó como socia del ex alcalde de la capital, Ricardo Gallardo Juárez, en complejos inmobiliarios que ejecutan en Pozos, donde han despojado con métodos violentos a ejidatarios que se niegan a vender a precios de regalo.

Ramos se jactaba de haber sacado de la miseria al galeno, que en la etapa de estudiante de medicina, se iba de mojado a Estados Unidos, a limpiar el esti√©rcol de vacas y cerdos. Luego, por las tardes, ya de regreso a sus labores acad√©micas, se desempe√Ī√≥ como abonero. Incluso vendi√≥ bolsas de aserr√≠n con di√©sel, que se usaban para calentar los boileres de agua. Sin el m√≠nimo pudor, Toranzo dijo que se convirti√≥ en monje tibetano, por lo que ya no le interesa la pol√≠tica, que us√≥ inmoral para acrecentar su hacienda. Se dice que ahora habita la casa paterna, en Venado, donde se gasta impune el dinero que le arrebat√≥ a los potosinos

es content solo

C√°rcel a los pol√≠ticos que no cumplan promesas de campa√Īa

1
                                                 Chalita. Ya basta

La Confederaci√≥n Patronal de la Rep√ļblica Mexicana local har√° una propuesta ante el poder legislativo para castigar con c√°rcel a todos los pol√≠ticos que una vez ganadas las elecciones, no cumplan lo prometido en campa√Īa, dijo el presidente del organismo empresarial en San Luis Potos√≠, Jaime Chalita Zarur. Exigi√≥ a la clase pol√≠tica mayor honestidad para que el pa√≠s salga adelante. Expuso que habr√° de se√Īalar los desaciertos de quienes gobiernan el pa√≠s, pero tambi√©n propuestas de beneficio social. Puso de ejemplo como falta de honestidad, los recursos econ√≥micos que se bajan de organismos internacionales para engordar la burocracia que crece. El dinero no llega a los ciudadanos que lo necesitan. El gobierno los mantiene como reos electorales con una despensa. Dijo que los potosinos no son limosneros ni necesitan mes√≠as modernos ni super populistas, solo fuentes de empleo bien remuneradas.

Anunci√≥ que la Coparmex no ser√° m√°s comparsa de nadie. Ya dio muestras de su nueva postura. No firm√≥ el acuerdo de austeridad que se hizo en Los Pinos, tampoco asisti√≥ a la inauguraci√≥n del libramiento poniente en la capital que hizo el presidente Enrique Pe√Īa Nieto, que se gast√≥ en tres giras al estado entre 8 y 9 millones de pesos que deber√≠an canalizarse a aminorar la pobreza. Dijo que M√©xico es un pa√≠s donde la miseria es funcional. Lo compar√≥ con Corea del Sur, Corea del Norte o Alemania en la etapa que fueron devastadas por la guerra. Ahora Corea del Sur produce el 12% de su producto interno bruto, Jap√≥n el 6%, China un porcentaje similar, mientras M√©xico en sus mejores tiempos alcanz√≥ el 2.5% y sigue a la baja.

Otros males que se padecen son los huecos en las leyes que a prop√≥sito dejan los legisladores. Los aprovechan funcionarios para irse impunes, como el ex gobernador Fernando Toranzo. Pueden cometer delitos y s√≥lo se les castiga con el cobro de una cantidad m√≠nima de lo que desviaron. Jaime Chalita se√Īal√≥ que en la Coparmex existe una filosof√≠a que consiste en tener empresas socialmente responsables. ‚ÄúHemos decidido dejar de ser personas que solo ven pasar los acontecimientos pol√≠ticos y sociales, queremos ser actores de nuestro propio destino¬Ľ. Expuso que algunos sectores empresariales solo asisten a aplaudir. Aludi√≥ a las dos √ļltimas semanas de diciembre, cuando los mexicanos padecieron la falta de gasolina y luego el aumento a los precios de los hidrocarburos. La rep√ļblica hab√≠a ca√≠do en la ingobernabilidad en 10 estados, lo que preocup√≥ a Pe√Īa Nieto. Entonces convoc√≥ a los actores de la productividad, como sindicatos y grupos empresariales. La Coparmex no firm√≥ el pacto de austeridad ya que s√≥lo buscaron los reflectores y que la gente tuviera cierta calma. El mensaje fue muy claro: lo que se anhela es que M√©xico trabaje y no caiga en el populismo. Un pa√≠s que crezca, con oportunidades para todos, no ser limosneros.

Chalita cit√≥ a la doctora Ver√≥nica Villaresti, investigadora de la facultad de econom√≠a de la Universidad Nacional Aut√≥noma de M√©xico que dec√≠a que en el pa√≠s la pobreza es funcional, porque le conviene al gobierno tener pobres, sujetos a ayudas de organismos internacionales, por lo que reciben muchos millones de pesos, que son absorbidos por la burocracia. A los marginales no les llegan recursos para mantenerlos como clientes electorales. ¬ęEs un fen√≥meno que ya no puede seguir si buscamos ser protagonistas¬Ľ.

Puntualiz√≥ que la Coparmex levant√≥ la voz y mano para decir que busca componer al pa√≠s. Un ejemplo fue no asistir a la inauguraci√≥n del Libramiento Poniente por parte del presidente de la rep√ļblica Enrique Pe√Īa Nieto el 27 de febrero del a√Īo en curso. ¬ęFue un acto de congruencia y para que se note que el presidente no cumple ni siquiera firmando sus promesas. Hay como 50 compromisos que sign√≥ en San Luis Potos√≠ y no ha saldado ni la mitad. No fuimso para protestar y decirle que que tenemos la raz√≥n. Sus visitas oscilan en los 8 y 9 millones con toda la log√≠stica, filtros de seguridad, camiones y camionetas que transportan toldos y sistemas de sonido¬Ľ.

Explic√≥ que la movilidad del avi√≥n presidencial y helic√≥pteros cuestan mucho dinero. Las tres visitas del presidente al estado se pudieron ahorrar para el mantenimiento de carreteras, sistema educativo, mejorar el sistema de salud y exigir se transparente la rendici√≥n de cuentas. Sostuvo que se vive en San Luis una competencia para ser m√°s populista, ya que hay regalos por todos lados. Pero se le niega la oportunidad a la gente del altiplano para crecer. Les entregan despensas que se traducen en limosnas electorales, que antes entregaban en tiempos de comicios, hoy sucede cada mes. ¬ęNo somos pepenadores ni necesitamos mes√≠as modernos super populistas. Se requieren fuentes de empleo remuneradas o micro empresarios que luego se hagan grandes empresarios‚ÄĚ… contin√ļa (tomado de la versi√≥n impresa, abril 2017)

es content solo

Sánchez Unzueta y Machinena pretenden vaciar el centro histórico para construir después negocios de elite

El historiador Joaqu√≠n Mu√Īoz Mendoza acus√≥ al ex gobernador Horacio S√°nchez Unzueta y al delegado del Instituto Nacional de Antropolog√≠a e Historia, Juan Carlos Machinena Morales, de realizar excavaciones en el centro hist√≥rico de la capital sin tener un programa elaborado. Expuso que las tardadas obras, donde se corta la energ√≠a el√©ctrica y agua a los establecimientos, semeja a lo que ya se hizo en otras partes como Zacatecas, donde quebraron decenas de negocios, para despu√©s suplirlos por otros de mayores ingresos donde la √ļnica que se beneficia es la oligarqu√≠a. Expuso que empresarios de elite le solicitaron un dise√Īo para suplir el mercado Rep√ļblica, que ser√≠a demolido, para abrirle paso a un centro comercial exclusivo, donde se vendan los mejores quesos y vinos del mundo. El tambi√©n ex delegado del INAH puso en duda la capacidad acad√©mica e intelectual de Machinena, al que acus√≥ de plagiar un folleto sobre monumentos hist√≥ricos. Se atrevi√≥ a presentarlo en p√ļblico y dedicarlo a su mecenas y c√≥nyuge, la actual directora del Consejo Tutelar de Menores, Concepci√≥n Guadalupe Nava Calvillo. A√Īadi√≥ que los proleg√≥menos de declaratoria los hizo el coordionador de monumentos de la dependencia federal, Salvador D√≠az Berrio en 1976, pero quedaron congelados. ¬ęEra una propuesta que llegaba despu√©s de la alameda Juan Sarabia. Era inviable porque hab√≠a afectaciones a la propiedad privada. Estuve de funcionario de 1988 a 1993. Agarro la iniciativa que ten√≠a 13 a√Īos detenida. Consegu√≠ el objetivo con mi equipo de trabajo. Tardamos como 8 meses. Se consign√≥ el per√≠metro a y b como zona de bajo impacto. El a era el sector Reforma, que antes fue un r√≠o, dej√≥ de serlo entrado el siglo 20. Eran los l√≠mites de la ciudad. El sitio b inclu√≠a parte del primero. Hab√≠a que determinar lugares muy espec√≠ficos que tuvieran el car√°cter hist√≥rico con el criterio que se manejar√≠a para solicitar los tr√°mites a la presidencia de la rep√ļblica¬Ľ.

¬ęEl que se us√≥ antes fue algo arbitrario, ya que eran pocos los edificios hist√≥ricos, no coloniales, como iglesias y grandes casonas. Fue lo que hizo D√≠az Berrio. Cambi√© el criterio, consider√© que dominaba la arquitectura vern√°cula, popular, del siglo 19. Barr√≠ con las parroquias y los grandes monumentos porque eran del siglo 17 y 18. Como el convento de San Francisco. Descubrimos que fue construido en 1592, a finales del siglo 16. Empezamos a detectar todos los elementos propios de la arquitectura popular del siglo 19 como la altura, entrada de las casas y las cruj√≠as internas para proteger el fachadismo que se dio en la √©poca en el Estado de M√©xico. Las fachadas eran bonitas, encaladas de blanco, pero se perd√≠a el contenido de identidad cultural de la √©poca y de los potosinos actuales. Se detectaron m√°s de 3 mil monumentos hist√≥ricos, como una casa del siglo 19, muy conservada, con criterio de la ley federal. Nos colocamos en tercer lugar en importancia num√©rica en la rep√ļblica, solo aventajados por el Distrito Federal y Puebla de los √Āngeles. Era muy importante la declaratoria para echar andar el reglamento de la zona de monumentos y el registro de una zona de monumentos hist√≥ricos para San Luis dentro de lo que era el registro municipal. Se tocaron muchos intereses y avanzamos en las exigencias de la Unesco. Los diversos gobernadores nos mintieron. Primero Horacio S√°nchez Unzueta que dijo se iba a conseguir r√°pido. Declar√© lo contrario, porque hab√≠a una bola de gente que no estaba preparada, como los arquitectos Juan Carlos Machinena y Marco Antonio Garfias, capaz en lo t√©cnico pero con una ausencia absoluta de datos hist√≥ricos, donde el uso err√≥neo de un concepto cambia todo el significado. Un monumento hist√≥rico es el que tiene la solera, trayectoria en el tiempo que define la esencia de una ciudad, regi√≥n, estado, una calle. La Unesco pide monumentos hist√≥ricos porque lo establece el ejecutivo federal, una zona de monumentos hist√≥ricos, no edificios bonitos¬Ľ.

¬ęTenemos de sobra monumentos hist√≥ricos, pero echaron a andar el proyecto con aspectos de la √©poca colonial. La declaratoria era de monumentos de arquitectura popular y los responsables la manejaban con otros t√©rminos, como si la arquitectura de San Luis fuera de corte fara√≥nico, egipcio. Un absurdo. Hasta la fecha se maneja igual porque hay un problema ideol√≥gico, aunque no parezca. No es lo mismo declarar una zona de arquitectura vern√°cula que edificios de la oligarqu√≠a, donde figura la catedral, conventos, el palacio de Iturbide. Para la alta sociedad potosina es inadmisible la caractericen en el plano popular. Es donde radica el detalle del asunto. No solo era un problema de intereses econ√≥micos, tambi√©n de car√°cter pol√≠tico, ideol√≥gico. Los gobernadores en turno, ignorantes estructurales, no se daban cuenta de las circunstancias aunque se las explicaran. Contra toda l√≥gica cient√≠fica y t√©cnica, llegaba un hijo de la familia Valladares, Torres Corzo o como te de la gana y ped√≠an incluir el edificio que compraron para meter un hotel. Fue donde hubo un choque de trenes muy importante que casi me cuesta el puesto. Pero me hizo fuerte el entonces secretario de gobernaci√≥n, Manuel Bartlet y el presidente de la Comisi√≥n Nacional de Cultura, V√≠ctor Flores Olea. Hicimos un trabajo importante con el que le doblamos las manitas a los gobernadores y avanz√≥ la declaratoria como deb√≠a ser. El mandatario era Leopoldino Ortiz Santos con el que se consigue el objetivo. No se meti√≥ para nada. S√°nchez Unzueta intervino en el plano declarativo. ¬ŅEntonces c√≥mo le preocupan ahora los monumentos hist√≥ricos, si cuando estuvo al frente, se los pasaba por la polla?. En los planes no se mete la Unesco, primero el INAH, que los revisa y da luz roja. Entonces la propuesta de declaratoria pasa a un listado nacional que maneja la Secretar√≠a de Educaci√≥n, que por lo regular, revisa 16 tem√°ticas¬Ľ… contin√ļa (tomado de la versi√≥n impresa, marzo 2017)